Miércoles, 14 Marzo 2018 08:31

El comportamiento animal, eje de estudio para pronosticar desastres

Escrito por De la Redacción
Valora este artículo
(0 votos)
El comportamiento animal, eje de estudio para pronosticar desastres

Sigue la movilidad de 13 mil ejemplares distintos mediante sensores remotos; se analiza la trasmisión de enfermedades, seguridad alimentaria e importancia de la biodiversidad

 
Bryson Voirin, integrante del Instituto de Ornitología del Instituto Max Planck, presentó el proyecto Cooperación Internacional para la Investigación Animal usando Sistemas de Información Geográfica (Icarus, por sus siglas en inglés) en el simposio Fronteras de la Ciencia, organizado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Sociedad Max Planck.


Es una iniciativa de biólogos, ingenieros e innovadores que sigue el movimiento de 13 mil animales distintos en el planeta, por medio de sensores remotos, que registran las migraciones de aves, insectos y mamíferos.


Además de la movilidad típica de esta fauna, con los sensores remotos se busca otra información: “El principal propósito es enfocarnos en ciertas áreas, como el pronóstico de desastres.


“México es una zona volcánica y sísmica, una de las ideas con las que trabajamos es que a lo largo de la historia de la humanidad, siempre se ha creído que los animales actúan de forma extraña antes de que ocurra un sismo o una erupción volcánica. Tratamos de usarlos de guardianes para que nos alerten cuando algo vaya a ocurrir”, expuso Voirin.


Aunque todavía se trata de algo hipotético, al vigilar el comportamiento animal se ha buscado la posible relación entre las erupciones del Monte Etna –volcán activo en Italia– y el de cabras que habitan la zona. De acuerdo con el expositor, los resultados han hecho que el gobierno italiano apoye con mayor interés el proyecto Icarus.


“Normalmente estas cabras están en la montaña y sólo pastan sin hacer demasiado, pero cuando el Etna estalla actúan de manera extraña. Por lo regular están tranquilas, pero de repente una noche se alteran y enloquecen...; después de seis horas, el volcán hace erupción”, señaló Voirin.


Las investigaciones que conduce Icarus presentan una nueva visión en la movilidad del reino animal, estudiando temas como la trasmisión de enfermedades, seguridad alimentaria, el reconocimiento público acerca de la importancia de la biodiversidad, el clima y el tiempo.


El ingeniero Raúl Jiménez Rosenberg expuso el trabajo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) a lo largo de 25 años en lo que respecta a la recolección, análisis y registro de la biodiversidad mediante los Sistemas de Información Geográfica.


“Contamos con poco más de 13.2 millones de registros en nuestra base de datos de fauna y flora. De hecho, la Conabio dio fondos para la investigación de alrededor de 800 proyectos”.


El acervo de biodiversidad consiste en la distribución de peces, plantas, aves, mamíferos, anfibios, entre otras especies, las cuales usa Conabio para resolver los problemas que enfrenta México. “Una de las más grandes tareas es la de la valoración de los ecosistemas realizada por investigadores externos que analizan la información generada por la comisión”, explicó Jiménez.


Mostró las aplicaciones de los mapas de distribución de biodiversidad en México y explicó la importancia económica y social de este acervo para usos comerciales y de conservación.

 

El diario.es

Información adicional

  • Antetítulo:Ornitólogo del Instituto Max Planck presenta proyecto de cooperación internacional
  • Autor:De la Redacción
  • Fuente:diario.es
Visto 1331 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.