Miércoles, 16 Octubre 2013 07:04

El show no debe continuar

El show no debe continuar

"Esto demuestra que no fue el portero, él no mató a Angeles." La joven que escucha atentamente a su enamorado le refuta "pero es Araceli, no es Angeles". "Ya lo sé, es la misma banda, es el mismo patrón, hay otra chica más", el muchacho sentencia con firmeza. La situación surrealista de un bar porteño podría pasar desapercibida ante la innumerable cantidad de ejemplos que se suceden cotidianamente. Empero, la revelación del caso por parte del joven evidencia un posicionamiento que resulta cada vez más frecuente entre los consumidores de los medios de comunicación dominantes. La resolución de enigmas policiales al estilo de Arthur Conan Doyle o Agatha Christie ya no configura sólo un género de la narrativa literaria. La hibridación entre ficción y realidad reproduce, desde una operación mediática, la continua frivolización de tragedias individuales que se convierten –sin autorización alguna– en temáticas centrales de la vida pública.

 

Hace algunos días, la policía halló el cuerpo sin vida de una adolescente que se encontraba desaparecida. Las cámaras, luces, micrófonos y grabadores trasladaron su escenario ambulante hacia el noroeste del conurbano bonaerense. El melodrama que más vende en las programaciones identificó los personajes, la trama, el desenlace y se lanzó al estreno. Con la nula preocupación por los familiares, se desa-rrollan hipótesis que, a modo de sucesión de capítulos en una temporada de serie norteamericana, inundan los canales televisivos, las emisiones radiales y las páginas de los diarios. Los periodistas especializados en policiales se multiplican. Los "periodistas especializados en todo" abordan el tema. El derrotero de la investigación policial deviene en talk-show donde convergen las situaciones más inverosímiles con el archivo de la causa. Escena repetida.


El filósofo lituano Emmanuel Lévinas plantea que un rostro no es un conjunto de una frente, dos ojos, una nariz y una boca, dado que su significación desborda su imagen. Los medios tienden a abusar de la utilización de los rostros de las víctimas. En esa operación las imágenes se resignifican de manera continua, la repetición produce el desplazamiento de la identificación con la persona a la identificación con el personaje unilateralmente creado por los comunicadores. En el espectáculo de la criminalización los que sufren la deshumanización son las víctimas. Los estudiosos de la dramaturgia aseguran que los actores deben reafirmar su condición de tales en torno de la relación con el público. Es decir, quien les otorga la legitimidad para representar diversos personajes es el espectador. Aquí las relaciones se tejen desde diferentes sectores. Los medios de comunicación construyen una representación de las víctimas adecuada a la lógica del consumo mediático. Como si no hubiese sido suficiente el trágico destino terrenal, se resignifica su condición y se las manipula atendiendo las necesidades de los espectadores. El público, por último, acepta el desafío y se debate entre las múltiples explicaciones esbozadas por los interlocutores de turno.
Los consumidores de los melodramas policiales adoptan una postura activa en el desarrollo de la trama. El contraste de hipótesis, la identificación de culpables, la exoneración de inocentes y las profecías sobre la resolución final aparecen con llamativa celeridad en el discurso del público como si se tratase de un capítulo de Mentes criminales, CSI o La ley y el orden. El teatro, el cine y la televisión han dejado numerosos ejemplos de la identificación entre los espectadores y los personajes. La tragedia se intensifica cuando se recuerda que aquí no hay actores. El aparentemente simpático entretenimiento que para muchos radica en disfrazarse de detectives y resolver el misterio se realiza a costa del sufrimiento –real, no representado– de otros.


El poeta Octavio Paz definió la modernidad como un "baile de máscaras". Los recurrentes ejemplos en la prensa argentina nos permiten pensar que aquí ni los muertos están exentos de ellas. Manipulados hacia una función que nunca quisieron representar, los medios hegemónicos no vacilan en atribuirles características, publicar su privacidad y transgredir cualquier tipo de intimidad. Familiares, amigos, vecinos, para todos existe un papel de reparto y una caracterización. Las situaciones se van reproduciendo con la lógica de una serie que necesita captar y sostener la tensión de sus espectadores. La musicalización, las imágenes, la producción de lo que antes era noticia y devino en escena contribuyen a transformarla en espectáculo. Los consumidores reproducen, enfatizan y realizan sus apuestas. Los límites se tornan difusos, las fronteras permeables. El show no siempre debe continuar.

 

Por Por Matías Emiliano Casas, profesor Magister en Historia (Untref, Conicet).

Publicado enInternacional
Martes, 15 Octubre 2013 07:26

Niños robotizados

Niños robotizados

Todos hemos visto cómo una niña da de beber a una muñeca, aunque ella sepa perfectamente que las muñecas no beben, igual que los niños conversan con los perros como si éstos fueran capaces de responder en el mismo lenguaje.

 

Es imprescindible para nuestra salud síquica disfrutar al máximo, en la infancia, nuestro universo onírico. Aunque las muñecas no beban el jugo que les ofrecemos, ni los perros puedan entablar diálogo con una persona, ésta atribuye a la muñeca y al animal estados emocionales propios de los seres humanos.

 

Todo niño es un actor/actriz, capaz de desempeñar múltiples papeles. La niña es madre, hermana, abuela, profesora y médica de la muñeca. Se da interacción entre las dos. La muñeca, gracias a la proyección onírica de la niña, responde, llora, come, bebe y defeca.

 

La fantasía es el recurso mimético que permite al niño trasladar, a su manera, el universo de los adultos a su mundo y, al mismo tiempo, es el complemento de la sabiduría infantil, proveedora de sentido y animación al que, para los ojos adultos, carece de sentido y permanece inanimado.

 

El niño, montado en la punta de una escoba, se siente intrépido en su caballo. Dele un caballo de juguete, con arreos y melena, y es probable que a los pocos días abandone el regalo para volver a su escoba, que dialoga con su imaginación. Vaciar la infancia de todo cuanto tiene de propio, como actividades lúdicas, jugar al aro, al escondite, y reunirse con sus amiguitos, es esencial para un futuro saludable cuando sea adulto.

 

Sin embargo hoy día esa exigencia se vuelve más difícil. La calle se ha vuelto peligrosa, amenazada por la violencia y el tráfico. Los niños quedan encerrados en casa, confinados en apartamentos, dedicados a los juegos electrónicos, la tv e internet.

 

En la misa del domingo vi a dos niños compartiendo un smartphone, mientras sus padres participaban en la liturgia. Estuvieron todo el tiempo atentos al hombre araña arrasando a sus adversarios.

 

¿Qué se va a esperar de un adulto que de niño se divertía con la violencia virtual y pasaba horas practicando asesinatos mediante los muñequitos electrónicos? ¿Y de una niña que a los 4-5 años se maquilla como una mujer adulta, habla como adulta, manifiesta deseos de adulta, padeciendo la esquizofrenia de ser biológicamente infantil y sicológicamente 'adulta'?

 

La pubertad, momento crítico para todos nosotros, es más angustiante para esta generación que no exprimió su potencial de fantasías. El miedo a lo real es más acentuado, igual que la dependencia familiar en que viven muchos jóvenes de entre 25 y 30 años, al abrigo del hogar paterno.

 

Esa inseguridad frente a lo real es la puerta de entrada para la vulnerabilidad ante las drogas. El traficante, merced a una perversa intuición profesional, ofrece gratis su mercancía a los adolescentes, como si les advirtiese: "Tú ya no puedes soñar con tu propia cabeza. Pero no temas, hay otro modo de huir de la realidad y de ´viajar' legalmente. Sólo que ahora dependes de la química. Experiméntalo".

 

Me preocupan también los niños robotizados que, además de la escuela, tienen la agenda llena, con cursos de idiomas, natación, etc., sin tiempo para jugar con otros niños y de ese modo sin posibilidad de educarse en los códigos de sociabilidad, como saber reconocer sus propios límites y respetar el derecho de los otros.

 

Quizás esa robotización explique un fenómeno tan común en las grandes ciudades: adolescentes y jóvenes que, en el bus o en el metro, se hacen los ciegos al ver de pie a personas de edad, deficientes físicos o mujeres embarazadas, y permanezcan sentados tranquilamente, burlándose de la más elemental educación.

 

15 OCTUBRE 2013

Publicado enInternacional
Sábado, 12 Octubre 2013 08:33

"Todo pasa a través de Estados Unidos"

"Todo pasa a través de Estados Unidos"

Según el fundador del sitio de filtraciones Wikileaks, el espionaje permite a Washington predecir el comportamiento de los líderes e intereses latinoamericanos y también presionar a cualquier persona importante.

 

El periodista y creador de Wikileaks, Julian Assange, afirmó ayer que casi la totalidad de las comunicaciones desde América latina pasan por Estados Unidos y que este país utiliza el espionaje de éstas para afianzar su influencia en el mundo. "El 98 por ciento de las telecomunicaciones desde América latina al resto del mundo, incluidos mensajes de texto, llamadas telefónicas, correos electrónicos, etc., pasa a través de Estados Unidos", señaló Assange. "El objetivo de Washington es obtener información de cómo América latina se comporta, hacia dónde se mueven las transferencias económicas y las actividades de los líderes y actores clave", agregó en una entrevista concedida a un canal de televisión ruso desde la Embajada de Ecuador en Londres.

 

Según Assange, ese espionaje permite a Washington predecir el comportamiento de los líderes e intereses latinoamericanos y también presionar a cualquier persona importante. "Estados Unidos ha intentado agresivamente impedir el intercambio económico a través de la intervención y el control de Swift, Visa, MasterCard o el dinero enviado hacia América latina mediante el Bank of America", aseguró. "Estados Unidos se está apropiando de las interacciones económicas y de las telecomunicaciones, y lo que queda es un cierto control de la fuerza física del Estado", añadió. Assange manifestó que el interés de Washington por América latina estuvo un poco aplacado durante la primera década del siglo XXI y se inclinó más hacia Medio Oriente, no obstante ahora ha vuelto a fijar su vista en la región. "En ese período, varios países latinoamericanos han desarrollado y hecho crecer su independencia respecto de los intereses de Estados Unidos. Y ahora, desafortunadamente, Estados Unidos está volviendo a interesarse por América latina", dijo.

 

Además, Assange consideró que es necesario construir una soberanía tecnológica para combatir el espionaje de Estados Unidos. "No hay una soberanía efectiva sin la soberanía de los elementos necesarios: interacción económica, telecomunicaciones e instrumentos de control policiales y judiciales", sentenció.

 

En relación con el ex técnico de la CIA Edward Snowden, que vive en Rusia asilado después de haber revelado una trama de espionaje masivo de los servicios secretos de su país, Assange señaló que Wikileaks estuvo implicado de modo formal e informal en las solicitudes de asilo de Snowden en alrededor de 20 países. "En algunos casos porque pensábamos que había una posibilidad real con esos países y en otros porque queríamos que el público viera que había un rechazo y generar un cierto debate público y que hubiera testigos de cómo se estaban comportando los gobiernos", contó.

 

El fundador de Wikileaks recordó que fueron Venezuela, Bolivia y Ecuador los países de Latinoamérica que mostraron interés en otorgar asilo a Snowden.

 

Por otro lado, aseguró que los filtradores de archivos secretos como él y Snowden reciben el trato de los Estados Unidos como terroristas. "El presidente Obama ha llamado 'excepcionalidad de Estados Unidos' a este tipo de persecución y actitud hacia los filtradores y los medios que trata como a terroristas. Cuando un presidente habla sobre excepcionalidad lo que está tratando de decir es que a su país no se le aplican las reglas del comportamiento civilizado, tanto en el caso de invadir otro país o abusar de la ley en su propio territorio", sostuvo.

Publicado enInternacional
Viernes, 11 Octubre 2013 08:54

Snowden, premiado por sus filtraciones

Snowden, premiado por sus filtraciones

Recibió el premio anual Sam Adams, por haber revelado la trama de espionaje de la NSA. Por su parte, el CPJ, con sede en Nueva York, denunció que el gobierno de los Estados Unidos realiza "esfuerzos por controlar la información".


Cuatro ex informantes, técnicos de servicios secretos estadounidenses, se reunieron en Moscú con el "topo" Edward Snowden, asilado en Rusia desde agosto, y le entregaron el premio anual Sam Adams por haber revelado en junio pasado la trama de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), informó la prensa local. Por su parte, el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ), con sede en Nueva York, denunció en un documento publicado ayer que el gobierno de los Estados Unidos realiza "esfuerzos por controlar la información" y "una persecución sin precedentes de los responsables de filtraciones".

 

La reunión de los ex informantes se realizó en algún sitio secreto de Moscú, pero fue dada a conocer recién ayer al canal Russia Today (RT) por algunos de sus asistentes –todos ellos reveladores de actividades ilegales de servicios secretos–, mientras el sitio de filtraciones Wikileaks publicó una foto del encuentro. Los asistentes a la reunión con Snowden, de 31 años, fueron Jesselyn Radack, que reveló datos sobre la actividad ilegal del FBI; Thomas Drake, ex informante sobre la actividad de la NSA; Coleen Rowley, que filtró información sobre el FBI, y Ray McGovern, ex informante de la actividad de la CIA.

 

La foto junto a Snowden, en la que también aparece la colaboradora de Wikileaks Sarah Harrison, es la segunda imagen del "topo" desde que salió el pasado agosto del aeropuerto Sheremietevo de Moscú, donde estuvo atrapado cinco semanas en situación migratoria indefinida, hasta recibir asilo temporal. La primera imagen se conoció también esta semana, el lunes pasado, cuando el portal de noticias del canal ruso Life News publicó una foto de Snowden haciendo compras en un supermercado de Moscú.

 

Durante la reunión de ayer, celebrada en lugar desconocido, los asistentes le entregaron a Snowden el premio Sam Adams, por haber destapado los programas de vigilancia con los que Estados Unidos espía a millones de personas, incluidos líderes políticos, en todo el mundo.

 

"Está muy bien, muy concentrado. Sigue siendo muy inteligente y alegre", comentó Radack acerca de Snowden a RT, mientras McGovern dijo estar "convencido de que lo que hizo (Snowden) fue lo correcto. Está tranquilo y quiere saber qué le deparará el destino", agregó.

 

Todos los denunciantes hicieron hincapié en que no se arrepienten de sus filtraciones, mientras Drake, que filtró datos sobre la violencia y abusos masivos ejercidos por la NSA, reveló que pagó un "precio muy alto" por sus actos. La reunión del joven ex técnico de la NSA con sus antiguos colegas de los servicios secretos se produjo poco antes de la llegada a Moscú, ayer, de su padre, Lon Snowden, con quien se reunirá en algún lugar secreto de la capital rusa.

 

Al llegar a Moscú, Snowden padre declaró a la prensa que siente por las autoridades rusas una "gratitud extrema de que mi hijo esté seguro y libre", y que se reunirá con su hijo "hoy mismo". En la misma terminal aérea en la que su hijo estuvo atrapado, Lon aseguró desconocer las sus intenciones, pero subrayó que "desde que está en Rusia, lo que sé es que ha estado intentando mantenerse a salvo y que no tiene nada que ver con historias futuras". En los últimos meses, Snowden padre sólo mantuvo contacto por Internet con su hijo, contacto que –aseguró hoy– estaba desaconsejado por los abogados de Edward.

 

Por ahora, y tras ser el centro de la información mundial durante semanas, el "topo" logró pasar prácticamente desapercibido en Rusia y ni siquiera hay certeza sobre si se encuentra en la capital o en otra ciudad. Su abogado, Anatoli Koutcherena, dijo que era evidente que las imágenes de Life News eran de Snowden, pero que se abstenía de afirmar que vive en la capital rusa.

 

En junio pasado, Snowden puso contra las cuerdas a Washington al revelar al diario británico The Guardian y The Washington Post programas por los que los servicios secretos de su país espían masivamente comunicaciones en Estados Unidos y en países enemigos y aliados. Escapó de su país días antes de hacer sus revelaciones, y a principios de junio se identificó como la fuente de las filtraciones mientras estaba en Hong Kong, primera y única escala en su huida hacia Rusa, adonde llegó el 23 de junio.

 

El informe del CPJ de 30 páginas, obra de Leonard Downie, ex editor del diario The Washington Post, señala que la administración de Obama es la "más cerrada y obsesionada por controlar la información que yo haya cubierto jamás". David Sanger, veterano corresponsal de The New York Times en Washington y uno de los 30 periodistas entrevistados por Downie, señaló en el documento que, pese a las promesas de Obama de convertir su gobierno en el de "mayor apertura y transparencia de la historia", los periodistas están "decepcionados". "No hay acceso a las cuestiones diarias de la presidencia, como por ejemplo con quién se reúne el presidente y quién lo asesora", sostuvo por su parte Ann Compton, corresponsal de ABC News en la Casa Blanca y quien cubrió a todos los mandatarios estadounidenses desde Gerald Ford.

 

Compton graficó explicando que muchas de las reuniones importantes de Obama con figuras destacadas ajenas a la Administración ni siquiera aparecen registradas en su agenda pública. "Es el menos transparente de los siete presidentes que he cubierto, en lo referente a cómo realiza sus actividades diarias", destacó la periodista de ABC.

 

El informe remató poniendo en evidencia un programa "contra amenazas internas" puesto en marcha en cada departamento gubernamental, que ordena a todos los empleados federales vigilar el comportamiento de sus colegas para ayudar a evitar filtraciones de información.

Publicado enInternacional
La CIA y la guerra (no tan) secreta contra Venezuela

La expulsión por el presidente Nicolás Maduro de la jefa de la misión diplomática de Estados Unidos en Venezuela, Kelly Keiderling Franz y dos de sus colaboradores evidencia el recrudecimiento del plan para derrocar a la revolución bolivariana. Maduro aseguró poseer pruebas del involucramiento de los estadunidenses en el sabotaje contra la economía nacional y el sector eléctrico.

 

Keiderlin no es la mansa paloma que están mostrando las pantallas de la mafia mediática. De eso nada. La damita es una oficial hecha y derecha de la CIA, cuyas poco diplomáticas actividades durante su paso por la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA) en La Habana quedaron al desnudo en el testimonio de Raúl Capote, el agente David de la seguridad del Estado cubana supuestamente reclutado por la funcionaria, con quien llegó a establecer una estrecha amistad.

 

En entrevista con el periodista español Pascual Serrano una vez develada su verdadera identidad, David explicó algunas misiones que a través de Kinderling recibió de la SINA: "Daban tres, cuatro o cinco mil dólares y ni siquiera miraban si habíamos organizado la actividad para la que pedíamos el dinero. Les gustaban temas como de microemprendedores, cómo organizar la sociedad civil, cursos de liderazgo, proporcionaban manuales y cosas así". Imagínese el lector si Estados Unidos permitiría por un minuto a un diplomático extranjero que se dedicara a estas actividades en su territorio.

 

Un cable confidencial al departamento de Estado firmado por Keiderling en Caracas en septiembre de 2011, posteriormente filtrado por Wikileaks, reporta una entrevista con el entonces candidato a la presidencia Henrique Capriles, de la que reproduzco fragmentos: "Capriles dijo que apreciaba la ayuda que le había sido entregada y recibió con beneplácito la información de que para febrero de 2012 el apoyo de todos los candidatos con los que anteriormente ha trabajado la USAID está más que garantizado... Capriles lamentó la salida de John Caufield, está de acuerdo al mismo tiempo en que ello, de ninguna forma, pondrá en peligro nuestros objetivos... Capriles reiteró que si obtiene la victoria en las próximas elecciones, la política exterior de Venezuela será profundamente revisada, y Caracas se convertirá en un confiable aliado de EU".

 

Más adelante la señora le sugiere a Capriles que para minimizar las acusaciones del gobierno de Chávez sobre la injerencia de Washington en la campaña electoral venezolana los próximos encuentros los tengan en Colombia o en Estados Unidos a principios de 2012 para trabajar sobre la estrategia posterior. Por último Keiderling le informa que los fondos del año en curso serán alocados según lo convenido y que partidas adicionales vendrán a través de ONG en Chile, Panamá, Colombia y la Unión Europea (cubadebate.cu).

 

Más claro ni el agua. El agente de la CIA y cabecilla contrarrevolucionario Capriles ha estado recibiendo instrucciones de su oficial de caso CIA Kelly Keiderling Franz, destinada en la embajada de Estados Unidos bajo el manto de encargada de negocios, jefa de misión, pues por similares actividades el gobierno venezolano ha expulsado ya a dos embajadores.

 

Como era de esperar, Washington respondió de inmediato expulsando a Calixto Ortega, encargado de negocios de Venezuela, y a dos miembros más de la misión venezolana. Pero lo que más llama la atención es el total incumplimiento por Obama de su solemne promesa en la llamada Cumbre de las Américas de Trinidad y Tobago, recién iniciado su mandato, de un nuevo comienzo en las relaciones con América Latina. Dejemos por un momento el escandaloso espionaje electrónico contra los gobiernos de Brasil y México.

 

En lo que ha derivado esa promesa de Obama es en la entrega de la política hacia América Latina –en particular hacia Venezuela y los países de la Alba– a la escoria de la ultraderecha estadunidense y de la contrarrevolución cubana en Estados Unidos, veteranos del golpe contra Chávez de 2002 como Otto Reich y Roger Noriega en complicidad con el fascista Álvaro Uribe y terroristas como Luis Posada Carriles y su pandilla.

 

El presidente Maduro ha dicho muy claro que no permitirá la creación de un escenario como el de Siria en su país mediante los ataques especulativos, el acaparamiento y los negocios con dólares del Estado. La paciencia del pueblo de Chávez tiene un límite.

 

Twitter:@aguerraguerra

Publicado enInternacional
Periodista de The Guardian aboga por que Brasil y Argentina tengan su propia Internet

Gleen Greenwald, periodista del diario británico The Guardian, abogó por que Buenos Aires y Brasilia construyan una Internet propia para eludir el espionaje de Estados Unidos, en una entrevista que publica hoy el matutino local Página 12. "Hay una conciencia real de que Argentina y Brasil están construyendo una red propia, lo mismo que la Unión Europea, algo que hasta ahora sólo había hecho China", destacó.

 

"Yo creo que la solución sería crear un lobby entre los países, que se unan para ver cómo construir nuevas pasarelas para Internet que no permitan que un país domine completamente las comunicaciones", insistió el periodista estadunidense que divulgó en The Guardian la información sobre el espionaje de Washington que filtró Edward Snowden, ex consultor de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), actualmente refugiado en Rusia.


Greenwald consideró que el objetivo de la Casa Blanca es controlar la información para aumentar su poder en el mundo. Después de los atentados a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001, los estadunidenses quieren "utilizar el terrorismo mundial para que la gente tenga miedo y actuar con las manos libres. Es una excusa para torturar, secuestrar y arrestar", apuntó en la entrevista, realizada en Brasil, donde vive desde hace varios años.


Defendió, asimismo, las filtraciones de Snowden y del ex soldado Bradley Manning, recientemente condenado a 35 años de cárcel por haber entregado documentos secretos a Julian Assange, fundador de Wikileaks.


Consideró que Assange, refugiado desde junio de 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, es "un héroe por el trabajo que hizo en Wikileaks", dado que "fue él quien planteó la idea de que en la era digital es muy difícil para los gobiernos proteger sus secretos sin destruir la privacidad".


Tras las revelaciones del espionaje en Brasil, que incluyó a la presidenta Dilma Rousseff, la mandataria suspendió una visita de Estado a Washington prevista para el 23 de octubre.


Por otro lado, el periodista Jeremy Scahill, colaborador del semanario estadunidense The Nation, declaró la noche del sábado que ahora trabaja al lado de Greenwald para reportar el papel de la NSA en lo que llaman un "programa de asesinatos" dirigido por Washington.
Scahill, autor del libro Dirty wars (Guerras sucias), y productor y guionista del documental del mismo nombre, dijo que el proyecto conjunto se centra en "cómo la NSA desempeña un papel fundamental en el programa de asesinatos de Estados Unidos", pero no dio detalles, de acuerdo con Ap.


El documental Dirty wars, dirigido por Richard Rowley, describe las investigaciones de Scahill en torno al Comando Conjunto de Operaciones Especiales (JSOC, por sus siglas en inglés) y lo sigue en su recorrido por Afganistán, Yemen y Somalia, donde habló con las familias de personas que murieron en ataques de Estados Unidos.


A todo esto, el diario The New York Times informó este fin de semana que durante casi tres años, la NSA ha usado la información electrónica que recopila para mapear las conexiones sociales de algunas personas, lo que permite al gobierno identificar a sus allegados, el lugar donde están en ciertos momentos, sus compañeros de viaje y otra información personal, se desprende de información entregada por Snowden.

 

Afp y Ap

Publicado enInternacional
La NSA hizo perfiles de ciudadanos cruzando sus datos personales

 

La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) ha elaborado durante los últimos años amplios perfiles sociales y personales de ciudadanos estadounidenses mediante el cruce de información privada obtenida a partir de sus bases de datos y de sus programas de vigilancia. Se trata de la última revelación de las cuestionables prácticas de espionaje de la NSA ejercidas sobre sus compatriotas obtenida gracias a las filtraciones del exanalista de la CIA, Edward Snowden, y que este sábado ha publicado The New York Times.


De acuerdo con la documentación obtenida por el diario, desde 2010, la agencia de espionaje desarrolló un complejo sistema de cruce de información a gran escala mediante la conexión de llamadas telefónicas, correos electrónicos, situación geográfica conseguida a través de GPS, cuentas bancarias, perfiles de redes sociales o registros de votantes, que le permitía obtener un análisis y una predicción de la conducta y el comportamiento de los ciudadanos titulares de esos datos. El único requisito para poder interconectar toda esta información privada era que el sujeto estuviera "relacionado directa o indirectamente con una persona o una organización extranjera y que fuera de interés para los servicios de inteligencia", según The Times.


"Las llamadas telefónicas y los correos electrónicos permiten a los analistas identificar a amigos y otras personas relacionadas con sus titulares, detectar dónde se encuentran en un momento determinado, obtener pistas sobre su afiliación política o religiosa y lograr información de interés a través de sus llamadas a su psiquiatra, los mensajes a un amante o la comunicación con un sospechoso", señala The New York Times.


Aunque este sistema, según el artículo, fue establecido, en principio, para establecer una red de datos amplia que permitiera obtener una extensa información sobre las actividades en EE UU de individuos relacionados con extranjeros sospechosos, en este cruce de datos también se incluyó a ciudadanos estadounidenses, sin importar si estaban involucrados en acciones ilegales o no. De acuerdo con un memorándum de la NSA de 2011, la agencia indicaba a sus analistas que estaban autorizados a rastrear los contactos de estadounidenses "siempre que ofrecieran una justificación relacionada con la inteligencia exterior". "Lo que podía abarcar desde lazos con el terrorismo, la proliferación de armas, el narcotráfico, espionaje o conversaciones con diplomáticos o políticos", explica el diario neoyorquino.


Estas nuevas revelaciones de la laxitud legal con la que la NSA ha estado recopilando información en los últimos años, ahondan en la polémica que las filtraciones de Snowden, que ahora se encuentra en Rusia gracias al asilo temporal concedido por el Gobierno de Vladimir Putin, han encendido sobre el equilibrio entre la seguridad y el derecho a la privacidad de los ciudadanos. Esta misma semana un grupo bipartito de senadores ha introducido en la cámara Baja una propuesta de ley para otorgar más transparencia al polémico programa de rastreo de llamadas telefónicas que filtró Snowden a principios del pasado mes de junio y que fue el detonante del escándalo sobre las prácticas de la NSA.


El propio presidente estadounidense, Barack Obama, anunció en agosto una serie de medidas para garantizar la limpieza y revisar la legalidad de los sistemas de vigilancia de su Administración a las que se refirió durante su intervención esta semana en la Asamblea General de Naciones Unidas, tras ser interpelado –aunque no de manera directa- por su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, que condenó enérgicamente el espionaje ejercido por EE UU a otros países, entre ellos el suyo, y que abogó por el desarrollo de mecanismos que permitan un mayor control de Internet para impedir estas prácticas.


Los últimos documentos filtrados por Snowden no establecen cuántos estadounidenses han sido objeto del cruce de datos masivo denunciado por The New York Times, pero sí dejan constancia de la importancia que la NSA otorga a esta técnica, para la que ha desarrollado, según la información, un sofisticado software.

Publicado enInternacional
Crece el consenso internacional sobre la propuesta de Brasil de regular Internet

 

La propuesta sobre la creación de un marco global para la regularización de Internet, presentado en la ONU esta semana por la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, en nombre de su gobierno, ha sido acogida favorablemente por una serie de países que se unen a la bandera levantada por Brasil. La idea nació tras haberse descubierto que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos había espiado a empresas brasileñas como Petrobras y hasta la correspondencia personal de Rousseff lo que llevó a la mandataria a renunciar a su viaje de Estado a Washington al no haber recibido del presidente Barack Obama las excusas y explicaciones exigidas.

 

Rousseff no descartó que la ausencia de las grandes petroleras mundiales, como las americanas y británicas a la subasta del campo Libra del presal, haya podido estar relacionada con dicho espionaje. "Nosotros no estamos pidiendo a la ONU que controle Internet", dice Rousseff, porque según ella, su gobierno "no concuerda con esos tipos de control". Lo que Brasil ha pedido, por boca de la mandataria, es que la ONU "preserve la seguridad de ciudadanos, empresas e instituciones, y no deje que la nueva guerra se dé dentro del ámbito cibernético". Lo que exige Brasil es un "marco civil global del gobierno de internet".

 

El encargado de recoger el consenso mundial a la propuesta brasileña ha sido el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Luiz Alberto Figueiredo, que ya se ha consultado con una serie de países y que, según ha afirmado, existe la convicción de que se está ante un "tema nuevo" que es necesario abordar a nivel mundial. Figueiredo, que se ha encontrado con el Secretario de Estado de EEUU, John Kerry, para examinar juntos la propuesta de Brasil, cuenta ya con el apoyo de los otros países del BRIC, como Rusia, China, India y África del Sur, así como de Alemania, Portugal, Turquía y Perú.

 

Los países del IBAS (India, Brasil y África del Sur) han divulgado un documento al respecto. A su vez, Alemania tiene también una iniciativa que Figueiredo califica de "muy interesante" sobre el derecho a la privacidad, en el Consejo de los Derechos Humanos. El ministro brasileño tiene previstos también encuentros con los gobiernos de Japón y Francia para analizar la propuesta. "Aunque con algunas variantes, la idea está siendo acogida con interés por los otros países", asegura el ministro, según el cual todos los países con los que está conversando se "muestran preocupados por las acciones de espionaje a través de Internet".

 

Según Figueiredo, la idea de crear un marco global de vigilancia de internet presentada por la mandataria brasileña Rousseff "está siendo recibida con aplauso". Han sido los representantes de varios países, los que le han confiado que cuando Rousseff abordó el tema en la ONU "reflejó el sentimiento y preocupación de muchos de nosotros". Brasil está convencido que el tema de la reglamentación de internet es un algo nuevo que se abre a las relaciones internacionales y que implicará a la ONU los próximos años. Y Brasil quiere seguir enarbolando esa bandera.

Publicado enInternacional
Domingo, 22 Septiembre 2013 09:01

La gobernanza de Internet y las Naciones Unidas

La gobernanza de Internet y las Naciones Unidas

El pasado día 17 de septiembre la presidenta brasileña anunció su decisión de posponer el viaje a los Estados Unidos que tenía programado para el mes de octubre al no haber recibido explicaciones satisfactorias de Washington sobre el espionaje a sus comunicaciones, las de sus asesores y a la estatal petrolera Petrobras.

 

También informó su disposición de abordar el tema en la recién inaugurada 68va sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, ante la que tiene previsto intervenir el martes próximo, ocasión en la que exigirá que sean adoptadas normas globales que protejan los derechos individuales y prohíban el espionaje a gobernantes, empresas y ciudadanos. [1]

 

Este anuncio ha despertado un gran interés, pues se suma a un creciente reclamo de que la Organización de las Naciones Unidas debe retomar el examen de la tan debatida "gobernanza de Internet".

 

Sobre este tema existen dos campos bien definidos:

 

Por un lado están los que defienden el "estado de cosas" y plantean que los gobiernos –y las organizaciones intergubernamentales- no deben inmiscuirse en la "gobernanza de Internet", ya que aducen que ésta funciona de maravillas bajo las leyes del mercado y conducida por las grandes empresas como Google, Facebook, Yahoo, etc.

 

En el otro campo están los que creen que Internet, como ente global que impacta a todos los países, requiere de algún tipo de reglas de obligatorio cumplimiento para todo aquel involucrado, sea gobierno, empresa, o usuario.

 

Estos dos campos ya tuvieron un fuerte encontronazo durante la Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales que la Unión Internacional de Telecomunicaciones celebró en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, a fines del 2012. [2]

 

A pesar de la intensa campaña de prensa desatada para descalificar a los que defendían la posición de que Internet requiere algún tipo de regulación, los resultados de esta conferencia no fueron decisivos para ninguno de los dos bandos. [3]

 

Ya en el presente año 2013 algunas disputas que se suscitaron ante solicitudes para adquirir los derechos exclusivos de algunas palabras para usarlas como nombres de dominio en internet incrementaron los llamados a que Internet fuese regido por el derecho internacional [4].

 

Sin embargo el golpe más fuerte a la idea que en Internet "todo está bien" y por tanto no es necesario el establecimiento de regulaciones lo ha sido las revelaciones sobre los programas de espionaje masivo que lleva a cabo la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de los Estados Unidos. [5]

 

A raíz de estas revelaciones, diversas voces han expresado la necesidad que el tema de la gobernanza de Internet sea discutido en las Naciones Unidas.

 

Uno de los primeros países en pronunciarse fue China.

 

El vicepresidente chino, Li Yuanchao expresó el 27 de junio pasado, en su discurso de apertura del Foro Mundial de la Paz en Beijing, que se necesita: "expandir la cooperación internacional para la regulación de nuevas fronteras como el ciberespacio". [6]

 

Un día después, Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China ofreció más detalles durante una conferencia de prensa cuando expresó:

 

"Consideramos consecuentemente que la seguridad cibernética es un asunto global y los diversos países forman en el ciberespacio una "comunidad que comparten los destinos". El ciberespacio no requiere de la lucha sino reglas y cooperación. La parte china siempre ha sido partidaria de la estructuración de un ciberespacio pacífico, seguro, abierto y cooperativo y de la elaboración de las concernientes reglas internacionales en el marco de las Naciones Unidas presentando proposiciones concretas." [7]

 

Más recientemente, el pasado 9 de septiembre, otro alto funcionario chino, Lu Wei, director de la Oficina Estatal de Información en Internet y subdirector de la Oficina de Información del Consejo de Estado de China, en su intervención en la 5ta Mesa Redonda China-Reino Unido expresó que:

 

"...debemos respetar la soberanía del ciberespacio, descartar la hegemonía y evitar poner los intereses de nuestros países por encima de los de otros países. Debemos unir esfuerzos para construir un orden para el desarrollo de Internet sobre la base del respeto mutuo y la igualdad en el trato (...)"

 

Posteriormente añadió:

 

"Lo que defendemos es que todos los actores de Internet trabajen juntos para construir un orden internacional para la gobernanza de Internet en el marco de la ONU que sea multilateral, democrática y transparente. Eso hará que Internet sea más ordenado y que sirva mejor al desarrollo de todos los países y a los intereses de toda la humanidad." [8]

 

Otro país que se ha pronunciado ha sido la India. El pasado 24 de agosto, Kabil Sibal, Ministro para las Comunicaciones y las Tecnologías de la Información señaló que: "El Gobierno trabaja en estrecha colaboración con los foros internacionales para promover en los debates en curso la creación de mejores normas internacionales de gobernanza de Internet." [9]

 

Finalmente, el pasado 13 de septiembre, durante una reunión de la 24va sesión del Consejo de Derechos Humanos, Pakistán, presentó una declaración conjunta con Bolivia, China, Cuba, Ecuador, Indonesia, Irán, Rusia, Uganda, Venezuela y Zimbawe, donde ante las violaciones masivas a la privacidad de los internautas señaló:

 

"Un sistema internacional transparente con un marco internacional adecuado de gobernanza de Internet que incluya salvaguardas adecuadas es lo más importante ante tales circunstancias. La Internet es demasiado grande, internacional y cotidiana para dejarla que sea operada por unos pocos que han abusado de ella sin ninguna legislación internacional que controle estos abusos."

 

"Los mecanismos existentes, como el Foro de Gobernanza de Internet establecida en el párrafo 72 de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información-Agenda de Túnez no han sido capaces de obtener los resultados deseados. Un replanteamiento estratégico del mecanismo de gobernanza mundial de Internet es inevitable. El desarrollo de un mecanismo internacional en el marco de la cooperación reforzada, dentro de la Agenda de Túnez, puede ser una forma concreta de avanzar." [10]

 

Esperemos entonces que los debates durante el sexagésimo octavo período de sesiones de la Asamblea General permitan a la Organización de las Naciones Unidas retomar el liderazgo en la discusión internacional en torno a la gobernanza de Internet.

 

*Juan Alfonso Fernández González es Asesor en el Ministerio de Comunicaciones y Profesor Adjunto en la Universidad de las Ciencias Informáticas de Cuba. Fue miembro del Grupo de Trabajo sobre Gobernanza de Internet de las Naciones Unidas y participó activamente en el proceso negociador de los documentos finales de ambas fases de la Cumbre Mundial sobre la Sociedad de la Información.

 

Referencias:

[1] "Dilma suspendió su visita oficial a Washington por el espionaje de EEUU", TELAM, 17 de septiembre de 2013, http://www.telam.com.ar/notas/201309/32977-rousseff-suspendio-su-vistita-a-estados-unidos-por-el-caso-de-espionaje.html

[2] "Internet: la última batalla del neoliberalismo", La pupila insomne, 3 de diciembre de 2012, http://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/12/03/internet-la-ultima-batalla-del-neoliberalismo/

[3] "Conferencia Mundial de Telecomunicaciones Internacionales: Ni ganadores ni perdedores", La pupila insomne, 15 de diciembre de 2012, http://lapupilainsomne.wordpress.com/2012/12/15/conferencia-mundial-de-telecomunicaciones-ni-ganadores-ni-perdedores/

[4] "Internet debe ser regida por el derecho internacional", La pupila insomne, 20 de mayo de 2012, http://lapupilainsomne.wordpress.com/2013/05/20/internet-debe-ser-regida-por-el-derecho-internacional-2/

[5] "Internet, espionaje y extraterritorialidad", La pupila insomne, 24 de junio de 2012, http://lapupilainsomne.wordpress.com/2013/06/24/internet-espionaje-y-extraterritorialidad/

[6] "Vicepresidente chino llama a cooperación para regular ciberespacio", Terra, 27 de junio de 2013, http://noticias.terra.com.ar/internacionales/vicepresidente-chino-llama-a-cooperacion-para-regular-ciberespacio,f17909a84728f310VgnCLD2000000dc6eb0aRCRD.html

[7] Conferencia de Prensa Habitual Ofrecida 28 de Junio de 2013 por Hua Chunying, Portavoz de Ministerio de Relaciones Exteriores, http://www.fmprc.gov.cn/esp/xwfw/lxjzzdh/t1054440.shtml

[8] Lu Wei, "Liberty and Order in Cyberspace", Keynote speech at the Fifth China-UK Internet Roundtable, 9 de septiembre de 2013, Xinhuanet, http://news.xinhuanet.com/english/china/2013-09/09/c_132705681.htm

[9] Electronic Surveillance Of Indians 'Unacceptable': Sibal, EFY Times News, 24 de agosto de 2013, http://www.efytimes.com/e1/fullnews.asp?edid=114206

[10] Declaración conjunta, 24va sesión del CDH, Ginebra, Suiza, 13 de septiembre de 2013, https://extranet.ohchr.org/sites/hrc/HRCSessions/RegularSessions/24thSession/OralStatements/Pakistan on behalf of group of countries_GD_10.pdf

Publicado enInternacional
“La concentración de medios lleva a la concentración del poder político”

Aunque declinó opinar sobre la audiencia en la Corte, el guatemalteco Frank La Rue estuvo en Buenos Aires mientras la discusión sobre la vigencia plena del nuevo régimen audiovisual alcanzaba su punto máximo antes del fallo del tribunal supremo y accedió a exponer su visión sobre el pluralismo en diálogo con Página/12.

 


Ahora trabaja en un informe sobre el derecho a la verdad clásico, relacionado con la verdad de las violaciones a los derechos humanos, y su relación con el derecho a la verdad como parte del acceso a la información pública. “Hay una derivación”, dijo el guatemalteco Frank La Rue, relator de la ONU para Libertad de Expresión en su visita a la Argentina. “Todos debemos protegernos mutuamente y cualquier ciudadano tiene el deber ético de denunciar violaciones a los derechos humanos, pero en el caso de los funcionarios públicos debería ser obligatorio.”

 

–¿Se puede actualizar la defensa práctica de la libertad de expresión y a la vez preservar principios como los de libertad, igualdad y fraternidad de la Revolución Francesa de 1789?

 

–Los derechos humanos nunca son un regalo del poder, sino el resultado de una conquista popular. La discusión más antigua de los derechos humanos plantea cuándo empezaron. Porque la Declaración Universal de 1948 nos dio fue un instrumento relativamente universal tras el fin de la Segunda Guerra. El mundo quiso reaccionar ante los horrores y las atrocidades y decir: “Ahora estamos en paz”. Numerosos países en América latina, Asia y Africa fueron entrando mucho tiempo después en esa lógica. Y hasta la fecha hay discusiones que están resueltas teóricamente pero que no se han resuelto para algunos Estados en particular, como el relativismo cultural o la libertad de expresión. En Tailandia, por ejemplo, es delito de lesa majestad hablar mal del rey y les dan cinco años por cada expresión. Y para mí fue bien difícil explicarles que no, que el rey puede ser criticado y que el rey puede meter la pata, como otros reyes de otros países más cercanos nos han demostrado. Entonces, la verdad es que los derechos humanos empiezan con los seres humanos y luego está el fenómeno de codificación y sistematización para convertir a los derechos humanos en normas de convivencia. Los derechos inherentes a la persona humana empiezan con la persona humana. Arrancaron cuando el primer homo sapiens se paró en dos pies y caminó erguido y empezó a pensar.

 

–¿Y cuándo empezó la libertad de expresión?

 

–Es interesante porque, al leer libros sobre democracia, encontré que hay expresiones de democracia incluso en países a los que no-sotros veíamos como “salvajes”. Por ejemplo, los países escandinavos en la época de los vikingos tenían parlamentos. Con el fuego en el medio, se juntaba la comunidad y hablaba todo el mundo. Y las decisiones eran colectivas. Otra cosa es que después fueran salvajes al hacer la guerra con otros. Hablo para adentro. Es decir que siempre, desde que los colectivos humanos empezaron a vivir como tales, tuvo que haber habido un nivel de entendimiento en la toma de decisiones. Y claro que siempre hubo autoridad y que la autoridad a menudo se impuso por la fuerza sobre los súbditos. Pero la existencia de algún nivel de discusión con algún sector es lo que hacía que las tiranías subieran y bajaran. Siempre hubo héroes de la revolución, rebeldes. Hubo pueblos en los que las mujeres tenían voz. Los celtas que vivían en Inglaterra se rebelaron contra el Imperio Romano dirigidos por una mujer. Y, a pesar de que esa mujer imponía su autoridad como reina, tenía un sistema improvisado de consulta popular con su gente. Cuando uno estudia Derecho empieza con el Código de Hammurabi, porque es la primera versión escrita que se tiene de normatividad, de normas de conducta. Pero probablemente hubo desde mucho antes normas de carácter oral que formaban parte de las tradiciones. Se trataba de una normatividad de convivencia. En muchos casos la gente las equipara con el Derecho Penal porque había “castigos” para el que se salía de las normas. Pero en el fondo, a la vez, muchas normas fueron protegiendo derechos humanos cuando buscaban establecer un nivel de convivencia que obligase al respeto mutuo en el ejercicio de ciertos derechos fundamentales.

 

–O sea que usted, históricamente, no arroja nada bueno a la basura.

 

–No, al contrario. Como yo creo en la humanidad, también creo que desde el principio los derechos humanos se basan en la protección de la vida y de todas las expresiones de la vida y de la dignidad del ser humano.

 

–Definir vida en términos absolutos parece más fácil. Es la no-muerte. ¿Y dignidad?

 

–Sí, por un lado está la definición por antítesis, pero al mismo tiempo hay que considerar que muchos elementos enriquecen la vitalidad. No es esencial que comas todos los días, pero ciertamente comer todos los días es fundamental. O tomar agua pura. O disponer de agua potable. Por eso es que la cuestión de la vida se va extendiendo. Para comer hay que tener trabajo. Tener trabajo implica otros derechos. Proteger la vida implica proteger la salud, tener agua potable, tener techo. Ahí están la vida y sus extensiones permanentes. La dignidad tuvo siempre más que ver con el hecho de que empezáramos a diferenciarnos como seres humanos. En la humanidad siempre se da una mezcla de lo religioso con lo humano y me da a mí la impresión de que las sociedades más primitivas fueron mucho más religiosas, obviamente, de lo que es la humanidad de hoy. Pero cuando ya hubo un colectivo humano y grupos pensantes, lo que los diferenciaba de manadas de animales era precisamente ese nivel de pensamiento, de entendimiento y de coexistencia. Eso implicaba que había un aprecio distinto del uno por el otro, lo cual suponía entender que el otro tenía la misma dignidad. De alguna forma, la vida física de él valía tanto como la de uno, por lo menos en el núcleo familiar inicial. Por supuesto, no olvidemos que eso es lo que también marcaba las diferencias y permitía a los vencedores esclavizar a los vencidos. Porque esa dignidad probablemente para ellos iba amarrada al ejercicio del poder. Y del poder de control de territorio y del poder militar.

 

–Ya en la Relatoría, ¿cuál fue la peor experiencia en términos de violación de la libertad de expresión?

 

–Cuando yo entré la libertad de expresión era de las cosas más complejas. Comencé pensando en que habría consenso de todos. ¿Quién iba a estar en contra de las libertades fundamentales?

 

–Pensaba que no tendría trabajo.

 

–(Sonríe.) No. Que sería más fácil de lo que fue. Pero resultó muy complejo y yo complejicé más porque, por ejemplo, los sectores más conservadores insisten en que la libertades fundamentales son sólo individuales. Siempre he rechazado esta visión. La libertad de expresión es un derecho individual, sí: el derecho de buscar información, de crear pensamiento propio y de expresarlo. Pero es también un derecho colectivo y un derecho social. Colectivo, porque uno se puede asociar para recibir información e investigar, o nos podemos asociar para expresarnos y hacer un pronunciamiento colectivo. Social, porque corresponde proteger el derecho de la sociedad de estar informada. Y ahí yo introducía siempre el tema de la ciudadanía, que tiene que participar. La verdadera democracia es la que tiene varios elementos, desde el marco legal hasta la institucionalidad fuerte, la credibilidad, la transparencia... Pero el factor más importante en la existencia de una democracia no es tener un sistema electoral, aunque por supuesto eso sea necesario. El elemento más importante es garantizar la participación ciudadana. Que el ciudadano o la ciudadana puedan decidir si quieren ser candidatos o no, si quieren participar en un partido político o no, si quieren criticar a sus dirigentes o a sus líderes, si quieren expresarse por una política pública, si les satisface o no les satisface, si quieren presentar sus demandas. Ahora, la participación ciudadana está vinculada con estar informado. Por eso incluía también el tema de que ese acceso a la información, que es un derecho social, también está vinculado con la libertad de prensa, con todos los mecanismos sociales de comunicación que son los que trasladan información a la sociedad. De hecho, es el debate que tienen ustedes en la Argentina a partir de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

 

–¿Y cómo ve el relator nuestro debate?

 

–La Unesco estableció que la información y los medios de comunicación tienen que operar con pluralidad y diversidad para que un pueblo pueda dar por satisfecho su derecho a estar informado. Tiene que haber diversidad de medios y pluralismo de ideas. Ese fue el avance de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual de ustedes. Dice que puede haber medios comerciales, como en cualquier parte del mundo, pero también tiene que haber medios no lucrativos, que pueden ser comunitarios o públicos, al servicio de la población. Y étnicos, porque todo grupo étnico tiene derecho a mantener su idioma, su lenguaje y su cultura, siguiendo los principios de la Declaración de Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos originarios. Además del ejercicio individual y del ejercicio colectivo de los derechos relacionados con la libertad de expresión, hay una tercera forma: ejercerlos como pueblos. Un pueblo tiene derecho a tener una identidad, a expresarla, a defenderla y a reproducirla.

 

–Usted elogió la LdSCA desde un principio. ¿Sigue haciéndolo cuatro años después de su promulgación?

 

–Sigo pensando lo mismo. No he querido pronunciarme sobre si se llevaron adelante las políticas derivadas de la LdSCA porque no sé. Pero la LdSCA fue un tremendo avance para América latina porque establece que, efectivamente, todos los sectores de una sociedad, como sectores, deben tener acceso a la propiedad de medios propios de comunicación social. Unos serán medios escritos, y eso no está en la LdSCA. Los medios audiovisuales sí están porque el manejo de las frecuencias electromagnéticas es propio del Estado: son recursos públicos. El Estado debe ser garante de que, en búsqueda del bien común, todos los recursos del Estado se utilizarán primero para el bien común y luego para uso de todo el mundo. Ahí es donde yo creo que hay que democratizar. La falla de todos los medios de comunicación social en todo el mundo, incluyendo América latina, es que progresivamente permitimos que fuera prevaleciendo la visión comercial. Aquel viejo truco de qué funciona mejor, si el Estado o el mercado, incluyendo las supuestas afirmaciones absolutas sobre que el Estado es inútil y no funciona y el mercado sí funciona; aquel truco, digo, es ficticio. El mercado sólo funciona con la lógica de rentabilidad y ganancia, que no es necesariamente la lógica del interés del común de la población. Los medios comerciales siempre jugaron un papel importante. Lo han hecho históricamente los primeros periódicos. Pero sí insisto en que no son sólo esos medios los que deben existir. Esos medios comerciales que fueron iniciados por personas con una verdadera vocación de informadores, de periodistas, se convirtieron en medios comprados por corporaciones financieras porque en el fondo se volvieron grandes inversiones. Entonces se fue perdiendo la vocación de ser periodista y se exacerbó la visión comercial. La noticia quedó deteriorada y se fortalecieron los Rupert Murdoch, los Berlusconi, que buscan vender pero no buscan informar.

 

–¿Acaso el mayor negocio de Berlusconi es vender?

 

–Lo que quiere Berlusconi es la concentración. Si no se evitan fenómenos de concentración de medios como el de Berlusconi, esa concentración de medios te lleva inevitablemente a la concentración del poder político. Por ejemplo, en mi país, en Guatemala, la televisión abierta es un monopolio unipersonal de Angel González. El no tiene ambiciones políticas, pero determina presidencias y candidaturas, porque eso lo perpetúa en el ejercicio de su provecho y sus intereses económicos. Asigna el tiempo de televisión a los partidos políticos y a los candidatos que él desea. Y lo hace normalmente con varios de los que cree que son futuros ganadores. Entonces, en el Congreso de la República, es imposible pasar una ley que rompa ese monopolio. La concentración del poder de medios lleva a la concentración del poder político, ya sea en ejercicio directo o no. En el caso de Berlusconi derivó en ejercicio directo del poder. Pero en otros casos es el ejercicio indirecto del poder político. Siempre existe el interés de jugar de titiritero: “Yo quiero ser el que controle la vida política de un país”. Y efectivamente las grandes concentraciones permiten eso.

 

–Un contraargumento diría que, como el Estado es muy poderoso, puede hacer falta un poder equilibrante para garantizar la diversidad.

 

–Pero los monopolios de comunicación son malos, sean privados o públicos. Lo digo porque también está mal cuando el Estado lo quiere hacer todo o quiere hacer proselitismo en lugar de servicio público. Que haya de todo: empresas comerciales sin posibilidad de acumular ilimitadamente, el Estado, los medios comunitarios... Hay que discutir cómo se asigna la pauta publicitaria oficial. Fijar criterios es muy complejo aquí y en todo el mundo. El principio es fácil y la fórmula práctica concreta es difícil. Lo que sí es fácil es identificar cuando se da la inversa. En Guatemala un presidente llevó a la quiebra a una revista conservadora pero de calidad crítica, Crónica, quitándole todo anuncio oficial.

 

–¿Cuáles son las peores violaciones a la libertad de expresión que vio durante su gestión?

 

–En general, en Corea del Norte es muy difícil contar con un medio comunitario o expresar una opinión crítica. China va abriéndose al mercado liberal y más capitalista pero no fue abriendo el disenso en la misma forma. Un bloguero puede ir preso. Y los países con conflicto armado hacen que la libertad de expresión sea jugarse el físico. Birmania antes, Siria ahora. Lo mismo en países de naturaleza autoritaria como Yemen. Mantener la libertad de expresión implica articular con políticas de prevención.

 

–Su síntesis sería “más prevención que Código Penal”.

 

–Ah, por supuesto.... Y más campañas. Hice un informe sobre el discurso del odio, basado en el caso del joven noruego que asesinó a 93 personas, entre ellos muchos niños, porque se oponía a las políticas migratorias. Un Estado tiene que estar alerta ante el racismo y la xenofobia.

 

–Usted siempre dice “Estado” y no “gobierno”. El Estado, por ejemplo en un país como la Argentina, tiene tres poderes.

 

–Lo hago a propósito. Me interesa que muchas de estas decisiones no sean del gobierno, sino de la Justicia. Incluso ante fenómenos como el discurso del odio. Le temo a que quienes ejercen el poder político puedan utilizar mecanismos de origen legítimo para otros fines como censurar a la crítica o perpetuarse en el poder. Cuando uno es relator quiere hablar de la promoción y la protección. Pero está la realidad concreta. Ante eso mi posición fue que la libertad de expresión no es la culpable de los males o los discursos peligrosos. Hay que preparar al público para asumir un diálogo sano y limitar las prohibiciones a los mensajes que sí pueden hacer daño: que haya malicia, que haya riesgo de un daño inmediato, que el daño sea de tanta intensidad que ponga en peligro la propia libertad de expresión y que sea inminente y probable dentro de un contexto. Obviamente, un peligro siempre es la incitación al tráfico de niños o la violación de los derechos de la niñez.

 

–El relator baja a la realidad.

 

–Inevitablemente. Me pasó con el último informe sobre el Estado, la privacidad y la seguridad nacional. Salió antes del pedido de refugio de Edward Snowden en Rusia. Pero bueno, la función del relator es trasladar los principios de derechos humanos y aplicarlos a momentos históricos y realidades concretas. Defendí el derecho de WikiLeaks de difundir información. ¿Cómo puede ser condenable la publicación de filtraciones si eso es lo que hicieron Bob Woodward y Carl Bernstein en el Wa-shington Post durante el Watergate gracias a Garganta Profunda?

 

–Eso es WikiLeaks. ¿Y el caso Snowden?

 

–Snowden reveló además que hay una política de monitoreo permanente y constante que violenta el derecho a la privacidad de extranjeros y de ciudadanos norteamericanos de forma sistemática. La denuncia sobre esa presunta violación de los derechos humanos es legítima y obligaría al Estado a hacer una investigación para determinar quién dio la orden de violentar un derecho.

 

–La condena a 35 años al soldado Bradley Manning, fuente aparente de WikiLeaks, ¿violó algún derecho?

 

–La sentencia emitida según el Derecho Procesal Penal Militar violó el principio de proporcionalidad. Sentencias en Europa por delitos similares fallaron penas de hasta siete años. La exorbitancia de la pena apuntó a intimidar. Eso tiene que ver con la libertad de expresión, porque la intimidación es para impedir el ejercicio de un derecho por parte de otras personas.

 

–¿Cómo sintetizaría una descripción sobre América latina en materia de libertad de expresión?

 

–Partamos la región en Cono Sur, zona andina, Centroamérica y México y Caribe. Los casos más graves son México y Honduras, no sólo en términos de muertes en general, sino medido en riesgo físico para periodistas. En México, además, o hay monopolio o hay duopolio y la discusión sería si entra a funcionar una tercera cadena de televisión abierta. Mi país, Guatemala, también vive una situación seria en este sentido y en el sentido de reconocimiento de los derechos de grupos étnicos. A tal punto que en Guatemala no existe la categoría de radios comunitarias o étnicas en un país donde más de la mitad de la población proviene de los pueblos originarios.

 

–En México hubo 70 mil asesinatos en el mandato del presidente Felipe Calderón. Y para Guatemala, si uno hace un cálculo proporcional a la población, puede establecer que fue asesinado el equivalente de un millón y medio de argentinos.

 

–Fueron 200 mil muertos y 45 mil desaparecidos. La Comisión de la Verdad de Naciones Unidas estableció que Guatemala es el único país de América latina que sufrió un genocidio en el siglo XX. El general Efraín Ríos Montt fue procesado por genocidio, aunque después la Corte anuló de manera corrupta la parte final del proceso y hay que repetirlo.

 

–¿Cuál sería el problema en la zona andina?

 

–Me preocupa mucho la ley de Ecuador, y lo discutí con el propio presidente Rafael Correa. Crea una superintendencia que se convierte en órgano de censura.

 

–No decide la Justicia, sino el Ejecutivo.

 

–Claro. En cambio, en el Cono Sur yo felicité la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual argentina y sigo felicitándola. En Uruguay la legislación en debate va muy bien. Ambos casos son mejorables en cuanto a órganos reguladores o a alguna instancia más, pero las dos leyes sientan buenos precedentes en materia de democratización de los medios.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional