Imágenes del colapso: el volcán de La Palma

Para la pequeña población de la isla La Palma (84 mil habitantes), la erupción volcánica es lo más parecido al colapso de sus vidas, que dura ya varias semanas y al parecer se extenderá por meses. La reacción de las diversas clases sociales y del Estado español pueden sernos de utilidad para anticipar lo que sucederá en los colapsos que, inevitablemente, nos van a afectar.

Por arriba, la monarquía dijo algo así como "rezaremos por ustedes", a una población que ha perdido sus viviendas y sus medios de vida, en general pequeñas plantaciones de plátano de media hectárea.

El gobierno de Madrid se apresuró a pedir ayudas europeas que se devolverán con más impuestos, mientras aseguró que "todo está bajo control". Desde la primera intervención pública, los gobernantes dijeron que la erupción podría ser un incentivo para atraer turistas, profundizando un modelo altamente depredador.

Por abajo, las impresiones que pude recoger en la isla vecina (Tenerife), provienen de miembros de La Casa, un colectivo territorial en La Orotava, con quienes tenemos estos días talleres presenciales de formación en educación popular. Jessica Pérez y José Miguel Martín, quienes han tenido conflictos y juicios con los poderes locales, dibujaron un panorama desolador.

"Lo más indignante", explica Jessica, “fue ver cómo los turistas que estos días vuelan a la isla, se hacen selfies sonriendo con el volcán detrás, mientras la lava arrasa las viviendas campesinas”. Una frase que sintetiza el dolor y la estupidez humana, que se traduce en aferrase a un modelo que los activistas consideran parte del extractivismo en las islas.

"Con 2 millones de habitantes, Canarias recibe cada año 16 millones de turistas", agrega José Miguel. Ambos participan en La Casa y en la Asamblea Canaria por el Reparto de la Riqueza y Jessica también en grupos feministas anticoloniales, desde hace unos 17 años. Comenzaron su vida militante desde el movimiento independentista que fue muy potente en la década de 1970.

Las personas de abajo y a la izquierda en Canarias consideran que viven una situación colonial, cuya mayor expresión es el modelo de acumulación por despojo o extractivismo. La economía está dominada por las exportaciones agrícolas desde la Conquista, en tanto los terratenientes se hicieron con las mejores tierras expulsando a la población originaria (guanches de origen amazigh), que sobrevive en tierras altas o debió emigrar a las ciudades.

Primero fue el monocultivo de caña de azúcar y ahora el turismo que, masivo, agudiza el despojo. La clase social formada por "godos" o españoles monopoliza también el agua, el bien más escaso junto a la justicia social. "Canarias fue el laboratorio para la conquista de América", insisten las organizaciones.

"El movimiento ecologista es el vertebrador de las grandes protestas", explica José Miguel, contra las grandes obras portuarias y hoteleras, que no sólo depredan las costas sino que agudizan la escasez de agua.

Entre los movimientos, debe destacarse también el antimilitarista, en una isla donde las fuerzas armadas españolas y la Organización del Tratado del Atlántico Norte mantienen una ostensible presencia. La solidaridad con los pueblos de África se concreta en el apoyo al pueblo saharaui y a los miles de migrantes que llegan a las costas en precarias "pateras".

Mientras arriba predomina la frivolidad, las redes informales de solidaridad se encargaron de hacer llegar a La Palma toneladas de alimentos y de ropa, directamente, de comunidad a comunidad. Fueron tantos los alimentos que llegaron a la isla afectada, que se pidió que dejaran de enviar comestibles porque los depósitos estaban abarrotados.

"La solidaridad es habitual en las islas, sobre todo ante catástrofes como los grandes incendios. En esta ocasión hubo un auténtico desborde de solidaridad, desde la base de la sociedad, que no quiso ingresar dinero en los bancos como pidieron empresarios y gobernantes, sino hacerla llegar directamente", explica José Miguel.

Siglos de expropiaciones y de corrupción han llevado a una parte de la población a desconfiar de las instituciones y del arriba. "El turismo consiguió copar las mejores viviendas y los mejores espacios naturales, además de sobreutilizar recursos escasos como el agua", agrega Jessica.

El resultado del modelo puede traducirse en números: .3 por ciento de los canarios acumula una riqueza equivalente a la mitad del PIB; Cáritas informa que 55 por ciento de la población vive en la precariedad, ya que ingresa menos de un salario mínimo; un tercio de la población activa está desempleada, en particular los jóvenes.

Comprendemos que la soberbia, arriba, y la resistencia, abajo, no reconocen fronteras ni colores de piel.

Los colectivos de Canarias recibirán en semanas a integrantes de la gira zapatista que ya se está desplegando por tierras europeas. En Canarias les espera un encuentro entre pueblos que han sufrido la colonización y siguen resistiendo el despojo, cada quien con sus propios ritmos y modos de andar.

Publicado enSociedad
Daños a la vida silvestre de California por el derrame de cerca de 500 mil litros de petróleo que afecta el litoral desde el fin de semana.Foto Ap

En 20 años el almacenamiento del líquido en las tierras disminuyó a ritmo de un centímetro anual

 

Ginebra. Más de 5 mil millones de personas podrían tener dificultades para acceder al agua en 2050, advirtió ayer la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

En 2018 ya había 3 mil 600 millones de personas sin acceso suficiente al agua durante al menos un mes, explica un nuevo informe de la organización de la ONU.

La OMM informa también que en los últimos 20 años el almacenamiento de agua en las tierras disminuyó un centímetro anual, tomando en cuenta la superficie, el subsuelo, la humedad, la nieve y el hielo.

Las mayores pérdidas se registran en la Antártida y Groenlandia, "pero muchas zonas densamente pobladas sufren bajas significativas en lugares donde suelen abastecerse de agua", indica la OMM.

Estas pérdidas tienen consecuencias importantes para la seguridad hídrica, subraya el reporte, sobre todo porque el agua dulce utilizable y disponible sólo representa 0.5 por ciento del líquido en la Tierra.

Al mismo tiempo, los riesgos relacionados con el agua aumentaron en las dos últimas décadas. Desde 2000, la cantidad de catástrofes relacionadas con inundaciones aumentó 134 por ciento, en comparación con las dos décadas anteriores, pero el número y la duración de las sequías también aumentó 29 por ciento en el mismo periodo.

La mayoría de muertes y daños económicos causados por inundaciones ocurren en Asia, pero la sequía causa más decesos en África.

Para la OMM es esencial invertir tanto en sistemas que permitan una mejor gestión de los recursos como en los que ayuden a una alerta temprana.

"Los servicios, sistemas e inversiones actuales no son suficientes", advierte la organización. Alrededor de 60 por ciento de los servicios meteorológicos e hidrológicos nacionales –los mismos encargados de ofrecer información y alertas a las autoridades y al público en general– no disponen de la capacidad necesaria para prestar servicios climatológicos al sector hídrico.

A todo esto, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y socios de investigación aseveraron que el rápido aumento de la temperatura de la superficie del mar vinculado al calentamiento global provoca la pérdida de los arrecifes de coral del mundo en medio de una amenaza para los modos de vida de las comunidades costeras.

El informe, titulado Estado de los arrecifes de coral del mundo: 2020, revela que alrededor de 14 por ciento de este hábitat vital se ha perdido a nivel mundial desde 2009 a causa del estrés climático, la pesca excesiva y el desarrollo costero insostenible.

Se mantiene derrame petrolero en California

La Guardia Costera de Estados Unidos investiga si el golpe de un ancla contra un oleoducto submarino causó el derrame de miles de litros de petróleo en el litoral de California, de acuerdo con medios locales.

Unos 495 mil litros de combustible se han vertido desde el fin de semana en aguas donde habitan focas, delfines y ballenas.

Un tramo de 24 kilómetros de costa permanece cerrado al público; en tanto, se interrumpió la pesca mientras equipos trabajan para limpiar el vertido, uno de los mayores ocurridos en California.

El diario Los Angeles Times reportó que la Guardia Costera investiga si el ancla de un enorme barco comercial fue lanzada en el lugar equivocado y rompió el oleoducto.

Martyn Willsher, director ejecutivo de Amplify Energy, dijo que "las evaluaciones en el mar arrojaron que mil 200 metros del oleoducto están donde no deberían".

Se negó a especular qué podría haber causado el desplazamiento y si un ancla sería causante del impacto, pero comentó: "es un oleoducto de acero de 40 centímetros, de 1.5 cm de grosor, cubierto por una capa de concreto de tres centímetros. Que se mueva 32 metros no es común".

Los Ángeles y Long Beach figuran entre los puertos más activos del mundo. Los atascos provocados por la pandemia obligan a decenas de enormes buques portacontenedores a estacionarse en altamar mientras esperan atracar.

Publicado enMedio Ambiente
Manabe, Hasselmann y Parisi, quien en conferencia de prensa afirmó: Está claro que debemos actuar muy rápidamente y sin demora en favor de las generaciones futuras. Foto Ap y Afp

Estocolmo. El Premio Nobel de Física 2021 fue concedido este martes a dos expertos en la modelización física del cambio climático, el japonés-estadunidense Syukuro Manabe y el alemán Klaus Hasselmann, así como al teórico italiano Giorgio Parisi, experto en el desorden en los sistemas complejos.

Es la primera vez desde 1995, cuando el Nobel de Química reconoció las investigaciones sobre el agujero en la capa de ozono, que un Nobel científico premia trabajos directamente relacionados con el cambio climático, pero en un contexto de emergencia por completo diferente.

Los expertos en meteorología Syukuro Manabe, nacido en Japón hace 90 años, pero residente en Princeton, Estados Unidos, y Klaus Hasselmann, de 89 años, fueron distinguidos con la mitad del premio por "la modelización física del clima de la Tierra, así como por haber cuantificado la variabilidad y predicho de forma fiable el cambio climático", indicó el jurado.

El comité del Nobel recompensó así la obra fundacional de Manabe sobre el efecto invernadero de los años 60, con los que mostró que los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera se correspondían con un aumento de la temperatura terrestre.

Por su parte, Klaus Hasselmann, radicado en Hamburgo, fue reconocido por haber logrado determinar unos modelos climáticos fiables, pese a las grandes variaciones meteorológicas.

Advertencia desde 1988

El investigador alemán lleva desde 1988 advirtiendo de un cambio climático "irreversible", recordó el instituto alemán Max Planck, donde trabajaba.

"Dentro de entre 30 y 100 años, dependiendo de la cantidad de energía fósil que consumamos, haremos frente a un cambio climático muy significativo", predijo el científico hace más de 30 años.

A un mes de la COP26, cumbre mundial sobre el clima organizada en Glasgow, Reino Unido, el premio concedido a los dos expertos en meteorología y climatología tendrá, a buen seguro, un fuerte eco político.

"Los dirigentes mundiales que todavía no han comprendido el mensaje, no estoy seguro de que lo vayan a entender porque lo digamos nosotros. Sin embargo, es un premio de física y lo que estamos diciendo es que la modelización del clima está sólidamente basada en la física", subrayó Thors Hans Hansson, miembro del comité del Nobel.

Al Gore y expertos del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC) ganaron el premio Nobel de la Paz en 2007. El de 2021 es el primer Nobel de Física que premia investigaciones sobre el clima.

La otra mitad del premio fue atribuida a Parisi, de 73 años y radicado en Roma, "por el descubrimiento de la interacción del desorden y las fluctuaciones en los sistemas físicos, desde la escala atómica hasta la planetaria".

"Creo que es muy urgente que tomemos decisiones muy fuertes (por el clima). Está claro que debemos actuar muy rápidamente y sin demora en favor de las generaciones futuras", afirmó el laureado italiano durante una conferencia de prensa telefónica con la Fundación Nobel.

Los tres galardonados se repartirán alrededor de 1.1 millones de dólares del premio según esta proporción: 50 por ciento será para Parisi y la otra mitad se la repartirán, a partes iguales, Manabe y Hasselmann.

Gran noticia, afirma la OMM

En Ginebra, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) afirmó que se trataba de una "gran noticia. Esto demuestra de nuevo que la ciencia climática está fuertemente valorada", declaró su secretario general, Petteri Taalas.

El año pasado, el premio reconoció al británico Roger Penrose, al alemán Reinhard Genzel y a la estadunidense Andrea Ghez, pioneros de la investigación sobre los agujeros negros, las regiones del universo de donde nada se puede escapar.

Los físicos cuánticos, como Parisi, aparecían en las quinielas de posibles premiados de los expertos entrevistados por Afp, aunque decenas de investigadores de todo el mundo se perfilaban como eventuales ganadores del Nobel.

Medicina comenzó el lunes la temporada de los Nobel 2021 al premiar a dos estadunidenses, David Julius y Ardem Patapoutian, cuyos trabajos abrieron el camino al combate de los dolores crónicos.

Hoy es el turno del Nobel de Química. El premio de Literatura será anunciado mañana por la Academia Sueca y el de la Paz se dará a conocer el viernes en Oslo. El de Economía, el de más reciente creación, cerrara la temporada el lunes.

A causa de la crisis sanitaria, por segundo año consecutivo los laureados recibirán el premio en su país de residencia, aunque todavía hay esperanza de que el galardonado con el de la Paz pueda recoger su premio en Oslo.

“Entre dos mundos”: Perspectivas imposibles para el ojo humano

Una medusa Lion’s Mane en el Gros Morne National Park, Newfoundland, Canadá, 2012. Foto: David Doubilet.

 

Es realmente espectacular la sensación de poder observar la tierra en su totalidad, poder ver cómo todos sus elementos interactúan en un todo que rebosa vida por los cuatro costados.

Disfrutar al ver juntarse el cielo con el mar en un atardecer en la playa, o como un río surca a través de la naturaleza más salvaje de una montaña pero, en las fotografías de David Doubilet, se va un paso más allá porque en ellas se recogen perspectivas y composiciones imposibles para el ojo humano.

En su serie “Two Worlds” podemos viajar desde la bahía de Kimbe envuelta en coral en Papúa Nueva Guinea hasta los icebergs de la isla Danco de la Antártida. Y aprovechando la grandeza de estos lugares únicos, las fotografías divididas de Doubilet revelan los diversos ecosistemas a ambos lados de la superficie del agua.

Estas capturas están recogidas en el libro Two Worlds: Above and Below the Sea; 128 páginas que presentan 70 imágenes de los 50 años de carrera de Doubilet en los que ha estadio viajando por el mundo y siendo pionero en el campo de la fotografía submarina.

“Quiero crear una ventana al mar que invite a la gente a ver cómo su mundo se conecta con otro mundo que sustenta la vida y que permanece oculto a su vista”, dice Doubilet.

 

Padre e hijo en Papua, Nueva Guinea, 2013. Foto: David Doubilet.

 

Un banco de peces en las Gran Caimán, 1990. Foto: David Doubilet.

 

Pingüinos de barbijo y papúa, Isla Danco, Antártida, 2011. Foto: David Doubilet.

 

Cría de foca arpa, Golfo de San Lorenzo, Canadá, 2011. Foto: David Doubilet.

 

Tiburones en el arrecife Punta Negra, Atolón Fakarava, Polinesia Francesa, 2018. Foto: David Doubilet.

 

Iceberg conectado a tierra, Blanley Bay, Devon Island, Nunavut, Canadá, 2018. Foto: David Doubilet.

(Tomado de Cultura Inquieta)

Publicado enFotorreportajes
Relacionan la salud de los árboles con la respuesta de las aves al cambio climático

El estado de salud de los árboles ha sido vinculado en una nueva investigación de la Universidad de Oxford con la forma en que las aves responden al cambio climático.

El estudio comprobó modificaciones del carbonero común al poner los huevos en respuesta a ese fenómeno.

En Reino Unido esta especie pone sus huevos unos 14 días antes que en la década de 1960. Como resultado, estos pájaros cantores siguen el ritmo de los otros miembros de su cadena alimentaria, las orugas de la polilla de invierno y los robles de los que se alimentan estos insectos, que también han avanzado su tiempo de primavera en respuesta al cambio climático en los años recientes.

Gran parte de nuestra comprensión de cómo los animales responden a ese fenómeno proviene de estudios que asumen que todos los individuos de una población experimentan el mismo entorno. Sin embargo, sabemos que no es el caso, sobre todo, en animales con limitaciones en cuanto a la distancia que pueden recorrer desde la descendencia dependiente.

Ejemplares que viven próximos pueden experimentar entornos muy distintos. El estudio de estas diferencias ayuda a comprender qué podría limitar la capacidad de los animales para adaptarse a ambientes cambiantes y, por tanto, el alcance de las poblaciones para hacer frente al cambio climático, afirmó en un comunicado Ella Cole, de la Universidad de Oxford, quien codirigió la investigación.

El nuevo estudio del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford reveló una marcada variación espacial en la medida en que los carboneros ajustan el momento de la puesta de huevos dentro de un solo bosque. El análisis de los eventos de reproducción de más de 13 mil ejemplares durante 60 años mostró que los sitios de anidación más lentos sólo han adelantado 7.5 días, mientras los más rápidos, 25.6 días.

La variación está relacionada con la salud de los robles cercanos al sitio de anidación. Cuanto más saludables sean esos árboles, mayor será el avance en la puesta.

Los hallazgos fueron publicados en la revista Nature Climate Change.

Dos chimpancés en libertad en África. — KENT STATE UNIVERSITY

Un gen saltarín es el sospechoso de que los grandes primates perdieran el apéndice posterior hace millones de años.

 

Cualquier mamífero que a cualquiera se le ocurra (perros, gatos, vacas o elefantes) tiene cola, más o menos larga, pero la excepción son los grandes primates antropoides, como gorilas, chimpancés y bonobos, que, al igual que sus "primos" los humanos, no la tienen.

La pérdida de la cola es uno de los cambios evolutivos más importantes en el largo camino hacia la especie humana actual y se ha relacionado históricamente con ventajas evolutivas como el desarrollo del bipedalismo (la forma de caminar erguido), pero hasta ahora no se conocía el origen de la pérdida de la misma.

Es lo que explican científicos de la Universidad de Nueva York al presentar lo que creen que pasó para que se perdiera la cola en estos mamíferos. Sería un cambio simple en un cromosoma, como tantísimos que se producen al azar a lo largo de la evolución, hace mucho tiempo, en un ancestro común de los primates antropoides. Sin embargo, piensan que este cambio favoreció un mayor riesgo de defectos congénitos en los recién nacidos.

El culpable en principio sería un gen saltarín, aunque luego la evolución conservara la ventaja evolutiva por razones que no se conocen. Los genes saltarines o transposones, que no son propiamente genes, son segmentos de material genético que se pueden pasar de un lugar a otro en los cromosomas y se cree que proceden de virus que infectaron en algún momento el genoma, el cual es bastante caótico en su composición. Actualmente se estima que el 10% del genoma está formado por este tipo de material genético.

Lo importante del nuevo estudio es que ha identificado el pequeño trozo y se ha demostrado su acción en ratones. Se ha podido hacer porque en los últimos años se han secuenciado los genomas de bastantes primates y Bo Xia, un joven científico, se dedicó a buscar las diferencias en la secuencia genética entre ellos en genes relacionados con el desarrollo de la cola y encontró una en un gen que ya se sabía que si muta, produce ratones con colas cortas.

Los chimpancés, orangutanes, bonobos, gorilas y humanos tienen, insertada en el citado gen, esta secuencia que no tienen el resto de los primates. Se produce así una proteína diferente por ser más corta que, a través de un mecanismo complejo, evita el desarrollo de la cola. A pesar de que en este proceso tienen que intervenir más genes, la inserción del gen saltarín tuvo que ser un acontecimiento decisivo hace unos 25 millones de años, ha declarado Itai Yanai, el coordinador del proyecto, a la revista Science.

En los experimentos con el modelo animal, sin embargo, se observó que un número elevado de los ratones modificados nacidos tenía defectos congénitos derivados del mal desarrollo del tubo neural, como la espina bífida o la falta de parte del cerebro, defectos que también afectan a los recién nacidos humanos. "Aparentemente pagamos un precio por la pérdida de la cola que todavía notamos", añade Yanai. "Debió de haber un beneficio claro, como una locomoción mejor u otra cosa". Sin embargo, esto no se ha demostrado claramente y el trabajo está todavía por publicar en una revista científica, a pesar de lo cual lo recoge Science por su interés.

Algunos recién nacidos humanos tienen que ser operados porque presentan una cola rudimentaria, sin que esto suela afectar a su salud. En el resto, el coxis, el último hueso de la columna vertebral es el único vestigio de la cola que, como mamíferos, les correspondería. Sin embargo, los embriones humanos tienen cola entre las cuatro y las ocho semanas de desarrollo, cuando desaparece. Todavía queda mucho por saber sobre el tema y el nuevo descubrimiento, como otros en la misma línea de investigación, puede llegar a tener importancia incluso para la salud humana. Por lo pronto, es interesante en sí mismo porque aporta más conocimiento sobre lo que nos hace humanos.

Precisamente ahora se cumplen 20 años de la publicación del genoma humano, un hito que no ha supuesto avances médicos tan rápidos como esperaban los más optimistas pero que sí ha permitido saber mucho más sobre las mutaciones, el cáncer, las enfermedades genéticas, las dianas terapéuticas y, por supuesto, la evolución, lo que incluye las diferencias genéticas entre humanos y primates. Considerada ahora una carrera de relevos, alimentada por la investigación, la exploración del genoma se ha convertido en una supermaratón en la que cualquier contribución puede ser importante, como señala la revista Science en el número especial que dedica al aniversario.

27/09/2021 21:22

¿Por qué los animales presienten las catástrofes y nosotros no?

Los animales presienten las catástrofes y son capaces de predecir los desastres naturales ¿por qué ellos presienten el peligro y nosotros no? Por F.G-S.

Gatos: los primeros en huir ante las vibraciones

Estos felinos tienen un elevado ‘sentido de la vibración’. Por eso, ante cualquier movimiento, son los primeros en desaparecer. En los pueblos que rodean el siciliano volcán Etna, todos los campesinos tienen gatos en casa como ‘detectores sísmicos’. Si todos los gatos escapan en un intervalo corto de tiempo, los campesinos los imitan y se alejan del volcán.

Aves migratorias: si el magnetismo se altera, echan a volar

La misma lectura de los campos magnéticos que utilizan para sus migraciones les permite a estas aves detectar cualquier cambio electromagnético producido por un seísmo. Antes de que se produzca, levantan el vuelo conjuntamente y huyen de la zona que será afectada. Las aves enjauladas se muestran agitadas ante la llegada de los temblores.

Peces gato: saltan y nadan como enloquecidos

Esta especie es capaz de percibir las pequeñas corrientes eléctricas que circulan por los sustratos del suelo en el momento previo al terremoto. Cuando las notan, saltan fuera del agua y nadan de forma enloquecida. En Japón, un país con una trágica historia de terremotos, usan este tipo de peces y las carpas doradas como ‘detectores’.

Tiburones: ante cambios de presión, se alejan hacia el fondo

Los tiburones de estuario son capaces de captar los cambios en la presión del agua que anteceden a un huracán. Así lo hicieron con el huracán Charley, en agosto de 2004. Doce horas antes de su llegada habían escapado a aguas profundas para ponerse a salvo. Esa especial sensibilidad también les permite advertir las alteraciones producidas por los seísmos.

Elefantes : al menor infrasonido, empieza la carrera

Su capacidad para captar infrasonidos les facilita oír cualquier fractura de la corteza terrestre. Además, a través de la planta de sus patas pueden captar los microtemblores que se producen antes de un seísmo, lo que demostraría que los paquidermos tienen un gran ‘sentido de la vibración’. Han sido los grandes supervivientes de la catástrofe del Índico.

Perros: aullidos antes del seísmo

Al ser los más cercanos al hombre, estos animales domésticos son, junto con los gatos, los que en más ocasiones han avisado de la llegada de un terremoto. Los perros, unas horas antes de que se produzca un seísmo, se muestran inquietos, empiezan a moverse de forma nerviosa y ladran incansablemente. Después, emprenden la huida definitiva.

Raza humana: la vista, el único sentido que alerta

De las cinco señales físicas que anteceden a un movimiento sísmico (cargas eléctricas, ondas sonoras de baja intensidad, afloramiento de gases del subsuelo, modificaciones en el magnetismo terrestre y nubes de vapor por la fricción de las rocas), los humanos sólo detectamos las últimas, que son visuales. El resto son ajenas a nuestros sentidos.

  • Pobre de oído. El hombre es sensible a las ondas entre 1.000 y 4.000 ciclos por segundo. Los sonidos que provoca la corteza terrestre al fracturarse no alcanzan ese umbral.
  • Escaso de olfato. Este sentido es, en el ser humano, un millón de veces menos preciso que el de un perro y no nos permite detectar la liberación de gases previos a los seísmos.
  • Carente de  ‘sistema de aviso’. La combinación de un oído y aparato fonador limitados impide a los humanos comunicarse a distancia. La tecnología ejerce hoy esa función.
  • Sin ‘detectores’ magnéticos. No percibimos los cambios en el magnetismo terrestre que se producen en un seísmo porque el cuerpo no puede procesar esas señales.
  • Sin ‘sentido de la vibración’.A diferencia de otros animales, no captamos las vibraciones que se trasmiten por el suelo y que ellos recogen a través de las patas.
Publicado enSociedad
Universidad Northwestern

Los investigadores se inspiraron en el modo en que árboles como los arces dispersan sus semillas, utilizando poco más que una fuerte brisa.

Un equipo de la Universidad Northwestern, en Illinois (EE.UU.), creó la estructura voladora más pequeña hecha por el ser humano hasta la fecha. Se trata de un microchip diminuto, llamado 'microflier', cuyo diseño está inspirado en la naturaleza.

En su estudio, los investigadores se inspiraron en el modo en que árboles tales como los arces dispersan sus semillas, utilizando poco más que una fuerte brisa, para desarrollar una serie de diminutos microchips voladores, apenas un poco más grandes que un grano de arena. 

Sus creadores dicen que estos chips pueden ser equipados con tecnología "ultraminiaturizada", incluidos sensores, fuentes de energía, antenas para comunicación inalámbrica e incluso memoria integrada para almacenamiento de datos.

 “Nuestro objetivo es añadir la capacidad de volar a los sistemas electrónicos a pequeña escala, con la idea de que esto nos permita distribuir dispositivos electrónicos miniaturizados altamente funcionales para detectar el entorno, con el fin de monitorear la contaminación, vigilar a la población o realizar el seguimiento de enfermedades”, explicó John A. Rogers, quien dirigió el desarrollo del nuevo dispositivo.

Estas estructuras pueden caer en masa de forma lenta y controlada e interactuar con los patrones de viento durante el periodo de tiempo más largo posible, y así maximizar la recopilación de datos relevantes.

El equipo trabaja ahora en minimizar el impacto ambiental por medio del desarrollo de métodos de recuperación y eliminación. Para ello, los dispositivos deben estar construidos con materiales que se reabsorban de manera natural en el ambiente, a través de una reacción química o una desintegración física que sea inofensiva para la naturaleza.

El estudio fue publicado este miércoles en la revista Nature.

Publicado: 23 sep 2021 23:03 GMT

La base de General Sherman, el árbol de mayor volumen de todo el mundo, fue cubierta por un grupo de más de 300 bomberos con una fina capa de aluminio. Foto: AFP

En una imagen dramática, General Sherman, el árbol más grande del mundo, fue cubierto con aluminio para evitar que el fuego lo consuma. El Parque Nacional de las Secuoyas, hogar de algunos de los seres vivos más grandes y longevos del planeta, es un área natural amenazada por los estragos de la emergencia climática.

Con los incendios Colony, Paradise y Walkers creciendo al sur del Parque, las secuoyas gigantes (el ser vivo más grande del mundo) enfrentan un panorama inédito.

A pesar de que son uno de los árboles mejor adaptados al fuego (gracias a una corteza que alcanza más de 50 centímetros de grosor) y en ocasiones los pequeños incendios controlados resultan beneficiosos para la propagación de sus semillas contenidas en los conos, las condiciones extremas de los incendios de este verano en California están consumiendo a decenas de ejemplares de la especie.

El aumento de las llamas el fin de semana pasado provocó la imagen más icónica de los últimos incendios del verano en California: la base de General Sherman, el árbol de mayor volumen de todo el mundo, fue cubierta por un grupo de más de 300 bomberos con una fina capa de aluminio, con el fin de evitar que las llamas lo consuman en caso de que alcancen la zona.

Con 2 000 toneladas de peso y 83.8 metros de altura, General Sherman es la atracción principal del Parque Nacional de las Secuoyas, ubicado a 260 kilómetros al norte de Los Ángeles. Esta secuoya gigante tiene una circunferencia de 31 metros en su base y una placa que indica a sus visitantes que están ante el ser vivo de mayor biomasa en el planeta.

Además de General Sherman, los bomberos envolvieron a algunos de los árboles más grandes e icónicos de la zona, entre ellos un conjunto conocido como los Cuatro Guardias, todos con poco más de 2 000 años de vida.

El 19 de septiembre, todos los campamentos de la zona, incluidos los del Parque Nacional de las Secuoyas y el vecino Parque Cañón de los Reyes cerraron hasta el 30 de septiembre.

Según el Servicio de Parques Nacionales, los incendios conocidos como el Complejo KNP iniciaron el 9 de septiembre debido a los relámpagos en la zona. Hasta el momento, el fuego, favorecido por el viento, ha consumido 72 kilómetros cuadrados. Aunque oficialmente se considera que se trata de tres incendios distintos (Paradise, Colony y Cabin), las autoridades aseguran que Paradise y Colony se han fusionado en un incendio mayor.

800 kilómetros más al norte, la situación es similar en el Parque Nacional Redwood, hogar de Hyperion (el árbol más alto del mundo con 115.85 metros de altura) y otras secuoyas rojas de alturas similares. Cuatro incendios que siguen creciendo en un radio de 60 kilómetros rondan la otra reserva de árboles gigantes del mundo.

21 septiembre 2021

Publicado enMedio Ambiente
Ap

Mucho más baratos, seguros y limpios que los de uranio, los reactores de torio no necesitan agua para enfriarse y podrían ser construidos incluso en regiones desérticas.

En el desierto de Gobi, científicos chinos podrán en marcha este mes un reactor nuclear experimental que funcionará con torio, un elemento débilmente radiactivo, en lugar de uranio, informa la revista científica Nature, remitiéndose al gobierno de la provincia de Gansu.

Si la Academia de Ciencias china tiene éxito, su instalación piloto, de momento de pequeño tamaño y experimental, podría dar lugar al surgimiento de una energía nuclear más segura y más barata.

El isótopo torio-232 de origen natural no puede sufrir fisión, pero cuando se irradia en un reactor, absorbe neutrones para formar uranio-233, que es un material fisible que genera calor.

La planta utilizará sal fundida en lugar de agua. Se espera que su reactor nuclear sea más seguro que los tradicionales, alimentados con uranio, ya que la sal fundida se enfría y solidifica rápidamente al entrar en contacto con el aire, aislando así el torio. Por tanto, en caso de una hipotética fuga se minimizaría el nivel de radiación en el medio ambiente, sugiere un artículo en LiveScience.

El reactor piloto será pequeño, de tres metros de alto y 2,5 de ancho, y su capacidad será de dos megavatios, que permiten alimentar hasta 1.000 hogares típicos. Sin embargo, forma parte de un plan a más largo plazo para desarrollar una serie de pequeños reactores de sal fundida, cada uno con una capacidad de 100 MW, suficientes para suministrar energía a cientos de miles de hogares.

Dado que los reactores de torio no necesitan agua para enfriarse, podrían ser construidos incluso en regiones desérticas, lejos de las grandes ciudades. El torio es un producto residual de la minería de tierras raras, muy presentes en China, y por tanto constituye una alternativa atractiva al uranio de importación, según los científicos.

"El torio abunda muchísimo más que el uranio y por eso sería una tecnología muy útil dentro de 50 o 100 años", lapso en el que se estima que los yacimientos conocidos de uranio queden agotados, sostuvo Lyndon Edwards, un experto de la Organización de Ciencia y Tecnología Nuclear australiana. 

Los novedosos reactores se encuentran entre las "tecnologías perfectas" para ayudar a China a lograr su objetivo de cero emisiones de carbono para 2050, según el experto energético Jiang Kejun, del Instituto de Investigación Energética de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, con sede en Pekín.

Publicado: 19 sep 2021