Cumbre climática en Nueva York: las lecciones de Kioto*

-El pasado viernes 22 de abril la sede de Naciones Unidas en Nueva York recibió a los representantes de sus estados miembros para la ceremonia de apertura de la firma del Acuerdo de París. La ceremonia era más simbólica que otra cosa, en tanto inauguraba el período de un año que los países tienen como plazo para proceder a la firma formal de los acuerdos aprobados en la COP 21 de París en diciembre pasado.

Como acto simbólico la ceremonia fue un éxito ya que 175 países estamparon su firma sobre el Acuerdo.Sin embargo como acto efectivo, el evento no reviste demasiado relieve. Lo importante de la nueva etapa del Acuerdo de París no es tanto la firma, sino la ratificación, que es lo que podrá posibilitar que éste entre en vigor. Para ello se requiere que al menos 55 países que en su conjunto representen al menos el 55% de las emisiones globales, lo ratifiquen.

De los 175 países que firmaron el acuerdo solo 15 pequeños países en desarrollo presentaron sus instrumentos de ratificación y que en su conjunto no representan un porcentaje significativo de emisiones[1] <#_edn1>.

La historia del Protocolo de Kioto ha dejado muchas enseñanzas. Entre ellas, que el período que va desde la firma hasta la ratificación del documento, es el período más cruel y despiadado de la negociación[2] <#_edn2>.

Entre los años 1997 (firma del Protocolo de Kioto) y 2001 (aprobación de los Acuerdos de Marrakech) hubo cuatro COPs y varias intersesionales y reuniones de los órganos subsidiarios para afinar los mecanismos y medios de implementación del Protocolo. Aquellas discusiones fueron tan extensas y complejas que, en una decisión única en la historia de la Convención, la COP 6 del año 2000 tuvo que realizarse en dos partes ya que los tiempos no alcanzaron: una en noviembre de 2000 y la otra en julio de 2001.

Al igual que ocurre ahora con el Acuerdo de París, el Protocolo de Kioto requería la ratificación de al menos 55 países que en su conjunto representaran al menos el 55% de las emisiones globales.

Rusia y Estados Unidos (sumado a alguno de sus aliados de entonces como Japón, Nueva Zelanda o Australia) sumaban más del 45% de las emisiones globales lo que les daba, actuando en conjunto, un virtualpoder de veto para intentar imponer sus condiciones. Estados Unidos terminó saliendo del Protocolo de Kioto pero Rusia obtuvo una victoria trascendente al lograr que le duplicaran la cantidad de absorciones que podría justificar en sus bosques (de 17 a 33 MtCO2). Este enorme volumen de CO2 (parte de lo que se conoció como “hot air” ruso) terminó siendo utilizado dentro del régimen de Comercio de Emisiones del Protocolo para compensar las insuficientes reducciones de otros países desarrollados. Esto terminó debilitando los compromisos asumidos y haciendo que cumplir con el Protocolo de Kioto finalmente no significara nada[3] <#_edn3>.

Pero hubo otros asuntos que debilitaron el Protocolo de Kioto en aquellos acuerdos posteriores. Solo a modo de ejemplo en una lista no exhaustiva: el amplio uso de actividades de uso de la tierra y silvicultura para compensar emisiones en los países industrializados, la introducción del uso de la forestación para obtener certificados de reducción de emisiones en el Mecanismo de Desarrollo Limpio, el uso prácticamente ilimitado de los mercados de carbono, la ausencia de tope a la compraventa de "hot-air" de Rusia, entre otros. A todo esto se le llamó en su momento “los agujeros del Protocolo de Kioto”.

El Acuerdo de París es un acuerdo laxo, que no contiene compromisos ni obligaciones respecto de las emisiones de cada país. Existe una meta global –2 grados de aumento máximo de temperatura- pero la reducción de emisiones necesaria para lograr este objetivo no está distribuida entre los países. De manera que no hay forma de exigirle a ninguno de ellos la cuota parte de su responsabilidad. En este sentido el Acuerdo de París es más débil que el Protocolo de Kioto que al menos tenía unas metas específicas para algunos países.

Lo que veremos a lo largo de los próximos meses será una cruel y despiadada negociación para definir los instrumentos y medios de implementación del Acuerdo de París. En este período, los países que son mayores emisores tendrán un poder mayor de negociación, en tanto su ausencia impedirá la entrada en vigor del acuerdo.

La ceremonia que acabamos de ver en Nueva York es, en el mejor de los casos, un intento del Secretario General de Naciones Unidas de darle un impulso político al nuevo acuerdo climático. Pero más allá del efecto propagandístico, esta reunión de Nueva York no tiene ninguna incidencia concreta en el tema central: la decisión de reducir las emisiones para evitar el cambio climático.

El Acuerdo de París sigue siendo un texto irrelevante para detener las emisiones de gases efecto invernadero. Y muy probablemente el resultado final, luego de las negociaciones que hagan posible su ratificación, sea un acuerdo mucho más debilitado aún, donde seguramente vayan a aparecer los futuros “agujeros del Acuerdo de París”.

Nada para celebrar y mucho para preocuparse tiene la Convención tras esta ceremonia inaugural.

Gerardo Honty es analista de CLAES (Centro Latino Americano de Ecología Social)

Publicado enMedio Ambiente
Procesamiento de información y comunicación en los seres vivos

Los seres humanos, que poseen lenguaje en el sentido propio y fuerte de la palabra, han tendido a creer que la única forma de comunicación en la naturaleza es por vía de signos y símbolos. Este es un error de reduccionismo cuando se estudia a la naturaleza.

 

Sin la menor duda, los sistemas vivos logran ser lo que son gracias a que procesan constantemente información de forma creativa y no–algorítmica. Esto quiere decir, los sistemas vivos escanean el entorno 24/7, pero al mismo tiempo responden al entorno creando nueva información, que antes no existía. Literalmente, la supervivencia de un ser vivo consiste en su adecuada capacidad de procesar la información del entorno. Esto es, al mismo tiempo leer el entorno y escribir sobre él, por así decirlo.


El estudio de la forma como los sistemas vivos procesan información constituye el punto de encuentro de tradiciones disciplinares tan distintas como las ciencias de la computación y la biología, la filosofía y la teoría de la evolución, la lógica y las matemáticas no–clásicas, por ejemplo.


Ahora bien, existe un problema estrechamente relacionado y acaso de una complejidad mayor. Se trata, dicho genéricamente, de las relaciones entre información y comunicación, y más particularmente, el tema se refiere a comprender la forma como la comunicación, y por tanto el lenguaje, tienen lugar entre los seres vivos.


Por razones de espacio, me concentraré aquí en el caso de los animales, dejando de lado otros sistemas vivos, como las plantas o las bacterias, por ejemplo.


El punto de partida consiste en el reconocimiento explícito de que, en el caso de los seres humanos, buena parte de la comunicación es corporal, y que la mayor parte de ésta es automática. Como señala un investigador (F. de Waals), “si el lenguaje nos separa del reino animal, la comunicación no verbal nos conecta con él”.


Comprender la comunicación entre los animales constituye el punto de encuentro de la neurobiología, la etología y la filosofía, particularmente.
La comunicación entre los animales es la combinación entre simplicidad y complejidad, o lo que es equivalente, entre la escala innata y la aprendida. Sin ambages, se trata del cruce dinámico y móvil entre genética y especiación, y cultura, literalmente.


La primera condición para el estudio de la comunicación entre los animales es el hecho, aparentemente trivial, de que existen numerosas especies y que, por tanto, cada especie tiene o puede tener un medioambiente diferente. De esta suerte, el conjunto difuso resultante es el cruce entre adaptación y aprendizaje, de un lado, y biología y estereotipos de otra parte.


Desde el punto de vista evolutivo, sin embargo, la diversidad y riqueza de formas de comunicación tiene dos ejes referenciales básicos: la reproducción y la defensa del territorio. Esto quiere decir, por ejemplo, encontrar la hembra o el macho adecuado, o también las amenazas que puede encontrarse con depredadores y otras especies peligrosas en el entorno. Y claro, sin olvidar el papel del juego, prácticamente ubicuo a todo lo largo de la naturaleza animal.


Desde la escala más básica hasta la más compleja, los procesos de comunicación entre animales comprenden:


• La quimiotaxis, esto es, la comunicación a partir de estructuras químicas, y entonces cabe distinguir una quimiotaxis positiva y una negativa. Esto es, aquella que atrae o aleja a un individuo o especie. Un marco adecuado aquí es la química en general y la topología química en particular. No en última instancia, la topología química cuántica.
• La gesticulación, las posiciones corporales y los apéndices constituyen un lenguaje universal entre muchas especies, y un elemento transversal en los procesos de comunicación entre las especies, y al interior de una misma especie.
• Las señales olorosas procesadas de diferentes maneras y en diferentes lugares del organismo son una de las formas más extendidas de comunicación y sobre lo cual existe una amplia bibliografía. Los olores, agradables o repulsivos, conforman una de las formas fundamentales de comunicación. La química en general hace aquí aportes singulares.
• En el caso de las aves y muchos mamíferos inferiores y superiores, los sonidos constituyen una comunicación sin igual. En este espectro cabe distinguir, entre otros, cantos, chirridos, graznidos o chillidos, y según los tonos, los tiempos y las sonoridades. Muchas especies se comunican con infrasonidos. La física aporta contribuciones evidentes al respecto.
• En numerosas especies, por ejemplo, entre los cefalópodos, las señales eléctricas constituyen medios idóneos de procesamiento de información y de comunicación. Estas señales eléctricas no implican en manera alguna una centralidad del cerebro, sino, por el contrario, de los órganos del cuerpo.

• Los destellos de luz son cruciales entre muchos peces y también en el caso de algunas especies de aves. De esta forma, las sensibilidades a espectros de luz y, por consiguiente, a las velocidades en los que suceden estos espectros son determinantes para el buen funcionamiento de la vida.

• La pigmentación de la piel constituye un modo conspicuo de comunicación que no es perceptible para la mayoría de las especies y que, sin embargo, funciona perfectamente en muchos casos.


De forma particular, cada una de estas caracterizaciones admite otras singularidades que no son aquí del caso presentar, pero que tan sólo matizan la idea de base.


Estos sistemas de comunicación permiten, según el caso, entender procesos de competencia y, sobre todo, en la mayoría de los casos, fenómenos de cooperación e integración.


Los seres humanos, que poseen lenguaje en el sentido propio y fuerte de la palabra, han tendido a creer que la única forma de comunicación en la naturaleza es por vía de signos y símbolos. Este es un error de reduccionismo cuando se estudia a la naturaleza.


En contraste con el panorama anterior, cabe subrayar que, en el caso de los seres humanos, los sentidos son esencialmente pasivos. Los humanos percibimos el mundo en su mayor parte de forma pasiva. Lo mismo no puede afirmarse necesariamente en el caso de los animales.

Prueban con éxito corazones de cerdo en mandriles

Corazones de cerdo modificados genéticamente podrían llegar a ser trasplantados a pacientes. Esto se vislumbra después de que un órgano porcino implantado en un mandril latió durante tres años.


El éxito del experimento ha alimentado esperanzas de que los corazones de cerdo pudieran usarse en breve para combatir la extrema escasez de órganos de donantes humanos, la cual con frecuencia ocasiona que los pacientes mueran antes de poder recibir un trasplante.


Los científicos usaron una técnica conocida como inmunomodulación para superar el rechazo natural que ocurre cuando tejido de otra especie se injerta en el organismo humano.


Expertos del Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre, en Ma-ryland (EU), emplearon corazones genéticamente modificados de cerdo para hacerlos más tolerables para mandriles. Los implantaron en cinco de estos animales, junto con una combinación de anticuerpos y fármacos que cambió sus sistemas inmunes para que no atacaran los órganos.


Supervivencia de 945 días


Los corazones sobrevivieron hasta 945 días, superando con mucho el récord anterior de 500 días que poseían los mismos investigadores.


Esto es muy significativo porque nos acerca un paso a usar estos órganos en humanos, expresó Muhammad Mohiuddin, coautor del informe.


“Los xenotrasplantes –trasplantes de órganos entre especies distintas– tienen el potencial de salvar cada año miles de vidas”, añadió.


Los corazones no remplazaron a los de los monos, sino más bien se conectaron al sistema circulatorio mediante dos grandes vasos sanguíneos en su abdomen.


El corazón trasplantado latía como uno normal, pero el del mandril continuaba realizando la función de bombear sangre.


Los científicos han experimentado con el trasplante de riñones, corazones e hígados de primates en humanos desde los años 60, porque su proximidad genética sugería que podrían ser los mejores donadores.


Sin embargo, los cerdos han resultado la mejor opción porque si bien su corazón es anatómicamente similar al nuestro, conlleva menos riesgo de transmitir enfermedades que el de primates, pues son tan cercanos genéticamente a los humanos que el peligro de contagio es mayor.


La investigación fue publicada en Nature Communications.


Traducción: Jorge Anaya

“No queda nada en pie, todo está destruido&quot;

Tras el brutal seísmo de 7,8 grados en el país andino que ya ha dejado al menos 413 muertos, continúan los trabajos para sacar los cuerpos bajo los escombros.

 

QUITO.- "Es como una de esas películas de guerra en las que pasa un tanque y acaba con todo". Así describe Jennifer Cedeño la situación en Pedernales, en la costa norte de Ecuador, tras el terremoto de 7,8 grados que sacudió al país latinoamericano el pasado sábado. Cedeño se alistó como voluntaria en un grupo de rescate que partió desde la vecina provincia de Esmeraldas el domingo y ha presenciado las labores de rescate llevadas a cabo en Pedernales. "No queda nada en pie. Ni siquiera la iglesia. Todo está destruido", afirma a Público. La localidad de Pedernales, declarada zona de desastre por el Gobierno ecuatoriano, es la más afectada por el seísmo de mayor magnitud que ha vivido el país desde 1979, que ya ha dejado al menos 413 muertos.

El reloj estaba a punto de marcar las siete de la tarde cuando la tierra comenzó a agitarse. Mientras los turistas se preparaban para cenar en los concurridos chiringuitos del pueblo costero de Canoa, dos placas tectónicas chocaron provocando el pánico en la población. Desde el puerto de Manta, en el sur, hasta la ciudad de Esmeraldas, en el norte, la costa del Pacífico ecuatoriano se sacudió salvajemente hasta no dejar nada en pie. Cientos de vidas se perdieron entre los escombros, mientras una gran oleada de solidaridad emanaba desde el resto del país y del mundo.


"Durante el rescate de un cuerpo, un hombre que estaba a mi lado me contó su historia", explica Cedeño desde Pedernales. "En el momento del terremoto, él estaba dentro de un hotel. Vio cómo se partía la pared y decidió saltar a través de ella para llegar al suelo", narra esta joven esmeraldeña que decidió unirse a un equipo de rescate para ayudar a las personas afectadas. "Su amigo, en cambio, decidió subir hasta la terraza del hotel, que tenía cuatro pisos. El edificio colapsó y la terraza cayó inclinada, de tal forma que el señor se deslizó como si fuera una resbaladera (tobogán) hasta el suelo", agrega.

El estado de las carreteras dificulta el acceso de los cuerpos de rescate a los lugares más afectados por el terremoto. Muchas de las vías han sido cerradas al tráfico al sufrir desperfectos. La carretera que lleva a Pedernales es una de las más dañadas. "Toda la vía de acceso estaba como si partieras un pastel: abierta en capas. Nosotros conseguimos llegar en una camioneta, pero corrimos un riesgo muy grande", comenta Cedeño.


Más de 300 réplicas


El movimiento telúrico, que hasta el momento ha registrado más de 300 réplicas, según el Instituto Geofísico Ecuatoriano, se dejó notar en prácticamente todo el país. En Quito, a casi 200 kilómetros del epicentro, se sintió una fuerte sacudida que llevó a la población a salir a las calles por miedo a posibles derrumbes. No obstante, no se registraron mayores daños en la capital. En Guayaquil, la ciudad más poblada del país, un puente colapsó matando a una persona. La segunda víctima mortal registrada en esta ciudad, situada en la costa sur, falleció tras la caída del techo de un centro comercial.


Pero los mayores daños se produjeron en la provincia costera de Manabí. En la localidad turística de Canoa, frecuentemente visitada por aficionados al surf y jóvenes mochileros, la devastación fue total. "El 80% de las casas están destruidas. Los muertos están en el parque. Tenemos cuadros de niños con epilepsia que necesitan medicación urgente", cuenta por teléfono Karla Morales, directora de la ONG Kahre. "Mucha gente está durmiendo en las calles y otra gente, por temor a alertas de tsunami o réplicas, se ha refugiado en la montaña, en ranchos o improvisadamente en el campo", asegura.

Pocas horas después del terremoto, las autoridades anunciaron que no existía riesgo de tsunami. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, decretó el estado de excepción en el país, antes de regresar desde Roma, donde se encontraba visitando al Papa. "Tomará meses, años y probablemente miles de millones de dólares" recuperarse del terremoto, declaró Correa desde Pedernales, donde hasta el momento se han recuperado 76 cadáveres. "Hemos recibido un impacto muy fuerte, es la mayor tragedia de los último 67 años", añadió el mandatario.


Solidaridad con Ecuador


Un poco más al norte, en San José de Chamanga, la población corrió mejor suerte. En esta localidad de la provincia de Esmeraldas no se produjo ninguna víctima mortal. Sin embargo, el 90% de sus construcciones han sido afectadas, según Andrea Inghman, responsable de ACNUR en esa región fronteriza con Colombia. "Es muy impactante porque hay mucha destrucción. La gente se está organizando para recuperar sus cosas", afirma a este diario. En esta localidad, 485 familias han sufrido la destrucción provocada por el seísmo. Según su vicealcaldesa, Maira Solórzano, "apenas quedan edificios en pie, todas las casas de dos plantas se desplomaron, mientras que a las de una planta se les cayeron las paredes". Solórzano agradece el apoyo brindado por voluntarios y personas solidarias, pero asegura que no es suficiente. "Nos llegan alimentos, pero apenas nos duran para una sola comida. Necesitamos mucho más", clama.


Países latinoamericanos como Venezuela, Cuba o México ya han enviado a Ecuador aviones cargados de ayuda humanitaria. Cuba, por ejemplo, mandó una brigada médica especializada en desastres naturales, mientras que México apoyó al país andino con un grupo de 120 topos, rescatistas de la Policía Federal especializados en la búsqueda de supervivientes entre escombros. La ONU, a través de ACNUR, también ha enviado su ayuda en forma de tiendas de campaña para albergar a las personas que han perdido sus casas. España, por su parte, ha fletado un avión con 50 miembros de la Unidad Militar de Emergencias, ocho bomberos, dos sanitarios y perros adiestrados.

En Quito y Guayaquil, cientos de personas han acudido en los últimos días a los puntos establecidos por las autoridades y por colectivos de la sociedad civil para entregar víveres, agua y bienes de primera necesidad para las personas afectadas. No obstante, otro tipo de bienes, mucho más tétricos, también son requeridos. "Además de alimentos y bebidas, la gente también pide donación de ataúdes y hasta formol para contrarrestar el olor de los restos de los fallecidos", afirma Morales, de la ONG Kahre.

La sociedad ecuatoriana ya trabaja para levantarse de este nuevo golpe propinado por la naturaleza. Con varios volcanes activos amenazando la calma en el país y el fenómeno de El Niño haciendo de las suyas, el terremoto del sábado cogió por sorpresa a un país acostumbrado a los desastres naturales. Como respuesta, desde las redes sociales un mensaje comenzó a propagarse: "Fuerza Ecuador".

Publicado enInternacional
Todo lo que se conoce sobre el terremoto de Ecuador

235 personas es la cifra oficial de muertos que ha dejado el terremoto más fuerte de los últimos 36 años. Hacemos un repaso de todo lo sucedido.

 

¿Qué sucedió?


Un terremoto de magnitud 7,8 sacudió la costa de Ecuador este sábado 16 de abril a las 18:58 (hora local). A este terremoto devastador le siguió una serie de fuertes réplicas. El foco del sismo se ubicó en una zona entre las ciudades de Pedernales y Cojimíes, en la provincia de Manabí, a 20 kilómetros de profundidad.


El presidente de la república, Rafael Correa, decretó el estado de excepción y de inmediato inició su viaje de regreso al país, ya que se encontraba cumpliendo una agenda en los Estados Unidos y El Vaticano.


¿Cuántas personas han fallecido?


Hasta el momento, las cifras oficiales hablan de 235 muertos y más de 1500 heridos, aunque las autoridades esperan el incremento de estos números.


"La parte material es lo menos importante, lo más importante es garantizar la integridad y las vidas", "Estamos poniendo todos los recursos disponibles para salvar la mayor cantidad de vidas", fueron algunos de los comentarios de la Presidencia de la República del Ecuador en su cuenta oficial de Twitter.

 

¿Cuál ha sido el daño material ocurrido?


Según los últimos reportes, los principales destrozos las han sufrido pequeñas poblaciones de la costa ecuatoriana. Entre ellas, la más afectada ha sido Pedernales, una pequeña ciudad turística de la provincia de Manabí, que habría sido destruida en un 80%.


Sin embargo, el terremoto afectó seriamente la infraestructura de grandes ciudades (capitales de provincias de la costa ecuatoriana), como Portoviejo, Guayaquil, Manta y Esmeraldas.


El presidente Correa afirmó que se activó una línea de crédito por 600 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Mundial (BM) para atender la emergencia.


¿Cuál fue la potencia del terremoto?


Hasta el momento se han contabilizado 135 réplicas en la zona de Pedernales pero las autoridades alertan sobre la posibilidad de que continúen en el transcurso de los próximos días.


En cuanto a su fuerza, se considera que el terremoto de Ecuador es seis veces más potente que el ocurrido unos días antes en Japón, aunque la magnitud es muy similar. Se trata del mayor sismo ocurrido en el país sudamericano en décadas. En 1979, un terremoto mató a cerca de 600 personas y dejó casi 20.000 heridos.


El sismo se sintió también en las vecinas Colombia y Perú.


¿Qué acciones se toman para contrarrestar el caos?


La Secretaría de Gestión de Riesgos de Ecuador desplazó cerca de 10.000 uniformados de las Fuerzas Armadas; además, se mandaron 300 bomberos de refuerzo a la provincia de Manabí y exclusivamente 200 a Pedernales; así como 3.500 miembros de la Policía Nacional a las provincias de Manabí, Esmeraldas, Guayas y Santa Elena.


El caos y el miedo se adueñaron de los ecuatorianos. Muchas personas que se encontraban en ciudades turísticas de la zona costera como Tonsupa, Jama y Esmeraldas se han desplazado hacia zonas montañosas de las localidades o han pasado la noche en las calles por el temor a nuevas réplicas.

 

 

Publicado enMedio Ambiente
Desarrollan el genoma viable más pequeño de la naturaleza

Investigadores estadunidenses crearon en un laboratorio el genoma viable más pequeño existente en la naturaleza, que contiene el número mínimo de genes necesarios para que un organismo funcione y se autorreproduzca, un nuevo avance para desentrañar los misterios de la vida.

El genoma sintético de este microbio llamado Syn 3.0 tiene sólo 473 genes. En comparación, un ser humano tiene alrededor de 20 mil y una flor japonesa llamada Paris japonica, con el genoma más grande conocido hasta la fecha, cuenta con 50 veces más.

El equipo que logró esta hazaña está dirigido por Craig Venter, pionero de la secuenciación del ADN, quien también creó el primer organismo controlado por un genoma sintético en 2010.

Los investigadores que han logrado crear este genoma al mínimo aún no han sido capaces de determinar las funciones de 149 de estos 473 genes, un tercio del total, según explicaron en sus trabajos publicados el jueves en la revista Science.

La creación de esta célula dotada sólo con los genes necesarios para que exista vida en su forma más básica podría ayudar a comprender la función de cada gen absolutamente esencial para la vida, según los biólogos.

La mejor manera de comprender la vida es crear el genoma más simple, explicó Craig Venter durante una conferencia de prensa telefónica.

Si no entendemos cómo vuela un Boeing 777, retiramos las partes una a una hasta que el avión ya no puede volar.

Este es el principio que el científico y su equipo, que incluye a Clyde Hutchison, emplearon con el genoma de una bacteria Mycoplasma, conocida por tener los genomas más pequeños de todas las células vivas capaces de autorreproducirse.

Crearon genomas hipotéticamente minimalistas en ocho segmentos diferentes para probar e identificar a los genes esenciales y los que no lo son.

Etapa importante

Durante este proceso, los investigadores también trataron de identificar los genes denominados casi esenciales, necesarios para asegurar un crecimiento robusto del organismo, pero que no son esenciales para la vida.

Para poner a prueba estos genes, los científicos han insertado secuencias genéticas exteriores para perturbar sus funciones y determinar así las que eran necesarias para la vida de las bacterias.

Los científicos repitieron el experimento hasta que consiguieron el genoma más pequeño capaz de funcionar.

Su trabajo también reveló que algunos genes clasificados como no esenciales realizan ciertas funciones que resultan esenciales y deben ser mantenidos en el genoma de por vida.

Casi todos los genes necesarios para la lectura y expresión de la información genética, así como la preservación de la información y su transmisión entre generaciones, también se conservan en este genoma.

Muchos se han encontrado en otros organismos, lo cual sugiere que podrían codificar proteínas universales cuyas funciones aún no se han definido, acorde a los investigadores.

Científicos consideran la creación de este genoma artificial mínimo un avance significativo. Este es un paso importante en la creación de una célula viva cuyo genoma está totalmente definido, dijo Chris Voigt, biólogo del Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge (noreste de Estados Unidos).

Sin embargo, añade el científico, queda por definir el papel de estos 149 genes de Syn 3.0 que permanecen desconocidos y que prometen traer nueva información sobre la base biológica de la vida.

Desprivatización del agua: fracaso global de su privatización por el Banco Mundial

La secta neoliberal en México perora sin continencia las supuestas bondades de la privatización del agua y llama la atención su alto grado de ignorancia y/o de engaño deliberado, con tal de promover sus caníbales intereses pecuniarios ( http://goo.gl/gvTtI0 ), al no estar actualizada del fenómeno inverso de su desprivatización global que se ha acentuado en países avanzados, como EU, Francia y Alemania ( http://goo.gl/UdNcy2  ).


John Vidal, del rotativo británico The Guardian, demuestra que la privatización del agua ha sido “un fracaso global ( http://goo.gl/uWACjn )” cuando los hechos apuntan a su desprivatización: muchas ciudades que se precipitaron en firmar concesiones a 20 años o más con las empresas de agua en expectativa de un agua potable (sic) a un costo socialmente aceptable (¡supersic!) han preferido terminar sus acuerdos y regresar las provisiones de agua urbana al control público (¡supersic!).


Vidal cita un estrujante reporte de tres entidades –Instituto Trasnacional (TNI, por sus siglas en inglés), Unidad de Investigación Internacional de Servicios Públicos y Observatorio Multinacional– que sugiere que 180 ciudades y comunidades en 35 países (¡supersic!) –que incluyen Berlín, Buenos Aires, París, Acra, Johannesburgo, La Paz, Maputo y Kuala Lumpur–, han remunicipalizado sus sistemas de agua en la pasada década: lo más sorprendente es que 100 de los retornados (sic) fueron en EU y Francia, 14 en África y 12 en América Latina (AL). Las mayores metrópolis en los países en vías de desarrollo, más que en los prósperos países avanzados, tendieron a la remunicipalización del agua.


El mismo Banco Mundial (BM) acepta un fracaso de 34 por ciento en la participación privada en infraestructura entre 2000 y 2010.


Vidal comenta que en 1999 el BM propuso la expansión del abasto acuífero de Lagos (la más poblada ciudad de Nigeria que con su zona conurbada cuenta con 21.3 millones), para beneficiar los acueductos de empresas británicas y/o francesas.


El proyecto frustrado del BM en Lagos se parece mucho a su inducción privatizadora en la Ciudad de México mediante un empréstito, con dados cargados, por 10 mil millones de pesos, cuya más poblada delegación padece sequía urbana y forma parte de la “Bolivia mexicana ( http://goo.gl/f0R8te )”.


En forma perturbadora, el titular del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre, empezó a imitar la cacofonía privatizadora neoliberal del itamita Jesús Reyes Heroles González Garza –sobre costos financieros y responsabilidad financiera (sic) de la gestión del agua–, mientras su similar de la corporación del agua de Lagos arremete contra el plan del BM como inoperante y muy costoso para la ciudad.


De 1993 a 2013, el BM llevó a cabo 847 proyectos acuíferos, cuya mitad se ubica en AL y, pese a sus estruendosos fracasos globales, no ceja en su obcecación privatizadora, cuando ha otorgado préstamos por más de 75 mil millones de dólares para proyectos acuíferos y de higiene en todo el mundo desde 1995, según Vidal.


Ahora el BM se ha sacado de la manga el nuevo truco contable/financierista –secreto, la mayor parte de las veces– de una asociación mixta pública y privada (PPP, por sus siglas en inglés) para, a mi juicio, diferir las protestas ciudadanas y luego asestar el golpe final privatizador. No corren prisa ante la sed global que buscan controlar en forma perversa y geopolítica.


Los activistas del Corporate Accountability International desmontan el truco contable financierista del PPP: al contrario, cuando el acceso al agua es casi universal, se ha debido casi siempre al compromiso público para construir y mantener su infraestructura, que representa 75 por ciento del costo del abasto del agua a los usuarios.


La experiencia global ha sido que, cuando los usuarios se encuentran incapacitados en pagar las elevadas tarifas privatizadas, los caníbales privatizadores con la mano en la cintura cortan el suministro en forma anti-humana, lo cual hace añicos el derecho humano al agua (de 50 litros a 100 litros por persona al día).


Hace un año el tribunal de distrito de la capital de Indonesia –256 millones de habitantes y un PIB de 2.8 billones de dólares (noveno en el ranking global)–, país muy parecido a México (lugar 12) en dimensiones y parámetros, canceló la “mayor privatización de agua del mundo (sic) después de 18 años de fracasos ( http://goo.gl/nStkMG )”.


Una coalición de resistencia a la privatización se rebeló a la decisión corrupta, tras bambalinas, operada por el régimen militar de Indonesia en 1997, como a las continuas manipulaciones de los operadores privados para incrementar sus ganancias sin mejorar los servicios del agua, más bajos a lo prometido y con filtraciones mayores (44 por ciento), además de que las tarifas se cuadruplicaron.


Indonesia es un eslabón más de los fracasos globales de la privatización alentada por el BM y el Banco de Desarrollo Asiático, que han caído en la ilegalidad después de la histórica cancelación del tribunal indonesio y cuya sentencia debe servir de ejemplo a los ciudadanos de otros países que se enfrentan a la dictadura acuífera global del BM/Morgan Stanley/Goldman Sachs/Citigroup-Banamex en América Latina y Estados Unidos ( http://goo.gl/rfOZV4 ).


La resolución del tribunal de Yakarta es coherente con la sentencia de la Corte Constitucional de Indonesia: los recursos del agua tienen que ser controlados y asignados para el beneficio público, por lo que las empresas privadas no pueden monopolizar los derechos sobre las fuentes de agua. Y eso que ambas cortes no abordaron el derecho humano al agua, que colisiona con los caníbales/necrófilos costos financieristas que no toman en cuenta los mayores costos sociopolíticos.


Anna Lappé, directora de Small Planet Institute, indaga las razones por las cuales el BM se empecina en privatizar el agua,“lo cual ha puesto en peligro la salud pública, a pesar de sus riesgos ( http://goo.gl/NJA3tq )”.


El problema radica en que el BM empuja a la privatización como la principal solución a la crisis de agua y sus empréstitos van conectados a medidas de austeridad diseñadas para empequeñecer al Estado.


Lo peor es que las privatizadoras del agua pretenden implementar soluciones eficientes (sic) mediante un alza descomunal de los precios y el recorte de la inversión en infraestructura (muchas veces regalada por los gobiernos entreguistas).


El BM emprende un doble juego tramposo: aconseja a los gobiernos privatizar el agua e invierte en las trasnacionales privatizadoras del agua para que obtengan suculentos contratos.


La tendencia global hoy es hacia la desprivatización del agua y no a su privatización ( http://goo.gl/5rZXWN ), como engaña el Consejo Consultivo del Agua AC, que preside el itamita Jesús Reyes Heroles González Garza ( http://goo.gl/o5IXIj ), caballo de Troya del banco de inversiones Morgan Stanley ( https://goo.gl/rBl1MT ).


Este consejo depredador es al agua lo que IMCO (del “ cártel español”) y CIDAC (del “ cártel sionista”) fueron para la enajenación (castatral y siquiátrica) del petróleo del “México neoliberal itamita”, cuyos integrales intereses pecuniarios son revolventes.


www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037

Publicado enEconomía
Los siete mayores cambios para el medio ambiente que veremos en 2016

El fin del mito del coche eficiente, la emergencia definitiva del consumidor sostenible o la nueva movilidad urbana son algunos de ellos.

 

El fin del mito de los coches eficientes


El coche eficiente ha sido el caballo de batalla de la industria durante décadas. La idea era convertir el viejo automóvil, ruidoso y contaminante, en el nuevo vehículo del siglo XXI, limpio y silencioso. Durante años, los fabricantes han esgrimido estadísticas que demuestran que los coches de hoy emiten una fracción de los óxidos de nitrógenos, partículas, etc., que emitían en los ochenta o noventa. Incluso se presentan datos de reducción paulatina de las emisiones de CO2. El caso Volkswagen ha dado al traste esta estrategia. Ahora sabemos que el coche eficiente de motor convencional es un callejón sin salida, que la reducción drástica de emisiones solo se podrá conseguir utilizando una tecnología completamente distinta.

 

Pero la industria ha anunciado con orgullo la venta de más un millón de coches en 2015, todos los cuales, menos 2.000, son de motor de gasoil o gasolina. Más de un millón de coches de los que expulsan humo por el tubo de escape, muchos de los cuales seguirán rodando en 2026.

 

La emergencia definitiva del consumidor sostenible


Tras el consumidor verde de tipo heroico que solo quería salvar al planeta, aunque fuera a costa de su salud y su bolsillo y el ecoconsumidor pijo, amante de productos eco súpersaludables y súpercaros, llega el consumidor sostenible, es decir, el que quiere ahorrar dinero, mejorar su salud y de paso salvar al planeta. Y a su encuentro sale toda una nueva rama de la economía: consumo colaborativo, economía circular, cultura de compartir más que de tener.

 

Muy buenos ejemplos de todo esto hay en la movilidad, con el auge del coche compartido en todas sus variantes, que está acabando con la cultura de "tener coche" propia de la gente de más edad. O nuevas formas de comprar comida, más orientadas a lo vegetal que a lo animal. O una nueva manera de considerar los artículos desechados, que antes tirábamos automáticamente a la basura, como valiosos objetos para reparar y dar una nueva vida.


La salida del armario del gamberro ambiental, sin complejos


Ahora que parece que hay un consenso mundial sobre la manera de proteger nuestro planeta del desastre climático, es posible que llegue a su fin del consenso sobre la sostenibilidad cotidiana. Hasta hace poco, los ciudadanos concienciados y responsables que comían poca carne e iban al trabajo en bicicleta se veían como algo folklórico, ligeramente ridículo pero completamente inocuo. Esto ha sido así hasta que estos ecociudadanos, a través de sus representantes, han conseguido alguna parcelilla de poder político. Y entonces hacen cosas tan horrendas como pretender combatir la contaminación restringiendo el uso del coche.

 

La reciente experiencia de Madrid ha mostrado como la respuesta de una parte no despreciable de la ciudadanía a esta restricción ha sido poner el grito en el cielo y acusar a los promotores de la medida de antisistemas que quieren destruir nuestro modo de vida civilizado y occidental. Unas cosas llevan a otras, y este mismo influyente sector de la opinión pública, que podríamos llamar el partido del chuletón y el tubo de escape, critica acerbamente la lucha contra el cambio climático, las energías renovables el reciclaje, el coche eléctrico, las recetas vegetarianas y muchas cosas más por el estilo. Sin complejos.


La nueva movilidad urbana


ANFAC ha presentado recientemente siete medidas para reducir drásticamente la contaminación en las ciudades. Todas ellas se pueden interpretar en la dirección de la nueva cultura de movilidad. Por ejemplo, el etiquetado de vehículos o la recuperación de las rutas de empresa.

 

Es muy interesante la división de todos los coches de España en seis categorías: desde la cero (azul) a la 5 (rojo carmesí). Es la base fundamental para que aquellos con etiqueta roja paguen más impuesto de circulación, no tengan acceso a zonas restringidas, etc.


Las consecuencias de la COP 21 de París


La resaca de París va a ser muy prolongada. Una vez que se firmó el último documento de compromiso de acción y se vació la última botella de champán, todo parece tranquilo, pero por debajo de esas calmadas aguas hay cientos de equipos jurídico-político-técnicos dispuestos a entrar en acción en cada una de la Potencias firmantes. Hay mucho trabajo por hacer: redactar nuevas leyes, conseguir aprobaciones parlamentarias, establecer nuevos protocolos de actuación y nuevas normas técnicas.

 

Como en las movilizaciones militares, una vez que la maquinaria técnico-jurídica se pone en marcha ya no hay forma de pararla. Esperemos que las 195 maquinarias estatales implicadas en la firma que echaron alegremente en la COP21 no se detengan esta vez.


El fin del mito del petróleo


El petróleo, que imponía tanto respeto hasta hace poco, está de capa caída. Para empezar, es barato, hasta extremos insultantes (27,07 dólares por barril el 11 de enero). Los países compradores ahorran dinero a espuertas (no los compradores de gasolina, que pagan casi lo mismo). Los países vendedores ya no reciben tanto dinero como antes, y su poder político mundial disminuye en proporción.

 

El fracking, la gran esperanza fósil hasta hace poco, se ha revelado como lo que es: una manera demasiado cara y demasiado contaminante de conseguir hidrocarburos. Hay una desgana general en todo el asunto petrolífero. Es verdad que todavía es la energía predominante en la economía mundial, pero cada vez se ve con más claridad la era post-petróleo. Comparado con las excitantes nuevas energías, como la termoeléctrica o la hidroeólica, el petróleo resulta decimonónico.


La contaminación visible (y hasta vistosa)


Hubo un tiempo no muy lejano en que la contaminación se podía masticar, literalmente (en Pekín todavía pueden hacerlo). Densas masas de partículas impedían toda visión más allá de cincuenta metros. La ropa tendida se llenaba de carbonilla negruzca y las medias y paraguas de agujerillos por el ácido sulfúrico.

 

Tras duro trabajo de eliminar calderas de carbón, cambiar fuel pesado por gas, alejar industrias, etc., la atmósfera volvió a recuperar su transparencia. Es verdad que eso era si la mirabas desde el interior de la ciudad, porque desde fuera la boina oscura se veía con claridad tras unos pocos días de atmósfera en calma. Pero en general nos dábamos menos cuenta, las autoridades municipales nos tranquilizaban y pensábamos que el problema había sido erradicado.

Según se ha informado, el episodio de contaminación de diciembre de 2015 aumentó en un 10% las consultas en urgencias en la ciudad de Madrid. Una y otra vez, se publican estudios que demuestran que la contaminación nos enferma. En la ciudad antes citada, a lo largo de 2015, la media mensual de densidad de dióxido de nitrógeno fue de 40 microgramos por metro cúbico. Esto va a salir a la luz. La contaminación no es un fenómeno natural, sino un problema que socava gravemente nuestra calidad de vida y que tiene solución.


Iniciativas y otras cosas


The Carbon Levy Project: 90 compañías de petróleo, gas y carbón son responsables del 63% de las emisiones totales de CO2. ¿Deberían pagar por este daño que hacen al clima?

Publicado enMedio Ambiente
Cuatro elementos sin nombre entran en la tabla periódica

MADRID.- Ununtrium, ununpentium, ununseptium y ununoctium son los números latinos que denominan provisionalmente a los cuatro nuevos elementos químicos que se acaban de incluir oficialmente en la tabla periódica, tras años de anuncios sobre su descubrimiento. Representan los elementos con números atómicos 113, 115, 117 y 118, que completan la séptima fila de la tabla (el número atómico es el número de protones en el núcleo). Ahora que se ha producido el reconocimiento oficial de los autores de los descubrimientos les corresponde a ellos proponer los nombres y los símbolos permanentes con los que pasarán a la historia de la química. Las propuestas se pueden basar en mitos, minerales, lugares, instalaciones, países o científicos.

La Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) hizo pública el pasado 30 de diciembre su decisión de dar por buenos los anuncios realizados desde 2003 por varios equipos de Rusia, Estados Unidos y Japón de haber conseguido crear estos elementos a partir de la colisión y consiguiente fusión de núcleos atómicos más ligeros. Se trata de procesos muy complicados y tecnológicamente avanzados que sólo se realizan en muy pocos laboratorios especializados en todo el mundo.


El número 113 se ha adjudicado a los científicos japoneses del Centro Riken que lo "vieron" por primera vez en 2003, a pesar de que otros equipos optaban a este reconocimiento. Se trata del primer elemento que se descubre en Asia, lo que resaltó Kosuke Morita, el director del equipo, tras conocerse la decisión de la IUPAC. Los otros tres elementos descubiertos se han adjudicado a los científicos rusos y estadounidenses que trabajan de forma conjunta en los laboratorios de Dubna, en Rusia, y Lawrence Livermore y Oak Ridge, en Estados Unidos. El 115 y 117 lo comparten los tres centros de investigación por trabajos hechos en 2010, 2012 y 2013 y el 118, el más pesado, lo comparten Dubna y Livermore, que empezaron en 2006 a buscarlo.


Este hito en la historia de la tabla periódica ha resultado dificultoso de alcanzar porque los nuevos elementos superpesados tienen una vida extremadamente corta, de fracciones de segundo, antes de autodestruirse en una cascada de elementos más ligeros y partículas. "Establecer la existencia de estos nuevos elementos es especialmente difícil porque decaen en isótopos, hasta ahora desconocidos, de elementos un poco más ligeros que también tienen que ser identificados completamente", ha comentado Paul J. Karol, presidente del comité que ha tomado la decisión, "Sin embargo, en el futuro esperamos mejorar los métodos que puedan medir directamente el número atómico Z", ha añadido.

Por ejemplo, en el caso del elemento 117, sólo se consiguieron crear seis átomos en seis meses, disparando isótopos de calcio sobre un blanco de berkelio en un ciclotrón (un acelerador de partículas) especializado en Dubna. Los últimos elementos que habían entrado en la tabla hasta ahora habían sido el 114 y el 116, con los nombres Flerovio y Livermorio, respectivamente, que responden a los laboratorio Flerov, de Rusia y el citado Livermore.

Aunque no existen en la naturaleza y no tienen aplicaciones prácticas, estos elementos son un paso más para avanzar hacia otros de mayores números atómicos, en los que los investigadores tienen la esperanza de alcanzar lo que llaman una isla de estabilidad, algún isótopo de un elemento cuya combinación de protones y neutrones sea relativamente estable. Los números 119 y 120 están ya al alcance de la tecnología existente, creen los expertos, que ya están intentando detectarlos. Un ejemplo es Morita, que además de pensar este año que en un nombre para el elemento 113 (algunos hablan de japonio), también espera dar un paso más en su investigación: "Ahora que hemos demostrado sin duda alguna la existencia del elemento 113 queremos entrar en el territorio desconocido del elemento 119 y más allá, con el objetivo de estudiar las propiedades químicas de los elementos en las filas séptima y octava de la tabla periódica y algún día descubrir la isla de estabilidad", ha dicho. También ha resaltado que es muy importante rellenar los espacios vacíos de la tabla periódica porque puede que solo existan 173 elementos. Sin embargo, se supone que más allá del 120 resultará imposible crearlos.

Miércoles, 23 Diciembre 2015 06:51

Los 10 ecocidios del 2015 en Latinoamérica

Los 10 ecocidios del 2015 en Latinoamérica

Hoy recordaremos los mayores problemas ambientales del año 2015. Una serie de ecocidios que destruyeron los recursos naturales latinoamericanos, tras el paso devastador de doce meses llenos de sangre, dolor y lágrimas.


Cuando el dinero impone sus propias reglas de juego en el planeta Tierra, se establece un desequilibrio ecológico en nuestros territorios latinoamericanos, que se acrecienta con la inacción judicial de los organismos públicos, que son incapaces de aplicar las leyes ambientales vigentes, para castigar con celeridad los hechos delictivos presentados.


La gran delincuencia en contra de la Pachamama, es un problema multifacético dentro de las regiones latinoamericanas, ya que cada empresario, latifundista, guerrillero o político, tiene sus propias ambiciones económicas que deben ser rápidamente alcanzadas, violentando la santidad del Medio Ambiente y fructificando la ignorancia de sus decisiones.


Desde la provincia de Islay en Perú, pasando por la bella reserva Mil Cumbres en Cuba, y llegando hasta la enigmática Sierra de Álvarez en México, existen terribles inconvenientes ambientales que se vienen ocultando en paquetes turísticos, en hoteles cinco estrellas y en enormes centros comerciales, que NO reflejan la realidad socio-ambiental de la geografía latinoamericana.
Por eso, explicaremos los 10 principales ecocidios visualizados en América Latina durante el año 2015, para NO quedarnos calladitos en el abismo de la impunidad, y para alzar la voz de protesta social junto a la ciudadanía.


En el puesto número diez, tenemos la mayor tala ilegal de alerces en la Región de Los Ríos (Chile), donde se decomisaron 250 pulgadas de madera de alerce ya dimensionada, para la fabricación de ataúdes y artículos funerarios. Lo más triste, es que se derrumbó un histórico alerce chileno con más de mil años de antigüedad, sin considerar que es una especie de árbol protegida y declarada Monumento Natural desde 1976.


En el puesto número nueve, encontramos los más de 700 árboles talados en Venezuela por un improvisado proyecto de vialidad, que buscaba la ampliación de la autopista Francisco Fajardo en Caracas. Sin embargo, la noticia produjo el malestar de la colectividad caraqueña, debido al peligro de inundaciones y deslaves en épocas de lluvia, y al aumento de la sensación térmica en períodos de calor y sequía.


En el puesto número ocho, se observan las más de 3000 hectáreas deforestadas en el distrito municipal Mamá Tingó (República Dominicana), donde la siembra legal de cacao y pimienta se transformó en la práctica ilegal del "conuquismo", ocasionando el desmonte masivo de áreas vírgenes por parte de los parceleros, que mientras se dedicaban a quemar y a derrumbar miles de árboles frondosos, perjudicaron el tesoro de flora y fauna que yace en la Sierra de Yamasá.


En el puesto número siete, vemos que la red de taladores y traficantes de la madera obtenida del árbol de Bálsamo, en las selvas y bosques ubicados en la provincia de Darién (Panamá), ha generado una agresiva tasa de deforestación que se incrementó en el año 2015, dentro de uno de los grandes pulmones vegetales de Centroamérica. El árbol de bálsamo llamado coloquialmente "oro verde" por los panameños, es muy cotizado para la fabricación de muebles del hogar (sillas, mesas, escritorios, camas), aunque esa especie de árbol ya se encuentra al borde de la extinción.


En el puesto número seis, revelamos las más de 1.600 hectáreas de bosque nativo deforestadas en menos de dos meses, por la empresa brasileña Yaguareté Porá dentro de la región del Chaco Paraguayo, en la que sobreviven pueblos originarios como los indígenas Ayoreo totobiegosode, quienes custodian las ancestrales riquezas naturales, de la segunda región boscosa más extensa de Sudamérica.


En el puesto número cinco, se sitúa el derrame de un millón de litros de cianuro en el río Jáchal de San Juan (Argentina), donde una fuga en la mina Veladero hizo que el veneno de la transnacional Barrick Gold, ensuciara el agua de los ríos montañosos sanjuaninos, complicando su uso para el beneficio de los pobladores y para las actividades agrícolas.


En el puesto número cuatro, se evidencian las 40 toneladas de peces muertos localizados en la Laguna de Cajititlán (México), como resultado de la falta de una infraestructura que gestione las descargas de aguas residuales, y que se encargue de la limpieza de las plantas de tratamiento. De allí, que la sistemática mortandad de peces por la reducción del oxígeno, refleja la elevada toxicidad e insalubridad del agua azteca.


En el puesto número tres, se hallan los más de 200.000 galones de petróleo derramados en el departamento de Putumayo (Colombia), que afectaron a más de 3,5 hectáreas de humedales, que socavaron la vida de más de 100 familias de la comunidad indígena Nasa, que contaminaron varios nacimientos de agua de manantial, y que demostraron la cobardía de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).


En el puesto número dos, sobresale la contaminación ocurrida en el río La Pasión en Sayaxché (Guatemala), donde el desborde de las piletas de oxidación de la empresa Reforestación de Palma de Petén (Repsa), produjo el vertido de un fuerte insecticida llamado "malatión", el cual era utilizado para proteger los cultivos de palma africana, y que aniquiló toda la fauna autóctona del ecosistema marino guatemalteco, acelerando una emergencia sanitaria en las zonas adyacentes al desastre, y ratificando el perverso negocio de la agroindustria y sus exitosos pesticidas.


En el puesto número uno, destacamos la extrema contaminación del Río Doce por culpa de la empresa Samarco en Brasil, que se convirtió en uno de los mayores crímenes ecológicos de la historia brasileña. La rotura de dos diques de contención en el subdistrito de Bento Rodrigues del estado de Minas Gerais, permitió el derrame de 55 millones de metros cúbicos de lodo, que arrasaron con toda la diversidad biológica existente en el río Doce, que pintaron de marrón viscoso sus legendarias aguas cariocas, y que terminaron ahogándose en las profundidades del Océano Atlántico.


La huella del ecocidio en el río Doce, dejó a su paso más de 10 personas muertas, cientos de viviendas inhabitables y decenas de lugareños desaparecidos, fallas en el suministro de energía eléctrica, inaccesibilidad a fuentes de agua potable, enfermedades gastrointestinales en los niños, y millonarias pérdidas materiales por la avalancha de barro y residuos de hierro, que se propagaron en más de 850 kilómetros de dulce torpeza humana.


Recorrimos la hermosa geografía de América Latina, y sufrimos el dolor de una cicatriz en la Amazonía, que arde con la sal enrojecida del planeta Tierra.


Es imposible soñar con la sustentabilidad de un Mundo claramente insostenible. Vimos que el capitalismo salvaje compra las mejores licencias ambientales, compra el silencio de los corruptos entes gubernamentales, y compra la desenfrenada barbarie genocida que impera en el siglo XXI.


Usted y yo conocemos muchísimos más ecocidios perpetrados en el año 2015, pero si nos quedamos callados y no denunciamos los problemas ambientales de nuestras comunidades, pues estaremos siendo cómplices de las corporaciones nacionales y extranjeras, que se dedican a polucionar los territorios latinoamericanos que habitamos a diario.


Con el poder de las redes sociales en nuestras manos, ya NO hay excusas para evadir el compromiso ecológico a favor del planeta. Denunciemos los delitos en Facebook, en Twitter, en Instagram y en WhatsApp. Utilicemos las herramientas tecnológicas para el bienestar del Medio Ambiente, olvidando la eterna indiferencia y despertando una nueva conciencia.
De enero a diciembre y de lunes a domingo, la Madre Tierra exige respeto, amor y voluntad de cambio en los Seres Humanos, para convertir la amarga pesadilla ambiental del año 2015, en una luz de esperanza positiva que ilumine los caminos del 2016.

Ekologia.com.ve

Publicado enMedio Ambiente