Detiene EU máximo histórico de 1.7 millones de migrantes en un año

 El número de migrantes detenidos en su intento por entrar a Estados Unidos alcanzó un nivel histórico en el año fiscal 2021. Más de 1.7 millones de personas en condición de movilidad irregular fueron aprehendidas por autoridades estadunidenses en la franja fronteriza en este lapso.

De acuerdo con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de ese país (CBP, por sus siglas en inglés), entre octubre de 2020 y septiembre de 2021 –el periodo del año fiscal– esta cifra alcanzó un millón 734 mil 686 migrantes; de ellos casi cuatro de cada 10 eran de origen mexicano.

En 2021 hubo 757 mil 177 migrantes detenidos más que los 977 mil 509 reportados en el año fiscal 2019, que era la cantidad más alta en la historia. El número actual creció 77 por ciento en relación con el de hace dos años.

A lo largo de ese lapso las cifras fueron al alza, pues 46.37 por ciento de las retenciones (804 mil 468) se registraron entre junio y septiembre de este año.

El mes con el mayor número de detenciones en este periodo fiscal fue julio, con 213 mil 593; seguido de agosto, con 209 mil 840; septiembre ocupó el tercer lugar, con 192 mil una aprehensiones, y siguió junio, con 189 mil 34, de acuerdo con los números de la CBP.

Este número histórico se presenta en medio de una crisis en materia migratoria en la región. Los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y de Joe Biden han coincidido en la necesidad de brindar apoyo a las localidades de origen migratorio, a fin de atacar las causas del fenómeno.

Diversos análisis realizados por la CBP apuntan que la pobreza y la pobreza extrema son la principal razón por la que miles de personas se ven obligadas a salir de varios puntos de México y las naciones del Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, Honduras y El Salvador).

Otras causas identificadas por esta dependencia estadunidense son la violencia, la ausencia de políticas sociales en sus poblaciones de origen y la reunificación con familiares que se encuentran en Estados Unidos.

Del total de migrantes detenidos en este año fiscal, la mayoría, 655 mil 594, eran mexicanos, equivalente a 37.79 por ciento.

La CBP reportó 319 mil 324 migrantes hondureños en esta situación, 18.4 por ciento; 283 mil 35 procedentes de Guatemala, 16.31 por ciento, y 98 mil 690 de El Salvador, 5.68 por ciento. El resto, 378 mil 43, 21.79 por ciento, eran de otras naciones.

Si bien la mayoría de los migrantes detenidos en este periodo eran adultos en solitario, un millón 105 mil 925, la cantidad de menores de edad que viajaban solos retenidos en la franja fronteriza estadunidense alcanzó 146 mil 925 (8.46 por ciento del total). Este número es mayor en 66 mil 291 casos a los 80 mil 634 niños y adolescentes registrados durante el año fiscal 2019.

Lunes 25 de octubre de 2021


Migración: ¿callejón sin salida?*

 

Varios miles de migrantes salieron el sábado pasado de Tapachula, Chiapas, hacia esta capital, tras permanecer varios meses en esa ciudad sin haber conseguido regularizar su estancia en el país. El domingo, los viajeros, entre los que hay numerosas mujeres y niños, debieron enfrentar altas temperaturas en el trayecto y apenas lograron avanzar unas decenas de kilómetros hasta llegar a la localidad chiapaneca de Huehuetán. La mayoría de ellos tiene el objetivo de llegar a territorio estadunidense.

En este nuevo episodio, la intervención de las autoridades se ha limitado hasta ahora a proteger a los migrantes e incluso a brindarles auxilio y la Comisión Nacional de Derechos Humanos dirigió requerimientos a las secretarías de Salud y de Seguridad y Protección Ciudadana, así como a la Guardia Nacional, el Instituto Nacional de Migración, la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia, la Procuraduría Federal de protección de Niñas, Niños y Adolescentes y a las secretarías de Gobierno de Chiapas, Tabasco y Oaxaca, para salvaguardar la integridad física de los extranjeros y garantizar ayuda humanitaria para ellos.

La protección de los derechos humanos de los migrantes es sin duda una obligación indeclinable del Estado mexicano y cabe hacer votos porque ese principio se cumpla a cabalidad en la actual circunstancia. Pero es pertinente señalar que esa condición no va a resolver la crisis migratoria en la que se ha visto envuelto nuestro país, pues ésta depende de soluciones que están más allá de las atribuciones del gobierno nacional: por una parte, hay una multiplicidad de condiciones que llevan a miles de personas a abandonar sus lugares de origen y, por el otro, figura el sueño –o el espejismo– de lograr mejores condiciones de vida en Estados Unidos.

Sin embargo, la frontera común entre ese país y el nuestro se mantiene cerrada a la migración y, pese a las promesas electorales de su actual presidente, Joe Biden, no parece estar a la vista una pronta apertura, porque el cambio de rumbo que el demócrata ofreció en materia migratoria –como en muchas otras– se ha visto empantanado en un laberinto judicial y burocrático de solución incierta. En tal circunstancia, es claro que las caravanas migrantes no consiguen más que trasladar la crisis humanitaria que se vive en Tapachula a las ciudades de nuestra frontera norte, además de exponer a sus integrantes a los peligros e incertidumbres de la extensa ruta entre una y otras.

Por otra parte, la presidencia de Andrés Manuel López Obrador ha venido insistiendo ante la Casa Blanca –tanto en la administración de Donald Trump como en la de Biden– que la solución duradera y de fondo a esta complicada situación consiste en atacar de raíz las causas que alientan la emigración en los países del llamado Triángulo Norte de Centroamérica, formado por El Salvador, Guatemala y Honduras, mediante la aplicación en esos países de programas sociales similares a los que se realizan en México, como Sembrando Vida y Construyendo el Futuro, a fin de anclar a las poblaciones susceptibles de emigrar con trabajo y una paulatina mejoría en su nivel de vida y su entorno social. En el momento actual no parece haber más solución que ésta al flujo que constituye el grueso del fenómeno migratorio –en el que se cuentan también personas oriundas de otros países de Centro y Sudamérica y del Caribe, e incluso de otros continentes–. Es preciso, en consecuencia, seguir insistiendo ante el gobierno de Washington para que, si no puede sacar adelante una reforma profunda de su regulación migratoria, otorgue al menos los recursos necesarios para la aplicación de esa propuesta.

*Edotproañ diario La Jornada, México, lu8nes 25 de octubre

 

Publicado enInternacional
Problemas del ordenamiento territorial en el POT propuesto por Claudia López para Bogotá

Algunas reflexiones desde el Proyecto de Acuerdo 431 de 2021“Por el cual se adopta la revisión general del Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá D.C.”[1]

Este texto desarrolla tres asuntos de manera rápida, dada la extensión del documento del Proyecto de Acuerdo de POT radicado al Concejo de Bogotá D.C. El primero corresponde a algunos asuntos para considerar el análisis de la propuesta; en el segundo, se presentan los grandes temas de preocupación y el desglose de algunos de ellos; y, el tercer asunto da cuenta de algunos puntos que deberían hacer parte del nuevo POT para Bogotá. 

  1. ASUNTOS PARA CONSIDERAR SU ANÁLISIS

 El Proyecto de Acuerdo de RG - POT “Bogotá Reverdece 2022 -2035”, radicado el 10 de septiembre del 2021 al Concejo de Bogotá contiene 608 artículos complejos, con cuatro estructuras: Ecológica Principal, Integradora de Patrimonios, Funcional y del Cuidado, y Socioeconómica, Creativa y de Innovación. Así mismo cuenta con 5 libros del Documento Técnico de Soporte -DTS-, 25 Anexos y 131 mapas de formulación.

De esta forma, resulta complejo con este volumen de folios y de información poder generar un dialogo claro y contundente con la ciudadanía. De este modo, son cuatro los asuntos a considerar antes de analizar el Proyecto de Acuerdo radicado al Concejo de Bogotá D.C.: la relación de este con el Plan Distrital de Desarrollo –PDD–, el avance de las diferentes etapas del POT sin una real participación, las relaciones entre gobernanza y gobernabilidad en el proyecto del POT, y los enfoques considerados en el ordenamiento territorial propuesto.

 

LA REFERENCIA DEL POT ES EL PDD

 

El POT orienta la intervención y articula los PDD, pero en Bogotá siempre se hace de forma contraria: desde los PDD orientan cómo se ordenará el territorio, como lo evidencian los últimos 3 PDD, desconociendo que “la definición de programas y proyectos de los planes de desarrollo de los municipios se tendrán en cuenta las definiciones de largo y mediano plazo de ocupación del territorio”, art 18 de la Ley 388 de 1997.

No obstante, los reclamos por una participación incidente en la elaboración del POT en cuestión, siguen presentes las voces de las comunidades por los impactos negativos que traerá sobre sus territorios la aplicación del mismo en el orden estratégico. Voces no escuchadas, solicitudes de extender el cronograma desoídas, concertación de ajustes desestimada, ya que la administración no atendió las voces ciudadanas, señalando que ese proceso ya se había surtido ampliamente.

 

LAS ETAPAS DEL POT, AVANZAN SIN UNA REAL PARTICIPACIÓN

 

Las etapas del POT son: i) Diagnóstico, ii) Formulación y iii) Seguimiento y Evaluación. Desde mayo de 2020 a la fecha se surtió la etapa de Diagnóstico y la de Formulación, en la que nos encontramos, que ha incluido el proceso técnico de elaboración del POT, las concertaciones con las autoridades ambientales (Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca -CAR y la Secretaría Distrital de Ambiente -SDA) y la constante consulta y participación ciudadana. En el marco de esta etapa de Formulación, la propuesta del POT se sometió a consideración del Consejo Territorial de Planeación Distrital (CTPD) el 12 de julio, instancia que rindió concepto y formuló recomendaciones, las cuales fueron analizadas e incluidas según la pertinencia técnica y jurídica.

El 10 de septiembre fue radicado en el Concejo de la ciudad, que tiene la responsabilidad de debatir y aprobar la propuesta en un plazo de 90 días.

 

GOBERNANZA Y GOBERNABILIDAD EN EL PROYECTO DEL POT

Una real participación ciudadana va más allá de presentar estadísticas sobre número de actividades, de participantes, de planillas o fichas tramitadas, de aportes o ideas recogidas. La Secretaría Distrital de Planeación presenta muchas cifras sobre número de actividades, de participantes, de aportes ciudadanos al proceso en todas las fases; y argumenta que “este POT ha sido construido con la ciudadanía”, no obstante, no establece de qué manera esos aportes fueron incluidos en los documentos, y con una muestra de participación de 22.823 personas sobre una población de 7 millones, no se puede pensar en una incidencia del 67% como lo muestra la administración.

Puede contemplar todo tipo de herramientas pedagógicas de formación y/o capacitación con el uso de muchos instrumentos didácticos, de comunicación, información; pero si las y los ciudadanos no son realmente tenidos en cuenta e incluidos, en los procesos, los procedimientos y las conclusiones, todo tiende a quedar en la forma y a olvidar los contenidos y el fondo. Por ello, las etapas del POT, avanzan sin una real participación.

 

 

 

ENFOQUES EN EL ORDENAMIENTO TERRITORIAL

 

La inclusión de los enfoques no puede reducirse a una mención, sino que el POT debe dar cuenta de ellos en la totalidad del articulado, ya que estos no se reducen al apartado de los principios rectores del ordenamiento territorial o a la Estructura Funcional y del Cuidado, los enfoques deben ser un eje transversal al Plan, aplicándolos en todas sus estructuras y componentes. La omisión de los enfoques en el POT de Bogotá negaría la diversidad y heterogeneidad de su población y eliminaría la posibilidad de propiciar una ciudad incluyente y equitativa que pueda ser habitada por el conjunto de los sectores poblacionales en igualdad de condiciones, de manera segura y autónoma.

 

  1. TEMAS DE MAYOR PREOCUPACIÓN

 

Aquí referimos doce grandes temas que recogen la preocupación general de la ciudadanía bogotana frente al Proyecto de Acuerdo radicado al Concejo de Bogotá D.C., Aquí algunos asuntos para considerar en su análisis.

  1. ¿Qué significa reverdecer a Bogotá?

 En este POT por primera vez el enfoque de la revitalización busca reverdecer a Bogotá y mejorar el espacio público de los espacios consolidados, promoviendo la concertación arquitectónica y protegiendo a sus habitantes, y las dinámicas económicas existentes en el territorio, así está planteado en el texto presentado a este cuerpo colegiado.

El Plan que contempla una amplia gama de proyectos que tienden a fortalecer la Estructura Ecológica Principal de la ciudad. Sin embargo, el análisis del articulado y del anexo 24 sobre el Programa de Ejecución, también permite establecer que permanece un modelo de ciudad y de ordenamiento en función del mercado y del desarrollo de las economías del transporte, la construcción inmobiliaria y el desarrollo turístico.

Aunque en el articulado se plantea que el objetivo es reverdecer la ciudad, lo que realmente se puede apreciar en el programa de ejecución es que la mayor parte de los proyectos y los recursos están destinados a la construcción e intervención de infraestructura y/o de movilidad, lo cual refleja que en la práctica el modelo es diferente al planteado.

El Programa de Ejecución permite visualizar que la estructura ordenadora del territorio es la Estructura Funcional y del Cuidado, centrado en la movilidad y el transporte como los elementos que determinan el ordenamiento territorial de la ciudad. Esto se evidencia, tanto en la dimensión como en la proyección presupuestal.

  1. Modelo de Ordenamiento

 El articulado deja ver que no hay cambios en el modelo de ordenamiento. Se apuesta por un Modelo tradicional, basado en el modelo económico de la mano del mercado, que impulsa un Ordenamiento en función de la competitividad y la productividad, un ordenamiento del territorio al servicio del mercado y en detrimento de las comunidades y de los valores, al igual que las riquezas ecológicas y ambientales de Bogotá.

Las principales ideas presentadas en el articulado y en el anexo 24, aluden a un Modelo basado en programas de movilidad, el desarrollo de proyectos inmobiliarios y de grandes proyectos de infraestructura. Es muy claro que los intereses de los empresarios de la industria de la construcción agrupados en CAMACOL se encuentran perfectamente identificados a lo largo del articulado del POT, con el impulso de las llamadas centralidades o los proyectos de revitalización que no son más que el desarrollo Inmobiliario entorno a los corredores de Movilidad.

  1. Estructura Ecológica Principal

 Respecto a “Lagos de Torca” se observa un retroceso, porque en el Artículo 569 “Programa de hábitat y vivienda popular” se incluye, entre los proyectos estructurantes, el proyecto Ciudad Lagos de Torca, que impulsa la conurbación y pone en riesgos la conectividad ecológica de los Cerros Orientales con la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá, D.C., “Thomas van der Hammen” (Sector denominado “El Tapón”) con el Valle Aluvial del Río Bogotá, fragmentando los ecosistemas de humedal por la construcción de conectividades viales, contraviniendo, entre otras, las Resoluciones 475 y 621 de 2000 del Ministerio del Medio Ambiente y lo establecido en la orden 4.27 de la Sentencia del Consejo de Estado del 28 de marzo de 2014 N°. 479-01.

Respecto al Valle aluvial del Río Bogotá el Artículo 42 establece la protección del Río Bogotá y del valle aluvial como eje articulador de la región metropolitana, sin embargo, en el articulado no se define con precisión el área de protección del valle aluvial del Río Bogotá determinada en el Decreto Distrital 190 de 2004 (270 metros).

  1. Reverdecer del Sur

 La Actuación Estratégica “Reverdecer del Sur” suscita preocupación, porque el cauce del río Tunjuelo ha sido impactado negativamente por la actividad minera y hoy su delimitación está definida por la Resolución 2304 de 2019, expedida por la Secretaría Distrital de Ambiente.

La preocupación se fundamenta en el temor que la Secretaría Distrital de Ambiente, expidiendo esta Resolución no haya adoptado los criterios hidrológicos, geomorfológicos y ecosistémicos establecidos en el Decreto Nacional 2245 de 2017 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y su Guía Técnica, adoptada por la Resolución 957 de 2018 del mismo Ministerio, que permiten prevenir el riesgo por inundación, trámite el amortiguamiento de caudales de manera natural, preservando la conectividad superficial con los humedales y la planicie aluvial sin riesgo para la infraestructura urbana.

  1. Estructura Integradora de Patrimonios Vs. todos los patrimonios y pueblos indígenas

 La inclusión del componente patrimonial en el ordenamiento territorial de Bogotá es un avance significativo, sin embargo es necesario comprender los patrimonios en su sentido más amplio, reconociendo los patrimonios construidos históricamente por la ciudadanía y generando medidas reales para su protección.

Es necesario confrontar y analizar las complicaciones generadas por el tratamiento de renovación urbana que afectan las zonas patrimoniales, la inclusión de todos los patrimonios y pueblos indígenas, no solo al pueblo Muisca si no otros legados que existieron en el territorio, ampliar la visión de los sectores urbanísticos de interés del mercando, aumentar las zonas de recualificación de sectores de oficios y servicios tradicionales y mejorar la claridad en el reconocimiento de los patrimonios inmateriales y materiales como las plazas de mercado.

Así mismo, algunas preocupaciones puntuales acerca del patrimonio son las siguientes:

  1. Tratamiento de renovación en demasiadas áreas de la ciudad, por lo tanto, destrucción de barrios enteros que pueden no estar declarados como patrimonio, pero son tradicionales como por ej., el Policarpa, el Panamericano, el Recuerdo, Marly, etc.
  2. Tratamiento de renovación en el interior de sectores de interés cultural redelimitados, por ej. Polo Club, Acevedo Tejada, o al lado de sectores con tratamiento de conservación. Aunque se definen alrededor de los bienes y sectores de interés cultural “Áreas de protección del entorno patrimonial” en muchas de estas áreas se asigna el tratamiento de renovación, por lo tanto, nuevas rupturas de la morfología urbana con irrupciones de edificios en altura.
  • Alta Edificabilidad establecida en UPLs en la cercanía de los bienes y sectores de interés cultural.
  1. Faltan bienes de interés declarados en los planos, como por ej. la Hacienda Tagaste, así como no se enuncian todos los sectores de interés cultural en el articulado, por ej. Niza (aunque sí está en los planos).
  2. No es comprensible cuáles son las zonas receptoras de los derechos de edificabilidad que pueden vender los bienes de interés cultural.
  1. La Estructura Socioeconómica, Creativa y de Innovación

 Entre el DTS, el Articulado y el Libro de Proyectos son distintos los nombres de esta estructura, en unos sale como Estructura Socioeconómica y Cultural, en otros sale como Estructura Socioeconómica, Creativa y de Innovación y en otros le llaman Estructura Socioeconómica, de Competitividad e Innovación.

Se valora la mezcla de usos, el reconocimiento de economías de escala local, sin embargo es necesario el reconocimiento de la economía informal a fin de evitar el desplazamiento de estas actividades que pueden llevar a la pérdida de valor agregado y generación de ingresos, los cuales empeoran cuando son tratados como un asunto policivo y de “ordenamiento” en el espacio público.

Esta estructura pareciera preocuparse más por el aprovechamiento de la inversión privada nacional y extranjera en las infraestructuras y la conformación de clústeres productivos que en la generación de empleos que puedan situarse más cerca de las viviendas.

La integración económica y regional debe configurarse como escenario de desarrollo territorial, enmarcado en procesos de gobernanza que, fomenten la inclusión social y la competitividad territorial. Para llevar a cabo lo anterior es necesaria la inversión en los sectores que más lo necesiten bajo la reactivación, de acuerdo a las competencias y oportunidades; haciendo del territorio un lugar de competitividad tanto en lo local como en lo regional con la participación de la pequeña y mediana industria, orientado a la generación de empleo, optimizando los desplazamientos entre las fuentes de empleo y la localización de las viviendas.

  1. La Estructura Funcional y del Cuidado

 En términos de movilidad, si bien se menciona que en el espacio público para la movilidad tienen prelación la circulación peatonal, las personas con discapacidad, los ciclistas y usuarios de transporte de micro movilidad, su apuesta se queda corta para ello, pues el seguir incentivando un sistema como Transmilenio, este sistema público se pone al servicio de las ganancias de operadores privados; el dilema no es que el sistema este quebrado sino que las expectativas de ganancia de los operadores bajaron de allí la inconformidad de la ciudadanía que critica el uso de las vías públicas al servicio del sector privado. El desacuerdo aumentó recientemente con los recursos aprobados por el Concejo Bogotá para el rescate social y económico de $1,9 billones de pesos, de los cuales $1,15 billones de pesos irían para Transmilenio, pues sin demeritar su importancia en el Sistema Integrado de Transporte Público de la ciudad, su prelación termina quitando ese espacio que podría funcionar para otros tipos de movilidad limpia. El cual ahora en el articulado lo denominan como corredores verdes de alta capacidad, donde claramente los existentes son las líneas de Transmilenio y las proyectadas pueden terminar siendo líneas nuevas bajo el nombre de “corredores verdes de alta capacidad”, como lo observamos en el Plano: “CU-4.4.1. Sistema de Movilidad. Red del Sistema de Transporte Público”. Entre las cuales en el Proyecto de Articulado hablan de diecisiete (17) propuestas en el Subprograma red férrea y de corredores de alta y media capacidad, entre las cuales nombramos algunas como lo son la Avenida 68, la Avenida Ciudad de Cali y la ALO.

Se rescata que desde el articulado hablan de la descarbonización como un mecanismo de enfrentar la crisis climática, no obstante el tema del Metro que tanto necesita Bogotá, sigue siendo poco claro en su alcance, en el cual pasan de 3 líneas a 5 sin una claridad en su proyección técnica, y generando incertidumbre en los predios de la población afectada por las líneas proyectadas, máxime cuando la primera solo estará lista a finales del 2027. Es importante el ver reflejados en este proyecto de articulado las líneas de regiotram (occidente y norte), no es claro al describir como corredor férreo y no regiotram el del sur, los siete (7) cables aéreos, entre otros; como mecanismo para incentivar el uso de modos de movilidad sostenible y responsable.

La segregación socio-espacial no se combate solamente con pensar en llevar equipamientos a x o y lugar, se debe pensar una ciudad en conjunto, donde lo urbano y lo rural dialoguen, donde los servicios públicos lleguen a cada rincón, donde las personas puedan ejercer el goce efectivo de sus derechos, donde unos no terminan sosteniendo las cargas de los demás, donde los y las habitantes de los territorios puedan encontrar la mejor forma de vivir sus espacios, con salud y educación, una ciudad que sea amable con todas y todos.

 

 

  1. Ciudad Región - Región Metropolitana

 Aún se encuentran grandes vacíos evidenciándose que este POT no propone un modelo de ordenamiento regional, sino se limita a proponer unos temas de interés regional a coordinar con los municipios y la gobernación de Cundinamarca (movilidad, seguridad, y otros). No está cerca de ser un modelo de desarrollo regional, ni tampoco de ordenamiento del territorio, más aún si se sigue vulnerando la participación de los actores territoriales en la identificación de necesidades y alternativas de articulación regional, y que por demás son éstos quienes finalmente optan por materializar o no los acuerdos por ahora construidos desde los escritorios de la gobernación de Cundinamarca y Bogotá.

Preocupa el tema de vivienda y conurbación, las propuestas y proyectos de vivienda sin una base de bienes y servicios, esto alineado a las diferentes interpretaciones que puede tener el banco de tierra a nivel regional forzando la idea anterior. Es bajo el desarrollo dentro del articulado sobre seguridad y soberanía alimentaria, más teniendo en cuenta que es un tema fundamental. Por último, aun es muy débil el tema de bienes, servicios y equipamientos con un carácter regional, más allá de los de seguridad que nombra y los de movilidad que plantea.

Este POT se articula con una Región Metropolitana que se aprueba en otra instancia sin la participación real de la ciudadanía de los municipios, es decir sin la consulta popular y amenazando la autonomía municipal.

  1. Vivienda

Las áreas destinadas para planes de vivienda primordialmente los planes de VIS y VIP como se ve en la cartografía (Mapa CU6. Estructura socioeconómica creativa e innovación), sigue manteniendo una ciudad con altos niveles de segregación socio-espacial, cuando dichos planes son en suelo de expansión en los límites de la ciudad en el sur oriente, sur y suroccidente de la misma con la excepción de los planes de renovación en el centro de la ciudad y Lagos del Torca al nororiente de la ciudad, de acuerdo a los porcentajes destinados de VIS y VIP que define el Distrito en estos planes.

El tema de la “hiperdensidad” se vuelve complicado al ver como se observa en la cartografía (Mapa CU 5.1. Tratamientos Urbanísticos) el tratamiento de renovación que sus porcentajes siempre son amplios en toda la ciudad y generaría este tipo de inconvenientes.

Hay inconsistencia entre la relación de las cifras de crecimiento poblacional, nuevos hogares y nuevas unidades habitacionales requeridas. Se rescata la exigencia a los constructores de un área mínima habitable de la VIS 42 m2. No es claro si estas viviendas reducirán brechas y vulnerabilidades de quienes habitan Bogotá o se recabará en relaciones dispares, que benefician a los promotores y constructores.

Adicionalmente, en el proyecto de acuerdo señalan los casos en que no procederá la legalización de asentamientos humanos, pero no se toma el trabajo de incluir soluciones concretas a las poblaciones que incurren en estas situaciones, tal como como se describió anteriormente y que de igual forma se reitera en el artículo 499 parágrafo 3º lo siguiente: “No procede la legalización urbanística de un asentamiento de origen informal cuando los predios o la parte de ellos se encuentren ubicados en suelos de protección en los términos del artículo 35 de la Ley 388 de 1997, el presente Plan o sus instrumentos reglamentarios.”

La ciudad tiene límites y no puede crecer infinitamente sobre un modelo de hacer techos sin hacer ciudad, un modelo que especula sobre el valor y apropiación del suelo urbano, un modelo de ciudad verticalizado inhumano y sin calidad de vida. Hoy se presenta una disputa por el suelo bien localizado donde la consigna es “Promover la oferta de suelo para la localización de actividades y proyectos de mayor jerarquía”

  1. UPL: ¿La ciudadanía participó de su contenido?

 Bogotá requiere un proceso de descentralización y desconcentración, concertado, no impuesto. Sin embargo, se pasa de 20 Localidades a 33 Unidades de Planeamiento Local (UPL), en el marco de la “Ciudad de 30 minutos”; propuesta discutible, que se basa en la división del territorio y en su administración, alegando aspectos de movilidad o proximidad, sin contar con las implicaciones políticas, culturales y sociales. Surge la pregunta ¿Qué pasa con la UPZ y las UPR y los recursos públicos invertidos en su definición durante 21 años? ¿A caso ello no es un detrimento patrimonial para Bogotá?

En los instrumentos de planeamiento existen cambios de denominaciones en lo que era UPZ ahora es UPL, la regularización urbanística ahora se denomina formalización urbanística, en el primero si existen cambios sustanciales en la organización político administrativa del Distrito pero en la segunda no existen cambios que generen un cambio sustancial en su falta de operatividad para su desarrollo, pues cuenta con los mismos inconvenientes para ajustar barrios previamente legalizados.

Este planteamiento de las UPL se debe retirar del Proyecto de Acuerdo y generar una amplia discusión ciudadana que concerté los cambios propuestos por el Nuevo Estatuto Orgánico de Bogotá.

  1. Instrumentos de gestión y financiación

 Se crean nuevos instrumentos de gestión, como lo son las obligaciones urbanísticas; edificabilidades básicas y adicionales condicionadas al cumplimiento de obligaciones urbanísticas o a la adquisición de derechos de construcción transferibles; acuerdos de conservación y de restauración ambiental; retribución por aprovechamiento económico del espacio público; retribución por explotación económica de la infraestructura pública; pagarés y bonos de reforma urbana, el derecho real de superficie y titularización de ingresos tributarios futuros – TIRF, sin embargo, no es claro el momento en que entrarán a operar, ni cuál es su contenido, por lo que se tienen dudas de cómo serán estructurados pues son instrumentos que quedarán para reglamentar posterior a la aprobación del POT sin ninguna discusión ciudadana.

  1. Política pública de protección a moradores

 Como políticas de largo plazo en el OT se incorpora una Política de revitalización urbana y protección a moradores y actividades productivas, que se deja sujeta de reglamentación (art 3). Asi como en los artículos 370 al 372 en el Subcapítulo 3. Protección a moradores y a actividades productivas.

Se debe garantizar que su formulación implique la participación activa de los moradores y se constituya en una herramienta que verdaderamente los proteja de las acciones en los territorios y no se constituya, como en otras ciudades, en una metodología para expulsar a los moradores de su territorio.

Debe incluir no solo a los propietarios, sino también a los arrendatarios, poseedores y tenedores.

III.ALGUNOS ELEMENTOS DE NECESITA EL POT EN BOGOTÁ

 Son muchas las discusiones pendientes frente al futuro del ordenamiento del territorio de Bogotá y su relación con la región. Una disputa que tiene múltiples aristas en al que se sigue imponiendo una decisión vertical en nombre de todos los ciudadanos. Aquí un breve listado de algunos de los elementos que requiere incorporar de modo asertivo el POT para Bogotá.

  1. Enfrentar la segregación socioeconómica-espacial y el aumento de los niveles de pobreza y de miseria, pensado más en la ciudadanía que en los inversionistas.
  2. Recuperarse junto con la población de los efectos de la pandemia covid 19
  • Una ciudad de proyectos colectivos y comunitarios al servicio de las mayorías
  1. Una ciudad dotada de bienes, servicios y equipamientos urbanos en areas infradotadas garantizando la justicia y equidad.
  2. Generar dinamicas económicas de diferentes escalas en función de las dinamicas y capacidades de los territorios
  3. Una ciudad que no se densifica sin tener la capacidad de infraestructura instalada
  • Una ciudad que garantiza y mejora la calidad de vida de todos quienes habitan su territorio.
  • Con estudios de riesgos a detalle, para no facilitar la construcción sobre áreas susceptibles de inundación.
  1. Reconocer los problemas estructurales del agua en el territorio y el abastecimiento hídrico en el tiempo.
  2. Que oriente el manejo del drenaje pluvial de la ciudad y a su vez enfrente la emergencia derivada del cambio climático.
  3. Fortalecer las acciones para el desarrollo de viviendas VIS/VIP tanto cualitativa como cuantitativamente
  • Que reconozca el potencial y la capacidad decisoria de la participación ciudadana en la construcción y planeación del territorio.
  • Que el POT sea un documento sencillo y de fácil acceso a la ciudadanía, producto de un proceso concertado de ciudad. Pensado para asegurar la estabilidad, el bienestar y la calidad de vida de los habitantes de su territorio.
  • Que sea un POT que separe el PLAN (escenario de largo plazo) del CODIGO DE URBANISMO (normas urbanísticas)
  1. Garantizar un mecanismo permanente de seguimiento y evaluación ciudadano al POT más allá del CTPD, dotado con recursos técnicos y económicos adecuados para el cumplimiento de este propósito.
  • No se puede aprobar si sus habitantes sienten que la actual propuesta no los interpreta ni los representa. El nuevo POT debería ser construido y concertado colectivamente con procesos de participación incidentes; sin afanes políticos, como una guía para la producción de la vida en la ciudad que soñamos con la realización plena del Derecho a la Ciudad, a lo Rural y al Territorio.

A MODO DE CIERRE

Más que ordenar en el papel de lo que se trata es de generar las condiciones necesarias para que aquellas poblaciones y actores históricamente excluidos o invisibilizados en la ciudad, sean convocados, se les garantice el derecho a una participación incidente y que sus propuestas sean consideradas.

Esperamos que en esta Revisión General del POT de Bogotá se oiga, se dialogue y se concerté seriamente con las comunidades para que las propuestas construidas desde los territorios puedan ser discutidas e incorporadas en la planeación urbana de la ciudad y el territorio del Distrito Capital.

Bogotá D.C., octubre 19 de 2021

Ciudad Universitaria

 

Por Carlos Alberto Torres Tovar[2]

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

[1] Con base en la ponencia presentada el día 8 de octubre de 2021 en el Foro de Expertos, convocado por la Comisión Primera Permanente del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial, del Concejo de Bogotá, con el fin de escuchar aportes y visiones técnicas de diferentes sectores para enriquecer el debate del Proyecto de Acuerdo No. 413 de 2021 “Por el cual se adopta la revisión general del Plan de Ordenamiento Territorial de Bogotá D.C.”.

[2] Arquitecto y Magister en Urbanismo de la Universidad Nacional de Colombia. Doctor en Arquitectura y Ciudad de la Universidad de Valladolid (España) y Doctor en Urbanismo de la Universidad Central de Venezuela. Líder Grupo de Investigación: “Procesos Urbanos en Hábitat, Vivienda e Informalidad” e Investigador Sénior (IS) MinCiencias. Profesor Asociado adscrito a la Escuela de Arquitectura y Urbanismo y al Instituto de Investigaciones en Hábitat, Ciudad & Territorio de la Universidad Nacional de Colombia en su sede Bogotá. Editor Revista Indexada BITÁCORA Urbano-Territorial.

Publicado enColombia
Sábado, 23 Octubre 2021 07:09

Pragmático enfoque

Pragmático enfoque

Diplomáticos de 10 países se reunieron esta semana en la capital rusa –esta vez sin Estados Unidos, que duda seguir en el grupo– para discutir el futuro de Afganistán con el movimiento talibán, su principal interlocutor en las negociaciones que se dan desde 2017 en el llamado “formato de Moscú”, impulsado por Rusia de modo paralelo al que tiene (quizás tenía, después del fiasco de la retirada estadunidense) lugar en Doha, capital de Qatar, bajo los auspicios de Washington.

Por primera vez, la delegación del Talibán, catalogado como organización terrorista por sus antecedentes de violencia irracional, salvo que se considere normal decapitar a la capitana de la selección nacional para que otras mujeres no quieran jugar voleibol, asistió ya no como oposición armada al gobierno que protegía Estados Unidos, sino como gobierno de facto, aún no reconocido por nadie.

Las verdaderas negociaciones, dejando de lado las sesiones plenarias, que son más para la foto, se desarrollaron a puerta cerrada con cada una de las delegaciones por separado. Al parecer, sobre todo los países vecinos de Afganistán respaldaron el enfoque pragmático del anfitrión, el canciller ruso Serguei Lavrov, quien sostiene que hay que mantener los vínculos con el Talibán, pero sin reconocerlo todavía como gobierno legítimo, que es lo que más exigen las nuevas autoridades de Kabul para poder recibir la ayuda financiera y humanitaria que sirva de paliativo a la paupérrima situación de la mayoría de los afganos.

Aunque el Talibán afirma que cumplió una de las condiciones para que la ONU celebre una conferencia de donadores, lo cierto es que el supuesto gobierno de conciliación nacional incluye sólo a dos ministros que no son de origen pastún (un tayiko y un uzbeko), lo cual no puede considerarse distribución equitativa de las carteras entre los principales grupos étnicos afganos, sin hablar de los derechos de las mujeres, el desmantelamiento del narcotráfico y otras demandas de la comunidad internacional.

Queda aún mucho camino para que estas negociaciones culminen con éxito, pero ya la semana entrante los cancilleres de siete países que acudieron a la cita de Moscú –China, Irán, Pakistán, Rusia, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán– se volverán a reunir, ahora en Teherán, con representantes del Talibán.

Publicado enInternacional
El Vehículo de Lanzamiento Espacial II despegó desde una estación en Goheung. Imagen: AFP

Solo seis países habían logrado lanzar cargas de una tonelada con sus propios cohetes

El lanzamiento fue considerado "exitoso" por las autoridades, aunque el objetivo de poner en órbita un cargamento de 1,5 toneladas fracasó. "Los países que lideren la tecnología espacial liderarán el futuro", aseguró el presidente Moon Jae-in.

 

Corea del Sur lanzó su primer cohete espacial de fabricación nacional y se convirtió así en el décimo país del mundo con capacidad para desarrollar y lanzar vehículos espaciales. El lanzamiento fue considerado "exitoso" por las autoridades, aunque el objetivo de poner en órbita un cargamento de 1,5 toneladas fracasó. El hito se produce en medio de las tensiones en la región por la prueba de un nuevo misil balístico de lanzamiento submarino por parte de Corea del Norte, en lo que supone el último de una serie de lanzamientos de misiles llevados a cabo por Pyongyang.

El Vehículo de Lanzamiento Espacial II, también llamado "Nuri", despegó desde la estación de lanzamiento del condado de Goheung, dejando atrás una gran llamarada y provocando aplausos y festejos en el centro de control surcoreano. Aunque el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea (KARI) confirmó inicialmente que Nuri desplegó en la órbita baja terrestre un satélite simulado de 1,5 toneladas al alcanzar 700 kilómetros de altura, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, explicó después que el dispositivo no se desacopló correctamente de la tercera fase. 

"Lamentablemente no hemos alcanzado el objetivo a la perfección, pero hemos obtenido un logro reseñable en el primer lanzamiento", advirtió Moon en una declaración a los medios. El presidente surcoreano se mostró "orgulloso" de lo logrado en esta prueba y adelantó que está previsto realizar otro intento en mayo. En ese sentido aseguró: "Los países que lideren la tecnología espacial liderarán el futuro. No es demasiado tarde para que lo hagamos".

El país, la duodécima mayor economía del mundo con notables avances tecnológicos, es sede de Samsung Electronics, el mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes y chips. Sin embargo, siempre estuvo atrasado en el campo de los vuelos espaciales, iniciados en 1957 por la entonces Unión Soviética y seguidos poco después por Estados Unidos.

En Asia, los países con programas espaciales avanzados son China, Japón e India, mientras que Corea del Norte fue el último en entrar al selecto club de naciones con capacidad para lanzar sus propios satélites. Los misiles balísticos y los cohetes espaciales utilizan tecnologías similares, y Pyongyang colocó un satélite de 300 kilogramos en órbita en 2012, lo que países occidentales condenaron como una prueba de misiles disfrazada.

Hasta ahora solo seis países, sin incluir a Corea del Norte, habían logrado lanzar cargas de una tonelada con sus propios cohetes. El cohete de tres etapas ha sido desarrollado a lo largo de una década con un costo de dos billones de wones (más de 16.155 millones de dólares). Pesa 200 toneladas, mide 47,2 metros de largo y tiene seis motores de combustible líquido.

Dos primeros intentos surcoreanos de realizar lanzamientos espaciales, que utilizaron en una parte tecnología rusa, fracasaron en 2009 y 2010. El segundo, de hecho, estalló a los dos minutos de vuelo y provocó un cruce de reproches entre Seúl y Moscú. Finalmente tuvo éxito con un lanzamiento en 2013, pero dependió de un motor desarrollado por Rusia en su primera etapa. 

Aunque cada vez más hay empresas privadas involucradas en el lanzamiento de satélites, un experto consideró que el éxito de Nuri habría ofrecido a Corea del Sur un potencial enorme. "Los cohetes son la única forma posible de que la humanidad llegue al espacio", señaló Lee Sang-ryul, director del Instituto Coreano de Investigación Aeroespacial, al diario Chosun Biz. "Poseer esa tecnología significa que habremos cumplido el requisito básico para unirnos a esta carrera de exploración espacial", agregó.

El lanzamiento de este jueves constituye un paso más en el ambicioso programa espacial surcoreano. En una inspección al cohete Nuri en marzo, el presidente Moon prometió: "Para 2030 conseguiremos nuestro objetivo de hacer aterrizar nuestra sonda en la Luna". Corea del Sur espera además lanzar cohetes de combustible sólido a partir de 2024, lo que le permitirá lanzamientos más frecuentes que le ayuden a mejorar su red de satélites.

22 de octubre de 2021

Publicado enInternacional
Rasgos de una dictadura paramilitar en nuestra región. Gobernar por el terror.

 

De nuevo nuestra Comunidad de Paz de San José de Apartadó se ve en la necesidad de dejar constancia ante el país y el mundo sobre los últimos hechos de los cuales hemos sido víctimas por parte del paramilitarismo que sigue actuando a sus anchas en nuestra región sin ser molestado por ninguna autoridad competente, pues cuenta con su apoyo económico y político, lo que lo hace fuerte para someter al campesinado a sus proyectos. 

Con mucho dolor y descontento se encuentra nuestra región, pues ya no se sabe cómo dar el paso adelante, teniendo al frente un muro de muerte, que no permite que se viva con dignidad y libertad en nuestras tierras. Ahora los paramilitares, como desde los comienzos del año 2017, están obligando a la población civil a reunirse con ellos y para infundir terror en esas reuniones, grupos de ellos participan con uniformes camuflados y con armas largas; así creen lograr que sus órdenes y directrices sean obedecidas por la población civil. 

Alias “CRISTIAN” y alias “FRANCO”, conocidos políticos de los paramilitares, en estos momentos están reuniendo obligadamente a la población de la zona y nadie está haciendo nada por impedirlo. Quien no participe, es sometido a pagar altas multas o a ponerse en alto riesgo si no acepta participar en esos proyectos. 

Lo más triste es ver cómo los intereses económicos de los políticos sólo han buscado lucrarse a costa de la población civil, mientras el paramilitarismo diseña políticas de exterminio de esa población civil. San José de Apartadó se ha convertido en un escenario de yugo y dictadura por parte de políticos, empresarios, fuerzas militares y paramilitares ya que todos ellos conviven en esta región y entre sí no se hacen daño pues los perjuicios los sufre el campesino que tiene que someterse a todas esas acciones de opresión. En la zona se escucha que se realizará el desminado humanitario en algunas veredas y para lograrlo supuestamente el Batallón de Desminado N. 6 tiene que colocar unas repetidoras o torres de control para radios de comunicación VHF, entre otros. No se entiende a quién se busca beneficiar con esto, pues lo claro es que no beneficia a la población civil, sino que se refuerza el control armado en la zona. 

 Los hechos de los cuales dejamos hoy constancia son los siguientes: 

  • ·El lunes 20 de septiembre de 2021, en horas del día y en medio de fuerte consumo de licor en un espacio público, en La vereda La Unión, fue visto el paramilitar conocido como alias “Pollo”.
  • ·El martes 21 de septiembre de 2021, en horas de la noche, reconocidos paramilitares que controlan el poblado de San José de Apartadó y sus veredas, intentaron asesinar a un joven en el casco urbano de San José. En el lugar se escucharon varios disparos, al parecer de arma larga. Los hechos ocurrieron en el lugar conocido como La Invasión. Este día las unidades de Policía y Ejército que controlan el orden público en el centro urbano actúan como si nada hubiera pasado, pues se hicieron los ciegos y sordos ante el hecho, lo que reconfirma una vez más la complicidad y unidad de acción entre fuerza pública y paramilitarismo e la zona. 
  • ·El jueves 23 de septiembre de 2021, a las 13.00 horas, fue visto un punto o informante paramilitar en el lugar conocido como La Pedrona, de la vereda Mulatos Cabecera, quien portaba dos radios de comunicación. 
  • ·El domingo 26 de septiembre de 2021, tuvo lugar una fiesta, organizada por el Señor CÉSAR JARAMILLO, funcionario de FEDECACAO y asesor de la Alcaldía y de las Juntas Comunales, en el casco urbano de san José de Apartadó. A ella se invitó a las veredas del corregimiento y allí supuestamente le fue entregada una ambulancia al corregimiento para sus necesidades emergentes de llevar enfermos a los servicios médicos de Apartadó. Los engaños no tienen fin, pues al parecer dicha ambulancia la gestionó el coronel Bastidas para el servicio del Batallón #6 de Desminado y sólo estaría en San José hasta el día en que termine el desminado humanitario. 
  • ·El martes 28 de septiembre de 2021, en horas de la tarde, los paramilitares que controlan la región reunieron bajo amenazas a la población civil de la vereda La Cristalina; allí, según la información recibida, alias “CRISTIAN” y una persona mayor de nombre “FRANCO”, al parecer mando superior, quien a la vez estaba con más de 20 hombres vestidos de camuflado y portando armas largas, forzaron a los campesinos a asistir a la reunión para imponerle nuevas órdenes a los pobladores. 
  • ·El mismo martes 28 de septiembre de 2021, conocimos un audio donde el Señor CÉSAR JARAMILLO arremetió con graves calumnias contra una persona cercana a la región y contra nuestra Comunidad de Paz. En dicho audio, dirigido a las juntas de acción comunal, les comunica que dicha persona es un “delincuente” porque “defiende delincuentes”, es decir, porque defiende a nuestra Comunidad de Paz, compuesta, según él, por “delincuentes”. 
  • ·El miércoles 29 de septiembre de 2021, conocimos audios donde funcionarios del proyecto de Desminado Humanitario para San José de Apartadó comunican que colocarán unas torres de comunicación en la zona para radios de comunicación VHF. Según información de pobladores, se colocaría una torre en la vereda Alto Bonito y otra en la vereda La Hoz. Preocupa que se esté programando poner repetidoras para radios de comunicación sin saber cuál es la relación entre esto y el plan de desminar algunas veredas. Lo que sí es claro es que en la zona los que están utilizando radios de comunicación son la policía, el ejército y los paramilitares y esto les permite cargar radios de alta frecuencia en la zona. La estrategia del control no cesa en la región. Se busca de mil maneras controlar toda la vida de los pobladores para no permitir que sus maneras de pensar, de organizarse, de vivir, de pensar su futuro, se salga de los moldes que el paramilitarismo quiere imponer a sangre y fuego, estigmatizando a quien no piense como ellos o a quien estorbe los proyectos de explotación y opresión que quieren imponer. 
  • ·El jueves 30 de septiembre de 2021, en horas de la mañana, los mismos paramilitares que reunieron a los campesinos el pasado martes 28 de septiembre en La Cristalina, convocaron reunión, esta vez en la vereda La Linda, donde llamaron no solo a todos los pobladores de la vereda sino también a todos los del casco urbano de San José de Apartadó. Según las informaciones, allí plantearon las nuevas reglas que toda la población civil tiene que acatar, según la reunión realizada por alias “FRANCO” y alias “CRISTIAN”, este último paramilitar que ya en otra ocasión ha reunido a la población civil en otras veredas e incluso realizó una reunión con la población de San José en el lugar conocido como La Invasión, que se encuentra en medio del Bunker de la policía y la base militar. Se da orden de que el casco urbano de San José debe conformarse como una sola junta de acción comunal y no seguir, como se encuentra ahora, divida por invasiones. Se le informó a la gente que continuará existiendo una olla de microtráfico abierta al público en el poblado de San José y que se pondrán altas multas a todo el que no acepte organizarse en los planes que están estableciendo para la región, incluyendo al que no participe en las reuniones obligatorias que los paramilitares imponen a los campesinos, pues la no participación en dichas reuniones los forzará a sufrir graves consecuencias.
  • ·El domingo 3 de octubre de 2021, en horas de la mañana, se escuchó un disparo de arma de fuego (pistola) en el caserío de La Unión.  
  • ·El jueves 8 de octubre de 2021, la población civil del casco urbano de San José fue obligada a trabajar comunitariamente por los paramilitares, según órdenes dadas en las dos pasadas reuniones del martes 28 y jueves 30 de septiembre en las veredas La Linda y La Cristalina. Según las informaciones, los encargados de supervisar el trabajo obligatorio fueron alias “MARLENY” y alias “WAFER”, entre otros. Al parecer tenían que participar en los trabajos y convites todos los pobladores a partir de 12 años, e incluso todos los estudiantes del Colegio Bartolomé Cataño estuvieron trabajando en dicha jornada. No cabe duda de que los paramilitares buscan someter a sus planes a todo el que vive en la región, pues hasta las mismas instituciones educativas terminan participando en estas jornadas controladas por la fuerza paramilitar, y si alguna persona no participa, tendría que pagar costosas multas. Al mismo tiempo se dio la orden de que en el corregimiento de San José se conforme una sola Junta de Acción Comunal, la cual no podrá estar dividida como se encuentra ahora. Se anuncia que los paramilitares realizarán otra reunión con la población civil y es de obligación que todos participen. Al parecer, algunos no han asistido y eso tiene molestos a los paramilitares que ya lanzan amenazas contra los que no quieren participar. 
  • ·El sábado 16 de octubre de 2021, en horas del día, nuestra Comunidad de Paz fue informada de que los militares que se encuentra acantonados en la cancha de futbol de la vereda La Unión ingresaron ilegalmente a la vivienda de un miembro de nuestra Comunidad de Paz y la utilizan como su sitio de hospedaje u hotel, pues allí permanecen todo el tiempo, aprovechando que el propietario no se encuentra ahora en la vivienda. Según la denuncia, dicha tropa militar lleva varios días de usurpación allí, supuestamente porque se va a empezar a realizar el Desminado Humanitario en dicha vereda y aprovechan los espacios de casas vacías para violar las propiedades. 

¿Hasta cuándo el gobierno va a permitir que el paramilitarismo sea el que gobierne y diga qué es lo que se puede hacer en San José de Apartadó? Responsable es el gobierno local y también el gobierno nacional, por todo esto que está pasando en la zona, pues nuestra Comunidad lleva 24 años denunciando estas aberraciones sin ser escuchada, a pesar de que la Constitución Nacional le impone al Presidente de la República garantizar los derechos humanos fundamentales. Nunca ha querido escucharnos. Si algo le pasa a algún poblador en la zona será bajo su responsabilidad, pues cómo es posible que una zona con tanta presencia militar y policial, esté inundada de paramilitares que se caracterizan por una relación estrecha y coordinada con la fuerza pública, como su mismo nombre lo indica, sean los que gobiernan de facto? Nos preguntamos ¿Qué se ha hecho realmente para que sea desmantelado el paramilitarismo en la zona? Por el contrario, la orden de los paramilitares es mantener las ollas de micro tráfico y pago forzado de impuestos en San José y la misma policía y los militares se benefician de la droga para su consumo. Se pregunta uno ¿Dónde están todos esos políticos que buscan servir a sus intereses a costa de la población civil de San José? ¿Por qué no están denunciando todo este yugo paramilitar o es que los tienen a su servicio? 

 Como Comunidad de Paz no pararemos de dejar constancias de toda esta barbarie que se comete contra nuestra Comunidad y contra los demás pobladores de nuestra región. Sabemos que nadie en la región va a denunciar esto por el miedo que se vive, por la opresión paramilitar. También sabemos el riesgo que corremos al denunciar este fenómeno de muerte, pero aun así seguiremos adelante en nuestro proceso de vida. No queda más que agradecer a todas esas voces de ánimo que recibimos a diario desde el país y el mundo como gestos de solidaridad y fuerza moral con la que hemos contado en todo este tiempo.

Comunidad de Paz de San José de Apartadó

Octubre 18 de 2021  

Publicado enColombia
Fotografía (propia) de la obra de Gervasio Sánchez en su exposición Los ojos de la Guerra

El campo de visión en la fotografía ampliado 180 grados con Álbum de Posguerra*

 

La potencia de toda pieza cultural, pensativa, inquieta, rebelde, crítica..., es que rebosa de esos detalles capaces de sacudirnos para (re)pensar ideas, y es en este riego de creaciones que vamos construyendo un espacio neutro, compartido y recíproco; una biblioteca de inagotables reflexiones que se manifiestan en los más variopintos formatos. Es aquí donde sitúo al reciente documental, Álbum de Posguerra, que arranca desde otra hermosa biblioteca, solo que esta –bombardeada en la guerra de Bosnia– no alcanzó a dejarnos ideas; nos quedan, sin embargo, las historias de los supervivientes y un interesante tema a explorar; extensible a todos los conflictos armados, banderas y fronteras.

Lejos de referirse a entrañables fotografías que avivan los recuerdos encajonados, este documental nos conduce a aquellas historias que laten invisibles en la actualidad; silenciosas ellas, desapercibidas ante nuestra mirada; en definitiva, ignoradas por aquel mercado que decidió determinar en qué debemos o no reflexionar, categorizando el drama, y resolviendo que las consecuencias de la guerra no interesan.

Acostumbrados a observar las fotografías en las salas de exposiciones y en las páginas de gruesos libros habitados de miradas que no nos ven, de gritos que no nos escuchan, y de manos que no podemos estrechar; Gervasio Sánchez libera sus imágenes para devolverlas, entre quienes fueron tomadas, a su lugar de origen: Sarajevo, compleja ciudad que flota entre un pasado y futuro incierto.

Es en Álbum de Posguerra que este periodista y fotógrafo del mundo –incansable e incisivo en esa búsqueda de respuestas entorno a los estragos de las guerras– nos embarca en un recorrido transfronterizo y temporal para ofrecernos otro ángulo con el que percibir sus imágenes, y el significado de una guerra.

No será desde la heroica literatura que este documental nos hable de las cicatrices del conflicto bélico, sino desde las heridas que siguen sangrando en silencio; ocultas a la mirada ajena y refugiadas en ese compartimento clandestino que conlleva toda intimidad.

El reencuentro entre aquellos que fueron niños bajo las bombas, la suciedad y el hambre en el Sarajevo de los años noventa, con la imagen de su infancia, será lo que desate la memoria de sus protagonistas: recuerdos que abrigan su alma y dan cobijo a lo que fueron, y a quienes ya no están.

Edo, Saban, Damir, Jasmin, Alma, Selma, Danko... son los rostros de una generación que forma parte de aquella historia sigilosa, hija de la guerra, que sigue haciendo de ellos lo que son. Ni el escritor más carismático lograría recrear a tal altura las genuinas confidencias, reflexiones y elocuencias que con admirable generosidad nos comparten sus protagonistas en esa regresión en el tiempo y pasarela al presente.

Son sus vivencias de la guerra las que nos ayudarán a completar aquellos fuera de campo, connaturales a la fotografía pero que, inevitablemente, no dejan de seducir a toda imaginación inquieta: ¿qué había detrás de esa mirada?, ¿cómo eran los sótanos en los que se refugiaban?, ¿dónde estaban los padres?, ¿qué sucedió antes y después de haber sido captados por el objetivo de aquel fotoperiodista español?; muchas de estas preguntas, predestinadas a evaporarse en las salas de exposiciones ante la ausencia de sus protagonistas, serán respondidas en este espacio de reencuentro que logra, al unísono, romper el blindaje de ese otro fuera de campo que es el tiempo.

Gervasio Sánchez, a lo largo del documental, deja su batuta de testigo/autor, intrínseca a todo intermediario o traductor–diría Giorgio Agamben–, y da un paso atrás con esa peculiar nobleza que trae consigo el acto de ceder la palabra y la cámara, para situarse en un segundo plano desde el cual invita a contar; convirtiéndose él mismo, en oyente y espectador.

El magistral tratamiento que hace el equipo creativo de los recursos audiovisuales para entretejer los saltos en el tiempo, con Ángel Leiro y Airy Maragall como directores, y el diálogo que despierta la música de Xabier Capellas en ese puente entre el pasado y el presente, nos sumerge con cautela y delicadeza,en la realidad desmaquillada de sus protagonistas, no por ello exenta de tonalidades, poesía y de una elegante serenidad. Siendo así, Álbum de Posguerra aleja a la fotografía de esa concepción que la encajona en un instante fosilizado, mudo, insonoro y limitado, para otorgarle una inusual elasticidad e interacción que consigue ampliarnos el campo de visión de lo fotografiado 180 grados.

En contra de las imágenes inmediatas, crudas, urgentes y de escaso pudor que tienden a sintetizar los patrones del horror de una guerra, ese profundizar en las historias y trascender en el tiempo acaba por demostrarnos que el mercado se equivoca al detener prematuramente el cronómetro de lo noticiable: no se habla de ellos pero ahí están; en el aire y belleza de Sarajevo, y en tantos otros lugares, conformando su historia, encadenados entre un pasado persistente y un futuro acelerado, con esa fortaleza y talante que da la resistencia y que nos ayuda a comprender la permeabilidad en el tiempo de los estragos de una guerra.

*Nota: Álbum de Posguerra está disponible en Movistar Plus

Publicado enCultura
Raúl Zibechi

 

El escritor y periodista uruguayo explicó en Valéncia los elementos fundamentales que los "pueblos y sociedades en movimiento” ponen en marcha para generar alternativas de vida digna.

 

El domingo 10 de octubre, Raúl Zibechi, periodista uruguayo, pensador y una de las referencias más importantes en el estudio de los movimientos sociales anticapitalistas de América Latina, realizó ante varias decenas de personas, el conversatorio Tiempos de Colapso en el Centro Social La Llavor de Torrent. Invitado por la Coordinación de Luchas contra el Paro, el Empobrecimiento y la Exclusión Social (Baladre), presentó lo que considera los elementos fundamentales que los “pueblos y sociedades en movimiento” ponen en marcha para generar alternativas de vida digna ante el actual colapso global.

Durante su intervención, Zibechi realizó un repaso de algunos de los movimientos autónomos más importantes en el continente americano en la actualidad, como el de la Minga indígena, popular y negra de Colombia; o los movimientos populares del Brasil, señalando alternativas y formas de operar que difieren de lo que los movimientos de izquierda y las guerrillas latinoamericanas planteaban como mecanismos de transformación en el siglo XX o incluso hasta la fecha. Zibechi, doctor honoris causa por la Universidad Mayor de San Andrés en La Paz, Bolivia, prefiere referirse a “pueblos y sociedades en movimiento” en contraposición a la conceptualización occidental de “movimientos sociales” menos arraigados a formas comunitarias y al territorio.

Explicó que en la actualidad, los movimientos que superan la prueba del tiempo y son capaces de crear “otros mundos en los que se vive en dignidad”, son aquellos que trabajan al interior de sus comunidades, pero que también “se esfuerzan por abrirse a otras luchas más allá de su área de acción, para fortalecerse y seguir aprendiendo”. Un buen ejemplo sería la actual Gira por la Vida de las zapatistas por Europa. En las cuales el sujeto político son principalmente mujeres indígenas y niñas. Ya no se trata del típico varón blanco de clase media. La gira zapatista está pensada no para los grandes eventos, sino para pequeñas reuniones, íntimas, en las que los grupos de Escucha y Palabra puedan realmente conocer a las personas de la Europa de “abajo y a la izquierda”, a la “Europa Insumisa” que lucha. Lo interesante es que el neozapatismo viene realizando desde hace más de dos décadas encuentros internacionales para abrirse a otras luchas, siempre dejando claro que no son vanguardia, que no vienen a dar recetas y que de lo que se trata es que “cada quién a su modo” resista.

El uruguayo señaló que de las zapatistas de México y del movimiento de Cajamarca de Perú aprendió, a diferencia de “la propuesta tradicional de la toma del poder, que la lucha no termina nunca y que debe de crearse siempre desde abajo”. Para el estudioso, los pueblos en movimiento han clausurado la vieja táctica de la izquierda revolucionaria de tomar el poder y transformar las cosas desde arriba. En cambio, los pueblos, con la paciencia de un caracol van construyendo entre todas y todos una nueva realidad en la que el poder es dispersado. El zapatismo claramente, pero en general los pueblos en movimiento, no defienden la “lógica de la guerra” de la tradición occidental, más bien se centran en la “construcción de la vida”.

Otro de los elementos novedosos señalados por el periodista es “la fiesta, la alegría, el gozoso compartir” que forman parte importante de lo cotidiano en los nuevos movimientos alternativos y que permite, por ejemplo, sobrellevar la simple monotonía o incluso contextos de violencia muy arraigados. Se trata de lo que el zapatismo denomina la “alegre rebeldía” o cuando el movimiento feminista recuerda la épica frase de la anarquista lituana Emma Goldman “si no puedo bailar, no es mi revolución”. Las sociedades en movimiento, se organizan, cumplen su palabra, practican un fuerte compromiso ético, pero también otorgan un tiempo importante a la fiesta, al compartir.

Finalmente, el autor de Los arroyos cuando bajan (Zambra-Baladre, 2019) sobre el neozapatismo, se centró en lo que considera el corazón de las propuestas alternativas de los pueblos en movimiento. Se trata de un nuevo entendimiento de lo que es la comunidad. “Ante el colapso una nueva forma de relaciones comunitarias son necesarias”. Tradicionalmente, apuntó, “la comunidad se ha entendido como un espacio estable, una institución, en la que los hombres trabajan la tierra”. Pero explicó que este sentido ha sido trascendido en la práctica incorporando nuevas propuestas, como las del movimiento feminista “centradas en los vínculos relacionales, la participación real de las mujeres, los cuidados, la medicina local y la educación”. Señaló que los nuevos movimientos han de comportarse como “arcas que sirvan para substituir el diluvio”. Es decir, los pueblos en movimiento han generado una nueva cultura política, basada en la confianza de los vínculos sociales, que nos pueden servir de faro y concluyó a este respecto que “somos nosotras, los colectivos, los pueblos, las que tenemos la posibilidad de reconstruir la sociedad en colapso”.

Al terminar la ponencia, las y los asistentes se reunieron en pequeños grupos para pensar entre todas en estrategias para fortalecer las alternativas ante el colapso global. Una de las reflexiones que más afloraron fue la necesidad de los cuidados y la fiesta al interior de los movimientos. Se evidenció que las “militancias, cuyo nombre ya nos dice mucho” muchas veces repiten esquemas capitalistas, dejando la relación comunitaria para otros espacios. Por último, las y los asistentes unieron sus manos formando un caracol humano, para pasar finalmente a compartir una paella preparada por las organizadoras del evento.

13 oct 2021 18:43

Publicado enPolítica
Venezuela denunció en el Consejo de Seguridad de la ONU a gobiernos de Colombia y EEUU de preparar una agresión militar en su contra

11.10.21 - Venezuela denunció este lunes ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la estrategia combinada de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos para justificar una agresión militar contra el gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro..


Refiere la Cancillería que en carta dirigida al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, el embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Samuel Moncada, expuso las evidencias que prueban el propósito de generar un clima artificial de tensión militar por parte de los gobiernos de Colombia y Estados Unidos para involucrar a Venezuela en un conflicto armado.

“El gobierno colombiano está convencido que con la ayuda de Estados Unidos puede exportar su guerra interna a la República Bolivariana de Venezuela y lograr tres objetivos simultáneamente: el primero, eximir su responsabilidad por el fracaso del proceso de paz; el segundo, impedir el trabajo electoral y pacífico de la oposición democrática en Colombia y; el tercero, el derrocamiento violento del gobierno constitucional de la República Bolivariana de Venezuela", reza la comunicación.

La misiva dirigida por Venezuela al Consejo de Seguridad denuncia además que "el peligro es creciente y los signos de desesperación en el gobierno colombiano son claros”.

Los señalamientos contra Venezuela y sus autoridades constitucionales se generan cuando el Gobierno y las oposiciones avanzan en el proceso de diálogo en México, el cual pretende pacificar a sectores extremistas.

Pese al reconocimiento por parte de los países garantes y de la misma ONU a Venezuela por su avance en el diálogo, el presidente colombiano haciendo uso de acciones injerencistas cuestiona la posibilidad de que sectores políticos en Caracas diriman sus diferencias mediante el consenso.

Por, Aporrea, martes 12 de octubre

Publicado enColombia
Un militante del grupo mapuche Coordinadora Arauco Malleco enciende una fogata durante la ocupación de las tierras de una empresa forestal en Traiguen, región de la Araucanía.Foto Afp

Santiago. El presidente Sebastián Piñera decretó ayer el estado de emergencia en cuatro de las siete provincias de la "macrozona sur" del país, que abarca las regiones del Biobío, la Araucanía y Los Ríos, donde tiene lugar el denominado "conflicto mapuche" con el Estado chileno por la recuperación de tierras ancestrales y la obtención de autonomía.

La decisión afecta a las provincias de Malleco, Cautín, Biobío y Arauco, que suman 52 mil kilómetros cuadrados, y se prolongará durante 15 días prorrogables e implica que "las fuerzas armadas podrán prestar apoyo logístico, tecnológico y de comunicaciones, así como de apoyo de vigilancia, patrullaje y transporte, a los procedimientos policiales que se desarrollen en la zona".

Piñera prácticamente admitió el desgobierno que prevalece cuando justificó que "este estado de excepción constitucional de emergencia es para enfrentar mejor el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado, y en ningún caso se orienta contra un pueblo o grupo de ciudadanos pacíficos", sin mencionar las aspiraciones de los mapuches.

Según él, "la grave situación requiere que el Estado haga uso de medios, capacidades institucionales, mecanismos contemplados en la Constitución y las leyes para proteger a la población, resguardar el orden público y el estado de derecho, y asegurar el pleno goce de los derechos constitucionalmente reconocidos".

La decisión se da en un contexto de franco deterioro gubernamental en todo sentido, con casi 80 por ciento de rechazo y apenas 15 por ciento de aprobación, en medio de un paro de camioneros que presionaba por la intervención de los militares, al igual que los partidos oficialistas.

En la macrozona el orden público está fuera de control, las ocupaciones de predios y las violentas acciones de reivindicación mapuche (ataques armados, quema de camiones, maquinaria forestal y agrícola, incendios en haciendas forestales y agrícolas, corte de carreteras y caminos, etcétera) ocurren a diario; las policías y las autoridades políticas han sido rebasadas y carecen de capacidad para garantizar el estado de derecho, ampliamente vulnerado.

Al mismo tiempo, Piñera enfrenta una investigación judicial, imputado por potenciales delitos tributarios, cohecho y soborno relacionados con negocios familiares en paraísos fiscales –la venta de 33 por ciento de acciones de un proyecto minero, durante su primer gobierno (2010-14), condicionada a no declarar protegida la zona donde estaría la minera–, incurriendo en sus recurrentes conflictos de intereses, mezclando negocios y política.

Relacionado con lo anterior, el gobernante enfrentará desde esta semana una acusación constitucional en la Cámara de Diputados, impulsada por la oposición, que podría significar su suspensión en el cargo y posteriormente, tras su paso por el Senado, la destitución.

Todo lo anterior, en un contexto de elecciones presidenciales y legislativas a realizarse el 21 de noviembre, donde el candidato oficialista, un ex ministro de Piñera, se ubica en cuarto lugar con apenas 10 por ciento de la intención de voto.

No es la primera vez que el gobierno avanza hacia la militarización del conflicto. En febrero pasado anunció que el ejército se sumaría al patrullaje conjunto, que haría coordinación estratégica con las policías y que dispondrían de puestos de mando conjuntos, sin ningún resultado práctico en cuanto a desescalar la violencia. La diferencia ahora está en el decreto del estado de excepción, en virtud del cual se pueden restringir las libertades de movilización y reunión, junto a la designación de jefes de la defensa nacional que asumen el mando de las fuerzas armadas y de orden.

En el Biobío, la Araucanía y Los Ríos se suceden acciones de resistencia indígena desde hace dos décadas, las cuales aumentaron de manera exponencial en los últimos años en busca, sobre todo, de expulsar a las grandes empresas forestales que controlan 4 millones de hectáreas, cuyos bosques nativos fueron arrasados y remplazados por plantaciones de pino y eucalipto.

Los territorios mapuches, desconociendo Chile pactos de coexistencia pacífica suscritos en 1825, fueron invadidos a mediados del siglo XIX por tropas militares que asesinaron sin piedad y se apoderaron de las tierras. Éstas fueron entregadas a principios del siglo XX a colonos europeos que formaron latifundios y que tras el golpe militar de 1973 pasaron a propiedad de conglomerados forestales que las explotan a destajo.

Los mapuches son más de 2 millones, alrededor de 12.7 por ciento de la población del país. Pese a ello, no son reconocidos como pueblo originario –al igual que ninguno de los otros 10 existentes en el país–, sino como etnia; tampoco la educación ha sido sobre la base de la interculturalidad, lo cual ha derivado en racismo y exclusión.

Publicado enInternacional
Cuadro de castas s. XVIII - Mediateca INAH (México)

-Una característica de la colonización fue el "descubrimiento" del "otro distinto", de una alteridad que significó para el europeo construir una clasificación racial que opera hasta nuestros días

-Hoy las imposiciones coloniales se ejercen a través de tratados de libre comercio, obligaciones marcadas por la banca multilateral y restricciones en la movilidad de las personas a través de leyes de extranjería racistas

Este 12 de octubre nos acercamos a la celebración nacionalista, con fuerte olor franquista, que año tras año conmemora y enaltece, como un hecho heroico del Imperio Español, uno de los peores genocidios de la humanidad: el que se cometió contra la población aborigen de Abya Yala, hoy llamado América, y contra las personas Africanas forzadas a trabajar en las colonias europeas en el Nuevo Mundo. La población aborigen del continente fue arrasada en un 90% (más de 50 millones de muertes), y más de 11 millones de personas africanas fueron secuestradas y esclavizadas para trabajar en las plantaciones y los dominios de los colonizadores.

Cuando las comunidades indígenas y afro reivindican su derecho a que se reconozca lo que padecieron sus antepasados a manos de los invasores europeos en el siglo XV, y las consecuencias que ellas mismas sufren a causa de dicha invasión, las voces reaccionarias de la derecha y la extrema derecha españolas se erigen como auténticas negacionistas de las  atrocidades cometidas. Se niegan a reconocerlas, se niegan a pedir perdón, se niegan a reparar y su lucha se señala como el nuevo enemigo: el "indigenismo", acusándolas de "hispanofobia" y hasta de "racismo inverso".

A la vez, dichas voces afirman que la colonización es un hecho que ha quedado en el pasado e insisten en blanquearla descaradamente con términos como "descubrimiento", "encuentro", "intercambio", "hermanamiento" o,  tal como la llamó recientemente con "orgullo" el director de la Oficina del Español, Toni Cantó: una "liberación" de un "poder salvaje y caníbal".

Por qué la colonización no es cosa del pasado

La colonización no es un hecho del pasado, no es un suceso delimitado por el tiempo y no terminó con las independencias de las colonias en el siglo XIX, porque la invasión y la posterior colonización del continente que llamaron "América" produjo cambios tan profundos y estructurales a nivel cultural y social que hasta el día de hoy vivimos sus consecuencias.

La aniquilación de las culturas de los pueblos originarios en nombre de la evangelización, así como el expolio cultural cometido por los conquistadores, que supuso la pérdida del 60% del patrimonio tangible e intangible de la región (según cuenta Fernando Báez en El saqueo cultural de América Latina) es la primera gran consecuencia de la invasión europea que tendría repercusiones hasta nuestros días. Seis lenguas europeas reemplazaron más de mil idiomas indígenas y se intentaron anular los valores de identidad de las culturas locales para inducir la sumisión a la Iglesia católica y a los monarcas europeos.

Las consecuencias de esto podemos verlas de forma palpable: en todo el continente la población indígena no sólo es minoritaria frente a una mayoría mestiza cuya cultura es la occidental, sino que en muchos países esta población está condenada a vivir en resguardos, soportar que sus creencias y su pensamiento sean considerados "supercherías" y sufrir el racismo estructural impuesto.

La otra gran característica de este proceso de colonización, y que lo hace distinto a muchos anteriores y posteriores, es, en palabras del filósofo Enrique Dussel en su libro 1492, el "descubrimiento" del "otro distinto", de una alteridad que significó para el europeo reforzar su ideario de cultura superior, impuesta a los indígenas y negros a través del llamado Derecho natural europeo, y construir una clasificación racial que opera hasta nuestros días y que, por supuesto, coloca a los blancos europeos en lo alto de la pirámide social.

Así, a partir de la clasificación racial que surge en el siglo XVII, en plena colonización de América, el mundo occidental moderno determinó que hay humanos (los blancos europeos) y no-humanos (los indígenas, los negros, los gitanos, etc.) y que esta diferencia aprueba el uso de los segundos como mercancías o cosas por parte de los primeros.

Esta línea divisoria entre lo humano y lo no-humano, explicada por el pensador negro Franz Fannon, construyó un relato en occidente que pervive hasta nuestros días: el que afirma que por "derecho natural" los blancos tienen privilegios y los no blancos son seres inferiores, como los animales, que no merecen más consideración que estos. Esta separación, apoyada por la ciencia eugenésica que hablaba de razas superiores e inferiores, posibilitó durante los procesos colonizadores naturalizar el hecho de someter, esclavizar y asesinar a todos aquellos que no fueran blancos y europeos.

El extractivismo de la colonización moderna

La estratificación racial se mantiene, aunque el término "raza humana" haya desaparecido del vocabulario científico de occidente, y esto permite justificar que el Norte global saquee de forma permanente el Sur global por medio del extractivismo y el expolio de los recursos que se ejecuta a través de empresas multinacionales globalizadas, bajo la aprobación del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Greenpeace, en su informe Los nuevos conquistadores. Multinacionales españolas en América Latina. Impactos económicos, sociales y medioambientales, de 2009 , señala que las relaciones de dependencia del Sur con respecto al Norte y el endeudamiento de los países de América latina con el FMI posibilitaron la entrada masiva de las multinacionales en los años 70s y su posterior expansión.

En la actualidad las multinacionales controlan la friolera del 85% de la inversión extranjera directa mundial, y más del 60% del comercio, con lo cual son las que ponen, con el beneplácito de los gobiernos que las representan, las condiciones de compra y venta de materias primas y manufacturadas, condiciones que favorecen la explotación humana y el expolio de los recursos naturales del planeta en detrimento de la vida, la salud, el acceso a derechos básicos para la mayor parte de la población mundial.

El abandono estatal, la corrupción y los conflictos internos de los países del sur, sumados al expolio sistemático de los recursos por parte de las multinacionales del norte (que opera con el aval de sus gobiernos y se garantiza con intervenciones militares), dibujan en el Sur un escenario de neocolonización en el que las imposiciones coloniales se ejercen a través de tratados de libre comercio, de obligaciones marcadas por la banca multilateral y de restricciones en la movilidad de las personas a través de leyes de extranjería racistas.

LA COLONIZACIÓN Y EL ORIGEN DE LAS MIGRACIONES

Frente a este panorama de miseria, de expolio de recursos, de desigualdad social "naturalizada", la única opción, ya no para vivir de manera digna sino para sobrevivir, es migrar hacia el norte global con todo lo que ello implica: inexistencia de rutas migratorias seguras para personas procedentes del sur, fronteras físicas infranqueables que ponen en riesgo la vida de los migrantes, leyes de extranjería que promueven la explotación de los cuerpos migrantes, asedio y persecución de las personas migrantes en condición irregular, etc.

Estas condiciones de desigualdad del Sur con respecto al Norte global, que nacieron en el siglo XV y perviven hasta hoy, demuestran que la colonización no es una cuestión del pasado y que lo que ha ocurrido es que los mecanismos de dominación colonial simplemente se han adaptado a las lógicas globales del capitalismo actual.

Así que, por mucho que la exalten y la blanqueen, la colonización no se celebra: se pide perdón y se repara.

Sandra Yáñez es comunicadora social, Investigadora, activista migrante, feminista y antirracista. Miembro de Poder Migrante, una red de activistas y colectivos que trabaja por los derechos de las personas migrantes y crea conciencia contra el racismo estructural, discursos xenófobos y políticas que criminalizan.

12 octubre, 2021  

Sandra Yáñez / Poder Migrante

Publicado enSociedad
Página 1 de 150