Miércoles, 09 Mayo 2012 18:09

Madres Comunitarias suspenden paro. La lucha continúa

Escrito por Equipo desdeabajo
Valora este artículo
(5 votos)
Madres Comunitarias suspenden paro. La lucha continúaPeriódico desde abajo
El martes 8 de mayo a las 7 p.m. se llegó a un acuerdo con el gobierno para suspender el paro nacional declarado por las Madres Comunitarias e iniciado el lunes 7.

La jornada fue intensa y extenuante. Procedentes de varios departamentos llegaron a Bogotá Madres Comunitarias para acompañar y presionar la negociación que debía abrirse fruto de su paro. Con gran entusiasmo, aguantando frío e incomodidades de todo tipo, transcurrieron las 48 horas en que aguardaron a las puertas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Mientras tanto, en las ciudades, en los barrios, miles de ellas dejaban de atender a la población beneficiaria del programa oficial.

El primer día de lucha había terminado con un preacuerdo hacia las 11 p.m. En el segundo había que asegurar muchos detalles del mismo.

El martes 8, mientras llegaba el momento de ingresar a la negociación, el entusiasmo llenaba la carpa instalada en las afueras de la sede principal del ICBF. Se compartían visiones y experiencias sobre el trabajo cotidiano que realizan en cada una de sus sedes, se discutía sobre los detalles de la negociación que proseguiría en pocas horas, se cantaba y bailaba. El alimento no faltó, compañeros solidarios de localidades como Ciudad Bolívar daban la nota de entusiasmo y compañerismo.

Llegó el momento. A las 3:30 p.m. un grupo de Madres voceras de sus respectivas organizaciones, encabezadas por Olinda García –Sintracihobi–, Rocío Alvarado – Addhip–, Stella Hoyos –Amcolombia– y Ligia Inés Alzate –Central Unitaria de Trabajadores–, ingresaron a las instalaciones del ICBF. La delegación gubernamental estuvo conformada por Mauricio Olivero –Viceministro de Trabajo–, Andrés Restrepo –director de pensiones del Ministerio de Hacienda–, y Germán Quiroga González –subdirección de primera infancia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Tras cuatro horas de argumentaciones se firmó un acuerdo, el cual hará de hoja de ruta sobre unos puntos centrales que tanto gobierno como Madres deben implementar para volver a reunirse el 8 de junio a las 9 a.m en la sede del ICBF. Los principales puntos y aspectos de lo acordado en los dos días de paro:
  1. Se trabajará para el reconocimiento de las Madres Comunitarias como trabajadoras con derecho a un salario mínimo legal vigente.
  2. Se trabajará para establecer las  pensiones de las  Madres Comunitarias de acuerdo a sus particularidades y con  indemnizaciones para las mayores de 60 años.
  3. La vinculación de las Madres Comunitarias a la estrategia de Cero  a Siempre es opcional, el tránsito de las madres y los niños es gradual y se acogerían a las nuevas condiciones laborales y de acuerdo a los perfiles ofrecidos. La estrategia está soportada por los agentes educativos en general y las Madres Comunitarias en particular.
  4. Para los hogares comunitarios que no transiten a los Centros de Desarrollo Infantil, se propondrá a las instancias pertinentes una política pública que abarque para las Madres Comunitarias la defensa de sus derechos en lo laboral, pensional y profesional, en el marco de la política pública de atención a la primera infancia.
Como se puede deducir de lo acordado, todo queda por hacerse realidad, es decir, todo depende de la decisión con que actúen en las próximas semanas las Madres.

Según lo acordado, para desarrollar algunos de estos puntos se adelantarán acciones a tres años; las Madres Comunitarias y el ICBF levantarán y complementarán la información sobre la situación de las Madres para poder definir lo relacionado con el tema pensional, el reconocimiento laboral y sobre los diferentes aspectos que se puedan desprender de la estrategia “De cero a siempre”. A partir de la información recopilada entre las partes, y los diferentes interrogantes planteados y aclarados,  se continuará la discusión y negociación a partir del 8 de junio.

Sobre el particular Rocío Alvarado, vocera de la ADDHIP, enfatizó que hasta ahora: “…logramos ponernos de acuerdo sobre los puntos gruesos a trabajar. No podíamos detenernos en las minucias de cada cosa porque nunca hubiéramos salido de la negociación; ahora necesitamos que todas ustedes se reúnan en sus hogares y regiones y nos manifiesten todas las inquietudes para ir preparándonos para la discusión del 8 de junio. No hay que bajar la guardia, debemos estar preparadas y presionar para que al momento de la discusión y de la negociación el gobierno nos cumpla”.

Ante lo alcanzado en este paro, es necesario recordar que históricamente las Madres Comunitarias no han sido reconocidas como trabajadoras, en consecuencia no han recibido por su trabajo un salario sino una bonificación, como se sabe, inferior al salario mínimo. Tampoco han tenido derechos laborales y mucho menos pensión. En este momento la promesa de que serán reconocidas como trabajadoras, es precisamente una promesa, que de cumplirse se constituirá en un logro histórico para las mujeres trabajadoras en los hogares comunitarios.

No se puede dejar de lado, en todo caso, que de acuerdo a lo pretendido por el gobierno, la mayoría de las Madres pasarán a ser integradas dentro de su estrategia de “Cero a Siempre”, con la cual las Madres quedarán bajo el control de operadores privados. Pero desde ya no pocas de ellas han manifestado su decisión de no aceptar este programa oficial.

Por tanto, se viene una lucha para que a estas madres se les respete como trabajadoras con todos sus derechos, pero que además no sean asfixiadas por la competencia territorial que impongan los grandes operadores.

Madre y comunidad

Este paro se inició con grandes interrogantes de parte de las Madres Comunitarias sobre la aplicación de una política que viene desde el anterior gobierno y que nunca se discutió con ellas. Ahora, gracias al paro, se abren espacios para la discusión y la recopilación de información, a partir de lo cual, con toda seguridad, vendrán nuevas jornadas de lucha.

Hacia futuro, del trabajo y movilización de las Madres Comunitarias dependen sus logros reivindicativos y que estos sean respetados. Pero para lograrlo, se debe contar con el acompañamiento de las familias usuarias, las organizaciones sociales y sindicales y el conjunto  de la sociedad, porque finalmente, la situación de las Madres Comunitarias define –en buena medida–, la situación de la infancia en los barrios populares.

Pero además, la participación en esta lucha es una oportunidad para que la sociedad discuta sobre la situación y futuro de niñas y niños, pues no es justo que gran parte de la infancia de Colombia quede en manos de los criterios de operadores privados que no tienen relación alguna con las comunidades donde van a operar, ni conocen las particularidades de cada una de ellas.

Artículos relacionados:

Las Madres Comunitarias continúan en paro (Martes 8 de mayo 2012)

Madres Comunitarias a paro (Sábado 5 de mayo 2012)

Vídeo:

Información adicional

  • Antetítulo:Colombia
  • Autor:Carlos Valbuena
  • País:Colombia
  • Región:Sur Amèrica
Visto 3971 vecesModificado por última vez en Jueves, 10 Mayo 2012 19:16

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.