Miércoles, 16 Diciembre 2015 07:41

Leaks research

Leaks research

Las filtraciones de documentos de interés público le dan motivo a Juan Pablo Darioli para discutir sobre los flujos informativos con la finalidad de mirar las transformaciones en el mundo de la información.


Las filtraciones se convirtieron en un punto central para estudiar los procesos informativos dado el accionar de personas u organizaciones que priorizan el derecho a conocer libremente los temas de interés público, en oposición a cualquier tipo de intermediación de gobiernos, poderes económicos o empresas mediáticas. Esto nos da la noción de que la pelea por la democratización de la vida pública al día de hoy está más que nunca relacionada con la información y los modos en los que ésta circula. Durante el transcurso del siglo XX, los procedimientos periodísticos se fueron adaptando a los diferentes medios de comunicación sin modificaciones sustanciales, al igual que la actividad receptiva, y los análisis se enfocaron al compás de esta adecuación. Siempre tomando como referencia los roles. En cambio, sí fue sufriendo una modificación significativa la dinámica de los flujos informativos, fraguando en la actualidad en un panorama disruptivo que jaquea el funcionamiento del sistema de medios tradicionales. Al punto de estar obligados a preguntarnos qué significa informar/informarse en un escenario tan fragmentado para el emisor/receptor y qué vigencia tiene sostener la mirada investigativa en roles tan difíciles de dividir. Por eso, la propuesta de estas líneas es centrarse en los flujos para mirar las transformaciones en el mundo de la información. Mucho tienen que ver en esto los episodios protagonizados por las filtraciones de documentos de interés público en el mundo.


Los referentes más importantes del movimiento leaks no sólo han protagonizado filtraciones de información reservada sino que también tienen una lectura política y, por sobre todo, una reflexión deontológica emergente de sus acciones. Julián Assange, alma mater de Wikileaks y refugiado político en la embajada que Ecuador tiene en Gran Bretaña, da cuenta de lo que hemos dicho cuando fue entrevistado por Eric Schmidt y Jared Cohen, ambos directivos de Google, para su libro The New Digital Age (2013). Producto de la malversación que hicieron de sus palabras y la utilización contraria al espíritu de la organización que lidera, Assange transcribió la conversación completa y la publicó bajo el título "Cuando Google encontró a Wikileaks" (2014). Allí el australiano se despacha con una visión sobre la circulación informativa: "En el mundo hay personas que observan diferentes aspectos de lo que les está pasado a nivel local; hay otras personas que reciben información de cosas que no les han ocurrido a ellos directamente; y en el medio se sitúan las personas que están involucradas en el desplazamiento de la información desde los observadores directos a los que posteriormente actuarán en base a esa información. Tenemos, por tanto, tres problemas diferentes relacionados entre sí".


Aquí hay un problema a resolver que es el de un sistema de distribución ine-ficiente y definitivamente obsoleto porque responde a las dinámicas de los medios tradicionales y no al imponente sistema de red que ha penetrado todas las actividades del ser humano. Internet genera una malla por sobre la sociedad con un potencial comunicativo inexplorado en el periodismo y es a donde apunta Assange para refundar los medios en la nueva era. Lo hace desde una perspectiva emancipatoria, tales los valores de Wikileaks, pero sin duda se puede extraer un perfil genérico para plantear el problema de la circulación de información punto a punto respetando criterios de interés, importancia, novedad, etc., entre un extremo y el otro.


En este esquema, también podemos arrimarnos un poco más al mantra del establishment periodístico durante el siglo XX: la objetividad. Se trata de "ver que se introduce en el periodismo ese aspecto tan relacionado con la reputación de la ciencia que es la pregunta: ¿Dónde están los datos? Si no se aportan datos, ¿por qué demonios debería tomarme esto en serio?" La objetividad no como formato noticioso sino como insumo de trabajo, tomando los hechos como punto de inicio para luego complementar con interpretación y opinión, ambos parte del trabajo periodístico. Y en esto, algunas figuras pierden valor y otras aparecen como indispensables: Assange imagina un futuro con menos "gatekeepers" y más "verificadores", rol destinado a reasegurarse de la autenticidad de documentos, en su caso, o datos en sí mismo.


Evidentemente, hay una filosofía subyacente de las acciones de Wikileaks que han sido conceptualizadas por el propio creador de la bestia, quien cierra sus reflexiones con un escenario disyuntivo: se "prevé dos futuros diferentes y complementarios de Internet: uno, una Internet ubicua en una gobernanza corporativa centralizada; y otro, una Internet vibrante y descentralizada, adecuada a la emancipación de la historia y los seres humanos". A la par de este planteo podemos plegar el futuro de la información.


Por Juan Pablo Darioli, licenciado en Periodismo (UNR) y trabajador de Radio Nacional Rosario.

Publicado enSociedad
¿Hay alguna diferencia entre terrorista y simple criminal?

Policías y reporteros tenemos mucho en común. Ambos estudiamos las flaquezas humanas. Tenemos una relación osmótica-parasítica. Y supongo que es sólo natural que caigamos en lo esquemático con respecto al crimen.


En los años pasados, he descubierto que existe el crimen puro y simple (el crimen gangsteril, el de estudiantes con locura de gatillo o antiabortistas, o escuadrones de la mafia), y el crimen terrorista, para el cual las partes deben calificar por tener una rabia política, ser adherentes a una desviación religiosa –inspirados en forma directa o de algún otro modo– y por lo regular miembros malignos, mesiánicos, sádicos, enfermos, medievales de un culto de muerte. Entre estos últimos, no hace falta decirlo, están los radicales cultivados en su patria que asesinan personas de cualquier religión a causa de las aventuras de Occidente en Medio Oriente.


En realidad, esto significa que el crimen ordinario –el asesinato en masa de occidentales a manos de occidentales por dinero, codicia, venganza personal o un deseo de matar persona relacionado con las drogas– es tratado como algo normal. Pero el crimen relacionado con el terrorismo casi siempre indica que se hace responsables a musulmanes. En otras palabras, los criminales son amigos nuestros, mientras los terroristas son musulmanes de piel oscura que odian nuestros valores, quieren cortarnos la cabeza y obviamente están locos.


Vimos la naturaleza insostenible de esta tontería inmediatamente después de la matanza de 14 estadunidenses inocentes en California. Al principio los policías del país dijeron no saber si era un crimen relacionado con el terrorismo (sic); lo llamaron tiroteo masivo. En varios canales nos dijeron que los asesinatos eran resultado de una disputa, que supuestamente el hombre del gatillo estaba furioso por insultos de una de las 14 víctimas. Pero luego resultó que tenía nombre musulmán y que, junto con su esposa, poseía un arsenal en a casa y al parecer había jurado lealtad al Isis. Entonces el tiroteo masivo se convirtió en acto de terror. Para mayor confusión con la nueva definición, los policías dijeron que no creían que la pareja hubiera tenido contacto directo con el Isis, pese a que el grupo se atribuyó responsabilidad. Luego se supo que la pareja había sido radicalizada –algo que la mafia no practica– años antes de la matanza.


En el crimen a puñaladas en la estación del metro de Londres, hace una semana, también se confundió la semántica. Al principio al policía investigaba un acuchillamiento en Leytonstone, pero después de que el sonido de una grabación en video registró a un hombre que gritaba esto es por Siria y un civil que contestaba tú no eres musulmán, la policia lo declaró incidente terrorista. David Cameron dio mucho peso a lo de tú no eres musulmán. De entonces a la fecha se ha acusado a un hombre por intento de homicidio.


Todo esto es un tanto extraño. En la década de 1980, cuando el ejército británico y el ERI luchaban a muerte en Irlanda del Norte, el gobierno británico estaba desesperado por poner a los del ERI la etiqueta de criminales: criminales despiadados, desesperados, incluso terroristas, pero más que nada criminales comunes que debían responder ante la ley y ser sentenciados a muchos años de prisión, cualquiera que fuese la razón de su violenta campaña. Luego los del ERI decidieron que deseaban ser llamados presos políticos –la versión cortés de terroristas– porque querían que sus asesinatos, robos e intimidación se viesen como crímenes políticos, separados de la ralea de mafiosos, criminales a sueldo, violadores y sádicos que habitan todas las sociedades, incluida la de Irlanda del Norte.


Tan entusiasmados estaban en reclamar estatus político que se pusieron en huelga de hambre. Diez murieron bajo la fría mirada de Margaret Thatcher. Pero luego el gobierno británico cedió a casi todas las demandas del ERI. Los internos de la agrupación se convirtieron en políticos y salieron del cautiverio cuando se declaró la paz, en tanto los rufianes y asesinos de Irlanda del Norte siguieron al arbitrio de su majestad.


Entonces, ¿hay alguna ventaja en ser terrorista o criminal ordinario? Supongo que depende de cuánto valga su vida. Para los combatientes británicos del Isis Reyaad Khan y Ruhul Amin, muertos en un ataque con drones del Reino Unido, ser clasificados como terroristas resultó letal. Sus muertes –léase ejecuciones– fueron, según Dave, necesarias y proporcionadas a la autodefensa individual (sic) de Reino Unido. Habían planeado ataques en Gran Bretaña.


En otras palabras, Dave no hubiera mandado un drone a aniquilar a un asesino escolar de Leicester o a un matón del East End de Londres, incluso si estaban planeando otra matanza. Khan y Amin tenían que estar lejos y trabajando por Isis para calificar para un ataque con drones. Entonces Dave y nuestros muchachos y muchachas los sentenciaron a muerte.


Sin embargo, la dicotomía criminal/terrorista se extiende mucho más allá. La más reciente afirmación de los opositores sirios a Bashar Al Assad –que Assad es un terrorista mucho mayor que el Isis porque ha matado más personas que el grupo islamita (seis veces más, según el Canal 4 británico)– sugiere que el mero número de hombres, mujeres y niños que han muerto a manos de alguien determina si se es criminal o terrorista. O tal vez significa que un grupo terrorista con aspiraciones de matanza más modestas –presumiblemente el Isis en este caso– es menos horrible que un grupo terrorista con aún más muescas en los cañones de sus armas.


Pero esperen un minuto. Si lleváramos el ejemplo de Al Assad a su conclusión lógica, tendríamos que conceder que los señores Bush y Blair –mediante la invasión ilegal de Irak en 2003– fueron responsables de la destrucción de más vidas inocentes que Isis y Al Assad juntos. Y entonces, ¿Bush y Blair califican como superterroristas? ¿O sólo son criminales, aunque criminales de guerra que en teoría calificarían para la corte internacional de La Haya, pero que están absolutamente a salvo de ataques de drones y nunca jamás serán llamados terroristas?


Traducción: Jorge Anaya

Publicado enPolítica
Viernes, 11 Diciembre 2015 06:26

Isis quiere que ataquen a musulmanes

Isis quiere que ataquen a musulmanes

Ahora que se supone que todos estamos involucrados en la batalla mundial contra nuestro peor enemigo desde Hitler (no, no se trata del cambio climático, claro, sino del Isis) es momento de entender cómo funcionan las fuerzas de la ley, el orden y la seguridad que se supone nos protegen, y cómo éstas pueden hacer más por reclutar musulmanes europeos para la causa extremista que todos los videos de Isis juntos.


Se trata de la historia de cómo la policía, debido a la ignorancia y el racismo, provocó que el Isis le mandara mensajes burlones a un joven que probablemente hace más por prevenir el terror en las calles de Bruselas que nadie más.


Montasser al De'emeh es un académico palestino, escritor y ciudadano belga, que además es especialista en una materia en la que los policías ahora se creen expertos: la radicalización o la proliferación interna de los terroristas de Isis.


De'emeh dirige un centro cuya misión es captar radicales y tratar de alejarlos de su obsesión con el culto a Isis. Una labor importante en Bélgica, que ha enviado a 350 combatientes a Siria, proporcionalmente más que cualquier otra nación europea. También es coautor de un libro muy aclamado sobre el Isis titulado La caravana de la yihad: un viaje a las raíces del odio.


De'emeh es bien conocido en Bélgica. Ha sido filmado por equipos de televisión en sus viajes por Bruselas; además ha sido entrevistado por el diario The Washington Post y medios belgas.


La semana pasada, el experto conducía hacia su hogar después de hablar ante parlamentarios belgas flamencos cuando fue detenido por la policía. No hubo problema. De'emeh es el tipo de persona del que tenemos que cuidarnos en estos días peligrosos de matanzas de Isis y discursos dignos de director de escuela estilo Hilary Benn.


Al menos eso se pensaría.


Según De'emeh, iba en dirección a su hogar en Molenbeek (el mismo Molenbeek que ahora se considera semillero del terror de Isis) cuando se le detuvo en un puesto de vigilancia policial. Él lo consideró normal, pues los ataques de París habían ocurrido semanas atrás y Bélgica estaba en estado de emergencia.


Los policías me pidieron mis papeles, me relata De'emeh. "Se los di sin problema. Me preguntaron cuántos idiomas hablo. Les dije que holandés, francés, inglés y árabe. Uno de ellos me dijo: 'Aquí en Bélgica no nos gusta que se hable en árabe'. No fueron amables. Preguntaron qué había en mi auto y encontraron ejemplares de mi libro La caravana de la yihad. Un policía me dijo: "aquí en Bélgica no le permitimos tener este libro en su auto. Aquí no tenemos yihad'.


Me hicieron salir del coche y poner las manos sobre el techo del vehículo. Me pidieron la clave de mi teléfono y no se las di.

Abrieron mi teléfono, le sacaron la tarjeta de memoria, escribieron algunos números y me la devolvieron. Luego revisaron todos mis papeles y los arrojaron de nuevo al interior del auto. Algunos cayeron en el pavimento, continuó.


De'emeh, ya indignado, reclamó a los policías. Les dije que acababa de dar un discurso ante el Parlamento sobre la radicalización. Que estoy al frente de un centro que se encarga de liberar a la gente de Isis. Durante dos años lo he estado haciendo. Trato de desradicalizar a esta gente. Pero Isis quiere que cosas así sucedan. Quieren que la policía amenace a los musulmanes y se comporte así. Socavan nuestra labor y ayudan a Isis.


La policía local trató de dar excusas por este pequeño incidente. Vimos que personas habían filmado puestos policiales y militares desde su automóvil. Presumiblemente se trató del equipo de televisión que ha documentado el trabajo de De'emeh.
También acusaron al experto de haber incitado a transeúntes contra la policía, lo cual viola la ley en Bélgica.


Pero lo peor estaba por venir. De'emeh comenzó a recibir mensajes de Isis.


Se reían de mí. Me escribieron que ahora yo iba a ver lo que pasa cuando la gente se opone a Isis. Uno de los mensajes decía: ¿Qué te pasó, eh? ¿Tienes problemas? Isis estaba muy complacido con lo ocurrido. Quieren que esto nos pase a los musulmanes. Quieren que la policía ataque a los musulmanes. Quieren una guerra entre los musulmanes europeos y el resto de la población.


La ironía de todo esto sería demasiado obvia. Los policías belgas tendrían que haber estado leyendo el libro de De'emeh en vez de condenar al autor por llevar ejemplares en su auto. Debían haber tenido que aprender de él en vez de humillarlo.
Pero una vez que se dice a la gente que está viviendo con temor, una vez que se ha recurrido al estado de emergencia, todas las reglas normales de la sociedad se tiran a la basura.


Yo sí me pregunté, mientras veía el grotesco debate de nuestro Parlamento sobre los bombardeos contra Siria (y que tuvo más que ver con destruir a Corbyn que con la destrucción de Isis): ¿qué le espera a Gran Bretaña?


¿Otro ataque en Londres, mismo que hoy nuestros amos parecen considerar algo inevitable, pues será la represalia por la ampliación de nuestra enclenque guerra anti Isis en Siria? Y de ser así, ¿debemos esperar nuevas leyes para ayudar a las autoridades de seguridad a ir más allá de la intervención de teléfonos y rastreo digital que ya fueron aceptados como ley?
Después de la victoria de Dave, ¿notaron cómo cambió su retórica? Primero fue la urgencia en el debate por cortarle la cabeza a la serpiente, frase, por cierto, que los sauditas usaban en referencia a Irán. Luego, un repentino llamado a la paciencia.

Después de toda esta prisa por votar, salió con que la guerra tomará tiempo. ¿Estos son nuestros valores ahora?


Ciertamente, cada vez que proclamamos que nuestros valores están siendo atacados logramos hacerle mayor daño a dichos valores. Y eso es lo que De'emeh dice que es exactamente lo que quiere Isis.


Todo esto es lo que arriesgamos para que Dave pueda mandar a unos cuantos a la batalla en Siria y Hilary Benn pueda vanagloriarse de sus certificaciones contra el fascismo.


Sí. Ya todos entendimos el mensaje.


¡Chocks away!*


Traducción: Gabriela Fonseca


*Término usado por la aviación británica durante la Segunda Guerra Mundial para indicar que una nave despegaría. Se refiere a retirar las cuñas que se usan como freno para las llantas del tren de aterrizaje de un avión. (N de la T)

Publicado enInternacional
Policías estadunidenses han matado a más de mil personas en lo que va de 2015

Policías en Estados Unidos han matado a más de mil personas en lo que va de 2015 contando las muertes de dos ciudadanos más, uno en Oakland y otro en Minneápolis, el pasado fin de semana.


En Oakland, agentes dispararon contra un hombre que se les acercó con lo que parecía ser una pistola, que resultó ser una réplica, cuando la policía dispersaba cientos de vehículos que participaban en un show ilegal realizando maniobras peligrosas. Aún no se identifica la raza de la víctima.


En Minneápolis, cientos de manifestantes obstaculizaron una carretera durante horas en protesta por un incidente en el que policías balearon a Jamar Clark, afroestadunidense de 24 años. Unas 51 personas fueron arrestadas en la protesta. La policía insiste en que Clark se enfrentó a los agentes que respondían al reporte de un asalto, pero testigos aseguran que los uniformados dispararon mientras el joven ya estaba en el suelo, sin moverse ni resistirse, y que ya estaba esposado cuando recibió un balazo en la cabeza.


En respuesta a las protestas, la alcaldesa de Minneápolis solicitó al Departamento de Justicia abrir una investigación. Los manifestantes exigen que la policía presente el video del incidente.


El Departamento de Justicia no cuenta con un registro oficial completo del uso de la fuerza por los miles de departamentos de policía en el país. Por lo tanto, The Guardian (www.theguardian.com/us-news/ng-interactive/2015/jun/01/the-counted-police-killings-us-database#) y el Washington Post, por separado, han hecho conteos independientes.


Según los cálculos de The Guardian, el incidente en Oakland marcó la víctima mil en 2015. De ese total, 883 murieron por balas disparadas por policías, otros 47 después de ser sujetos al shock eléctrico de un taser policiaco, 33 después de ser atropellados por un vehículo policiaco y 36 que fallecieron en detención. Según su análisis de estas estadísticas, la tasa de muertes de civiles a manos de la policía es actualmente de 3.1 cada día. El conteo hasta hoy alcanzó un total de mil 5.
Los afroestadunidenses, aunque representan sólo 13 por ciento de la población, son ultimados por policías casi dos veces más que los blancos.


A la vez, unos 44 millones de residentes (mayores de 16 años) han tenido por lo menos un encuentro directo con la policía entre 2002 y 2011, y 75 por ciento de los que padecieron algún uso de fuerza por la policía percibieron que eso uso fue excesivo, según un nuevo informe del Departamento de Justicia presentado la semana pasada. Más aún, según el informe oficial, los afroestadunidenses tienen más de dos veces la probabilidad de padecer fuerza no letal o la amenaza de fuerza de la policía que los blancos, reportó el Washington Post.


Las protestas en Minneápolis no son aisladas ni únicas. Desde los hechos en Ferguson, Misuri, en agosto del año pasado –cuando un policía disparó y mató a Michael Brown, afroestadunidense desarmado de 18 años de edad– las noticias sobre el excesivo uso de fuerza, incluida la letal, han generado protestas e ira en el país, sobre todo por la desproporción de casos en que policías blancos han matado a jóvenes afroestadunidenses. Eso generó un movimiento con perfil nacional llamado Black Lives Matter, a partir de una sencilla consigna que afirma que las vidas de negros importan.


Decenas de casos parecidos han alimentado un movimiento contra la violencia policiaca y la impunidad de las autoridades en estos casos. Esto ha contribuido al debate nacional, que ha llegado hasta la cúpula política, por promover una reforma no sólo de la policía, sino del sistema judicial penal, sobre todo por la inocultable injusticia racial que se evidencia desde la actuación de las policías en las calles, el proceso judicial y la demografía de la población más encarcelada del mundo.


Ese movimiento se ha extendido a las universidades, con un enfoque más amplio sobre el racismo institucional que prevalece en este país, y miles de jóvenes han participado en una creciente ola de acciones con resultados sorprendentes, incluida la renuncia de rectores (consultar: www.jornada.unam.mx/2015/11/16/ opinion/038o1mun ).

Publicado enInternacional
Europa, en camino de convertirse en Estado policial; riesgo de ataque químico en Francia

En toda Europa se anunciaron este jueves planes para coartar las libertades civiles y reinstalar los controles fronterizos.
Al anunciar una iniciativa para extender tres meses el estado de emergencia, el primer ministro francés, Manuel Valls, advirtió que el país enfrenta el riesgo de ataque químico por yihadistas. Valls afirmó que la macabra imaginación del Isis es ilimitada.
Miembros de la Asamblea Nacional aprobaron en primera lectura, por abrumadora mayoría, la iniciativa que impone el estado de emergencia por tres meses, la cual suspenderá las libertades civiles y dará a la policía poderes totales de cateo y aprehensión.


Funcionarios comentaron después que no había razón para sospechar una amenaza inmediata de ataque químico o biológico, pero que Valls cree necesario poner en guardia a la nación. Enmiendas sucesivas por la oposición de centro derecha endurecieron las propuestas al dar al gobierno el derecho de cerrar sitios web que haga apología del terrorismo y colocar rastreadores electrónicos a sospechosos en arresto domiciliario.


Valls también anunció que el gobierno abrirá pronto un campo de retención para jóvenes radicales que hayan decidido arrepentirse. El centro no sería un campo de internamiento de islamitas sospechosos ni de yihadistas nacidos en Francia que volvieran del extranjero, precisó. La ley de estado de emergencia –que ahora pasa al Senado– confiere al gobierno la facultad de investigar y detener por sospecha, sin necesidad de investigación formal o de orden judicial. Algunos políticos de izquierda y comentaristas han expresado temores de que Francia siga la misma ruta autoritaria que Estados Unidos después del 11-S.


El proyecto de ley también otorga al gobierno la atribución de prohibir manifestaciones públicas. Entre las primeras vícimas estarán dos marchas planeadas durante una conferencia sobre el clima global que se llevará a cabo en París a partir del 30 de noviembre.


El gobierno subraya, sin embargo, que ha excluido el control de la prensa, la radio y la televisión y la limitación del acceso a abogados defensores, medidas que se utilizaron cuando se puso en vigor la ley original de poderes de emergencia, durante la guerra de Argelia de 1955.


En Bruselas, el primer ministro Charles Michel reveló planes para gastar 400 millones de euros en medidas para enfrentar amenazas de terrorismo incubadas dentro del territorio, entre ellas encarcelamiento de combatientes que regresan de Siria y rastreo electrónico de radicales sospechosos. Necesitamos hacer más, necesitamos hacerlo mejor, declaró Michel al Parlamento belga horas después de que la policía lanzó operaciones sobre sospechosos en varios puntos de la capital.


Las propuestas proveen a los servicios de inteligencia y seguridad de Bélgica de más personal y nuevas tecnologías. Los fiscales tendrán la facultad de poner a sospechosos de terrorismo bajo custodia temporal por 72 horas, contra las 24 actuales. No acepto críticas orientadas a denigrar el trabajo de nuestros servicios de seguridad, advirtió. El gobierno también emitió una protesta diplomática privada a París, en la que sostiene que el yihadismo surgido dentro del propio territorio es un problema tan grande en Francia como en Bélgica.


Entre tanto, el director de la agencia de policía Europol ha admitido la probabilidad de que Europa enfrente nuevos ataques del Isis. En un discurso ante el Parlamento Europeo, Rob Wainwright aseveró que París representó una muy grave intensificación y un enemigo más sofisticado y amenazante que nunca.


Europol cuenta con una lista de 2 mil personas de las que se sabe que han viajado para combatir en Siria e Irak, si bien Wainwright reconoció que la cifra real podría llegar hasta 5 mil. Indicó que la base de datos contiene 10 mil nombres, de los cuales 2 mil son combatientes confirmados y el resto sospechosos o facilitadores.


Informó que Europol aumentará sus capacidades para enfrentar el problema, al abrir el próximo enero un nuevo centro de contraterrorismo que cubrirá todo el territorio de la Unión Europea. Este viernes, Suecia propondrá a la UE introducir controles biométricos de pasaportes en las fronteras de la zona de Schengen, hoy libre de pasaportes.
Traducción: Jorge Anaya

Publicado enInternacional
Miércoles, 11 Noviembre 2015 06:31

El big brother contra Carlos Aznárez

El big brother contra Carlos Aznárez

El cacareado derecho a la privacidad de un ciudadano tiene sus límites. No exactamente el de sus deberes (cosa que el ciudadano conoce o debería conocer), sino el de las incontables restricciones, salvedades, prohibiciones que, con precisión microquirúrgica, figuran en los documentos que en algún momento toca suscribir: préstamos, créditos, hipotecas, garantías, transporte de personas o mercaderías, seguros médicos, etcétera.


¿Quiénes se detienen a revisar la letra chica de esos documentos? No me refiero a aquellos en que entran en juego fortunas o grandes bienes pecuniarios, que suelen ser interpretados por abogados, notarios, peritos de lo que sea. Estoy pensando en esos contratos amables que, por ejemplo, suscribimos a ciegas con un servidor en Internet.


Digamos, Google. Una de las empresas que algunos asocian con el big brother orwelliano y que, a Dios gracias, velan por el derecho a nuestra privacidad con blindajes, candados, contraseñas seguras, la mar en coche. Tampoco es cosa de caer en fatalismos. Tengo sobre la mesa una vieja entrevista con Nikesh Arora, quien era responsable de Google Europa ( El País, España, 16/4/06).


Titulada Debemos tener cuidado de gente como nosotros, y un subtítulo no menos sugestivo (la competencia que preocupa a Google es de la que aún no hemos oído hablar), el señor Arora decía algo interesante: No puedes operar en un país sin cumplir las leyes. Hemos hecho dos cosas: no ofrecemos blogs o correo, porque requiere guardar información personal y no podemos garantizar su privacidad, e informamos a los usuarios cada vez que bloqueamos una búsqueda.


Pues bien. Eso fue, exactamente, lo que aconteció en días pasados con el periodista Carlos Aznárez, director fundador de Resumen Latinoamericano, importante periódico impreso y virtual, y estrecho colaborador de Rodolfo Walsh en la Agencia de Noticias Clandestina (Ancla), hasta el día de su desaparición por la dictadura cívico-militar argentina (1976-83).


No voy a extenderme en la trayectoria profesional de Aznárez. Si no lo conoce, pique usted Google con su nombre y tendrá una idea aproximada de un bronce del periodismo latinoamericano, con más de 50 años en las luchas revolucionarias, uno de los millones de usuarios de Google Argentina y, además, amigo de quien suscribe.


Denuncia Aznárez: "Días atrás, recibí en mi casilla de correos un mail de la empresa Google (escrito en inglés), en el que me informaba que 'en el plazo de diez días' Google debería facilitar el acceso a todos mis correos en función de una intimidación formulada en el juzgado de primera instancia de lo penal, contravencional y de faltas No. 28, donde está radicada la causa penal 7271/15".


Sigue: De esta singular manera, me enteré de un increíble atropello a mi privacidad como periodista, ya que se trata de correos que habitualmente utilizo para intercambiar información con otros colegas o con diferentes medios de comunicación, amén de las lógicas direcciones personales que cualquiera pueda tener en su casilla. Dicha intromisión se basa en una denuncia penal formulada por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), que me acusa lisa y llanamente por ser solidario con el pueblo palestino.


Sigue: "La DAIA y sus abogados se personaron ante la fiscalía 25 para acusarme de 'organización y propaganda discriminatoria', blandiendo el argumento de 'antisemitismo'... La DAIA se refiere a mi participación en una actividad solidaria con el pueblo palestino en agosto de 2014, cuando toneladas de bombas israelíes caían sobre Gaza, y provocaban miles de muertos inocentes –con un alto porcentaje de niños y niñas– entre la población de esa ciudad, así como hoy ocurre en Cisjordania".


A inicios de aquel año, en una conferencia en Las Vegas, el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo: La privacidad ya no es una norma social. Por lo que Google, Facebook, Microsoft y otras compañías de Internet acostumbran a entregar datos privados a los servicios de inteligencia y jueces que los requieran. En el marco de la ley, claro.


De hecho, Google se asoció en 2010 a la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en nombre de la seguridad cibernética. Y así como en el caso de Aznárez, Tel Aviv pidió eliminar el canal argentino Annur Tv, de You Tube, por publicar una entrevista del rabino David Yisroel Weiss, de Judíos contra el sionismo. La denuncia apareció en el sitio www.change.org, y la entrevista al rabino en http://chn.ge/1PcCuev.


¿Qué dijo Weiss? Dijo que el sionismo es el fascismo del siglo XXI, y que los sionistas no son judíos. ¿No hay leyes contra la discriminación en Estados Unidos? Pero a Tel Aviv le resulta más fácil denunciar a Eduardo Galeano, Noam Chomsky, James Petras y Rubén Saboulard, director de la revista argentina La Maza, que en agosto de 2014 publicó en sus páginas artículos antisemitas de los nombrados. ¿Qué, si Galeano murió? Da igual. La DAIA radicó la denuncia contra La Maza en la fiscalía 35 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y quiere que todos vayan presos.


¿Quiénes, entonces, manipulan los hilos del gran hermano?

Publicado enInternacional
Los jóvenes palestinos cogen los cuchillos porque no quieren morir en silencio"

Son apenas varias decenas de jóvenes que han optado por luchar contra la ocupación militar con cuchillos, aun a sabiendas de que su vida terminará por los disparos de los soldados israelíes o los colonos. Sin embargo, no están dispuestos a morir silenciosamente, como corderos llevados al matadero.


JERUSALÉN.- "Son jóvenes que han nacido después de la Conferencia de Madrid de 1991, que no albergan expectativas, ni para ellos ni para sus familias, que solamente han conocido la ocupación y que nunca han salido de Cisjordania. Muchos de ellos ni siquiera han visitado Jerusalén", explica Fayez Saqqa, un alto funcionario de la Autoridad Palestina. "Son ataques fruto de la desesperación", concluye.

Los jóvenes que están dispuestos a sacrificar sus vidas apuñalando generalmente a un soldado o a un colono comparten el perfil de que quien se ha criado en condiciones muy adversas. Antes de tomar el cuchillo saben que las posibilidades de sobrevivir son escasas, porque tanto los colonos como los soldados están armados y no dudarán en disparar a matar tan pronto como se sientan amenazados.


"En general son muchachos de entre 14 y 25 años que se han criado en campos de refugiados o en las localidades de Cisjordania, muchos de ellos sin empleo, con estudios o sin estudios, que no ven ningún horizonte delante de ellos, que carecen de expectativas, que están rodeados de un colonialismo cada día más fuerte y que desconfían totalmente de la comunidad internacional", dice Saqqa para explicar el móvil de esos jóvenes.


"Cuando han tomado una decisión no piensan en sus familias, ni piensan en que el ejército después demolerá sus casas familiares. Solo piensan en acabar con la ocupación. Saben perfectamente que morirán acribillados y con un tiro de gracia en la cabeza. Es lo que suele ocurrir en estos casos", continúa Saqqa.

Los palestinos llaman a lo ocurrido en las últimas semanas habba, que significa 'levantamiento', para distinguirlo de las dos intifadas anteriores. "Una habba es un levantamiento espontáneo que no sabemos si terminará en intifada. La intifada, por su parte, es un fenómeno más amplio y generalizado, con unos fines políticos claros y específicos", explica Saqqa.


El título principal de la portada del fin de semana del Yediot Ahronot, el diario hebreo de mayor circulación, decía: "Abu Mazen pide a los diputados árabes (israelíes) que no suban al monte del Templo", es decir a la Explanada de las Mezquitas. "El titular responde a la verdad", confirma un funcionario palestino.


La petición de Mahmud Abás ilustra perfectamente la posición del presidente palestino, que sigue empeñado en calmar la situación antes de que se le escape de las manos. Abás está en contra de la resistencia incluso en los términos más suaves, lo que explica su siempre creciente impopularidad en Cisjordania, que algunos justifican por la fuerte represión que sufre la población palestina que no está de acuerdo con sus politicas.


Un reciente sondeo del Centro Palestino para la Investigación Política y de Opinión muestra que las dos terceras partes de la población quiere que Abás dimita inmediatamente, y que el 42 por ciento está convencido de que tan solo mediante la lucha armada se conseguirá que Israel salga de los territorios ocupados.


En las manifestaciones de las últimas semanas se ha identificado a un gran número de agentes de la policía vestidos de paisano que vigilan a los jóvenes que protestan contra el ejército, verificando que no vayan armados y que solamente arrojen piedras. Esta circunstancia corrobora que la mayor preocupación de Abás es evitar a toda costa un conflicto con Israel.


"No creo que pueda hablarse de un perfil común de los jóvenes que recurren a los cuchillos. En cualquier caso, no responden al perfil de desesperados. Muchos son estudiantes que están dispuestos a morir para que sus familias vivan en libertad. Los apuñalamientos son trágicos, pero esos jóvenes desean enviar al mundo un mensaje claro acerca de cuáles son sus deseos y aspiraciones", comenta la líder palestina Hanan Ashrawi.


"Hay que entender que se encuentran en una situación en la que no pueden vivir, que sufren constantemente ataques del ejército. Naturalmente, saben que cuando cogen un cuchillo lo más probable es que mueran, pero no quieren morir silenciosamente como la mayor parte de su pueblo. Hay que señalar que, aunque la mayoría de las protestas son pacíficas, hay jóvenes que quieren responder a la violencia con la violencia. Saben perfectamente que los soldados tienen chalecos protectores y que sin ninguna duda les dispararán y los matarán", explica Ashrawi.


La habba se explica por la persistencia de la ocupación y por la constante expansión colonial israelí, así como por la presión de radicales judíos sobre la mezquita Al Aqsa al amparo del gobierno de Benjamín Netanyahu. La habba ha suscitado algunas reacciones de la comunidad internacional, pero todas esas iniciativas están dirigidas a acabar con la violencia y no con las causas de la violencia.

Es difícil saber si esta habba terminará en una intifada. El presidente Abás es el principal enemigo de la lucha contra la ocupación, pero ya cuenta con 80 años y no podrá mantenerse mucho más tiempo en el cargo. Su gran temor es que alguien vaya más allá de los cuchillos y cometa un atentado suicida que cause muchas bajas en Israel, pues esto podría conducir a una situación de violencia todavía mayor y más descontrolada.

Publicado enInternacional
Google Glass: videovigilancia, activismo y realidad aumentada

Con la tensión entre tecnología y vigilancia siempre vigente, el artista holandés Sander Veenhof convierte las gafas de Google en el mejor aliado para proteger nuestra intimidad.

 

A mediados de abril de 2014, Google anunció a bombo y platillo el lanzamiento de Glass, sus gafas interactivas. Pese a que año y medio después su futuro es incierto, es uno de los gadgets que ejemplifica una nueva generación de dispositivos tecnológicos denominados wearables, que se llevan encima como si se tratara de piezas de ropa, y se trata principalmente de relojes, pulseras, anillos y gafas.


Aunque las funcionalidades de los wearables son básicamente las mismas que las de un teléfono inteligente, Glass ha despertado desconfianza respecto a cómo puede afectar a la privacidad de terceros. La principal fuente de temor es que estas gafas puedan llevarse puestas y utilizar su cámara en todo momento de una manera discreta, ya que el dispositivo se activa con comandos de voz. Una encuesta reciente llevada a cabo en los Estados Unidos destaca que un 72% de los ciudadanos de aquel país no utilizaría Glass por cuestiones de privacidad. En este mismo contexto, un grupo de congresistas escribió una carta a Google en mayo de 2013 pidiéndoles respuesta a una serie de inquietudes sobre la materia.


Aprovechando el creciente interés que despierta este tema, el artista y programador Sander Veenhof ha aportado un elemento nuevo para el debate. Este creador holandés es el artífice de Watch Your Privacy, una aplicación de realidad aumentada (RA) para Glass y compatible con teléfonos inteligentes que alerta al usuario o usuaria de la presencia de cámaras en su ciudad, así como del radio de acción exacto de las grabaciones.
Usando Watch Your Privacy, una persona puede ver en tiempo real qué zonas de cada calle están siendo registradas por cámaras de vídeo. Para ello, la aplicación obtiene información de un subconjunto de datos de Open Street Map, un proyecto colaborativo para crear mapas libres y editables, que en este caso extrae información pública de la situación de cámaras de videovigilancia en todo el mundo.


Watch Your Privacy no es la primera obra de Veenhof en torno al impacto de las nuevas tecnologías en nuestra cotidianidad. Siempre con una pátina de humor, el artista ha ideado funcionalidades para Glass como un salvapantallas para cuando el usuario no quiere utilizar las gafas aunque las lleve puestas, o una aplicación que detecta el aburrimiento del individuo y proyecta imágenes entretenidas para evitar que se duerma.


La aplicación tampoco es la primera aproximación artística a la relación entre tecnologías de la información y privacidad. Como señala el teórico del arte Juan Martín de Prada, muchas obras artísticas hacen uso de este tipo de tecnología para "ensayar formas de contrarrestar la amenaza política inherente a las mismas, explorando sus potenciales en direcciones contrarias, haciendo de ellas tecnologías para el juego, la crítica o la disensión".

De la realidad virtual a la aumentada


En un extenso artículo publicado en su web, el creador de Watch Your Privacy repasaba recientemente su trayectoria. Veenhof comenzó usando el metaverso de Second Life, "un mundo programable donde era capaz de crear instalaciones interactivas a cualquier escala, sin la inversión en materiales costosos". Pero con la llegada de la RA a los móviles, comenzó a usar esta tecnología porque, en sus palabras, le permitía "llevar la vida virtual a las calles".


El paso de Veenhof de Second Life a la RA ejemplifica en cierto modo la evolución de la realidad virtual en los últimos años. Second Life es un metaverso en que los usuarios crean un personaje o avatar que les representa corpóreamente y les permite interactuar con otros en un mundo virtual similar al físico. En este sentido, responde a la lógica de los sistemas de realidad virtual, que centran toda la actividad del individuo en el espacio digital, de manera que el espacio físico se vuelve innecesario.


La RA, en cambio, no sumerge al usuario en un mundo completamente separado, sino que en cierto modo añade una capa de información suplementaria a la realidad, permitiéndole interactuar con ella. En términos de Sander Veenhof: "La RA me permite trabajar en proyectos en los que elementos virtuales y componentes físicos verdaderamente se integran y se potencian mutuamente entre sí, que conducen a un resultado que no podría ser posible de otra manera ". Así, Watch Your Privacy no es una aplicación que aísla al usuario a un mundo seguro pero virtual donde no es víctima de la videovigilancia, sino que le permite adquirir una nueva capa de información de las calles por las que transita y decidir cómo quiere actuar en ellas, esto es, relacionarse con la realidad.


El espacio de la realidad aumentada


Durante los años 90 y comienzo de los 2000 predominó cierto temor a la posibilidad de que las nuevas tecnologías nos hicieran vivir en un mundo de simulacros, que las personas dejaran de interactuar con la realidad. Bajo esta perspectiva, lo virtual impregnaría toda la sociedad, haciéndonos vivir "como una mosca que se golpea una vez tras otra contra un vidrio, sin entender qué es lo que la separa del mundo exterior ", como amenazaba el sociólogo francés Jean Baudrillard.


Un ejemplo paradigmático de cómo este temor caló en la cultura popular es El cortador de césped, la película de ciencia ficción de 1992 dirigida por Brett Leonard. El filme narra la historia de un hombre simple que se convierte en un genio con poderes mentales gracias a experimentos con realidad virtual, pero fruto de estos experimentos pierde las emociones, convirtiéndose en un monstruo. En un momento de delirio cerca del final del filme, el protagonista, enloquecido, afirma: "La realidad virtual no es sólo una simulación, es un mundo completamente diferente, una dimensión eléctrica, es la utopía (...) Esta tecnología ha eliminado una capa para reveló otro universo ".


Recientemente, sin embargo, esta contraposición entre mundos virtual y real ha sido sustituida por la de lo virtual y lo físico, ya que las experiencias de los usuarios en entornos virtuales son a efectos prácticos tan reales como las que suceden en espacios físicos. Pero si bien las confluencias entre virtual y físico son cada vez más comunes ¿cuál es el espacio donde se llevan a cabo? ¿Dónde se produce lo que Veenhof considera "un resultado que no podría ser posible de otra manera"?


La RA es un "tercer espacio" entre lo físico y lo virtual, pero parece que de momento éste sólo existe en la tecnología de cada usuario. Tal y como Veenhof señala: "Aunque no hay un universo de realidad aumentada unificado. La batalla entre Apple y Google por la propiedad, el control y la explotación comercial del espacio de RA aún no ha comenzado".


Es decir, mientras la interacción con la RA dependa de aplicaciones que deben ser descargadas y activadas por los usuarios para percibir contenidos en espacios concretos, aún es difícil considerar la RA como un espacio común y compartido por todos sus potenciales usuarios. Esto no quiere decir que la RA como objeto no exista, ya que como hemos dicho se puede percibir y en cierto modo no tiene ningún tipo de limitación. Aparte de ser un material infinito, se puede aplicar en cualquier espacio y durante un periodo ilimitado de tiempo.


Activismo, cambio social y RA


Volviendo a Watch Your Privacy, cabe destacar que más allá de su utilidad práctica, esta es una aplicación en gran medida política. Veenhof ha trabajado regularmente la denuncia en sus obras y es de hecho miembro fundador de ManifestAR, un colectivo artístico y activista que utiliza la RA para sus reivindicaciones. ManifiestAR se hizo especialmente conocido por su "exposición no deseada" en el MoMA de Nueva York, en la que varios artistas situaron obras de arte en RA dentro del recinto del museo sin el consentimiento de la organización. La treintena de artistas que forman este colectivo ha producido obras de lo más diversas, que incluyen ataques de monstruos en Washington (Skwarek vs. Hight Battle, M.Skwarek, 2013) o la aparición de esqueletos de inmigrantes muertos en la frontera entre México y Estados Unidos. (Border Memorial: frontera de los Muertos, J. C. Freeman, 2012).


Se podría argumentar que la utilidad de estas aplicaciones para el cambio social es, como mínimo, limitada. Por un lado, la sencillez de algunas de ellas hace que sólo añadan una capa visual o informativa sobre una realidad, pero no permiten hacer nada para cambiarla.


Por otra parte, que una persona conozca, se descargue y en muchos casos se desplace físicamente a un lugar para poder activar la aplicación indica que muy probablemente esta persona ya está convencida, es decir, la aplicación sólo reafirma una creencia ya existente. Sobre esta posible tendenciosidad de la RA hay que remarcar lo que algunos analistas han llamado 'realidad disminuida', esto es, el riesgo a hacer un uso de la RA que se limite a hacernos ver lo que ya sabemos y nos gusta y hacer invisible lo que no queremos saber o nos molesta.


La RA es probablemente demasiado joven todavía como para valorar cuál es su potencial real para el activismo. En cualquier caso, no hay que olvidar que como ha analizado Manuel Castells, los nuevos movimientos sociales en red toman forma en el espacio físico pero se mantienen vivos y protegidos de los abusos de poder en el espacio descentralizado de Internet.


Las obras de manifiesto o la propia Watch Your Privacy no aspiran a transformar la sociedad por sí mismas, pero su representación de una problemática en la red, en la virtualidad, contribuyen a crear la conciencia y confianza colectiva necesaria para cualquier cambio social en el espacio físico.

Las 25 Noticias más censuradas por la prensa corporativa de Estados Unidos

Éstas son las top ten entre las 25 noticias más censuradas por la gran prensa corporativa de Estados Unidos, que en la práctica moldea la (des) información mundial, difundidas este 6 de octubre por el ranking 2014-2015 del Proyecto Censurado de California, que animan los sociólogos Peter Phillips, Mickey Hugg y Andy Lee Roth:

 

El 1% más rico posee la mitad de la riqueza mundial, el fracking envenena las aguas subterráneas, 89% de las víctimas paquistaníes asesinadas por drones estadounidenses ni siquiera eran identificables como militantes islámicos, aumentan los países que ahora siguen el ejemplo de Bolivia en la lucha por el derecho humano al agua, se profundiza el desastre nuclear en Fukushima, científicos opinan que exceso de metano amenaza al Ártico y a muy corto plazo pone en riesgo la vida en el planeta (20 años) por aumento de 5 a 6 grados del calentamiento global, por miedo al espionaje del gobierno se "enfría" la libertad de expresión de los escritores de todo el mundo, la policía de EEUU mata más que ninguna otra del planeta... y demasiado a menudo, obvio: los pobres reciben menos cobertura de medios que sus dueños multimillonarios y, por último, Costa Rica avanza en energía renovable hidráulica... mientras no haya sequía.


1.- El 1% más rico posee la mitad de la riqueza mundial


Hacia 2016 el 1% de la población mundial poseerá más riqueza que el 99% restante combinado, según un informe difundido en enero 2015 por Oxfam, una organización internacional sin fines de lucro que tiene como objetivo combatir la pobreza. Para el estudio de Oxfam la desigualdad extrema no es inevitable, pero en los hechos es el resultado de decisiones políticas y económicas establecidas y mantenidas por la élite global del poder, los individuos ricos cuya poderosa influencia mantiene el status quo amañado a su favor. La proporción de la riqueza mundial que pertenece al 1 por ciento aumentó del 44% en 2009 al 48% en 2014 y se prevé que alcance el 50% en 2016.


2.- El fracking envenena aguas subterráneas


Los acuíferos de California fueron contaminados ilegalmente con unos 11 millones de litros de aguas residuales envenenadas desde que fueron inutilizadas en el proceso llamado fracking, o fractura hidráulica del subsuelo para extraer petróleo y gas, según documentos del Estado de California difundidos a fines de 2014 por el Centro para la Diversidad Biológica. Según esta fuente, la fuga de contaminantes se produjo en por lo menos nueve pozos de eliminación de inyección utilizados por la industria petrolera para eliminar residuos de aguas contaminadas, práctica que probablemente se repite en otras latitudes donde también utilizan fractura hidráulica para extraer petróleo y gas.


3.- El 89% de víctimas paquistaníes de drones de EEUU ni siquiera son reconocibles como militantes islámicos


Desde que Barack Obama asumió la presidencia en 2009, se calcula que EEUU ha dado muerte a 2.464 personas en bombardeos con aviones no tripulados enviados fuera de lo que Washington declaró "zonas de guerra". La cifra fue publicada en febrero 2015 por Jack Serle y el equipo de la Oficina de Periodismo de Investigación, quienes mantienen una base de datos con todos los ataques conocidos –basándose en trabajo de campo, informes de medios y fuga de documentos– que proporcionan una imagen más clara de la escala y el impacto del programa de aviones no tripulados de EEUU, en comparación con la información episódica proporcionada por los grandes medios corporativos de información.


4.- Muchos países siguen ahora el ejemplo de Bolivia en la lucha por el derecho al agua


En el 15º aniversario de las protestas de Cochabamba, la resistencia popular al control corporativo del agua continúa expandiéndose en todo el mundo, abarcando re-municipalización de los servicios públicos de agua privatizados, acción directa contra bloqueos injustos al agua y recolección de aguas pluviales, mientras el acceso al vital elemento se entroniza como derecho humano fundamental.


En enero de 2000, el pueblo de Cochabamba cerró la ciudad en protesta contra la privatización de su sistema de agua municipal, que rápidamente duplicó y triplicó las facturas de agua. En febrero de ese año, el corresponsal de Pacific News Service Jim Shultz rompió la historia en la prensa occidental con sus informes de primera mano de los enfrentamientos entre la policía antidisturbios y los manifestantes en la llamada "guerra por el agua", que hoy se extiende entre los agricultores locales contra los rancheros o los urbanitas, pero también implica a nuevos "barones corporativos del agua", como Goldman Sachs, JPMorgan Chase, Citigroup, el Grupo Carlyle y otras mega corporaciones de inversión que están comprando derechos de agua en todo el mundo a un ritmo sin precedentes.


5.- Se profundiza el desastre nuclear en Fukushima


Continúa sin resolverse la debacle 2011 del reactor nuclear en Fukushima, Japón, a pesar de las garantías de las autoridades gubernamentales y de los principales medios de comunicación de que la situación ha sido contenida y de una evaluación de la Agencia Internacional de Energía Atómica de las Naciones Unidas donde afirma que Japón ha hecho "progresos significativos" en la limpieza del sitio. La verdad es que el vertido continuo al Océano Pacífico del agua de refrigeración extremadamente radiactiva de la planta nuclear destruida, ya detectado a lo largo de la costa de Japón, tiene el potencial de impactar porciones enteras del Pacífico y la costa occidental de América del Norte. Aparte de la posible liberación de plutonio en este Océano, Tokyo Electric Power Company (TEPCO) admitió recientemente que a diario la instalación lanza al mar grandes cantidades de agua contaminada con tritio, cesio y estroncio.


6.- El Ártico peligra ante el creciente impacto del metano en el calentamiento global


Los niveles de metano en la atmósfera alcanzaron un máximo histórico en los últimos años. Este gas de efecto invernadero es uno de los principales contribuyentes al calentamiento global, mucho más destructivo que el dióxido de carbono. En un informe para Truthout, el periodista Dahr Jamail citó a Paul Beckwith, profesor de climatología y meteorología en la Universidad de Ottawa: "En las primeras etapas, el cambio climático será abrupto para nuestro sistema climático, sin control, conduciendo a un aumento de temperatura de 5 a 6 grados centígrados dentro de una o dos décadas". Tales cambios tendrían "efectos sin precedentes" para la vida en la Tierra.


El derretimiento previo de los hielos árticos dejará atrapado al metano en la atmósfera. "Lo que suceda en el Ártico no se queda en el Ártico", observó Beckwith. La pérdida de hielo ártico afecta a la Tierra como un todo. Por ejemplo, al disminuir la diferencia de temperatura entre el Ártico y el ecuador aumentará la potencia de las corrientes, que a su vez acelerarán el derretimiento del hielo ártico.


7.- Miedo al espionaje de gobiernos "enfría" libertad de expresión de escritores


La vigilancia masiva hace dudar a los escritores de todo el mundo que los gobiernos democráticos respeten sus derechos a la intimidad y a la libertad de expresión, según un informe de enero 2015 del PEN America basado en las respuestas de 772 autores de cincuenta países. Un reportaje de Lauren McCauley en Common Dreams además de difundir el PEN América Report dio a conocer un informe de julio 2014 de la Unión Americana de Libertades Civiles y Human Rights Watch donde se da cuenta que periodistas y abogados de EEUU evitan cada vez más trabajar sobre temas potencialmente controvertidos debido al temor al espionaje del gobierno.


8.- La policía de EEUU mata... y demasiado a menudo


En comparación con otros países capitalistas desarrollados, EEUU sin duda es diferente cuando se trata del nivel de violencia estatal dirigida contra las minorías, informó Richard Becker, de Liberation, en enero 2015. Usando cifras de 2011, Becker escribió que sobre una base per cápita, "la tasa de muertes a manos de la policía de EEUU Unidos fue aproximadamente 100 veces mayor que la de los policías ingleses en 2011", 40 veces más letal que la tasa de los policías alemanes y 20 veces más mortífera que la de sus colegas canadienses. Becker dijo que probablemente éste no es el tipo de "excepcionalismo [norte] americano" que el presidente Obama tenía en mente cuando se dirigió a los cadetes graduados de West Point en mayo 2014.


9.- Los pobres reciben menos cobertura de medios que millonarios, al fin y al cabo sus dueños


En junio de 2014, Equidad y Exactitud en la Información (FAIR, por su sigla en inglés) publicó un estudio donde muestra que ABC World News, CBS Evening News y NBC Nightly News ofrecen más cobertura mediática a los 482 multimillonarios de EEUU que a los 50 millones de personas que hoy viven en la pobreza. Asimismo, se transmiten casi cuatro veces más historias que incluyen el término "multimillonario" que notas utilizando vocablos como "personas sin hogar" o "bienestar".


10.- Costa Rica avanza en energía renovable


Por 75 días consecutivos de los primeros meses de 2015, Costa Rica no quemó ningún combustible fósil para generar electricidad. Gracias a fuertes lluvias atribuidas al cambio de clima, las plantas hidroeléctricas generaron casi la totalidad de la electricidad del país, que junto a los recursos geotérmicos, el viento y las fuentes de energía solar anulan la dependencia de fuentes fósiles como carbón y petróleo.


Un informe de Myles Gough en Science Alert indica que las industrias primarias de Costa Rica son el turismo y la agricultura, que requieren poca energía, en comparación con industrias como la minería o la fabricación. La nación también tiene características topográficas (incluyendo volcanes) que facilitan la producción de energía renovable. El problema puede presentarse ante eventuales sequías originadas por el cambio climático.


11.- Fabricantes de plaguicidas gastan millones en relaciones públicas para ocultar desaparición de abejas


Dos neonicotinoides ampliamente usados en la fabricación de pesticidas parecen perjudicar seriamente las colonias de abejas, según un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard. En abril de 2015, la revista Science publicó dos estudios adicionales que corroboran los hallazgos de Harvard sobre neonicotinoides utilizados en tratamientos de semillas para más de 140 cultivos. Estos pesticidas sistémicos fabricados por Bayer, Syngenta y Monsanto se absorben a través de las raíces y las hojas y se distribuyen a través de toda la planta, incluyendo su polen y néctar.


12.- Con gastos en relaciones públicas se imponen nuevas " semillas de la duda" : maíz y soya transgénicos


A despecho de la crítica de casi 400.000 peticiones en contra firmadas por ciudadanos, profesionales de salud y agricultores, en septiembre 2014 el ministerio de Agricultura (USDA) aprobó una nueva generación de maíz y soja genéticamente modificados creados por la corporación biotecnológica Dow AgroSciences. Las nuevas semillas marca Enlist toleran un nuevo herbicida diseñado también por Dow llamado Enlist Duo, que combina por primera vez el letal ácido Diclorofenoxiacético 2,4 –componente del tóxico Agente Naranja utilizado en la guerra de Vietnam– y el glifosato, elemento clave del herbicida Roundup de Monsanto.


13.- Bases del Pentágono y la OTAN rodean a Rusia y China


El Pentágono y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cercan a Rusia y China con bases militares y sistemas de misiles, con la mirada puesta en los recursos naturales apetecidos en esas regiones por el gran capital corporativo y los intereses creados, informó Bruce K. Gagnon, del Plymouth Institute for Peace Research.


EEUU estableció bases militares en Rumania y Bulgaria, y planea otra en Albania, para rodear a Rusia. Ya existen bases con sistemas de misiles en Turquía, Polonia y Rumania, mientras destructores estadounidenses de capacidad comparable operan en el Mar Negro. A su vez, la OTAN se amplió a Letonia, Lituania y Estonia, en la frontera de Rusia, mientras negocia la incorporación de Georgia, Suecia, Ucrania y Finlandia, para aumentar así el potencial del cerco y "salvaguardar los yacimientos de petróleo y gas en la región [Mar Caspio]", según palabras del general James Jones, comandante supremo aliado de la OTAN en 2006.


14.- Hay más de 50 millones de desplazados forzados


El desplazamiento forzado total mundial de personas en el Día Mundial de los Refugiados 2014 fue el más alto registrado desde la Segunda Guerra Mundial. El informe Tendencias Globales del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estableció en 51,2 millones las personas desplazadas en todo el mundo a fines de 2013, con un incremento de 6 millones desde los 45,2 millones de 2012. La población desplazada en todo el mundo incluye refugiados, solicitantes de asilo y desplazados internos que en sus países de origen han huido de sus hogares a otras áreas.


15.- Los grandes del azúcar copian tácticas de las tabacaleras


La Union of Concerned Scientists (UCS) informó en junio 2014 que "los fabricantes de alimentos y bebidas, junto con organizaciones de apoyo a la industria, como asociaciones comerciales, grupos de fachada y empresas de relaciones públicas" buscan asegurarse activamente que los estadounidenses continúen consumiendo altos niveles de azúcar. La industria azucarera adoptó tácticas desarrolladas por la industria del tabaco, que incluyen ataques a evidencia científica, difusión de información falsa en sitios web de la industria, institutos de investigación y asociaciones comerciales para engañar al público, despliegue de científicos de la industria, influencia en el mundo académico y socavamiento de la política.


16.- Militares estadounidenses perpetran asaltos sexuales contra niños colombianos


Según un informe de 800 páginas encargado por el gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), personal militar estadounidense violó al menos 54 menores en Colombia entre 2003 y 2007. Adriaan Alsema, escribiendo para Colombia Reports, fue el primero en sacar a la luz esta historia en la prensa de habla inglesa, el 23 de marzo de 2015.


Con abundante información basada en una investigación del académico Renán Vega, Alsema documentó que contratistas militares de EEUU abusaron sexualmente de niñas menores de edad en el municipio de Melgar en 2004, en "impunidad absoluta" debido a "los acuerdos bilaterales y la inmunidad diplomática de los funcionarios de los Estados Unidos". Según Vega, los contratistas militares estadounidenses también "filmaron [los abusos] y vendieron las películas como material pornográfico".


17.- Grandes medios blanquearon el Reporte de Tortura de la CIA al Senado


Aunque el informe del Comité de Inteligencia del Senado sobre el programa secreto de la CIA de secuestros, interrogatorios "brutales" y tortura de sospechosos de terrorismo atrajo la atención de la gran prensa corporativa en diciembre 2014 en, Nafeez Ahmed informó en AlterNet que esta cobertura había "blanqueado la extensión en que la tortura ha sido siempre una práctica de inteligencia integral y sistemática desde la segunda guerra mundial (...) Pese a las afirmaciones del presidente Barack Obama de que él prohibió oficialmente la tortura en 2009, estas prácticas continúan hoy en día, "bajo la cuidadosa recalibración de Obama y sus altos funcionarios de inteligencia militar" que sirve para legitimar la existencia y expansión del aparato de seguridad nacional, escribió Ahmed.


18.- ICREACH: el mega motor de búsqueda secreto de la NSA


Basándose en documentos filtrados por Edward Snowden, Ryan Gallagher informó en Intercept que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) desarrolló un motor de búsqueda llamado ICREACH, que con su gran capacidad para recopilar información personal puede acceder a más de 850 millones de registros personales, incluyendo correos electrónicos privados, chats y algunas locaciones telefónicas. La NSA comparte los datos recogidos través de ICREACH con casi dos docenas de agencias del gobierno de EEUU.


19.- Evaluación "más completa" advierte contra riesgos de la geoingeniería


Informes de decenas de investigadores convocados por la Academia Nacional de Ciencias (NAS, por su sigla en inglés) ofrecieron "una condena crítica de la geoingeniería", según Tim McDonnell de la revista Mother Jones. Altamente controversial, la geoingeniería se refiere a los esfuerzos tecnológicos para contrarrestar el calentamiento global mediante la alteración de la composición química de la atmósfera.


20.- El FBI busca una puerta trasera para actualizarse en nuevas tecnologías de comunicación


En respuesta a los anuncios de Apple y Google de que harán más seguros los datos de sus clientes, difundidos en octubre de 2014, el director de la Oficina Federal de Investigación James Comey anunció que están tratando de ampliar su capacidad de recopilación de datos para incluir el acceso directo a los teléfonos celulares, tabletas y computadores a través de una expansión de la llamada ley CALEA de 1994 (Communications Assistance for Law Enforcement Act - Ley de las Comunicaciones para Instituciones Policíacas). Comey dijo a una audiencia en la Institución Brookings que la expansión de la vigilancia respondía al interés de la "seguridad pública" para proteger a la nación contra "amenazas terroristas potenciales".


21.- Deforestación canadiense: nuevo Amazonas del Norte


En 2000 Canadá ingresó activamente al mundo de la deforestación, aunque ha sido eclipsada por los informes de los bosques de Brasil e Indonesia. Con sólo el 10% de los bosques del planeta, Canadá representa hoy el 21% de toda la deforestación del mundo. Extensos desarrollos de petróleo y gas en arenas y esquistos bituminosos, tala y expansión de carreteras han sido los principales contribuyentes a la destrucción de los bosques canadienses.


22.- Aumentan drásticamente asesinatos globales de ambientalistas


Deadly Environment, un informe de la ONG Global Witness, reveló que de 2002 a 2013 por lo menos 908 personas perdieron la vida en todo el mundo debido a su defensa del medio ambiente. Mientras la tasa de asesinatos se duplicó en los últimos cuatro años, América Latina y Asia muestran lo más altos rangos de violencia, así como aumento de tensiones sobre los recursos naturales limitados de estas regiones. Will Potter escribió en Foreign Policy que hoy en día "Brasil sigue siendo abrumadoramente más peligroso para los ecologistas que otros países". En Brasil fue asesinado el doble de los ambientalistas que en cualquier otra nación.


23.- En EEUU los violadores se procesan muy poco


"Violación y Asalto Sexual: Un llamado renovado a la acción", un informe del Consejo de la Casa Blanca sobre Mujeres y Niñas emitido en enero de 2014, reveló que casi una de cada cinco mujeres estadounidenses han sido víctimas de violación o intento de violación en su vida. El informe indica que se acumulan los "kits" con las pruebas sin revisar de la violación o asalto sexual –exámenes forenses que reúnen evidencia, incluido el ADN del perpetrador– que pueden ser "vitales para el enjuiciamiento de los casos", en una acumulación de estuches sin analizar que explica las bajas tasas de enjuiciamiento por violación.


24.- El programa AuroraGold de la NSA "hackea" teléfonos móviles alrededor del mundo


La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) "hackea" desde hace muchos años las redes de telefonía celular en todo el mundo, según un informe publicado en Intercept basado en documentos proporcionados por Edward Snowden. El artículo de Ryan Gallagher analizó el contenido de al menos nueve documentos de la NSA que muestran cómo ha espiado a cientos de empresas, así como a otros países que están cerca de los EE.UU.


25.- Derretimiento de Groenlandia contribuye al aumento del nivel del mar


En febrero de 2015, Tim Radford informó en Climate News Network que el calentamiento atmosférico es capaz de llegar masivamente a miles de metros bajo la capa de hielo de Groenlandia, lo que podría aumentar la tasa de flujo de los glaciares y la creación de grupos de "deshielo" atrapados debajo del hielo.

Por Ernesto Carmona, periodista y escritor chileno, jurado internacional de Proyecto Censurado.

Publicado enInternacional
"EE.UU. ha creado una jurisdicción universal unilateral"

En el marco del Congreso de Justicia Universal de la Fundación Garzón, habló de la crisis migratoria y la ausencia de leyes e instituciones de derechos humanos en la arquitectura legal mundial que surgió a partir del 9-11.


Julian Assange lleva tres años, dos meses, tres semanas, un día, 21 horas y varios minutos asilado en un departamentito que ocupa una parte de la Embajada de Ecuador en Londres, cuando aparece en la pantalla gigante del Teatro Cervantes de esta ciudad para contestar preguntas vía videoconferencia. Se lo ve más cansado, más débil, más golpeado que un año atrás, cuando se entusiasmaba con la posibilidad de salir de su encierro antes de que termine el gobierno de Obama. Pero se mantiene activo. Su sitio, Wikileaks sigue filtrando nuevos documentos. En lo que va del año ha publicado un plan militar de la Unión Europea para hundir botes de refugiados antes de que salgan de Africa, un instructivo de la NSA para espías estadounidenses acerca de cómo evitar ser detectados en aeropuertos europeos, cláusulas secretas de dos megatratados comerciales que Estados Unidos negocia con Europa y la cuenca del Pacífico y las confesiones de un ingeniero tripulante de submarinos nucleares británicos que alerta sobre una catástrofe inminente porque no se respetan los protocolos de seguridad. Además, esta semana salió en Gran Bretaña el nuevo libro de Assange, Los archivos Wikileaks, sobre el impacto que ha tenido el sitio de filtraciones en distintos rincones del mundo. Invitado su abogado Baltazar Garzón a participar en el Congreso de Justicia Universal que esta semana se llevó a cabo en el Teatro Cervantes de esta ciudad, con Garzón escuchando atentamente desde el escenario, Assange habló con Página/12 del doble impacto que la guerra al terrorismo y la revolución tecnológica han tenido sobre las libertades individuales en general, y la libertad de expresión en particular.


–Quisiera preguntarle por la foto del niño Aylan Kurdi que sacudió al mundo. ¿Qué dice de la crisis migratoria, el surgimiento de partidos antiinmigrante en Europa y su correlato en Estados Unidos con la candidatura de Donald Trump? ¿Cómo todo esto se relaciona con su propia situación de asilo en la Embajada de Ecuador en Gran Bretaña?


–Hubo un cambio muy importante en los flujos migratorios a Europa en los últimos diez años. Hemos publicado algunos documentos al respecto. De hecho el documento que publicamos sobre plan de la Unión Europea para destruir barcos viniendo de Libia antes de salir de los puertos muestra una militarización muy interesante de la Unión Europa. Yo sé que ésta es una conferencia sobre Justicia Universal, pero debo decir que el derecho a la protección universal invocado por muchos abogados de derechos humanos ha sido utilizado como excusa en los últimos años para bombardear a Serbia en Belgrado, bombardear a Trípoli e introducir armamentos significativos en Libia y, más recientemente, desestabilizar a Siria a tal punto que ahora vemos el surgimiento del Estado Islámico, que es el que empuja a estos refugiados provocando una catástrofe humanitaria. Esta catástrofe es causada, a nivel de inteligencia y a nivel geopolítico, por las distintas facciones y propagandistas de los servicios de inteligencia europeos, que necesitan siempre justificar sus presupuestos y quieren llevar adelante sus ambiciones geopolíticas de noquear a Siria, de hacer que Israel consolide su posición en la Alturas de Golán, de marginalizar a Hezbolá, y hasta meterse en el ombligo de Irán para influir en decisiones clave sobre su programa energético y su futuro.


En cuanto a los aspectos legales de mi situación, hay algo interesante y tiene que ver con el derecho al asilo. En el debate en Europa sobre cómo frenar el flujo de refugiados, hay dos perspectivas. Está la perspectiva conservadora, que es eliminar el flujo completamente. Y está la perspectiva humanitaria, que es que hay que disminuir la cantidad de ahogados. La perspectiva conservadora ha llevado al surgimiento, especialmente en Suecia y Finlandia, de partidos antiinmigrantes de extrema derecha. En Suecia están divididos pero está creciendo mucho el partido el partido antiimigrante Demócratas y en Finlandia el partido antiinmigrante forma parte de la coalición del gobierno. Y desde la perspectiva huamanitaria decimos que no queremos que la gente se ahogue como ese famoso niño sirio, entonces vamos a procesar pedidos de asilo en nuestras embajadas en el sur del Mediterráneo, en Libia y en otras partes, para darle a las personas acceso directo al asilo, sin que tengan que arriesgar sus vidas para que sus derechos sean reconocidos, y para facilitar su asilo dentro de la Unión Europea. Pero Suecia, que tiene mi caso, que me tiene detenido desde hace más de cinco años sin presentar ni un solo cargo en mi contra, ahora está en una situación incómoda. Porque aún cuando no hay registros que haya hecho eso (procesar pedidos de asilo en embajadas extranjeras), ahora sabe que ese proceso existe, que es una práctica internacional aceptada y que Ecuador tiene el derecho a hacerlo (conmigo). Por otra parte otros elementos humanitarios dentro de Suecia están diciendo que para cumplir con la cuota de refugiados que ha propuesto la Unión Europea, debería procesar pedidos de asilo en el norte de Africa. El Reino Unido enfrenta el mismo dilema. Si procesa pedido de asilo en embajadas, legitima el argumento de Ecuador que es práctica legal decidir sobre el asilo de una persona, no sólo cuando se llega a un territorio sino cuando se está en una jurisdicción, y esa jurisdicción incluye a las embajadas y barcos de guerra. Para la justicia británica yo no estoy ni detenido ni asilado, no acepta un salvoconducto para que pueda llegar a Ecuador.


–¿Y con respecto a Trump?


–Yo lo miro desde la siguiente perspectiva. He seguido a Hillary Clinton durante años, tú sabes que tengo un tema personal con Hillary porque ella era la secretaria de Estado cuando publicamos los cables diplomáticos y más recientemente los correos electrónicos que se negaba a dar a conocer. Y ella es mucho más guerrera que Obama. Lo que sucedió en Libia, la destrucción de ese país y el colapso de su Estado, fue más que nada una guerra de Hillary. Hillary estuvo detrás de todo. Los generales del Pentágono se oponían a intervenir pero Hillary empujó para que se bombardeara. Entonces ahora entra en escena Donald Trump, que es aún más guerrero que Hillary. Entonces cualquiera que gane va a ser aún más agresivo que Obama. El fenómeno Trump es interesante. En este momento no hay un inundación masiva de latinoamericanos queriendo entrar a Estados Unidos. Entonces es interesante ver de dónde sale este fenómeno. Trump está apelando al mismo nacionalismo grotesco que se puede ver en los debates sobre refugiados en Australia y en Europa. El tema de los inmigrantes realmente no estaba en la agenda de manera significativa hasta que Donald Trump empezó a levantarlo. El resto del Partido Republicano tiene más decoro y más deseos gustarle a los votantes de raíces hispanas.


–Yendo al tema de este congreso, la doctrina de justicia universal, su caso parece ser lo contrario a lo que se discute acá. Porque mientras el doctor Garzón y otros impulsores de la doctrina buscan crear una arquitectura legal que esté por encima de los sistemas jurídicos de cada país, en su caso un país, Estados Unidos, buscaría imponer su propia arquitectura legal por encima del sistema internacional. Y así buscan juzgarlo a usted, que está asilado en la Embajada de Ecuador en Gran Bretaña, a través de un pedido de la justicia sueca para interrogarlo en Suecia y así poder extraditarlo a Estados Unidos desde Suecia, para que pueda se juzgado por terrorismo. Al mismo tiempo, usted y Wikileaks han denunciado que Estados Unidos busca expandir su jurisdicción legal sobre gran parte del resto del mundo a través de tratados comerciales con regiones enteras como Europa y la cuenca del Pacífico y a través del alcance global de sus servidores de Internet.


–Como resultado de tener más de 400 bases militares en más de 120 países en todo el mundo Estados Unidos es el imperio militar más grande del planeta. Por lo tanto tiene mucha influencia en muchos países. Pero mientras hablamos de jurisdicción universal formal en este congreso, Estados Unidos ha estado haciendo otra cosa, ha creado una jurisdicción universal unilateral, que sólo se aplica desde los Estados Unidos hacia los demás países, y ese es mi caso. En los últimos cinco años Estados Unidos me ha sometido a una investigación de Gran Jurado muy agresiva, investigación que sigue abierta, donde se me acusa de espionaje, hackeo de computadoras, destrucción de documentos públicos y conspiración. Pero yo no soy estadounidense. WikiLeaks no está registrado en Estados Unidos. No publicamos en Estados Unidos y no hemos publicado en Estados Unidos durante el período que cubre nuestra investigación judicial. El gobierno de Estados Unidos reclama para sí jurisdicción universal en cualquier tema que tenga que ver con el gobierno de Estados Unidos.

Entonces reclaman que si alguien publica información relacionada a la defensa nacional, ellos tienen jurisdicción, aunque los documentos no sean del gobierno, alcanza con que se refieren al gobierno o se refieran al aparato de defensa estadounidense. Entonces Estados Unidos reclama jurisdicción universal completa y por eso ha podido seguir este caso en mi contra y mi organización tanto tiempo, a tal punto que es la investigación más larga de la historia estadounidense en contra de una publicación. También es el caso legal más grande que ha llevado el Pentágono, lo cual ha sido admitido hace un par de meses por el fiscal que lleva adelante un aspecto del caso que tiene que ver con Chelsea Manning, mi presunto co-conspirador que ha sido sentenciada a 35 años en una cárcel militar. Pero no se trata solamente de mí o de WikiLeaks.

Estados Unidos ha hecho lo mismo con muchas otras publicaciones a las que considera una amenaza, cuando considera que el costo político de perseguirlas es menor que los beneficios. Entonces los islámicos que han publicado textos en favor del talibán, aunque no estuvieran directamente vinculados con el terrorismo, fueron acusados por dar apoyo ideológico al derecho a resistir las tropas estadounidenses que invaden de Afganistán.


El centro del intento de Estados Unidos de imponer su jurisdicción en otros países del mundo está en Alexandria, Virginia, un elegante suburbio de Washington D.C. Allí se reúne el Gran Jurado una vez por mes para avanzar con el caso en contra de Wikileaks. Ya llevan cinco años haciendo eso. Alexandria tiene la densidad más alta de empleados del gobierno de todo el país, entonces los jurados son elegidos entre empleados del Departamento de Seguridad Interna, la CIA, la Fuerza Aérea, la Agencia de Seguridad Nacional, y otras agencias estatales, todas ellas con base cerca de esta localidad.

Entonces, ¿cómo hacen para justificar su jurisdicción sobre mi caso? Bueno, recurren a una serie de enjuagues jurídicos para asegurarse que un Gran Jurado de seguridad nacional tome el caso. Un ejemplo es el caso reciente del topo de la CIA (Jeffrey) Sterling, que fue quien supuestamente filtró información a un periodista del New York Times (James Risen) sobre un programa de la agencia (Operación Merlín). El no vivía en Virginia, vivía en otro estado. Entonces el gobierno de Estados Unidos, encargó a Amazon el envío del libro que el periodista del New York Times había escrito, que contenía la información de Sterling acerca de la CIA, para ser enviado a una dirección en Alexandria. Cuando el libro llegó a Alexandria el gobierno reclamó que el envío constituía un fraude postal, porque Sterling había firmado un contrato que decía que no iba a revelar ninguna información de la CIA. Entonces usan todo tipo de trucos para llevar los casos allí. Así es que tienen a personas de 67 nacionalidades distintas siendo juzgadas en Alexandria. Es la política explícita de los fiscales de Alexandria intentar ganar jurisdicción de una u otra manera, con respecto a la mayor cantidad posible de países y hasta alardean públicamente de haber podido meter a 67 países dentro de su jurisdicción. Está el caso de Kim Dotcom, director Megaupload, a quien las discográficas no querían porque la gente subía a música a su sitio. ¿Quién la subía? No era Kim Dotcom, pero eso poco le importó a las autoridades y los mismo hicieron con muchos otros caso de supuesta piratería en distintos países.


–Y Kim Dotcom está en Nueva Zelanda.


–Sí, está en Nueva Zelanda, peleando para no ser extraditado. Vive y trabaja en Nueva Zelanda, su sitio está registrado en Hong Kong. no tiene nada que ver con Estados Unidos y menos con Virginia excepto que los dueños de los derechos de reproducción, como Universal, están basados en Estados Unidos.


–Aquí se ha argumentado que la nueva generación de delitos penados por la justicia universal debe incluir delitos ambientales que producen catástrofes y delitos económicos vinculados a los crímenes de lesa humanidad. ¿Piensa que a esta lista habría que agregar cibercrímenes cometidos por países, corporaciones o individuos?


–El tema me interesa porque WikiLeaks ha sido atacada por actores estatales, ha sufrido hackeos, pero me pregunto si se trata de un crimen de guerra porque tenemos una infraestructura importante que es dañada y a veces destruida por estos actores. Es una pregunta interesante pero más que una pregunta legal, me parece que es una pregunta política. Si sos todo para toda la gente terminás siendo nada para nadie. Diluís el concepto a tal punto que deja de ser efectivo. Con esta idea podés llegar hasta un punto en Naciones Unidas y en los países. El concepto de Justicia Universal puede colapsar si lo usás como defensa para todas las violaciones de derechos humanos.


–Quisiera hacerle un par de preguntas vinculadas con la libertad de expresión. A través de los documentos diplomáticos sobre Argentina que usted me entregó desde el lugar de su arresto domiciliario en Londres hace cuatro años aprendí cuán delgada es la línea entre la diplomacia y el espionaje. Siguiendo su caso aprendí también cuán delgada es la línea entre el periodismo y el terrorismo. Mi primera pregunta es la siguiente: la llamada guerra contra el terrorismo, la guerra contra entidades supranacionales como Al Qaida y el Estado Islámico ya lleva catorce años. ¿Cuál ha sido su impacto en la libertad de expresión? Mi segunda pregunta es cómo ha afectado a la libertad de expresión la revolución tecnológica que estamos viviendo.


–Algo muy serio ha ocurrido acá en el Reino Unido en los últimos días porque Gran Bretaña ha lanzado por primera vez ataques de drones en Siria. Y estos ataques son asesinatos selectivos. Y han sido usados en contra de sus propios ciudadanos y como resultado de estos ataques dos o tres ciudadanos británicos han sido asesinados. Existe ahora una lista negra de cinco ciudadanos británicos para ser asesinados. Se argumenta que estos asesinatos están justificados bajo la ley porque estos ciudadanos participan en una variedad de conspiraciones en contra de Gran Bretaña. Pero la realidad es más interesante. Puede ser que participen en El Estado Islámico con la idea de llevar adelante ataques terroristas en el Reino Unido, pero no están en el Reino Unido. Están en Siria y cualquier persona que quiera proyectar su fuerza sobre un país debe llegar a ese país para hacerlo. Ahora si alientan a personas a través de internet, o si participan en una conspiración en contra del Reino Unido a través de internet, lo hacen con gente en el Reino Unido, o con gente que podría ir al Reino Unido. La gente que no está en el Reino Unido puede ser detenida en la frontera y la gente que está adentro puede ser arrestada, siempre y cuando se consiga interceptar sus comunicaciones. Pero si los matás la comunicación se interrumpe, mientras los agentes del Estado Islámico permanecen en el Reino Unido sin ser detectados. Entonces la justificación a nivel policial es bastante débil para asesinar a gente en Siria que podría estar queriendo conspirar para hacer algo en el Reino Unido. Si hay un complot querés identificar y detener a la gente involucrada. Querés permitir que el coordinador sigan comunicándose para poder identificar quiénes son los que cometerían el acto terrorismo. El servicio de inteligencia británico GCHQ, es muy avanzado, de lo más avanzado en el mundo, y controlan todas las comunicaciones, con muy pocas excepciones, comunicaciones que salen del Reino Unido y deberían poder aprovechar eso para desbaratar los complots. De cualquier manera usan una lista secreta de asesinatos, no hay proceso judicial, no hay manera de saber si uno está en la lista. Es un ejemplo cómo la política de asesinatos selectivos de Barack Obama se ha expandido al Reino Unido, lo cual es preocupante porque muy pronto Nueva Zelanda tendrá su lista, Australia la suya. Otra revelación preocupante de esta semana es que Suecia tiene un representante en el comité de asesinatos selectivos de Estados Unidos, junto con Alemania. Alemania dice que Estados Unidos lo presionó a formar parte del comité para cubrirse geopolíticamente, pero al mismo tiempo está muy preocupado por la legalidad de lo que se está haciendo. En cambio Suecia hasta ahora parece estar contenta con su participación.


También quiero señalar que la Corte Penal Internacional en teoría es un instrumento muy importante, si no para la jurisdicción universal, para algo que se le parece. En mi último libro que salió ayer (The WikiLeaks files) tenemos todo un capítulo sobre cómo Estados Unidos ha intentado marginalizar y socavar a la Corte Penal Internacional. Básicamente lo que ocurrió es que Bill Clinton había aceptado con muchas reservas formar parte de la CPI, para tener cierto control sobre la corte, intentó vender la idea a su consejo de seguridad pero no lo logró, y cuando llegó W. Bush Estados Unidos se fue de la CPI. En ese momento Estados Unidos empezó una fuerte campaña en contra de la CPI, tratando de cerrar acuerdo con una variedad de países, los llamados acuerdos del capítulo 97, para que todo país que estados Unidos pudiera convencer, firmara un acuerdo garantizando que nunca enviaría aún ciudadano estadounidense a la CPI. A través de sanciones y también de incentivos Estados Unidos logró que varios países firmen estos acuerdos secretos del artículo 97. Cuando vino Barack Obama, la política fue más sutil pero se continuó en la misma dirección. El resultado es lo que vemos hoy: sólo ciudadanos de países africanos han sido juzgados por la CPI. Ahora vemos que Palestina se ha unido a la CPI a pesar de una fuerte campaña para que eso no ocurra. Lo interesante es que la campaña fue tan fuerte, lo cual demuestra un verdadero miedo al CPI. Eso quiere decir que aún la remota amenaza de un proceso judicial en la CPI provoca un esfuerzo extraordinario para eliminar esa posibilidad. La amenaza de ser juzgado aún cuando es remota, cambia comportamientos y es importante aprender eso para valorar a la jurisdicción universal.


–¿Y con respecto a la libertad de expresión?


Algunas de nuestras investigaciones han tenido consecuencias legales. hemos demostrado crímenes de guerra en Irak y Afganistán, en relación a la tortura, el asesinato de civiles pero el gobierno de estados Unidos no investigó ninguno de esos casos, investigó a la fuente de información y esa fuente fue condenada a 35 años de prisión. Del mismo modo, con John Kiriakou el ex agente que filtró información la práctica del submarino en los interrogatorios de la CIA, fue juzgado y pasó dos años de prisión. Ya está libre nuevamente, pero es la única persona que fue juzgada, nadie fue juzgado por lo que él denunció.


–En los últimos meses Wikileaks viene denunciando y publicando información sobre dos tratados que se están negociando casi en secreto a nivel mundial: el TTP (Acuerdo Estratégico del Trans-Pacífico de Cooperación Económica) y el TPIP (Asociación del Transatlántico par el Comercio y la Inversión.


–Estados Unidos ha decidido abandonar la Organización Mundial del Comercio como herramienta efectiva para regular los intercambios financieros internacionales. Así que se está saliendo, creando distintos mecanismos y lo está haciendo a gran velocidad para rodear geopolíticamente y legalmente a China con un nuevo bloque comercial, un nuevo bloque legal. Ese bloque que está construyendo es el acontecimiento geopolítico más significativo desde la creación de la Unión Europea. Cincuenta y dos países que representan dos tercios del producto bruto mundial, 2600 millones de personas y un nuevo sistema legal que no elimina los sistemas preexistentes pero que es muy intenso y agresivo que cubre los principales temas de la economía, de la propiedad, de internet, de las estructuras corporativas, intrusivo que cubre temas de propiedad, de derechos para corporaciones, del transporte. Pero hay algo que no cubre, y es la idea de los derechos humanos. Sigue un criterio económico como la Unión Europea, pero carece de sus valores iluministas. No contempla una Corte de Derechos Humanos como la de la Unión Europea. Ya no es secreto porque hemos podido obtener y publicar algunos capítulos. A nivel geopolítico es lo más importante que está ocurriendo ahora es la reestructuración más amplia más ambiciosa y más abarcativa de relaciones legales y económicas que jamás se haya intentado. Se trata de un acontecimiento interesante, que quizás ofrezca algunas oportunidades, si se puede juntar suficiente fuerza política para descarrilar algunos de estos acuerdos, a menos que incorporen al sistema los instrumentos de derechos humanos apropiados.


–¿Algún mensaje para Argentina?


–Más que nada tengo un pedido. Me gustaría mucho estar en la Argentina. He escuchado buenas cosas de tu país. La embajadora en Londres, Alicia Castro, me ha manifestado un firme apoyo y quiero agradecerle a Argentina por ese apoyo. Los argentinos ya saben lo difíciles y engañosos que pueden ser y son los británicos en una negociación, y lo que hacen con la ley. Argentina actúa desde el punto de vista legal, y en lo geopolítico el desarrollo de América latina es muy importante, su integración e independencia son importantes, no sólo para Argentina, también para mucha gente que vive en Europa, también para WikiLeaks y para mí. Mi filosofía política básica es que cuando un grupo de personas o una nación no tiene poder de negociación, entonces no tiene libertad para elegir, lo cual te lleva a situaciones injustas. Lo que a mundo más honesto no es la política electoral. Lo que hace al mundo más honesto, lo que hace a las personas más honestas, es que podes ir a otro lado, que podés elegir a otro. A nivel de política electoral, poder elegir entre uno u otro partido. A nivel nacional es la capacidad de decir, "si Estados Unidos se está portando mal en cierto aspecto, tengo la posibilidad de negociar con China, o con Europa o cualquier otro país". Eso es muy importante. Ha habido una gran explosión de libertad de expresión y han surgido muchos escritos diverso sobre lo que el mundo es y lo que puede ser en la globalización, donde las publicaciones no tiene por qué estar atadas a un solo público, por qué estar sometidas a un solo departamento policial por la jurisdicción que les tocó, sino que pueden comparar y elegir. Pueden elegir a qué Estado prefieren educar. Esta danza interactiva entre Estados, jurisdicciones y grupos de poder es lo que permite a personas que ha sido perjudicadas puedan elegir otro lugar donde estar. Así funciona la ley de la oferta y la demanda y esa libertad es la que hace que el mundo sea más honesto, más allá de cuál sea el sistema político o el sistema legal con el que tengas que lidiar.

Publicado enInternacional