Imparables, protestas en Baltimore por asesinato de afroestadunidense

Un día después de que la policía de Baltimore reconoció que no proporcionó la atención médica necesaria al afroestadunidense Freddie Gray, quien sufrió una lesión cervical durante su detención, unos mil 500 manifestantes participaron ayer en una nueva protesta por la muerte del joven de 25 años, con el lema Las vidas negras también importan.


La muerte de Gray, el 19 de abril, una semana después de su arresto, es la más reciente en una serie de decesos de hombres negros en Estados Unidos que en meses recientes han provocado la indignación por el uso excesiva de la fuerza policiaca. Cada noche desde el fallecimiento se realizan protestas ante la frustración y por la falta de explicaciones claras sobre las circunstancias del incidente.


Los manifestantes se reunieron ayer al oeste de Baltimore, donde el hombre fue detenido por una patrulla, y marcharon hasta la comisaría. Tenemos que cerrar esta ciudad. No tememos a la policía hoy, señalaba el presidente del grupo Abogados Negros por la Justicia, Malik Shabazz, mientras los inconformes coreaban consignas contra el racismo y la brutalidad de los oficiales.
Detengan el terrorismo policial racista y Empleos, no más matanzas de la policía, se leía en las pancartas de los manifestantes, quienes eran vigilados por dos helicópteros de la policía.


La versión


Gray fue detenido el 12 de abril y posteriormente fue acusado de poseer una navaja automática, según el informe policiaco. Los agentes de la ley señalaron que Gray huyó cuando los uniformados se acercaron a él en un área de altos niveles de criminalidad, pero fue capturado poco después e introducido a una camioneta. El joven llevaba una arma blanca plegable, dijeron.


Grey falleció a causa de una lesión en la espina dorsal, según el informe de una necropsia preliminar, pero que aún no ha sido explicada por la policía. Videos de la detención, grabados por transeúntes, muestran cómo un agente lo arrojó y aplastó contra el piso. El hombre gritó de dolor hasta que los oficiales lo subieron a un furgón policial y se lo llevaron, indicó Afp en un despacho.


Lo tenían doblado como si fuera un cangrejo o una figura de origami, declaró Keven Moore al diario Baltimore Sun. Según otros medios, el abogado de la familia de Gray, Billy Murphy, dijo que la columna de Gray estaba partida 80 por ciento.
El comisionado de la policía de la ciudad, Anthony Batts, admitió el viernes que a Gray se le negó la atención médica oportuna. Varias investigaciones están abiertas, incluida una del Departamento de Justicia Federal de Estados Unidos.


El Departamento de Policía local entregará en breve sus hallazgos sobre la investigación a fiscales estatales y después habrá una revisión independiente. Por lo pronto, seis agentes fueron suspendidos con sueldo, pero Malik Shabazz exige el arresto de los demás implicados.


Por su parte, Anthony W. Batts, jefe de la policía de Baltimore, anunció que no renunciará. Ya se ha reunido con la familia del afroestadunidense para informarle sobre los avances de la pesquisa.


La alcaldesa de Baltimore, Stephanie Rawlings-Blake, afirmó la víspera que la muerte de Gray es inexplicable e inaceptable, y exigió respuestas al departamento de policía local sobre por qué no se siguieron las políticas policiales durante la detención.
Ella intenta averiguar por qué los agentes no sujetaron al detenido con el cinturón de seguridad durante el traslado en la camioneta, y por qué los policías no solicitaron atención médica apenas la solicitó. Otras versiones afirman que el detenido pidió que se le permitiera usar su inhalador para el asma. El funeral del joven se ha programado para el 27 de abril.

Publicado enInternacional
Con milimétrico engaño Productos Ramo despidió a sus trabajadores sindicalizados

Este es la crónica de la sucia jugada que el pasado 31 de marzo la empresa Productos Ramo les hizo a sus trabajadores, la mayoría de ellos afiliados al sindicato Sinaltrabimbo, a quienes, mediante un milimétrico engaño despidió casi en su totalidad, 13 días después de firmar con ellos una convención colectiva de trabajo:

La encerrona

Un día antes, el 30 de marzo, la empresa había notificado a sus trabajadores que debían asistir a una reunión obligatoria en el club privado Serrezuela, cerca de la ciudad de Bogotá. Los miembros de la subdirectiva de Sinaltrabimbo en Productos Ramo (sindicato nuevo, con 10 meses de fundado) decidieron no asistir a tal citación y en vez de eso se reunieron en las afueras de la planta, ubicada en el kilómetro 20 en la vía Mosquera-Madrid (Cundinamarca).

Cuando llegaron notaron la presencia de la policía antimotines, como una manera de infundirles temor. Y aparte de eso, personas de la administración los amenazaron con que si no acudían los despedirían con justa causa. Por eso muchos finalmente aceptaron ir al club donde estaban citados.

Pero cuando llegaron al club se encontraron con un pool grande de abogados y asesores contratados para la ocasión, quienes les dijeron que la empresa estaba pasando por un mal momento y para evitar la quiebra los trabajadores debían renunciar a su empleo tras un arreglo monetario. Les advirtieron que si no aceptaban la cantidad ofrecida como indemnización la empresa quebraría y entonces solo recibirían una cantidad mínima. "Si por ejemplo un trabajador tenía derecho a $10 millones, les ofrecían $12 millones para que pasaran la carta de renuncia", relata Miguel Ángel Delgado, vocero de la CUT Cundinamarca.

La amenaza y el amedrentamiento surtieron su efecto y la mayoría de los trabajadores afiliados a la subdirectiva de Sinaltrabimbo en Productos Ramo terminaron firmando el arreglo que se les ofreció. Quienes no aceptaron fueron abordados por los sicólogos de la empresa que les decían que el sindicato no servía para nada, que sus directivos ya habían renunciado, que lo importante era la familia. De cierta manera les hicieron un lavado cerebral. Así que a las 5 de la tarde más de 100 trabajadores sindicalizados, incluidos 10 de la junta directiva, habían sido casi que obligados a firmar su renuncia a la empresa. O sea un despido masivo disfrazado de arreglo convenido. Y 10 trabajadores que se negaron a firmar tal arreglo, fueron despedidos.

Máximo Zamora, presidente nacional de Sinaltrabimbo, sostiene que lo que Productos Ramo pretende hacer con esta "sucia" jugada, es tercerizar a sus trabajadores para reducir costos. Para ello necesita acabar, sacar del camino, a la recién creada subdirectiva sindical. Y desestimó versiones de que Ramo está en dificultades económicas y al borde de la quiebra. Es una empresa sólida, aseguró. De hecho, ante la versión de que estaba en quiebra, difundida en redes sociales, la empresa Trabajadores afiliados a Sinaltrabimbo, a la espera en las afueras de la empresa.
publicó un comunicado en su cuenta de twitter, para informar sobre su solidez financiera y que estaba en una etapa de cambios organizacionales.

Productos Ramo es una empresa que lleva 65 años en el mercado colombiano y algunos de sus productos son los más vendidas y recordados por la gente que a lo largo de todos estos años ha sido fiel a marcas como "Chocoramo", entre otras. Tiene plantas en Sabaneta (Antioquia), Palmira (Valle) y Mosquera (Cundinamarca), esta última la principal, donde labora la mayoría de sus 3.300 empleados.

Itinerario del despido

Durante toda su existencia esta empresa nunca había tenido sindicato, y procuraba por todos los medios que no lo hubiera. "Las inducciones para los nuevos empleados terminaban diciendo que la única palabra prohibida era sindicato y se lo recalcaban a los trabajadores en un tablero", asegura Miguel Ángel Delgado, de la CUT Cundinamarca.

Hasta mayo del 2014, cuando varios trabajadores de la sección de empaque de la planta de Mosquera buscaron asesoría en la CUT y de la ENS para conformar un sindicato y corregir algunos abusos laborales que se venían presentando en la empresa. Decidieron afiliarse a Sinaltrabimbo, sindicato nacional de la industria panificadora y crearon una subdirectiva de éste en el municipio de Mosquera.

La creación del sindicato tomó por sorpresa a los directivos de Productos Ramo. "No entendían por qué un sindicato si supuestamente la empresa trataba bien a sus empleados. Tampoco vieron con buenos ojos que estuviéramos aliados con los trabajadores de Bimbo, que es la competencia", recuerda Nora Milena Sánchez, una empleada de la sección de empaque que se afilió al sindicato desde su inicio.

La subdirectiva de Sinaltrabimbo en Mosquera realizó bien su tarea y dos meses después de su creación presentó pliego de peticiones. Las negociaciones duraron varios meses y no fue posible llegar a un acuerdo, por lo que el conflicto fue a tribunal de arbitramento, que se constituyó en octubre del 2014.

El pasado 16 de marzo sorpresivamente la empresa citó al sindicato para tratar de llegar a un acuerdo y obviar el tribunal de arbitramento. Las reuniones comenzaron y en dos días, tiempo récord, acordaron firmar la convención colectiva, que resultó aceptable para los trabajadores. Solo que era un acuerdo con "veneno". Tras la celeridad con que fue hecho había un interés mezquino que los sindicalistas no previeron. Con la firma de la convención el fuero sindical circunstancial se acabó, que era lo que pretendía la empresa para proceder a su despido, lo que ocurrió 13 días después, pues mientras estuviera en vigencia el tribunal ninguno de los sindicalizados podía ser despedido. Esa fue la jugada sucia.

Tratando de resistir la arremetida, 126 trabajadores crearon ese mismo día un sindicato de base: Sintraramo, que fue notificado e inscrito legalmente, pero no prosperó porque tras la desbandada solo quedó con 15 miembros, insuficientes para seguir funcionando como sindicato de base.

En estos momentos, informó Máximo Zamora hay 11 trabajadores y trabajadoras que aún no han sido despedidos, no han sido notificados o tienen restricción médica o enfermedades laborales. Entre ellos Adriana Rojas, integrante de la junta directiva, quien se encuentra en tratamiento médico por una enfermedad laboral y está en incapacidad hasta mañana 14 de abril. Considera que esa es la razón por la cual la empresa no le ha enviado aún la notificación de despido, como sí lo hizo con 10 trabajadores que se negaron a firmar un arreglo indemnizado. Los demás integrantes de la junta directiva sí se vieron obligados a negociar su retiro. Adriana es la única que resiste y les da ánimo a sus compañeros.

"Es triste lo que pasa. Antes uno llegaba a trabajar con ganas a la empresa, pero ahora toca ver cómo a los compañeros los devuelven de la puerta, ya no sirven", dice Adriana, quien ingresó a Productos Ramo desde muy joven, y es la única empresa en la que ha laborado.

Miguel Ángel Delgado manifestó a esta agencia que desde la CUT Cundinamarca han emprendido acciones legales para impedir la desaparición de la subdirectiva sindical en Productos Ramo.

Para mañana 14 de abril, a la una de la tarde, se tiene previsto un gran mitin de protesta contra esta empresa en la entrada de sus instalaciones en el municipio de Mosquera. Se espera el acompañamiento de los sindicalistas de Cundinamarca para demostrar la solidaridad con la situación difícil que atraviesa Sinaltrabimbo.

Publicado 13 abril de 2015.

Publicado enColombia
La recuperación del agua pública se acelera en los países ricos

En los últimos 15 años hubo 235 casos de remunicipalización, la inmensa mayoría en EEUU y Francia, a consecuencia de los fallidos procesos de privatización del servcio.


MADRID. -El agua está volviendo a manos públicas. A lo largo de los últimos 15 años se han producido 235 casos de remunicipalización de los servicios del agua en 37 países de todo el mundo, un proceso que afecta a más de 100 millones de personas, según un estudio hecho publico en el libro 'Our public water future: The global experience with remunicipalisation' (El futuro de nuestro agua pública: La experiencia mundial de la remunicipalización).

El libro, publicado por el Transnational Institute, aporta una investigación relacionada con el número creciente de ciudades en todo el mundo que están recuperando el control público de los servicios de agua y saneamiento previamente privatizados, en un proceso conocido como remunicipalización.

Según revela la investigación, el ritmo de la remunicipalización se está acelerando "drásticamente" ya que se ha "duplicado en el periodo 2010-2015 con respecto al 2000-2010".

El documento sale a la luz después de que en marzo la ciudad de Yakarta (Indonesia) decidiera anular sus contratos de abastecimiento privatizado del agua, argumentando "la violación del derecho humano al agua de 9,9 millones de residentes". "Se trata de la mayor remunicipalización en el mundo", ha dicho la federación sindical mundial Internacional de Servicios Públicos (ISP).

El informe detalla asimismo, según ha apuntado ISP, que los casos de remunicipalización se están concentrando en países "con elevados ingresos, donde se produjeron 184 remunicipalizaciones frente a las 51 en países de ingresos bajos y medios". "La gran mayoría de las remunicipalizaciones tuvieron lugar en dos países: Francia (94), sede de dos de las mayores compañías privadas de agua del mundo, Suez y Veolia, y Estados Unidos (58)", ha destacado.


Fallida privatización

En este contexto, el secretario general adjunto de la ISP, David Boys, ha afirmado que "este nuevo informe confirma la aceleración de la remunicipalización en los últimos cinco años". "Pedimos al Banco Mundial y a otros agentes del desarrollo que incorporen estos resultados a sus políticas y programas y, de inmediato, dejen de imponer en el mundo la fallida privatización", ha subrayado.

Además, la principal redactora y experta en el sector del agua del Transnational Institute, Satoko Kishimoto, ha explicado que "este informe revela que la privatización del agua, promovida con tanto ahínco en los últimos años, está siendo rechazada por cada vez más ciudades de todo el mundo, después de años de promesas fallidas, pésimos servicios y precios elevados".

"El péndulo está retornando a favor del agua pública, ante las pruebas evidentes de que la remunicipalización propicia un ahorro inmediato de costos, la eficacia operativa, más inversiones y mayores niveles de transparencia y rendición de cuentas", ha apostillado Kishimoto.

Por su parte, la ex teniente de alcalde de París Anne Le Strat, que abanderó en 2010 la remunicipalización de los servicios del agua en la capital francesa, ha defendido que la remunicipalización "ofrece la oportunidad de desarrollar unos servicios de agua socialmente deseables, sustentables para el medio ambiente y de calidad, en beneficio de las generaciones de hoy y del futuro".

"Cuestiones a las que han prestado escasa atención las operadoras privadas del agua, solo preocupadas por los beneficios y sus accionistas", ha añadido.

Publicado enMedio Ambiente
Los 'robots asesinos' salen de la ciencia ficción

Los robots asesinos, máquinas que pueden tomar la decisión de matar de forma independiente de cualquier control humano, han abandonado la ciencia ficción para entrar de lleno en la agenda internacional sobre desarme: a partir del próximo lunes, la ONU reúne en Ginebra a decenas de expertos durante cinco días para estudiar todas las implicaciones de los llamados Sistemas de Armas Autónomos Letales (LAWS, en sus siglas en inglés). El objetivo de los investigadores es convencer a la comunidad internacional para que impulse una prohibición global de este tipo de armas, que plantean profundos dilemas éticos, sobre todo en el terreno de las leyes de la guerra: ¿quién es responsable si una máquina autónoma comete un crimen? Todavía no existen; pero sí la tecnología capaz de desarrollarlas.


"Soy muy optimista sobre la posibilidad de que se alcance un tratado para decretar su prohibición", explica Noel Sharkey, profesor emérito de Inteligencia Artificial y Robótica en la Universidad de Sheffield y el académico que ha impulsado la mayor campaña internacional contra los robots militares, Stop Killer Robots. "Hay muchas naciones implicadas, aunque este tipo de decisiones requieren mucho tiempo", agrega. Sharkey, que lleva casi una década dedicado exclusivamente a este problema, asegura que la reunión de Ginebra se produce "porque ha habido tanto debate sobre los robots asesinos, que las delegaciones nacionales en la Convención sobre Armas Convencionales han decidido convocar a expertos para documentarse a fondo antes de tomar una decisión".


El objetivo de esta convención es el control de lo que se denominan "armas inhumanas" y ha arrancado acuerdos internacionales para prohibir, por ejemplo, determinados tipos de minas antipersonales y los láser cegadores. Este armamento se prohibió antes de que estuviese operativo y eso es lo que pretenden los científicos: que los robots asesinos no lleguen a crearse nunca. Muchos países han desarrollado sistemas de armas autónomos, como el x47-B de EEUU, un avión que puede aterrizar y despegar solo. De hecho, la eficacia del escudo israelí Cúpula de Hierro se basa en la robótica. Se han inventado armas que se mueven por su cuenta –por ejemplo, el Samsung SGR-1 surcoreano que patrulla la frontera con Corea del Norte–, pero la decisión de abrir fuego sigue siendo humana. Por ahora.


Con motivo del encuentro de Ginebra, Human Rights Wacht y Harvard Law School's International Human Rights Clinic han publicado este jueves un informe que relata lo que implicaría que las máquinas con capacidad para decidir sobre la vida y la muerte entrasen en el campo de batalla. Su conclusión es clara: "Recomendamos prohibir el desarrollo, la producción y el uso de armas totalmente autónomas a través de un instrumento legal internacional". Una de las ideas contra las que lucha la campaña internacional es que, en principio, no suena mal que sean máquinas, y no seres humanos, los que hagan las guerras.

El panorama que describe este documento se parece bastante a Terminator: "Desde una perspectiva moral, muchas personas encuentran terrible la idea de delegar en máquinas el poder de tomar decisiones sobre la vida o muerte en los conflictos armados. Además, aunque las armas completamente autónomas no se dejen llevar por el miedo o la ira, carecerían de compasión, una salvaguarda clave para evitar la matanza de civiles. Debido a que estas armas revolucionarían la guerra, también pueden desatar una carrera armamentista. Una vez que estuviesen totalmente desarrolladas, se producirá una proliferación a estados irresponsables o grupos armados no estatales. Algunos críticos también argumentan que el uso de robots podría hacer más fácil que los líderes políticos recurrirán a la fuerza porque reduciría el riesgo para sus propios soldados". A todo esto, habría que sumar la responsabilidad ante las leyes de la guerra. Los expertos trazan el paralelismo con los coches autónomos, una tecnología plenamente desarrollada, pero no circulan porque no se ha resuelto el problema de la responsabilidad si ocurre un accidente con un coche que conduce una máquina.


El Comité Internacional para el Control de los Robots Armados (ICRAC), formado por científicos, abogados, expertos en derechos humanos, ha desarrollado un argumentario para la reunión de Ginebra con los problemas para la seguridad global que plantean las armas autónomas. "Nos encontramos en un momento crítico en la evolución del armamento. Todavía estamos a tiempo para detener la automatización de la decisión de matar, para asegurarnos que todas las armas siguen estando controladas por seres humanos", mantiene el texto.

Los yihadistas se hacen fuertes a las puertas de Damasco

En una ofensiva conjunta, el Frente al Nusra (filial de Al Qaeda en Siria) y el Estado Islámico (EI) lograron hacerse este sábado con el 80% del campo de refugiados palestinos de Yarmuk, a seis kilómetros al sur de Damasco. Los fieros combates han impedido la distribución de víveres por parte de la ONU, que alerta de la gravedad de la situación en la que se encuentran los 18.000 civiles atrapados en el campo, entre ellos 3.500 niños.


El detonador del asalto fue el asesinato el pasado lunes del líder de Hamas en Yarmuk, Yahia Hourani, por francotiradores del EI. Su muerte desató la entrada de los yihadistas del EI en los campos ante la respuesta de los hombres de la milicia palestina Aknaf Beit al Maqdis que se opone al régimen de Bachar El Asad. "Al Qaeda, que estaba presente en los campos, tenía un acuerdo con Beit al Maqdis. Acuerdo que ha traicionado al aliarse y facilitar la entrada del EI en los campos. En la mañana de hoy [por ayer], los milicianos palestinos se han replegado al norte del campo mientras Al Qaeda y Daesh [acrónimo peyorativo en árabe del EI] controlan el 80% de Yarmouk", afirma en una conversación telefónica Ali Baraka, máximo representante de Hamas en Líbano.


En su avance, los yihadistas han decapitado a dos hombres y más de una veintena de milicianos palestinos han perdido la vida en los combates. "Han tomado nuestra oficina que servía para la distribución de ayuda y han ejecutado a nueve de nuestros hombres", confirma Ali Barakat. Entre los múltiples frentes quedan atrapados 18.000 civiles, a los que la ONU llamaba urgentemente a asistir para evitar una masacre.


"La situación en Yarmuk es una afrenta a la humanidad, un motivo de vergüenza universal", arremetía en un comunicado Chris Gunnes, portavoz de la Agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA). Un llamamiento al que se sumaba hoy la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) solicitando la inmediata apertura de un corredor humanitario que permita la evacuación de los civiles. "Yarmuk lleva 700 días cercado resultando en la muerte por inanición de 200 palestinos", añadía Saeb Erekat, miembro del Comité Ejecutivo de la OLP.


En la tarde de este sábado, voluntarios locales lograban evacuar a un reducido número de civiles. "Hemos logrado sacar a unas 100 mujeres y niños. Su condición física es muy frágil por lo que les estamos asistiendo y algunos han sido transportados para una revisión medica. Otras familias han logrado huir a una parte más segura del campo hasta que puedan salir", informa desde Yarmuk Firas K., voluntario de la plataforma de ayuda del pueblo palestino.


No se han registrado aun combates entre yihadistas radicales y el Ejército sirio que permanece apostado en la entrada norte de los campos. Un millar de combatientes palestinos de Beit al Maqdis han quedado atrapados entre dos frentes enemigos: el Ejército sirio al norte y los yihadistas al sur.


"La situación es crítica. Por un lado los hombres de Beit al Maqdis ya no disponen apenas de munición. Por otro, si los yihadistas llegan a la línea norte en la que está apostado el Ejército sirio, éste no dudara en bombardear y destruir completamente el campo para evitar la entrada yihadista en Damasco", explica Zaer S., miembro del Comité de Coordinación palestino de Yarmuk.


Un escenario que implicaría el no retorno de los 160.000 palestinos cuyos hogares están en Yamouk y que ahora están desplazados junto a otros 6,5 millones de sirios, o en los países vecinos que acogen a otros cuatro millones. Entrando en su quinto año, la guerra siria se ha cobrado más de 220.000 vidas.


El campo de Yarmuk fue creado en 1948 por Naciones Unidas para acoger a decenas de miles de palestinos refugiados a raíz de las guerras entre Israel y los países árabes. El 16 de diciembre de 2012 la guerra civil engullía a Yarmuk, acabando con la hasta entonces neutralidad palestina, si no simpatía, hacia el régimen de Bachar El Asad.

Publicado enInternacional
Al menos 147 muertos en un asalto yihadista a una universidad keniana

Al menos 147 personas han muerto este jueves, la mayoría de ellas, estudiantes, en el ataque de la milicia islamista somalí de Al Shabab a la Universidad de Garissa —en el este de Kenia y fronteriza con Somalia—, ha informado la Autoridad de Emergencias de Kenia. Además, este organismo gubernamental ha informado a través de Twitter de que los cuatro asaltantes han muerto. El asalto de las fuerzas de seguridad kenianas ha concluido, ha indicado el Ministerio del Interior por el mismo canal. Es el ataque más mortífero de la milicia islamista registrado en Kenia.


Los atacantes irrumpieron en las residencias de estudiantes y tomaron un número indeterminado de rehenes. Alrededor de "500 estudiantes han sido localizados [vivos], pero se han perdido muchas vidas", ha apuntado el ministro de Interior, Joseph Nkaissery, en declaraciones recogidas por la agencia France Presse. Nkaiserry ha afirmado que cuatro terroristas —de los cinco que habían lanzado el ataque— han muerto después de que las tropas kenianas hayan asaltado el edificio en el que los insurgentes habían retenido a centenares de estudiantes y profesores durante 12 horas. Eso quiere decir que "el 90% de la amenaza ha sido eliminada", en palabras del ministro. Sin embargo, Nkaiserry se ha mostrado prudente sobre los asaltantes que siguen en el interior de la universidad.


A primera hora de esta tarde, la prensa local informaba de que había más de sesenta heridos, pero aseguraba que se seguían oyendo ráfagas de disparos y los asaltantes seguían controlando la operación. Las ambulancias pudieron trasladar algunos heridos de bala hasta los hospitales de la zona.


Las autoridades pudieron localizar a 280 de los 815 jóvenes inscritos en la universidad cuando las tropas kenianas han cercado el campus, como ya ocurrió en el asalto al centro comercial de Westgate en 2013, en Nairobi (la capital), en el ataque más mortífero de Al Shabab en Kenia que se saldó con 67 muertos. Unos 50 estudiantes fueron liberados, según la Cruz Roja.
Los asaltantes entraron en la noche del miércoles al jueves en el campus universitario de la ciudad keniana y empezaron a disparar en la zona de los dormitorios, según han relatado algunos de los estudiantes que pudieron escapar. Uno de ellos ha asegurado que la primera explosión en la puerta del centro, que ha dejado un gran agujero, ha provocado una auténtica "carnicería".


El Gobierno keniano ha ofrecido una recompensa de unos 200.000 euros a quien ofrezca información que conduzca al arresto de Mohamed Mohamud, uno de los terroristas vinculados al ataque al campus universitarios


Al Shabab —que significa 'los jóvenes'— ha reivindicado el ataque y ha asegurado que está separando a los rehenes musulmanes de los cristianos. "Kenia está en guerra con Somalia", ha dicho uno de los portavoces de la milicia, Sheik Ali Mohamud Rage, "la misión de nuestros hombres es matar a aquellos que están contra Al Shabab". No es el primer ataque de la milicia islamista en Kenia, que en 2011 envió a fuerzas de su Ejército a Somalia para hacer retroceder la milicia somalí y debido a una oleada de secuestros en suelo keniano atribuidos a Al Shabab. Las represalias se suceden desde entonces.


La semana pasada, el grupo, vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, asesinó a 28 personas no musulmanas en la localidad de Mandera tras pasar un autobús y obligar a los pasajeros a recitar versos del Corán antes de matar posteriormente a los que no los conocían. La milicia reivindicó el atentado como respuesta a las redadas de la Policía en la ciudad keniana de Mombasa. En estas operaciones, efectuadas en varias mezquitas de la ciudad costera, murió una persona y más de 400 más fueron detenidas.


Garissa es un importante núcleo comercial del este del Kenia, a unos 150 kilómetros de la frontera con Somalia y su población es mayoritariamente de la etnia somali. La árida pista de arena que arranca hacia la frontera lleva primero al campo de refugiados más grande del mundo, el campo de Dadaab, una urbe de refugios y casas de los desplazados que llevan años huyendo de la guerra y de la hambruna en Somalia.

Publicado enInternacional
Miércoles, 01 Abril 2015 06:40

Un nuevo Estado, meta del neoliberalismo

Un nuevo Estado, meta del neoliberalismo

¿Por qué el neoliberalismo surge más fuerte que nunca después de siete años de crisis? Buena pregunta. Y no existe hoy una respuesta satisfactoria por una razón fundamental. Es que la crítica al neoliberalismo descansa en un postulado equivocado: es la idea de que el capital busca reducir el ámbito de influencia del Estado, de quitarlo del camino y hasta de eliminarlo. Muchos encuentran prueba de lo anterior en la ola de privatizaciones y en la eliminación de controles regulatorios para todo tipo de actividades.


Ese postulado proviene de la idea de que el mercado y el Estado son antitéticos. Pero desde hace mucho la historia y la antropología revelaron que las economías de mercado nacieron a través de una fuerte intervención del Estado y sus agencias. Sólo la mitología de los economistas sigue afirmando que primero fue el trueque y después, espontáneamente, nació el mercado.


Es necesario criticar esta premisa y reemplazarla con una nueva perspectiva: el capital financiero no está destruyendo el Estado, sino que lo está reconfigurando y reorganizando para que responda a sus necesidades e intereses. Esta idea proporciona una matriz analítica más rica y se acerca más a lo que está aconteciendo en el mundo.


Hoy tenemos muchas señales indicando cómo el neoliberalismo está construyendo un nuevo Estado. La primera, quizás la más obvia, es la degradación de la vida política. Aquí el síntoma más claro es el predominio del dinero sobre los votos. Las campañas electorales están sometidas a una circulación monetaria que va de los intereses corporativos más descarados a las grandes cadenas de los medios masivos, pasando por la compraventa de candidatos. Las instancias encargadas de organizar y supervisar elecciones están desbordadas o simplemente forman parte de este gran teatro. El 'mercado electoral' dejó de ser, hace mucho, una simple metáfora.


Lo anterior marca el deterioro del llamado 'poder' legislativo. Los congresos y parlamentos han dejado de funcionar con la meta de defender y cultivar el interés público. Pero eso no quiere decir que han dejado de funcionar. Al contrario, de manera activa los miembros del poder legislativo desempeñan una función de agencias del capital financiero y del neoliberalismo: votan sus leyes contrarias al interés público, erigen nuevas barreras regulatorias en contra de competidores no deseados y, sobre todo, bloquean cualquier iniciativa que pudiera acrecentar el poder ciudadano.


La segunda señal es la concentración de poder económico y la desigualdad. Las grandes corporaciones, nacionales e internacionales, tienen hoy una capacidad nunca antes vista para organizar espacios económicos alrededor de sus intereses y estrategias de expansión. Su tamaño, grado de diversificación y de integración les da acceso a muy fuertes economías de escala y de alcance. Eso les permite adoptar todo tipo de comportamientos estratégicos, desde la segmentación de mercados hasta la manipulación de precios para transferir rentabilidad a lo largo de la cadena de valor. Todo eso conduce a la enorme concentración de poder en todas las ramas de la producción a escala mundial.


Frente a las grandes corporaciones las comisiones regulatorias de los gobiernos no desaparecen. Simplemente se refuncionalizan y adoptan la misión de servir a estas gigantescas empresas para legitimizarlas. El síndrome de las puertas revolventes es una expresión de todo esto. Y cualquiera que se haya escandalizado frente a los abusos del sector financiero o que haya participado en la lucha contra los organismos genéticamente modificados puede dar testimonio de lo anterior.


La desigualdad económica y la concentración del ingreso son el telón de fondo de la acumulación bajo el neoliberalismo. Y eso necesita una nueva y más potente capacidad represora. Por eso tenemos la tercera señal: el extraordinario crecimiento del aparato de seguridad del Estado. Las funciones de represión directa y de espionaje se han reorganizado y hoy se encuentran en el corazón de múltiples agencias a nivel nacional o regional, muchas veces con fuertes vínculos con la delincuencia organizada.
Todo lo anterior se acompaña de un hecho fundamental: la desmovilización de la ciudadanía. Si el voto no es respetado y si el parlamento es corrompido, carece de sentido ir a las urnas el día de las elecciones. Por eso el abstencionismo es el partido mayoritario en todo el mundo y parece confirmar la idea de que es inútil tratar de recuperar el control sobre la vida política.

Los abusos de los bancos o de los fabricantes de comida chatarra se convierten en una fatalidad que hay que sufrir cotidianamente. Al final del camino los ciudadanos se transforman en consumidores (de todo tamaño) o en átomos de una materia prima llamada fuerza de trabajo.


El bloqueo y ataque en contra de la democracia no debe ser confundido con la reducción del tamaño del Estado. La izquierda debe tomar nota: estamos frente a un esfuerzo concertado para erigir un nuevo sistema en el que la democracia no tiene cabida.


Twitter: @anadaloficial

Publicado enPolítica
Migración indocumentada: El infierno del plan Frontera Sur y el Maya-Chortí

Comienza a salir a flote la burla política a la que muy bien se unió la mediatización oficial en Estados Unidos, México y Centroamérica, me refiero a aquella gran oleada de verano cuando de la nada explotó como bomba, que eran miles de niños, niñas y adolescentes centroamericanos los que viajan solos hacia Estados Unidos.

Y es que algo había bajo de agua porque desde siempre han sido miles los niños que cruzan la frontera sin la compañía de un adulto, ¿entonces por qué anunciarlo como urgencia y alarma nacional? Había algo ahí pero no se dejaba ver con claridad.

No ha pasado un año todavía y ya vemos el resultado de aquellas oratorias de Obama en cadena nacional y de sus reuniones con los presidentes de Guatemala, México, El Salvador y Honduras. De los reportajes exclusivos de las cadenas televisivas en español en Estados Unidos. Todo era parte de un plan que hoy está dejándose ver.

El primer golpe vino en julio del 2014 con la implementación del Plan Frontera Sur, en México, al que pintaron como el que buscaba evitar la trata de personas, los secuestros y las desapariciones de migrantes y darles un trato digno. Hablaron de visas humanitarias y de permisos de traslado. Hablaron de darle un fuerte golpe al narcotráfico.

Todo se quedó en el papel porque lo que hizo México fue recrudecer los asesinatos, criminalizar a los migrantes en tránsito. Con este Plan Frontera Sur que ordenó implementar Obama y que Estados Unidos está financiando, las autoridades mexicanas: policía, agentes de migración y ejército son las principales asesinas de migrantes. Las violaciones sexuales de niñas, adolescentes y mujeres se llevan a cabo en el propio Instituto Nacional de Migración. Son los policías los que asaltan el tren "La Bestia" y ahí mismo violan a cuanta mujer va en los vagones. Ahí mismo los asesinan. ¿Y quién les dice algo? ¿Qué ley los castiga? Ninguna.

Estos mismos después las entregan al crimen organizado para que las destroce en la trata de personas con fines de explotación sexual y en el tráfico de órganos. Son las autoridades mexicanas las que secuestran a los migrantes y piden el rescate a los familiares en Estados Unidos, después los desaparecen.

Lo despreciable de todo es que cuando se denuncian este tipo de fechorías, la impunidad y corrupción no permiten que avancen los procesos y estas mismas terminan atacando a los denunciantes que en la mayoría de casos son defensores de Derechos Humanos asesorando a los migrantes en tránsito. Ir al Ministerio Público y poner una denuncia es atentar contra su propia seguridad.

Los migrantes en tránsito en México son vistos como ladrones y violadores, eso piensa la sociedad civil que es apática al drama humano, eso piensan legisladores que promueven leyes en contra de migrantes. Un ejemplo crudo y doloroso pero real, lo que pasó con los 43 de Ayotzinapa es lo que sucede todos los días en México con los migrantes, son miles de desaparecidos y cientos los cuerpos encontrados en fosas clandestinas, pero como somos invisibles no hay quién diga algo.

El Plan Frontera Sur solo dio luz verde para que el narco-estado mexicano haga lo que se le plazca con los migrantes en tránsito. Esto lo sabe Obama que es el presidente que más ha deportado indocumentados en la historia del país. Y surge la pregunta: ¿es así como él pretende frenar la migración forzada, criminalizando migrantes? Las vidas de las personas en tránsito le importan un comino, por eso la Patrulla Fronteriza hace y deshace con ellas en las fronteras y en los centros de detención. Y aunque se denuncie no hay ley que proteja los Derechos Humanos de un indocumentado en Estados Unidos. Y en México, mucho menos.

Pero Obama no se conformó con las carnicerías que está realizando el narco-estado mexicano y las que hace la Patrulla Fronteriza en el sur de Estados Unidos, ahora pretende erradicar la migración forzada desde la raíz centroamericana, y esto financiando a los gobiernos dictatoriales de Guatemala y Honduras para implementar el plan Maya-Chortí, con el que también se criminaliza a los hermanos centroamericanos en su propia casa. Viene siendo entonces una extensión de lo que es México ahora mismo.

El plan Maya-Chortí tiene el mismo sistema de operación que el plan Frontera Sur, solo que éste abarcará 20 kilómetros del lado guatemalteco y 20 del lado hondureño. También están involucrados: el ejército, la policía, la inteligencia criminal, los ministerios públicos, las aduanas y migración.

Es inmoral e inhumano que estos gobiernos acepten atentar contra sus propios ciudadanos, estigmatizándolos de la misma forma en que lo hace México. Que no nos extrañe que entre Guatemala, El Salvador y Honduras comiencen a aparecer fosas clandestinas y que ahí se encuentren cuerpos de migrantes. Que no nos sorprenda que el tráfico de órganos de migrantes comience desde Centroamérica. Que la trata de personas que pretenden "atacar" sea la fuente de ingresos jugosos para los implicados en el tema justicia y protección de migrantes.

Eran esos planes nefastos los que se avecinaban cuando los gobiernos del país de origen, de tránsito y de llegada, lanzaron la bomba de los niños migrantes que viajan solos. De nuevo un doble juego de Obama y sus labias de orador celestial, no se puede criminalizar a quienes salen huyendo de sus países porque sus gobiernos no les ofrecen oportunidades de desarrollo.

Porque la extrema pobreza, porque la violencia sistematizada e institucional con la que estos mantienen en constante estado de terror a la ciudadanía, para sus exclusivos beneficios de tiranos saqueadores.

La migración centroamericana hacia Estados Unidos es y seguirá siendo forzada. Nadie arriesga su vida así porque sí. Los que nos vamos somos los parias. Si estuviéramos en India con su sistema de castas, diría que los que emigramos sin documentos somos los shudrás: ellos son los miembros de la cuarta y última casta de los peones que trabajan por comida y techo. Los invisibles de todas las causas sociales.

Una vez más Obama demuestra que no tiene la autoridad moral para hablar de Derechos Humanos, cuando deporta miles y aprueba y sufraga la mancilla de migrantes en tránsito en países como México y el triángulo norte de Centroamérica. Seguimos siendo los indocumentados los invisibles y los más golpeamos del drama de la migración forzada. Para otro día el tema de la
falacia de la acción ejecutiva de Obama, y la fallida reforma migratoria.

 

Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado.

Marzo 29 de 2015.

Estados Unidos.

Publicado enInternacional
Sábado, 28 Marzo 2015 05:55

La democracia del dinero

La democracia del dinero

La democracia del dinero. Un tema para discutir ya. En Alemania, todos los años se reinicia esta discusión. Acaban los diarios de publicar la gran noticia: "Los gerentes alemanes ganan más que nunca", y se trae la lista. Para no creer en una democracia. El que más gana es el gerente general de la empresa automovilística Volkswagen, Martin Winterkorn, que en 2014 obtuvo 15,9 millones de euros. Algo increíble, seis por ciento más de lo que percibió en 2013. El segundo en cobrar más es Dieter Zetschke, presidente de Daimler-Mercedes Benz, con 14,4 millones de euros anuales, cinco por ciento más que el año anterior. En tercer lugar, nada menos que el director del correo alemán, Frank Appel, con 9,6 millones de euros, 22 por ciento más que en 2013; luego Ulf Schneider, de la empresa Fresenius, con una ganancia anual de 9,2 millones de euros, 70 por ciento más que en 2013; luego Kurt Bock, de BASF, 7,8 millones, 54 por ciento más que en 2013; luego Kasper Rorsted, de Henkel, con 7,7 millones; Joe Kaeser, de Siemens, con 6,7 millones; Martin Dekkerss, de Bayer, con 6,7 millones; Elmar Degenhardt, de Continental, y Anshu Jain, del Deutsche Bank, ambos con 6,2 millones anuales cada uno.


Increíble. Una sociedad que se dice democrática, donde los jubilados y desocupados viven con 500 euros mensuales. Mientras bajo el mismo cielo hay gente que gana millones. ¿Es democracia esto? Sí, Alemania es considerado el país más democrático de Europa. Es como para ir al espejo de casa y sacarse la lengua a sí mismo. Aquí la ironía llega ya a sus límites: Grecia, con el nuevo gobierno de izquierda, manifestó ante Europa su imposibilidad de pagar sus deudas al Mercado Común Europeo. El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, le respondió que les rebaje los sueldos a los jubilados. Es increíble, sí, es que los jubilados griegos tienen fama de ser los que mejor están en Europa. Pero, ¿qué sentido tiene que una sociedad democrática les quite a sus jubilados para pagar deudas exteriores? Democrático, el ministro.


Debe comenzar ya la gran discusión sobre lo que es democracia. No puede ser que se llame democrático a un país donde hay personas que ganan millones y otros que tienen apenas para comer, si lo tienen. Democracia, ante todo, debe significar Libertad en Igualdad. Lo repetimos siempre, cabe una vez más nuestro Himno Nacional de 1813: "Ved en trono a la noble Igualdad. ¡Libertad, Libertad, Libertad!". Es como para cantárselo a estos ejecutivos alemanes en pleno rostro. No es democrático un régimen donde algunos ganan millones y otros –y no son pocos– reciban apenas monedas. Hablo de Alemania, pero en Estados Unidos las diferencias son peores. Lo que ganan los ejecutivos de las empresas es el triple o más de lo que ganan los ejecutivos alemanes.


Las empresas tienen un argumento cuando se les reprochan esos altos pagos: "Si no se les paga eso los managers se van a Estados Unidos donde los atraen con mejores sueldos". Sí, los ejecutivos norteamericanos, como decimos, ganan dos o tres veces más que lo que reciben los alemanes en su país. Quiere decir que el "mal de la democracia", con las diferencias sociales tan grandes, viene de ese ejemplo de llamada democracia. En 2014, el ejecutivo que en Estados Unidos ganó más dinero fue Robert Iger, del consorcio Walt Disney, que obtuvo unos 32,1 millones en euros, para comparar con el ejecutivo alemán de más ganancias: 15,9 millones de euros.


Además, a los ejecutivos se les pone a disposición autos con choferes y se les pagan todos los gastos de comunicación.
Son todas fórmulas económicas inspiradas en el ejemplo de Estados Unidos, que siguen imponiéndose con su forma de actuar en el mundo entero.


Todo pertenece al reino de la hipocresía. El que es rico "por algo será", es el principio ético que vale. No se estudia, por ejemplo, cómo el poder somete y cómo las posibilidades de llegar a los sueldos vienen a ser el único fin moral de la sociedad.
Por supuesto, esa forma de cambiar la Etica por la "capacidad de producción" o la capacidad de ganar más es el fondo de la ideología capitalista. Que –y esto lo repetimos una vez más– se basa en la democracia del voto. Y del ciudadano que cree que ya con poner el papel en la urna es un democrático. La realidad de nuestra democracia es que hay partidos políticos que tienen millones y otros que dependen apenas del bolsillo del obrero.


Alguna vez el pueblo argentino saldrá a la calle cantando ese increíble "Ved en trono a la noble Igualdad. ¡Libertad, Libertad, Libertad!" y hará valer esos principios tan soñados por aquellos hombres de Mayo como Moreno, Belgrano y Castelli.


Hay un ejemplo en el mundo: el pueblo armenio que –desde que los turcos cometieron ese horrible crimen del genocidio armenio con más de un millón y medio de víctimas– no dejó nunca en todo el mundo de reclamar justicia. Y eso ha tenido su eco. Nadie ya puede negar ese crimen tan cobarde y absurdo. Por ejemplo, la Iglesia Católica Argentina, por primera vez en su historia, dio una misa en la Catedral por las víctimas armenias en aquel holocausto. La misa fue ofrecida por el cardenal Marco Aurelio Poli. Y estaba presente el arzobispo de la Iglesia Apostólica Armenia para Argentina y Chile, monseñor Mouradian. Por su parte, el papa Francisco anunció que oficiará una misa en la Basílica de San Pedro por las víctimas armenias, el 12 de abril próximo. Y para el 24 de abril próximo, a las 19.15, se organizó un acto religioso en "reconocimiento de los mártires del genocidio armenio" en el convento de Santa Anna Kloster, Munich, donde actuará el coro de mujeres de Geghard, Armenia.
La movilización constante de todo un pueblo a lo largo de un siglo ha tenido ese reconocimiento. Sólo así, con la gente en la calle, lograremos un mundo sin miserias, sin niños con hambre y en Libertad.

Publicado enSociedad
Viernes, 27 Marzo 2015 06:28

Record de palestinos muertos

Record de palestinos muertos

El informe analiza las causas subyacentes o responsables de la situación humanitaria en los territorios palestinos, "deteriorada por una prolongada ocupación" de Israel. El mayor número de víctimas que dejó la operación contra Gaza.

 

El 2014 fue un año "devastador" desde el punto de vista humanitario para los palestinos, que vivieron la mayor pérdida de vidas humanas desde la Guerra de los Seis Días en junio de 1967, dijeron ayer responsables de la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).


Así queda reflejado en el informe titulado "Vidas fragmentadas" presentado por la agencia de la ONU para la coordinación de Asuntos Humanitarios, que destaca cómo el año pasado 1,8 millón de personas sufrieron una escalada de las hostilidades en Gaza, donde 1500 civiles palestinos murieron –incluidos 550 niños– y otros 100.000 perdieron sus hogares durante la operación "Margen protector" lanzada el verano pasado por el ejército israelí en la Franja de Gaza.


Asimismo, en Cisjordania se batió un record del número de palestinos muertos en enfrentamientos con fuerzas armadas israelíes –58– y de gente desplazada por las demoliciones de viviendas no por razón del conflicto bélico, sino por falta de permisos de construcción en la denominada área C (bajo control militar y administrativo israelí) y en Jerusalén Este, que afectó a más de 1200 personas.


El informe trata de mostrar cómo "el territorio palestino está fragmentado en diferentes niveles por diferentes elementos", explicó el director del Departamento de Investigaciones de la agencia de la ONU en Jerusalén, Ezekiel Lein. Uno de ellos es, dijo, "la división geográfica entre Cisjordania y Gaza mediante una política de separación implementada por el gobierno de Israel" y las restricciones al comercio entre ambas zonas, lo que "dificulta las posibilidades de lograr un empleo o reducir la pobreza", acuciada por la discontinuidad entre Cisjordania y Jerusalén Este.


Además, apuntó, está "la política interna palestina con las dos zonas gobernadas por facciones diferentes que tienen falta de coordinación entre ellas y están en conflicto, lo que se refleja en los servicios que se da a la gente, la crisis de los salarios, etcétera."


El informe analiza las causas subyacentes o responsables de la situación humanitaria en los territorios palestinos, "deteriorada por una prolongada ocupación y la implementación de políticas israelíes que socavan las posibilidades de vivir una vida normal, autosuficiente". Los palestinos "siguen siendo objeto de amenazas a sus vidas, su seguridad física y su libertad", constata la OCHA. "Si hay que resumir, el problema principal en Gaza y Cisjordania a nivel humanitario es el tema del área C y el uso discriminatorio de la tierra bajo la ocupación israelí", dijo Lein.


"En Gaza, el tema es más complejo porque existe la necesidad de levantar el bloqueo y de que los donantes cumplan sus promesas, y de que las facciones palestinas implementen lo acordado para iniciar la reconstrucción" tras los 50 días de operación militar en 2014, agregó.


Para lograr cualquier mejora de la situación, la agencia considera que Israel debería cumplir como potencia ocupante con sus obligaciones de proteger y garantizar las necesidades básicas y los derechos humanos de la población civil palestina, así como terminar con los desplazamientos forzosos, la violencia sin responsabilidad y la imposición de restricciones. Y que todas las partes en conflicto deberían actuar de acuerdo con el derecho internacional y evitar el daño a civiles, además de aceptar sus responsabilidades ante la ley, según la OCHA.

Publicado enInternacional