Wilbur Ross, secretario estadunidense de Comercio e íntimo amigo del presidente Donald Trump, tiene una inversión que ha recibido decenas de millones de dólares en ingresos desde 2014, de una empresa rusa cuyo copropietario es yerno del mandatario ruso, Vladimir Putin. Esto quedó al descubierto en los Papeles del Paraíso, masiva filtración sobre la red financiera offshore revelada por el Consorcio Internacional de Periodistas.

 

026n1mun 2

En imagen de archivo, Rex Tillerson, secretario estadunidense de Estado, aparece en las listas de políticos millonarios con fortunas en paraísos fiscales para evitar el pago de impuestos / Foto Afp

 

Nueva filtración masiva amplía la lista de multimillonarios que evaden al fisco

 

Una filtración masiva de más de 13 millones de archivos desnudó parcialmente a los emperadores del dinero, al revelar parte del sistema financiero secreto de ricos y poderosos; desde integrantes del gabinete de Donald Trump, del gobierno brasileño, el presidente y premio Nobel Juan Manuel Santos, de Colombia, entre unos 120 políticos de diversas partes del mundo, hasta empresarios multimillonarios o estrellas de la música, como Bono, empresas como Apple e incluso la reina de Inglaterra, que recurren a paraísos fiscales y otros mecanismos para ocultar sus fortunas y evitar el pago de impuestos en sus países.

La masiva filtración sobre la red financiera offshore dada a conocer en los Papeles del Paraíso (Paradise Papers) por el Consorcio Internacional de Periodistas (ICIJ, por sus siglas en inglés) sacudió este domingo a miles de clientes de la élite mundial –tanto del ámbito político como del empresarial–, ya que el punto de todo este sistema, y lo que vende al club exclusivo que mueve billones de dólares por este sistema es, sobre todo, el secreto.

Entre las primeras revelaciones, más de una docena de secretarios de gabinete, asesores y donantes de Trump fueron identificados como participantes en este sistema. Wilbur Ross, secretario de Comercio e íntimo amigo del presidente, por ejemplo, tiene una inversión en la empresa de transporte marítimo Navigator, que ha recibido decenas de millones de dólares en ingresos desde 2014 de una empresa energética rusa, Sibur, cuyo copropietario es yerno de Vladimir Putin. Todo esto en momentos en que se acelera la investigación sobre las relaciones del círculo de Trump con intereses ligados al Kremlin.

Más aún, en los documentos se encontraron pistas para vincular a inversionistas rusos ligados al gobierno que indirectamente invirtieron en Twitter y Facebook, lo que echa más combustible a la controversia sobre la intromisión rusa en el proceso político estadunidense. Y hay más: uno de esos inversionistas rusos invirtió 850 mil dólares en Cadre, una empresa de bienes raíces cofundada por Jared Kushner, yerno y asesor del presidente Trump.

Otros miembros del círculo Trump que están involucrados en este sistema offshore son Rex Tillerson, ahora secretario de Estado, y Gary Cohn, asesor económico en jefe del presidente, y actualmente vigilante del sector financiero en la Reserva Federal, y Jon Huntsman, el nuevo embajador de Estados Unidos en Rusia, entre otros. Supuestamente todos están dedicados a poner a “América primero”, el lema de Trump, como su promesa de hacer regresar las inversiones y los empleos del extranjero a este país. Tal vez nadie le avisó al gabinete.

Pero también hay demócratas, como la ex secretaria de Comercio Kenny Pritzker y el multimillonario George Soros, entre otros.

A la vez, en los archivos aparece toda una gama de personajes, como la empresa en Bermudas de Marcial Maciel Degollado, fundador de los Legionarios de Cristo; los intereses ocultos del mayor recaudador de fondos electorales para el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau; inversiones de la monarquia británica y hasta de la reina Noor, de Jordania; del ministro de Finanzas de Brasil, Henrique de Campos Meirelles; del ex general y ex comandante de la OTAN Wesley Clark, entre cientos más.

También hay transacciones de ricos, como los yates y submarinos del cofundador de Microsoft Paul Allen; las inversiones de Pierre Omidyar, fundador de eBay; las acciones de Madonna en una empresa médica, y las de Bono (con su nombre real Paul Hewson) en una empresa maltesa que invirtió en un centro comercial en Lituania.

Los archivos provienen de dos empresas especializadas en ofrecer servicios financieros de este tipo para la élite económica internacional y de 19 registros gubernamentales de jurisdicciones que sirven como paraísos fiscales. La filtración fue obtenida por el rotativo alemán Suddeutsche Zeitung y compartida con el ICIJ, una red de 381 periodistas y 96 medios en 67 países, muchos de los cuales examinaron los 13.4 millones de archivos durante un año. Este domingo empezaron a presentar el resultado de este esfuerzo a través de medios asociados al consorcio. El ICIJ fue el responsable de los Papeles de Panamá divulgados en 2016, y este nuevo esfuerzo amplía lo revelado el año pasado.

El ICIJ, en la presentación de los documentos, afirma que los paraísos fiscales ofrecen un sistema para ocultar, o por lo menos dificultar, el rastreo de fondos a sus dueños. Aunque subraya que por ahora nada de lo descubierto es necesariamente ilegal, este sistema obviamente atrae tanto a los que mueven fondos lícitos, como a los que desean ocultar fondos ilícitos (narcotraficantes, blanqueadores de dinero y corruptos). A la vez, sirven como mecanismos para lograr que billones de dólares no sean sujetos a impuestos, y con ello privan de fondos a tesorerías nacionales.

Hay un grupo pequeño de personas que no son sujetas a las leyes como el resto de nosotros, y eso es a propósito, declaró al ICIJ Brooke Harrington, profesora de la Escuela de Negocios de Copenhage y autora del libro Capital sin fronteras. Puntualizó que cuando los ricos se vuelven más ricos, los pobres se hacen más pobres, porque individuos ricos no están pagando su parte justa de los impuestos y eso está profundizando la desigualdad de la riqueza.

La mayoría de los documentos filtrados provienen del bufete especializado Appleby, junto con Estera (que antes operaban bajo el mismo nombre), donde la mayoría de los clientes, unos 31 mil, están registrados en Estados Unidos. Los cerca de 7 millones de documentos que provienen de Appleby cubren desde 1950 hasta 2016, incluyendo todo tipo de transacciones, recibos, declaraciones bancarias y correos electrónicos que involucran a unas 25 mil empresas offshore vinculadas a personas en 180 países, incluido México. La empresa tiene su sede en Bermudas, con oficinas en Hong Kong, Shanghai, Islas Caimán e Islas Vírgenes.

Otros archivos en la filtración provienen de la empresa Asiaciti Trust, especializada en negocios offshore, con sede en Singapur, pero con sucursales en varios países, desde Asia hasta el Caribe.

Además de políticos y ricos, o ambas cosas, los archivos también revelan maniobras aparentemente legales de megaempresas para trasladar fondos y evitar impuestos. Además de Apple, otros clientes empresariales de Appleby incluyen a Nike, Uber, el conglomerado de construcción del Medio Oriente, Grupo Saad, así como la masiva empresa mercantil Glencore y la firma que opera la planta nuclear de Fukushima, en Japón.

Entre los latinoamericanos en la lista, están Alejando Gertz Manero, ex secretario de Seguridad Pública entre 2000 y 2004, quien está identificado como vicepresidente de Jano, Ltd, empresa en las Islas Caimán, a partir de febrero de 1998, poco antes de ser nombrado jefe de la policía del entonces Distrito Federal. Otros: Blairo Borges Maggi, ministro de Agricultura de Brasil; José María Figueres, ex presidente de Costa Rica, y Carlos Quintanilla Schmidt, ex vicepresidente de El Salvador, entre otros.

Estos nombres se agregan a la lista revelada por los Papeles de Panamá de los usuarios de los paraísos fiscales, entre los cuales figuraban Mauricio Macri, presidente de Argentina, y numerosos ex secretarios y funcionarios de varias partes de América Latina.

Se espera que en los próximos días, al divulgarse más información analizada por el ICIJ, se ampliarán las listas de los empresarios, estrellas y políticos tanto de América Latina como de otras regiones del mundo. (Para la lista interactiva de políticos a escala mundial en los Papeles del Paraíso así como los de los Papeles de Panamá).

ICIJ promete que cada día durante la próxima semana se presentarán más análisis y datos de la información recaudada en la masiva filtración. (Para consultar los materiales, descripciones de los fondos y las empresas identificadas, y un video en inglés sobre los Papeles del Paraíso).

 

 

 

Publicado enInternacional
Correa dejó una cámara oculta activa en el despacho presidencial

El presidente Lenín Moreno denuncia el hallazgo y se declara “extremadamente molesto” por no haber sido informado


Lenín Moreno ha comparecido este viernes ante los medios visiblemente enojado. Su rostro y su voz, inusualmente contrariados, acompañaban una denuncia contra Rafael Correa por haber dejado en el despacho presidencial una cámara oculta, que monitoreaba desde su teléfono móvil, sin haberle informado. "Sucede que el día de ayer estaba funcionando y no sabemos cuántas veces ha estado funcionando, porque fue por casualidad que el Servicio de Protección Presidencial se acercó, sintió algo caliente la pared y se dio cuenta de que la cámara estaba encendida", ha explicado Moreno.


La cámara oculta, según la denuncia presidencial, fue instalada hace siete u ocho años por orden del entonces presidente Rafael Correa y "todo el Servicio de Protección Presidencial (anterior) sabía de su existencia". Por eso, Moreno reclamó explícitamente a los miembros del cuerpo de seguridad de Correa y al exmandatario por no haber tenido "la delicadeza" de informarle de que había cámaras instaladas en su despacho en el Palacio de Carondelet, en Quito.


El hallazgo, denunciado públicamente, no solo evidenció una vez más el distanciamiento entre Lenín Moreno y su predecesor en el Gobierno de Ecuador, sino que levantó las suspicacias del mandatario. "Lo gracioso es que todo el mundo sabe que todos los días a las 8.00 se hace un barrido a las cámaras", ha explicado dando a entender que de forma intencionada se evitaba el control rutinario de los equipos, manteniendo en ese momento la cámara apagada para después poder "encenderla cuando quieran", según la sospecha del presidente que lleva en el cargo desde el 24 de mayo.


Ya en redes sociales, Moreno ha etiquetado de "delito de violación a la intimidad" lo descubierto y, según aseguró en la comparecencia, iniciará una investigación "bastante fuerte" para saber por qué "el general que dirigía el Servicio de Protección Presidencial en tiempo del señor Correa —que además viajó a dejar en Bélgica al señor Correa— no informó al Servicio de Protección Presidencial que empezó a dirigir el general Mosquera".


El expresidente Correa no ha dejado espacio para el silencio y pasado un par de horas desde la acusación pública de Moreno ha repetido con ironía, a través de su cuenta de Twitter, la denuncia de Moreno: "¡Cámara oculta manejada desde mi celular!". Y después le ha pedido que presente pruebas. "Si el presidente Moreno prueba aquello, que me vaya a la cárcel. Si no, que renuncie a la Presidencia, ni siquiera por malo, sino por ridículo. ¡Qué vergüenza!", publicó el líder de la autodenominada Revolución Ciudadana.


No es la primera vez que los dos dirigentes del movimiento Alianza PAIS evidencian su distanciamiento públicamente. En los 100 primeros días de su Gobierno, Lenín Moreno ha querido enterrar la crispación heredada de Correa con el sector privado y con la oposición a cambio de ofrecer diálogo. Además, ha señalado explícitamente los errores de gestión, la deuda acumulada y las irregularidades cometidas durante la Administración de Correa. El expresidente, además de explotar las redes sociales como vociferador de críticas, ha liderado a control remoto una espontánea oposición a Lenín Moreno dentro de su partido. En el último gran gesto de ruptura, tres asesores presidenciales —siendo del ala dura del correísmo— renunciaron a sus cargos para poder centrarse en la recuperación ideológica del movimiento Alianza PAIS

Publicado enInternacional
Máquinas electorales, Apple Pay y móviles: los hackeos que demuestran que (casi) todo es vulnerable

La Defcon y la Black Hat, que acaban de terminar en Las Vegas, son dos de las convenciones de hackers más importantes del mundo


Jeff Moss apenas tenía 18 años cuando organizó su primera Defcon. El chico había planeado una fiesta de despedida para un amigo suyo, pero este tuvo que irse de los EEUU antes de lo previsto dejando al pobre Moss con todo ya montado. En vez de cancelar, tiró de agenda e invitó a varios amigos que a su vez, llamaron a otros amigos.
Lo que en principio iba a ser la fiesta de un hacker para otro hacker se convirtió en una convención de hackers a pequeña escala. No llegaron ni a 100, pero desde entonces se instauró que el evento sería anual. En 2016, más de 22.000 personas pasaron por el Caesar's Palace de Las Vegas.


En la película Juegos de guerra, la ciudad de los casinos es considerada como un blanco nuclear que podría sufrir un ataque en cualquier momento. Por su parte, el término DEF CON, utilizado en la cinta de 1983, mide el nivel de alerta del Ejército estadounidense frente a un ataque extranjero.


Por eso, que la Defcon se celebre en Las Vegas desde hace 25 años no es casual. En 1997, Moss fundó la Black Hat Conference, más orientada a las marcas y a "lo comercial". 20 años después es considerada como una de las convenciones más importantes en el mundo y, aunque también tiene lugar anualmente en Las Vegas, el evento tiene ramas en Asia y Europa.


Las dos convenciones acaban de terminar. Aunque sería una tarea difícil reseñar todo lo que allí se ha visto, en eldiario.es hemos decidido hacer una pequeña selección con cuatro de las exposiciones más interesantes. Connecting...


Apple Pay y sus agujeros


Timur Yunusov, analista de seguridad de Positive Technologies, una firma de ciberseguridad británica, explicó en la Black Hat cómo entró a dos iPhone diferentes a través de Apple Pay.


Apple Pay es el sistema que incorporan los iPhone para pagar con el móvil. En el primer caso, era necesario que el teléfono estuviese infectado previamente con un malware. Con el móvil hackeado era posible interceptar los pagos a través de la app que van al servidor de Apple.


El otro método era mejor y más ingenioso y se basaba en engañar al usuario para que navegue a través de una conexión que se encuentre a la vista y no protegida. Por ejemplo, con un punto de wifi público. Un atacante podría hacerse con el pago a través de Apple Pay robando la llave de cifrado de los datos. "Como la información de entrega se envía en texto plano, sin comprobar su integridad, los hackers pueden usar un criptograma [que contiene la llave de cifrado] para hacer más pagos en el mismo sitio web", explicaba Positive Technologies a The Register.


Máquinas electorales que caen en 90 minutos


En la Defcon también se pudieron ver demostraciones. Una de ellas es la que protagonizaron varios grupos de hackers con 30 máquinas electorales como las utilizadas en las elecciones de EEUU.


Un tuit del propio festival 90 minutos después de abrir las puertas revelaba que, para entonces, algunos de los participantes ya se habían hecho con el control remoto por completo del sistema operativo (que, por cierto, era Windows XP).


En menos de dos días y medio todas las máquinas fueron hackeadas. Hubo, incluso, un hacker que consiguió instalar Windows Media Player en una de los terminales. En enero ya explicamos cómo hackear las elecciones estadounidenses en tres cómodos pasos y por qué el papel era mejor que el voto electrónico.


20 años viviendo de hackear videojuegos


Manfred puso un vídeo en la Defcon explicando quién era él y por qué estaba allí. No reveló su verdadera identidad, en realidad, lo que dijo es que llevaba 20 años hackeando videojuegos: se dedicaba a descubrir sus fallos y explotarlos.


Ultima Online, Lineage 2, Dark Age of Camelot, Shadowbane son solo unas pocas víctimas. Los MMORPGs eran su debilidad: Manfred no hackeaba videojuegos para ser el mejor en ellos, ganar siempre o tener el mejor personaje. Lo hacía por dinero real.


"Simplemente podía crear tanto dinero como quisiese. Esto era invisible para los otros jugadores y la compañía del videjuego. Fue una corriente de beneficios durante 12 años", le cuenta Manfred a Motherboard tras su charla en el congreso.


El telefonista fantasma


Unicorn Team fue otro de los grupos dedicados a la ciberseguridad que dieron una charla en la Black Hat. Se centraron en los teléfonos móviles, concretamente en una vulnerabilidad que permite, a través del 4G, hackear números de teléfono.


El fallo de seguridad se encuentra en las redes LTE (redes de transmisión de banda ancha inalámbrica o 4G) y en las CSFB (redes 2G y 3G). Unicorn Team ha descubierto que el paso que autentifica una conexión CSFB no existe, así que es en ese momento cuando el teléfono es vulnerable.


En 60 segundos el teléfono es hackeado. Todo empieza al recibir una llamada de los hackers, que automáticamente mandan a la víctima a una red falsa sin que esta se entere. Una vez hecho esto, pueden acceder al teléfono, ver las contraseñas guardas o entrar en Facebook.


Es por eso que lo llaman el "Telefonista fantasma". Los chinos, durante su intervención crearon una situación en la que un hacker podía usar un número de teléfono robado para resetear la contraseña de una cuenta de Google. Una vez hackeado el teléfono, solo había que ir a Gmail y hacker click en la opción "olvidé mi contraseña".

 

David Sarabia
01/08/2017 - 20:12h

Miércoles, 19 Julio 2017 18:31

Política de papel... de papel moneda.

Política de papel... de papel moneda.

Dice el conocido refrán que a caballo regalado no se le mira el colmillo. Eso mismo debieron pensar el presidente Santos y su opositor Oscar Iván Zuluaga en la campaña electoral del 2014 cuando los funcionarios de la constructora Odebrecht, a través de su “Departamento de Operaciones Estructurales”, les propusieron financiar parte de sus campañas presidenciales.


El dinero no aparece de la nada, es la respuesta, seguramente, ante las gestiones de ambas campañas para asegurarse los recursos necesarios para vencer en las justas –¡en igualdad de condiciones!, como reza la norma.


Cuatro años han trascurrido desde aquellas intrigas político-financieras, donde quedaba amarrado el gobierno –bajo la administración que fuera– a otorgarle ventajas en las licitaciones de diversidad de obras para mejorar o crear infraestructura a la empresa brasileña. Y solamente ahora, por filtraciones provenientes desde el gobierno de los Estados Unidos, en su disputa por contener el crecimiento económico y político de Brasil, es que nuestra sociedad se entera de algo que todo el mundo sospecha o da por echo: las campañas electorales contaron con financiación espuria.


Así lo confirmó el pasado 13 de julio la Fiscalía General de la Nación, al dirigirle al Consejo Nacional Electoral, en vísperas del vencimiento de términos para esta investigación, un conjunto de pruebas que confirman este hecho: ambas campañas violaron las normas que prometieron respetar y defender, ambas campañas, con sus candidatos a la cabeza, son la expresión meridiana de la podredumbre que carcome a la democracia realmente existente en las sociedades capitalistas, ambas campañas –con sus candidatos a la cabeza– son la expresión de un poder que funciona de espaldas a la sociedad, en procura de sus intereses y los de su clase y, por tanto, en contra de las mayorías nacionales.


La tajada para la campaña del hoy Presidente fue de un millón de dólares, ingresados a través de la sociedad panameña Paddington y la empresa colombiana Sancho BBDO, quienes realizarían una encuesta de opinión pública en las principales ciudades del país. Por su lado Zuluaga legaliza la entrada de su rebanada de 1,6 millones de dólares por medio de un contrato de publicidad a cargo del publicista brasileño Duda Mendonça.
Las dos campañas violaron normas y códigos y una de ellas ganó, recibiendo el legado de administrar el país, ¿lo ha hecho con los mismos criterios y ética que rigieron su campaña a la presidencia? De ello no hay duda: por siglos las clases dominantes se han valido de todo tipo de artimañas, componendas, intrigas, armas, etcétera, para acceder y controlar el poder, el cual termina siendo el instrumento para concretar todos sus intereses y los de su clase, por lo cual siempre han gobernado de espaldas y en contra de los intereses de las mayorías de cada país.


¿Tiene solución esto? ¿Es posible que la democracia realmente esté al servicio del pueblo? Experiencias como la Comuna de París en el siglo XIX y el funcionamiento de los Soviets en los orígenes de la revolución rusa indican que la única manera de que así sea es que el ejercicio del gobierno sea un asunto cada vez más colectivo, abierto a la supervisión de toda la sociedad, en cuya acción el funcionario que hace las veces de Presidente asuma que es un objeto temporal de un proceso público, no indispensable ni eterno, por lo tanto, que tales funciones administrativas deben ser rotatorias, en un ejercicio de funciones donde la política termina siendo un instrumento colectivo para que la sociedad toda asuma en sus manos la discusión, diseño y definición última de todos aquellos asuntos que le competen. Es decir, una política para politizar, para movilizar, para comprometer, para integrar el cuerpo social en tanto todos sus integrantes entienden que su opinión y voto es decisivo para el bienestar de todos y no de unos pocos. Y no como sucede ahora, una política para aislar, desmotivar, desmovilizar, sembrar escepticismo, ocultar, engañar.


Mientras la democracia realmente existente vive este giro, presenciamos y estamos atentos a las maniobras de las agencias de espionaje estadounidenses para destruir el proyecto brasileño de potencia regional. Maniobras, que como en el caso del brujo que al conjurar sus hechizos y desatar todo tipo de energías pierde el control sobre los mismos, que van descabezando, además de todos aquellos a quienes están dirigidas sus energías, también a los aliados temporales y/o ocasionales: en Argentina Macri está en la mira, en México diversos funcionarios de primer orden también, en Perú dos expresidentes andan a las escondidas y uno más pasó a prisión. Y en Colombia Santos también está enfocado, mientras el principal candidato del Centro Democrático teme que su carrera presidencial está descarrilada.


Así, con intrigas y filtraciones, el gobierno del Norte vuelve y recompone las piezas de su geopolítica regional, situando en su justo nivel a cada una de sus “aliados”, “amigos”, recordándole a todos y cada uno de ellos que están bajo su dominio, y que no está dispuesto a perder el control de su territorio regional –su patio trasero–. Muchos golpes de Estado, duros o suaves, está dispuesto a propiciar o concretar para que tal doctrina no pase al olvido.


En ese juego, ¿qué pasará con Santos y con el Centro Democrático?

Publicado enColombia
Un potente ciberataque afecta a grandes empresas de todo el mundo

Ucrania, con el metro de Kiev o el Gobierno, es el país con más entidades 'hackeadas'. También el gigante ruso Rosneft o la danesa Maersk han sido atacadas


Los piratas informáticos han vuelto a poner en jaque a empresas, bancos e instituciones de todo el mundo. Este martes, decenas de compañías y entidades en varios países han sido víctimas de un potente ciberataque ransomware, un secuestro de datos. Las más afectadas por el hackeo están en Ucrania, Rusia, Reino Unido e India, según la agencia gubernamental de Suiza. También empresas de Italia, Polonia, Alemania y Estados Unidos han sido golpeadas por los piratas, que emplean un sistema muy similar al que hace un mes infectó a unos 300.000 equipos en todo el mundo, y que piden un pago de 300 dólares a través de bitcoin para liberarlos.


En Ucrania, el Banco Central, el metro de Kiev, la compañía estatal de la energía o la red informática del Gobierno ucranio, han sido atacados. Además, el gigante petrolero estatal ruso Rosneft, la multinacional danesa Moller-Maersk, la farmacéutica MSD o el holding británico WPP también han sido víctima de los piratas. El ciberataque también ha golpeado a varias multinacionales con oficinas en España, como ha confirmado el equipo especializado del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).


El virus es un ransomware similar al utilizado en el ciberataque de Wannacry el pasado mayo, que se basa en una tecnología robada a la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA, por sus siglas en inglés) y después filtrada como denuncia por el grupo Shadow Brokers. Afecta a ordenadores Windows. Algunos expertos y la compañía ucrania Novaia Potchta, una de las afectadas, afirma que se trata del virus Petya o Petrwrap. Sin embargo, el laboratorio del gigante ruso en seguridad informática Kaspersky afirma que se trata de uno nuevo, nunca antes visto; por eso lo ha llamado NotPetya.


El primer ministro ucranio, Volodymir Groysman, ha descrito el ciberataque como "inédito"; mientras que el secretario del Consejo de Seguridad de Ucrania, Oleksandr Turchynov, ve "indicios" de que Rusia esté detrás del ataque, aunque no ha ofrecido datos ni evidencias de ello. Ucrania, en un conflicto enquistado con Rusia desde hace más de tres años, ya ha acusado a Rusia antes de ser autor de varios ciberataques a gran escala a sus infraestructuras eléctricas. Ha sido Ucrania la que ha dado la voz de alarma del inicio del ataque informático, que parece extenderse a medio mundo.


De hecho, según el gigante de antivirus ruso Kaspersky, el 30% de las compañías e instituciones atacadas están en Rusia y otro 60% en Ucrania. Allí, se ha visto afectado el sistema que monitoriza el nivel de radiación de la planta nuclear de Chernobyl, que sufrió un gravísimo accidente nuclear en 1986 en uno de los reactores, que ha sido sellado. La central ha pasado al modo manual de análisis, informa Reuters.


La escala, la diversidad de empresas y países afectados por estos hackeos (que no son teledirigidos, según los expertos) vuelve a mostrar la vulnerabilidad de compañías e instituciones ante los ataques informáticos, que pueden paralizar un país. "Todos los sistemas se han caído en todas las sedes y están afectadas todas las unidades de negocio", ha confirmado una portavoz de Moller-Maersk, que tiene distintas divisiones dedicadas a los sectores del transporte y la energía y que dispone de sedes en 130 países. El ataque a una de sus empresas, APM Terminals, que se encarga del tráfico portuario y de mercancías, ha paralizado sus operaciones en sus terminales de los puertos de Róterdam —uno de los más importantes del mundo— y los cinco españoles donde opera.


En Ucrania, operaciones y transacciones en decenas de bancos se han visto interrumpidas por el ciberataque. Allí, la compañía nacional eléctrica y el banco Oschadbank, uno de los mayores del país, se han visto seriamente afectados. Los medios ucranios relatan que los paneles que informan de las salidas y llegadas en el principal aeropuerto de Kiev, el Boryspil, ha sido víctima del ciberataque. El director del aeropuerto ha reconocido que la situación está fuera de control y que probablemente se retrasen o cancelen vuelos.


Mikhail Golub, un ciudadano de Kiev, asegura por teléfono que ha tenido problemas para pagar en el supermercado Auchan (Alcampo) con su tarjeta de crédito y que ha tenido que pagar con efectivo. "No tengo miedo porque mi dinero está en un banco que no ha sido atacado", afirma. Uno de sus amigos, que vive en otra ciudad ucrania, Járkov, ha tomado una fotografía de los ordenadores del supermercado Rost colapsados por el ciberataque. "Nadie sabía qué sucedía", comenta.


También el servicio postal UkrPoshta y los bancos OschadBank y Privatbank han avisado de que no tienen sus ordenadores operativos. El metro de Kiev ha alertado en las redes sociales de que también ha sido víctima del ciberataque y ha informado de que los trenes no se han parado pero sí los sistemas de compra de billetes, que han dejado de funcionar. Otras muchas empresas públicas y privadas e instituciones han sido atacadas por el virus informático, entre otras, la manufacturera de aviones Antonov o las empresas de venta Citrus, Foxtrot, EpicenterK.


El virus que se ha lanzado este martes se aprovecha de una vulnerabilidad en el protocolo para compartir en red de los sistemas operativos Windows, que ya sirvió en mayo a WannaCry y que muchas empresas todavía no habían corregido. Entre las afectadas están importantes compañías como la petrolera Bashneft y la siderúrgica y minera Evraz, propiedad del magnate Roman Abramovich (ambas rusas). Ambas —como Rosneft— afirman que su producción no se ha visto afectada. El holding británico WPP —que tiene entre otras JWT, Ogilvy & Mather, Young & Rubicam and Grey— y la multinacional de vidrio y acero francesa Saint Gobain también están entre las hackeadas. Entre las atacadas también hay empresas estadounidenses, como la farmacéutica MSD o la firma jurídica DLA Piper.


Vulnerabilidad


Fernando Carrazón, director de tecnología de GoNetFPI, compañía española para la prevención del fraude en ciberseguridad, apunta que las atacadas son, en su mayoría, compañías medianas, y no grandes corporaciones como las que sufrieron el 12 de mayo WannaCry. “Lo importante ahora es ver cómo se propaga la infección para saber las dimensiones globales de este virus”, señala el jefe de Tecnología de IOActive, César Cerrudo. Interpol está analizando lo sucedido.


David Barroso, fundador de la compañía de ciberseguridad CounterCraft, apunta que por ahora imposible saber de dónde procede el ataque. “Es muy sencillo manipular los indicios de un ataque para poder culpar a otro grupo o nación”, dice. "Lo que sí que es cierto, es que hay muchas relaciones con Ucrania, puesto que Ucrania está siendo uno de los mayores afectados, además de que el propio malware parece que ha utilizado un fallo en la actualización de un producto financiero ampliamente utilizado en Ucrania (MeDoc) para poder propagarse de forma masiva en ese país, lo que, o bien el que está detrás quiere hacer realmente daño a Ucrania, o bien es una pista falsa para poder culpar a otra nación del ataque".


El experto en ciberataques César Cerrudo sostiene que desde el macroataque cibernético que afectó a casi todos los países del mundo el pasado mayo aún quedaron “cientos de miles de ordenadores expuestos a más agresiones, pues no habían realizado la actualizaciones necesarias para protegerse”. Cerrudo, no obstante, asegura que a raíz del ataque de mayo, el mundo está más y mejor preparado para responder a una agresión de este tipo.


Este tipo de ransomware se suele propagar por el mero hecho de abrir un correo electrónico o un archivo adjunto o la instalación de un programa en el ordenador. Ante un ataque de semejantes dimensiones lo primero que hay que hacer, explica este experto, es “aislar los sistemas”, después hay que analizar el malware y ver cómo se propaga, que puede llevar “varias horas”

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció ayer que Robert Mueller (en imagen de archivo) será el fiscal especial para la indagatoria sobre una posible colusión entre el equipo de campaña de Donald Trump y funcionarios del gobierno ruso durante el proceso electoral de 2016. Mueller fue director de la FBI de 2001 a 2013 y goza de amplia confianza entre demócratas y republicanos

 

Expertos en leyes consideran que en esta crisis política “ya estamos en territorio de impeachment”

 

Nueva York.

 

El comandante en jefe empezó a chillar: ningún político en la historia, y lo digo con gran seguridad, ha sido tratado peor o más injustamente, que él. Tal vez esto podrá ser confirmado por un nuevo fiscal especial nombrado este miércoles, que continuará la investigación encabezada por el director de la FBI hasta la semana pasada, antes de que lo despidiera el presidente, lo cual detonó una tormenta política que ha puesto en jaque a la Casa Blanca.

En medio de las múltiples controversias que ha detonado, el presidente Donald Trump insistió, en un discurso ante la Academia de la Guardacostas, en tono desafiante: no me eligieron para servir a los medios o los intereses especiales en Washington. Me eligieron para servir a los hombres y mujeres olvidados de nuestro país. Reiteró que seguirá luchando y resaltó sus grandes objetivos de reducir impuestos, la reforma al sistema de salud y la construcción del muro fronterizo. Culpó del maltrato, sobre todo, a los medios.

Pero con la revelación explosiva de que el presidente podría haber obstruido la justicia al solicitar en febrero al entonces director de la FBI James Comey frenar la investigación sobre su ex asesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, y eso sólo un día después de que Washington fue sacudido por la noticia de que Trump había compartido información de inteligencia muy delicada con diplomáticos rusos en Washington, y todo esto sobre el insólito despido del director de la FBI la semana pasada, cada vez más políticos y expertos expresan que el ocupante de la Casa Blanca está al borde de llevar al país a una grave crisis política.

La tarde de este miércoles, el Departamento de Justicia anunció el nombramiento de Robert Mueller –director de la FBI entre 2001 a 2013, quien goza de amplia confianza bipartidista– como fiscal especial para encabezar la investigación sobre la posible colusión entre socios de Trump y funcionarios del gobierno ruso en el proceso electoral de 2016 y sus secuelas.

La decisión fue anunciada por el subprocurador general, Rod Rosenstein, en un comunicado ante un creciente coro bipartidista que exige una investigación independiente del asunto después de que el despido de Comey, el papel del propio Rosenstein en esa acción y el hecho de que el procurador general, Jeff Sessions, se viera obligado a recusarse de esta investigación por sus propios contactos con funcionarios rusos durante la elección (lo cual ocultó), puso en duda la credibilidad de cualquier indagatoria oficial.

Rosenstein enfatizó que esta decisión no implica que se haya determinado la comisión de delitos, sino que con base en las circunstancias actuales, únicas, el interés público requiere poner esta investigación bajo la autoridad de una persona que ejerza un grado de independencia en la cadena normal de mando. A la vez, indicó que Mueller está autorizado a fiscalizar delitos federales si son detectados en esta investigación.

Trump emitió una declaración en la cual afirma que la investigación confirmará que no hubo colusión entre su campaña y una entidad extranjera, y que espera que el asunto se resuelva lo antes posible. Aparentemente, la Casa Blanca no fue informada hasta poco antes del nombramiento del fiscal especial, reportó el sitio de noticias Politico.

Aunque el liderazgo republicano en el Congreso sigue expresando confianza en el presidente, entre sus filas cada vez hay más preocupación. El representante conservador Justin Amash fue el primer legislador federal republicano en declarar públicamente que si son ciertas las nuevas informaciones, el presidente podría ser sujeto al impeachment (juicio político), reportó The Hill.

Varios expertos en leyes ya están proponiendo el caso para un juicio político, y veteranos políticos, como David Gergen, quien fue asesor de varios presidentes de ambos partidos, comentó: “creo que estamos en territorio de impeachmnent”. Sin embargo, nadie cree que eso sea una posibilidad inminente, por ahora.

Varios senadores republicanos han expresado que las nuevas revelaciones son muy perturbadoras y anoche el influyente John McCain se atrevió a declarar que todas estas controversias en torno a Trump están alcanzado dimensiones “del tamaño y escala del Watergate”.

La noche del martes el presidente del Comité de Supervisión Gubernamental, el republicano Jason Chaffetz, solicitó a la FBI entregar toda documentación que Comey mantenía sobre sus reuniones con el presidente. Indicó que si la agencia no lo hacía voluntariamente, estaba dispuesto a emitir una orden legislativa para obligarlos.

Este miércoles, el Comité de Inteligencia del Senado se sumó a la solicitud de la FBI de compartir todo informe de Comey sobre sus reuniones con Trump. Más aún, invitó a Comey a presentarse ante el comité. Otros comités también están invitando al ex jefe de la agencia.

Comey apuntó los detalles, y hasta citas, de la reunión con Trump en febrero, donde el presidente le solicitó soltar a Flynn y dejar de investigarlo. El director de la FBI estaba en la Casa Blanca con el procurador general, Jeff Sessions, y el vicepresidente, Mike Pence, para una reunión con el presidente sobre medidas antiterroristas, y Trump pidió que se quedara un rato más después de que se fueron los demás. Espero que puedas soltar esto, dijo el presidente sobre la investigación de Flynn, según apuntes de Comey en un memorándum de dos cuartillas que escribió inmediatamente después de este encuentro, reveló el New York Times en su exclusiva.

De hecho, la conversación empezó con denuncias de Trump por las constantes filtraciones a los medios de información desde el gobierno, y comentó que Comey debería contemplar encarcelar a reporteros que publicaran información confidencial. Acto seguido, abordó el tema de Flynn, reportó el Times.

Comey interpretó esto como algo no sólo inapropiado, sino un intento para interferir en una investigación federal. Tan delicado era que no compartió los detalles con sus agentes a cargo de la indagatoria sobre los vínculos de la campaña de Trump con Rusia. Comey hacía un informe después de cada encuentro o conversación telefónica con Trump, reportó Politico citando a un amigo del ex director.

Por tanto, en los próximos días se espera no sólo que Comey se presente –tal vez la próxima semana– ante el Congreso para testificar por primera vez desde que fue despedido, sino que también se obtendrán los memorandos de sus conversaciones con Trump. Expertos en leyes señalan que ese tipo de apuntes de oficiales de la FBI son admisibles como pruebas en un proceso judicial.

La incertidumbre en la cúpula política empezó a afectar por primera vez a los mercados, con un desplome en las bolsas de valores.

 

 

Publicado enInternacional
Trump provoca un terremoto político al destituir por sorpresa al director del FBI

James Comey había ordenado una investigación sobre los posibles vínculos de la campaña del magnate con Rusia en las elecciones presidenciales de noviembre de 2016.


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, provocó el martes un terremoto político al destituir por sorpresa al director del FBI, James Comey, que había ordenado una investigación sobre los posibles vínculos de la campaña del magnate con Rusia en las elecciones de noviembre de 2016.


"El FBI es una de las instituciones más estimadas y respetadas de nuestra nación y hoy marca un nuevo comienzo para nuestra joya de la corona de las fuerzas del orden", afirmó Trump en una nota oficial emitida por su portavoz, Sean Spicer.


Spicer indicó que Trump "actuó basándose en las recomendaciones claras del vicefiscal general, Rod Rosenstein, y el fiscal general, Jeff Sessions", y señaló que "la búsqueda de un nuevo director del FBI empezará inmediatamente".


El propio presidente envió una carta a Comey, quien se encontraba de viaje en California cuando estalló la noticia, en la que le informó de su destitución "con efecto inmediato".


"Aunque aprecio enormemente que usted me informara, en tres ocasiones distintas, de que no estoy bajo investigación, estoy de acuerdo con la conclusión del Departamento de Justicia de que usted no es capaz de liderar eficazmente el FBI", dice Trump.


De esa manera, el gobernante republicano hace en la misiva una aparente alusión a la pesquisa de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) sobre los nexos entre Rusia y la campaña electoral del magnate neoyorquino.


"Es esencial que encontremos un nuevojefe para el FBI que restaure la confianza del público en su vital misión de aplicación de la ley", zanja el mandatario en la carta, divulgada por la Casa Blanca.


Trump no explicó el motivo de su decisión, pero Rosenstein aclaró que el ya exjefe del FBI perdió su empleo por violar los principios del Departamento de Justicia al hablar públicamente sobre la investigación del manejo del correo electrónico por parte de Hillary Clinton cuando ejercía como secretaria de Estado (2009-2013).


El vicefiscal general se refirió a la rueda de prensa que Comey dio el pasado 5 de julio para anunciar que Clinton no sería imputada por usar servidores de correo electrónico privados para asuntos oficiales en su mandato como jefa de la diplomacia estadounidense, lo que despejó su camino como candidata demócrata a la Casa Blanca.


"La reputación y credibilidad del FBI han sufrido un daño sustancial, y ha afectado a todo el Departamento de Justicia", escribió Rosenstein en un memorando.


El anuncio del despido acaeció tras conocerse que Comey ofreció el pasado miércoles, bajo juramento ante el Congreso de Estados Unidos, datos erróneos sobre la investigación de los correos de Clinton que reabrió en octubre pasado, a escasos once días de las elecciones.


El día antes de la comparecencia de Comey, Trump escribió en la red social Twitter que el director del FBI era "lo mejor que le había ocurrido a Hillary Clinton porque le dio un pase gratis por tantas malas acciones".


Conocido por sus reacciones intempestivas, Trump conmocionó hoy a la clase política de Washington —que no esperaba el cese de Comey— al adoptar una decisión sin precedentes desde 1993, cuando el entonces presidente de Estados Unidos, el demócrata Bill Clinton, destituyó a William Sessions como jefe del FBI.


"Esto es nixoniano"


La medida evocó también la llamada Masacre del Sábado Noche, cuando Richard Nixon ordenó el 20 de octubre de 1973 el despido del fiscal especial Archibald Cox, encargado del caso Watergate, que en 1974 le convirtió en el único presidente de EEUU dimisionario.


"Este es un momento extraordinario en la historia estadounidense. (...) Es un grotesco abuso de poder del presidente de EEUU", aseveró el experto en asuntos legales de la cadena CNN Jeffrey Toobin, al asemejar el cese de Comey a la destitución de Cox.


La oposición también criticó duramente a Trump y el líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, exigió la designación inmediata de un fiscal especial independiente que dirija la investigación de los vínculos de la campaña de Trump y el Kremlin.


"Esto es nixoniano", espetó el senador demócrata Bob Casey en referencia a Nixon, en tanto que el presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC), Tom Pérez, tildó el despido de "vergonzoso abuso de poder".


Igualmente llegaron reproches desde algunos correligionarios republicanos de Trump, como el senador John McCain, que se declaró "decepcionado" por la destitución de Comey, a quien definió como "un hombre de honor e integridad".


Mientras el mundillo político de Washington era un hervidero, Comey cancelaba una intervención en un acto en Los Ángeles, tras recibir "por sorpresa" y "desprevenido" la decisión del presidente, comentó una fuente del FBI al diario The Angeles Times.


El escándalo de los correos electrónicos marcó la campaña electoral del año pasado y la propia Hillary Clinton llegó a culpar a Comey de su derrota en los comicios, que ganó Trump, por volver a suscitar dudas sobre su conducta a pocos días de la votación.


En su comparecencia ante un comité del Senado la semana pasada, James Comey aseguró sentir "náuseas" al pensar que su investigación a Clinton pudo impactar en el resultado de las elecciones.

Publicado enInternacional
Estados Unidos y su visión ofensiva de las ciberarmas

En las últimas semanas, WikiLeaks ha dado a publicidad una serie de herramientas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) diseñadas para interceptar teléfonos, computadoras y otros dispositivos, un beneficio inesperado para los piratas informáticos y un dolor de cabeza para los fabricantes de estos dispositivos.


En momentos en que el acceso ilegal a datos estadounidenses está en un máximo histórico, es alarmante que hasta la CIA sea vulnerable: ojalá el Gobierno pusiera tanto empeño en proteger los sistemas de computación como en hackearlos.


Alrededor del 90% del gasto cibernético del Gobierno se destina a misiones de ofensiva, según Rick Ledgett, subdirector saliente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés). Aparentemente, la idea es que la mejor defensa es una buena ofensiva.


Eso es razonable en una guerra física, que es como el Pentágono parece estar posicionándonos. Como dijo un funcionario militar: “Si usted desconecta nuestra red eléctrica, quizá emboquemos un misil en su chimenea”.


Pero en el ciberespacio, la mayor parte de la batalla consiste en dilucidar quién es el enemigo y qué cosas disuadir. Sólo el mes pasado el Departamento de Justicia procesó a agentes rusos por hackear a Yahoo en 2014.


A Yahoo mismo le llevó dos años advertir que había sido hackeado. Un misil de represalia pierde su efecto si pasaron tres años y los datos de 500 millones de personas ya se han publicado en la red oscura.


Dicho esto, desarrollar conocimientos especializados en ciberataques puede ser útil: descubrir cómo se puede acceder ilegalmente a los sistemas de otras personas es una buena manera de comprender en qué puntos el propio sistema puede ser vulnerable.


Gran parte de la tecnología de intromisión cibernética del Gobierno comprende vulnerabilidades del “día cero”: errores no informados del software que el vendedor ha tenido cero días para emparchar. A veces, el Gobierno compra proezas no reveladas de investigadores de seguridad.


Otras veces, los errores existen de manera deliberada: las filtraciones de Edward Snowden revelaron que la NSA había colaborado con las compañías tecnológicas para incorporar puertas traseras secretas a productos de gran difusión.
El problema es que el Gobierno no parece dar seguridad a sus armas. Después que los Shadow Brokers anónimos filtraron una serie de herramientas de hackeo de la NSA el verano boreal pasado, los investigadores de inmediato descubrieron que se las estaba utilizando para ataques maliciosos contra usuarios vulnerables.


Si bien valoro el deseo del Gobierno de darnos seguridad a través de una vigilancia masiva, a las empresas estadounidenses les vendría bien recibir ayuda para proteger datos cruciales.


Según una encuesta llevada a cabo por Munich Re, el 90% de las compañías fueron víctima de por lo menos un incidente de piratería informática en 2016. El otro 10% probablemente todavía no se haya dado cuenta. En 2014, Intel McAfee calculó que las pérdidas anuales por ciberdelitos eran de US$100.000 millones en Estados Unidos.


Lo bueno de la seguridad defensiva es que es mucho más barata que el desarrollo continuo de nuevas ciberarmas. Una vez que se descubre un ciberhueco y se lo emparcha, la solución puede reproducirse en forma gratuita y sigue siendo eficaz para siempre.


Esto crea igualdad de condiciones y pone las mejores herramientas defensivas a disposición de cualquiera, una de las razones de que tantos hackers recurran a las tácticas de phishing que explotan las vulnerabilidades humanas en lugar de las del software. Incluso esta página web se envía a través de un encriptado de nivel militar (de modo que su proveedor de internet no pueda verla).


Es cierto que un pirata informático con suficiente motivación y recursos económicos aportados por el Estado podría acceder ilegalmente a cualquier cosa. Pero el objetivo de la seguridad defensiva es lograr que los ataques sean prohibitivamente caros, no hacer que un sistema sea absolutamente impenetrable. Por ejemplo, violar un mensaje encriptado por medio de la fuerza bruta llevaría 10 billones de años usando 10.000 millones de MacBooks Pro. Es mucho trabajo para leer un mensaje.


La estrategia actual de construir mejores ciberarmas sin tener en cuenta la defensa sólo funciona si el Gobierno logra tener superioridad sobre todas las redes del planeta. Eso no es realista.


La seguridad informática está basada en el conocimiento y ninguna entidad por sí sola puede monopolizar esa tecnología. La mejor alternativa es poner las herramientas de seguridad en la mayor cantidad posible de manos. La defensa es mucho más fácil si las personas ya saben cómo protegerse.


(Tomado de Bloomberg)

Publicado enInternacional
Arrestar a Julian Assange es "una prioridad" para EEUU


El fiscal general de los EEUU, Jeff Sessions, aseguró que están aunando todos los documentos posibles para meter en prisión al líder de Wikileaks
El abogado de Assange afirma que no ha recibido ninguna noticia del Deparamento de Justicia norteamericano

Jeff Sessions, el fiscal general de los EEUU dijo el jueves que arrestar a Julian Assange es ahora "una prioridad". Según recoge la CNN, las autoridades estadounidenses están preparando una pila de cargos contra Assange, que actualmente se encuentra encerrado en la embajada de Ecuador en Londres.


Sessions, durante la rueda de prensa que dio el jueves en El Paso, Texas, dijo que el gobierno de EEUU "intensificará sus esfuerzos sobre todas los cables". También lo calificó como "un asunto que ha ido más allá de lo que sé. Tenemos profesionales que llevan en el negocio de la seguridad de los EEUU muchos años y que están impresionados por la cantidad de cables, muchos de ellos muy serios".


Donald Trump, que en octubre del año pasado decía irónicamente que amaba a Wikileaks, ahora considera que su fundador debe ser arrestado: "Sí, es una prioridad. Ya hemos empezado a intensificar nuestros esfuerzos y cada vez que podamos hacer algo para encerrar a unas cuantas personas en la cárcel, lo haremos", continuaba el fiscal general Sessions durante la rueda de prensa.


Ninguna noticia


Por su parte, Barry Pollack, el abogado de Assange, le contaba a la CNN que de momento no han recibido ninguna noticia del Departamento de Justicia de los EEUU, "que no me han dicho nada de si han interpuesto algún cargo contra Assange". EEUU lleva investigando a WikiLeaks desde que los primeros cables salieron a la luz, en 2010.


Julian Assange lleva retenido desde 2013 en la embajada de Ecuador en Londres ya que la corte de distrito de Estocolmo le considera sospechoso de una violación. Ello no le impidió el pasado febrero filtrar un paquete de datos de la CIA ni conceder esta entrevista a eldiario.es en junio del año pasado.

 

21/04/2017 - 12:17h

Publicado enInternacional
El director de la CIA Mike Pompeo

 

Ambas agencias han empezado una investigación interna que se centra en cientos de empleados con acceso físico al material filtrado

 

La CIA y el FBI están llevando a cabo una investigación conjunta sobre una de las peores fallos de seguridad en la historia de la CIA, que expuso miles de documentos secretos que describen las herramientas que la CIA utilizadas para penetrar en teléfonos inteligentes, televisores inteligentes y sistemas informáticos, según ha revelado la CBS.

Fuentes familiarizadas con la investigación dicen que están buscando a un miembro de la institución - ya sea un empleado de la CIA o contratista - con acceso físico al material. La agencia no ha dicho públicamente cuándo se tomó el material o cómo fue robado.

Gran parte del material era clasificado y almacenado en una sección altamente segura de la agencia de inteligencia, pero las fuentes dicen que cientos de personas habrían tenido acceso al material. Los investigadores están investigando esos nombres.

En su primer discurso público el pasado 13 de abril, el director de la CIA, Mike Pompeo, arremetió contra WikiLeaks, y dijo que el fundador del grupo, Julian Assange, es el líder de una fuerza hostil que amenaza a Estados Unidos. “Es hora de llamar a WikiLeaks lo que realmente es: un servicio hostil de inteligencia no estatal” a menudo ayudado por naciones como Rusia, dijo Pompeo. “WikiLeaks trabaja como un servicio de inteligencia hostil y habla como un servicio de inteligencia hostil”.

 

 20170403070710 k1uH 656x452LaVanguardia Web

Julian Assange, fundador de Wikileaks (Peter Nicholls / Reuters)

 

El grupo ha alentado a sus seguidores a pedir trabajo en la CIA para robar información de inteligencia, dijo Pompeo a la audiencia en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington. Dijo que Assange, quien se dice defensor de la transparencia en el gobierno, es un “narcisista” y un “fraude: un cobarde escondido detrás de una pantalla”.

WikiLeaks desempeñó un papel central en la contienda presidencial de 2016 cuando publicó correos electrónicos robados al Comité Nacional Demócrata y más tarde a John Podesta, presidente de la campaña de Hillary Clinton. Las agencias de inteligencia de Estados Unidos han concluido que Rusia estuvo detrás de los ataques informáticos en un intento de interferir con el proceso político estadounidense, dañar la campaña de Clinton y, en última instancia, ayudar al republicano Donald Trump a llegar a la Casa Blanca.

El papel de Rusia sigue siendo objeto de múltiples investigaciones por los comités de inteligencia del Congreso y el FBI, que ha dicho que está investigando si algún asociado de Trump tuvo contacto o se coludió con agentes del gobierno ruso.

Durante su campaña presidencial, Trump citó repetidamente los correos electrónicos robados y publicados por WikiLeaks. Incluso en un mitin de campaña en octubre en Pensilvania, Trump llegó a elogiar las publicaciones y dijo: “amo WikiLeaks.”

En la audiencia del nombramiento de Pompeo, el republicano ex miembro de la Cámara de Representantes, fue interrogado por el senador de Maine Angus King, quien dijo que Pompeo escribió un tweet en julio de 2016 que las publicaciones de WikiLeaks probaban que la maquinaria del Partido Demócrata arregló las elecciones primarias para ayudar a Clinton a vencer a su rival, Sanders. En respuesta, Pompeo dijo sobre WikiLeaks que nunca lo consideró “una fuente creíble de información para Estados Unidos ni para nadie más”.

 

img abarredo 20170107 011521 imagenes lv terceros istock 458644091 k1uH 656x436LaVanguardia Web

Sitio web de Wikileaks (gmutlu / Getty Images)

 

El director de la CIA ya afirmó entonces que no podía entrar en detalles, pero que se están tomando medidas para contrarrestar amenazas internas, como las revelaciones hechas en 2013 por el contratista de la Agencia Nacional de Seguridad Edward Snowden, y el “desafío sin precedentes” que representan lo que él llamó agencias hostiles de inteligencia no estatales.

“Tenemos que reconocer que ya no podemos permitir a Assange y a sus colegas usar los valores de la libertad de expresión en nuestra contra”, dijo Pompeo. Assange ha negado que Rusia le entregara los documentos filtrados, aunque se ha negado a decir de dónde los consiguió.

 

 

Publicado enInternacional