Sábado, 22 Mayo 2021 05:57

Gaza, entre el dolor y el triunfo

Gaza, entre el dolor y el triunfo

Los palestinos buscaron sus muertos y festejaron una victoria

Más de 1800 viviendas destruidas, más de 17 mil dañadas y esfuerzos por encontrar personas vivas entre los escombros.

 

A las dos de la mañana de este viernes entró en vigor el alto al fuego que devolvió una relativa calma a la Franja de Gaza y a Israel. Miles de palestinos festejaron el anuncio y el fin de los bombardeos israelíes en las calles Gaza. Durante el día no hubo aviones de combate ni alerta de cohetes, mientras continuaron los esfuerzos por encontrar personas entre los escombros de los últimos once días, aunque los choques entre la policía israelí y palestinos continuaron.

Cerca de las 11 de la mañana Israel reabrió el paso de Kerem Shalom para permitir la entrada de ayuda humanitaria a la Franja. El paso había permanecido cerrado durante todo el conflicto. Desde el viernes llegaron medicinas, equipamiento médico y comida a través del cruce Kerem Shalom.

El ministerio de Salud de Gaza informó el viernes por la noche que el número de muertos llegó a 248, 66 de ellos niños, y 1948 heridos. Según informó el diario israelí Haaretz, el viernes también encontraron el cuerpo de un niño entre los escombros de la ciudad de Gaza. Además, identificaron los cuerpos de nueve miembros del ala militar de Hamas en un túnel que había sido bombardeado.

Los habitantes de Gaza aprovecharon el alto al fuego para recorrer las calles de la ciudad, inspeccionar los daños y sus casas, muchas devastadas por los bombardeos israelíes. "Ha sido una verdadera guerra, aterradora, durante 11 días. Ni nosotros ni los niños pudimos dormir a causa de los bombardeos. Estamos muy felices tras el alto al fuego", declaró Mohamad Abu Odeh, un palestino de la Franja de Gaza.

Desde el ministerio de Vivienda y Obra Pública de Gaza informaron que más de 1.800 viviendas fueron destruidas y más de 17 mil dañadas, que resulta en pérdidas económicas de unos 350 millones de dólares. Además, detallaron que cinco torres fueron demolidas y 74 edificios quedaron reducidos a escombros.

Los enfrentamientos nuevos fueron registrados en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén Este, el sector palestino de la Ciudad Santa ocupado por Israel. Allí informaron sobre nuevos choques entre la policía israelí y palestinos, donde también un fotógrafo de la AFP fue golpeado por la policía. Según fuentes oficiales palestinas, quince personas resultaron heridas producto de disparos de balas de goma y gases lacrimógenos utilizados por la policía israelí contra los palestinos.

En Cisjordania miles de palestinos realizaron protestas en las ciudades de Belén, Hebrón Y Nablus. Decenas resultaron heridos en enfrentamientos con el ejército israelí. Según la agencia oficial de noticias palestina Wafa, se trató de demostraciones de solidaridad con los palestinos en Gaza y en oposición a las políticas colonialistas de Israel. Otros incidentes estallaron en barrios de Jerusalén Este y en el paso fronterizo de Qalandiya entre Jerusalén y la Cisjordania ocupada, explicó la policía.

22 de mayo de 2021

Publicado enInternacional
Tregua en Medio Oriente: Alto al fuego entre Israel y Hamas

Rige desde esta noche después de once días de enfrentamientos

El primer ministro Benjamin Netanyahu había resistido hasta último momento la creciente presión internacional, que incluyó el pedido de una "desescalada significativa" por parte del presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

 

El gobierno israelí y el movimiento palestino Hamas acordaron un alto al fuego después de 11 días de intensos bombardeos y ataques que dejan un saldo de al menos 244 muertos. "El gabinete aceptó por unanimidad la recomendación de los funcionarios de seguridad de aceptar la iniciativa egipcia de cese del fuego bilateral sin condiciones", informó la oficina del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. Poco después, tanto Hamas como la Yihad Islámica, otro partido con brazo armado en el territorio palestino, confirmaron la tregua que empezó a regir a las dos de la madrugada de este viernes. Netanyahu había resistido hasta último momento la creciente presión internacional, que incluyó el pedido de una "desescalada significativa" por parte del presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Biden prometió este jueves seguir con su "diplomacia silenciosa pero sin tregua" con Israel y Palestina y rogó que "la situación se mantenga tranquila".

"El gabinete aceptó por unanimidad la recomendación de los funcionarios de seguridad de aceptar la iniciativa egipcia de cese del fuego bilateral sin condiciones", indicaron a través un comunicado las autoridades israelíes. Por su parte Osama Hamdan, un alto funcionario de Hamas en el Líbano, confirmó a la cadena de televisión Al Mayadeen que el cese de las hostilidades en la Franja de Gaza comenzaría a las dos de este viernes 21 de mayo.

"La resistencia ha forjado una nueva ecuación y una nueva victoria", dijo Hamdan, quien aseguró que los mediadores le han garantizado que no solo "la agresión en Gaza se detendrá", sino que también se "levantará la mano de la ocupación de Sheik Jarrah y la mezquita de Al Aqsa". Este punto es relevante para los palestinos ya que fue en esos dos sitios de Jerusalén donde empezó la escalada a principio de mes. 

Los rumores sobre una posible tregua habían cobrado fuerza en las últimas horas, especialmente después de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, convocara en la tarde del jueves a su Gabinete de Seguridad, a pesar de mostrarse partidario de continuar con la ofensiva hasta último momento. Desde hace días los mediadores internacionales, especialmente Egipto y la ONU, venían intensificando sus esfuerzos para reestablecer la calma tras 11 días de violencia.

Todavía no se conocen en detalle los términos del cese de las hostilidades, pero medios israelíes aseguran que no incluirían referencias a las tensiones por el desalojo de familias palestinas en Jerusalén Este ocupado o las incursiones en la Explanada de las Mezquitas, que exigía Hamas y que el pasado diez de mayo desencadenaron esta escalada bélica sin precedentes en los últimos años.

Hasta ahora Israel había rechazado un alto el fuego en la región y Netanyahu reiteró el miércoles su intención de continuar con la operación hasta alcanzar su objetivo de desarticular la estructura militar de Hamas, a pesar de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigiera "una inmediata desescalada significativa".

En un mensaje televisado, Biden dijo este jueves que habló con Netanyahu seis veces durante los últimos días de conflicto. "Estados Unidos apoya plenamente el derecho de Israel a defenderse de los ataques indiscriminados con cohetes de Hamas y otros grupos terroristas con base en Gaza que se han cobrado la vida de civiles inocentes en Israel", aseguró el mandatario demócrata.

También enfatizó que Estados Unidos "seguirá comprometido en trabajar con las Naciones Unidas y otras partes interesadas para reactivar la asistencia humanitaria rápida, y organizará el apoyo internacional para el pueblo de Gaza y sus esfuerzos de reconstrucción". Según informes diplomáticos, el gobierno estadounidense habría bloqueado tres veces las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONUque condenaban las acciones militares israelíes pidiendo un alto en la región. En ese sentido, Biden aseguró que su país seguirá aplicando una "diplomacia silenciosa".

Pese a la fuerte presión internacional, el Ejército israelí volvió a bombardear este jueves múltiples objetivos de Hamas en la Franja de Gaza, desde donde continuó el disparo de cohetes hacia las comunidades israelíes contiguas. El ataque incluyó un misil antitanque contra un colectivo, lo que elevó a 4.340 los lanzamientos desde el inicio de la escalada.

Desde bien temprano a la mañana, residentes revisaban los escombros de al menos cinco casas de familia destruidas en Khan Younis, informó la agencia de noticias palestina Ma'an. Uno de esos ataques destruyó una casa de dos pisos, y las esquirlas golpearon otra vivienda provocando la muerte de una mujer. El Ejército israelí también alegó atacar las casas de tres comandantes de Hamas, y haber lanzado bombardeos en la ciudad de Rafah contra "infraestructura militar" y una casa de Ciudad de Gaza donde había un arsenal. Al menos otras diez personas resultaron heridas en la localidad en ataques aéreos nocturnos. Horas más tarde, al menos tres palestinos murieron en un ataque aéreo israelí contra dos autos en un ruta del norte de Gaza.

La ONU denunció que más de 90 mil personas se quedaron sin casa por los bombardeos y se refugiaron en escuelas. Desde otro territorio palestino ocupado, Cisjordania, donde el gobierno internacionalmente reconocido de Mahmud Abbas tiene su sede, celebraron el anuncio de la tregua aunque pidieron "no olvidar a Jerusalén". Poco después del mediodía del jueves, milicianos palestinos lanzaron una nueva andanada de cohetes hacia el sur de Israel luego de una pausa de ocho horas, aunque no se reportaron víctimas.

El anuncio de tregua ocurre tras varios días de sangrientos enfrentamientos entre Israel y Hamas, que había iniciado las hostilidades el diez de mayo lanzando cohetes hacia Israel en solidaridad con centenares de palestinos heridos en enfrentamientos con la policía israelí en la explanada de las Mezquitas de Jerusalén, el tercer lugar santo del islam. Luego de estos primeros disparos de cohetes, Israel lanzó una operación militar para "reducir" las capacidades militares de Hamas con bombardeos aéreos contra el territorio de dos millones de habitantes bajo bloqueo israelí. Incluso unos 90 minutos antes de la entrada en vigor de la tregua, los habitantes de la Franja de Gaza aseguraron que seguía habiendo bombardeos.

Por su parte, tanto Hamas como la Yihad Islámica lanzaron más de cuatro mil cohetes hacia Israel, que en su mayoría fueron anulados por la Cúpula de Hierro, el dispositivo antiaéreo con el que cuenta el gobierno israelíLa escalada bélica provocó 232 muertos del lado palestino, entre los que se cuentan unos 60 menores, y 12 muertos en Israel, entre ellos un niño de seis años, una adolescente de 16 años y un soldado.

Las hostilidades entre el Ejército israelí y las milicias palestinas en Gaza han sido las más graves desde la guerra de 2014 y encendieron la creciente tensión entre palestinos e israelíes en Jerusalén Este y Cisjordania ocupados y ciudades mixtas de Israel. Durante este periodo también se extendieron la violencia y los enfrentamientos civiles entre palestinos e israelíes que, más allá de la escalada bélica que terminaría este viernes, parecen haber abierto una crisis más profunda en la región.

21 de mayo de 2021

Publicado enInternacional
Miércoles, 19 Mayo 2021 08:46

S.O.S Colombia: golpe de Estado

telesurtv

Es innegable: las fuerzas policiales y militares han dado un golpe de Estado en Colombia encubierto; han desmontado todo el sistema jurídico legal, constitucional, humanitario, ético; han suspendido el engranaje del poco Estado de derecho que nos queda y, sin freno, tienen licencia para atropellar, torturar, abusar sexualmente, asesinar a la sociedad civil en sus legítimas protestas. Han dado golpe de Estado a los alcaldes, gobernadores y cuerpo legislativo. Su violencia, odio, barbarie y atrocidad no se vio ni en las protestas de Chile bajo Sebastián Piñera, ni en la Venezuela de Nicolás Maduro, ni en el Ecuador de Lenin Moreno, las cuales fueron crueles, pero sin llegar a los niveles de alevosía, estigmatización y matanza. Es como si en Colombia la ultraderecha estuviera experimentando con las protestas del pueblo; como si estuviera probando estrategias con el propósito de conocer la escala de resistencia de los ciudadanos en todos los órdenes, para luego sacar conclusiones de sus impactos socioeconómicos, emocionales, ideológicos, militares y políticos de estos sistemáticos y calculados golpes siniestros. La experimentación es tétrica, pues les sirve a los gobiernos de la derecha latinoamericana y mundial para preparar sus estratagemas en las futuras protestas populares. Terrible y doloroso panorama.


Sí, un Golpe de Estado encubierto que nos devuelve a más de 70 años en nuestra historia cuando a cada protesta popular se le reprimía imponiendo el Estado de sitio y la persecución dictatorial como sucedió en los gobiernos conservadores de Mariano Ospina Pérez y de Laureano Gómez, o con Gustavo Rojas Pinilla –quien el trece de junio de 1953 dio un Golpe de Estado a Roberto Urdaneta Arbeláez, llamado en su época “golpe de opinión”, evitando nombrarlo “golpe de cuartel” y presentándose como ángel de la paz-, o bien, en el antidemocrático Frente Nacional. Las acciones de los últimos días lo testifican. En ellas se observa la rabia, el odio, la repulsión hacia los jóvenes que piden otro país, un Ser y un estar mejor posible, un país que les ofrezca lo que por años les ha sido negado, lo que nunca le han facilitado. Estos actos de barbarie lo que demuestran es el odio de un gobierno antisocial hacia sus ciudadanos, a los que de un momento a otro los ha transformado en enemigos. De esta manera el Estado se transfigura en víctima y los verdaderos criminales se convierten en jueces que culpabilizan a la Sociedad Civil. De malignos, réprobos y violadores, los estamentos policiales pasan a ser protectores y paternalistas; camuflan e indultan sus crímenes. El verdugo desea ser entonces figura venerada. El cinismo es total. Tales son sus perversas trampas.


Por otra parte, la respuesta sangrienta del gobierno de Duque a las protestas se entiende también si se las ve a la luz de las próximas elecciones presidenciales, pues el Centro Democrático sabe que está en peligro su continuidad en el poder y que las coaliciones de oposición lo pueden vencer en las urnas. De allí que vean en el incremento de la muerte, del miedo y del horror la única salvación para su naufragio social y político. Su fracaso es evidente, el hundimiento inocultable. Todo esto explica el por qué Iván Duque se niega a establecer un diálogo real y abierto con la población y los demás colectivos en paro. A la par, la salida del gobierno frente al paro ha sido de lo más insolente e irresponsable culpabilizando a Venezuela, a Rusia, a China, a las disidencias de la FARC, a Gustavo Petro y a la izquierda internacional.


Lo peor es que dichas tramoyas se aplauden, se aceptan, se esperan y veneran por algunos “ciudadanos de bien”, absolutos simpatizantes, “fanáticos y chiflados, cuya falta de inteligencia y de creatividad sigue siendo la mejor garantía de su lealtad” (1). La frase de Hannah Arendt sobre los personajes que apoyan los regímenes totalitarios cae como anillo al dedo. Son ciudadanos que banalizan la maldad y los asesinatos debido a su ciega obediencia, a su acrítico apasionamiento por el jefe-padre autoritario. Aplauden la actual situación de terror que nos han montado en Colombia. Con una apasionada, enajenada y violenta actitud, que desafía la sensatez y respeto a la diferencia, han sabido ser fieles al gobierno dando un parte positivo sobre la destrucción de sus adversarios. Convencidos de su “buena actuación” se sienten poderosos y libres de cometer sus fechorías. Es pues, el triunfo efectivo del despotismo impulsivo, mezclado con un sectarismo pasional xenófobo, clasista y excluyente. Adoctrinados hasta la médula en nombre de una farsante “democracia” nacionalista y patriótica, ejercen el aniquilamiento de forma servil y creyente. Son aquellos que, en palabras de Michael Walser, “no son una sangre tranquila, sino que hierve; por eso son exagerados y apasionados, ansiosos como están por derramar la sangre de sus enemigos (…) Eso es lo que se quiere decir con ‘energía apasionada’ y por eso producen tanto miedo” (2).


Y de que los hay los hay, y muchos. Eso lo comprueban sus múltiples apariciones en pueblos y ciudades de Colombia durante estos días de paro. Sin embargo, contra estos fanáticos necrofílicos, la fuerza juvenil, danzante, creadora, artística, con su vitalidad rebelde, resiste y re-existe en calles, esquinas, casas, barrios y comunas.


Ante semejante hoguera de vejámenes y de crímenes, queda preguntarse ¿dónde están las voces de protesta de los Jefes de Estado de Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y del mundo? Las voces de los Jefes de Estado, insistimos, y no sólo de grupos de artistas, músicos, poetas, de algunos organismos internacionales y de medios alternativos que se han manifestado en contra del tratamiento despiadado de las protestas. ¿Por qué no se escuchan los fuertes discursos de los Jefes de Estado contra la barbarie en Colombia, tal como se les escucha cuando atacan a países que van en contravía a sus intereses? ¿les sirve y les gusta que se conserve este régimen de derecha en Colombia? Su silencio cómplice lo aprueba y lo confirma.


“Se metieron con la generación que no tiene nada que perder, porque nadie tiene nada, ni casa, ni trabajo, ni salud, ni educación,” dijo una líder del barrio Siloé de Cali. Lo único que tienen para ganar es el ser escuchados, su dignidad en los sitios de resistencia, y que se les ofrezca algo de futuro. Ante esas peticiones los Leviatanes sangrientos han dado un golpe de Estado camuflado y venerado por la “gente de bien”, pero demasiado palpable, sufrido e impuesto sobre los jóvenes de los barrios populares, los indígenas, los estudiantes, los desempleados y la comunidad pobre, considerados por estos señores como terroristas, indeseados y parias.

Publicado enColombia
Disidencias de FARC confirman muerte de Jesús Santrich

La dirección de Segunda Marquetalia, disidencia de la extinta guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), confirmó la muerte de Jesús Santrich a manos del ejército colombiano.

"Informamos a Colombia y al mundo con dolor en el corazón, la triste noticia de la muerte del comandante Jesús Santrich, integrante de la Dirección de las FARC-EP, Segunda Marquetalia, en una emboscada ejecutada por comandos del ejército de Colombia el 17 de mayo", informó el grupo armado en un comunicado.

Según el texto, la muerte de Santrich se produjo en la Serranía del Perijá, zona binacional fronteriza, entre El Chalet y la vereda (aldea) Los Laureles, dentro de territorio venezolano.

"Hasta ese lugar penetraron los comandos colombianos por orden directa del presidente Iván Duque. La camioneta donde viajaba el comandante fue atacada con fuego de fusilería y explosiones de granadas", señala el grupo disidente.

Agrega que una vez muerto, "los asesinos le cercenaron el dedo meñique de su mano izquierda. Unos minutos después, cerca del lugar, rápidamente los comandos fueron extraídos en un helicóptero de color amarillo rumbo a Colombia".

El grupo expresa sus condolencias a la familia de Santrich, de 53 años, cuyo verdadero nombre era Seuxis Paucías Hernández Solarte, y afirma que el guerrillero "cayó libre, libre como quería".

En la tarde del 18 de mayo, el ministro de Defensa, Diego Molano, reiteró a la prensa que la información que tiene hasta ahora el Gobierno proviene de inteligencia, pero que trabaja en su verificación, por lo que aún no confirma la muerte del guerrillero.

La Fiscalía General de Colombia y Estados Unidos acusaban a Santrich de haber participado en un supuesto acuerdo con el cartel de Sinaloa (México) para exportar 10 toneladas de cocaína hacia el país norteamericano por unos 15 millones de dólares que luego se venderían por hasta 300 millones en el mercado local.

Tras la desmovilización de las FARC y su lanzamiento como partido político, Santrich se hizo con un escaño en la Cámara de Representantes (diputados) que le fue asignado como parte del Acuerdo Final de Paz, cargo que ocupó desde el 12 de junio de 2019.

Sin embargo, en la madrugada del 30 de junio de ese año abandonó el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Tierra Grata, en el municipio de La Paz (Cesar, norte), cerca de Venezuela, lugar donde se encontraba desde hace unos días, luego de que fue informado de manera clandestina de una nueva orden de captura en su contra.

Según las autoridades colombianas, Santrich se refugiaba en Venezuela desde ese entonces junto con el exjefe negociador de paz de las FARC alias Iván Márquez, quien también se apartó del Acuerdo de Paz, y entre ambos fundaron un nuevo grupo guerrillero denominado Segunda Marquetalia.

El pasado diciembre, el Consejo de Estado le decretó la pérdida de investidura al considerar que tuvo una "actitud desafiante (…) frente a las instituciones del Estado y una clara intención de burlar los esfuerzos de paz".

El jueves último la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Colombia se manifestó favorable a su extradición a Estados Unidos por delitos relacionados con el narcotráfico.

Publicado enColombia
El ejército israelí vuela túneles en Gaza y mata a 11 jóvenes en Cisjordania

A lo largo y ancho de la Cisjordania ocupada hubo ayer verdaderas batallas campales, en las que se registraron más heridos y casi tantos muertos como en la zona de guerra que es Gaza

 

Una ola de violencia sin freno lleva días desatada en docenas de pueblos y ciudades de Israel y Palestina. Una metástasis de agravios y de odio que corre en paralelo a la guerra abierta en Gaza entre el brazo armado de Hamas y las fuerzas armadas israelíes.

Mientras todos los ojos seguían ayer puestos en los cascotes de la Franja y en las atemorizadas ciudades mixtas de Israel, el epicentro de los disturbios se desplazaba una vez más.

A lo largo y ancho de la Cisjordania ocupada hubo ayer verdaderas batallas campales, en las que se registraron más heridos y casi tantos muertos como en la zona de guerra que es Gaza.

Nada menos que once hombres murieron ayer por las balas del ejército israelí, en ciudades como Nablús, Salfit, Ramala, Hebrón o Yenín, aunque hubo enfrentamientos en muchas más ciudades, incluidas Belén y Nazaret.

Uno de ellos había intentado apuñalar a un soldado, mientras que el resto se habría enfrentado con piedra y cócteles molotov a las fuerzas de ocupación, en algaradas que empiezan a traer aires de intifada.

El día antes, el primer ministro israelí, Beniamin Netanyahu, había exhortado a las fuerzas de seguridad a devolver “la ley y el orden” a cualquier precio. “Os aseguró que no habrá ninguna comisión de investigación”.

En otra señal de que la contestación se extiende por cauces inéditos, cientos de manifestantes se agolparon al otro lado de la frontera, en Jordania, Líbano y Egipto, en solidaridad con los palestinos.

En el caso de Líbano, dos manifestantes que estaban incendiando matojos en la frontera fueron heridos por balas del ejército israelí y uno de ellos, de 21 años y miembro de Hizbulah, murió posteriormente.

Los militares israelíes alegan que intentaron cruzar y desoyeron las advertencias, pero la misión de interposición de la ONU ha prometido una investigación.

Asimismo, la policía jordana tuvo que reprimir con gases lacrimógenos a una multitud que quería cruzar a Cisjordania, tras superar la primera valla de separación. Tanto en Jordania como en Líbano viven muchos descendientes de refugiados palestinos.

Según algunos observadores, también en la frontera de Rafah, en Gaza, se apiñaron egipcios para mostrar su apoyo al sufrimiento de la población civil palestina. En el mismo lugar, las autoridades egipcias han prometido abrir la frontera para atender a heridos de guerra en tres hospitales de campaña.

La espiral de violencia giró ayer más deprisa, en el aniversario de la independencia de Israel. Justo después de medianoche, Tel Aviv redobló con tanques y artillería sus ataques aéreos contra objetivos en Gaza, aumentando hasta 123 el número de muertos y a 900 el de heridos.

Las andanadas de cohetes sobre Ascalón, Sederot, Beersheba, Dimona, Tel Aviv y otras ciudades israelíes habrían matado ya a ocho ciudadanos israelíes y a una empleada india, además de herir a ciento cincuenta más y forzar a millones de personas a vivir pendientes de las sirenas y del refugio más cercano. Muchos ciudadanos están temerosos y aún desconcertados por que las revueltas desencadenadas por las cargas policiales en la explanada de las Mezquitas –aunque con raíces más profundas– han estallado por igual entre los palestinos de Jerusalén, los de la Cisjordania ocupada, los de la Gaza sitiada y, de modo más alarmante, en ciudades mixtas dentro de las fronteras reconocidas de Israel.

Organizaciones palestinas acusan ya a los agentes de connivencia con las pandillas violentas formadas en su mayoría por colonos, procedentes de asentamientos ilegales en Cisjordania. Enfrente, a veces, la pequeña delincuencia de localidades segregadas y conflictivas como Lod.

Mientras, las protestas en la mezquita de Al Aqsa han sido secuestradas por el brazo armado de Hamas. Este, que ya ha lanzado indiscriminadamente cerca de dos mil proyectiles en nombre de la causa palestina, le está echando un pulso a Israel en el que los grandes perdedores son, una vez más, los civiles palestinos.

Se están quedando sin agua potable, el suministro de electricidad es aún peor que de costumbre y el combustible podría terminarse en cuestión de días, según fuentes israelíes.

Cabe decir que, poco después de la pasada medianoche, el Tsahal simuló el principio de la invasión –confundiendo deliberadamente a medios de comunicación– a fin de atraer a los túneles a los milicianos palestinos. Solo para bombardearlos inmediatamente después desde el aire con la máxima violencia.

No hay datos sobre los milicianos muertos, pero el ejército israelí, que ha informado de la operación, calcula que pueden ser “docenas”. En todo caso, los bombardeos también han segado la vida de al menos trece civiles, entre ellos una familia al completo, con tres hijos menores de siete años y la madre embarazada.

El metro de Gaza , los túneles cavados por milicianos para desplazarse sin ser objetivo de drones, son ahora un objetivo primordial para Israel.

Según testigos, esos han sido los cuarenta minutos más terroríficos para los dos millones de habitantes del enclave, mientras hacían la digestión de la más dramática de las cenas de Fin del Ramadán.

Como consecuencia de ello, cientos de familias gazatíes han abandonado sus viviendas en la periferia del enclave, en muchos casos buscando un techo en las escuelas de la misión de las Naciones Unidas para los Refugiados. Dos veces refugiados.

En total, son ya unas diez mil personas las que se han visto desplazadas en Gaza desde el inicio de las hostilidades, incluidos los vecinos de algunos de los bloques de apartamentos más altos y de mayor calidad del enclave, pulverizados por la aviación israelí.

Los milicianos de las brigadas Al Qasam –terroristas para la Unión Europea– temen el ojo que todo lo ve de Israel. Mientras que Israel –que ha cerrado Gaza a los periodistas extranjeros– recela del millón de teléfonos móviles susceptibles de convertirse en ojo del mundo, en una invasión que, en un territorio tan hacinado, solo podría volver a ser sangrienta.

En cambio, lo que podría hacer inevitable una intervención terrestre es el ensayo de bloqueo aéreo de Israel, a cuenta de los cohetes de la bloqueada Gaza. Anteayer volvió a ser objetivo el aeropuerto Ben Gurion, cuyos vuelos de llegada fueron desviados al nuevo aeropuerto de Eilat, 350 kilómetros al sur. Lufthansa se ha sumado a las muchas compañías que han suspendido sus vuelos a Israel.

Finalmente, si el jueves fueron tres cohetes lanzados desde Líbano –no eran de Hamas, eran inofensivos– los que dieron un susto, ayer fueron otros tantos, procedentes de Siria, que tampoco causaron daños, pero que recuerdan el potencial de la región para que las cosas se compliquen.

Netanyahu no es el único capaz de hacer política en estas circunstancias. En Turquía, el presidente Recep Tayyip Erdogan ha puesto la maquinaria del Estado al servicio de la causa palestina en todos los foros. El jefe político de Hamas, Ismail Haniyeh, ha sido recibido en varias ocasiones de forma oficial por Erdogan, la última vez, el año pasado.

 “Israel”, dice Erdogan, “es un Estado terrorista que solo quiere apropiarse de Jerusalén”. Pero su éxito entre la audiencia árabe es ­limitado, puesto que Turquía es sucesora del antiguo ocupante otomano –durante cuatrocientos años– y, finalmente, un país no árabe.

Por otro lado, el subsecretario adjunto para Asuntos Palestinos e Israelíes del Departamento de Estado de Estados Unidos, Hady Amr, llegó ayer a Tel Aviv para intentar mediar.

Para colmo, hoy es el día de la Nakba, de la Catástrofe, con el que los palestinos recuerdan el principio de sus males, al día siguiente de la independencia de Israel.

Por Jordi Joan Baños

Estambul. Corresponsal

15/05/2021 06:00Actualizado a 15/05/2021 11:06

Publicado enInternacional
Las víctimas se manifiestan en el marco del Paro Nacional

Las víctimas del conflicto colombiano denuncian incumplimientos y revictimización

 

Bogotá, D.C., 14 de mayo de 2021. En el marco del actual Paro Nacional en Colombia, las víctimas del conflicto armado se unen para manifestar las faltas de garantías de seguridad y el irrespeto a la vida de los líderes y lideresas sociales de Colombia. En lo recorrido del presente año se han denunciado aproximadamente 60 asesinatos a nivel nacional, sin contar los que se han presentado durante las protestas de los últimos días.

Es hora de un cambio, donde solicitamos la garantía y el cumplimiento a los derechos que nosotros las víctimas tenemos y una reestructuración de la Unidad de Víctimas, además de la renuncia irrevocable del cargo del Director Ramón Alberto Rodríguez Andrade. Es hora de que las víctimas hagamos valer nuestros derechos” expresó un grupo de Víctimas de la Unidad de Víctimas.

Denuncian la falta de cumplimiento por parte del gobierno de Iván Duque a sus derechos y la revictimización a la que son sometidos, exponen la falta de gestión y compromiso de la Unidad de Víctimas, una institución que surge a partir la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras (Ley 1448), la cual dicta medidas de atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno.

Por lo anterior, han decidido movilizarse y hacer un llamado a todas la víctimas, a las organizaciones y a la ciudadanía a nivel nacional para que los acompañen el próximo miércoles, 19 de mayo a las 9:00 a.m. en el monumento del Parque Nacional de la ciudad de Bogotá, ubicado en la carrera séptima con calle 39, punto de partida para iniciar un recorrido hasta llegar a la Plaza de Bolívar.

Pliego de peticiones: víctimas de la Unidad de víctimas

1. Reconocimiento jurídico y político como población de víctimas, como centro del incumplimiento del Acuerdo de Paz.

2. Renuncia del Director General de la Unidad para las Víctimas, Ramón Alberto Rodríguez Andrade, por incumplimiento y presunta desviación de recursos.

3. Reestructuración de la Unidad de Víctimas:

  • Eficiencia en los canales de atención de la Unidad de Víctimas del conflicto armado, asegurando un trato eficaz y respetuoso.
  • Integración de las víctimas del conflicto armado en los canales de atención y resolución de la Unidad de Víctimas.
  • Cumplimiento y rendición de cuentas de indemnizaciones a la víctimas.

4. Programas de desarrollo y empleabilidad, con el fin de generar autosostenibilidad económica de las familias víctimas del conflicto armado.

5. Garantías de educación superior gratuita para las víctimas del conflicto armado.

6. Vivienda de interés prioritario a las víctimas del conflicto armado.

7. Creación y vinculación de un grupo específico dentro del SISBEN de la población en calidad de víctima del conflicto armado.

8. Exigibilidad de la participación política del grupo de víctimas del conflicto armado en el Congreso de la República con las 16 curules pactadas en los Acuerdos de Paz.

9. Garantías de no repetición del conflicto armado.

 

Para más información:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

https://soundcloud.com/victimas-de-la-unidad-de-victimas

Publicado enColombia
Paro nacional 12 de mayo. Fútbol sin paz

Como si en Colombia no estuviese pasando absolutamente nada, como sino estuviese en curso una inmensa protesta social, el día 12 de mayo se jugaron dos partidos de la Copa Libertadores, uno en Barranquilla y otro en la ciudad de Pereira, donde Atlético Nacional hizo las veces de local. En pleno día de paro nacional, prolongación de las jornadas de protesta concitadas desde el 28A y que han dejado una estela de muerte y dolor.


A pesar de esa realidad, a pesar del duelo que cubre a decenas de familias, a pesar de la manipulación gubernamental, a pesar de los reclamos de la comunidad internacional, la Conmebol y las autoridades del fútbol colombiano no tuvieron ni el más mínimo pudor y pusieron a rodar el balón.


Pero no pensaban como ellos sectores del activismo social que, atentos a semejante desvergüenza hicieron sentar su protesta tanto en los alrededores de los hoteles donde se alojaron los equipos de fútbol como en las cercanías de los escenarios deportivos, bien en Pereira como en Barranquilla.


Pero allí también se hizo presente el Esmad, represión en mano, disparando su guerra química sin recato, con lo cual, los gases obligaron a detener por momentos la pelota: los trabajadores de la número 5 se ahogaban, incluso Marcelo Gallardo, director técnico del River Plate que enfrentaba al Junior.


Atlético Nacional, que no pudo hacer de local en su ciudad por las cifras de la pandemia, pero sí en Pereira, enfrentó al histórico Club Nacional de Uruguay, equipo que se negó a jugar a toda costa hasta que la Conmebol intervino para obligarlos a cumplir con el compromiso, no obstante, el partido se retrasó y el pitazo que largaba la pelota solo sonó a las 9:00 de la noche.


Aún queda algo de dignidad entre los deportistas. De mala gana el capitán de la escuadra charrúa Gonzalo Bergessio increpó al árbitro central del juego a la hora de realizarse el sorteo de cancha y saque, el cual pretendía que estos ignorarán lo que estaba pasando en las calles y tratarán de llevar a cabo un buen partido. ¿Es posible jugar a la pelota e ignorar lo que sucede en la calle, parecía ser la preocupación de Bergessio, capitán de la escuadra visitante.


Una realidad de la cual se puede sustraer que el árbitro, con mensaje expreso que le llega desde arriba, trata de calmar los ánimos antes de iniciar el juego pues era público que los jugadores orientales no estaban dispuestos a salir a la cancha, pero el poder de la multinacional del fútbol sudamericano, como en este caso lo es la Conmebol, pueden más, desconociendo la voluntad de los propios actores materiales del deporte como lo son los futbolistas, quienes no solo son intérpretes de ideas tácticas, sino seres humanos y trabajadores deportivos de alto rendimiento.


“No podemos abstraernos de la realidad”, fue la sentencia del laureado entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo quien se refirió en rueda de prensa a que más allá del resultado futbolístico, el partido se llevó a cabo en condiciones totalmente anormales, sugiriendo así que no debió realizarse.


Por su parte Diego Latorre, comentarista argentino para ESPN y exfutbolista, comentó: “Es irrespetuoso hablar de fútbol cuando pasan cosas graves, cosas que importan de verdad”.


Declaraciones que no pasaron desapercibidas pues las palabras del periodista deportivo fueron tendencia en twitter para dejar aún más en evidencia a la división mayor del fútbol profesional colombiano y a la Conmebol, unidas para asegurar sus negocios. Unidad que aún está pendiente entre los trabajadores del fútbol, para de esa manera hacer sentir sus opiniones e intereses, pues permitir este tipo de hechos tan solo opaca al deporte y genera una falsa sensación de que las cosas operan con normalidad.


Un bochorno internacional del cual el periodismo deportivo colombiano fue cómplice, pues mientras la prensa argentina condenaba estos hechos y hacía referencia a la situación de alzamiento social en Colombia, los programas de fútbol locales continuaron como si nada estuviera sucediendo, como si todo fuera normalidad; con pequeñas salvedades pues algunos programas dedicaron el arranque de sus emisiones para aludir a la coyuntura social, pero no más, algo superficial y a la ligera, una actuación marcada por conveniencia o por censura, pero que a fin de cuentas los hace cómplices de algo que hoy puede catalogarse como vergüenza internacional, pero que perfectamente pudo ser un desastre pues cosas peores pudieron haber ocurrido, tanto a las delegaciones locales como internacionales.


Tenemos como suma una demostración más de que en Colombia el valor de la vida es relativo, pues los intereses económicos de empresarios privados pueden más que la compleja situación que vive el país.

Publicado enColombia
Un palestino sostiene a una niña herida que espera atención médica en el Hospital Al-Shifa, tras un ataque aéreo israelí en la ciudad de Gaza, ayer. Foto Afp

La enésima guerra de Netanyahu contra los palestinos de Gaza –máximo "campo de concentración" del planeta (papa Francisco dixit)– es un simple eslabón en la larga cadena operativa de 104 ( sic) años que implementa el proyecto del “ Gran Israel” del río Éufrates al río Nilo (las 2 franjas azules de su bandera): desde su planeación con el canciller británico Arthur Balfour en 1917, pasando por su creación en 1948 con la bendición de los banqueros Rothschild, hasta su hoy irredentismo consolidado militarmente con más de 200 bombas nucleares clandestinas.

Con su nueva guerra en Gaza, Netanyahu pretende ganar una quinta elección cuando, después de cuatro elecciones consecutivas, Israel no cuenta con un nuevo gobierno y se encuentra muy fracturado.

En mi perspectiva cronogeopolítica, desde Balfour, pasando por los banqueros Rothschild, hasta Netanyahu, el objetivo final es erradicar gradualmente la homogeneidad, cohesión e identidad del pueblo palestino –mediante el invento artificial de cuatro "subtipos" de palestinos bajo dominio israelí– y despojarlos/enajenarlos de sus territorios (reconocidos por las pletóricas resoluciones de la ONU) y sus propiedades catastrales –sobre todo en la parte oriental de Jerusalén para su “ judaización” al precio de "limpiezas étnicas" ocultadas por sus multimedia que controlan globalmente–, lo que en su conjunto desembocó de facto en “ cuatro Palestinas” deliberadamente atomizadas e inconexas entre sí (https://bit.ly/3bmv5t8).

El confeso supremacismo israelí de Netanyahu, avalado por el talmúdico Jared Kushner, yerno de Trump, alcanzó su paroxismo cuando sentenció en Dallas, Texas, que “los palestinos son para los israelíes lo que los mexicanos ( sic) son para los blancos de EU (https://amzn.to/2R3E6kc)”.

El grave problema y la suprema contradicción de la tríada sagrada de Derechos Humanos/Libertad/Democracia, que enarbola y pregona EU contra sus "autocracias" rivales, es que cesa de practicarla y aplicarla flagrantemente cuando se trata del estado apartheid/racista/paria de Israel (https://bit.ly/3o4Sgxq).

La "amenaza demográfica", cuando los palestinos ya son mayoría (https://bit.ly/3eDleBt), obligó a los minoritarios israelíes a inventar a su antojo cuatro "subtipos" de palestinos que hoy discrimina Israel, según la CIA (https://bit.ly/3y66TF6) y que expuse en mi reciente ponencia sobre Al-Quds (https://bit.ly/3xXGuJF):

  1. “CisJordania está ocupada por Israel con el estatuto actual sujeto al acuerdo interino israelí-palestino: el estatuto permanente será determinado en futuras negociaciones”.
  1. “El estatuto de la Franja de Gaza todavía tiene que ser resuelto con negociaciones”.
  1. EU con Trump/Kushner “reconoció a Jerusalén como capital de Israel en 2017 sin tomar una posición específica sobre los límites específicos ( sic)” de la seudosoberanía de Israel, y
  1. "Los asentamientos judíos se encuentran en todas partes, particularmente en el noreste, centro-norte y alrededor de Jerusalén".

Quienes menos saben del contencioso palestino-israelí –los “ Goyim”: calificados con desprecio de "bestias" por el Talmud– son arrojados al ruedo propagandista a "defender lo indefendible" y hoy contrastan ridículamente con la postura de los judíos progresistas de EU como el admirable "judío antisionista" Bernie Sanders (https://bit.ly/3eD9ajD).

La postura de los israelíes en EU y la de los "israelíes judíos" del Estado hebreo no es homogénea, como la distorsionan sus propagandistas Goyim.

Ron Dermer, anterior embajador de Israel en Washington, formula que “Israel debe invertir la mayor parte de su energía para alcanzar a los “apasionados ( sic)” evangélicos de EU, que a los judíos ( sic) quienes se encuentran en forma desproporcionada ( sic) entre nuestros críticos”: "25% de estadunidenses son evangélicos", mientras “menos de 2% son judíos (https://bit.ly/3o6kKqo)”.

La "amenaza demográfica" de los cuatro "subtipos" de palestinos ahora ha alcanzado a la mayoría de los "judíos" en EU.

Próximamente abordaré las “ cuatro Palestinas” que ha engendrado Israel de forma maligna.

http://alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: alfredojalifeoficial

https://www.youtube.com/channel/ UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw? view_as=subscriber

Publicado enInternacional
Los ataques aéreos del Ejército de Israel contra la Franja de Gaza. | Fuente: AFP

Alrededor de 130 cohetes han sido disparados este martes contra el área metropolitana de Tel Aviv desde Gaza tras el bombardeo de la aviación israelí en represalia por el lanzamiento de cohetes con dirección a Jerusalén este lunes.

 

Las autoridades de la Franja de Gaza, controlada por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), han elevado este martes a 26 los palestinos muertos en los bombardeos ejecutados por Israel desde la tarde del lunes contra el enclave palestino, en el marco de un nuevo recrudecimiento de la violencia en la zona.

El Ministerio de Sanidad gazací ha indicado que entre las víctimas mortales hay al menos una decena de niños, al tiempo que ha cifrado en 122 el total de heridos. Asimismo, el Ministerio de Educación gazací ha pedido a la comunidad internacional que "condenen, denuncien y detengan los crímenes de la ocupación", según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.

El movimiento islamista Hamás disparó este martes 130 cohetes contra el área de Tel Aviv, uno de las principales núcleos urbanos de Israel, y el centro del país, que hicieron sonar las sirenas antiaéreas.

Hamás había amenazado previamente con disparar a esta zona de Israel si atacaba el conocido edificio Hanide de 14 plantas, en la Ciudad de Gaza, que esta tarde fue bombardeado por aviones de combate en un fuerte ataque.

El propio brazo militar de la formación palestina indicó que tres de sus miembros habrían muerto a causa de los bombardeos israelíes contra la Franja de Gaza, si bien otros ocho habrían resultado heridos.

Hamás, por su parte, ha advertido de que los ataques continuarán hasta que Israel "cambie su política" y ha confirmado que varios miembros de las Brigadas de Ezeldín al Qassam, su brazo armado, también habrían fallecido en los ataques israelíes contra un túnel.

El ataque contra el área de Tel Aviv –a 60 kilómetros de Gaza– se produce después de que Hamás ya lanzara el día anterior siete cohetes contra Jerusalén, a raíz de las protestas y disturbios entre palestinos y fuerzas israelíes que fueron el detonante de esta escalada, la más agresiva de los últimos años. Hasta ahora se ha saldado con la muerte de 28 palestinos del enclave y dos mujeres en Israel.

Israel autoriza el despliegue de 5.000 reservistas

Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, ha autorizado el despliegue de 5.000 reservistas en el marco de los bombardeos. Si bien estos no serán llamados de forma inmediata, las autoridades han solicitado que estén atentos para ser movilizados cuando sea necesario.

Tal y como ha explicado la oficina de Gantz, con esta medida se pretende continuar con las misiones que se enmarcan en la operación Guardián de los Muros para "defender el fuerte principal". Pocas horas antes, el propio ministro dio luz verde a las FDI para seguir adelante con las operaciones contra "objetivos terroristas".

Desde este lunes, las alarmas no han dejado de sonar en las comunidades israelíes colindantes con la franja, en máxima alerta. A su vez, el primer ministro israelí en funciones, Benjamín Netanyahu, advirtió de que el Ejército aumentará "la intensidad y cantidad" de bombardeos de represalia contra Gaza.

Guterres pide un cese inmediato de la escalada de violencia

El secretario general de la ONU, António Guterres, exigió este martes un "cese inmediato" de la escalada violenta entre israelíes y palestinos, que ya ha dejado víctimas mortales en ambos bandos.

Según su portavoz, Guterres está "profundamente triste por conocer el creciente número de víctimas, incluidos niños, por los ataques aéreos israelíes en Gaza y las muertes israelíes por cohetes" lanzados desde la franja.

"Las fuerzas de seguridad israelíes tienen que ejercer máxima contención y calibrar su uso de la fuerza", señaló el portavoz, Stéphane Dujarric, quien añadió que el "lanzamiento indiscriminado de cohetes y morteros hacia centros de población israelíes es inaceptable", en referencia a los ataques llevados a cabo desde Gaza

11/05/2021 21:25 Actualizado: 11/05/2021 21:32

Agencias

.


¿Una nueva intifada? Israel y los palestinos están al borde de una 'guerra sagrada'

Por Denis Lukyanov

 

Las últimas semanas han estado marcadas por una escalada de la violencia entre Israel y los manifestantes palestinos. Bombardeos, víctimas civiles y enfrentamientos sangrientos en las calles han capturado la atención de la comunidad internacional. Hay quienes temen que esta escalada desencadene una nueva intifada contra el Estado judío.

Las relaciones entre los israelíes y los palestinos siguen siendo muy tensas. Recientemente Tel Aviv echó más leña al fuego cuando un tribunal israelí ordenó el desalojo de 28 familias palestinas de Sheij Jarrah, un pequeño distrito de Jerusalén Este. Estas familias han vivido en esa localidad desde hace décadas.

Las familias palestinas recibieron alojamiento en este distrito en 1956, tras huir de Jerusalén Oeste. Jordania, que en aquel entonces ejercía el control sobre Cisjordania, alojó a los refugiados palestinos en la zona, pero no les dio documentos que confirmaran su derecho a las viviendas. Como consecuencia, décadas después Israel, que ahora controla grandes territorios de Cisjordania, usa este pretexto para expulsar a los palestinos de sus casas.

El 9 de mayo, Jordania entregó a Israel una nota de protesta por el "desalojo forzado" de los palestinos en Jerusalén. La ONU, por su parte, llamó a Israel a detener esta acción y cumplir con el derecho internacional humanitario. Sin embargo, Israel no detiene sus planes, mientras que el fallo del tribunal israelí sigue vigente.

La Corte Suprema de Israel tenía previsto realizar el 10 de mayo una audiencia sobre el caso de las viviendas palestinas, pero esta fue suspendida a causa del brote de violencia entre las fuerzas de seguridad israelíes y los palestinos.

En los enfrentamientos en Jerusalén Este los judíos usaron cañones de agua, granadas paralizantes y otras medidas especiales. Los violentos choques hicieron que la mezquita de Al Aqsa, que se encuentra en la Explanada de las Mezquitas, un lugar considerado sagrado tanto por los judíos como por musulmanes, prohibiera la entrada de los hebreos.

El 11 de mayo los medios locales informaron que más de 600 palestinos resultaron heridos tras los choques. Mientras tanto, el movimiento islamista Hamás, que ejerce el control sobre la Franja de Gaza, lanzó misiles contra el territorio israelí. Israel, a su vez, bombardeó la franja y mató a al menos 20 personas.

¿Viene una nueva guerra sin cuartel?

Israel no descarta realizar una operación terrestre en Gaza para tratar de detener el lanzamiento de misiles contra su territorio por parte de Hamás. Tel Aviv ya llamó a la comunidad internacional a condenar las acciones de la organización islamista. La escalada de tensiones entre los dos bandos podría tener consecuencias muy amargas para ambos.

Estas son las lecciones de la historia que los palestinos e Israel deberían haber aprendido, pero en realidad cometen los mismos errores una y otra vez. Algunas de las anteriores escaladas en las últimas décadas resultaron en operaciones militares contra los palestinos. En particular, se trata de las incursiones del Ejército israelí en la Franja de Gaza.

Los palestinos, por su parte, proclamaron su primera intifada contra Israel en 1987. Esta duró hasta 1993. A esta le siguió una época de relativa paz entre ambas partes que duró hasta el año 2000 cuando los palestinos lanzaron la segunda intifada que concluyó en 2005. Desde hace años los palestinos tanto en la Franja de Gaza como en Cisjordania hablan de la tercera intifada, pero todavía no ha habido un catalizador para una nueva rebelión.

Israel todavía no ha pasado un punto de no retorno en su nuevo conflicto con los palestinos. No obstante, si osa lanzar una ofensiva militar contra la Franja de Gaza, apenas se podrá evitar una guerra a gran escala. Esta, sin duda, provocaría numerosas víctimas en ambos bandos. No solo militares, sino también civiles.

La pregunta aquí es si los israelíes y los palestinos están dispuestos a pagar este precio por una posibilidad fantasmagórica de triunfar en un conflicto armado sin cuartel.

Para Israel la cuestión territorial siempre ha sido una de las piedras angulares de su existencia como Estado. Precisamente por eso persigue una política de expansión agresiva. El reciente caso de las familias palestinas en Jerusalén Este agrava una situación que ya era demasiado tensa.

Los palestinos no quieren ceder ni un ápice más de tierra, mientras que Israel no tiene previsto detenerse y busca nuevos asentamientos para sus colonos.

El estado actual de las cosas se ve agravado también por el hecho de que los enfrentamientos tienen lugar durante el Ramadán, el mes sagrado para los musulmanes. Los israelíes cometieron dos errores muy graves en su relación con los palestinos.

En particular, con la llegada del Ramadán la Policía israelí prohibió a los palestinos congregarse cerca de la Puerta de Damasco de la Ciudad Vieja de Jerusalén. Este sitio ha sido uno de los principales lugares de congregación de los palestinos durante el mes sagrado.

El 10 de mayo las fuerzas de seguridad del Estado judío se introdujeron en la mezquita Al Aqsa y empezaron a dispersar a los creyentes. Estos hechos enfurecieron a los árabes y resultaron en enfrentamientos muy duros.

Por ahora no queda claro si habrá una tercera intifada, pero la situación actual es muy poco prometedora. La guerra puede estallar en cualquier momento.

Fuente: Sputnik

Publicado enInternacional
Christian Escobar Mora / MIRA-V
 
  • Cali (no republicar)
    Christian Escobar Mora / MIRA-V

     

    1 de 8

     
  • cali (no republicar)
    Christian Escobar Mora / MIRA-V
     

    2 de 8

     
  • cali (no republicar)
    CHristian Escobar mora / mira-v
     

    3 de 8

     
  • cali (no republicar)
    Christian Escobar Mora / MIRA-V
     

    4 de 8

     
  • cali (no republicar)
    CHRISTIAN ESCOBAR MORA / MIRA-V
     

    5 de 8

  • cali (no republicar)
    CHRISTIAN ESCOBAR MORA / MIRA-V
     

    6 de 8

     
  • cali (no republicar)
    CHRISTIAN ESCOBAR MORA / MIRA-V

    7 de 8

     
     
  • cali (no republicar)
    CHRISTIAN ESCOBAR MORA / MIRA-V

    8 de 8

Publicado enFotorreportajes