Apagando el fuego con gasolina (posdatas a la carta gráfica)

P.D. PARA VUESAS ILUSTRÍSIMAS PERSONAS.- ¿Así que no saben de quiénes se habla ahí, quesque porque no ven televisión? Ok, ok, ok, son [email protected] ustedes muy [email protected] y nada que ver con la cultura de los nacos, pero… ¿tampoco saben quién es Umberto Eco?

 

P.D. DE CULTURA DEPORTIVA GENERAL.- Lionel Messi, argentino; juega futbol en el equipo español Barcelona; cuando no hace comerciales de pan de marca, es sospechoso de, como el añorado Memín Pingüín, tener un chicle en el botín, porque se le queda pegado el esférico y sólo se separa cuando lo derriban (a Messi, se entiende) o cuando el balón “yace en el fondo de las redes”. Cristiano Ronaldo, portugués; juega futbol en el equipo español Real Madrid; también conocido como CR7; cuando no está haciendo comerciales de desodorantes, hace buenos goles. Más información sobre el futbol como negocio y como alegría (ejemplo: Pelé contra Garrincha), con Eduardo Galeano… mmh… ¿sí saben quién es Eduardo Galeano? Y no, ni al Barcelona ni al Real Madrid, yo le voy a los Jaguares de Chiapas, en México, y alInternazionale de Milán, en Italia (leo que los acaban de golear, debe ser por culpa de la camiseta que usan como visitantes). Pero los zapatistas nos mantenemos firmes, somos como los verdaderos aficionados de Pumas (saludos a la Rebel), que están con el equipo gane o pierda, y aunque en el patronato esté gente como Joaquín López Dóriga y Carlos Slim; o como los aficionados del América (saludos a La Polvorilla) que, cuando les dicen que son odiosos, responden “ódiame más”; o como los de la máquina azul, que se ponen bolsas en la cabeza como señal de vergüenza pero no dejan de apoyar a su equipo; o como los que le van al Atlas (saludos Jis y Trino) que siguen ahí manque no obste para que conste; etc., etc. Sí, ya sé que van a decir que el futbol es el opio de los pueblos y que por qué promuevo la enajenación, la incultura, bla, bla, bla, bla.

 

 

 

P.D. QUE DA LECCIONES DE GEOGRAFÍA.- Ciudad de México, Distrito Federal, México. Lugares donde usted puede conseguir, a un muy módico precio, cualquier serie de televisión (incluso con capítulos que todavía no salen) o películas (en algunos lugares les pueden ofrecer las nominadas para el Oscar, aún antes de que el comité de la academia de las ciencias y las artes cinematográficas de Hollywood se reúna), sin tener que traicionar sus principios de no ver la televisión: Eje Central “Lázaro Cárdenas” (antiguamente conocido como “San Juan de Letrán”); Pericoapa; Tepito, Calzada de Tlalpan; cualquier salida/entrada al metro; pasillos de cualquier facultad de la UNAM; casi en cada esquina de cualquier colonia popular; si quieren los originales, tons en las Librerías Gandhi (un saludo a la familia de Don Mauricio), El Sótano, o en El Parnaso… ¿ya cerró El Parnaso? (un abrazo desde acá para Tony), qué mal. Ok, ok, ok, lo sé, pero el mundo tiene más rincones que sus Mixup favoritos. Ojo: no se sorprenda usted si, cuando va a adquirir esos devedés, le toca ver a la policía extorsionando a los ambulantes o tratando de desalojarlos “porque afean la ciudad”. Y si le toca ver un enfrentamiento no se espante, suele suceder que los jodidos resistan.

 

P.D. QUE DA CONSEJO A QUIENES ACUDEN AL IFE A PEDIR REGISTRO- Tal vez les iría mejor en las elecciones si en lugar de juzgar a “los muertos de hambre” (es lo más tierno que les dijeron cuando el caso de las tarjetas prepago) que no votaron por ustedes, trataran de entenderlos. Pero bueno, millones de [email protected], que sí votaron por ustedes, les pueden explicar quién o quiénes son cada uno de los personajes o series mencionados.

 

P.D. QUE REVISA LAS AFIRMACIONES SOSPECHOSISTAS SOBRE EL EZLN.- Buena parte de los argumentos que usan cuando nos critican, son los mismos que usaron las grandes televisoras, la radio comercial y la mal llamada “prensa vendida”, desde 1994-95 hasta la fecha.

 

P.D. QUE SUGIERE, INSINÚA, O; COMO QUIEN DICE, PROPONE UN SUPOSITORIO.- Posible ruta que hubiera seguido el “debate caricaturizado” (claro, sin la señorita edecán que tanto impresionó al señor Quadri): los aludidos responden con una caricatura donde el Sup está apoltronado, rascándose los que están muy caros, barriga de fuera y atascándose de comida chatarra, viendo televisión (probablemente con el logotipo de Televisa, porque bien que se cuidan de no pegarle a Tv Azteca -ah, y nosotros no los acusamos de ser pagados por Salinas Pliego o Carlos Slim, o de que su campaña contra los trabajadores de Soriana era pagada por Wal-Mart-), el título o un globito dialogal con algo así como “estoy preparando mi siguiente comunicado”. El Sup contraataca con otra caricatura, titulada, “El Pasado Mediato”, donde está en su silla de ruedas y un indígena enfrente le dice: “Dicen los compas que están listos, que te toca y que ya sabes qué hacer”. El Sup responde: “Ok, necesito hablar con Elías Contreras para encargarle unos devedés“. Los medios y [email protected] que los acompañan, ya no reproducirían la caricatura, sino que empezarían con elucubraciones tipo “¿Está el Sup inválido y por eso no aparece públicamente?”, seguidas de investigaciones “muy serias” sobre las posibles enfermedades que tendrían como consecuencia el estar en una silla de ruedas.

 

P.D. QUE DA LECCIONES DE RACISMO EN COMUNICACIÓN.- Leí en varios lados que “ezetaelene sí, marcos no” y que quieren escuchar a los indígenas zapatistas, no al ego maníaco del Sup. Ok, va:

 

.- Última vez anterior que suscribió el Sup un comunicado a nombre del EZLN: mayo del 2011, en ocasión de la marcha de apoyo al justo y digno movimiento encabezado por Javier Sicilia. En el comunicado del CCRI-CG del EZLN se saludaba al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y a su lucha por las víctimas de la absurda guerra de Felipe Calderón Hinojosa.

 

.- Entre el 7 de mayo de 2011 y el 21 de diciembre de 2012, hay 27 denuncias de las Juntas de Buen Gobierno, es decir, de los indígenas zapatistas SIN INTERMEDIARIOS mestizos, blancos y barbados (y los lugares comunes que gusten agregar), todas tuiteadas y feisbuqueadas (o como se diga) por la página web “Enlace Zapatista”. En promedio, las 27 denuncias, fueron visitadas-leídas 1500 veces cada una, y todas ellas estuvieron varios días en la cabeza principal-central de esa página web.

 

Por ejemplo, la denuncia de la Junta de Buen Gobierno de La Realidad, de fecha 15 de agosto del 2012, estuvo 24 días como nota principal en la página web zapatista y recibió 1080 visitas-lecturas. Número de tuits (o como se diga) que provocó: cero. Número de periodistas que “notearon” la denuncia: uno. Número de comentarios de los intelectuales en sus escritos: cero. Número de retuits (o como se diga): cero. Número de comentarios acusando al EZLN de ser un invento de Salinas de Gortari: cero. Número de elucubraciones sobre por qué el EZLN aparece sólo en tiempos electorales: cero. Número de periódicos que publicaron en su edición impresa la denuncia: cero. Por cierto, el texto de la JBG denunciaba la alianza entre el gobierno estatal y municipal con el PVEM y el PRD para agredir a las comunidades zapatistas.

 

Número de visitas a la caricatura del Sup que tanto ofendió a las cultas personas: más de 5 mil visitas en menos de 48 horas (más los tuiters -o como se diga-., más los pingback -o como se diga-, los copia y pega, etc.).

 

Ahora, revisen el período que va desde Agosto del 2003, año en que se forman las Juntas de Buen Gobierno y en el que se convierten en voceras directas de los pueblos zapatistas, y vean cuántas veces se pronunciaron, con sus propias palabras y sin intermediarios. Hagan la cuenta de cuántas veces ustedes supieron siquiera que esa palabra existía. Ok, ahora sí, escriban sobre el “sospechoso” silencio de los zapatistas y pregúntense por qué los zapatistas y marcos “aparecen” sólo cuando el PRI, que nunca se fue, regresa.

 

P.D. QUE TUITEA (o como se diga) SOBRE EL EZLN.-

 

Tuit 1: “[email protected] zapatistas son [email protected] que, en las corridas de toros, le van al toro“.

 

Réplica 1: “Pues qué ingenuos, al final al toro siempre lo matan“.

 

Tuit 2: “No siempre“.

 

Réplica 2: “Las flores siempre son para el torero, no para el toro, [email protected] zapatistas están desubicados“.

 

Tuit 3: (anulado por exceder los 140 caracteres): “Los partidos políticos se pelean por ver quién es el torero: unos dicen que es mejor que los picadores tarden más y así les faciliten el trabajo; otros que hay que ser piadosos y ofrecerle consuelo espiritual al toro antes de ser sacrificado: otros dicen que lo que hay que hacer es bajar los gastos de modo que la administración taurina no sea tan onerosa; otros dicen “¿de a cuánto?”.

 

Réplica 3: (No hay porque el tuit 3 no salió).

 

Tuit 4: “Las corridas de toro van a desaparecer. En el entretanto, [email protected] zapatistas más le aplaudimos al toro cuando, a pesar de las heridas, logra derribar al torero“.

 

Réplica 4: (No hay, [email protected] se fueron a dormir).

 

La PD sigue tuiteando (o como se diga). Después de un tiempo, alguien se da cuenta que ahí está y le replica “¿Por qué sólo apareces en situaciones sospechosas?“.

 

¿Tan-tan?

 

P.D.- QUE AHORA SÍ NO REBASA LOS 140 CARACTERES (creo): “Durito: los zapatistas son como el Doctor House: casi siempre aciertan en el diagnóstico y el tratamiento, pero a la mayoría le disgusta el modo. Del paciente, ni hablar”.

 

P.D. QUE ACLARA.- Los hemos leído con atención. Vemos cómo, cuando uno disiente del otro, se acusan de “pejezombie” o de “televiso”, y sus derivados. Nosotros no pensamos que las disparidades tengan necesariamente una filiación política. Por ejemplo, cuando alguien dice “el EZLN es un invento de Salinas de Gortari”, nosotros no pensamos que sea necesariamente un “troll“, un pejezombie, un televiso o untvazteco (o como se digan mutuamente). Puede ser, pensamos, que sólo se trate de alguien con un bajo coeficiente intelectual, perezoso para leer más de 140 caracteres, o que está tratando de ligarse a alguien que ya dijo eso.

 

P.D. QUE DESAFÍA A LA GEOMETRÍA- El mundo es redondo, da vueltas, cambia. Pero en el mundo impuesto por los de arriba, no importa cuántas vueltas dé, nosotros siempre quedamos abajo. El mundo que queremos nosotros también es redondo, también da vueltas, también cambia, pero ninguno está arriba a costa de los de abajo.

 

P.D. QUE HACE UN POCO DE MEMORIA.- Cuando una parte de la izquierda ilustrada todavía hacía malabares para tratar de darle fundamento teórico a la desafortunada ocurrencia de la “república amorosa”, y se vivía una tórrida luna de miel con los grandes medios (y se dedicaban grandes cantidades de dinero a la publicidad en medios electrónicos e impresos), [email protected] jó[email protected] estudiantes de lo que después sería conocido como “#yosoy132″ ya denunciaban el papel de los grandes medios de comunicación en la “democracia” mexicana. Después pasó lo que pasó, y esa misma izquierda ilustrada pasó a querer erigirse en tutor de los jóvenes rebeldes (o “revoltosos”, como les dicen ahora). Como ya no están de moda, se olvidan de [email protected], y les dicen “perdieron su oportunidad”, “mucha bulla y no consiguieron nada”, “revolucionarios de estarbucs (o como se diga)”, “no se puede cambiar el mundo con un esmartfon (o como se diga)”. El calendario seguirá desangrándose y, de pronto, resurgirán, mejores, más fuertes, más. Y los que ahora se olvidan de [email protected] o los critican, dirán “claro, yo sabía que no habían desaparecido”, o “ahora les voy a decir qué es lo que deben hacer”, pero otros les dirán “hay mucho sospechisismo en que ustedes aparezcan cada que pasa algo”.

 

P.D. QUE SE MUESTRA COMPRENSIVA.- No hay tox, entendemos. Nosotros somos “eso” que, en sus casas y escuelas, provocaría la recomendación de sus padres, [email protected] y demás gente sensata y decente: “no te conviene juntarte con esa gente, se dicen tantas cosas de ellos“. Y bueno del Sup ni se diga, sería algo como “ese hombre no te conviene, ni siquiera se sabe quién es realmente“. O “una cosa es ayudar a los pobres inditos y otra muy diferente mezclarse con esos nacos que ni siquiera tienen señal de celular, ya ni hablar de un esmartfon, aunque sea de marca “la migaja”.

 

P.D. QUE HACE UN GUIÑO.- “Nerd is hot“.

 

P.D. SOBRE LOS MILLONES CONTRA LOS MILES, O CIENTOS, O DECENAS, O UNOS CUANTOS.- El argumento de las mayorías contra la minorías nos da pereza, y a mí me hace recordar un viejo grafiti (o como se diga) sobre un viejo muro que vi cuando era viejo. Con una fiesta de colores, sentenciaba: “Come mierda. Millones de moscas no pueden estar equivocadas“.

 

P.D. QUE ACONSEJA PACIENCIA.- Oh, no se desesperen. Unas pocas palabras (o dibujos, audios, videos) más y ya sólo podrán escucharnos quienes realmente nos interesan como interlocutores.

 

Vale. Salud y, créanos, lo entendemos: razones y sin razones para fundamentar el cinismo, la apatía, elvalemadrismo, o los sinónimos que se les ocurran, hay muchas, demasiadas, todas. Encontrarlas para hacer algo para cambiar y mejorar, es una tarea que muy [email protected] están [email protected] a cumplir.

 

El Sup tratando de conseguir un combo “fatality” para el texto de final de temporada. (no manches… ahora va a salir con videojuegos).

 

 

“Robando Versos”, de “COMANDO CUCARACHA”, grupo musical de SKA, de Zaragoza, en la comunidad autónoma de Aragón, Estado Español. En la interpretación: Nacho Juárez (trombón, dulzaina, gaita de boto, trompa, guitarra y guitarra rumbera), Pepín Banzo (voz, dulzaina, gaita de boto, trompa, guitarra y guitarra rumbera), Kike Cruz (batería, percusiones y coros), Bitor Murillo (bajo eléctrico y coros), Agostin Lois Valero (dulzaina, trompa ribagorzana y gaita de boto), Nacho Prol (guitarra eléctrica y guitarra acústica), Jesús Valdezate (saxo tenor, saxo alto y flauta travesera), Fran López (curdión, teclados, trompeta de bolsillo y coros), Carlos García (marrones, web, botiga y coros), Toño Berzal (mánager y ángel de la guarda). La rola forma parte del disco “Entre héroes y villanos”. ¡A bailar ska!

Publicado enInternacional
“Si el Sup no habla, el EZLN no existe para medios ni políticos”

En una serie de 16 “posdatas a la carta gráfica” publicada el jueves, el subcomandante Marcos aparece ahora “apagando el fuego con gasolina”. Y prueba, con datos, en el nuevo comunicado, que si él no habla, el EZLN y las comunidades rebeldes “no existen” para los medios, la clase política y la opinión pública (venga en tuit o en lo que venga). Además, sigue respondiendo a sus críticos con informaciones futbolísticas, tips para navegar en los mares de la piratería en la ciudad de México, ironías sobre la televisión, medios impresos, redes sociales y la izquierda partidaria.

 

Una de estas PD “da consejo a quienes acuden al IFE a pedir registro”: “Tal vez les iría mejor en las elecciones si en lugar de juzgar a ‘los muertos de hambre’ (es lo más tierno que les dijeron cuando el caso de las tarjetas prepago) que no votaron por ustedes, trataran de entenderlos. Pero bueno, millones de mexicanos, que sí votaron por ustedes, les pueden explicar quién o quiénes son cada uno de los personajes o series mencionados” (en la caricatura publicada por La Jornada, 10/01/13).

 

Más adelante, el subcomandante “hace un poco de memoria”: “Cuando una parte de la izquierda ilustrada aún hacía malabares para tratar de dar fundamento teórico a la desafortunada ocurrencia de la ‘república amorosa’, y se vivía una tórrida luna de miel con los grandes medios (y se dedicaban grandes cantidades de dinero a la publicidad en medios electrónicos e impresos), los estudiantes de lo que después sería conocido como #YoSoy132 ya denunciaban el papel de los grandes medios de comunicación en la ‘democracia’ mexicana. Después pasó lo que pasó y esa misma izquierda ilustrada quiso erigirse en tutor de los jóvenes rebeldes (o ‘revoltosos’, como les dicen ahora). Como ya no están de moda, se olvidan de ellos y les dicen ‘perdieron su oportunidad’, ‘mucha bulla y no consiguieron nada’, ‘revolucionarios de estarbucs (o como se diga)’, ‘no se puede cambiar el mundo con un esmartfon (o como se diga)’. El calendario seguirá desangrándose y, de pronto, resurgirán, mejores, más fuertes. Y los que ahora se olvidan de ellos o los critican dirán ‘claro, yo sabía que no habían desaparecido’ o ‘ahora les voy a decir qué es lo que deben hacer’, pero otros dirán ‘hay mucho sospechosismo en que ustedes aparezcan cada que pasa algo’”.

 

Lección de racismo

 

En una más de las PD de su comunicado, el vocero zapatista “da lecciones de racismo con los comentarios siguientes: “Leí en varios lados que ‘ezetaelene sí, Marcos no’ y que quieren escuchar a los indígenas zapatistas, no al ego maníaco del Sup. Ok, va: Última vez anterior que suscribió el Sup un comunicado a nombre del EZLN: mayo de 2011, en ocasión de la marcha de apoyo al justo y digno movimiento encabezado por Javier Sicilia. En el comunicado del CCRI-CG del EZLN se saludaba al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad y a su lucha por las víctimas de la absurda guerra de Felipe Calderón”.

 

Y añade: “Entre el 7 de mayo de 2011 y el 21 de diciembre de 2012 hay 27 denuncias de las juntas de buen gobierno (JBG), es decir, de indígenas zapatistas SIN INTERMEDIARIOS mestizos, blancos y barbados (y los lugares comunes que gusten agregar), todas tuiteadas y feisbuqueadas (o como se diga) por la página web enlace zapatista. En promedio, las 27 denuncias fueron visitadas-leídas mil 500 veces cada una y todas ellas estuvieron varios días en la cabeza principal-central de esa página web”.

 

Marcos pone un “ejemplo”, la denuncia de la JBG de La Realidad, del 15 de agosto de 2012: “Estuvo 24 días como nota principal en la página web zapatista y recibió 1080 visitas-lecturas. Número de tuits (o como se diga) que provocó: cero. Número de periodistas que ‘notearon’ la denuncia: uno. Número de comentarios de intelectuales en sus escritos: cero. Número de retuits (o como se diga): cero. Número de comentarios acusando al EZLN de ser invento de Salinas de Gortari: cero. Número de elucubraciones sobre por qué el EZLN aparece sólo en tiempos electorales: cero. Número de periódicos que publicaron en su edición impresa la denuncia: cero. Por cierto, el texto de la JBG denunciaba la alianza entre el gobierno estatal y municipal con el PVEM y el PRD para agredir a comunidades zapatistas”.

 

Y enseguida apunta: “Número de visitas a la caricatura del Sup que tanto ofendió a las cultas personas: más de 5 mil en menos de 48 horas (más los tuiters –o como se diga–, más los pingback –o como se diga–, los copia y pega, etcétera). Ahora, revisen el periodo que va desde agosto de 2003, año en que se forman las JBG y en el que se convierten en voceras directas de los pueblos zapatistas, y vean cuántas veces se pronunciaron, con sus propias palabras y sin intermediarios. Hagan la cuenta de cuántas veces ustedes supieron siquiera que esa palabra existía. Ok, ahora sí, escriban sobre el ‘sospechoso’ silencio de los zapatistas y pregúntense por qué los zapatistas y Marcos ‘aparecen’ sólo cuando el PRI, que nunca se fue, regresa”.

 


Al revisar “las afirmaciones ‘sospechosistas’ sobre el EZLN”, Marcos indica: “Buena parte de los argumentos que usan cuando nos critican son los mismos que usaron las grandes televisoras, la radio comercial y la mal llamada ‘prensa vendida’, desde 1994-95 hasta la fecha”. Y enseguida “sugiere, insinúa, propone” un “supositorio”:

 

“Posible ruta que hubiera seguido el ‘debate caricaturizado’ (claro, sin la señorita edecán que tanto impresionó al señor Quadri): los aludidos responden con una caricatura donde el Sup está apoltronado, rascándose los que están muy caros, barriga de fuera y atascándose de comida chatarra, viendo televisión (probablemente con el logotipo de Televisa, porque bien que se cuidan de no pegarle a Tv Azteca –ah, y nosotros no los acusamos de ser pagados por Salinas Pliego o Carlos Slim, o de que su campaña contra los trabajadores de Soriana era pagada por Walmart–), el título o un globito dialogal con algo así como ‘estoy preparando mi siguiente comunicado’.

 

“El Sup contrataca con otra caricatura, titulada ‘El Pasado Mediato’, donde está en su silla de ruedas y un indígena enfrente le dice: ‘Dicen los compas que están listos, que te toca y que ya sabes qué hacer’. El Sup responde: ‘Ok, necesito hablar con Elías Contreras para encargarle unos devedés’. Los medios y amigos que los acompañan ya no reproducirían la caricatura, sino que empezarían con elucubraciones tipo ‘¿Está el Sup inválido y por eso no aparece públicamente?’, seguidas de investigaciones ‘muy serias’ sobre las posibles enfermedades que tendrían como consecuencia el estar en una silla de ruedas”.

 

Bajo coeficiente intelectual

 

Tratando de someterse a los límites de Twitter, en súbita aparición Durito sugiere: “Los zapatistas son como el Doctor House: casi siempre aciertan en el diagnóstico y el tratamiento, pero a la mayoría le disgusta el modo. Del paciente, ni hablar”.

 

Siempre en referencia a reacciones y respuestas que han suscitado sus comunicaciones recientes, el mando militar zapatista “aclara”: “Los hemos leído con atención. Vemos cómo, cuando uno disiente del otro, se acusan de pejezombie o de televiso y sus derivados. Nosotros no pensamos que las disparidades tengan necesariamente una filiación política. Por ejemplo, cuando alguien dice ‘el EZLN es un invento de Salinas de Gortari’, nosotros no pensamos que sea necesariamente un troll, un pejezombie, un televiso o un tvazteco (o como se digan mutuamente). Puede ser, pensamos, que sólo se trate de alguien con un bajo coeficiente intelectual, perezoso para leer más de 140 caracteres, o que está tratando de ligarse a alguien que ya dijo eso”.

 

Desafiando a la geometría, escribe: “El mundo es redondo, da vueltas, cambia. Pero en el mundo impuesto por los de arriba no importa cuántas vueltas dé, nosotros siempre quedamos abajo. El mundo que queremos nosotros también es redondo, también da vueltas, también cambia, pero ninguno está arriba a costa de los de abajo”.

 

Finalmente, el mando zapatista opina “sobre los millones contra los miles, los cientos, las decenas o unos cuantos”, tema también presente en las últimas reacciones de sus críticos: “El argumento de las mayorías contra las minorías nos da pereza y a mí me hace recordar un viejo grafiti (o como se diga) sobre un viejo muro que vi cuando era viejo. Con una fiesta de colores, sentenciaba: Come mierda. Millones de moscas no pueden estar equivocadas”.

 

Publicado enInternacional

 

–Atendiendo a los procesos de cambio que se viven en la región, ¿cómo caracterizaría las particularidades del caso chileno?

–Empezaría señalando que en el caso chileno tuvimos un proceso de democratización relativamente atípico. Aun cuando hay rasgos que son compartidos con los otros países, en Chile se llega tardíamente a la democratización. A la vez, si consideramos los sectores que estuvieron en el gobierno, el caso de Chile fue una democratización política orientada por el centroizquierda, cosa que no se dio en ningún otro caso en América latina. Hay que destacar que dentro de la Concertación estaban los socialistas, que habían sido derrocados por el golpe militar. En este contexto, se podía pensar que el proyecto "democratizador" debía tener o contener dos grandes componentes: por un lado la democratización política y, en segundo lugar, ser "progresista", transformador y superador del neoliberalismo. Tan es así que los partidos que formaron la Concertación –tanto la Democracia Cristiana como el Partido Socialista, el Partido por la Democracia y el Partido Radical– se habían pronunciado explícitamente contra el modelo neoliberal. Pero aquí hay un elemento distintivo: el caso chileno es el único de América latina en que la dictadura impone a sangre y fuego el modelo neoliberal de forma completa, con pequeñas salvedades, como el hecho de que la principal riqueza del país, la empresa estatal de explotación de cobre, Codelco, no fue privatizada. Una segunda particularidad tiene que ver con que se logra imponer una institucionalidad completa en los planos políticos, económicos y sociales que se consagra en la Constitución de 1980. Esta prevé el modo en el que los militares dejarán el poder y, además, genera enclaves autoritarios que van a perdurar bajo el régimen democrático. Por este motivo es una democracia incompleta, cuya característica principal es tener un sistema de amarres institucionales que aseguraron la intangibilidad del modelo económico-social. En suma, por un lado se hace la revolución neoliberal y, por otro, se asegura un Estado y un régimen político para cuando los militares se vayan.

 

–¿Podría desarrollar cómo se dio la dinámica entre dictadura, democracia y modelo neoliberal en Chile, teniendo en cuenta los gobiernos de la Concertación?

–El gobierno de la Concertación fue claramente exitoso en la gestión económica. Esto no quiere decir que no se le puedan hacer críticas, porque corrigió o perfeccionó el modelo pero mantuvo dos pilares de la dictadura: uno es el tema de la desigualdad, que tiene que ver fundamentalmente –dadas las características de esta sociedad– con la limitación de la capacidad redistributiva del Estado, y el otro es un sistema político en el que la minoría puede obstruir las decisiones de la mayoría. El mantenimiento de estos dos pilares tuvo sus consecuencias. Por un lado, Chile pasó de ser el segundo país con mayor igualdad en Latinoamérica a ser el segundo país con mayor desigualdad, después de Brasil. El segundo pilar que la Concertación no logró cambiar tiene que ver con el tipo de Estado heredado, que yo llamaría un "régimen político de democracia incompleta" que asegura que una minoría pueda tener la capacidad de veto de las políticas de la mayoría. Para cambiar todo lo que tenga que ver con la administración del Estado, con el modelo económico, con el modelo de educación, con el régimen de propiedad –es decir, para hacer las transformaciones sustanciales del modelo neoliberal–, se necesitan leyes de quórum calificado que implican mayorías que van desde 2/3, 3/5 y 4/7. Por lo tanto, se trata, en términos estrictos, de una democracia en la que está asegurada la ley de las minorías, aunque haya habido algunas modificaciones con las reformas constitucionales de 2005 que terminaron con algunos enclaves excepto los dos fundamentales: el de los quórum y el sistema electoral binominal. ¿Cuál es esa minoría? El sector civil que apoyó a la dictadura. En ningún país de la región sucede que los sectores que respaldaron la dictadura militar y son minoría significativa puedan impedir cualquier cambio de importancia en el orden socio-económico y político creado por éstas.

 

–En ese contexto, ¿cuál sería el balance de los gobiernos de la Concertación?

–Los gobiernos en la Concertación hicieron pasar a Chile de un ingreso per cápita de 4 mil a 15 mil dólares en 15 años; redujeron la pobreza de un 40 a un 15 por ciento. Los datos del censo de 1992, respecto de los de 1982, revelan que el ingreso y la calidad de vida –sobre todo de los sectores populares– habían mejorado, se produjo una enorme transformación de la sociedad chilena bajo la Concertación. Sin ser un gobierno de izquierda –porque se trató de un gobierno de centroizquierda distinto de los gobiernos de Chávez, Morales, Kirchner, Correa o Lula– se realizaron transformaciones importantes. Sin embargo, no se logró cambiar el eje del modelo socioeconómico, que es la cuestión de la desigualdad. Chile pasó a ser un país sociológicamente de centroizquierda, con una coalición gobernante de centroizquierda que no puede realizar las tareas propias del centroizquierda. A diferencia de otros países de la región, la sociedad chilena es, sociológicamente –por lo menos lo era hasta hace unos años porque puede haber habido otros procesos– de centroizquierda. En la Concertación está la Democracia Cristiana, que había producido cambios importantes en los sesenta, como la reforma agraria, la integración de los sectores pobres marginales o la primera nacionalización del cobre. Luego, por razones del proceso político, la DC terminó apoyando el golpe militar, pero eso no permite afirmar que se trate de un partido de centroderecha o de derecha.

 

–De allí la importancia del acuerdo entre democratacristianos y socialistas...

–Siendo un país sociológicamente de centroizquierda y estando los movimientos sociales y la "sociedad civil" integrados políticamente en aquella época –aunque como decimos con autonomía– en el accionar de los partidos, no hubo un consenso entre las fuerzas de centro y las fuerzas de izquierda durante los '60 y '70. En parte, eso explica la debilidad de esa mayoría sociológica de centroizquierda para enfrentar la gran resistencia que va a oponer la derecha reaccionaria –los sectores propietarios apoyados por los militares– a esas transformaciones. La derecha se encontró en la época de la Unidad Popular con una mayoría sociológica dividida a través de su sistema partidario, lo que facilitó el golpe militar del '73. Por eso, luego de todo lo ocurrido, el Partido Socialista y la Democracia Cristiana entendieron que la división de los sectores de centroizquierda facilitó el triunfo de las fuerzas armadas. El balance de todo ese proceso de aprendizaje, la idea de que cualquier transformación sólo se puede hacer en democracia y si se tiene la mayoría política es lo que explica la construcción de esta Concertación.

 

–En ese marco, ¿cómo se explica que la derecha haya podido vertebrar las mayorías necesarias que posibilitaron el triunfo de Piñera?

–La "transición" chilena fue un proceso en el que los militares no fueron derrocados y parte de la sociedad chilena siguió apoyando la dictadura. Pinochet hizo que en el plebiscito de 1988 la tradicional votación de la derecha pasara de un tercio de los votos a alrededor del 44 por ciento como piso. Esta es una cifra enorme, son personas que creen que la dictadura fue buena. Entonces, en Chile el mapa electoral hoy podría descomponerse en más de la mitad de centroizquierda, un 40 por ciento de derecha y un 10 por ciento fluctuante, sin contar el tercio o más del universo electoral que no vota en los últimos años. Ese 10 por ciento fluctuante es el que permite que, sin haberse derechizado el país, haya ganado Piñera, que gana con una franja de votos que se desprende de la propia Concertación. Se trata de cierto sector de sectores medios aspiracionales, muy individualista, separado de la tradicional imbricación con los partidos y que, además, no ve a la política como construcción de sociedad, sino que simplemente la ve como algo ajeno a la vida individual.

 

–¿En qué medida el peso de la ideología neoliberal en Chile diluyó la posibilidad de cambios más profundos durante el período de la Concertación?

–No creo que la Concertación haya "hecho lo que se podía", tal como lo expresara el presidente Patricio Aylwin. Considero que se podría haber hecho mucho más y simplemente lo que primó en la Concertación fue el pragmatismo. En la Concertación había tres grandes almas: el alma tecnocrática-liberal, más bien de derecha, que era minoritaria a nivel masivo pero con una enorme capacidad de influencia en el campo académico, gubernamental, comunicacional y partidario. En segundo lugar, un alma progresista, que está presente en los distintos partidos y que aspiraba a una transformación mucho más de fondo. Por último, la que considero fue el alma principal, que fue la pragmática, que expresaba la postura de no entrar en las discusiones, de evitar una desestabilización económica, de tomar las correlaciones de fuerzas como algo dado, de emprender todas las transformaciones posibles pero no avanzar sin negociar con la derecha, de no alentar movilizaciones. Fue ese pragmatismo el que impidió mayores cambios, más que el peso de la ideología neoliberal.

 

–Allí aparece el conflicto educativo, ¿verdad?

–El caso de la educación es muy interesante, ya que expresa especialmente las dificultades de romper con la herencia neoliberal. La OCDE dice en su documento del 2004 que la desigualdad socioeconómica en Chile no es efecto colateral del modelo educacional, sino que se trata de un objetivo buscado: el sistema educativo está construido para generar desigualdad. El movimiento de "los pingüinos", de los estudiantes secundarios del 2006, es desde los años '30 el primero de la historia reciente de Chile constituido como movimiento sociopolítico autónomo, sin presencia dirigente de partidos. Es un movimiento mucho más autónomo que todas las movilizaciones que existieron en la época de la dictadura, más vinculadas a los partidos. En este punto, creo que se equivocan los historiadores que piensan en una gran autonomía de las movilizaciones sociales en Chile respecto de los partidos políticos, por cuanto clásicamente y en la dictadura también es difícil encontrar movilizaciones no nucleadas por militantes de los partidos. En cambio, aquí, con los estudiantes, tenemos por primera vez un movimiento autónomo, que plantea fundamentalmente dos cosas. La primera es la finalización del lucro y la segunda, el reemplazo de la institucionalidad de la educación pública municipalizada, ambos implantados bajo la dictadura. De modo que el momento refundacional que se vivió con las movilizaciones estudiantiles, y también otras, de masividad inédita en nuestra época, no se transformó en un proceso institucional, precisamente por la ruptura entre lo político y lo social,

 

–La derrota de la Concertación, por un lado, y la aparición de este movimiento enorme que no estaba en las predicciones de nadie, ¿podrían derivar en la conformación de un escenario político distinto?

–Ese es el meollo del asunto. Yo lo formularía de la siguiente manera. Uno puede pensar en términos no sistémicos y decir que la política hoy no es lo que era en otra época, una política de grandes ideas, de proyectos, sino que la gente se mueve por otras cosas, los partidos políticos representan poco y, por lo tanto, lo que importa es llegar al gobierno para hacer políticas públicas que favorezcan a determinados sectores y hay que resolver entonces los problemas, ganar la siguiente elección, nombrar mejores candidatos y "reencantar" –algo que nadie sabe qué significa– a los jóvenes con la política. Pero sucede que la política así concebida no es una cosa de interés en la vida de nuestros jóvenes. En Chile, creo que la tarea central es reconstruir una comunidad política y eso se trata básicamente de dos cosas. Primero, superar lo central del modelo neoliberal que es la desigualdad, a través del papel dirigente y redistributivo del Estado. Segundo, cambiar el modelo político. Esa tarea es el equivalente –en tanto tarea– a la de Evo Morales en Bolivia y a la de Chávez en Venezuela, por supuesto que con proyectos muy diferentes. El sujeto político que hizo la democratización en Chile se llama la Concertación y hay que rendirle sus méritos en ese proyecto político, Ahora bien, para estas dos tareas que, en síntesis, son pasos de la sociedad post pinochetista a la sociedad democrática o del Bicentenario, hay que construir un nuevo sujeto político.

 

–¿A partir de qué se puede producir esta nueva síntesis?

–En primer lugar, la Concertación no expresa todo el espectro partidario que se necesitaría para realizar estas tareas. La Concertación no expresa electoral y políticamente a esa mayoría sociológica de centroizquierda del 50 o 55 por ciento. Expresa su mayor parte, pero no a la totalidad. Segundo, y tan importante como eso, el conjunto de partidos políticos de oposición a Piñera –es decir, la Concertación más todos los demás– no expresa al conjunto de la sociedad y de los movimientos sociales requeribles y que están por la transformación de la sociedad post pinochetista. Por lo tanto la tarea es doble. Uno, reconstruir las alianzas partidarias. Esto es algo no tan difícil: podemos ver cómo se puso de acuerdo la Concertación con el Partido Comunista para las elecciones municipales, y por lo tanto otros partidos también buscarán formas de acuerdo. Pero eso no expresa al actor social que estuvo en la calle reclamando por la educación pública, tampoco a los movimientos de diversidad cultural o a los movimientos ambientalistas o regionales, que expresan el hastío contra el esquema institucional y los abusos de los poderes fácticos, así como tampoco expresan las nuevas demandas democráticas de nuevos estratos medios (y no clase media que como tal ya no existe) donde pesa un individualismo consumidor y cierto "narcisismo ciudadano", que fue clave para el triunfo de Piñera. Ese nuevo sujeto político tiene que ser construido. Pero la reconstrucción de un sujeto político-social es de muy largo plazo y se acelera ante grandes oportunidades históricas o crisis. En este sentido, uno de los grandes méritos de procesos como los de Chávez, Kirchner, Morales, Lula, independientemente de su contenido, y de lo que Chile ha carecido, es la repolitización de la sociedad. Pero, en general, yo creo que hay una transformación civilizatoria muy notable, que tiene que ver con los procesos de globalización, de individualización. Porque resulta que las decisiones relevantes del día ya no las toma el Estado; la población hoy en día no comparte una misma cultura porque más bien se define en términos de categorías propias, de ser jóvenes o de ser de tal grupo cultural o de tal tribu o de tal identidad, se desarticula la relación de economía política-Estado-sociedad con un centro de toma de decisiones. Y, entonces, hay que pensar políticas como la construcción de una comunidad totalmente diversa internamente pero que define proyectos comunes y para eso lo que hemos heredado de la democracia clásica, siendo insustituible, no estoy convencido que tenga hoy todos los resortes de solución. Entonces creo que éste es el gran debate, y sin embargo también hay que hacerse cargo de todos los anteriores.

 

–Lo notable en el caso de Argentina, y en otros países de América latina, es que aun en esas condiciones reaparece la política. Es una cosa que es palpable; uno tiene la percepción de que creía que ya ese mundo en el 2000 se había apoderado de todo, y resulta que aparece esta gente de improviso y reinstala esta lógica de la política.

–Sí, y eso también uno podría decirlo del caso Bolivia, del caso Venezuela y de Brasil, como he indicado. En el caso chileno esa revolución todavía falta, pero mi impresión es que estos procesos recrean una política relativamente clásica. Cómo van a enfrentarse al otro tipo de problema es lo que yo no tengo claro. No tengo claro que si esto que está ocurriendo con los ejemplos que ustedes señalan es permanente o es el último momento de una política que necesita reinventarse. Menciono el caso de la política pero volvería al tema educacional: ¿vamos a seguir con las escuelas que tenemos? Sobre el modelo de los Kirchner, le tengo simpatía al haber repolitizado la sociedad y reconstruido un relato, pero cuando ese liderazgo personal por cualquier razón termine, la única reserva sería lo que haya quedado en las instituciones.

 

–¿Cómo inciden las recientes elecciones municipales en la escena política y en los futuros alineamientos con vistas a las presidenciales? ¿El nivel de abstención puede leerse de diversas maneras?

–Lo primero es recordar que siempre mantuve la idea que pasar de voto obligatorio a voluntario significaría menor participación y mayor elitización del voto. Así ocurrió. Se alcanzó la mayor tasa de abstención y la menor participación de la historia.El problema es estructural y necesita soluciones institucionales y no llamados a motivarse. La casi desaparición de la educación pública, la ausencia de educación cívica en el sistema educacional, por ejemplo, están en consonancia con este voto voluntario que apela a los estados de ánimo individuales y no a los deberes de quienes forman parte de una comunidad política. No fueron los llamados a no votar los que surtieron efecto sino la distancia estructural entre política y sociedad, gente, ciudadanía, como se le quiera llamar, y ello sólo tiene soluciones institucionales. Respecto de la proyección de resultados, en particular, las elecciones municipales de octubre 2012 significaron una profunda derrota del gobierno y la derecha, lo que viene a corroborar no sólo su fracaso político y de gestión o lo que decían las encuestas sobre la desaprobación del gobierno, sino también el distanciamiento de aquel segmento electoral que votó por Piñera sin pertenecer al centroderecha, como indiqué antes. Como dijimos, las movilizaciones sociales de estos últimos años mostraron que la política ya no involucra a los movimientos sociales, sino que estos tienen sus propias agendas y proyectos, por lo que la tarea, si no se quiere repetir las altas tasas de abstención o volver a caer en la ilusión de que basta un buen candidato o candidata o en que la simple unidad de los partidos resolverán los problemas, si no se quiere prolongar la crisis de legitimidad del orden socioeconómico y del modelo político, habrá que generar un proceso de convergencia entre política y sociedad que deberá tener como culminación un proceso refundacional constituyente cuyo hito desencadenante podría ser la próxima elección presidencial.

 

Publicado enInternacional
Año dos de las revoluciones árabes: esperanza y confusión

El segundo año de las revoluciones árabes se cierra con una situación de dura confrontación, militar y/o política, que genera desaliento, pero que al mismo tiempo revela los muchos cambios que ya se han producido en la región. Si hay algo claro, es que ya no podemos volcar los forcejeos ideológicos y geoestratégicos en los viejos moldes tranquilizadores.

 

Palestina, el verdadero centro del mundo árabe e islámico, refleja esta nueva confusión. En las calles de Gaza, tras los últimos bombardeos de Israel, un desafiante cartel daba gracias a Irán, en árabe y hebreo, por las armas suministradas a la resistencia; en la acera de enfrente, otro cartel, esta vez sólo en árabe, agradecía a Qatar el dinero de la reconstrucción. Qatar e Irán son enemigos y de hecho están combatiendo por vía interpuesta en Siria, marco de la única "guerra fría" realmente existente: la que enfrenta a los islamistas sunníes y chíies por el control regional. Qatar, enfrentado desde hace años a Arabia Saudí en el Consejo de Seguridad del Golfo, llega con su dinero a todos los rincones del mundo árabe y lo reparte sin mucho criterio, como denunciaba el propio Gobierno de EE UU en el caso de Libia y Siria. De su paradójica influencia como nueva potencia mundial da buena muestra la declaración del cheikh [líder religioso] Qaradawi en Egipto en las vísperas del referéndum constitucional: del resultado de la votación –ha amenazado– dependen los 20.000 millones de dólares de ayuda qatarí.

 

Los hermanos musulmanes

 

En su primera visita a Gaza en 25 años, el gesto del dirigente de Hamas, Khaled Mechal, de izar la bandera de los revolucionarios sirios marca un desplazamiento geológico en las alianzas vigentes hasta ahora en la región. Acusado de "traición" por el régimen que durante dos décadas ha hospedado su sede, apuesta ahora, de manera pragmática, por su familia de procedencia, esos Hermanos Musulmanes que gobiernan en Egipto y que, bajo un nombre u otro, están gobernando o van a gobernar toda la zona, desde Libia hasta Turquía. Todos se precipitan a visitar Gaza en estos días y las líneas son muy fluidas: los Hermanos Musulmanes aplican tres o cuatro políticas diferentes según el país –más o menos complacientes con EE UU e Israel– mientras mantienen un pulso sordo con Arabia Saudí, teocracia amenazada en el interior por el islamismo democrático y que prefiere apoyar y financiar a los salafistas.

 

Hizbullah, por su parte, imprescindible para Hamas en la lucha por la liberación de Palestina, trata sobre todo de que la redistribución de fuerzas, que ha minado su prestigio popular, no haga estallar el Líbano, donde las divisiones siguen siendo más políticas que "sectarias", como lo demuestran los apoyos cruzados, a veces contra natura, dentro de las coaliciones 8 de Marzo y 14 de Marzo.

 

Pero la confrontación siria, que desdibuja criterios ideológicos y geoestratégicos aceptados por todos durante décadas, tiene su equivalente en los países "en transición". Egipto y Túnez experimentan procesos paralelos, con ciclos de movilización y desactivación casi empáticos, que reflejan una engañosa y a veces irracional oposición a los gobiernos islamistas en la plaza.

 

Las acusaciones a estos gobiernos de "dictadura religiosa" y "complicidad con el imperialismo" ocultan una desconcertante descomposición de los referentes ideológicos. Mohamed Baredei y Amra Musa en Egipto, o Caid Essebsi y Najib Chebbi en Túnez, miembros prominentes de las respectivas oposiciones, son mucho más "pro estadounidenses" que Mursi o Jalabi y desde luego mucho menos antisionistas.

 

Para añadir dificultades de orientación, algunos grupos de naseristas y nacionalistas árabes, firmes defensores de Bachar Al-Assad, apoyan en Egipto el "legítimo y democrático" gobierno de los Hermanos Musulmanes, denunciando una "conspiración" extranjera contra la "arabidad" y "soberanía" del país. En Túnez, de forma muy parecida, la izquierda se suma a los fulul del régimen en sus ataques a Nahda, y en nombre de la "revolución" contribuye a mantener las viejas estructuras del Estado mientras pide la disolución de las Ligas de Defensa de la Revolución, cuyo lenguaje ultrarrevolucionario y legítimas demandas de ruptura "al margen de los partidos" recuerdan mucho al fascismo clásico.

 

Si queremos medir la "verdad política" en términos de "antiimperialismo", nos encontraremos con la sorpresa de que EE UU está a un lado y otro de las líneas; y de que el antiimperialismo, por su parte, se activa en lugares donde preferiríamos no hallarlo. Si la medimos en términos derecha/izquierda, acabaremos muy probablemente dando la mano al enemigo de ayer y volviendo la espalda al que parecía nuestro aliado.

 

En el año II de las revoluciones árabes, sólo hay dos cosas seguras. Que no hay nada seguro en un nuevo orden aún sin fraguar en el que EE UU, que sigue siendo muy poderoso, tiene que negociar con nuevas fuerzas; y que los pueblos que han desbaratado nuestros esquemas ideológicos y geoestratégicos todavía no han terminado de pronunciarse.

 

Diagonal

Fuente original: http://www.diagonalperiodico.net/panorama/ano-dos-revoluciones-arabes-esperanza-y-confusion.html

 

Publicado enInternacional
La Jornada

La movilización multitudinaria de indígenas zapatistas en la región de los Altos de Chiapas manifiesta la innegable capacidad organizativa del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y revela en su comunicado mensajes claros y encriptados que no se agotan en una primera lectura, coincidieron Juan Guerra Ochoa y Jaime Martínez Veloz, ex integrantes de la Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa).

 

Tras la irrupción pacífica de aproximadamente 40 mil mujeres y hombres zapatistas de todas las edades, Juan Guerra Ochoa señaló que la capacidad organizativa y la fuerza orgánica del zapatismo no se han desgastado con el tiempo, por el contrario se han fortalecido y multiplicado, lo cual significa que quienes apostaron por el desgaste y dejar que el tiempo agotara la voluntad de los insurgentes, han fracasado.

 

El secretario de Agricultura del estado de Sinaloa refirió que la multiplicación de las condiciones de pobreza y marginación de los pueblos indígenas de México expresan que es el Estado mexicano el que ha fracasado, no sólo en su estrategia para atender los grandes rezagos en materia indígena sino, sobre todo, en la construcción de una relación que entienda los problemas indígenas, su concepción del mundo, sus necesidades, sus vínculos con la tierra y los recursos naturales de sus territorios.

 

Para Guerra Ochoa, este es momento de que el gobierno deje de pensar sólo en los problemas de la macroeconomía, o en variables superestructurales, sino que también atienda la explosividad que significa que más de 10 millones de indígenas subsistan en condiciones de desigualdad, miseria y atraso; debe ser uno de los temas de la más alta prioridad de la agenda del Estado mexicano.

 

Para Jaime Martínez Veloz, quien ha sostenido por casi 18 años su atención y cercanía con el fenómeno zapatista, el movimiento nunca se ha ido; que la clase política no quisiera verlos o no haya querido asumir su responsabilidad frente a ellos es otra cosa, pero ellos siempre han estado en el mismo lugar, construyendo desde abajo, con organización y dignidad, lo que el poder les ha negado, un mejor destino para los suyos, pese a las limitaciones y carencias materiales que suplen con imaginación y creatividad.

 

Recordó que el desplazamiento pacífico de los indígenas hace dos días, en las principales cabeceras municipales de los Altos, es producto del desdén de las fuerzas políticas mexicanas frente a los problemas indígenas, sobre todo en su relación con el EZLN. Se expresa en que la Cocopa, que debe existir de acuerdo con lo establecido en la Ley para el Diálogo, la Conciliación y la Paz Digna en Chiapas, no ha sido constituida todavía, lo que habla del desinterés de las fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión.

 

Efectivamente, durante los años recientes no se ha realizado una reunión de dicha comisión legislativa, donde haya habido el quórum reglamentario que diseñe una estrategia que permita abordar un conflicto cuya complejidad no es menor.

 

El comunicado del EZLN lo va a descifrar el tiempo y el curso de los acontecimientos, no se agota en una primera lectura, tiene la virtud de estar encriptado y además de ser claro, encierra oportunidades y advertencia a los gobiernos, y en suma sorpresas y eventualidades. El EZLN no está de vuelta, nunca se había ido, sólo que su cancha no es la electoral sino las causas más sentidas del México profundo.

 

–¿Aún hay oportunidad de responder al reclamo que está por cumplir casi dos décadas? –se le preguntó.

 

–Yo lo veo como una oportunidad para generar una iniciativa de gran calado en materia indígena, que indudablemente tiene que pasar por el cumplimiento de los acuerdos de San Andrés, pero al mismo tiempo me parece que es una advertencia, o un nuevo ¡ya basta!, la situación no aguanta más, ocho de cada 10 indígenas viven en la pobreza, mientras los recursos naturales de sus tierras y territorios son saqueados por compañías mineras, privadas y extranjeras. 

Publicado enInternacional
Rebeldía viva. Se movilizan más de 40 mil zapatistas en 5 municipios de Chiapas

Ocosingo, Chis., 21 de diciembre. Más de 40 mil bases de apoyo zapatistas desfilaron silenciosamente esta mañana en cinco ciudades de Chiapas, en la que resulta la movilización más numerosa de dicha organización desde el levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) el primero de enero de 1994.

 

Procedentes de los cinco caracoles zapatistas en la selva Lacandona, los Altos y la zona norte, los pueblos mayas en rebeldía (tzeltales, tzotziles, choles, tojolabales y mames) y zoques de Chiapas ocuparon las plazas centrales de Ocosingo, San Cristóbal de Las Casas, Palenque, Altamirano y Las Margaritas. En cada caso, en completo silencio.

 

A las 6:30 horas, cerca de 6 mil indígenas zapatistas, en su mayoría jóvenes, se concentraron en las inmediaciones de la Universidad de la Selva, cerca del sitio arqueológico de Toniná. Desde allí marcharon al parque central de Ocosingo, donde permanecieron por espacio de tres horas frente al edificio del ayuntamiento, que hace 19 años los insurgentes y milicianos del EZLN tomaron con las armas al declararle la guerra al gobierno mexicano.

 

En esta ocasión la acción fue civil y pacífica, y los únicos que hablaron fueron los puños izquierdos en alto de todos los zapatistas, que desfilaron ordenadamente sobre un templete que instalaron ex profeso. Hacia las 10:30 los últimos manifestantes abandonaron la plaza, de regreso a la selva.

 

Del mismo modo, en las demás plazas mencionadas los zapatistas colocaron templetes a los que subieron con el puño en alto todos los participantes en la movilización, en un desfile de impresionante laconismo.

 

En San Cristóbal de Las Casas desfilaron unos 20 mil hombres y mujeres zapatistas. Según reportes, en Las Margaritas se congregaron al menos 7 mil indígenas, y 8 mil en Palenque. De Altamirano se desconoce la cifra. De acuerdo con el testimonio de un transportista de la zona de Ocosingo, del caracol de La Garrucha pudieron haber salido el doble de los indígenas que llegaron a la cabecera municipal de Ocosingo, pero no hubo vehículos suficientes, por lo cual sólo fueron trasladadas 6 mil personas.

 

A lo largo de las semanas recientes, de manera intermitente, el portal electrónico Enlace Zapatista ha venido anunciando la palabra del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del EZLN, así como de las comisiones Sexta y Sexta Internacional. Se prevé que estas comunicaciones podrían darse a conocer pronto, pero aún no ha ocurrido.

 

En la fecha que muchos incautos en el mundo creyeron que el mundo se acabaría, según la interpretación oportunista de las profecías (en realidad, cálculos matemáticos) de los antiguos mayas, las comunidades bases de apoyo del EZLN, pertenecientes a los pueblos mayas contemporáneos, que en sus lenguas se denominan hombres verdaderos, con el rostro cubierto realizaron una poderosa demostración de fuerza y disciplina, perfectamente formados bajo una lluvia pertinaz (inusual en esta época del año) que acompañó las movilizaciones en las distintas localidades durante toda la mañana.

 

Hábiles para aparecer de pronto, los indígenas rebeldes desaparecieron tan pulcra y silenciosamente como habían llegado en la madrugada a esta ciudad que, a dos décadas de la traumática irrupción aquí del EZLN el año nuevo de 1994, los recibió con azoro y curiosidad, sin ninguna expresión de rechazo. Bajo los arcos de la alcaldía, que hoy suspendió sus actividades, decenas de ocosinguenses se congregaron para fotografiar con celulares y cámaras la espectacular concentración de encapuchados que colmó el parque como en un juego de Tetris, avanzando entre las jardineras con un orden que parecía coreografía, para subir a la tarima instalada con rapidez desde temprano, levantar el puño y decir, calladamente, aquí estamos. Una vez más.

Publicado enInternacional

La justicia ecuatoriana obliga a Chevron a pagar 19 mil millones de dólares. Y la argentina embarga todos sus bienes. El fin del "juicio del siglo" está más cerca.

 

En un proceso inédito en el mundo, en enero de 2012 la justicia ecuatoriana confirmaba la sentencia emitida un año antes: la petrolera Chevron-Texaco es culpable de haber arrojado millones de toneladas de material tóxico a la selva amazónica y debe pagar una factura de 19,2 mil millones de dólares, la cifra más alta en la historia de las indemnizaciones judiciales. Los abogados de los 30.000 indígenas y campesinos que forman la Asamblea de Afectados por Texaco no tardaron en iniciar los trámites para cobrar el dinero. Pero no en Ecuador, donde la compañía estadounidense hace tiempo que retiró sus activos, sino en Canadá, Brasil, Colombia y Argentina.

 

Fue en este último país donde el trámite dio sus primeros resultados. El 7 de noviembre la justicia argentina decretaba el embargo de todos los activos de la compañía. Una noticia que no ha gustado especialmente a los inversores: la novena petrolera más grande del mundo empezaba el mes de diciembre con fuertes caídas en bolsa. El primer paso para reparar uno de los mayores vertidos tóxicos de la historia ya está dado.

 

El primer barril de petróleo

 

El 27 de junio de 1972, el primer barril de petróleo de la Amazonía ecuatoriana llegaba a Quito, donde era recibido con todos los honores de un jefe de Estado. Acomodado sobre una almohadilla, encima de un tanque, el cortejo avanza hasta el templete del Colegio Militar, en medio de un desfile multitudinario. A los lados de las calles se agolpaban los quiteños que daban la bienvenida a una nueva "era de prosperidad", según la voz nasal del Noticiero Nacional.

 

Cuarenta años después, la región desde donde fue extraído el petróleo que llenó aquel barril es la más pobre de Ecuador. Y la que presenta mayores índices de cáncer de todo el país. El aire huele a gasolina, la tierra huele a gasolina, el agua huele a gasolina.

 

En una cafetería del centro de Lago Agrio, la capital de esta región petrolera, Hermenegildo Criollo nos cuenta el primer encuentro con la Texaco. Criollo había nacido en la comunidad cofán de Dureno. Tiene suficiente edad para acordarse. Los ríos que rodean la aldea proporcionaban agua para beber y pesca en abundancia. Los bosques, animales para cazar y medicinas naturales.

 

Llegaron con helicópteros. "Todo el mundo estaba asustado, en nuestra vida habíamos visto algo así, volando por el aire, y nos escondimos en la selva". Era 1964. Texaco empezaba a levantar la infraestructura del primer pozo, Lago Agrio I. "Fuimos caminando y vimos cinco hectáreas de bosque talado. Ellos nos llamaron para que nos acercáramos allí". En aquellos años no hablaban una palabra de castellano, cuenta Criollo. Mucho menos de inglés. Les dieron tres platos, algo de comida y cuatro cucharas. Ése fue el único pago que recibieron a cambio de centenares de miles de hectáreas.

 

A los pocos días, los cofanes advirtieron un cambio en el ruido que venía de las máquinas. La compañía empezaba a perforar. Una mañana en la orilla del río, muy cerca de la comunidad, apareció una gran mancha negra. —¿Qué es esto? ¿De dónde viene?— dijeron en la comunidad. Ni los mayores ni los chamanes habían visto en sus días un derrame de petróleo.

 

"Ni sabíamos qué era el petróleo", dice Hermenegildo Criollo. Los derrames y los vertidos tóxicos terminaban fluyendo hacia el río que utilizaban los cofanes para beber, para bañarse, para regar sus cultivos, donde bebían los animales. "Movíamos hacia los lados el petróleo y tomábamos el agua de abajo. No sabíamos que el agua estaba contaminada", dice Criollo.

 

"Y entonces empezaron los dolores de estómago, los dolores de cabeza. Nos bañábamos en el río y todo el cuerpo quedaba con sarpullidos. Eran enfermedades que nunca habíamos visto". Su primer hijo falleció con seis meses por problemas de crecimiento. El segundo nació sano, pero las cosas no tardaron en torcerse. "Cuando tenía tres años, ya podía nadar y caminar. Yo lo llevé un día al río. Y el niño, mientras se bañaba, tomó agua contaminada. Cuando llegó a la casa empezó a vomitar. Terminó vomitando sangre. Antes de 24 horas falleció. Dos hijos. Desde ahí yo dije ¿qué puedo hacer, cómo podemos defendernos de las enfermedades que vienen de todos lados?".

 

El caso de la comunidad de Dureno no era aislado. Cuando Texaco abandonó Ecuador en 1992, olvidó llevarse 60,5 millones de litros de petróleo que había derramado en el ecosistema amazónico y 68 mil millones de litros de aguas tóxicas que había vertido en los ríos. Por no hablar de los 235 mil millones de pies cúbicos de gas que había quemado al aire libre. Un desastre ambiental y social solo comparable con los más grandes de la historia: Chernóbil, el derrame del golfo de México, Bophal o el Exxon Valdez. Aunque en este caso no se trató de un accidente, sino de una acción deliberada para ahorrar gastos, tal como determinó la sentencia del juicio.

 

Indígenas y colonos

 

Una de los principales obstáculos para hacer frente a la Texaco era la desconfianza entre los dos principales grupos de afectados por la contaminación: los pueblos indígenas y los colonos, pobladores de la sierra ecuatoriana que habían llegado a la región en busca de trabajo a medida que la Texaco ganaba terreno a la selva.

 

Humberto Piaguaje pertenece al pueblo secoya. Apenas quedan 445 miembros de su cultura milenaria, acechada por los vertidos y los cambios forzados en su forma de vida. "Fue un proceso de construcción bien difícil al inicio", dice. Recuerda cuando Luis Yanza, uno de los primeros líderes de los colonos, empezaba a convocar reuniones: "La gente decía: 'Chuta, ¿cómo nos vamos a unir con los colonizadores? Si ellos también vinieron a destruir nuestra selva". Las orillas del río, de donde obtenían el agua y la pesca, estaban constantemente enfangadas de petróleo. Las enfermedades, para las que no tenían cura, diezmaban la población, ponían al borde de la extinción sus costumbres, su lengua, sus relatos y creencias.

 

"Nosotros nos sentíamos muy solos frente a esto. Pero dijimos: 'no, pues, tenemos que luchar más allá de todo eso, tenemos que enfrentar uniéndonos todos. A pesar de haber tantos conflictos, de no conocer la cultura, de hablar otros idiomas, hicimos el Frente de Defensa de la Amazonía", dice Humberto Piaguaje.

 

Años después, en 2001, la organización se amplió con la creación de la Asamblea de Afectados por la Texaco. Hoy Piaguaje ejerce como subcoordinador legal de esta organización que reúne a 30.000 indígenas y colonos. El objetivo principal de la Asamblea se convirtió en conseguir a través de los tribunales justicia y reparación de todo el daño ambiental y social producido por la Texaco en su 28 años de actividad petrolera.

 

"El juicio del siglo"

 

En 1993, un grupo de abogados, colonos e indígenas ya habían iniciado una demanda en Nueva York contra la Texaco. Pero el juicio fue bloqueado sistemáticamente por el millonario equipo de abogados de la compañía. El principal argumento de la petrolera era que el juicio debería realizarse en Ecuador. "Texaco consideraba que acá la justicia es muy corrupta y podían comprar a los jueces con cualquier centavo", explica Alejandra Almeida, de Acción Ecológica. En 2002, la Texaco conseguía su objetivo: el juicio de Nueva York era trasladado a Ecuador.

 

Pero las cosas no salieron como esperaba la compañía, dice Almeida: "Ellos no contaron con que la movilización iba a estar vigilante todo el tiempo y eso iba a presionar a los jueces para que no se puedan vender. Teniendo ahí cientos y cientos de indígenas a la puerta de la Corte a ningún juez se le va a ocurrir hacer alguna barbaridad. En Ecuador los juicios se ganan en las calles. Con eso no contaba Texaco". Los medios de comunicación empezaron a hablar del "juicio del siglo".

 

El 23 de junio de 2003 se inició el proceso contra la Chevron-Texaco en Lago Agrio. Como ayudante de los abogados que representaban a los 30.000 afectados figuraba un joven llamado Pablo Fajardo. Había nacido en una familia humilde de colonos. Estaba a punto de terminar sus estudios de Derecho a distancia.

 

"Yo estaba asistiendo a dos abogados de Quito muy prestigiosos. Uno vivía en EE UU, otro en Quito, pero se enfermó durante el juicio. Y en 2005 me tocó asumir el juicio a mí. Yo entonces llevaba apenas un año de ser abogado. Frente a mí estaban ocho abogados de Chevron. El que menos tenía 25 años de experiencia", cuenta Pablo Fajardo en su despacho de Lago Agrio. Más de dos habitaciones enteras son necesarias para almacenar todo el material del juicio: 230.000 hojas que recogen los testimonios de los afectados, los análisis sobre el terreno y los datos de 18 años de litigio.

 

El final de "una guerra de 50 años"

 

Es difícil imaginar un juicio más desigual. Desde el inicio del proceso, Chevron ha gastado más de mil millones de dólares en abogados y peritajes. "Nosotros hemos tenido que ir rebuscando hasta el último centavo para seguir en esta batalla. Y no solo esta diferencia es considerable, sino que ellos tienen recursos para manipular cualquier información, para comprar Gobiernos, para sobornar a periodistas, tienen dinero suficiente para manejar el mundo entero", dice Fajardo.

 

Estas diferencias y su inexperiencia como letrado no parecieron ser un obstáculo frente a los abogados de la Chevron-Texaco. Le respaldaba una evidencia de contaminación que la propia empresa no se molestó en negar en ningún momento. A lo sumo, intentó matizar su alcance.

 

Entre 2003 y 2010, el juicio avanzaba sin buenas perspectivas para la multinacional. Su equipo de abogados no dejó de probar ninguna táctica. Primero intentó impugnar el juicio porque la Asamblea de Afectados era un "asociación criminal" dedicada a extorsionar a la compañía. Luego intentó que el juicio volviera a Estados Unidos porque en Ecuador ya no se daban las condiciones para un proceso justo.

 

No funcionó. La presión fuera de los juzgados era constante. Al igual que las marchas a Quito, apoyadas por grupos ecologistas, la confederación indígena de la Amazonía y la confederación indígena de todo Ecuador. También fueron constantes las asambleas masivas, las tomas de la Procuraduría General de la República y las guardias de vigilancia, todas las horas del días, todos los días del año, para impedir contactos indeseados entre los representantes de la empresa y los jueces.

 

Una salida colectiva

 

El 14 de febrero de 2011, la justicia ecuatoriana por fin emitió un fallo. Y lo repitió en enero de 2012: Chevron-Texaco era culpable. Debía pagar 19,2 mil millones de dólares, la indemnización más alta de la historia de la humanidad. Pero los afectados no pensaban convertirse en millonarios rodeados de contaminación y miseria. Los 30.000 demandantes determinaron que el dinero no se iba a repartir individualmente sino de forma colectiva. La mayoría de la indemnización servirá para la reparación ambiental. El resto, para hospitales, escuelas, suministro de agua potable y otras inversiones para el desarrollo de la región.

 

Ahora sólo falta cobrar el dinero, algo que no es sencillo, ya que Chevron no tiene activos en Ecuador. "Tenemos que obligar con la ley a que Chevron pague por el crimen cometido. Allí donde haya activos de Chevron iremos", dice Pablo Fajardo. La justicia argentina ha sido la primera en acceder al reclamo ecuatoriano. Pero será necesario acudir a más países para completar la reparación. Canadá, Brasil y Colombia son algunos de los países donde continuará la lucha por compensar el daño provocado por la Texaco entre 1964 y 1992.

 

Independientemente de lo que ocurra con la indemnización, el juicio ya es "histórico", dice Fajardo. Para este abogado, este proceso no sólo afecta a Chevron, a los demandantes y a la Amazonía. "Lo que está en juego es todo un sistema empresarial que por décadas ha cometido enormes crímenes con total impunidad en América Latina, en África, Asia y en todas partes del mundo. Este juicio puede cambiar las reglas del juego", dice.

 

Pablo Fajardo habla de una "guerra de casi 50 años" en la Amazonía ecuatoriana. Los primeros 28 años fueron una "masacre constante" de Texaco, 28 años en los que estuvo "bombardeando con tóxicos" el aire, el agua, la tierra, la selva. "Los últimos 18 años hemos ido reaccionando poco a poco y hemos podido enfrentar a este poder real. Hasta hace pocos años atrás, la gente en Ecuador y en el mundo pensaba que era imposible que un grupo de indígenas, de campesinos, de gente pobre, de un país 'tercermundista' pueda enfrentar a una empresa poderosa como Chevron. Estamos demostrando que es posible y que se puede hacer, que es posible ir mucho más allá, que se pueden cambiar las cosas, que no son intocables, que ellos no son invencibles".

 

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/global/30000-indigenas-y-campesinos-hicieron-lo-imposible.html

 

Publicado enInternacional

La Paz. La educación alternativa es una respuesta al mundo neoliberal y Bolivia es un “laboratorio maravilloso" que busca responder y salir de la visión capitalista para demostrar que es posible otro camino para mejorar la enseñanza, afirmó Marco Raúl Mejía, asesor pedagógico del Programa Ondas de Colombia.


“Lo que pasa hoy en América Latina como proyecto y búsqueda de caminos alternativos se está produciendo en Bolivia", agregó el colombiano. Reconoció que Bolivia viene haciendo un conjunto de transformaciones profundas que perfilan en una mejor educación.


El experto accedió a una entrevista aprovechando su estadía días atrás con motivo del Tercer Encuentro Internacional de Educación Especial y Alternativa denominado "Metodologías educativas para la transformación y educación", que se desarrolló en la ciudad de La Paz.
Este evento internacional reunió a varios expertos de Bolivia, Colombia, Cuba, España, Panamá, Venezuela y Ecuador para compartir experiencias y debatir sobre las metodologías educativas para la transformación e inclusión. Según el colombiano, encuentros internacionales como el que se desarrolló en Bolivia se constituyen en un instrumento que rompe barreras geográficas, culturales e integra las naciones para la educación inclusiva a través del intercambio de diversas metodologías y experiencias.


Espera que encuentros sobre educación inclusiva se reproduzcan en otros países para continuar en la búsqueda de nuevas alternativas que profundicen la inclusión de la educación alternativa y especial en las sociedades. El asesor pedagógico del programa Ondas de Colombia, expuso las relaciones entre investigaciones como estrategia pedagógica y educación popular y la manera como reta el contexto boliviano para dar respuesta a una educación caracterizada en el proyecto plurinacional de Bolivia.


"Hay que buscar caminos propios, la educación popular nos muestra un diálogo de saberes que nos permiten construir intraculturalidad, además nos muestra el camino de una negociación cultural que nos permite ir a la acción para saber qué es lo que debemos hacer con personas que tengamos diferencia", explicó.


Tensiones aplicables


En la línea del análisis, el experto colombiano consideró que en la tradición de la educación popular que viene de Paulo Freire, actualmente se recoge mediante una serie de "tensiones" que deben ser trabajadas en el contexto boliviano. Una primera tensión es entre lo "universal y lo pluriverso", la manera como el mundo occidental construyó con una lógica y relación de funcionamiento y una organización del mundo es retado hoy desde el concomimiento de la plurinacionalidad boliviana que requiere ser trabajada con características propias.


Una segunda tensión es el "conocimiento y saber" donde considera que se debe encontrar el lugar a las sabidurías ancestrales, a la relación con el pensamiento occidental. "Es decir que hay que encontrar caminos para lograr una escuela y educación que sea capaz de construir lo propio", agregó el colombiano. Una tercera tensión se desarrolla entre lo humano y la naturaleza. Mejía dijo que en esta fase el occidente ha construido un proyecto antropocéntrico, por lo que actualmente "todo este mundo andino y la cultura ancestral nos coloca ante la Madre Tierra como un ser vivo con el que hay que relacionarse de manera diferente". Manifestó que una cuarta tensión, está referida a las cosmovisiones propias de la filosofía del mundo occidental y toda la relación de las cosmogonías referidas a la sabiduría de los habitantes en el territorio.


Analizó que estas tensiones invitan a una reflexión y retan para construir metodologías que desde la negociación cultural, diálogo de saberes y desde la confrontación de saberes permitan construir una dimensión del conocimiento y de las relaciones nuevas que se deben construir en los procesos educativos.


Metodologías de educación popular


De acuerdo con la explicación del experto colombiano, la educación popular ha sido muy rica y prolífica que tiene una infinidad de metodologías, basadas en el diálogo de saberes, confrontación de saberes y la negociación cultural que se han desarrollado en múltiples espacios y actores con comunidades indígenas, sindicalistas, mujeres, afros, jóvenes entre otros. "Hay una experiencia acumulada que podría ser recogida, reorganizada y aplicada a la particularidad boliviana", afirmó.


Para el colombiano, la educación alternativa es todo aquella que intenta construir una propuesta de educación con un horizonte de transformación social y que en alguna medida busca construir una educaciones basadas en el buen vivir de las cosmogonías del mundo andino en Bolivia, pero también existentes en otros mundos nativos.

Publicado enInternacional
Miércoles, 12 Diciembre 2012 06:44

¿Más revolución o error de estrategia?

¿Más revolución o error de estrategia?

Al hilo de la huelga general convocada para mañana por el más importante sindicato tunecino, el autor critica la participación de la izquierda en una falsa polarización binaria (laicismo versus islam) que podría desembocar en una involución fatal. Tesis exportable también a Egipto.

 


Mañana jueves 13 de diciembre Túnez vivirá la segunda huelga general de su historia. La primera, en 1978, bajo Habib Bourguiba, acabó con decenas de muertos en las calles de la capital. La UGTT, fuerza sindical mayoritaria del país y actor siempre decisivo, no llamó a la huelga general contra Ben Ali (sólo dos horas de paro el 12 de enero de 2011) ni contra Mohamed Ghanouchi, el ministro recedista que encabezó el primer gobierno provisional, ni contra Caid Essebsi, el ex-ministro bourguibista que dirigió el país hasta las elecciones del 23 de octubre de 2011, cuando el proceso revolucionario estaba abierto y se podían haber forzado transformaciones estructurales más profundas. Lo hace ahora contra el primer gobierno salido de las urnas y en un contexto de creciente división política y social.

 

La propia excepcionalidad de la convocatoria, y sus resonancias simbólicas, dan buena medida del grado de confrontación al que se ha llegado. ¿Por qué esta huelga? Una vez restablecida la normalidad en Siliana, tras la revuelta reprimida por la policía y el intercambio de acusaciones, el pasado martes 4 de diciembre la celebración del 60 aniversario del asesinato de Farhat Hached, fundador de la UGTT y figura nacional reconocida por todas las fuerzas políticas, acabó en una batalla campal. Aunque distintas versiones, todas muy ideologizadas, contribuyen a oscurecer los hechos, pueden afirmarse sin vacilación al menos dos cosas: que partidarios de Nahda se reunieron con ánimo provocativo delante de la sede sindical, en la plaza de Mohamed Ali, y que los insultos recíprocos derivaron en una violenta reyerta a bastonazos ante la indiferencia de la policía, otras veces tan diligente y fogosa y que en este caso sólo intervino lánguidamente una hora después.

 

Aunque Nahda condenó la violencia y negó toda relación con la concentración islamista, la respuesta de la UGTT y de todos los partidos de la oposición ha sido justamente dura e injustificadamente demagógica. Acusaciones vociferantes respondidas por otras no menos vociferantes -y marchas y contramarchas de repudio y sostén- se han sucedido sobre el fondo de una serie de huelgas regionales de protesta -Gafsa, Sidi Bouzid, Sfax- y han conducido finalmente a la decisión de la dirección ejecutiva del sindicato de llamar a la huelga general. ¿Cuáles son las reivindicaciones? No se trata de denunciar el modelo económico del gobierno ni la entrega de recursos nacionales a las multinacionales extranjeras ni el desprecio político y policial por las demandas sociales de los más desfavorecidos; ni tampoco de apremiar a los diputados de la constituyente a terminar la carta magna y convocar lo antes posible nuevas elecciones. El propósito declarado de la huelga es exigir la persecución judicial de los agresores y la disolución de las Ligas de Defensa de la Revolución, que la oposición identifica con las “milicias” del antiguo régimen y que Nahda considera, al contrario, una garantía contra cualquier tentación de retorno a la dictadura. Podrán considerarse desafortunadas o provocativas, pero lo cierto es que las últimas declaraciones de Rachid Ghanouchi, el lider islamista, no son, como se ve, disparatadas: se trata, sí, de una “huelga política” encaminada a “derrocar al gobierno”.

 

Todas las huelgas son en realidad políticas. La cuestión es preguntarnos de qué política estamos hablando. Al igual que en Egipto, la revolución ecuménica y democrática tunecina llevó al gobierno, a través de elecciones limpias, a un partido islamista contra el que inmediatamente se erizaron, unas veces con razón y otras sin ella, fuerzas muy dispares que, en este frontón cerrado, convergen cada vez más en una oposición homogénea y visceral. Esta polarización, alimentada de manera interesada por ambas partes, ha desembocado, igual que en Egipto, en una división bipolar que impide ver las maniobras entre bastidores. Hasta ahora la UGTT había tratado de jugar un papel de mediación, por encima de los partidos, llamando la atención sobre la necesidad de consensuar la gestión del país en una situación muy frágil en la que ni siquiera se ha establecido todavía el nuevo pacto social y jurídico. Ahora, con su llamada a la huelga general, la UGTT se inclina por la oposición y consolida y legitima una división binaria que no es de ninguna manera evidente que beneficie a la izquierda.

 

Todas las otras divisiones -pobres/ricos, derecha/izquierda- han quedado suspendidas en favor de un conflicto sumario entre dos fuerzas esquemáticas: gobierno y oposición. Cada una de las partes reclama para sí la legitimidad de la revolución y acusa de contrarrevolucionario al adversario. Lo cierto es que la izquierda misma está contribuyendo a trazar esta absurda línea neta, alimentando una serie de asociaciones fraudulentas: así el gobierno se identifica siempre con islam, dictadura, Qatar y EEUU y la oposición, en cambio, por una infantil inversión binaria, con laicismo, democracia y soberanía nacional. Nada menos cierto. No hay que olvidar que del gobierno forman parte otros dos partidos, laicos y “progresistas”, y que, si tienen poco poder o ninguno, pueden al menos forzar su disolución; de hecho Moncef Marzouki, presidente de la república y líder del CPR, ha amenazado con dimitir y retirar a su partido de la coalición gobernante. En cuanto a la oposición, ¿de qué estamos hablando? En estos momentos el grupo más fuerte es sin duda Nidé Tunis, el equivalente de nuestro PP, refugio de los empresarios y políticos de la dictadura, cuyo programa discrepa muy poco del de Nahda en política económica y política exterior. Como prueba de esta peligrosa bipolarización creciente, esta misma semana se han sumado a la coalición derechista el Partido Republicano (el antiguo PDP) y al-Masar (antes Tajdid), los dos partidos “de oposición democrática” con representación en el parlamento de Ben Ali. Más inquietante aún: se han unido asimismo dos partidos de la izquierda marxista, el Partido Socialista de Izquierdas y el Partido del Trabajo Patriótico Democrático. Y si el Frente Popular (con sus doce pequeños partidos de izquierda) mantiene su independencia formal, alimenta también -a veces de manera muy demagógica- esta confrontación frontal llamando al “derrocamiento del régimen” (“isqat al-nitham”). Contra la “dictadura islámica”, como en tiempos de Ben Ali, todo estaría justificado, incluso las alianzas contra natura.

 

Se dirá que la UGTT, la “tercera fuerza” y la decisiva, tiene desde hace un año una dirección renovada, sin islamistas y escorada a la izquierda. Por eso mismo debería seguir siendo por el momento una “tercera fuerza”. Sin constitución, sin justicia transicional, sin depuración de los aparatos policial y judicial, con el sector más pobre de la población en ebullición, pero poco organizado y politizado, ¿la prioridad de la izquierda debe ser derrocar al gobierno de la mayoría electoral? Apoyando esa política de confrontación ciega, ¿la izquierda no contribuye a islamizar el islamismo y a redignificar el bourguibismo y el benalismo? ¿Nos es favorable -a la izquierda- la actual relación de fuerzas? En Túnez no hay una dictadura islámica y es muy improbable que la haya. Pero una involución fatal puede auparse a lomos de ese fantasma. Contra el islamismo, a mi juicio, sólo hay dos alternativas: o una dictadura policial que los convertirá de nuevo en víctimas violentas y de la que será también víctima la izquierda, junto con todos los derechos y principios democráticos conquistados, o una desactivación política a través de un doble proceso mucho más largo: dejar que se deslegitimen gobernando, bajo una presión incesante pero lúcida, y apropiarse poco a poco de sus bases sociales, que son en realidad las de la izquierda. Las buenas estrategias necesitan tiempo -que es el tiempo de las poblaciones mismas-; en esta zona del mundo, ya lo sabemos, los atajos suelen llevar al poder a los que pueden cumplir sus promesas: orden, seguridad, estabilidad, libertad para los negocios.

 

Santiago Alba Rico
Gara

 

Fuente original: http://gara.naiz.info/paperezkoa/20121212/377297/eu/Mas-revolucion-o-error-estrategia

Publicado enInternacional
Mursi modifica el acta constitucional que blinda sus poderes

El presidente egipcio, Mohamed Mursi, aceptó hoy modificar la controvertida acta constitucional que blinda sus poderes, durante una reunión con los asistentes al diálogo nacional, que fue boicoteado por los líderes de la oposición laica. En un paso para tratar de dar una salida a la actual crisis que vive Egipto, los presentes en esta cita decidieron encargar a una comisión que remodele el decreto, promulgado el pasado 22 de noviembre, y trate los artículos en discordia.

 

Este anuncio lo hizo el primer ministro egipcio, Hisham Qandil, en una entrevista con la televisión privada Al Mehuar, en la que instó a los manifestantes a que vuelvan a sus casas porque su mensaje ha sido escuchado.

 

La comisión estará formada por cuatro personas, entre ellas el excandidato presidencial Mohamed Selim al Awa, un islamista moderado, y el político liberal Ayman Nur, presidente del Partido Gad de la Revolución, que asistieron al diálogo. La citada acta constitucional, además de blindar las decisiones de Mursi, declara indisolubles la Cámara Alta del Parlamento y la Asamblea Constituyente, que redactó la nueva Carta Magna, rechazada por la oposición laica.

 

La mayoría de los cuarenta asistentes al diálogo nacional fueron personalidades afines a los islamistas, como los presidentes del partido Al Wasat, Abu Laela Madi, y del salafista Al Nur, Emad Abdel Gafur. También participaron el gran imán de Al Azhar, el jeque Ahmad el Tayeb, y el prestigioso predicador islámico, Amr Jaled, así como el presidente del Partido Liberad y Justicia (PLJ), Mohamed Katatni, la formación que encabezó Mursi hasta asumir la Presidencia.

 

El diálogo se celebró en el Palacio Presidencial en El Cairo, escenario de una acampada de los opositores a Mursi, que ayer protagonizaron una multitudinaria manifestación en esta zona.

 

Si los asistentes no supusieron una sorpresa, los ausentes tampoco. Como ya habían anunciado, el expremio Nobel de la Paz, Mohamed Baradei; el exsecretario general de la Liga Árabe, Amr Musa; y el ex candidato presidencial, Hamdin Sabahi, boicotearon la cita. Estos opositores, agrupados en el "Frente de Salvación Nacional", rechazaron participar en el diálogo, que hoy de nuevo lo condicionaron a que se cancele la declaración constitucional y la convocatoria del referéndum sobre la nueva Carta Magna.

 

Uno de los dirigentes del Frente, Mohamed Abulgar, dijo que la coalición está dispuesta a "un dialogo serio y positivo, no bajo amenazas" e instó a todos los jóvenes egipcios a manifestarse pacíficamente hasta conseguir las demandas de las fuerzas opositoras

 

La tensión entre las distintas fuerzas egipcias, que ha derivado en violentos enfrentamientos, ha aumentado desde que Mursi blindara sus poderes ante la justicia con este decreto y convocara recientemente el referéndum sobre la nueva Constitución.

 

El pasado miércoles, al menos seis personas murieron y centenares resultaron heridas en choques entre partidarios y detractores de Mursi en torno al palacio presidencial, mientras que en estas semanas han sido atacadas numerosas sedes del grupo islamista de los Hermanos Musulmanes.

 

La Coalición Islamista de Egipto -integrada por los Hermanos Musulmanes y los grupos salafistas- rechazó hoy cualquier retraso en el plebiscito y alertó sobre "los intentos de derrocar al presidente elegido democráticamente y al Gobierno legítimo". En un comunicado, esta plataforma subrayó que el plebiscito tiene que celebrarse en su fecha "sin modificación ni retraso", porque la consulta popular es "un paso en el camino hacia la estabilidad y la construcción de las instituciones del Estado".

 

En la misma línea, el guía espiritual de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, advirtió a la oposición de que defenderán la legitimidad de Mursi, después de que estos la rechazaran debido a las últimas decisiones del mandatario. "¿Es lógico que salgan a la calle para pedir la caída del presidente? Nosotros defenderemos la legitimidad cueste lo que cueste", subrayó Badía.

 

Ante los últimos conatos de violencia, las Fuerzas Armadas instaron hoy al diálogo, que calificaron del "mejor y único método para llegar a un consenso y lograr los intereses supremos del país y los ciudadanos". "Lo contrario nos introduce en un oscuro túnel cuyo resultado será trágico, y eso es algo que no permitiremos", dijo el Ejército en un comunicado, en el que afirmaron que "la continuación de la crisis no beneficiará a ninguna parte".

 

EFEEl Cairo08/12/2012 23:39 Actualizado: 08/12/2012 23:56

Publicado enInternacional