Se cumplen 15 años de los atentados en Estados Unidos

Los dos rayos de luz que brotan de la zona cero hacia el infinito, marcando las ausentes Torres Gemelas, se ven a unos 100 kilómetros de distancia. Por decimoquinta ocasión se realizará un acto ante el monumento al 11 de septiembre de 2001, se tomarán turnos para la lectura de los nombres de los casi 3 mil muertos, ondearán banderas y habrá momentos de silencio. Inmediatamente después, quienes deseen continuar con la normalidad, podrán ir de shopping al nuevo mall, recién inaugurado, justo al lado y debajo de esta supuesta tierra sagrada.

Esta fecha y sitio marcan el comienzo de la aparentemente infinita "guerra contra el terrorismo", proclamada por el gobierno de Estados Unidos, la cual incluye un frente interno y otro mundial, en el que el mensaje oficial es: "Si ves algo, di algo", en la que todo es sospechoso, en la cual, en nombre de la seguridad y defensa de la libertad, se han sacrificado ambas cosas.

La estrategia de seguridad

"Después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 nuestro gobierno llevó a cabo políticas sistemáticas de tortura, asesinato, detenciones sin límite, vigilancia masiva y discriminación religiosa. Violó la ley, erosionó muchos de nuestros valores más preciados y nos hizo menos libres y seguros", resume la American Civil Liberties Union (ACLU), una de las principales organizaciones nacionales de defensa de los derechos civiles. Señala que aunque la tortura y la práctica de "rendición extraordinaria" ya no son llevadas a cabo oficialmente, casi todas las demás políticas permanecen como elementos básicos de la estrategia de seguridad nacional del país.

Desde que se inician las guerras más largas de la historia de este país en Afganistán e Irak, los casi 3 mil muertos en los atentados del 11-S están ahora acompañados por más de un millón de otros seres humanos en Irak y Afganistán que han caído en nombre de la cruzada "antiterrorista". Que la guerra contra Irak fue justificada con mentiras y engaños y es considerada ahora uno de los peores desastres de política internacional, cuyas secuelas siguen retumbando por todo Medio Oriente, se acepta generalmente, pero todo continúa. Por ejemplo, ambos candidatos presidenciales califican esa guerra de "error" y hablan de cómo procederán, prolongando y hasta ampliándola.

Desde el empiezo de una guerra abierta y otra clandestina en el ámbito internacional, el gobierno estadunidense violó repetidamente el derecho internacional, incluyendo las convenciones de Ginebra. Invadió Irak sin aprobación de la Organización de Naciones Unidas y lanzó operaciones secretas, que incluían el secuestro de sospechosos y su detención en sitios negros en varios países; el uso extenso de la tortura por la CIA y la "rendición extraordinaria" al entregarlos a otras naciones para martirizarlos al servicio de Estados Unidos; abrir un campo de concentración en Guantánamo para detener indefinidamente y privar de derechos fundamentales a "combatientes enemigos", y, por otro lado, repetidas intervenciones de fuerzas especiales en varios países sin autorización –algo que sigue hoy día.

Mientras se da lectura a los 2 mil 753 nombres de las víctimas del atentado contra las Torres Gemelas, 184 en el Pentágono y 40 en Pennsylvania, nadie conoce los nombres, ni el número preciso, de las víctimas de la "guerra contra el terror".

Un cálculo en 2015, elaborado por Physicians for Social Responsability, Physcians for Global Survival e International Physicians for the Prevention of Nuclear War (Premio Nobel), concluye que después de 10 años de la "guerra contra el terror" por lo menos 1.3 millones de seres humanos han perdido la vida en Irak, Afganistán y Pakistán (el número es 10 veces más de los cálculos manejados comúnmente a escala oficial y por los medios de información.

Los costos también se registran con los 3 millones de desplazados en Irak, más las secuelas de esta guerra que todos tienen a la vista hoy día en imágines como la de un bebé muerto en una playa o la de un niño de cinco años sacado de los escombros, en las noticias de los flujos masivos de millones de refugiados por el desastre vinculado con la llamada "guerra contra el terror".

En la nueva fase de la guerra, los ataques son realizados en gran parte a control remoto, a través de drones. Según el Bureau of Investigative Journalism, en Inglaterra, el número mínimo de muertes civiles por ataques con drones en Pakistán, Afganistán, Yemen y Somalia es de 4 mil 599; al menos 184 víctimas son niños (https://www.thebureauinvestigates.com).

El proyecto Airwars (https://airwars.org) intenta monitorear el número de ataques aéreos de todo tipo en la guerra contra el Estado Islámico en Irak, Siria y Libia. Sus datos más recientes: 14 mil 908 en Irak y Siria en los pasados 764 días, con 52 mil 328 bombas y misiles arrojados, y un mínimo de mil 592 civiles fallecidos.

En el frente interno, a partir del 11-S se ha conformado un aparato de "seguridad nacional" sin precedente, incluyendo la creación del Departamento de Seguridad Interna –ahora la agencia gubernamental más grande– y la ampliación de poderes de múltiples dependencias federales, estatales y locales que tienen que ver con la seguridad de todo tipo, desde la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), donde trabajaba Edward Snowden; hasta la CIA, la FBI, la DEA y policías locales.

La disidencia y oposición a la "guerra contra el terror" también han sido constantes y, a veces, suprimidas o criticadas bajo el nuevo esquema antiterrorista. Poco después del 11-S, con el gobierno de George W. Bush preparando la invasión a Irak (país que, vale recordar, no tuvo ningún vínculo con los atentados), surgió uno de los movimientos antiguerra más grandes en los tiempos modernos de Estados Unidos, con una de sus consignas más comúnes: "No en nuestro nombre", proveniente de algunas familias de víctimas de las Torres Gemelas, las cuales exigían que no se usara esa tragedia para justificar otra.

A la vez, agrupaciones de defensores de derechos constitucionales y libertades civiles, como el ACLU, el Centro por los Derechos Constitucionales y el Gremio Nacional de Abogados, se manifestaron y enfrentaron en las calles y tribunales la Ley Patriota y cientos de medidas y autorizaciones ejecutivas para permitir el espionaje masivo sin autorización judicial, las infiltraciones de movimientos disidentes y la detención de miles de musulmanes dentro del país. Otros batallan hasta hoy contra la ola antimigrante que se desata cuando políticos y otros (hoy día, Trump y sus aliados) caracterizan a los indocumentados y otros extranjeros como "amenaza a la seguridad nacional".

El gasto total de la "guerra contra el terror" es difícil de calcular. Sólo las operaciones militares, según estimaciones del Servicio de Investigaciones del Congreso (CRS), ascienden a 1.5 billones de 2001 a 2015 (eso es, como 14 millones de dólares la hora). Un nuevo informe del Proyecto de Costos de la Guerra, de la Universidad Brown, pone la cifra total en 4.79 billones, incluyendo los gastos en Irak, Pakistán, Siria y Afganistán como en el frente interno a través del Departamento de Seguridad Interna y otros (https://www.brown.edu/web/documents/ nosearch/2016CostsofWar.pdf).

Las tiendas de lujo, bajo la zona cero, decidieron no abrir hasta la tarde en este aniversario del 11-S para respetar los actos oficiales. Después todos podrán volver a la normalidad. El 12 de septiembre de 2001 el entonces alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, aconsejó a los ciudadanos que volvieran a sus actividades de "día normal" y tomaran esa fecha como una oportunidad de go shopping.

Publicado enInternacional
El Congreso de EE UU aprueba la ley que permite denunciar a Arabia Saudí por el 11-S

El presidente Obama quiere vetar la medida, adoptada en vísperas del aniversario de los atentados de 2001

El Congreso de Estados Unidos ha aprobado este viernes una ley que permitirá a las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001 denunciar ante los tribunales a Arabia Saudí por sus supuestos vínculos terroristas. El presidente Barack Obama ha prometido vetar la ley, que cuenta con el apoyo mayoritario de demócratas y republicanos.


La Cámara de Representantes ratificó el texto, aprobado el pasado mayo por unanimidad en el Senado, en una fecha simbólica: dos días antes del 15 aniversario de los atentados con aviones contra Washington y Nueva York, en los que murieron unas tres mil personas. La ley limita la inmunidad de un estado o de funcionarios de un estado extranjeros ante daños causados en actos de terrorismo internacional. También autoriza a los tribunales estadounidenses a procesar a personas que cometan o conspiren contra un ciudadano de EE UU.


Los oponentes de la ley, entre ellos la Casa Blanca, temen que esta acabe dañando las relaciones con Arabia Saudí, un socio esencial, aunque difícil, de EE UU en Próximo Oriente. Arabia Saudí ha amenazado con represalias financieras si la ley se aprueba. Otro peligro es que, en respuesta a esta ley, funcionarios estadounidenses pierdan su inmunidad en el extranjero. La iniciativa refleja las tensiones crecientes en la relación entre Washington y Riad. El apoyo bipartido demuestra que en Washington la alianza con Arabia Saudí ha dejado de ser un dogma incuestionable.


La ley no cita específicamente a Arabia Saudí, pero sus promotores, entre ellos familias de víctimas del 11-S, la han defendido con este país en mente. 15 de los 19 terroristas que el 11-S secuestraron cuatro aviones en EE UU eran ciudadanos saudíes. Los familiares creen que los tribunales pueden ayudar a investigar los posibles vínculos entre los terroristas y Arabia Saudí. Un informe desclasificado en julio determinó que algunos terroristas tuvieron contacto con personas que “podrían estar conectadas” con el gobierno saudí, pero admitió que estos vínculos no habían podido demostrarse de forma independiente.


El presidente puede vetar las leyes del Congreso, pero el propio Congreso puede desactivar el veto con dos tercios de votos en ambas cámaras. Desde que Obama en 2009 llegó a la Casa Blanca, el Congreso no ha logrado desactivar ningún veto. No está claro que los legisladores demócratas, en los cinco meses de presidencia que quedan, estén dispuestos a desautorizar a Obama con un voto mayoritario en contra. 

Publicado enInternacional
"La aviación militar rusa en Irán cambia el equilibrio de fuerzas en Oriente Medio"

Según los expertos, el uso de la base iraní por las Fuerzas Espaciales rusas refuerza la coalición formada por Moscú, Damasco, Bagdad y Teherán.

 

El permiso de Irán a Moscú para el despliegue de la aviación militar rusa desde la base aérea de Hamadán en plena lucha contra el Estado Islámico (EI) en Siria ha cambiado el balance de fuerzas en Oriente Medio, según opinan los expertos citados por TASS.


El uso de la base de Hamadán por parte de las Fuerzas Espaciales rusas refuerza a la coalición antiterrorista integrada por Moscú, Damasco, Bagdad y Teherán, estima el presidente de la Academia de Asuntos Geopolíticos, el general Leonid Ivashov. "El acuerdo alcanzado eleva las relaciones entre Moscú y Teherán hasta el nivel de la colaboración estratégica", señala. "Rusia e Irán son los participantes más activos y reales en la lucha contra los terroristas del Estado Islámico", destaca.


Por su parte, el presidente del Instituto de Oriente Medio, Evguéniy Satanóvskiy, cree que la coalición de estos cuatro países "se formó en teoría" hace un año al establecerse en Bagdad un centro de coordinación e información para la lucha contra el EI. Coincidiendo con Ivashov, Satanóvskiy subraya que "el acuerdo de Moscú y Teherán para que las Fuerzas Aéreas Espaciales de Rusia utilicen el aeródromo de Hamadán fortalece la coalición".


Ambos expertos subrayan la importancia de las fuerzas terrestres en los combates contra los yihadistas. Ivashov destaca que el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica iraní está luchando contra los terroristas en los accesos a Alepo. Satánovskiy subraya el importante papel que desempeñan los militares iraníes en las operaciones terrestres.


La reacción de Washington


En una conversación con el ministro de Exteriores de Rusia Serguéi Lavrov, el secretario de Estado de EE.UU. John Kerry ha expresado su preocupación por el uso de la base militar iraní por parte de Rusia en los bombardeos contra los terroristas en Siria. Según el portavoz del Departamento de Estado estadounidense, Mark Toner, la información recibida por Washington sobre la materia es "desafortunada pero no inesperada".


Satanóvskiy explica la reacción de EE.UU. porque no hay precedentes de que Teherán haya dado a un Estado la oportunidad de operar desde un aeropuerto iraní. "Rusia ha hecho algo impensable para cualquier otro país", manifiesta el orientalista. A su juicio, "la presencia de las Fuerzas Espaciales rusas en Irán es un factor de estabilidad regional".
No hay ningún motivo para sospechar que Rusia viola las resoluciones del Consejo de la Seguridad


El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha asegurado que no existe ningún motivo para sospechar que su país viola las resoluciones del Consejo de la Seguridad de la ONU. De este modo, el diplomático ruso ha aclarado que "no se trata de suministros de aviones de combate a Irán", sino de que el Ejército ruso también emplea la base de Hamadán para realizar su operativo en Siria.


Durante una rueda de prensa, Serguéi Lavrov ha subrayado que "si alguien quiere analizar en profundidad las restricciones vigentes para el comercio con Irán" tendrá que averiguar "cómo fueron enviadas enormes cantidades de dinero en efectivo desde EE.UU. a Irán y cómo se realizaron esas transacciones bancarias, que están completamente prohibidas por la legislación norteamericana".

Publicado: 19 ago 2016 06:12 GMT | Última actualización: 19 ago 2016 06:12 GMT

Publicado enInternacional
¿Quién fundó a los yihadistas: los Bush, los Clinton u Obama?: Operación Ciclón de la CIA

La perturbadora imputación de Donald Trump de que Obama es el "fundador" de los yihadistas de Isis/Daesh ha causado tremendo revuelo tanto en Estados Unidos (EU) como en el resto del mundo (http://goo.gl/7yFf7p).

Ya Trump había acusado sin rubor a Obama y a su entonces secretaria de Estado, Hillary, de estar detrás de la proliferación yihadista (http://goo.gl/ggJvEn).

El mismo presidente ruso, Vlady Putin, había indiciado a EU de encontrarse detrás del irredentismo yihadista (http://goo.gl/I1kn6D).

Debido a la conmoción, el mismo Trump se desdijo para comentar que sus declaraciones eran producto del "sarcasmo", para volver a la carga un día después y reiterar sus graves cuan temerarias imputaciones que sus seguidores, que conforman un mínimo de 40 por ciento del electorado, creen a pie juntillas (http://goo.gl/DgmSLv).

Pero, ¿quién realmente fundó a los yihadistas?

La clave primigenia se encuentra en la Operación Ciclón de la CIA, cuando el 3 de julio de 1979 el presidente Carter autorizó en forma "secreta" 500 millones de dólares para crear, a instancias de Zbigniew Brzezinski, su asesor de Seguridad Nacional, un movimiento de guerrilleros islámicos en Afganistán/Pakistán con el fin de desestabilizar y empantanar a la URSS.

La CIA fue encargada de la Operación Ciclón, que financió y armó a los guerrilleros de la Yihad, los legendarios mujahidines de 1979: antecesores de sus hijos y nietos yihadistas hasta 2016 (http://goo.gl/g7nggB).

Brzezinski confesó a la revista francesa Le Nouvel Observateur que el objetivo de Operación Ciclón era “inducir a una intervención militar soviética (http://goo.gl/6gtg0l)”: el "día que los soviéticos oficialmente cruzaron la frontera [de Afganistán] le escribí al presidente Carter: ahora tenemos la oportunidad de propinarle a la URSS su guerra de Vietnam".

La URSS había intervenido para apoyar al régimen filomarxista de la República Democrática de Afganistán y, desde el vecino Pakistán, el general Muhammad Zia-ul-Haq coordinó, con la bendición de la CIA, a los mujahidines durante la década de los 80.

A propósito, Zia-ul-Haq, quien mandó ejecutar al premier Zulfikar Alí Bhutto después de haberlo depuesto en un golpe militar, murió en un extraño atentado aéreo y se llevó todos sus secretos al paraíso. ¿Para borrar rastros y rostros?

El financiamiento de Operación Ciclón por la CIA es considerado el más costoso y de mayor duración por EU: continuó 10 años después de su arranque durante la guerra civil en Afganistán de cuatro años entre las fuerzas de Mohamed Najibullah, de la República Democrática de Afganistán, y los mujahidines glorificados por el montaje hollywoodense del superhéroe Rambo.

Los célebres servicios de espionaje de Pakistán (ISI, por sus siglas en inglés) lubricaron la intermediación de fondos, armas y entrenamiento militar para los mujahidines, en los que contribuyeron el espionaje británico MI6 y los Servicios Aéreos Especiales de Gran Bretaña.

El espionaje paquistaní ISI entrenó a más de 100 mil (¡supersic!) mujahidines. Desde el ISI, servicio de espionaje de Pakistán, hasta los caleidoscópicos yihadistas de Isis transcurrieron dos generaciones de la transmogrificación cocinada por la CIA y su alquimia de monstruos.

Los soviéticos abandonaron Afganistán, donde sufrieron 14 mil muertos y más de 50 mil heridos, el 15 de febrero de 1989, lo cual desembocó en la caída del muro de Berlín y el colapso de la URSS.

Nolan Kraszkiewicz y David Edger, de la Universidad de Oklahoma, evalúan la Operación Ciclón (1979-89), que "desempeñó en forma magnífica (¡supersic!) los objetivos de EU": drenar las finanzas y acabar con la URSS como "superpotencia". Pero con una consecuencia "inesperada": "EU dejó el terreno y la infraestructura para sus nuevos enemigos, los talibanes, quienes dieron refugio seguro a Al Qaeda", lo cual desembocó en el 11-S (http://goo.gl/rjDJO2).

Ante la metástasis incoercible de los mujahidines, la entonces primera ministra de Pakistán, Benazir Bhutto, advirtió a Daddy Bush: "están creando un Frankenstein" y que, según Evan Thomas, de la revista Newsweek, era “la ruta al 11 de septiembre (http://goo.gl/qOx8Rd)”, la cual, por cierto, había previsto tres años antes nada menos que el entonces superespía Vladimir Putin (https://goo.gl/hZXXV1).

Juan Cole, uno de los máximos arabistas de EU, contesta los alegatos de Trump: "No, Obama no fundó Isis, señor Trump: fue el Partido Republicano", ya que el "Republicano" George W. Bush "creó Daesh/Isis".

Cole remata: “Abu Musa al-Zarqawi, operador de Al-Qaeda en Irak durante la segunda guerra del Golfo, fundó Isis de los escombros de su organización mucho antes de que Obama fuera presidente (http://goo.gl/sCQbwm)”.

Cole está más atento a defender a Obama que a investigar e ir hasta las raíces del yihadismo desde la Operación Ciclón de la CIA eterna.

Obama no fundó a los yihadistas de Isis/Daesh –genuina transmogrificación y gratificación de la dupla Carter/Brzezinski–, pero los dejó renacer y proliferar en forma deliberada, en coordinación con Hillary Clinton, su anterior y polémica secretaria de Estado, desde los rescoldos de sus abuelos y padres genealógicos: los mujahidines del binomio Afganistán/Pakistán de hace 37 años.

Carter, Reagan, los dos Bush ( Daddy y Baby), los dos Clinton (Bill y Hillary) y Obama, productos del bipartidismo imperante en EU (partidos Demócrata y Republicano) por igual, mantuvieron a conveniencia la llama votiva del terrorismo islámico: desde los mujahidines hasta sus hijos y nietos yihadistas, debido a propósitos geoestratégicos de EU, con el fin de socavar las entrañas musulmanas de las tres superpotencias euroasiáticas: ayer la URSS, hoy Rusia, al unísono de los dos rivales geoeconómicos de Washington: China e India.

Treinta y siete años después de la eclosión de los mujahidines, The New York Times admite que “la CIA apoya a los rebeldes sirios en la guerra de encargo de EU (http://goo.gl/m2to2l)”: ¡hijos y nietos yihadistas posmodernos!

Lo destacable es que Obama se jacta de que los yihadistas “serán derrotados inevitablemente, pero conservarán sus redes (https://goo.gl/Mto0o4)”.

¿No se pueden, acaso, desmantelar las "redes" yihadistas?

¿Significa que EU mantendrá la incubación del terrorismo islámico por tiempo indefinido como espada de Damocles contra las entrañas mahometanas del RIC (Rusia, India y China) conforme convenga a sus intereses geoestratégicos en Eurasia?

El inexorable tiempo concedió la razón histórica a la ex premier Benazir Bhutto, también asesinada e hija del ejecutado primer Zulfikar Alí, sobre el "Frankenstein" que creó la CIA.

Tal "Frankenstein" epitomiza un programa estructurado desde Carter en 1979 mediante la Operación Ciclón, pasando secuencialmente por Reagan/los Clinton/los Bush, hasta ahora con Obama después de 37 años y que no ha variado en su esencia geoestratégica: descarrilar a Rusia –incluyendo las entrañas islámicas de China e India, dependiendo de cómo se comporten frente a los intereses geoeconómicos y geofinancieros de EU– con los yihadistas de Isis, como ayer lo hicieron sus abuelos y padres mujahidines de ISI con la URSS.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Sábado, 06 Agosto 2016 08:23

La mutación de los estados

La mutación de los estados
Con la excusa del terrorismo, los estados-nación europeos parecen encaminarse a un cierre autoritario, como si se prepararan para la guerra contra un doble enemigo exterior-interior. La Francia que fue paradigma de las libertades parece ser la más empeñada en esta fatídica carrera.

 

 

Aunque la atención europea está focalizada en los sucesos posgolpe en Turquía, donde el presidente Recep Tayyip Erdogan ha realizado una fenomenal purga en la administración– con miles de detenidos y decenas de miles de despedidos de sus empleos– y establecido el control estricto de los medios de comunicación, algo muy grave está sucediendo en algunos de los socios decisivos en la Unión Europea, como Francia.

 

En el país que fue símbolo de las libertades, el gobierno de François Hollande implantó el estado de emergencia en noviembre de 2015, a raíz de los atentados terroristas de ese mes en París, y el parlamento decidió prorrogarlo hasta enero de 2017 luego del atentado en Niza. En suma, más de un año ininterrumpido bajo el estado de excepción no puede sino tener consecuencias de largo plazo en la sociedad francesa, pero sobre todo en el papel del Estado como regulador de las relaciones entre los ciudadanos y las instituciones.

 

En diversos países de la Unión Europea se han tomado medidas contra los inmigrantes, desde vallas como las instaladas en la parte africana de España hasta campos de internamiento para ilegales en Italia; así como campamentos rigurosamente vigilados en el norte de Francia. Sin embargo, ahora estamos ante algo nuevo: medidas que limitan permanentemente las libertades del conjunto de los ciudadanos.

 

El clima general auspicia, fuera de dudas, el autoritarismo dentro de fronteras. Europa vive en shock permanente desde el golpe que derribó al presidente de Ucrania Víctor Yanukovych –en febrero de 2014– y la ofensiva anti-rusa diagramada por Estados Unidos y seguida sin chistar por la UE. Luego fue la crisis de los emigrantes sirios y más recientemente el “Brexit” y la sucesión de atentados terroristas. En ciernes aparece una crisis financiera con epicentro en Italia, que puede terminar de minar el proceso de integración.

 

TENDENCIAS OPUESTAS.

 

En una carta abierta a los líderes europeos, los cuadros del Laboratorio Europeo de Anticipación Política (Leap) acaban de señalar que la respuesta al “Brexit” y la parálisis de la Unión debe ser un “golpe democrático” que ponga en primer lugar un salto cualitativo democratizador que resumen en “liberar a los ciudadanos de sus prisiones nacionales”, y que resuelva algunas cuestiones como la paz social, la financiación de infraestructuras, hospitales y escuelas “que solían ser el orgullo de nuestro continente”, la transición energética y, en el plano exterior, “la disminución de las enormes tensiones geopolíticas” con Rusia, Turquía y también con Estados Unidos.

 

Sin embargo, la primera reac¬ción de las cúpulas ante el “Brexit” y los atentados es atrincherarse convirtiendo a Europa en una suerte de fortaleza. En una reciente gira por el continente, Hollande promovió una cooperación más estrecha en materia de defensa “ahora que los votantes británicos han decidido abandonar la Unión Europea”, ya que Gran Bretaña se oponía a crear un ejército común. De cara a la cumbre de Bratislava en setiembre, donde se espera relanzar la UE, el presidente francés propone colocar en el primer lugar de la agenda “una iniciativa para reforzar la defensa europea”, en colaboración con Alemania (EurActiv, 20-VII-16).
En el mismo sentido, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo meses atrás que “la Unión Europea necesita su propio ejército para hacer frente a Rusia y otras amenazas, así como para restaurar la posición del bloque en todo el mundo”. La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, defiende que el ejército pueda actuar en el país para apoyar a la policía, pese a que la Constitución lo prohíbe, en casos de alarma interna grave o de ataque terrorista. La ministra presentó a mediados de julio su Libro blanco de política de seguridad, en el que aboga por abrir la posibilidad de que el ejército intervenga en operativos antiterroristas en el interior del país, cuestión hasta ahora reservada a la policía (Página 12, 2-VIII-16).

 

Son, como puede verse, propuestas opuestas e incompatibles. No hay diálogo entre las diversas tendencias. Más aun porque, como señala Ignacio Ramonet, director de la edición española de Le Monde Diplomatique, la lucha contra el terrorismo autoriza “todas las medidas autoritarias y todos los excesos, incluso una versión moderna del ‘autoritarismo democrático’ que tomaría como blanco, más allá de las organizaciones terroristas en sí mismas, a todos los que se opongan a las políticas globalizadoras y neoliberales” (Público, 1-VIII-16).

 

Ramonet advierte contra “peligrosos resbalones y atentados a las principales libertades y derechos humanos”, que estarían indicando que estamos entrando “en un nuevo período de la historia contemporánea, donde volvería a ser posible aportar soluciones autoritarias a problemas políticos...”.

 

¿UN ESTADO PARA LA GUERRA?

 

Tras los atentados de noviembre, Hollande propuso una reforma constitucional que preveía básicamente dos puntos: la retirada de la nacionalidad francesa a las personas binacionales condenadas por terrorismo, y las condiciones para decretar el estado de emergencia. La propuesta levantó fuerte rechazo incluso en el parlamento, lo que llevó al presidente a retirar la propuesta a fines de marzo.

 

Sin embargo, el hecho de vivir más de un año bajo el estado de emergencia implica habituar a la población a medidas que restringen el movimiento de personas, permiten allanamientos y arrestos domiciliarios, así como el acceso a datos informáticos y de teléfonos móviles. Tras los ataques de noviembre el presidente llamó a la movilización de reservistas y dijo que los franceses que lo deseen pueden integrarse a las diferentes fuerzas de seguridad en vistas a construir una guardia nacional, medida que concretó el 28 de julio.

 

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, indicó que más de 250 mil voluntarios se habían presentado al llamado, mientras Defensa prevé aumentar el número de reservistas de los 28 mil actuales a 40 mil en 2019. En los hechos, varias ciudades de Francia están siendo patrulladas por efectivos militares, de forma permanente mientras dure el estado de emergencia: 5 mil soldados en París después de los atentados; 60 mil en todo el país durante las navidades pasadas; uniformados en las playas durante el verano.

 

El presidente hizo diversos anuncios que promueven, de hecho, la militarización: desde la reinstalación de un servicio militar voluntario hasta el aumento del presupuesto de seguridad y defensa, pasando por una compensación económica a los 10 mil soldados que forman parte del operativo antiterrorista desplegado desde el año pasado en lugares públicos.

 

El filósofo y activista italiano Franco “Bifo” Berardi recuerda que hasta The Economist, una de las publicaciones más favorables a la globalización y el neoliberalismo, sostiene que “el ‘Brexit’ amenaza con convertirse sólo en el comienzo de una descomposición de la globalización y de la prosperidad que ésta ha creado”. La publicación enfatiza que mientras el producto interno bruto de Estados Unidos creció un 14 por ciento, los salarios medios sólo aumentaron un 2 por ciento. Mucha gente está enojada, y el “Brexit”, así como el fenómeno Donald Trump, son sus respuestas.

 

Pero Bifo apunta a otras consecuencias menos visibles y más inquietantes. La cumbre de la Otan en Varsovia, en julio, tomó decisiones “que pueden llevar a Europa al borde de un abismo militar. Después de haber desplegado 25 mil soldados en el ejercicio Anaconda, en Polonia, ahora la Otan decide alinear tropas de forma permanente en los países bálticos, en una zona en la cual la más pequeña provocación podría dar lugar a dos resultados: la confrontación militar con la Rusia de Putin o la desintegración de la Otan” (El Diario, 22-VII-16).

 

Si es cierto, como apunta el filósofo, que “la democracia es un instrumento mutilado, carente de eficacia y credibilidad”, la responsabilidad no puede atribuirse al yihadismo sino a un sistema político económico que ha entronizado al capital financiero que, por definición, es un poder fuera de control.

Publicado enInternacional
El papa Francisco defiende al islam y fustiga el terrorismo de los yihadistas y del dinero
En su vuelo de regreso de Polonia la última semana de julio, el Papa, jesuita argentino, Francisco condenó la falsa sinonimia entre islam y terrorismo: "Identificar al Islam con la violencia ni es justo, ni es cierto".

 

Afirmó que "casi todas las religiones" tienen un "pequeño grupo de fundamentalistas" que incluyen a los "católicos".

 

La condena vino un día después del execrable degollamiento del prelado católico Hamel en un altar, ante dos monjas, por dos jóvenes yihadistas salafistas en Normandía (Francia), que ultrajó al mundo católico de mil 200 millones, en particular, y al mundo cristiano de 2 mil 200 millones, en general (30 por ciento del planeta).

 

La comunidad musulmana de Francia rechazó enterrar al asesino yihadista del prelado católico francés debido a que “mancilló al islam (https://goo.gl/OTLsJu)”.

 

En referencia a los yihadistas salafistas de ISIS/Daesh, el Papa aseveró que "se presentan con una violenta carta de identidad, pero eso no es el islam" sobre el que ha hablado con varios imames (prelados religiosos musulmanes): “Sé cómo piensan y están buscando la paz (http://goo.gl/5VRB0H)”.

 

A finales de noviembre de 2014, el Papa, en su regreso de una visita a Turquía, hizo un llamado a los líderes musulmanes con el fin de emitir una "condena global del terrorismo" para que ayude a desvanecer este estereotipo (http://goo.gl/fiKo2o).

 

En Turquía, el Papa comentó que los musulmanes se sentían ofendidos por muchos en Occidente quienes en forma automática igualan el islam con el terrorismo.

 

A mi juicio, es el "diálogo de civilizaciones", acompasado del ecumenismo –en lugar de su "choque" pregonado por Samuel Huntington (http://goo.gl/H4fPVo) y aplicado contra el RIC (Rusia, India y China) por el plan Brzezinski (http://goo.gl/3RAzLp)–, lo que, en esta fase caótica, podrá salvar al mundo de las atrocidades de las medievales guerras teológicas.

 

Y el ejemplo provino justamente de Francia, en la cercanía de la iglesia Saint-Etienne-du-Rouvray, donde fue degollado Jacques Hamel, de 85 años: desde la catedral de Ruan, que celebró una misa en su memoria, donde “musulmanes y católicos rezaron en forma conjunta (http://goo.gl/CpVN35)”.

 

Fue en la bella catedral gótica del siglo XIII de Ruan donde se inspiró el genial pintor impresionista Claude Monet.

 

Un rotativo cercano a los chiítas en el Líbano –mosaico de 18 sectas religiosas pluralistas donde el degollamiento del prelado francés causó ultraje y estupor– dio vuelo a la ceremonia ecuménica de la catedral de Ruan “donde varios musulmanes se sentaron en las bancadas rostrales frente al altar. Entre los feligreses se encontraba una de las monjas que fue brevemente capturada como rehén en la iglesia donde Hamel fue asesinado. La monja se volteó con sus colegas católicos para saludar o abrazar a los musulmanes que acudieron al servicio (http://goo.gl/pQxniC)”.

 

Según el rotativo chiíta libanés, "en la icónica catedral de Nuestra Señora de París, Dalil Boubakeur, rector de la mezquita de París, dijo en forma repetida que los musulmanes desean vivir en paz".

 

Hoy Francia atraviesa por una situación muy delicada, donde 10 por ciento son ciudadanos musulmanes y pende la espada de Damocles de su extrema derecha que puede desembocar en una guerra civil (http://goo.gl/zDYs9u).

 

Las declaraciones del Papa son valientes, debido a que uno de los objetivos del yihadismo global es asesinarlo en el Vaticano.

 

El pontífice comentó que las causas primarias del terrorismo son “la injusticia social y la idolatría del dinero (http://goo.gl/WzgPYy)” y que en "casi en todas las religiones existe siempre un grupo fundamentalista", que incluye al catolicismo que preside: “No me gusta hablar sobre la violencia islámica porque cada día cuando leo los periódicos veo violencia en Italia –alguien que mata a su novia, alguien que mata a su suegra. Estos son católicos bautizados”, por lo que "si hablo de la violencia islámica, tengo que hablar de la violencia católica. No todos los musulmanes son violentos".

 

Ni todos los musulmanes son yihadistas, ni todos los mexicanos son zetas.

 

El Papa está consciente de los alcances de sus asertos: "Sé que es peligroso decir esto, pero el terrorismo crece donde no existe otra opción y donde el dinero (sic) es convertido en Dios y es, en lugar de la persona, colocado en el centro de la economía global; esta es la primera forma del terrorismo. Es el terrorismo básico en contra de toda la humanidad", por lo que "la falta de oportunidades económicas para los jóvenes en Europa es también causa del terrorismo".

 

Sobre los extravíos yihadistas, el Papa se pregunta "cuantos jóvenes existen que los europeos (sic) hemos dejado vacíos de ideales, que no tienen trabajo. Que se voltean a las drogas y al alcohol o se adhieren al yihadismo".

 

Algo ha de saber de más el Papa para proferir que "la cadena de recientes ataques terroristas, incluyendo el asesinato de un prelado católico en Francia, era la prueba (sic) de que el mundo esta en guerra".

 

El portal geopolitics.co enriquece sus perturbadores comentarios sobre la tercera guerra mundial en curso y que, por cierto, ya había antes abordado en su encuentro con el patriarca ruso Kiril (http://goo.gl/gyyxmA): “El mundo se encuentra en guerra... organizada, pero no es por la religión (http://goo.gl/aAPCKQ)”.

 

Se trata de una guerra de dominio de los pueblos y de intereses económicos: "La palabra que seguido es repetida es inseguridad, pero la palabra real es guerra", según el Papa, quien explayó: "Vamos a reconocerlo: el mundo se encuentra en un Estado de guerra en trozos y pedazos".

 

Refiere que tales ataques terroristas pueden ser vistos como otra guerra mundial: "Ahora existe esta guerra. Quizá no sea orgánica (sic), pero es organizada (¡supersic!) y es guerra. No debemos tener miedo de decir esta verdad. El mundo está en guerra porque ha perdido la paz".

 

No es "guerra de religión", ya que "existe una guerra de intereses (¡supersic!). Existe una guerra por el dinero (¡supersic!). Existe una guerra por los recursos naturales. Existe una guerra por el dominio de los pueblos. Esta es la guerra" cuando "todas (sic) las religiones desean la paz, otros desean la guerra. ¿Entendieron?" ¡Tremendo!

 

A mi juicio, la condena y abolición de los actos terroristas yihadistas debe provenir ante todo de la Organización de la Cooperación Islámica de 57 países que albergan a mil 600 millones de musulmanes (casi la cuarta parte del mundo), quienes en su aplastante mayoría son decentes, civilizados y proclives al diálogo de civilizaciones.

 

El arte que conjuga la ética con la estética, como las famosas series de pinturas de la catedral gótica de Ruan de Claude Monet, hoy simbolizan el antídoto y repudio contra cualquier tipo de terrorismo.

 

Este es el llamado universal desde Ruan por el diálogo de las civilizaciones mediante el cual el mundo católico, pese al doble flagelo yihadista y monetarista, ha tendido su mano al mundo islámico, obligado a imitarlo con el fin de preservar la armonía de la biósfera.

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Erdogan acusa a Occidente de apoyar a los golpistas turcos

El presidente de Turquía reclama a Washington que, pese a ser su aliado, no extradite a Gülen

 


En su más incendiaria reacción desde el fallido golpe de Estado del 15 de julio, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha acusado este martes a Occidente de “apoyar al terrorismo y a los golpistas”. El mandatario turco cargó explícitamente, con diferentes argumentos, contra países como Estados Unidos, Alemania o Italia. La escalada retórica de Erdogan lleva a un nivel de máxima tensión una relación con un alto contenido estratégico. Turquía, miembro de la OTAN y actor clave en el conflicto sirio, es la pieza fundamental en la estrategia europea de contención del flujo migratorio.

 

En un discurso pronunciado en el palacio presidencial de Ankara, Erdogan sostuvo que “el golpe tuvo actores turcos, pero su guion fue escrito en el exterior”.“En el pasado”, dijo el presidente, “dejasteis a los líderes de la organización terrorista PKK [Partido de los Trabajadores del Kurdistán] hablar a través de una videoconferencia en Alemania. Ahora yo pregunto: ¿está Occidente apoyando el terrorismo aquí o no? ¿Está Occidente del lado de la democracia o de los golpes y el terrorismo? Desgraciadamente, Occidente está apoyando el terrorismo y apoyando a los golpistas”, señaló Erdogan durante un acto con inversores extranjeros televisado por las cadenas locales.

 

El mandatario cargó contra Estados Unidos por no extraditar al clérigo Fetulá Gülen, autoexiliado en Pensilvania desde 1999, a quien considera instigador de la intentona. “¿Qué clase de socios estratégicos somos si todavía acogéis a alguien cuya extradición he pedido?”, dijo Erdogan, quien también atacó a Italia por las investigaciones de la justicia sobre las actividades de su hijo mayor, Bilal.

 

Entre los países occidentales acusados de apoyar el terrorismo y el golpe, Erdogan se cebó especialmente con Alemania, al haber prohibido sus autoridades que el mandatario se dirigiera a través de videoconferencia el pasado fin de semana a decenas de miles de turcos que salieron a la calle en Colonia en apoyo al presidente.

 

“¡Bravo! ¡Los tribunales en Alemania trabajan muy deprisa!”, señaló Erdogan con clara ironía al comparar esta prohibición con la videoconferencia que el líder del PKK Murat Karay protagonizó en 2011 en un festival kurdo en Colonia. El PKK está considerado un grupo terrorista por la UE, EE UU y Turquía.

 

Erdogan añadió que ha entregado a Alemania una lista de 4.000 militantes en busca y captura y que no ha obtenido respuesta hasta ahora.

 

La tensión amenaza con afectar el pacto migratorio entre UE y Turquía. En una entrevista el lunes con el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, el ministro turco de Exteriores, Mevlut Cavusoglu, señaló que si Europa no concede la exención de visado a los ciudadanos turcos para viajar a Europa, Ankara no garantizará la aplicación del acuerdo por el cual retiene en su territorio a casi tres millones de refugiados, en su mayoría sirios, ni aceptará la deportación de todos aquellos que hayan llegado a Grecia.

 

El propio Erdogan señaló: “Europa no ha mantenido sus promesas. Cuando decimos esto en voz alta, los señores [de la UE] se ponen nerviosos. Pero disculpen, este no es un país de esclavos”.

 

La purga continúa

 

Mientras tanto, las autoridades turcas prosiguen la gran purga emprendida tras la asonada y que ya afecta a más de 65.000 personas entre destituidos y detenidos. Este martes se añadieron otras 98 órdenes de arresto entre el personal del Hospital Militar de Ankara. Según el diario Hürriyet, el Gobierno tiene planeado un cambio drástico en la agencia de inteligencia, el MIT, tras su fracaso en prever el golpe, y será dividido en servicios internos y exteriores siguiendo el modelo británico. El Hürriyet añade, citando fuentes gubernamentales, que el fallido golpe podría costar 100.000 millones de dólares a la economía turca, ya bastante dañada por una caída del turismo del 40% en junio tras un año de ataques terroristas e inestabilidad.

 

Las destituciones para limpiar a todas las instituciones de Turquía de supuestos infiltrados han llegado este martes hasta el fútbol.

 

La Federación Turca de Fútbol (TFF) ha anunciado el despido de 94 funcionarios, incluyendo árbitros nacionales y regionales, árbitros asistentes, observadores y miembros del comité regional de arbitraje.

 

Según el diario Hurriyet, está incluido un funcionario de la máxima categoría futbolística del país. Todos los funcionarios del TFF habían renunciado el fin de semana para "permitir una inspección de seguridad" que comprobara si había vínculos de sus miembros con Fetulá Gülen, señalado como autor intelectual del fallido golpe.

Publicado enInternacional
Etno-geopolítica de Niza a Múnich: la migración en picota

El choque de civilizaciones, de Samuel Huntington, anterior ideólogo del Consejo de Seguridad Nacional de EU (http://goo.gl/QXOfrE), prosigue su programada marcha.

 

Siete meses de atentados en un mundo caótico: desde noviembre de 2015 en París (http://goo.gl/VDFLpm), pasando por Bruselas en marzo de 2016, hasta Niza el simbólico 14 de julio, donde un franco-tunecino mató con un camión a 84 personas (incluidos 30 musulmanes): acto execrable reivindicado por yihadistas.

 

Pesa mucho la etnogeopolítica en la era de las masivas migraciones, propiciadas tanto por el outsourcing (deslocalización) de la globalización desregulada como por las guerras de la OTAN y Wall Street/la City.

 

Después del atentado de Niza comenté que ya no existía un lugar seguro en Europa (https://goo.gl/js2nN0) y (https://goo.gl/kHoH99).

 

Hoy el terrorismo yihadista se ha vuelto una cama de agua, cuando las guerras de la OTAN en varios puntos del gran Medio Oriente compactaron a los pletóricos refugiados, quienes, por supervivencia, han fluido a Europa por cielo, mar y tierra, y entre quienes se han insertado los yihadistas.

 

Días antes al atentado en Niza, el director del espionaje interno galo (la DGSI), Patrick Calvar, alertó sobre la intensificación más sofisticada de los yihadistas: "la máxima amenaza son quienes han combatido en Siria e Irak, como ejemplo de quienes atacaron el Bataclan", y cuyo número en Francia “es de 400 a 500 (http://goo.gl/Hs5Rfr)”.

 

De los 66 millones de franceses, 10 por ciento es de religión islámica y constituye 15 por ciento de París, de 2.2 millones.

 

La otrora bucólica Niza, con 342 mil habitantes, ostenta un número significativo de musulmanes, por lo que aportó una de cada tres víctimas del atentado ciego (http://goo.gl/ZttLyW).

 

Fenómenos migratorios paralelos de la globalización: mientras Los Ángeles se mexicaniza, Marsella se islamiza (http://goo.gl/3qNnmI).

 

Alemania –inmersa en la polémica política de Obama contra Rusia y el Islam– se había salvado de ser el objetivo de un atentado. Ya se había dado un aviso con los hachazos del joven afgano de 17 años en un tren alemán en Baviera, lo cual desnudó la vulnerabilidad de los servicios de "seguridad".

 

De los casi 81 millones de habitantes en Alemania –con 36 instalaciones militares de EU–, existen en su seno 4 millones de musulmanes, cuyo 63.2 por ciento es de origen turco.

 

Múnich, capital de Baviera, con 1.4 millones de habitantes, cuenta con 300 mil musulmanes.

 

Financial Times ( FT) da mucho vuelo al refugiado afgano de 17 años, quien formó parte de los 68 mil “menores sin compañía (http://goo.gl/XieoCm)”: refugiados de la guerra y la pobreza de lugares como Siria, Irak y Afganistán que viven en Alemania y son proclives a "todo género de peligros, incluyendo la radicalización".

 

Se considera que 7 por ciento de todos los migrantes –casi 96 mil menores de 18 años– forman parte de esta categoría sui generis.

 

Los yihadistas señalaron al joven afgano como uno de sus "soldados", aunque no existe evidencia de vínculos directos, según la policía alemana.

 

Según FT, "el incidente fue inmediatamente capturado por los alemanes de extrema derecha, quienes han presionado a Ángela Merkel para endurecer su política de refugiados".

 

David Ali Sonboli, alemán-iraní (sic) de 18 años, nacido y "educado" en Múnich, en tratamiento siquiátrico por depresión, mató en el icono estadunidense McDonald‘s a nueve personas, entre ellos siete "extranjeros": tres albaneses de Kosovo, tres turcos y un griego, lo cual subsume la tragedia genealógica y ontológica de los refugiados (http://goo.gl/QVRkf5)

 

El juvenil multihomicida germano-iraní, que resultó un "lobo solitario", fue "inspirado" –palabra de moda acuñada por Stratfor, la CIA de los empresarios (http://goo.gl/lQ4MNm)– por el noruego Anders Breivik, quien hace exactamente cinco años liquidó a 77 personas (https://goo.gl/ocEldJ).

 

Los medios israelíes de fácil gatillo desinformativo se aprovecharon en forma perversa del origen "iraní" del juvenil multihomicida para inventar, como The Times of Israel, que había sido "inspirado" por los yihadistas (http://goo.gl/nL3V0x).

 

En entrevistas inmediatas tras el atentado de Múnich (https://goo.gl/tR09Fg, https://goo.gl/Rvgp9J y https://goo.gl/dynSTE), comenté que, más allá de la presunta autoría (real o montada), lo relevante radicaba en la percepción de los 81 millones de alemanes, quienes presionarán en un mismo sentido antimigratorio y por la abolición del "espacio Schengen (supresión de controles fronterizos entre 26 países europeos)", cuya quintaesencia lo constituye el Brexit (http://goo.gl/5bVfnB), al unísono de la erección de murallas mancilladas con xenofobia, islamofobia y racismo.

 

Se gesta la repelente "israelización" –Estado racista policiaco/orwelliano/ apartheid de guetos yuxtapuestos, murallas, paranoia masiva, ciberespionaje, guerras permanentes, etcétera, de las civilizadas sociedades europeas.

 

Más allá de la generosidad y tolerancia de Alemania para la recepción de los migrantes, se subsume la necesidad de integrar a la fuerza laboral de la superpotencia geoeconómica teutona a los desempleados migrantes juveniles, de un promedio de edad de 25 años, en su "sociedad canosa (con 46.5 años en promedio)", común denominador demográfico de la Unión Europea.

 

En mi conferencia de este año en el ayuntamiento de la ciudad de Mérida, Yucatán (https://goo.gl/kuxUF3), abordé la "Crisis de la migración a Europa", donde una serie de murallas –desde Bulgaria hasta la frontera de Hungría con Rumania, Serbia y parte de Croacia–, con severos controles fronterizos, ponían en la picota la política migratoria y el "espacio Schengen".

 

No es gratuita la selección de Alemania como principal centro de recepción, donde se registraron 1.1 millones de refugiados en 2015 (http://goo.gl/T4dPOj).

 

Llama profundamente la atención que más de 50 mil migrantes provinieran de Albania en 2015 (http://goo.gl/agY92v). Tres de los acribillados en el McDonald’s de Múnich eran albaneses de Kosovo: nueva república secesionista apuntalada por la OTAN en los incandescentes Balcanes.

 

No es lo mismo la seducción geoeconómica de Alemania, con 46 mil 200 dólares de PIB per cápita, que Albania (3 millones de habitantes), país de mayoría islámica sunita (57 por ciento), con 11 mil 400 dólares de PIB per cápita, lo cual en su conjunto epitomiza una genuina "ósmosis demográfico-migratoria".

 

Lamentablemente, Europa hoy cosecha lo que sembró con su múltiples guerras en el gran Medio Oriente desde la década de los ochenta en Afganistán, donde fueron gestados los muyahidines hollywoodenses de Rambo: antecesores de los yihadistas postmodernos) –luego en Irak/Siria, Libia, Mali, etcétera–, además de su imposición de la perniciosa desigualdad con asfixiante austeridad mediante su tóxica globalización desregulada, como comenté en mi entrevista a Russia Today (https://goo.gl/q6ax2q).

 

La biología se cobra a largo plazo las facturas cortoplacistas de las guerras geofinancieras/etno-geopolíticas de sus hijos insensatos, quienes carecen de visión holística del futuro y no aprenden de las desgracias del pasado.

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Sábado, 16 Julio 2016 06:14

Hollande continúa el círculo vicioso

Hollande continúa el círculo vicioso

Fue un acto obsceno. La descripción de "monstruoso" que hizo el presidente Hollande fue adecuada en sí misma, pero hizo resurgir el viejo problema. ¿Qué ocurre cuando 300 o 400 inocentes perecen a manos de un asesino? ¿O 500? ¿Eso lo convierte en algo "en verdad monstruoso"? ¿O "muy monstruoso"?

Pero la reacción política a este crimen de lesa humanidad en Niza fue mundana hasta el punto de la locura. Hollande –o "general Hollande", como la prensa francesa lo motejó cuando envió a sus legionarios a combatir a los islamitas en Malí– anunció que Francia "reforzará" sus acciones en Siria e Irak.

Claro, entiendo el mensaje. Si Mohamed Lahouaiej Bouhlel de Túnez tuviera algo que ver con el Isis o Al Nusra (y cuando dirigió su mensaje, Hollande no lo sabía), entonces lanzar más misiles franceses hacia las arenas quemantes de Mesopotamia, en el desierto en torno a Raqqa, con la esperanza de golpear al Isis, no tendría otro efecto que reforzar el viejo factor de "sentirse bien" al atacar al "terrorismo mundial" sólo porque sí.

Túnez, por supuesto, está a más de mil 500 kilómetros de Siria, ya no digamos de Irak, pero un montón de árabes asesinos es muy semejante a otro a ojos de nuestros ministerios del Exterior, y si Bouhlel resulta tener "raíces en el Isis", por mucho que sea sólo por declaración propia, entonces, mientras más grandes las bombas, mejor.

Todo el que ose señalar esto –y los líderes europeos siempre están amenazando al Isis, así como el Isis siempre está amenazando a Occidente– es de inmediato expulsado de la sociedad por ser "amigo de los terroristas". De hecho, existe todo un léxico de insultos hacia cualquiera que mencione que existen razones para estos asesinatos en masa y que necesitamos conocerlas, por disparatadas que sean. En estos tiempos, la correspondencia de odio entre el Isis y Occidente es casi idéntica a El rey Lear: "haré tales cosas, no sé cuáles, pero serán el terror de la tierra".

Por supuesto, temo que en las próximas horas nos veremos inundados de dolorosas repeticiones de atrocidades pasadas: parientes que "no tenían idea" de que su hijo/hermano/sobrino/tío podría ser un violento asesino, vecinos que atestiguarán que el atacante fue siempre un hombre tranquilo (probablemente "muy reservado", como dicen), musulmanes que volverán a insistir en el pacifismo de su religión. Además, tendremos políticos que prometerán aplastar el "terrorismo" y policías que elogiarán a sus hermanos en armas por su valor (aun cuando el ataque en Niza no fue precisamente un triunfo para las fuerzas de seguridad francesas).

Y olvidaremos la tensa historia colonial de Francia en Argelia y Túnez, el 135 aniversario de su "protectorado" en Túnez este año y el 60 aniversario de la independencia tunecina, así como la creciente y temible presencia islámica en la política de ese país desde la revolución de 2011. No es conveniente sostener esta dolorosa historia como una especie de excusa o "causa de raíz" de los asesinatos en masa en Niza, pero en algún momento los occidentales tendremos que aprender que si intervenimos militarmente en Malí o Irak o Libia o Siria, o interferimos en Turquía o Egipto, en el Golfo o en el Magreb, entonces no estaremos seguros "en casa".

Ahora es una vieja historia. En el pasado podíamos embarcarnos en aventuras en Corea o Vietnam sin preocuparnos de que los norcoreanos volarían el metro de Londres o que los vietcong atacarían Nueva York con aviones comerciales. Ya no. Las aventuras en el extranjero tienen un costo terrible. Afirmar que no es así, o declarar pomposamente que los bombazos en Londres o París nada tienen que ver con los bombardeos en Irak, es una deshonestidad.

En algún punto de la historia –aunque no sabemos en qué momento del futuro, cuando hayamos derruido los fundamentos de nuestras propias libertadas con nuevas leyes– probablemente tendremos que repensar nuestra relación con Medio Oriente y con la historia. Sí, también con la religión.

Tampoco sirve de mucho rumiar sobre la naturaleza imitativa del crimen "islamita", como un reportero de la BBC que este viernes trazaba paralelos con los palestinos que han dado muerte a israelíes echándoles vehículos encima. Sin embargo, el último video de teléfono que vi y que tenía algún grado de paralelismo con Niza fue una horrorosa secuencia captada durante la revolución egipcia de 2011, cuando un camión del ejército egipcio fue lanzado a velocidad y dando violentos giros hacia una multitud de manifestantes pacíficos.

¿Por qué no recordamos eso después de Niza? ¿Porque los asesinos nunca fueron atrapados? ¿Porque nadie recuerda las noticias de ayer? ¿O porque las víctimas eran árabes involucrados en una disputa en un país lejano, entre gente de la que en realidad no sabemos nada?

Traducción: Jorge Anaya

Publicado enPolítica
Cadáveres esparcidos a lo ancho del Paseo de los Ingleses, en Niza, después de que un camión embistiera contra una multitud.

 


El atentado se produjo el día en que Francia celebra el aniversario de la Revolución Francesa y a un horario en que decenas de miles de personas salen a la calle para presenciar los espectaculares fuegos de artificio con que se cierra este día festivo.

 


Desde París


La fiesta nacional francesa del 14 de julio terminó en un baño de sangre luego de que un camión atropellara a la multitud a lo largo del famoso “Paseo de los Ingleses”, en la localidad de Niza, el corazón de la Costa azul francesa. Las informaciones llegan con mucha confusión pero las autoridades de Niza, a través de diversas fuentes, confirmaron dos cosas: uno, que se trata de un atentado: dos, según el presidente del Consejo Regional y e intendente de Niza, Christian Estrosi, “hay decenas de muertos”. El Fiscal antiterrorista, François Molins, también declaró que “todo tiende a probar que se trata de un atentado terrorista”. Hasta ahora, varias fuentes hablan de unos 80 muertos y cientos de heridos.


El atentado se produjo el día en que Francia celebra el aniversario de la Revolución francesa y a una hora en que decenas de miles de personas salen a la calle para presenciar los espectaculares fuegos de artificios con que se cierra este día festivo. El conductor del camión que atropelló a la multitud eligió la hora en la que más gente se encontraba reunida en El Paseo de los Ingleses, un largo recorrido a lo largo del Mediterráneo.


Fuentes policiales adelantaron que el conductor del camión fue abatido por las autoridades. Niza es, junto a Canes y Mónaco, uno de los destinos más visitados durante los meses de vacaciones de julio y agosto. Esta vez la información ha circulado con mucha dificultad. Varias horas después del atentado no se conocía ni siquiera una aproximación oficial de la cantidad de muertos ni heridos. Primero se habló de 30, después de 60, hasta que fuentes de la la Fiscalía adelantaron un complemento escalofriante: habría unos 80 muertos.


La justicia reveló además que el camión recorrió unos dos kilómetros arrastrando a centenas de personas a su paso. Decenas de testimonios de los sobrevivientes convergen en la descripción de los hechos: un camión enorme que desvía su trayectoria de forma intencional y arrasa con todo lo que encuentra a su paso.


Ninguna reivindicación ha llegado hasta el momento a las autoridades o a los medios. Si bien varias autoridades insistieron en señalar que se trataba “de un atentado”, el o los movimientos que están detrás de esta acto sangriento no han asumido la responsabilidad. Es lícito recordar que tanto el Estado Islámico o los grupos ligados a Al Qaeda tardan varias horas en enviar sus reivindicaciones.


Francia evitó que se produjeran actos terroristas en su territorio durante la Copa Europea de Futbol que terminó hace cerca de una semana. Este atentado en plena fiesta nacional confirma las reiteradas advertencias de los responsables políticos, aquellos ligados a la seguridad o a los servicios secretos: “lo peor no ha pasado”.


El modo operatorio de este acto terrorista perpetrado en Niza pone también en evidencia la peor pesadilla de los organismos consagrados a la lucha antiterrorista: se trata de actos asumidos por los llamados “lobos solitarios” que, aunque ligados a las corrientes islamistas radicales, actúan solos, cuando y cómo quieren.


Francia es hoy el país occidental más amenazado por el Estado Islámico y todo apunta a probar que París sigue en la mira de este grupo radical sunita. El debilitamiento militar del Estado Islámico en Siria e Irak lo llevó a modificar su estrategia y incrementar la exportación de la violencia como cortina de humo frente al retroceso de sus fuerzas en la región.


El Estado Islámico golpeó dos veces a Francia en 2015: en enero con el atentado contra el semanario Charlie Hebdo y el supermercado judío del Este de París y el 13 de noviembre con la sangrienta cabalgata de varios miembros del EI que sembraron la muerte en los barrios más de moda de París disparando contra bares, restaurantes y el teatro Bataclan.


El presidente francés, François Hollande, regresó de urgencia desde Avignonconvocó a una reunión de una célula especial de crisis en el Ministerio de Interior. A la hora del atentado muchos ministros del gobierno se encontraban en el Trocadero, lugar más que emblemático desde el cual, en Paris, se lanzan los fuegos artificiales del 14 de julio. Horas antes, en el tradicional discurso que el presidente francés ofrece cada 14 de julio, Hollande anunció el levantamiento, el próximo 26 de julio, del estado de excepción que entró en vigor desde los atentados de noviembre de 2015. “No se puede estar de forma permanente en estado de excepción”, dijo Hollande en la televisión.


Tal vez esta sangrienta jornada cambie la decisión presidencial. Un portavoz del Ministerio de Interior recalcó anoche que “nunca negamos la amenaza. El riesgo cero no existe”.

 


 

Desgarradores testimonios de los sobrevivientes del atentado en Niza

 


“Caen como palos de bowling”


Al describir el atentado terrorista en el Paseo de los Ingleses durante el festejo por el feriado patrio en Niza, los testigos de la tragedia pintaron un panorama dantesco. Dicen que el chofer se bajó del camión y empezó a disparar.

 

Un terrorista armado hasta los dientes y un camión descontrolado que embiste una y otra vez en contra de una multitud que entra en pánico al escuchar disparos. Al describir el atentado los testigos de la tragedia de Niza pintaron un panorama dantesco.


“Oímos ruidos. Como había fuegos artificiales, no nos preocupamos. Fue después que comprendimos lo que pasaba”, cuenta Auriane. Esta habitante de los altos de Boulevard Gambetta se quedó encerrada en su casa, siguiendo las indicaciones de la prefectura.


Damien Allemand, periodista del Nice Matin, había salido a buscar su moto, estacionada cerca de la playa. Le cuenta a un medio local: “El paseo estaba lleno de gente (...) Oigo a lo lejos un ruido, gritos. Lo primero que pensé fue: ‘Un tarado quiso tirar sus propios fuegos artificiales y no pudo controlarlos’. Pero no. Una fracción de segundo más tarde, un enorme camión blanco atropellaba, a una velocidad enloquecida, a la gente, dando volantazos para atinarle al máximo de personas (...) Vi cuerpos volando como palos de bowling a medida que el camión pasaba. Jamás olvidaré los ruidos, los aullidos”.


Mélina Macri, de 40 años, estaba en la playa, hacia el sur del Paseo de los ingleses. Se refugió en la entrada de un hotel y le contó a Le Monde: “De repente vimos a mucha gente correr por la playa en dirección al hotel Vieux Nice gritando: ‘¡Están disparando! ¡Corran!’. Entonces empezamos a correr sin saber por qué. Un ataque colectivo de pánico increíble (...) Tratamos de entrar en el Hotel Mercurio, pero habían cerrado las puertas, con gente refugiada adentro, entonces seguimos corriendo hasta la entrada del Vieux Nice, donde un hombre nos abrió las rejas de un depósito. Eramos más o menos 150. Nos quedamos una hora y media”.


Emilie Blain, de 27 años, estaba a la altura de la oficina de turismo. “Tengo un esguince en la rodilla –le cuenta a un diario local– pero en esas condiciones predomina el instinto de supervivencia y corrés a pesar del dolor”. Buscó refugio en un retaurante: “Había una mujer embarazada de casi 9 meses. Tuvo contracciones y se descompuso. Llamamos a los bomberos. Tardaron en contestarnos pero al final aparecieron”.


Un testigo dijo que cuando el camión embistió a la multitud “se llevó por delante todo lo que esta en su camino”. Otro testigo aseguró que un atacante salió del camión y empezó a disparar a la multitud. La policía llegó al lugar y se produjo un tiroteo. “El individuo que manejaba el camión ha sido neutralizado” tuiteó Pierre Henry Brandet, vocero del Ministerio de Interior.


El camión, que mató a decenas de personas el jueves por la noche en Niza (sureste de Francia), transportaba “armas pesadas’’, declaró el presidente regional, Christian Estrosi. “Había armas en este vehículo y armas pesadas. No puedo decir mucho más, ya que es responsabilidad del prefecto y del fiscal’’, declaró a la prensa Estrosi, quien indicó además en Twitter que el último balance “ascendió a 77 muertos’’. El camión “estaba lleno de armas y granadas”, agregó el vicealcalde de Niza por televisión.


Wassim Bouhlel, oriundo de Niza, dijo que después de embestir a la multitud, el chofer del camión salió del vehículo con un arma y empezó a disparar. “El Paseo de los Ingleses se conviritió en una carnicería, cadáveres por todas partes”, dijo Bouhlel. Otro testigo dijo que “vio sillas de rueda y cochecitos de bebé entre la fila de cuerpos que fue dejando el camión en su derrotero mortal. Había gupos de personas con familiares que esperaban la llegada de las autoridades sin saber qué hacer.”

 

 

Publicado enInternacional