Domingo, 15 Febrero 2015 05:52

Sin principios no hay ética política

Sin principios no hay ética política

La política se ha definido, genéricamente, como el arte de lo posible. No es posible negociar sin principios ni valores. Los actores políticos deben reconocerse, defender su proyecto, sea cual fuere su ideología. La política no es un juego que se resuelve en ganar, si para ello se renuncia a la conciencia ética. Sin principios la política acaba siendo un conjunto indeterminado de actos tendientes a justificar la indignidad. Baste recordar los acuerdos de San Andrés.


En España, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aludiendo a Izquierda Unida, sentenció: Se vive muy cómodo en el 12 por ciento, siendo un partido bisagra del PSOE, siendo fiel a tus principios y sabiendo que vas a ser minoritario. Que un político argumente la necesidad de renunciar a los principios y valores bajo el paraguas de ganar a toda costa es inquietante. La moraleja: no vale la pena mantener principios si pierdes.


Me parece que tal opinión –muy extendida en el ámbito deportivo: no importa jugar mal y ganar– nos sitúa en el mundo donde el quehacer político se reduce a gozar del poder por el poder. El EZLN lo aclara magistralmente: "En la historieta del poder, el problema de la relación entre la moral y la política es ocultado (o desplazado) por el de la relación entre política y éxito, y entre política y eficacia. Maquiavelo resucita en el argumento de que, en política, la moral superior es la eficacia y la eficacia se mide en cuotas de poder, es decir, en el acceso al poder (...) En consecuencia, ahora hay una ética de la 'eficacia política' que justifica los medios que sean necesarios para obtener resultados".


Los principios y los valores marcan la diferencia. En lenguaje cotidiano, no todo puede adscribirse a lógica del poder o conseguir éxitos electorales. Los ejemplos no son pocos. Albert Einstein, por principios, renunció a la presidencia de Israel, ofrecida por los sionistas. Emile Zola –ese genio de la literatura– no claudicó y, a pesar de las presiones, escribió Yo acuso, dirigido al entonces presidente de Francia, desenmascarando el amaño de juicio contra el teniente Dreyfus, acusado de traición a la patria. Su actitud le valió el exilio. Sin embargo, descartó vender más libros y gozar de la fama a cambio de su silencio.


Salvador Allende tampoco renunció a sus principios ni aceptó chantajes a cambio de seguir en el gobierno. Fue fiel a la Unidad Popular. Mantuvo sus principios y defendió el programa político, muchas veces en contra de su partido, el socialista. Hoy la izquierda mundial lo reconoce como patrimonio universal. Vidas ejemplares donde figuran hombres y mujeres como Sócrates, Giordano Bruno, José Martí, Rosa Luxemburgo, Tina Modotti, Haydee Santamaría o García Lorca. Sin olvidarnos de la gente que lucha desde el anonimato poniendo como aval sus principios, conciencia y dignidad. Ellos son un valor agregado abajo y a la izquierda. No se puede renunciar a los principios izando la bandera del pragmatismo electoral, soslayando la memoria histórica, renegando de la conciencia política y abandonando los principios éticos en la lucha emancipadora de los pueblos por la democracia y la justicia social.


Los principios, así como los valores éticos del bien común, la justicia social y la dignidad, son irrenunciables. En América Latina, durante las dictaduras, hubo militares que no aceptaron la ordenanza de ley debida para violar los derechos humanos. Su actitud los enfrentó a sus compañeros de armas. Fueron repudiados, expulsados, perseguidos, torturados o asesinados. Pudieron guardar silencio, mirar hacia otro lado y conseguir un ascenso. Sin embargo, prefirieron no traicionar su conciencia. Seguro que tenían miedo, pero no fueron cobardes. Actuaron en consonancia. Sabían a lo que se enfrentaban. Vivir acorde con los principios no es fácil. Supone una crítica diaria de lo hecho.


¿Dónde situar, pues, la afirmación vivir en la comodidad de la oposición y los principios? El sitio adecuado es la mentira política. Federico II, rey de Prusia, convocó en 1778 a un concurso de ensayos bajo el título ¿Es conveniente engañar al pueblo? Sostenía que era necesario hacerlo en beneficio de la propia gente. Condorcet, rechazando tal afirmación, aunque sin ánimo de presentarse al concurso, respondió a tal felonía: Es imposible concluir un error a partir de una verdad sin haber razonado en falso; o bien que todo razonamiento falso presupone una proposición falsa. No será, pues, la verdad la que habrá conducido a un error funesto, sino una opinión falsa la que habrá conducido a una falsa conclusión. Por tanto, en política es mejor decir la verdad que mentir y engañar.


La política no se construye desde la mentira o las verdades a medias. Resulta contraproducente, aunque se obtengan réditos inmediatos. La democracia se fundamenta en conceptos éticos del bien común, justicia social y responsabilidad.Mantiene una relación unívoca entre lo que se dice y lo que se hace. ¿Acaso no demandamos a los partidos políticos que cumplan su programa? Vivir con principios, mantener la dignidad y no perderla por el camino no es tarea fácil. En eso consiste tener conciencia y levantar un programa emancipador. Otra cosa es justificar lo injustificable a cambio de un puñado de votos y del poder. Para ese camino no se necesitan alforjas.

Publicado enPolítica
El Cóndor no es "Trendy"? Las Brisas no lo llevaron tan alto...

Solo en una nación gráficamente simbolizada por un escudo patrio, protegido por una de las aves carroñeras más grandes de la región andina que hace alusión a la "Libertad y el Orden" que la caracterizan, puede vivirse todos los días haciendo caso omiso de la realidad.

 

En Caquetá, una región azotada por la falta de la mencionada "libertad y orden", El Cóndor (esa misma ave carroñera) le da nombre a la escuela primaria del pequeño corregimiento de Las Brisas, en el área rural de Florencia, donde al igual que los lugares más recónditos del país, llegó hace pocos días una avalancha mediática del magullado metatarso de la lesionada diva futbolística del momento. Pareciera que a Las Brisas llegasen las noticias como ventarrones devastadores, pero que tan solo salieran como susurros en la nuca de sus pobladores.

 

Con nuestra gente completamente indolente, indiferente y atrofiada por las novelas de idolatrados narcos, meretrices, y figurines musicales populares (o la combinación de todas las anteriores), circos humanos noticiosos y reality shows, distraen a más de 40 millones de colombianos de los estragos de una "guerra" asimétrica, donde al igual que en el carnaval de Barranquilla "Quien lo vive es quien lo goza!".

 

En Las Brisas, el jueves 5 de febrero, 4 niños campesinos hijos de una familia desplazada fueron masacrados a tiros (sobrevivió uno por "abeja"), pero muy pocos nos enteramos, o lo hicimos tarde, ya que no vimos en redes sociales caricaturistas de todo el mundo manifestando total repudio por la muerte de los suyos en Francia, clamando libertad de expresión y ocupando las primeras páginas de todos los diarios, noticieros, podcast y redes sociales.

 

Sus compañeros de escuela, vecinos y coterráneos indignados, salieron también a marchar en su pueblo, exigiendo justicia y evidenciando la complicidad e ineficiencia del Estado ante una pronosticada tragedia que se pudo evitar. Pese a todo esto Samuel, de 17, Juliana, de 14, Xiomara de 10, y Déiner, de 4, no fueron tendencia, no eran lo suficientemente importantes para influenciar las colectividades de "Millenials" desocupados ni hipsters bloggeros cazadores de lo "cool".

 

Como no se trata del amarillismo de la "Miss Tanguita", ni de los memes de la "Miss Tanbestia", sino de la decadente realidad "mágica" de nuestra sociedad enferma, ¿para qué carajos compartimos?, si no nos toca directamente.

 Vamos por el camino de la paz por lo visto!!

 

Como diría otro de los "libres" de esta ordenada nación: "Buenas noches país de mierda"

.

 

EGP

 

9 de febrero de 2015 a la(s) 17:55

 

#YoSoyVanegasGrimaldo #CaquetaDeLuto #PaisDeMierda

Publicado enColombia
Realizan con éxito la primera operación con células madre magnéticas

Un equipo del Hospital Universitario de Hiroshima en Japón ha realizado con éxito la primera operación para regenerar cartílago de la rodilla utilizando células madre mezcladas con hierro e imanes para concentrarlas en la zona dañada, informó hoy el centro médico.


Aunque aún hará falta un año aproximadamente para determinar la efectividad del tratamiento, el grupo de cirujanos recordó que las operaciones que se han realizado hasta ahora en animales han tenido un éxito rotundo.
El procedimiento, que en este caso se le ha practicado a una mujer de 18 años, comenzó con la extracción de células madre mesenquimales de la médula ósea de la paciente.


Éstas se sometieron a un cultivo tras ser mezcladas con polvo de hierro para así crear células madre -aquellas con capacidad para convertirse en cualquier tipo de tejido- con un alto contenido de este metal.


El equipo inyectó estas células en la rodilla derecha de la mujer y después empleó imanes para concentrarlas en la zona donde había pérdida de cartílago con el objetivo de que se transformen en tejido cartilaginoso en los próximos meses.
Este tipo de cirugía endoscópica resulta menos agresiva para el paciente, según explicó el profesor Mitsuo Ochi, que ha dirigido al equipo médico, en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.


Normalmente se requieren dos procedimientos quirúrgicos para reparar el cartílago de la rodilla.


El cartílago, cuya pérdida provoca importantes dolores ya que su misión es amortiguar los golpes y evitar la fricción entre los huesos, tiene una capacidad muy limitada para regenerarse.


El equipo médico planea realizar más operaciones como éstas en los próximos meses para refinar la seguridad del proceso, que se encuentra en fase de ensayo clínico.

(Con información de EFE)

Reino Unido aprueba la reproducción asistida con el ADN de tres padres

La Cámara de la Comunes da luz verde por 382 votos a favor y 128 en contra a esta técnica para evitar la transmisión de enfermedades genéticas

 

LONDRES.- La Cámara de la Comunes británica dio hoy luz verde a la técnica que utiliza el ADN de tres personas en la reproducción asistida, a fin de evitar la transmisión de enfermedades genéticas.

 

Los diputados aprobaron esta técnica, denominada donación mitocondrial, por amplia mayoría, con 382 votos a favor frente a 128 en contra

 

Si prospera la legislación, que pasará ahora a la Cámara de los Lores, el Reino Unido se convertirá en el primer país del mundo que legaliza la reproducción asistida con genes de tres individuos.

 

Aunque el Gobierno británico ha dado su respaldo al procedimiento, los diputados pudieron hoy ejercer el voto libre, sin someterse a la disciplina de su partido, por tratarse de un tema muy sensible.

 

La viceministra de Sanidad y Asistencia Social, la conservadora Jane Ellison, dijo en la Cámara de los Comunes que la técnica es "la luz al final del túnel para muchas familias afectadas", como es el caso de Sharon Bernardi, de Sunderland (noreste de Inglaterra), que perdió siete niños por enfermedades mitocondriales. "Para el Parlamento, este es un paso audaz, algo que se ha pensado mucho", explicó Ellison.


Los científicos estiman que alrededor de 2.500 mujeres en el Reino Unido podrían beneficiarse de este procedimiento, que cuenta con el apoyo de numerosos científicos de todo el mundo.

 

La técnica, que ha sido desarrollada por investigadores de Newcastle (noreste de Inglaterra), utiliza una versión modificada de la fertilización 'in vitro' para reunir material genético de los dos padres más el de una tercera persona, una mujer con mitocondrias sanas.

 

El tratamiento implica intervenir en el proceso de fertilización para eliminar las mitocondrias defectuosas de la madre y sustituirlas por las de la donante.

 

Las mitocondrias son partes constitutivas de las células del organismo que actúan como diminutas generadoras de energía y que, si son defectuosas, pueden dar lugar a problemas de corazón, trastornos cerebrales o ceguera.

 

El procedimiento se ha diseñado para ayudar a familias con disposición genética a este tipo de enfermedades, que pasan de generación en generación por línea materna y que afectan a alrededor de uno de cada 6.500 niños en todo el mundo.

La ONU advierte que la escasez de agua podría llevar a conflictos entre países


El último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas prevé un aumento en la temperatura global de entre 0,3 y 4,8 grados para finales del siglo XXI

 


La escasez de agua podría llevar a un conflicto entre comunidades y países debido a que el mundo aún no es plenamente consciente de la crisis de agua a la que muchas naciones se enfrentan como resultado del cambio climático, advirtió el martes el director del panel de científicos del clima de la ONU.

 

El último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas prevé un aumento en la temperatura global de entre 0,3 y 4,8 grados para finales del siglo XXI.


Países como la India son proclives a ser afectados duramente por el calentamiento global, lo que acarreará un clima más incierto, como las sequías que afectarán la producción agrícola y la seguridad alimenticia.

 

"Desafortunadamente, el mundo no ha despertado realmente a la realidad a la que nos vamos a enfrentar en términos de crisis en lo que respecta al agua", dijo Rajendra Pachauri, director del IPCC, a los participantes de una conferencia sobre seguridad del agua.

 

"Si miras los productos agrícolas, si miras la proteína animal (...) son altamente intensivas en agua. Al mismo tiempo, por el lado del suministro, va a haber muchas limitaciones. Primero porque van a producirse cambios profundos en el ciclo del agua debido al cambio climático", dijo.

 

Expertos en desarrollo de todo el mundo han estado cada vez más preocupados sobre la seguridad del agua en los últimos años.

 

Inundaciones y sequías más frecuentes causadas por el cambio climático, contaminación de los ríos y lagos, urbanización, extracción excesiva de agua subterránea y una población en crecimiento significa que muchos países se enfrentan a una grave escasez del líquido.

 

Además, la mayor demanda de electricidad de países como la India para alimentar su crecimiento económico ha resultado en la necesidad de emplear más agua para represas hidroeléctricas y plantas nucleares.

 

Los meses secos de junio y julio, durante los cuales hay cortes de electricidad y escasez de agua frecuentes, ofrecen un panorama de la crisis del agua en ese país.

 

Hospitales en Nueva Delhi cancelaron las cirugías en un momento de 2013 por carecer de agua para esterilizar los instrumentos, limpiar quirófanos y para que el personal se lavase las manos. Centros comerciales que venden marcas de lujo se vieron forzados a apagar aires acondicionados y cerrar baños.

 

Pachauri dijo que era necesario introducir tecnología para ayudar a emplear el agua más eficientemente, particularmente en la agricultura donde hay mucho desperdicio.

 

"Naturalmente esto (la crisis del agua) también va a provocar tensiones, probablemente algún conflicto entre grupos y estados ribereños", agregó.

 

La India está en el centro de las disputas por el agua con sus vecinos del este y el oeste -Bangladesh y Pakistán-, quienes acusan al gobierno de Nueva Delhi de monopolizar los flujos del agua.

Publicado enInternacional
Las mujeres que expulsaron al Estado Islámico de Kobani

La resistencia contra el sangriento avance yihadista en Oriente Medio tiene nombres de mujer. Nombres, en plural. Unas 10 mil mujeres, muchas sin ningún tipo de entrenamiento militar previo, han dejado sus casas, su familia, sus amigos, para formarse en la primera línea de fuego del frente kurdo. La batalla contra el EI –una organización fundamentalista que veja a la mujer– es más que nunca su batalla. Lo que está en juego no es solo la defensa de sus derechos y libertades, sino también la defensa de los derechos y libertades de sus hijas. Y de las hijas de sus hijas.


Este ejército femenino ha tenido un papel preponderante en la reciente expulsión de las milicias del EI (Estado Islámico de Iraq y Siria) de la estratégica ciudad de Kobani, en la frontera turco-siria. Se calcula que en esa zona, convertida en símbolo de la resistencia kurda, las mujeres representan un 40 por ciento de las YPG (Unidades de Protección del Pueblo).


Al mando de las tropas que derrotaron al EI en Kobani tras cuatro meses de combate –derrota considerada por los analistas como la más importante desde su irrupción en 2013– está una mujer de 40 años: Mayssa Abdo; o la comandante Narin Afrin, como la llaman en el campo de batalla.

 

Las mujeres que se unen a las YPG reciben estricto entrenamiento en el uso de armas.

 


Aquellos que la conocen dicen que Abdo es una mujer "hermosa, culta, inteligente y tranquila", que "se preocupa por la fuerza mental de los combatientes y se interesa por sus problemas".


En octubre del año pasado publicó un artículo que fue traducido por el New York Times, en el que describía la grave situación de los luchadores de la resistencia en Kobani. En ese mismo documento, la comandante kurda hacía un llamado al resto del mundo, sobre todo a las mujeres, a unirse a su causa.


"Luchamos por todas"


"Los que estamos en la línea de combate sabemos del tratamiento del Estado Islámico a las mujeres. Esperamos que mujeres en el mundo entero nos ayuden, porque luchamos por los derechos de todas. No esperamos que se unan a nuestra lucha (aunque estaríamos orgullosos si alguna lo hiciera). Pero les pedimos promover nuestro caso, levantar conciencia de nuestra situación y presionar a sus gobiernos para que nos ayuden", escribió.


Aunque los combatientes kurdos han defendido satisfactoriamente la ciudad de Kobani, al punto que actualmente los yihadistas se han replegado a las aldeas próximas a esa ciudad, Abdo afirmó aquella vez que las armas de los peshmergas (término usado por los kurdos para referirse a sus combatientes armados y que literalmente significa "aquellos que enfrentan la muerte") no son suficientes para hacer mella a las tropas del Estado Islámico.


El Estado Islámico, también conocido como Isis (considerado la mayor amenaza terrorista en el mundo en la actualidad), es un grupo insurgente, islamista-suní, que en un principio estuvo ligado a Al Qaeda, pero que en 2013 proclamó su autonomía y se convirtió en uno de los principales grupos armados en Iraq y Siria.


Se caracteriza por su interpretación ortodoxa del Islam, sus acciones violentas contra los chiítas (grupo disidente del Islam), y ha declarado su intención de expandirse por Jordania, Israel, Palestina, Líbano, Kuwait, Turquía y Chipre. Con ese objetivo, asesina brutalmente a quienes considera infieles a los mandatos del Islam o a quienes se opongan a una supuesta yihad (guerra santa).


El pueblo kurdo, por su parte, es la minoría étnica más grande en el Oriente Medio que no se encuentra establecida en alguna forma de Estado nación. Son entre 55 y 60 millones de personas, un 45% de los cuales vive en Turquía, un 25% en Irán, otro 25% en Iraq y un 5% en Siria.


Los kurdos no tienen un interés religioso, sino que históricamente buscan su independencia y la conformación de un Estado, el Kurdistán, que abarca regiones de Iraq, Turquía, Irán, Siria y Armenia, y que peligra ante la sangrienta avanzada del EI.


La atención del mundo se posó sobre las acciones del grupo terrorista liderado por Abu Bakr al Baghdadi, autoproclamado califa de todos los musulmanes, luego que miembros de su milicia difundieran en agosto del año pasado imágenes en las que decapitaban al periodista norteamericano James Foley. Desde entonces, no han parado las salvajes ejecuciones.


Al infierno sin escalas


Creen los yihadistas, los islamistas fundamentalistas, que si mueren a manos de una mujer, arderán por siempre en el fuego del infierno. Que convertidos en gigantes para que su dolor crezca también, vivirán rodeados de hediondas aguas.
Debido a esa creencia, la presencia de mujeres en las filas kurdas significa para ellos un 'haram', es decir, 'una maldición' o una 'visión inquietante y aterradora'.


"Cuando ven a una mujer con un arma de fuego, sienten tanto miedo que comienzan a temblar. Se retratan a sí mismos como chicos rudos para el mundo, pero cuando nos ven con nuestras armas, se escapan", relata Diren, una mujer que integra la milicia femenina kurda.


Luego del impacto inicial, los yihadistas han acometido con mayor salvajismo contra ellas. En octubre del año pasado, una mujer conocida por el seudónimo de Rehana y que se había convertido en el símbolo de la resistencia de su pueblo contra el EI, fue capturada y decapitada por terroristas.


Las imágenes del horripilante asesinato fueron transmitidas en las redes sociales por los yihadistas, a modo de lección para las demás mujeres adheridas voluntariamente a las tropas de las YPG.


La imagen de 'Rehana' se viralizó en las redes sociales y dio la vuelta al mundo, luego que un periodista la captara haciendo con una mano la V de la victoria en la hoy recuperada ciudad de Kobani. Decía la leyenda que la combatiente había matado a más de cien yihadistas en batalla.


Eso ocurrió apenas unas semanas antes de que fuera capturada y decapitada por las fuerzas del EI.


La presencia femenina en las filas kurdas ha sido considerada por el mundo como un acontecimiento histórico pero que tiene su origen tiempo atrás. Ya en el PKK, Partido Kurdo de los Trabajadores, que llevó adelante los levantamientos en demanda de la conformación del Estado Kurdo, las mujeres representaban el 30 por ciento.


Las mujeres kurdas que no le tienen miedo al EI, tienen claro que su papel en la resistencia es fundamental.

 

Rehana, símbolo de la resistencia kurda.


"Este proceso supone un paso a la liberación de la mujer. En el caso kurdo, cuando las mujeres se han unido a la guerrilla, los hombres son los primeros que han validado este proceso. Muestran un reconocimiento y un respeto hacia el papel que están desempeñando sus compañeras, conscientes de su importancia para reafirmar la figura de la mujer", ha dicho Alan Kanjo, un realizador kurdo-catalán que ha viajado varias veces a la zona de conflicto.


Las tropas femeninas kurdas no solo están resistiendo. Están obteniendo victorias. La expulsión de los terroristas del Isis de Kobani es la principal. En las fotos que llegan desde esas lejanas tierras, se puede apreciar sus delicadas curvas bajo el uniforme, o algunas uñas pintadas entre las decenas de manos que empuñan armas. Dispuestas a darlo todo por sus hijas. Y por las hijas de sus hijas. Y por las hijas de las hijas de sus hijas.

 

(Tomado de LaRepública.pe)

 

Artículos relacionados

Los kurdos explusan al EI de Kobani tras más de cuatro meses de asedio

Martes 27 de enero de 2015

Sultan Safak: "Las mujeres tienen la habilidad de cambiar las agendas políticas

Lunes 12 de enero de 2015

Yihadismo, conflictos étincos y guerra sucia

Lunes 22 de diciembre de 2014

Publicado enInternacional
Martes, 03 Febrero 2015 06:54

Caos global y ecología política

Caos global y ecología política

Dos corrientes de avanzada, los pensamientos complejo y crítico, confluyen para dar lugar a una mirada científica a la altura de los complicados procesos del mundo globalizado. Esa nueva óptica logra resolver dos magnas limitaciones del pensamiento contemporáneo: por un lado, adopta un enfoque integrador, holístico o interdisciplinario, pues aborda de manera conjunta, no separa, los procesos naturales y sociales. Por otro, trasciende la visión dominante de una (tecno) ciencia al servicio del capital corporativo, para adoptar una ciencia con conciencia (ambiental y social) que ya no busca solamente interpretar el mundo y transformarlo, sino, para ser más precisos, emanciparlo. Se trata de la ecología política, nueva área del conocimiento humano, cuya originalidad la convierte en un campo potencialmente poderoso en las luchas de la humanidad por salir del caos global cada vez más evidente al que le ha condenado la civilización moderna o industrial. Llama enormemente la atención que parte sustantiva de las plumas más críticas y elocuentes de La Jornada están adoptando, muchas veces sin saberlo, esa nueva mirada, que es al mismo tiempo pensamiento complejo y crítico. En días recientes, encuentro una feliz convergencia en los artículos de Julio Boltvinik, Immanuel Wallerstein, Alfredo Jalife-Rahme y Raúl Zibechi, que vienen a sumarse a otros articulistas más cercanos al campo, como Gustavo Esteva, Silvia Ribeiro, Alejandro Nadal y, por supuesto, Joan Martínez-Alier, uno de los impulsores más notables de este campo a escala mundial.


¿Qué proclama la ecología política? Tres tesis, sencillas pero todopoderosas. La primera es que el mundo actual y su deslizamiento hacia el caos o el colapso provienen de la doble explotación que efectúa el capital sobre el trabajo de la naturaleza y el trabajo humano. Ambos fenómenos se encuentran indisolublemente ligados y surgen al momento en que los grupos humanos generan sociedades desiguales, donde un sector minoritario explota al resto. La segunda tesis tiene que ver con la expresión espacial de esa doble explotación. La escala también determina los procesos actuales, desde lo global hasta lo local, y viceversa. Por ejemplo, hoy es necesario adoptar la visión de sistema-mundo, de Wallerstein, pero agregándole la contradicción ecológica de escala global, cuya situación es estudiada por miles de científicos en colectivos internacionales. La tercera tesis se deriva de las anteriores y determina que la sucesión de crisis en las últimas décadas en realidad responde a una crisis de civilización. El mundo moderno, basado en el capitalismo, la tecnociencia, el petróleo y otros combustibles fósiles; el individualismo, la competencia, la ficción democrática y una ideología del progreso y el desarrollo, lejos de procrear un mundo en equilibrio, está llevando a la especie humana, los seres vivos y todo el ecosistema global, hacia un estado caótico. Tres procesos supremos provocadores de desorden aparecen como resultado de la consolidación y expansión de la civilización moderna: el dislocamiento del ecosistema planetario (cuya mayor amenaza es el cambio climático); la inequidad social y el desgaste, ineficacia y disfuncionalidad de las mayores instituciones, como el Estado, los aparatos de justicia, la democracia electoral y la difusión del conocimiento. Se trata de tres expresiones entrópicas (generadoras de desorden), dentro de las cuales el mundo moderno queda irremediablemente atrapado, como hemos mostrado en un libro reciente (M. González de Molina y V.M. Toledo, 2014, The social metabolism, Springer).


El caos global, que sacude cada vez con más frecuencia a las sociedades, siempre es doble: ambiental y social. En ambos casos se trata de fenómenos de oscilación extrema que aparecen de manera sorpresiva y que, en consecuencia, incrementan la incertidumbre y el riesgo. En franca contradicción con la ilusión sistémica, que cada día construye la ideología de la modernidad, los datos duros provenientes de las ciencias naturales y sociales indican un desplazamiento del sistema-mundo hacia el caos o colapso que, dependiendo de cada país, puede ser suave o abrupto. Como señaló Wallerstein en su más reciente artículo (Es doloroso vivir en medio del caos), en las pasadas cuatro décadas han aumentado el desempleo y la inestabilidad geopolítica, y han oscilado locamente los precios de la energía. A lo anterior se suma el muy oportuno estudio de Thomas Piketty, el cual mostró cómo en los pasados 250 años se ha incrementado la desigualdad social, fenómeno confirmado por los reportes sobre la mayor concentración de riqueza entre los más ricos y entre las mayores 50 corporaciones. Mientras, la secuencia de informes del IPCC (http://www.ipcc.ch/) ofrece suficiente evidencia científica sobre el aumento de la inestabilidad climática provocada por la contaminación industrial, incluyendo los sistemas modernos de producción de alimentos, además del agotamiento de los recursos pesqueros, el agua, los suelos, los glaciares, los bosques y selvas y los mecanismos de autorregulación ecológica. Mientras los erráticos fenómenos económicos, políticos e institucionales se viven como huracanes, inundaciones o sequías, los desastres climáticos, la transformación de paisajes y la pérdida de recursos recuerdan de inmediato a los primeros.


Como señaló atinadamente Zibechi, lo anterior no quiere decir que no podemos hacer nada. Pero para pasar a la acción debemos primero reconocer la existencia de un proceso global de deterioro y sus causas profundas. Esto permitirá construir una estrategia general para la supervivencia. Y aquí la ecología política acierta, revela y propone como una nueva corriente emancipadora y contrahegemónica (continuará).

Publicado enMedio Ambiente
Con motivo del Año de la Luz, promueven mayor estudio del Sol

Este 2015 fue decretado por la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) el Año Internacional de la Luz. En este contexto, Luis Felipe Rodríguez Jorge, investigador del Centro de Radioastronomía y Astrofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), destacó la importancia del Sol, principal fuente de energía que sustenta la vida en la Tierra.


El astro mantiene al planeta a una temperatura que lo hace habitable. En el espacio las temperaturas son extremadamente bajas lejos de las estrellas y las moléculas, por ejemplo de agua, existen sólo en forma de hielo. Sin embargo, en la cercanía de de esos cuerpos celestes se alcanzan temperaturas lo suficientemente elevadas para que el recurso exista en forma líquida, clave para la vida, tal como se conoce.


A diferencia de las estrellas, que producen energía termonuclear en su interior, los planetas y sus satélites naturales son cuerpos inertes, que de no ser por la cercanía con una estrella estarían extremadamente fríos. La Luna absorbe 93 por ciento de la luz que emite el Sol, de la cual refleja 7 por ciento, suficiente para que desde la Tierra se le pueda ver iluminada en las noches, explicó el especialista universitario.


En información difundida por la AMC se dio a conocer que en el espacio existen grandes regiones o nubes que contienen gas frío, por la fuerza de su gravedad, fragmentos de estas nubes se contraen hasta formar un núcleo que se convertirá en una estrella, alrededor de la cual se formará un disco en rotación del que posteriormente surgirán los planetas y los cuerpos menores del nuevo sistema solar.


Se podría decir que la mayor parte de la materia del universo visible está atrapada en forma de estrellas; éstas tienen brillo propio, porque en su centro las presiones y temperaturas son lo suficientemente elevadas para que los átomos colisionen entre sí, lo que da lugar al proceso de fusión termonuclear, en el cual se liberan grandes cantidades de energía que viajan hasta la superficie y de ahí escapan al espacio, principalmente en forma de luz.


La masa de una estrella determina su temperatura


Dependiendo de su masa, que puede ir desde una décima hasta 100 veces la del Sol, las estrellas tienen distintas temperaturas en su superficie: de 2 mil 500 hasta 50 mil grados centígrados; entre más masiva sea, su superficie es más caliente. El Sol –a 149 millones 600 mil kilómetros de la Tierra– es una estrella de masa intermedia y la temperatura de la superficie es de alrededor de 6 mil grados centígrados.


Rodríguez Jorge explicó que la luz visible es una de las formas de la radiación electromagnética, cuando la longitud de onda de esta radiación está entre 0.4 micras (una micra es la millonésima parte de un metro), que corresponde al color violeta, y 0.8 micras, que pertenece al color rojo, puede ser detectada por el ojo humano.


Sin embargo, hay radiación electromagnética con longitudes de onda mayores y menores a las de la luz. El espectro electromagnético se divide en seis grandes ventanas que van de las longitudes de onda más grandes a las más pequeñas: radio, infrarrojo, visible, ultravioleta, rayos X y rayos gama, las cuales sólo se detectan con el uso de tecnologías.


Estudiar el espectro de una estrella permite conocer su temperatura, sus movimientos y su composición química. Así, a principios del siglo XX y a partir de las características espectrales, se desarrolló una clasificación en letras, que luego se entendió correspondían a las temperaturas estelares. Estas letras son O, B, A, F, G, K y M. Esto es, las estrellas O son las más calientes y las M, las más frías. El Sol es una tipo G, finalizó.

"En EE.UU. hay gente que ni siquiera tiene acceso a los servicios de salud"

 

Su ágil castellano se lo debe en buena medida a su ascendencia: madre española, al igual que su abuela paterna, y abuelo cubano. Pero la práctica del idioma, en verdad, vino en su etapa universitaria, cuando pasó un par de años en Madrid estudiando, y luego en Estados Unidos, su país de origen, trabajando con diferentes comunidades latinas de sectores generalmente excluidos de las bondades del sistema de salud. "A mí siempre me ha llamado la atención que en un país como los Estados Unidos, con tantos recursos, haya mucha desigualdad, haya inequidad, en términos de quién tiene acceso y quién no", señala la doctora María Fernández, especialista en Educación para la Salud de la Universidad de Texas.


En Buenos Aires disertó en el "Taller de Introducción a la Planificación de Programas e Investigación en Implementación", organizado por el Instituto Nacional del Cáncer (INC), del Ministerio de Salud de la Nación. En un alto de la actividad, dialogó con Página/12, para dar su visión sobre la salud, el trabajo con sectores vulnerables y las nuevas líneas de investigación que se abren para poder darles un curso eficaz a los programas de promoción para el control del cáncer.


–Un sanitarista argentino que fue ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires en la década del setenta y en la del ochenta, el doctor Floreal Ferrara, decía que la salud es la solución del conflicto. Tal vez esta definición se proponía discutir con la más ampliamente aceptada por los organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ven la salud como el logro de un bienestar físico y psicológico. ¿Cuál es la concepción de la salud con la que trabaja usted?


–Yo creo que concuerdo más con la definición de la OMS. Pero lo que sí pienso es que la salud es más que la ausencia de enfermedad, ése es el concepto clave, en el sentido de que tiene que ver con estar bien. Porque una persona que tiene una enfermedad crónica creo que todavía puede tener buena salud, en el sentido de que dentro de esa situación en la que está puede tener una calidad de vida buena. Entonces, yo creo que la salud tiene que ver con el bienestar físico y emocional, con la definición de la salud de la OMS, pero también creo que, cuando hablamos de salud pública, de promoción de la salud, también nos tenemos que enfocar en los problemas que existen en una comunidad y en cómo resolverlos. Creo que hay mucha polémica y discusión sobre si algo es prevención de enfermedad o si es promoción de salud, y entiendo el porqué de eso, porque queremos que la definición de salud sea más amplia y no solamente la ausencia de enfermedad. Pero aun así creo que se pierde mucha energía y tiempo en ese tipo de discusión, y que lo que es más productivo es que estemos de acuerdo en la meta, pero que para llegar a esa meta se tienen que identificar y solucionar problemas. Y no sé cuál era el enfoque de esta persona que usted nombraba, pero quizás un poco iba por ahí, que si hay conflictos de política, de recursos y personales, pues eso puede ser una barrera, crea esa brecha entre el estado actual y la meta, que es el estado de salud.


–¿Cuál es idea de promoción que tiene usted?


–Bueno, la promoción de la salud es un campo muy grande, va mucho más allá de la educación para la salud, la educación para la salud es una parte, pero la promoción trata de aumentar la calidad de vida. Y la calidad de vida de mucha gente está afectada por enfermedades crónicas o infecciosas. Entonces, la promoción de la salud trata de identificar tanto los factores personales, de comportamiento, y del entorno, del ambiente en que uno está, identificar esos factores que influyen en la salud e intervenir para cambiar esos factores. Por ejemplo, intervenir para que las personas empiecen a tener mejores estilos de vida, mejores hábitos personales, pero también intervenir en que se cambie el entorno. Hace tiempo yo creo que se enfocaba demasiado en la persona y no se consideraba el modelo ecológico, que quiere decir que la persona vive y funciona dentro de un sistema, tiene un entorno interpersonal, un entorno de organización, si está en la escuela o en el trabajo, luego la comunidad, y la sociedad. Una persona y sus comportamientos y su salud están afectados no solamente por lo que él o ella haga, sino también por el entorno en el que está. Entonces, desde la promoción de la salud se analizan esos factores que influyen en la salud y la calidad de vida, y se intenta intervenir. Y la intervención puede ser una intervención de educación al paciente, a la persona, a la comunidad, pero también puede ser una intervención de cambios de políticas. De hecho, en los Estados Unidos, por ejemplo, las cosas que han tenido mayor impacto en la salud han sido cambios de políticas: leyes del uso de cinturón de seguridad en el auto, leyes de prohibición de fumar en sitios públicos, todo eso tiene un impacto enorme en la salud.


–Muchas de las investigaciones que focalizan en el tema de la promoción de la salud y la educación para la salud en las comunidades, en general suelen poner el acento en el comportamiento o las creencias de los individuos, pero queda desdibujado el estado en el que se encuentra el sistema de salud al que deben acudir esas comunidades para darle cauce a una conducta que tal vez sería más adecuada para el cuidado de su salud. Por ejemplo, se investiga por qué las mujeres se hacen o no el Papanicolaou o el examen clínico mamario con cierta regularidad, pero no se analiza en simultáneo qué pasa con el sistema de salud que debería recibir a esas mujeres para que pudieran hacerse esos controles en tiempo y forma.


–Sí, es totalmente verdad, que muchas veces se habla de estilos de vida, de cambios que uno tiene hacer para ser más saludable, pero no se considera el entorno en que se encuentra ese individuo, y parte de ese entorno son los servicios de salud. Si quieres intervenir en cambiar una situación de salud en una comunidad o en una población más grande, se tienen que analizar cuidadosa y sistemáticamente no solamente los comportamientos que contribuyen a ese problema, sino también todos los factores del entorno, incluyendo el servicio de salud, porque si no es muy difícil cambiar. Un ejemplo en concreto: en los Estados Unidos, sobre todo en los barrios pobres, hay lo que se llaman "desiertos de comida", que quiere decir que en esos barrios es muy difícil encontrar frutas y verduras. Hay tiendas que venden comida, pero no tienen ni frutas ni verduras. Entonces, no se puede motivar a una persona, y cambiar su actitud y deseo y conocimiento para que comas más frutas y verduras, si no existe posibilidad de adquirirlas en donde ella vive. Si tiene que gastar más dinero para hacerlo, entonces el cambio no va a ocurrir.


–¿Qué soluciones hallaron para ese problema?


–Hay muchas intervenciones que analizando el problema se enfocan no solamente en la educación de las personas sino también en cambios en la comunidad. Por ejemplo, ahora están surgiendo muchas huertas urbanas, también negociando con los comerciantes y haciendo precios especiales. Porque, claro, los comerciantes decían: "¿Por qué voy a pedir frutas y verduras si se van a estropear aquí porque nadie la quiere?". Entonces se trata de crear la demanda y también el acceso. Ese tipo de programas de promoción de la salud que se enfoca en varios niveles es el que tiene más éxito.


–¿Cómo empezó a trabajar con el tema cáncer, sobre todo con minorías de su país, como mujeres afroamericanas o hispanas?


–Bueno, a mí siempre me ha llamado la atención que en un país como los Estados Unidos, con tantos recursos, haya mucha desigualdad, haya inequidad, en términos de quién tiene acceso y quién no. Yo sé que en todos los países existe cierta desigualdad socioeconómica, pero me parece vergonzoso que en los Estados Unidos haya gente que ni siquiera tiene acceso a los servicios de salud. Entonces, quise enfocarme en eso, y aunque yo creo que es difícil para una persona como yo, que soy académica, efectuar cambios en la política nacional, creo que se pueden hacer muchas cosas a nivel local para aumentar el acceso a personas que son más pobres o no tienen seguro de salud, o son indocumentadas. Y también la prevención, porque si se previene una enfermedad, entonces hay menos necesidad luego de tratamientos. Mi opción por las minorías es porque ellos son los que mayormente sufren estas desigualdades. En los Estados Unidos la gente de origen afroamericano tiene mayor tasa de mortalidad de casi todos los cánceres, y los hispanos no tanto, tienen quizá menos en algunos, como el cáncer de mama, pero luego más en otros, como el cáncer cervicouterino. Aun así, los hispanos se están haciendo los controles con menos frecuencia que otros grupos, pues muchas veces, aunque la incidencia sea menor, la mortalidad es más alta. A mí me gusta mucho trabajar con estos grupos, sobre todo de origen hispano, y me ha dado mucha satisfacción que algunos de los programas que hemos desarrollado hayan tenido efecto.


–Por ejemplo, el programa "Cultivando la Salud", que usted dirigió hace más de una década entre mujeres de origen latino de bajos ingresos de comunidades campesinas de Estados Unidos, de la frontera con México. ¿Me puede contar cómo fue esa experiencia?


–Sí, fue con fondos del CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) de Atlanta, para desarrollar un programa de promoción de salud para aumentar el uso de mamografía y Papanicolaou en mujeres que vivían en zonas agrícolas, trabajadoras del campo. En Texas hay lo que se llaman colonias, en la frontera sobre todo, de gente que migra, son trabajadores de campo que viajan siguiendo la cosecha. Entonces, hicimos el programa con mucha participación comunitaria, eso es un proceso en el que yo creo mucho, el hecho de involucrar a la comunidad cuando se está desarrollando un programa. Y también trabajamos con las clínicas comunitarias para asegurarnos de que iban a estar los servicios disponibles cuando mandáramos a las mujeres ahí, e hicimos un estudio que demostró que el programa era eficaz en aumentar tanto el uso de mamografía como el Papanicolaou entre mujeres que nunca se lo habían hecho o que hacía varios años que se lo habían hecho. Y luego se ha extendido por muchas otras partes de los Estados Unidos, y yo he seguido estudiándolo. Una cosa que me interesa también es la adaptación, cómo se tienen que adaptar programas para nuevas comunidades y contextos. Una cosa que hicimos con "Cultivando la Salud" fue adaptarlo para Houston. Fue muy interesante ver cómo se tenía que adaptar la ejecución del programa, porque ya no eran esas colonias semirrurales, sino una ciudad. Por ejemplo, las promotoras de salud que se entrenaban para ir casa por casa no se podían implementar en Houston, porque la gente no se sentía cómoda abriendo la puerta a alguien que no conocía. Entonces, se cambió y se hacían reuniones grupales con las promotoras en lugares comunitarios. Y también hicimos lo mismo en Puerto Rico, donde adaptamos el programa y lo implementamos.
–Muchas veces en promoción de la salud los mensajes que hay que transmitir son bastante complejos, porque por ejemplo en el cáncer cervicouterino o en el de mama no se trata solamente de promocionar una tecnología de detección temprana como el Papanicolaou o la mamografía, sino de informar en qué momento y con qué frecuencia deben realizarse estos controles para obtener los mejores resultados. Lo que en general suele haber en la población que conoce estas tecnologías es una sobreestimación de las mismas, ya que se piensa que cuanto mayor uso se haga de las mismas, mejores van a ser los resultados, cuando en realidad suele ser lo contrario, como en el caso de la mamografía que, utilizada a edades más tempranas o con mayor frecuencia que las recomendadas, puede incrementar el saldo de los resultados "falsos positivos" o "falsos negativos".


–Sin duda hay problema con eso. Yo creo que el cambio de recomendaciones ha causado muchísimas confusiones entre muchas personas (en EE.UU. se pasó de recomendar una mamografía anual a partir de los cuarenta años a una mamografía bienal a partir de los cincuenta años para mujeres sin antecedentes personales ni familiares de cáncer de mama). Y de hecho, hay un campo dentro de la implementación que es la "desimplementación", que es cuando algo ya no está recomendado, como por ejemplo la prueba para detectar cáncer de próstata. La prueba de cáncer de próstata se utiliza mucho y es una prueba que no está recomendada. La recomendación es que el hombre hable con su médico para ver si tiene sentido que se lo haga, pero que todo el mundo se lo haga no está recomendado. Pero lo que pasa es que es una prueba fácil, es un estudio de sangre, y mucha gente se lo hace. Y hay sobre uso de varias tecnologías, y yo creo que mucho tiene que ver con un mal entendimiento, quizás una percepción de riesgo que no es correcta. Lo que sucede es que generalmente estamos trabajando del otro lado, en aumentar la percepción de riesgo porque la gente dice "no, a mí no me va a pasar, yo no necesito eso". Entonces los mensajes son a veces para aumentar la percepción de riesgo, pero también está el otro extremo, la persona que a lo mejor no tiene riesgo o tiene riesgo normal, pero que hace demasiadas pruebas de tamizaje.


–Recién nombró el campo de la implementación, que junto con el de diseminación forman un área de estudio relativamente nueva. ¿Me puede contar de qué trata?


–Lo que sucede es que yo ya llevaba más de diez años desarrollando programas de promoción de salud, y eran programas que tocaban esos diferentes niveles que nombré, y a lo mejor tenían éxito en algún cambio, aumento de realización de mamografía, o de Papanicolaou o lo que fuera, pero luego se quedaba ahí. A lo mejor se mantenía en esa comunidad, a lo mejor no, pero no se extendía a otros lugares. Entonces, para mí personalmente era una frustración. Y yo creo que mi experiencia personal les ocurrió a muchas otras personas, y también en el gobierno mismo de los Estados Unidos se dieron cuenta de que estaban invirtiendo mucho dinero en el desarrollo y evaluación de programas de promoción, pero que eso no se estaba utilizando de manera que pudiera beneficiarse la mayoría del público. Y entonces se crearon unas iniciativas para tratar de entender más por qué se utilizan o no ciertas innovaciones, como un programa de promoción de la salud o una tecnología. Y ya había teorías e investigaciones sobre por qué se usa lo que funciona y por qué no se usa lo que funciona. De ahí es desde donde evolucionó este campo de investigación sobre la implementación y diseminación. Entonces, todo el estudio de implementación y diseminación es el estudio de por qué ciertas innovaciones, sea una política o un programa de promoción de salud o una práctica en una clínica, se adoptan, se implementan y se mantienen. Entonces, hay muchas preguntas sobre este tema, porque hay muchos factores que influyen en decisiones de por qué voy a cambiar lo que venía haciendo a nivel organización, o a nivel comunidad, y qué es lo que tengo que hacer para mantenerlo. Entonces, este campo es el estudio de esos factores, para luego poder intervenir para que se aumente el uso de los programas, políticas y prácticas que funcionan.


–¿Y cuáles serían esos factores?


–Hay muchos modelos de factores que influyen. Por ejemplo, en una clínica, para cambiar una práctica sabemos que influyen varias cosas, algunas son características de la clínica, que no se pueden cambiar, por ejemplo el tamaño. Pero cuestiones como el liderazgo que tiene esa clínica, la comunicación entre las personas que están trabajando ahí, la percepción de lo que se llama "clima de implementación", o sea, la percepción que hay en esta clínica sobre la innovación, sobre el cambio, todos estos son factores que influyen en la implementación, y también las capacidades de las personas que lo tienen que implementar.

Publicado enInternacional
Crean bloques sintéticos de vida; podrían curar cáncer y ébola

Una nueva forma de tratar enfermedades incurables, como el cáncer y el ébola, podría ser posible después de un adelanto científico que también arroja luz sobre el origen de la vida.


Investigadores han sugerido que este avance en biología sintética –ciencia que integra disciplinas como la biotecnología, la biología molecular y la biología evolutiva– podría incluso apoyar la posibilidad de vida en otros planetas.


Por primera vez, científicos han creado enzimas sintéticas –los ingredientes vitales necesarios para la vida– a partir de material genético artificial que no existe fuera del laboratorio. Este hito podría conducir pronto a nuevas formas de desarrollar fármacos y tratamientos médicos.

Los hallazgos son los más recientes en el campo de la biología sintética, que intenta crear nuevas moléculas biológicas e incluso nuevas formas de vida. Esta tecnología puede desarrollarse para producir fármacos que bloqueen los genes causantes del cáncer o se adhieran al ARN de virus como el ébola y el VIH.

La biología sintética está logrando avances en verdad asombrosos, que prometen cambiar la forma en que entendemos y tratamos la enfermedad, sostuvo el profesor Peter Maxwell, presidente del comité de medicina celular del Consejo de Investigación Médica de Gran Bretaña (CIM), que financió el estudio.

El descubrimiento, hecho por científicos del laboratorio de biología molecular del CIM en Cambridge, amplía las posibilidades de hallar formas de vida en otros planetas, basadas en una bioquímica por completo diferente de la de la Tierra.

Expande la gama química en la que se puede vislumbrar que exista la vida, comentó Philipp Holliger, quien encabezó el equipo investigador del CIM.

Las enzimas sintéticas lograron cortar y pegar piezas de un material genético artificial conocido como AXN, que no existe en la naturaleza.

El AXN es capaz de almacenar y reproducir información genética, al igual que sus dos equivalentes naturales, ADN y ARN, y fue sintetizado en el laboratorio del doctor Holliger hace tres años. La propiedad extra enzimática del material genético artificial imita a las enzimas naturales de ARN.

Se pensaba que el ARN y el ADN eran las únicas moléculas capaces de almacenar información genética y, junto con las proteínas, las únicas biomoléculas aptas para formar enzimas, comentó el doctor Holliger.


"Nuestro trabajo sugiere que, en principio, existen posibles alternativas a las moléculas naturales, que pueden apoyar los procesos catalíticos requeridos para la vida.


Es posible diseñar moléculas terapéuticas de AXN que pueden adherirse a un oncogen (gen de cáncer) o a un ARN viral, y, como el AXN no existe en la naturaleza, no será descompuesto con la misma rapidez que el ADN o el ARN, lo cual significa que podrá funcionar más tiempo, apuntó el científico.

The Independent
Traducción: Jorge Anaya