Más de 60 congresistas radican proyecto de Ley para prohibir el fracking en Colombia

Los congresistas, junto con la Alianza Libre de Fracking, radicaron el proyecto de ley para prohibir la técnica de extracción no convencional e implementar las llamadas energías renovables que necesitan de la explotación de distintos minerales.

La dura pelea contra el fracking parece llegar a su recta final. La técnica de fractura hidráulica que permite extraer gas y petróleo no convencionales, es cuestionada por diversidad de científicos tras estudios que muestran con soporte empírico los efectos negativos para la salud tanto de las personas como del ambiente en general. El primer piloto de fracking en Colombia fue autorizado por el gobierno de Iván Duque 3 meses antes de concluir su mandato y por realizarse en Puerto Wilches, Santander.

Jahel Quiroga, senadora por el Pacto Histórico, y firmante de la iniciativa radicada el pasado 10 de agosto, comentó sobre el particular: “Los habitantes de Puerto Wilches y del Magdalena Medio (que es donde se viene experimentando con esta técnica) van a tener la satisfacción y la seguridad de que el fracking no va a acabar con el agua, con el medio ambiente, con las riquezas naturales. Un proyecto radicado para Colombia y para el mundo”.

Este proyecto de ley busca prohibir, entre otros, la exploración y producción de hidrocarburos provenientes de yacimientos no convencionales, al tiempo que la prohibición del fracturamiento hidráulico multietapa (fracking) en Colombia. También, tiene como eje la protección del medio ambiente y la prevención de conflictos socioambientales asociados a estas actividades para contribuir con el cumplimiento efectivo de las metas del Acuerdo de París aprobadas mediante Ley 1844 de 2017.

El Acuerdo de París, parte y desarrollo del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, entró en vigor en noviembre de 2016, firmado por 97 países para combatir el cambio climático y acelerar e intensificar las acciones e inversiones necesarias para un futuro sostenible con bajas emisiones de carbono. El acuerdo tiene por objeto aumentar la capacidad de los países para hacer frente a los efectos del cambio climático y lograr que las corrientes de financiación sean coherentes con un nivel bajo de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y una trayectoria resistente al clima. 

En este sentido, según Sandor A. Gerendas-Kiss, director de SGK Planet, la técnica de fracturación hidráulica implica contaminación de acuíferos, elevado consumo de agua, contaminación de suelos, aguas y aire, retorno de los gases y químicos utilizados hacia la superficie, además de probables efectos para la salud humana. También hay casos de incremento en la actividad sísmica.

El proyecto propone que, a partir de convertirse en ley, el gobierno Petro formule la Política de Transición Energética Justa. En donde deberán formular, de manera participativa, en el término máximo de dos (2) años contados a partir de la expedición de tal ley, la política pública de transición energética justa, que incluya un plan de diversificación energética y promoción de fuentes no convencionales de Energía Renovable que logren de manera gradual y progresiva la sustitución de la explotación de combustibles fósiles.

Los ambiciosos retos que soportan esta iniciativa, así como la ley a que daría paso, abren el debate sobre los costos a todo nivel que implicaría la transición energética, así como las reales posibilidades y límites de las energías que ahora son valoradas como posible sustituto de la proveniente de los combustibles fósiles, y entre las cuales se cuenta la solar, hidráulica, termosolar de concentración, bioenergía, geotérmica, nuclear, hidrógeno verde, eólica, electicidad. Hay que llamar la atención que todas estas fuentes de energía requieren intensos procesos de captación y transformación que demandan el uso de diversidad de minerales, entre ellos cobre, litio, cromo, zin, oro, grupos de platinos, aluminio y tierras raras (que suman 17 elementos de la tabla periódica).

También está abierto el debate sobre la capacidad energética de todos y cada uno de estas fuentes de energía, y su relación costo-beneficio en todos los planos: ambiental, económico, social, etcétera. Un debate que merece toda la atención de nuestra sociedad para que lidere la necesaria transición ecológica con total conocimiento de causa y profundice la misma al ampliarla a la relación sociedad-naturaleza, economía y producción industrial, movilidad-transporte y uso del vehículo, así como usos y consumos en general.

Un debate complejo y que, para asumirlo a profundidad implicaría preguntarnos por la sociedad poscapitalista por construir.

Consulte aquí el proyecto de Ley presentando por los más de 60 congresistas para prohibir el fracking en Colombia:

“Por medio de la cual se prohíbe el fracking, la exploración y producción de los Yacimientos No Convencionales (YNC) de hidrocarburos, se ordena la reformulación de la política de transición energética y se dictan otras disposiciones”.

 

Para profundizar sobre el tema del fracking, invitamos a leer los siguientes artículos publicados en desde abajo:

https://www.desdeabajo.info/ediciones/item/39187-fracking-en-colombia-rompiendo-las-entranas-de-la-tierra-sin-medir-consecuencias.html

 

https://www.desdeabajo.info/mundo/item/42972-fracking-en-america-latina-entre-las-promesas-de-expansion-y-las-denuncias.html

https://www.desdeabajo.info/colombia/item/36414-colombia-resiste-al-fracking.html

https://www.desdeabajo.info/colombia/item/37293-el-fracking-en-colombia-la-batalla-continua.html

https://www.desdeabajo.info/colombia/item/35515-la-dura-pelea-contra-el-fracking-en-colombia.html

https://www.desdeabajo.info/colombia/item/38056-graves-problemas-para-el-fracking-en-colombia.html

https://www.desdeabajo.info/ambiente/item/41582-biden-suspende-el-fracking-en-territorio-federal-pero-no-lo-prohibe-en-el-90-restante.html

https://www.desdeabajo.info/ambiente/item/35613-fracking-causa-escasez-del-agua-en-eu.html

www.desdeabajo.info/ambiente/item/37331-danos-del-fracking-en-estados-unidos.html

https://www.desdeabajo.info/ambiente/item/37780-las-potencias-europeas-promueven-el-fracking-fuera-mientras-lo-prohiben-dentro-de-sus-fronteras.html

Fuentes consultadas:
https://unfccc.int/es/process-and-meetings/the-paris-agreement/que-es-el-acuerdo-de-paris

https://www.iea.org/reports/world-energy-outlook-2021

 

Publicado enColombia
Un bombero limpia la maleza suelta alrededor de un árbol secuoya roja en el Parque Nacional Yosemite, en California. Foto Ap

La pérdida amenaza el futuro de la biodiversidad y afecta la vida de mil 600 millones de personas, aseguran investigadores

 

La superficie forestal del mundo ha disminuido en 81.7 millones de hectáreas en los pasados 60 años, lo que ha llevado a una reducción de más de 60 por ciento de esa área per cápita, señaló el Centro para la Biodiversidad y el Cambio Climático, Instituto de Investigación Forestal y de Productos Forestales (FFPRI).

Los investigadores aseguraron que esta pérdida amenaza el futuro de la biodiversidad y afecta la vida de mil 600 millones de personas en el orbe, según su nuevo estudio publicado en Environmental Research Letters.

Descubrieron que el área forestal global perdida entre 1960 y 2019 es equivalente a más de 10 por ciento de la isla de Borneo.

El equipo afirma que la pérdida forestal bruta en 437.3 millones de hectáreas actualmente supera la ganancia forestal bruta en 355.6 millones de hectáreas.

Ronald C. Estoque, líder del estudio e integrante del FFPRI, explicó que la continua pérdida y degradación de los bosques afecta la integridad de los ecosistemas forestales, reduciendo su capacidad para generar y proporcionar servicios esenciales y sostener la biodiversidad. También afecta la vida de millones de personas en el planeta, sobre todo en los países en desarrollo, que dependen de los bosques para diversos fines.

La investigación se basó en un conjunto de datos de uso de la tierra que examina cómo los bosques han cambiado en el espacio y el tiempo, mostrando su disminución, combinada con un aumento en la población global, ha llevado a la reducción del área forestal global per cápita mencionada. Esto es de 1.4 hectáreas en 1960 a 0.5 en 2019.

"Los resultados también revelaron que el cambio en la pauta espacio temporal de los bosques globales respalda la teoría de la transición forestal, con pérdidas de bosques que ocurren principalmente en los países de ingresos más bajos en los trópicos y ganancias de ellos en las naciones de ingresos más altos en los extratrópicos", detalló.

"Pese a esta pauta espacial de pérdida de bosques que ocurre principalmente en los países menos desarrollados, el papel de las naciones más desarrolladas en ese sentido también debe estudiarse con más profundidad, pues con el fortalecimiento de sus acciones para la conservación forestal, la pérdida se desplaza hacia los menos desarrollados, en especial en los trópicos."

En la actualidad, la vigilancia de los bosques del mundo es una parte integral de varias iniciativas ambientales y sociales globales, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Acuerdo Climático de París y el Marco Global de Biodiversidad Post-2020.

"Para ayudar a lograr los objetivos de estas iniciativas, existe una profunda necesidad de revertir, o al menos aplanar, la curva de pérdida neta global de bosques conservando los restantes y restaurando y rehabilitando los paisajes forestales degradados", consideran los autores de la investigación.

Publicado enMedio Ambiente
Tíbet, China. Foto: Alvin Wu /Milky Way Photographer of the Year 2022

Tíbet, China. Foto: Alvin Wu /Milky Way Photographer of the Year 2022

 

Un año más, de la mano del blog de fotografía y viajes Capture the Atlas, ya están aquí las mejores fotografías de nuestra galaxia: una genial compilación de imágenes que siempre se publica a finales de mayo coincidiendo con el pico de la temporada de la Vía Láctea, y tiene como objetivo inspirar y compartir la belleza de nuestra galaxia.

La lista de este año incluye imágenes tomadas en todo el mundo y nos muestra en todo su esplendor los cielos nocturnos de España, Chile, Argentina, Francia, Estados Unidos, Australia, Nueva Zelanda, Japón, China, Egipto, Eslovenia y Eslovaquia.

La calidad de la imagen, la historia detrás del disparo y, en general, la capacidad de inspirar de las fotografías son los principales factores para seleccionar las imágenes cada año, las cuales no solo ayudan a otros fotógrafos que quieren fotografiar la Vía Láctea, sino que también acerca nuestro universo al público general para aprender y descubrir más sobre la galaxia en la que nos encontramos.

 

Picos de Europa, España. Foto: Rubén Vela / Milky Way Photographer of the Year 2022

 

Utah, Estados Unidos. Foto: Spencer Welling / Milky Way Photographer of the Year 2022

 

Motukiekie, Nueva Zelanda. Foto: Rachel Roberts / Milky Way Photographer of the Year 2022

 

Tenerife, España. Foto: Efrén Yanes / Milky Way Photographer of the Year 2022

 
Extremadura, España. Foto: José Manuel Galván Rangel / Milky Way Photographer of the Year 2022
 
Bajo Tatra, Eslovaquia. Foto: Tomás Slovinský/ Milky Way Photographer of the Year 2022
 
 

Parque Nacional de Nambung, Australia. Foto: Trevor Dobson/ Milky Way Photographer of the Year 2022

 

San Pedro de Atacama, Chile. Foto: Alexis Trigo/ Milky Way Photographer of the Year 2022

 

Valensole, Francia. Foto: Benjamin Barakat / Milky Way Photographer of the Year 2022

 
Torcal de Antequera, Málaga – España. Foto: Alberto Enisosbajas Moreno/ Milky Way Photographer of the Year 2022
 

San Pedro de Atacama, Chile. Foto: Cari Letelier / Milky Way Photographer of the Year 2022

 

Picos de Europa, Asturias – España. Foto: Daniel Viñé / Milky Way Photographer of the Year 2022

 

La Palma, Islas Canarias – España. Foto: Egor Goryachev / Milky Way Photographer of the Year 2022

Publicado enFotorreportajes
Gobierno venezolano construirá diez hoteles de lujo en la isla La Tortuga a través de las Zonas Económicas Especiales

El presidente Nicolás Maduro anunció la puesta en marcha de lo que será el proyecto turístico «más grande del mundo», que tendrá como ubicación la Isla de La Tortuga en las costas caribeñas del país, como parte del establecimiento y creación de las nuevas Zonas Económicas Especiales.


«No exagero cuando les digo que el proyecto de la isla La Tortuga, es el proyecto turístico más grande e importante que hay hoy por hoy en el Caribe y en el mundo», dijo el jefe de Estado.

El mandatario nacional realizó un llamado: «Atención inversionistas del Asia, de Europa, de América Latina, vengan para Venezuela y miren esta belleza de la isla La Tortuga, el proyecto virgen, ecológico, más importante del mundo entero y el Caribe, que hoy la estoy decretado como Zona Económica Especial».

El Plan Maestro del Desarrollo de la Isla La Tortuga, es un proyecto ejecutado en un período de diez meses, donde participaron diversas instancias del Gobierno, como los Ministerios del Turismo, Ecosocialismo, la Vicepresidencia de Ciencia y Tecnología, el despacho de Transporte, que terminó en un plan para convertir a la isla como el primer destino turístico del Caribe.

Por su parte, Héctor Silva, viceministro de Economía Productiva, indicó que el desarrollo de trabajos en materia turística en la isla La Tortuga, contará con la construcción de diez hoteles resort de lujo, diseñados bajo estándares internacionales y con respeto al ambiente, donde se pondrá en marcha la utilización de energía eléctrica renovable.

También trascendió que la isla contará con una terminal aérea internacional.

«Este es un proyecto que se desarrolló teniendo en cuenta el respeto por el medio ambiente, cumpliendo todas las normas y reglamentaciones, bajo la supervisión del Ministerio de Ecosocialismo, donde se construirán diez hoteles resort de muy alto nivel para convertir este proyecto en el principal proyecto turístico del mundo», detalló.

La experiencia china

El presidente Nicolás Maduro estableció este miércoles zonas especiales con incentivos fiscales y aduaneros para la «atracción de inversiones» a Venezuela, en medio de las sanciones de Estados Unidos, iniciativa que emula «experiencias» de China y otras naciones de Asia, según el mandatario.

Es un «camino para la atracción de inversiones productivas», dijo Maduro al promulgar la Ley de Zonas Económicas Especiales, aprobada a finales de junio por el oficialista Parlamento.

«Ya conocemos bien las experiencias de China durante cuarenta años, la experiencia de Corea del Sur, la experiencia de Vietnam, entre otras (…), que nos han servido de inspiración para dar este paso», manifestó el gobernante socialista.

Después del colapso de la industria petrolera venezolana, Maduro ha debido flexibilizar los férreos controles económicos que han imperado durante más de dos décadas de gobiernos del chavismo.

La economía de Venezuela tuvo un rebote en 2021, después de haber experimentado una caída de 80% del PIB en siete años consecutivos de recesión, marcados además por una desbocada inflación.

Maduro fijó las primeras cinco áreas que darán «condiciones especiales» a inversionistas de acuerdo con la nueva ley: la industrial Paraguaná (noroeste), que cuenta con uno de los principales complejos de refinación de crudo de este país caribeño, las portuarias La Guaira y Puerto Cabello/Morón (centro) y las turísticas islas de Margarita y La Tortuga (norte).

La legislación establece la creación de zonas con un «régimen socioeconómico especial» para el «desarrollo de actividades económicas» con «inversión» pública, privada y mixta, así como «incentivos fiscales y aduaneros».

China empezó a apostar por «zonas económicas especiales» a finales de la década de 1970 y principios de la de 1980, en el marco de su reforma económica, en las que aplican condiciones especiales para la inversión, con menores restricciones que en el resto del país.

Maduro busca alternativas para atraer capital entre las restricciones impuestas por las sanciones financieras de Estados Unidos contra Venezuela, que incluyen desde 2019 la prohibición a empresas y ciudadanos estadounidenses de negociar petróleo venezolano.

Washington desconoce la reelección del presidente venezolano en 2018, calificándola como fraudulenta.

«Nos lanzaron los misiles, las bombas nucleares de las sanciones (…) y creían que nos íbamos a rendir», expresó Maduro, quien ha tenido en China a uno de sus mayores aliados.

21-07-22

 

Publicado enMedio Ambiente
Imagen: EFE

Luego de que el gobierno anunciara el cierre de una fundición en Valparaíso por contaminación

La Federación de Trabajadores del Cobre advirtió que si "tocan a un trabajador o una trabajadora" por expresar el "legítimo descontento a través de las herramientas del movimiento sindical, esta movilización se radicalizará".

 

Los trabajadores de la Corporación Nacional del Cobre (Codelco) de Chile iniciaron este miércoles un paro indefinido con el objetivo de revertir la decisión del directorio de la firma, la más importante del sector en el mundo, de cerrar la fundición Ventanas en la región de Valparaíso. Dicho cierre, anunciado el viernes pasado por el gobierno de Gabriel Boric, se realiza luego de reiterados episodios de contaminación ambiental, que afectaron a la población de las localidades de Quintero y Puchuncaví.

Cerca de 50 mil trabajadores representados en distintos sindicatos en el país empezaron a manifestarse contra esta decisión, en una protesta que incluye cortes intermitentes de tránsito en los accesos a las diferentes plantas. La ministra y vocera del gobierno, Camila Vallejo, planteó que el Ejecutivo mantendrá el diálogo con los trabajadores de Codelco, aún en paro, y enfatizó a la prensa que no se puede "poner en riesgo la salud de los niños de las comunidades".

"Nuestro compromiso con terminar con las zonas de sacrificio tiene que empezar a cumplirse y esto no es contradictorio con las demandas de las y los trabajadores”, agregó Vallejo. Sin embargo, mediante un comunicado, los trabajadores indicaron que el presidente de Codelco, Máximo Pacheco, y el gobierno "tienen una desconexión absoluta con el desarrollo estratégico de la empresa más importante del país que pertenece a todos los chilenos y chilenas".

Previo al inicio de la medida de fuerza, la Federación de Trabajadores del Cobre advirtió a las autoridades de Codelco y del gobierno que si "tocan a un trabajador o una trabajadora" por expresar el "legítimo descontento a través de las herramientas del movimiento sindical, esta movilización se radicalizará".

En medio del paro, el ministro de Hacienda Mario Marcel anunció la firma de un plan de reinversión que contempla la inyección del 30 por ciento en promedio de las utilidades correspondientes a cuatro años y busca evitar que los operarios de la fundición Ventanas pierdan sus puestos de trabajo. Codelco es una empresa del Estado de Chile cuyas reservas representan un seis por ciento de las reservas globales de cobre.

Publicado enInternacional
David Choquehuanca, vicepresidente de Bolivia.  . Imagen: Enrique García Medina

El vicepresidente de Bolivia advierte que "nuestra Pachamama está a punto de sufrir una catástrofe global"

De visita en Buenos Aires, donde celebró el Año Nuevo Andino, el también excanciller boliviano asegura que estamos frente a un tiempo de cambios en el que "no hay que tenerle miedo a nada".

 

Con la certeza de que estamos frente a un momento crítico a nivel mundial, David Choquehuanca llama a perder el miedo y cuestionarlo todo. El vicepresidente de Bolivia advierte que el "modelo de desarrollo occidental capitalista nos ha llevado al desastre" y por eso es urgente una renovación liderada por los jóvenes. De visita en Buenos Aires, donde celebró el Año Nuevo Andino, Amazónico y Chaqueño 5530, Choquehuanca recibe a Página/12y llama a los pueblos a despertarse porque "nuestra Pachamama está a punto de sufrir una catástrofe global".

Choquehuanca nació el siete de mayo de 1961 en la comunidad aimara de Cota Cota Baja, departamento de La Paz. Es el vicepresidente de Bolivia desde el ocho de noviembre de 2020. Antes fue ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia entre 2006 y 2017, durante los tres gobiernos de Evo Morales. Fue en aquellos años que sugirió cambiar el sentido de las agujas del reloj de la Asamblea Legislativa como gesto de descolonización porque "si no queremos violentar las leyes de la naturaleza, nuestro reloj también tiene que funcionar hacia el sur".

- ¿Está conforme con la condena a diez años de cárcel a la expresidenta de facto Jeanine Áñez?

- No se trata de estar conforme con una sentencia, se trata de que se haga justicia. Mira, nuestra democracia ha sido interrumpida después de 40 años y en 2019 hemos vivido un año de terror, de desilusión, de represión, de violación de los derechos humanos. Hubo masacre. Todo el mundo sabe esto. Y nosotros en nuestra campaña hemos prometido justicia. Es lo único que buscamos, y quien administra justicia no es el poder ejecutivo ni el poder legislativo. La justicia es un poder independiente, ellos son los que tienen que asumir su responsabilidad con el pueblo y con las víctimas.

- Usted dijo hace un mes que el pueblo boliviano se está cansando de los dirigentes que se eternizan en el poder. ¿A qué se refería exactamente?

- El mundo tiene que renovarse. Hay un desorden global. Hay incertidumbre, hay caos. Necesitamos cambios, revolución de ideas. ¿Y quiénes tienen que ser los protagonistas? Los jóvenes, ellos son quienes tienen que despertar su creatividad y no esperar que las personas mayores les digan lo que tienen que hacer. Estos jóvenes tienen que tener la capacidad de leer su realidad, y lo que nosotros tenemos que hacer es facilitar instrumentos para que estos jóvenes puedan despertar su rebeldía. En el mundo hay carencia de líderes y los revolucionarios queremos cambios. Somos semillas. Tenemos que sembrar. Si la papa no se siembra y no se renueva, la papa desaparece.

- El fin de semana se reunió con el presidente Luis Arce y el expresidente Evo Morales, en un momento en el que los medios de su país hablan mucho de diferencias internas.

- Es bueno tener diferencias. ¡Si no se contradice a la ciencia, no se desarrolla! Nosotros estamos en función de gobierno, la organización política que está en función de gobierno es el MAS-IPSP, y este tiene a su presidente que es Evo Morales. Nuestro presidente en funciones es el hermano Luis Arce y yo estoy acompañando como vicepresidente. Y somos un gobierno de las organizaciones. En estas reuniones nos encontramos, no es la primera ni será la última. Somos actores, podemos hacer mucho por nuestro pueblo y a todos los temas hay que discutirlos.

- Hace poco de visita en España sostuvo que la democracia vista desde la perspectiva occidental se "ha destruido a sí misma". ¿Habría que ir hacia una instancia superadora?

- No hay que tenerle miedo a nada. La cultura del miedo y el odio llega con el colonialismo. Nosotros tenemos nuestra propia forma de organización donde no se acepta que se someta a nadie. En democracia las minorías se someten a las mayorías. Existe la palabra someter, y someter al prójimo no es vivir bien, como robar no es vivir bien, como mentir no es vivir bien. Y lo que nosotros buscamos es el vivir bien, buscamos la armonía. Nuestra lucha es contra el sometimiento, no solamente entre los seres humanos, también con nuestra madre tierra. Tenemos que cuestionar palabras como democracia, no tenemos que repetir como si fuéramos loros. ¿Por qué no podemos explicarnos desde nuestro lugar? Es hora de cuestionar todo. Hasta el desarrollo nos hemos dejado imponer.

- ¿Y cómo se puede cambiar esa forma de desarrollo?

- Es mejor si nosotros tomamos nuestras decisiones mediante el consenso. Consenso no es lo que yo quiero, consenso no es lo que la hermana quiere, consenso no es lo que el vecino quiere, consenso no es lo que el de abajo quiere. Consenso es lo que todos queremos. Es saber encontrar el centro, el eje, el taypi. Es saber encontrar el eje que pone en movimiento una sociedad, una comunidad, una organización. Necesitamos estar en movimiento. Tiene que haber un proceso de autointerpelación. Tiene que haber una revolución de ideas. Las turbinas del viejo sistema se están apagando, y este modelo de desarrollo occidental capitalista nos ha llevado al desastre.

- En relación a lo que plantea, en su paso como canciller propuso cambiar el sentido de las agujas del reloj ubicado en el edificio del Congreso. ¿En qué se basó para tomar esa decisión?

- El planeta se divide en sur y norte por la línea del Ecuador. Nosotros estamos en el sur. En el sur la sombra gira a este lado, en el norte gira al otro lado. Los marineros conocen esto: cuando cruzan la línea del Ecuador cambian su dirección. Y como estamos en el sur y no queremos violentar las leyes de la naturaleza, nuestro reloj también tiene que funcionar hacia el sur. Muchas cosas nos han traído del norte. En Navidad nosotros ponemos nuestros arbolitos con nieve, como si estuviéramos en el norte. Hasta el Papa Noel nos han traído ellos. Pero los niños en Bolivia dicen que como el Papa Noel no es nuestro no le dejan entrar a la casa, ¡y por eso quiere echarse por la chimenea! (risas) Nosotros tenemos nuestro ekeko, que es la energía de la abundancia, del vivir bien. Tenemos nuestras propias categorías económicas, pero no se enseñan en las universidades. Europa no nos ha traído la civilización, nos ha traído la barbarie. Por eso en Bolivia nosotros hablamos del proceso de descolonización. Tenemos que volver a ser, porque ya no somos. ¡Y somos del sur!

- ¿Qué sensaciones le generó el triunfo de Gustavo Petro en Colombia y qué puede significar para la región?

- Todos nos hemos alegrado. Algunos hemos celebrado incluso más que los colombianos. Tenemos la esperanza de que las cosas cambien en Colombia. Y Petro tiene la autorización con el voto para que se puedan superar todos los males que el pueblo colombiano ha vivido. Pero este resultado también es una fortaleza para nuestra región. Queremos que se respete nuestra soberanía. Queremos decidir nosotros y no fuerzas extracontinentales. Necesitamos construir integración. Si nosotros vamos solos a otros espacios multilaterales, no vamos a poder plasmar nuestras ideas. Pero si vamos juntos y nos sentamos de igual a igual, por ejemplo con la Unión Europea, no solo nos van a escuchar, también nos van a respetar.

- ¿Qué balance realiza de la última Cumbre de las Américas? Bolivia fue uno de los países que se negó a asistir en solidaridad con Cuba, Nicaragua y Venezuela.

- La Cumbre de las Américas está en crisis, al igual que la OEA. Pregúntale a nuestros jóvenes, ya no les interesa. La realidad es que no todos tenemos que pensar igual. Donde dos personas piensan igual, dicen que uno no piensa. Ningún país tiene la capacidad de encarar solo, por más desarrollado que sea, los problemas que son globales. Nos necesitamos. Necesitamos discutir cómo podemos hacer que las riquezas no se concentren en manos de unos pocos. Hacerlos tomar conciencia de que nuestra Pachamama está a punto de sufrir una catástrofe global. Y si hay esta catástrofe global nos vamos todos, los pobres y también los ricos.

22 de junio de 2022

Publicado enSociedad
Gustavo Petro: “No traicionaremos…”

El festejo fue, es y será intenso. Una multitud de gentes, mujeres y hombres de todas las edades pero en su mayoría jóvenes, coparon las calles, avenidas y parques de sus ciudades y barrios de residencia. El alborozo no era –es– para menos: con 11’281 mil dos votos –50.44 por ciento– Gustavo Petro, cabeza del Pacto Histórico venció a Rodolfo Hernández que alcanzó el apoyo de 10 millones 580 mil 399 sufragantes –47.34 por ciento. La radiografía del país quedó refrendada, placa también tomada el pasado 29 de mayo, y el reto de una línea de gobierno que logre unir sus partes queda como uno de los mayores quehaceres de quienes fueron favorecidos por la voluntad popular. (Ver editorial desdeabajo Nº292, "Zurcir con la totalidad que somos")

Un triunfo alcanzado en segundo vuelta, con la movilización decidida de la juventud factor determinante en el resultado final, y el crecimiento de más de 2 millones quinientos mil votos a favor del Pacto Histórico entre esta ronda y la primera, rompiendo de esta manera el mito sobre el techo de la izquierda (enlace artículo ¿Momento o techo de la izquierda?. El aumento experimentado por Rodolfo Hernández también fue mayúsculo –4.641.514 votos– pero no suficiente para ser elegido, pero sí para que los movimientos sociales no pierdan de vista el país que dibujó esa campaña y se pregunten por cómo concitar esos millones de personas, y lograr su participación en la agenda de cambio que Colombia requiere.

Una ruptura del techo histórico lograda por la acción decidida de quienes podemos denominar como fuerza sociopolítica del cambio. Conmovida por el triunfo logrado mucha de ella, para el caso de Bogotá, pasadas las 4 de la tarde, vitoreaba al interior de los buses de Transmilenio cada que escuchaba el reporte del Consejo Nacional Electoral, al tiempo que desde el interior de las estaciones de los buses formaba con sus manos corazones y se estrechaba en viva voz con el “tenemos Presidente” que salía por las ventanas de los buses.

Una marea humana, como si de un evento deportivo se tratara, también transportada en vehículos particulares y con destino hacia el sitio contratado para recibir el resultado final de la jornada electoral. Cientos, miles de personas, con rostros alegres, con ojos vivaces, gozosos, radiantes por que por primera vez el país, ellos y ellas, tienen un presidente –pero también una vicepresidenta– del pueblo y que los reivindica.

A ellos y a ellas, a lo largo del país, se refirió Gustavo Petro en la primera parte de su intervención para celebrar lo que también él valoró como un logro histórico, para unos segundos después asegurar: “No traicionaremos a este electorado…”.

Un electorado que también está integrado por decenas de activistas que han acompañado al ex M-19 en más de cuatro décadas de lucha: “Vencimos […] son más de 40 años de lucha”, dijo a las afueras del Movistar, coliseo donde se congregó la multitud para celebrar, Gloria Carreño, profesora y activista que no ha dado el brazo a torcer en todos estos años de resistencia y construcción por el cambio y que esta vez, como lo hizo hace cuatro cuando el triunfo se escabulló, portaba la bandera del M-19.

Cientos, miles de personas, unas lograban ingresar a la celebración y otras, al no poder ingresar tomaban rumbo hacia la Plaza de Bolívar, con la esperanza de que la fórmula Gustavo Petro–Francia Márquez finalmente llegaran allí para festejar. Con seguridad, en su alborozo no escuchaban lo que decían desde seguridad: “La celebración no puede darse allí pues no hay despliegue para eliminar los riesgos de seguridad”.

Mientras unas y otros seguían bregando por ingresar, o retomaban rumbo por la Avenida 30 hacia el centro de la ciudad, Francia Márquez empezaba a celebrar el suceso, acompañada con total fuerza y convicción por una juventud feminista que ve en ella la posibilidad de profundizar la lucha contra el patriarcado, contra la desigualdad salarial, contra la violencia de género, pero también contra el racismo y la exclusión social. “Acabaremos con el patriarcado…”, aseguró la hoy vicepresidenta y futura Ministra de la Igualdad.

Sus palabras fueron breves pero suficientes para que las 14 mil personas que abarrotaban el coliseo la ovacionaran, en un reconocimiento a lo que su liderazgo significó para este triunfo, y a la inmensa responsabilidad que llevará sobre sí en los cuatro años que siguen, una carga que seguramente reposará en gran medida en su comunicación, conexión y coordinación con los movimientos sociales para que el gobierno no quede secuestrado por las redes clientelistas que también integran y están en el interior del Pacto Histórico.

Con sensibilidad de lidereza y agilidad política, al ver que Petro llegaba al recinto, junto con su familia, saludó al nuevo Presidente, “[…] a nuestro Presidente…” y le cedió la palabra, destacando éste desde un primer instante el propósito que fue uno de los ejes programáticos de la campaña: “[… ] Colombia, potencia mundial de la vida…”, con sus tres soportes: paz, justicia social, justicia ambiental.

La seguridad de sus palabra es recibida con entusiasmo por la concurrencia, a cuyos vítores debe imponerse con voz pausada: “(y para hacer realidad este propósito vamos a sellar) un acuerdo nacional, construido desde las regiones, con poder de mandato” […]. Un acuerdo nacional para construir la paz. Desde el 7 de agosto, paz integral para Colombia…”. Un propósito inmenso y que desde ya le abre un reto a los actores sociales.

¿Cómo recibirán las fuerzas alzadas en armas, entre ellas el Eln, este mensaje? El lunes 20 esta organización alzada en armas se expresó en un corto mensaje al país que titula “Vamos con los cambios y la paz” y en el cual, luego de algunos planteamientos de línea programática y retos estructurales que deberá encarar y resolver el nuevo gobierno, asegura:

“Si el Presidente elegido se posesiona el 7 de agosto para hacer los cambios que nos encaminen a superar el clientelismo y sacar la violencia de la política, avanzar en planes de inclusión social que contemplen empleo y emprendimientos para las mayorías, un plan de Reforma Agraria, un nuevo modelo de lucha contra las drogas y le da continuidad al Proceso de paz, Colombia tendrá un Gobierno respaldado por el movimiento popular, pero si se instala para hacer ‘más de lo mismo’ tendrá al pueblo en las calles reclamando cambios con más vehemencia que en 2019 y 2021”.

Comunicado que cierra llamando a retomar la agenda de diálogo iniciada en el 2017: “El ELN mantiene activo su sistema de lucha y resistencia política y militar, pero también su plena disposición para avanzar en un Proceso de Paz que dé continuidad a la Mesa de Conversaciones iniciada en Quito en febrero de 2017”.

Es una agenda y un modelo de negociación que, como es público, tiene diferencias notables con la seguida por las Farc, y que las llevó a su desmovilización. ¿Qué deberá esperar el país con respecto a nuevas agendas de negociación? ¿Cómo serán incluidas en ello las llamadas “disidencias” de las Farc? ¿Cómo los actores paramilitares.

Paz, justicia social, acuerdo nacional, acuerdos regionales, una agenda que permite deducir que hay un reconocimiento desde el próximo mandatario que sin movilización social no será posible gobernar, no será factible vencer las fuerzas del poder profundo que controlan economía, burocracia, fuerzas armadas, justicia, y mucho más. Según Petro, en lo caso de lo regional, se trata de “[…] diálogos regionales, que den pie para las reformas que necesita Colombia para construir la paz”. Reformas para tener “[…] derechos constitucionales vivos; derechos constitucionales vivos; una Constitución viva que pueda realizarse cada día”.

Un propósito imposible de concretar si los actores sociales pierden su autonomía frente al poder e iniciativa –así ese poder hoy esté en manos de dos de los suyos–. En este sentido, tal vez le faltó decir al hoy ungido jefe de Estado: “A esa marea juvenil que decidió hoy tomarse las urnas […] si nos equivocamos confróntenos, si dudamos, empújennos…”, recordándoles que un gobierno de real talante democrático debe ser del pueblo, con el pueblo y para el pueblo.

Retos inmensos todos estos, pero que pueden hacerse realidad toda vez que Colombia cuenta hoy con un ascendente social, en creciente desde hace varios años, que con fuerza y constancia paralizó al país en el 2021 durante varias semanas. Fuerza social juvenil, en su mayoría, que como lo anunció con estadísticas el mensuario Le Monde diplomatique edición Colombia en la edición en circulación, un importante porcentaje de esa juventud que en primera vuelta había votado por Rodolfo Hernández, al ver que había recibido el apoyo de la derecha uribista, le quitó de inmediato su apoyo y giró hacia la campaña del Pacto Histórico.

Esa reacción la marcaron las encuestas. Como también marcaron, y lo aseguró Libardo Sarmiento en ese artículo, la abstención se reduciría y ese quiebre favorecería a quien venció en las urnas. Además de recordar que el ascendente juvenil era el sector social en Bogotá, lo cual también fue ratificado por los resultados alcanzados en la capital del país.

Bien, sin el control y movilización constante de esa inmensa marea, como de otros sectores sociales que están por un cambio real en el país, profundo, no es posible concretar un gobierno del cambio, un gobierno que logre prolongarse más allá de un periodo electoral, y hacerse fuerza autónoma, cooperativa, solidaria, interrelacionada entre experiencias a lo largo de todo el país, conformando órganos paralelos de gobierno en los territorios, etcétera, para así gobernar más allá del centro político y más allá de un periodo de tiempo dado, consciente que en otra campaña electoral el Ejecutivo puede ser retomado por los poderes tradicionales.

Acción crítica, constante. Mandar obedeciendo. El realismo político, tratar de equilibrar por ‘arriba’ puede tender un distanciamiento entre gobierno y actores sociales, por eso es importante que la sociedad no deje de criticar, de exigir, de presionar, que no abandone las calles, pero tampoco los auditorios donde se discutirán los acuerdos regionales, “vinculantes” en subrayado, que como savia recorrerán el cuerpo gubernamental y, en forma de proyectos de ley llegarán al Congreso, en donde las fuerzas opuestas seguramente los obstruirá. ¿Podrán hacerse realidad estos sin confrontar ese Congreso, sin generar una acción ejecutora y en cadena con raíz en los distintos territorios? Pero también, ¿podrán hacerse realidad parte de esos proyectos, ojalá la mayoría, de manera directa por parte de los mismos actores sociales, en sus territorios, sin depender para ello del visto bueno de los legisladores?

Esta debería ser una vía expedita para no perder de vista que las autonomías sociales son fundamentales para llevar a cabo en el largo y el mediano plazo cambios de fuerte impacto para reducir la injusticia social que prima en el país, así como las exclusiones de todo tipo, entre ellas las que deberá liderar Francia Márquez al coger el timón del novísimo ministerio con que contará el país.

Una autonomía y un potencial social que muestra caminos en el sur del país, con especial relieve en Nariño, departamento en el cual la fortaleza de los movimientos sociales ha sido reafirmada en estas elecciones; una fortaleza que deja en claro que un logro tal se construye en años de acción y se acelera con experiencias de gestión y acción de diverso tipo, en todo lo cual autonomía y liderazgo social, colectivo, es deteminante.

 


Recuadro

¡Actuar ya!

“Queremos que Colombia, y será la prioridad de la política diplomática, se coloque al frente en el mundo de la lucha contra el cambio climático. La ciencia nos ha dicho que como especie humana podemos perecer en el corto plazo, que la vida en esta Tierra hermosa puede perecer en el corto plazo, que las dinámicas de acumulación que un mercado desaforado, que unos deseos de codicia y ganancia desaforados, que un proceso de consumo desaforado, está a punto de acabar con las bases mismas de la existencias […]


Si la ciencia nos lo dice toca actuar ya. No somos uno de estos países que emiten enormes cantidades de Co2 y de gases de efecto invernadero, pero estamos aquí, al lado de una de las mayores esponjas que consumen los gases de efecto invernadero que otros países arrojan: la selva amazónica, las selvas de América Latina. Hoy se impone que Colombia trate de salvar la selva amazónica en función de salvar la humanidad.


Nos han criticado porque proponemos una transición energética, quizás rauda dicen los críticos, hacia las energías limpias en las que Colombia tendría enormes ventajas, pues bien, se trata de establecer ahora el diálogo en las Américas.


Proponemos un diálogo en las Américas sin exclusiones de ningún pueblo, de ninguna nación en toda la diversidad que es América. Creo que llegó el momento de sentarnos con el gobierno de los Estados Unidos y hablar, dialogar sobre lo que significa que en todo este continente americano que compartimos, allá se emita, como casi ningún otro país gases de efecto invernadero y aquí los asumimos, los absorbemos a partir de nuestra selva Amazónica.


Si allá se emite y acá absorbemos ¿por qué no dialogamos? ¿por qué no establecemos otra manera de entendernos? ¿Por qué no dejar de emitir más allá y por qué no ayudarnos aquí a que las esponjas de la absorción de los gases de la muerte de la humanidad, puedan ser más eficaces.


Le propongo al gobierno de los Estados Unidos y a todos los gobiernos de América, sentarnos a dialogar para acelerar los pasos de la transición energética, los pasos de la construcción de una economía descarbonizada, los pasos de la construcción de una economía de la vida en toda América.
¿Cómo un gobierno pretende ser el gobierno de la vida no podía proponer la construcción de una economía de la vida?

Publicado enColombia
Bebé de tortuga gigante de Galápagos albina en el Tropiquarium de Servion (Suiza)/TROPIQUARIUM DE SERVION.

Es una tortuga blanca única en el mundo. Se trata de un evento poco común en la naturaleza aseguran expertos. La tortuga nació como parte de un programa de conservación para especies en vía de extinción en un zoológico suizo.

Enorme fue la alegría tanto del dueño como de todos los trabajadores del zoológico Tropiquarium de Servion, un barrio ubicado en las afueras de Lausana, al oeste de Suiza, cuando vieron nacer a la primera tortuga gigante de las Galápagos albina del mundo, ya que hasta el momento no había constancia alguna acerca de la existencia de ningún ejemplar con albinismo ni en la Naturaleza, ni en cautiverio en el planeta.

Sin pigmentación y con los ojos rojos, si bien la pequeña tortuga- de la cual todavía no se conoce su sexo ni su nombre-, nació a principios de mayo, la noticia se dio a conocer oficialmente recién el pasado viernes 3 de junio.

Su madre, de unos 30 años y más de 100 kilos de peso, puso cinco huevos el 11 de febrero que fueron colocados en una incubadora hasta que, finalmente, el pasado 1 de mayo nació este primer ejemplar albino del mundo, en tanto que, cuatro días más tarde, nació su hermano: una tortuga oscura, como es habitual en su especie, de la cual tampoco se conoce sexo y nombre.

“Es la primera vez en el mundo que nace y se mantiene en cautiverio a una tortuga albina de las Galápagos. Nunca se ha observado ningún individuo albino en la naturaleza”, explicó, a través de un comunicado de prensa, Philippe Morel, el propietario del mencionado zoo suizo, cuyos visitantes ya pueden observar a esta pequeña tortuga que pesa apenas unos 50 gramos y cabe en la palma de una mano.

“Esta tortuga albina es una bendición del cielo. Es una enorme alegría verla escalar, hasta es mucho más activa que su hermano”, agregó.

Este acontecimiento es histórico no solo por el color de la tortuga nacida, sino porque su tamaño - pueden pesar 200 kilos cuando son adultas-, hace que la reproducción de los individuos sea muy complicada, con apenas un 2% de éxito en la procreación, lo que resalta aún más la enorme importancia que tiene su cuidado y preservación

Considerada una especie vulnerable, las tortugas gigantes de Galápagos (Chelonodis nigra) cuentan con una esperanza de vida que puede llegar a los doscientos años.

Según datos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) actualmente hay aproximadamente unos 23.000 ejemplares en ese archipiélago que está ubicado en el océano Pacífico.

Bebé de tortuga gigante de Galápagos albina en el Tropiquarium de Servion (Suiza)/
TROPIQUARIUM DE SERVION.

 

Bebé de tortuga gigante de Galápagos albina en el Tropiquarium de Servion (Suiza) / TROPIQUARIUM DE SERVION.

 

Bebé de tortuga gigante de Galápagos albina en el Tropiquarium de Servion (Suiza)/
TROPIQUARIUM DE SERVION.

 

Bebé de tortuga gigante de Galápagos albina en el Tropiquarium de Servion (Suiza) / TROPIQUARIUM DE SERVION.

(Con información de CNN, weekend y Euronews)

 

En video, primer ejemplar albino de tortuga gigante de las Galápagos.

Domingo, 01 Mayo 2022 06:01

Por un decrecimiento ecosocialista

Por un decrecimiento ecosocialista

El decrecimiento y el ecosocialismo son dos de los movimientos -y propuestas- más importantes del lado radical del espectro ecológico. Por supuesto, no todos los miembros de la comunidad del decrecimiento se identifican como socialistas, y no todos los ecosocialistas están convencidos de la conveniencia del decrecimiento. Pero se observa una tendencia creciente de respeto mutuo y de convergencia. Intentemos trazar un mapa de las grandes áreas de acuerdo entre nosotros, y enumeremos algunos de los principales argumentos a favor de un decrecimiento ecosocialista:

  1. El capitalismo no puede existir sin crecimiento. Necesita una expansión permanente de la producción y el consumo, la acumulación de capital, la maximización del beneficio. Este proceso de crecimiento ilimitado, basado en la explotación de los combustibles fósiles desde el siglo XVIII, está conduciendo a la catástrofe ecológica, al cambio climático, y amenaza con la extinción de la vida en el planeta. Las veintiséis Conferencias de la ONU sobre el Cambio Climático de los últimos treinta años manifiestan la total falta de voluntad de las élites gobernantes para detener el rumbo hacia el abismo.
  2. Cualquier alternativa real a esta dinámica perversa y destructiva tiene que ser radical, es decir, debe enfrentarse a las raíces del problema: el sistema capitalista, su dinámica explotadora y extractiva, y su búsqueda ciega y obsesiva del crecimiento. El decrecimiento ecosocialista es una de esas alternativas, en confrontación directa con el capitalismo y el crecimiento. El decrecimiento ecosocialista requiere la apropiación social de los principales medios de (re)producción y una planificación democrática, participativa y ecológica. Las principales decisiones sobre las prioridades de producción y consumo serán decididas por las propias personas, con el fin de satisfacer las necesidades sociales reales respetando los límites ecológicos del planeta. Esto significa que las personas, a distintas escalas, ejercen un poder directo para determinar democráticamente qué se debe producir, cómo y cuánto; cómo remunerar los distintos tipos de actividades productivas y reproductivas que nos sostienen a nosotros y al planeta. Garantizar un bienestar equitativo para todos no requiere un crecimiento económico, sino cambiar radicalmente la forma en que organizamos la economía y distribuimos la riqueza social.
  3. Es ecológicamente indispensable un decrecimiento significativo de la producción y el consumo. La primera y urgente medida es la eliminación gradual de los combustibles fósiles, así como del consumo ostentoso y despilfarrador de la élite rica del 1%. Desde una perspectiva ecosocialista, el decrecimiento debe entenderse en términos dialécticos: muchas formas de producción (como las instalaciones de carbón) y servicios (como la publicidad) no sólo deben reducirse, sino suprimirse; algunas, como los coches privados o la ganadería, deben reducirse sustancialmente; pero otras necesitarían desarrollarse, como la agricultura agroecológica, las energías renovables, los servicios sanitarios y educativos, etc. En sectores como la sanidad y la educación, este desarrollo debería ser, ante todo, cualitativo. Incluso las actividades más útiles tienen que respetar los límites del planeta; no puede existir una producción "ilimitada" de ningún bien.
  4. El "socialismo" productivista, tal como lo practicaba la URSS, es un callejón sin salida. Lo mismo ocurre con el capitalismo "verde" que defienden las empresas o los principales "partidos verdes". El decrecimiento ecosocialista es un intento de superar las limitaciones de los experimentos socialistas y "verdes" del pasado.
  5. Es bien sabido que el Norte Global es históricamente responsable de la mayor parte de las emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera. Por tanto, los países ricos deben asumir la mayor parte del proceso de decrecimiento. Al mismo tiempo, no creemos que el Sur Global deba intentar copiar el modelo productivista y destructivo de "desarrollo" del Norte, sino que debe buscar un enfoque diferente, haciendo hincapié en las necesidades reales de las poblaciones en términos de alimentación, vivienda y servicios básicos, en lugar de extraer más y más materias primas (y combustibles fósiles) para el mercado mundial capitalista, o producir más y más coches para las minorías privilegiadas.
  6. El decrecimiento ecosocialista implica también la transformación, mediante un proceso de deliberación democrática, de los modelos de consumo existentes -por ejemplo, el fin de la obsolescencia planificada y de los bienes no reparables-; de los modelos de transporte, por ejemplo, reduciendo en gran medida el transporte de mercancías en barcos y camiones (gracias a la relocalización de la producción), así como el tráfico aéreo. En definitiva, es mucho más que un cambio en las formas de propiedad, es una transformación civilizatoria, una nueva "forma de vida" basada en valores de solidaridad, democracia, igualdad-libertad y respeto a la Tierra. El decrecimiento ecosocialista señala una nueva civilización que rompe con el productivismo y el consumismo, a favor de la reducción del tiempo de trabajo y, por tanto, de más tiempo libre dedicado a actividades sociales, políticas, recreativas, artísticas, lúdicas y eróticas.
  7. El decrecimiento ecosocialista sólo puede ganar a través de una confrontación con la oligarquía fósil y las clases dominantes que controlan el poder político y económico. ¿Quién es el sujeto de esta lucha? No podemos superar el sistema sin la participación activa de la clase trabajadora urbana y rural, que constituye la mayoría de la población y ya está soportando el peso de los males sociales y ecológicos del capitalismo. Pero también tenemos que ampliar la definición de la clase obrera para incluir a las que se encargan de la reproducción social y ecológica, las fuerzas que ahora están al frente de las movilizaciones ecosociales: las jóvenes, las mujeres, los pueblos indígenas y las campesinas. Una nueva conciencia social y ecológica surgirá a través del proceso de autoorganización y resistencia activa de las explotadas y oprimidas.
  8. El decrecimiento ecosocialista forma parte de la familia más amplia de otros movimientos ecologistas radicales y antisistémicos: el ecofeminismo, la ecología social, el Sumak Kawsay (el "Buen Vivir" indígena), el ecologismo de los pobres, la Blockadia, el Green New Deal (en sus versiones más críticas), entre muchos otros. No buscamos ninguna primacía, sólo pensamos que el ecosocialismo y el decrecimiento tienen un marco diagnóstico y pronóstico compartido y potente que ofrecer junto a estos movimientos. El diálogo y la acción común son tareas urgentes en la dramática coyuntura actual.

 

30 abril 2022

https://monthlyreview.org/2022/04/01/for-an-ecosocialist-degrowth/

Traducción: viento sur

Publicado enEconomía
Cultivos como el cacao, el café y las cerezas dependen de la polinización. La imagen de la izquierda fue captada en Belgrado; la de la derecha, en Singapur. Foto Ap y Afp

 

Estiman que han causado la reducción de 49 por ciento en el número de esos animales y 27 en el de especies, revela estudi

París. El cambio climático y el uso intensivo de la tierra para la agricultura ya han causado la reducción de 49 por ciento en el número de insectos en las zonas más afectadas del mundo.

Un nuevo estudio, realizado por investigadores del Colegio Universitario de Londres (UCL, por sus siglas en ingés) y publicado en Nature, es el primero en identificar que la interacción entre el aumento de las temperaturas y los cambios en el uso de la tierra está provocando pérdidas generalizadas en numerosos grupos de insectos en el mundo.

Charlie Outhwaite, del Centro de Investigación de la Biodiversidad y el Medio Ambiente de la UCL y autora principal del estudio, explicó que “muchos insectos parecen ser muy vulnerables a las presiones humanas, lo que resulta preocupante a medida que el cambio climático se agrava y las zonas agrícolas siguen expandiéndose.

"Nuestras conclusiones ponen de manifiesto la urgencia de adoptar medidas para preservar los hábitats naturales, frenar la expansión de la agricultura de alta intensidad y reducir las emisiones para mitigar el cambio climático", añadió.

Los investigadores midieron tanto la abundancia de insectos como el número de especies diferentes presentes en varias regiones del mundo, comparando estas cifras con las de zonas vírgenes menos afectadas por el cambio climático.

El estudio también concluyó que no sólo se está afectando a la población total de insectos, que se ha reducido casi a la mitad, sino también está disminuyendo el número de especies en 27 por ciento.

"Las caídas son mayores bajo los trópicos", declaró Outhwaite.

Considera que el estudio puede subestimar el declive de los insectos en el mundo debido a la falta de datos en las regiones tropicales y a que en las zonas menos perturbadas, utilizadas como comparación, la huella humana ya es significativa.

Los resultados, en consonancia con estudios anteriores sobre el declive de las poblaciones de insectos, se basan en datos de 18 mil especies, recogidos entre 1992 y 2012 en 6 mil lugares.

"Las investigaciones anteriores fueron a pequeña escala, con un número limitado de especies", aclaró.

El nuevo estudio, en cambio, es "un análisis cuantitativo de la interacción entre dos motores", el calentamiento y el cambio de uso del suelo, "sobre grandes conjuntos de datos globales".

Consecuencias desastrosas

La caída de cantidades de insectos, cruciales para la dieta de muchas otras especies, tiene consecuencias desastrosas.

Alrededor de tres cuartas partes de los 115 cultivos alimentarios más importantes dependen de la polinización, como el cacao, el café y las cerezas.

Algunos insectos, como las mariquitas, las mantis religiosas y las avispas, también son necesarios a fin de controlar otros insectos perjudiciales para los cultivos.

El estudio también muestra que los efectos combinados del cambio climático y la agricultura intensiva, incluido el uso generalizado de insecticidas, son peores que si los dos primeros factores actuaran por separado.

Por ejemplo, incluso sin el cambio climático, la conversión de una selva tropical en terreno agrícola hace que la zona se caliente debido a la pérdida de vegetación que proporciona sombra y mantiene la humedad en el aire y el suelo.

Esta aridificación se ve reforzada por el calentamiento global.

En un estudio anterior, los investigadores estimaron que el número de insectos voladores había disminuido en promedio 80 por ciento en Europa, lo que había provocado un descenso de las poblaciones de aves.

"No podemos seguir perdiendo especies sin provocar a la larga consecuencias catastróficas", sostuvo Tom Oliver, de la Universidad de Reading, que no participó en el estudio.

Publicado enMedio Ambiente
Página 1 de 67