Feministas de izquierda rechazan declaraciones de Maduro en el Congreso de la Mujer del PSUV

3 de abril de 2022.- Voceras de distintas organizaciones feministas de izquierda han expresado su rechazo a la alocución presidencial realizada en el marco de la apertura del Congreso de la Mujer venezolana realizado por el PSUV-Gobierno en la que el presidente Nicolás Maduro afirmó que "La mujer, sabemos, tiene grandes tareas en la vida, la tarea de parir, de gestar, de parir, la tarea de forjar, formar, criar, construir valores. Todas las mujeres tienen en su inocencia profunda un sentido innato para proteger y amar a la humanidad, a los niños y a las niñas. Mucho, pero mucho más elevado, de lejos, que el que tenemos los hombres…"

Zuleika Matamoros, coordinadora de Juntas y a la Izquierda afirmó a través de un artículo que "Lo que debemos dejar claro es que Maduro no pronunció un discurso en estos términos machistas, patriarcales por torpeza, o porque su vena machista no le deja disimular expresiones que le delatan como tal. Esta afirmación es la expresión clara de una política directa en contra de la campaña levantada por la legalización del aborto. Es una política que lo pone de cara a la iglesia católica y demás sectores religiosos. Es una política en contra de la mujer de los sectores más vulnerables: las trabajadoras y las de los sectores populares."

Asimismo Claudia Gilly del Movimiento Mujeres en Lucha afirmó también de manera pública que "No es la primera vez que el Maduro nos manda a parir, ya hace dos años se dirigió a la mujer venezolana diciendo: «a parir, todas las mujeres, a parir seis hijos". Una vez más queda plasmada la ideología patriarcal que caracteriza a este gobierno de falso socialismo, que concibe a la mujer como cuerpo sexualizado y maternizado, para uso, goce y disfrute del sistema patriarcal que requiere de relaciones verticales para la dominación, saqueo de bienes, recursos y medios de producción, para lo cual es imprescindible que la mujer cumpla con el mandato sexista en su condición de madre, cuidadora y reproductora, y aporte la mano de obra barata, incluso esclava, para que se perpetúen las condiciones de opresión, discriminación y explotación necesaria para la acumulación capitalista."

Aporra, abril 3/2022

Puedes leer las notas completas en los siguientes links

https://www.aporrea.org/actualidad/a311254.html

https://www.aporrea.org/actualidad/a311220.html

Publicado enPolítica
Manuel Sutherland. Credito: CP

El economista e investigador Manuel Sutherland, señala que “si Venezuela crece al mismo ritmo que Maduro dice que creció en el 2021, es decir, 5%, para recuperar la economía del 2013 se requerirían 32 años”


La economía venezolana necesita crecer a tasas de 20 o 25% para poder recuperarse cosa que es posible según Manuel Sutherland, pero para ello habría que “dar un giro de 180 grados el economista y tener paz política”.

El economista señala que esas metas son muy difíciles de alcanzar con “el Gobierno bolivariano” debido a las sanciones y a la inseguridad jurídica que genera.

Con Manuel Sutherland tratamos de abordar las consecuencias del conflicto bélico en Europa sobre la economía venezolana y el investigador, después de hacer un declaración de principios en contra de la guerra en Ucrania, señala que el aumento de los precios de la energía favorecerán las finanzas públicas nacionales.

“Siendo Venezuela el país con las mayores reservas de crudo del planeta, esta presión le termina favoreciendo por el alza de los precios de los hidrocarburos”, sostiene el investigador.

-También suben insumos y materias primas que Venezuela importa.

-No solamente el precio de las materias primas, sino también de bienes terminados. Venezuela tiene un política de estimulo a las importaciones y todos esos bienes terminados subirán porque sube el costo de la energía, la gasolina, eso impacta la estructura de costos y la logística de la importación. Asimismo, se impactan los costos industriales y eso, de alguna manera, se relaciona con la caída de la producción de alimentos y Venezuela es una importadora de muchos de los alimentos que se consumen. Esos alimentos van a subir de precios.

Sutherland advierte que “probablemente se produzcan episodios de escasez en alimentos y eso hará que haya aumentos de precios más elevados de los que deberían ser”.

-¿Cuál es el resultado del shock de ingresos petroleros y el impacto de los costos producción en lo que Venezuela importa?

-Hay que hacer un “neteo” entre los ingresos que se van a percibir y los egresos por el alza de los precios. Al final creo que la cuenta es a favor. El problema está en que no sabemos cómo está Pdvsa, ni cuánto está exportando. Eso dificulta hacer un cálculo de qué tanto nos puede favorecer.

-La industria petrolera está recuperando la producción según cifras del sector privado. ¿Es un plus para el aumento de los ingresos?

-Venezuela en 1997 extraía 3,3 millones de barriles. Después fue bajando y se colocó en 2,4 millones a partir de 2006. En la actualidad está entre 650.000 barriles, según las cifras de la Opep y 790.000 barriles, según cifras de PDVSA. El asunto es que eso es muy bajo. Venezuela tiene mucho petróleo extrapesado, cuyo precio es mucho menor que el crudo Brent y el WTI, por lo que no es verdadero que Venezuela esté vendiendo petróleo por encima de los 100 dólares. Las sanciones dificultan las exportaciones de crudo.

-PDVSA debe vender a descuento.

-Sí. Con fuertes descuentos porque debe triangular las ventas y debe vender a operadores que, tengo entendido, vienen de África. Operadores de Asia que compran el petróleo, lo mezclan y lo venden en mercados relativamente oscuros. Eso es una fuente de corrupción tremenda.

-Solo el aumento del precio ayuda aumentar los ingresos. ¿Los podría duplicar?


-No sé si duplicar, pero aumentará de manera muy significativa y Venezuela pudiera recuperar 250.000 barriles y pasar a 900 mil barriles o un millón muy rápidamente. Venezuela tiene un montón de campos petroleros que están cerrados por tonterías, por inversiones ridículas. Hay pozos cerrados porque no hay transporte para llevar a los obreros, lo que en el mundo petrolero es un costo microscópico. Con inversiones muy pequeñas. PDVSA no tiene dinero para eso y el Gobierno tiene que de alguna manera hacer que las transnacionales, en algunos convenios operativos y contratos de servicios, ejerzan esa función. La Ley de Hidrocarburos es muy rígida en eso y exige que la inversión de las transnacionales no pase del 49% y 51% de PDVSA. Eso es imposible, porque la industria petrolera no tiene ese dinero.

Agrega el economista que, es urgente una reforma en la Ley de Hidrocarburos que permita una apertura y “una formalización de la explotación de pozos petroleros por parte de transnacionales y que tengan acuerdos en otras circunstancias”.

-¿Cómo incide todo esto en la población? ¿En su cotidianidad? ¿En sus cuatro metros de necesidades?

-Mucha gente dice que Venezuela ya se arregló, que ya estamos listos, que la recuperación es plena. Yo diría que no tanto. Venezuela entre 2013 y 2020 perdió el 80% de su PIB. Esto quiere decir que, una persona que en 2013 pesaba 100 kilos ahora pesa 20 kilos. Y si 2021 tiene los resultados que dice Maduro, de un crecimiento de 5%, esa persona ahora pesa 21 kilos, porque es el 5% de 21. Esa persona todavía está famélica. Todavía está en el hueso. Esa es la economía que tenemos. Hay algunos ornatos en la ciudad, vehículos de lujo, bodegones, pero ese es el 0,0001% de toda la economía nacional que pasa de Altamira y de Las Mercedes.

-Pero hay un respiro. La gente dice que está menos mal que antes.

-Es cierto, porque Venezuela en 2015, 16 y 17 estaba en una situación realmente espantosa.

-Tiempo de bachaqueo y desabastecimiento.

-Ese es el tiempo en que nacen los bodegones que es la respuesta a la escasez extrema de ese tiempo en el que no podías comprar pañales o café. Había contrabando, pero también se debió mucho a las normas que el Gobierno impuso. Los controles excesivos. Eso se fue mejorando y se dio una apertura entre 2017 y 2018, y ofrece nuevos locales y un dinamismo. Pero todo esto que se ve, es bueno, pero está lejísimo de la Venezuela del 2013. Si Venezuela crece al mismo ritmo que Maduro dice que creció en el 2021, es decir 5%, para recuperar la economía del 2013 se requerirían 32 años.

-Habría que crecer por encima de 15% interanual por muchos años. ¿eso es posible?

-Con el Gobierno bolivariano es muy difícil. Primero por las sanciones y las dificultades en el comercio internacional, el cierre de los mercados para el financiamiento, la inseguridad jurídica y las dificultades para inversión. Para que Venezuela se recupere necesita tasas de crecimiento 20 o 25% por lo menos al inicio de una explosión de crecimiento.

-¿Cómo se logra?

-Con un cambio de 180 grados de la política económica venezolana y una paz política.

-¿Qué países han logrado crecimientos de este nivel?

-La ciudad Shenzhen, en China, que fue decretada zona económica especial creció al 54% anual en por lo menos los primeros 7 años. Era un pueblo de pescadores de 60.000 habitantes, hoy tiene 20 millones de personas. Venezuela necesita esa tasa de crecimiento.

Sutherland hace una breve pausa solo para citar otro ejemplo y dice que “Venezuela entre 2002 y 2003 perdió, más o menos, el 20% de su PIB por el golpe de Estado, el Paro Petrolero y toda la confrontación política. Luego, en el 2004, creció 18,7%.

-Ese fue el rebote luego de esos sucesos. Ahora venimos de siete años de recesión.

-Cierto. Pero esa recesión nos permitiría crecer a tasas muy grandes por lo menos al principio, si la política económica pudiera cambiar porque hay mucho material donde crecer.

-¿Me puede decir tres acciones necesarias para lograr esa recuperación económica?

-Lo primero debe ser ir a un diálogo social, económico y político que calme las aguas porque la crisis política dificulta mucho la recuperación económica. Lo segundo es, reestructurar la deuda externa. Venezuela requiere de préstamos o vender petróleo a futuro.

-Buscar financiamiento de los multilaterales y resolver los problemas con el FMI, Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo.

-Venezuela tiene alrededor de 14.000 millones de dólares congelados en el exterior, entre los que se cuentan facturas por cobrar, dinero en efectivo, oro. Eso debe arreglarse y ese dinero tiene que venir y ser usado para ese resurgir de la economía. Como tercer punto, la destrucción del aparato jurídico-administrativo-económico en donde está la Ley de Costos y Precios Justos, Ley Contra el Acaparamiento y todas las acciones anticapitalistas deben irse. Y lo digo así, porque frenan el capital y la idea no es destruir al capital.

-Un hombre que viene del marxismo diciendo estas cosas… ¿no suena antinatura? ¿Ya es un converso?

-(Risas) El socialismo moderno intenta un proceso de acumulación de capital robusto, donde se desarrollen las fuerzas productivas, mejoren los salarios y haya bienestar.la destrucción del capital trae miseria. Cuesta desde la destrucción de las fuerzas productivas, de la destrucción de las maquinarias, de la infraestructura. Eso es lo que ha pasado en Venezuela. La única forma de superar el capital es produciendo más y mejor. Siendo más eficientes y mejor organizados. Esto que vivimos es todo lo contrario.

Por, Contrapunto, jueves 231/023/2022

 

 

Publicado enEconomía
Fuentes: CTXT [Imagen: Noam Chomsky, en su antiguo despacho del MIT, en Boston, en febrero de 2015. EDU BAYER]

Los líderes de la OTAN anunciaron el miércoles que la alianza planea reforzar su frente oriental con el despliegue de muchas más tropas –incluidas miles de tropas estadounidenses– en países como Bulgaria, Hungría, Polonia y Eslovaquia, y el envío de “equipos para ayudar a Ucrania a defenderse de las amenazas químicas, biológicas, radiológicas y nucleares”. Y aunque la propia alianza de la OTAN no está suministrando directamente armas a Ucrania, muchos de sus Estados miembros sí están enviando armas entre las que se incluyen misiles, cohetes, ametralladoras, etc.

Con toda probabilidad, el 24 de febrero, cuando ordenó una invasión en el país vecino tras un largo y masivo despliegue militar en la frontera, el presidente ruso Vladímir Putin creyó que su ejército tomaría Ucrania en cuestión de días.

Sin embargo, un mes más tarde, la guerra continúa y varias ciudades ucranianas han sido devastadas por los ataques aéreos rusos. Las conversaciones de paz se han estancado y no está claro si Putin sigue queriendo derrocar al gobierno o si, por el contrario, pretende ahora una Ucrania “neutral”.

En la siguiente entrevista, Noam Chomsky, académico de renombre mundial y principal voz disidente, comparte sus pensamientos y percepciones sobre las opciones disponibles para poner fin a la guerra en Ucrania, y reflexiona sobre la idea de la guerra “justa” y sobre si la guerra en Ucrania podría provocar la caída del régimen de Putin.

Noam, ya llevamos un mes de guerra en Ucrania y las conversaciones de paz se han estancado. De hecho, Putin está intensificando la violencia mientras Occidente aumenta la ayuda militar a Ucrania. En una entrevista anterior, usted comparó la invasión rusa de Ucrania con la invasión nazi de Polonia. ¿Así, la estrategia de Putin es la misma que la de Hitler? ¿Quiere ocupar toda Ucrania? ¿Intenta reconstruir el imperio ruso? ¿Por eso se han estancado las negociaciones de paz?

Hay muy poca información creíble sobre las negociaciones. Algunas de las informaciones que se filtran no parecen muy optimistas. Hay buenas razones para suponer que si Estados Unidos aceptara participar seriamente, con un programa constructivo, aumentarían las posibilidades de poner fin al horror.

El que sería un programa constructivo, al menos en líneas generales, no es ningún secreto. El elemento principal es el compromiso de neutralidad de Ucrania: no pertenecer a una alianza militar hostil, no acoger armas que apunten a Rusia (incluso las que llevan el engañoso nombre de “defensivas”), no realizar maniobras militares con fuerzas militares hostiles.

No se trata de nada nuevo en el ámbito internacional, incluso aunque no se reconozca de forma oficial. Todo el mundo entiende que México no puede unirse a una alianza militar dirigida por China, colocar armas chinas apuntando a Estados Unidos y realizar maniobras militares con el Ejército Popular de Liberación.

En resumen, un programa constructivo sería todo lo contrario a la Declaración Conjunta sobre la Asociación Estratégica entre Estados Unidos y Ucrania firmada por la Casa Blanca el 1 de septiembre de 2021. Este documento, que recibió poca atención, declaró enérgicamente que la puerta para que Ucrania ingrese en la OTAN (la Organización del Tratado del Atlántico Norte) está abierta de par en par. También “concluía un Marco Estratégico de Defensa que crea una base para la mejora de la cooperación estratégica en materia de defensa y seguridad entre Estados Unidos y Ucrania”, lo cual proporciona a Ucrania armas avanzadas antitanque y de otro tipo, junto con un “sólido programa de entrenamiento y maniobras acorde con el estatus de Ucrania como Socio de Oportunidades Mejoradas de la OTAN”.

Todo el mundo entiende que México no puede unirse a una alianza militar dirigida por China, colocar armas chinas apuntando a Estados Unidos y realizar maniobras militares con el Ejército Popular de Liberación

La declaración fue otra maniobra para provocar a la bestia. Se trata de otra aportación a un proceso que la OTAN (es decir, Washington) ha estado perfeccionando desde que, en 1998,  Bill Clinton violara el firme compromiso que hizo George H.W. Bush de no ampliar la OTAN hacia el Este, una decisión que suscitó serias advertencias por parte de diplomáticos de alto nivel como George Kennan, Henry Kissinger, Jack Matlock, (el actual director de la CIA) William Burns, y muchos otros, y por la que el secretario de Defensa William Perry estuvo a punto de dimitir en señal de protesta, junto con una larga lista de personas que sabían muy bien lo que hacían. A esto hay que añadirle, por supuesto, las acciones agresivas que atacaban directamente los intereses de Rusia (Serbia, Irak, Libia y crímenes menores), llevadas a cabo de modo que maximizaran la humillación.

No es difícil sospechar que la declaración conjunta fue un factor que provocó que Putin, y el reducido círculo de “hombres duros” que le rodean, decidieran aumentar su movilización anual de fuerzas en la frontera ucraniana en un esfuerzo por atraer la atención respecto a sus preocupaciones en materia de seguridad, en este caso con la agresión criminal directa, que, de hecho, podemos comparar con la invasión nazi de Polonia (junto con Stalin).

La neutralización de Ucrania es el elemento principal de un programa constructivo, pero hay más. Se debería intentar avanzar hacia algún tipo de acuerdo federal para Ucrania que implique un grado de autonomía para la región del Donbás, de acuerdo con las líneas generales de lo que queda de Minsk II. Una vez más, esto no sería nada nuevo en el ámbito internacional. No hay dos casos idénticos y ningún ejemplo real se acerca lo más mínimo a la perfección, pero existen estructuras federales en Suiza y Bélgica, entre otros casos, e incluso en Estados Unidos hasta cierto punto. Los esfuerzos diplomáticos serios podrían encontrar una solución a este problema o al menos contener las llamas.

Y las llamas son reales. Se calcula que, en esta región, desde 2014, unas 15.000 personas han muerto en el conflicto.

Eso nos deja con Crimea. Respecto a Crimea, Occidente tiene dos opciones. Una es reconocer que, de momento, la anexión rusa es sencillamente un hecho, que sería irreversible sin acciones que destruirían Ucrania y posiblemente mucho más. La otra es ignorar las muy probables consecuencias y hacer gestos heroicos sobre cómo Estados Unidos “nunca reconocerá la supuesta anexión de Crimea por parte de Rusia”, como proclama la declaración conjunta, acompañados de numerosas declaraciones elocuentes de personas que están dispuestas a condenar a Ucrania a una catástrofe total mientras pregonan su valentía.

Nos guste o no, esas son las opciones.

¿Quiere Putin “ocupar toda Ucrania y reconstruir el imperio ruso”? Sus objetivos anunciados (principalmente la neutralización) difieren bastante, incluida su declaración de que sería una locura intentar reconstruir la antigua Unión Soviética, pero puede que haya tenido algo así en mente. Si es así, es difícil imaginar lo que él y su círculo siguen haciendo. Para Rusia, ocupar Ucrania haría que su experiencia en Afganistán parezca un picnic en el parque. A estas alturas eso está muy claro.

Putin tiene la capacidad militar –y a juzgar por Chechenia y otras correrías, la capacidad moral– para dejar a Ucrania en ruinas. Eso significaría el fin de la ocupación, el fin del imperio ruso y el fin de Putin.

Nuestra atención se centra, como es lógico, en el incremento de los horrores provo cados por la invasión de Ucrania por parte de Putin. Sin embargo, sería un error olvidar que la declaración conjunta tan solo es uno de los deleites que las mentes imperialistas están conjurando en silencio.

Putin tiene la capacidad militar para dejar a Ucrania en ruinas. Eso significaría el fin de la ocupación, el fin del imperio ruso y el fin de Putin

Hace unas semanas hablamos de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional del presidente Biden, tan poco conocida como la declaración conjunta. Este brillante documento –citando de nuevo a Michael Klare– aboga por “una cadena ininterrumpida de Estados centinela armados por Estados Unidos –que se extiende desde Japón y Corea del Sur en el norte del Pacífico hasta Australia, Filipinas, Tailandia y Singapur en el sur y la India en el flanco oriental de China–”, con la intención de rodear a China, incluyendo a Taiwán, “de un modo bastante ominoso”.

Podríamos preguntarnos cómo se siente China ante el hecho de que, según se informa, el comando indopacífico de Estados Unidos está planeando reforzar el cerco, duplicando su gasto en el año fiscal 2022, en parte para desarrollar “una red de misiles de ataque de precisión a lo largo de la llamada primera cadena de islas”.

Es para defenderse, por supuesto, de modo que los chinos no tienen por qué preocuparse.

Hay pocas dudas de que la agresión de Putin contra Ucrania incumple la teoría de la guerra justa, y que la OTAN también es moralmente responsable de la crisis. Pero ¿qué pasa con el hecho de que Ucrania arme a los civiles para que luchen contra los invasores? ¿No está moralmente justificado por los mismos motivos que la resistencia contra los nazis?

La teoría de la guerra justa, lamentablemente, tiene tanta relevancia en el mundo real como la “intervención humanitaria”, la “responsabilidad de proteger” o la “defensa de la democracia”.

A primera vista, parece una obviedad que un pueblo en armas tiene derecho a defenderse de un agresor brutal. Pero como siempre en este triste mundo, cuando se piensa un poco en ello, surgen preguntas.

Por ejemplo, la resistencia contra los nazis. Difícilmente podría haber habido una causa más noble.

Uno puede ciertamente entender y simpatizar con los motivos de Herschel Grynszpan cuando asesinó a un diplomático alemán en 1938; o con los partisanos entrenados por los británicos que mataron al asesino nazi Reinhard Heydrich en mayo de 1942. Y uno puede admirar su coraje y pasión por la justicia, sin reservas.

Sin embargo, ahí no acaba la cosa. El primero sirvió de pretexto de los nazis para las atrocidades de la Kristallnacht e impulsó aún más el plan nazi para lograr sus espantosos resultados. El segundo dio lugar a las impactantes masacres de Lidice.

Los hechos tienen consecuencias. Los inocentes sufren, quizá terriblemente. Las personas con valores morales no pueden esquivar estas cuestiones. Es inevitable que surjan preguntas cuando consideramos armar a quienes se resisten valientemente a la agresión asesina.

Eso es lo de menos. En el caso actual, también tenemos que preguntarnos qué riesgos estamos dispuestos a asumir de una guerra nuclear, que no solo supondrá el fin de Ucrania sino mucho más, hasta lo verdaderamente impensable.

No es alentador que más de un tercio de los estadounidenses esté a favor de “emprender acciones militares [en Ucrania] aunque se corra el riesgo de iniciar un conflicto nuclear con Rusia”, tal vez inspirados por comentaristas y líderes políticos que deberían pensárselo dos veces antes de imitar a Winston Churchill.

Quizá exista el modo de proporcionar las armas necesarias a los defensores de Ucrania para repeler a los agresores y al mismo tiempo evitar las graves consecuencias. Pero no debemos engañarnos creyendo que se trata de un asunto sencillo, que se resuelve con declaraciones audaces

¿Prevé usted una evolución política dramática dentro de Rusia si la guerra dura mucho más tiempo o si los ucranianos resisten incluso después de que hayan terminado las batallas oficiales? Al fin y al cabo, la economía rusa ya está asediada y podría acabar con un colapso económico sin parangón en la historia reciente.

No sé lo suficiente sobre Rusia ni siquiera para aventurar una respuesta. Una persona que sí sabe lo suficiente al menos para “especular” –y solo eso, como él mismo nos recuerda– es Anatol Lieven, cuyas apreciaciones han sido una guía muy útil en todo momento. Considera muy poco probable que ocurran “acontecimientos políticos dramáticos” debido a la naturaleza de la dura cleptocracia que Putin ha construido cuidadosamente. Entre las conjeturas más optimistas, “el escenario más probable”, escribe Lieven, “es una especie de semigolpe, la mayor parte del cual nunca se hará público, por el que Putin y sus colaboradores inmediatos dimitirán ‘voluntariamente’ a cambio de que se garantice su inmunidad personal frente a la detención y la riqueza de su familia. Quién sería el sucesor del presidente en estas circunstancias es un interrogante que queda totalmente abierto”.

Y no es necesariamente un interrogante fácil de digerir.

Por C.J. Polychroniou | 28/03/2022 | Noam Chomsky

Texto original: https://truthout.org/articles/chomsky-lets-focus-on-preventing-nuclear-war-rather-than-debating-just-war/

Traducción: Paloma Farré

Publicado enInternacional
El referéndum definirá la continuidad o no de 135 artículos de la LUC.. Imagen: EFE

Uruguay vota la nulidad de 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración 

Ley Ómnibus tiene los condimentos indispensables que cualquier fuerza de derecha apoyaría: ajuste económico, desinversión en salud y educación pública y la seguridad como eje doctrinario.

 

Uruguay define este domingo si elige empoderar más a su presidente Luis Lacalle Pou o empieza a revertir desde abajo sus políticas de derecha. Es clave el referéndum que definirá la continuidad o no de 135 artículos de la LUC (Ley de Urgente Consideración). Hay dos opciones para el voto que es obligatorio, con su respectivo color de boleta electoral: la celeste y oficialista por el “No” a los cambios en la norma y la rosa por el “Si” que militó la oposición y amplios sectores sociales con el objetivo de frenar al Poder ejecutivo. Entre las 8 y las 19.30, 2.684.131 uruguayos podrán participar en 7.060 circuitos electorales de todo el país para modificar o no una legislación que el Senado aprobó el 8 de julio de 2020. Se llegó a esta instancia porque el Frente Amplio (FA), la central sindical PIT-CNT y distintas organizaciones civiles superaron la cantidad de firmas necesarias – un 25 por ciento del padrón – que les permitió llegar al plebiscito.

Los últimos sondeos señalan – con cifras un tanto dispares de las encuestadoras – una pequeña ventaja del “No” que podría ser remontada por los partidarios del “Si”. Dos sectores determinarán el resultado final. Por un lado los indecisos, cuyo porcentaje ronda el 10 por ciento. Por otro lado aquellos que ya resolvieron votar en blanco, que se suman a los del “No” de la coalición oficialista gobernante de cinco partidos de derecha para el resultado final. Quienes aspiran a derogar la LUC tal como está, necesitan obtener la mayoría de los votos válidos (los votos en blanco lo son). Esto les juega en contra.

Lo que está en juego

Si triunfara el “No”, por el que se involucró públicamente hasta último momento Lacalle Pou, lograría un fuerte espaldarazo para lo que resta de su mandato. Los uruguayos recién volverán a elegir a un nuevo presidente el 27 de octubre de 2024. Si fuera al revés, el Frente Amplio daría el primer paso para intentar recuperar el gobierno. La Ley de Urgente Consideración es un instrumento constitucional aprobado en la reforma de 1967 que no ha sido demasiado utilizado por los diferentes jefes de Estado. Se aprobó con el voto de 18 sobre 30 senadores en 2021.

En aquel momento, “modificó 220 leyes y fue un abuso de poder” según el senador del Movimiento de Participación Popular (MPP) en el FA, Alejandro Sánchez. Una especie de Ley Ómnibus que para sus detractores tiene los condimentos indispensables que cualquier fuerza de derecha apoyaría: ajuste económico, desinversión en salud y educación pública y la seguridad como eje doctrinario. El gobierno la defiende poniendo énfasis en este último tema, donde la policía ocupa el centro de la escena. Militantes del “Sí” denunciaron atropellos y el retiro en las calles de propaganda color rosa - como sus boletas-, que habían utilizado durante la campaña. Hay un video que lo prueba donde se ve a un agente arrancando ese material que colgaba de una reja en el barrio montevideano de Capurro.

Campañas

Lacalle Pou llamó a la ley, tal como fue aprobada, “un instrumento necesario, justo y popular”. Su exministro del Interior y exsenador, el fallecido Jorge Larrañaga, uno de los mentores de la LUC, sostuvo en enero del año pasado: “Nosotros vamos a defender este instrumento, como un instrumento positivo para la seguridad pública. Se trata de una buena ley, que no contiene ni una sola norma que deprecie el conjunto de derechos de la población en general”.

El jefe de la campaña por el “Si”, el periodista y publicista comunista Esteban Valenti, le envió una carta abierta al presidente por su último mensaje antes de la veda electoral. Le recordó desde el portal digital La red 21 que “no tomó ni una sola de las muchas oportunidades de hablarnos a todos los uruguayos, como le corresponde al presidente de la República. Al contrario, hizo una defensa de la LUC intransigente, sin ninguna apertura, con olvidos muy gruesos como el del aumento de los combustibles y todas sus consecuencias en el aumento del costo de vida, o el tema de la desnaturalización del Instituto Nacional de Colonización y sobre las adopciones directamente faltó a la verdad”.

La comisión del “Si” que encabezó Valenti – uno de los fundadores del FA, del que luego se alejó - es un bloque donde convergieron organizaciones sociales, la federación de cooperativas, el PIT-CNT y el FA como fuerza política de apoyo.

Antecedentes

Sectores que militaron por la derogación de esta ley sostienen su optimismo en dos antecedentes semejantes de referéndum. En 1992 los uruguayos rechazaron los artículos más importantes de la ley 16.211 que pretendía la privatización de empresas públicas. Esa norma la había promovido el padre del actual presidente, Luis Alberto Lacalle Herrera, del Partido Nacional, pero el desenlace de la votación se lo impidió. Su derrota fue por una diferencia abrumadora: 66,3 por ciento a 25,2.

El otro referéndum se votó en 2003 y se trató de una situación muy parecida: el intento de privatizar la compañía estatal ANCAP. La empresa abarca varios rubros: es líder en el mercado local de combustibles y lubricantes, de cementos portland y en el desarrollo de biocombustibles. El fracaso también afectó al gobierno de otro presidente del partido Nacional o Blanco, Jorge Battle. Aquel de la disputa por las pasteras con Argentina. El 62,15 por ciento de los uruguayos se inclinó por la derogación de su ley y solo cosechó el 35,48 de adhesión a su planteo de entregar la petrolera estatal al mercado.

Costo social

Hoy, diecinueve años después, el país vuelve a plebiscitar una ley que ya afecta a los sectores populares, golpeados además por el alza del costo de vida. Uruguay es, tal vez, el país más caro de Sudamérica y Montevideo la segunda ciudad más costosa del continente para adquirir un departamento, por detrás de Santiago de Chile y por delante de Buenos Aires. Los datos surgen de un estudio de la Universidad Torcuato Di Tella realizado en noviembre de 2021 sobre catorce urbes relevadas en la región. Otro rubro que lidera negativamente es el del precio de los combustibles. Son los más caros de América del Sur a razón de 1,757 dólares el litro, seguido por Chile y Perú al 14 de marzo pasado. Estos índices, sumados al aumento en el precio de la comida, dispararon el malhumor social.

Lacalle Pou presentó como un logro en julio del año pasado que el país había ahorrado 600 millones de dólares durante la pandemia sin aumentar los impuestos. La senadora del Frente Amplio, Lilian Kechichian García, le recordó que en ese período había subido el IVA y que las tarifas lo hicieron por encima de la inflación. En ese contexto comenzó a gestarse por abajo la junta de firmas para arrancarle al gobierno el referéndum por la LUC.

En septiembre de 2021, durante el tercer paro del PIT-CNT contra el gobierno, Lacalle Pou lo tildó de “político”. Fernando Pereira, el referente de la central y presidente del FA, le respondió: “Sí, es político, es contra la política de trabajo, contra la política salarial, contra la política impulsada en la LUC”.

En la jornada que definirá el destino de esta ley mirada con simpatía por la derecha, los empresarios y los dirigentes ruralistas, la comisión del “Sí” salió a recorrer las calles del país buscando el voto boca a boca. Si le alcanzará para ganar, se sabrá este domingo a la noche, cuando Uruguay dé otra muestra de su civilidad acostumbrada, aún en situaciones límite como la que plantea una norma nostálgica de los años ’90.

27 de marzo de 2022

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Publicado enInternacional
Miles de estudiantes marcharon bajo la lluvia por las calles de Santiago.. Imagen: AFP

Fue masiva la primera protesta educativa desde que asumió Gabriel Boric

Los estudiantes reclaman un aumento en la ayuda social. Un manifestante fue baleado y el gobierno abrió una investigación.

 La Confederación de Estudiantes de Chile (CONFECH), la mayor organización universitaria del país, realizó este viernes un paro nacional y una gran marcha por el centro de Santiago para pedir más ayudas sociales para los universitarios ante el encarecimiento del costo de vida. Se trata de la primera manifestación universitaria celebrada desde que asumió el pasado 11 de marzo el Gobierno del progresista Gabriel Boric, quien fue un destacado líder estudiantil cuando era alumno en la Universidad de Chile hace una década.

En concreto, los universitarios reclaman un aumento de la Beca de Alimentación de la Educación Superior (BAES), que hace 10 años se fijó en 31.000 pesos chilenos mensuales (40 dólares) y desde entonces no se ha modificado. "Creemos que ahora es el momento para manifestarnos, luego de todo un año tratando de generar reuniones, instancias de conversación y diálogo y de que no hayan sido escuchadas nuestras demandas", dijo la vocera de CONFECH, Noemí Quintana.

Beca insuficiente

La líder estudiantil explicó que el objetivo es subir la beca hasta los 48.000 pesos chilenos (61 dólares) y extenderlos a los meses de enero y febrero, cuando es el descanso estival, porque "como estudiantes también nos alimentamos", apuntó. "Es muy necesario que como estudiantes volvamos a las calles luego de dos años en pandemia en nuestras casas, ahora es el momento", agregó Quintana. Al grito de "¡32.000 pesos no son los mismo que hace 10 años!", los manifestantes transitaron por una de las principales vías de la capital chilena.

Los universitarios también pidieron la renuncia del director de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), Jaime Tohá, quien está en el cargo desde el segundo mandato de la socialista Michelle Bachelet (2014-2018).

Manifestante baleado

Durante la protesta estudiantil al menos un estudiante resultó herido por un disparo atribuido a la Policía. La protesta  discurría por el centro de la capital cuando, según videos que circulan por las redes sociales, un carabinero disparó su arma junto a un grupo de manifestantes que lo rodeaban.

El presidente de Chile, Gabriel Boric, pidió este viernes a Carabineros abrir una investigación sobre las circumstancias en que el manifestante fue baleado, y ordenó a sus ministros de Educación y Salud reunirse con el joven. "Nuestro ministro de Educación y nuestra ministra de Salud también se están trasladando hacia Santiago para ver a este joven y poder acompañarlo", anunció la vocera oficial, Camila Vallejo. Según Vallejo, el joven de 19 años se encuentra "con lesiones, pero sin riesgo vital".

La reforma de Carabineros

"Es muy importante que la labor de resguardo del orden público siempre esté acompañada de la protección de los derechos humanos y esto implica tanto el resto de los protocolos como también va a implicar el gran desafío que tenemos como Gobierno y ante el cual nos hemos comprometido: la reforma a Carabineros", agregó la portavoz.

El subsecretario de Interior, Manuel Monsalve, también condenó el hecho en nombe del gobierno. "Siempre el uso de un arma de fuego por un funcionario policial es un hecho muy grave. Siempre que hay un ciudadano chileno herido y este es el caso, hay un joven herido producto de ese disparo. Es un hecho grave", explicó a la prensa local. 

La manifestación de este viernes fue la primera movilización universitaria de amplia convocatoria realizada en la capital desde que Boric, antiguo líder estudiantil, asumiera la presidencia el pasado 11 de marzo.  "Lo de hoy solo demuestra, una vez más, que Carabineros necesita con urgencia una refundación. Sea cual sea el motivo, nada se justifica que utilice un arma en contra de una persona, menos alguien que está en su legítimo derecho a manifestarse", dijo la vocera de Confech, Noemí Quintana.

El cuerpo policial está en el punto de mira desde hace años, pero sobre todo desde las revueltas de finales de 2019, cuando miles de manifestantes salieron a las calles para protestar contra la desigualdad y fueron acusados de violaciones a los derechos humanos.

Presidente joven

Boric, el presidente más joven de la historia chilena y cercano al estallido social de 2019, prometió refundar el cuerpo policial. A su 36 años Boric es el presidente más joven de la historia chilena y el primero que no forma parte de los dos grandes bloques de centro que gobernaron Chile desde el retorno a la democracia en 1990.

El exlíder estudiantil gobierna gracias a una coalición entre su partido, el Frente Amplio, y el Partido Comunista y ha prometido una agenda de cambios profundos para instalar en Chile un estado de bienestar similar al de Europa. De momento, tiene una aprobación de más de 50 por ciento y, aunque fue muy cercano a las revueltas de 2019, hay un sector de aquellas protestas que no le apoya y que ha prometido seguir saliendo a las calles.

Publicado enInternacional
El mercado de energía nunca será el mismo luego de la guerra en Urania, dijo la subdirectora gerente del FMI. Foto: Captura de video en Twitter.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) está observando una fragmentación creciente en los sistemas de pagos globales y estima que varios países podrían reducir sus tenencias en dólares, dijo la primera subdirectora gerente del organismo Gita Gopinath, quien también abordó el efecto de las sanciones en una posible suspensión de pagos de Rusia.

“Es probable que veamos a algunos países reconsiderar la cantidad de ciertas monedas que mantienen en sus reservas”, dijo la número dos del FMI, señalando que varias naciones podrían replantearse qué tan seguro es confiar en el dólar en sus tenencias de divisas extranjeras.

En una entrevista con la revista Foreign Policy, Gopinath comentó que, si bien la moneda estadounidense no está a punto de sufrir una “desaparición inminente” como una de las divisas principales del sistema financiero mundial, se podrían ver “focos” en los que se percibirían cambios.

“Es probable que veamos a algunos países reconsiderar la cantidad de ciertas monedas que mantienen en sus reservas”, dijo, y consideró que los efectos serían mayores si el conflicto en Ucrania se prolonga.

Gopinath informó que el FMI observa una “fragmentación creciente” en los sistemas de pagos globales como una consecuencia de los eventos en Ucrania.

Por su parte, la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva, vaticinó que la economía global crecerá este año, aunque menos del 4.4% previsto, y advirtió que algunos Estados están en riesgo de experimentar una recesión económica.

“Algunas economías que se han recuperado rápidamente de la covid-19 están en una posición más fuerte. Pero las que aún no se encontraban saliendo de la crisis de la pandemia, que se estaban quedando más atrás, van a ser golpeadas aún en mayor medida”, apuntó.

A principios de marzo, el FMI declaró que el impacto en la economía global de las sanciones contra Rusia “ya es muy grave” y puede empeorar en el futuro.

“Si bien la situación sigue siendo muy inestable y las perspectivas están sujetas a una incertidumbre extraordinaria, las consecuencias económicas ya son muy graves”, dijo el organismo.

Según el FMI, “los precios de la energía y de las materias primas, incluido el trigo y otros granos, han aumentado, lo que se suma a las presiones inflacionarias por las interrupciones en las cadenas de suministro y la recuperación de la pandemia del covid-19”.

En sus declaraciones junto a la directora gerente, Gopinath consideró que una eventual suspensión de pagos de Rusia, debido a la sanciones de EE.UU. y sus aliados contra ese país, tendría un “efecto limitado” a escala global, aunque podría haber “algunos bancos que tengan mayor exposición a estos activos y que sufrirían un impacto negativo”.

Las sanciones cortaron los vínculos de Rusia con el sistema financiero global, al prohibir la mayoría de las transacciones, excepto para el pago de deuda y compra de petróleo.

Las medidas también congelaron 300 000 millones de dólares de reservas en divisas que el Gobierno ruso tenía en el extranjero.

El ministro ruso de Finanzas, Antón Siluánov, informó que Rusia, debido a las sanciones que bloquearon su acceso a parte de las reservas de oro y divisas del Banco Central, no puede utilizar casi la mitad de ellas, en concreto esos 300 000 millones de dólares congelados.

Este martes, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, dijo en rueda de prensa que Estados Unidos y sus aliados anunciarán este jueves en Bruselas nuevas sanciones contra Rusia, durante la visita del presidente Joe Biden a Europa.

Moscú: Pagos por suministro de gas a Europa serán en rublos

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó este miércoles aceptar el pago del suministro de gas natural ruso a Europa solo en rublos.

“No tiene sentido suministrar nuestros productos a la UE y a Estados Unidos y cobrar en dólares y euros”, declaró el mandatario durante una reunión con miembros del Gobierno ruso.

“Por eso, he decidido poner en marcha, lo antes posible, un conjunto de medidas para transferir el pago de nuestro gas natural suministrado a los llamados países no amigos en rublos rusos”, agregó.

Putin subrayó que se trata de abandonar el uso de “todas las monedas comprometidas”.

El mandatario ruso señaló que “en las últimas semanas, varios países occidentales han tomado decisiones ilegítimas para congelar los activos rusos. Occidente ha trazado realmente una línea bajo la credibilidad de sus monedas, borrando la confianza en ellas”.

Añadió que tanto EE.UU. como la Unión Europea han incumplido en principio sus obligaciones con Rusia. “Y ahora todo el mundo sabe que las obligaciones en dólares y euros pueden no cumplirse”, destacó.

Putin aseguró que Rusia seguirá suministrando gas a otros Estados, de acuerdo con los volúmenes y precios estipulados en contratos anteriores. “Por separado, Rusia seguirá suministrando gas natural de acuerdo con los volúmenes, precios y los principios de fijación de precios establecidos en los contratos celebrados anteriormente”, apuntó.

Según el presidente ruso, los consumidores extranjeros deberían poder realizar las operaciones necesarias después de que Rusia empiece a recibir en rublos los pagos por el gas de los países no amigos.

“Pido al Gobierno que dé la correspondiente directiva a Gazprom para que haga cambios en los contratos existentes. Al mismo tiempo, todos los consumidores extranjeros deben tener la oportunidad de realizar las transacciones necesarias”, afirmó.

Tras las declaraciones de Putin, el precio del gas en Europa superó los 1 350 dólares por 1 000 metros cúbicos en las operaciones bursátiles del miércoles, de acuerdo con los datos de la bolsa londinense ICE.

El precio de los futuros con suministro en abril en el mercado neerlandés TTF subió a 1 353 dólares por 1 000 metros cúbicos, o 118.75 euros por megavatio hora. En total, el precio del gas ha subido un 20 % desde el inicio de las operaciones.

Canal de Suez eleva tarifa para buques petroleros y graneleros

Este martes quedó oficializado el aumento de tarifas para barcos cargueros, incluidos los graneleros y petroleros, en tránsito por el Canal de Suez.

El aumento se da cuando hay más presión en la cadena de suministros por la guerra entre Rusia y Ucrania. El conflicto ha afectado la exportación de petróleo ruso, así como la salida de granos de Ucrania y Rusia.

La decisión de Egipto podría afectar los precios en los mercados internacionales en un momento de alta tensión e inflación a nivel mundial.

Según confirmó en su sitio web la entidad estatal egipcia que gestiona este paso marítimo, a partir del primero de mayo “las tarifas adicionales impuestas a los petroleros con crudo cargados que transitan por el Canal de Suez en ambas direcciones se modificarán para convertirse en el 15% de las tarifas de tránsito normales”.

El organismo informó que los nuevos aumentos son modificaciones de las subidas de recargos impuestas en marzo a los buques que transitan por la vía navegable. Las tasas de recargo para los quimiqueros y otros buques de carga líquida a granel aumentarán del 10% al 20%, mientras que los buques de carga y a granel aumentarán sus recargos al 10%.

El anuncio es preocupante en un momento en que los precios del petróleo son volátiles por el conflicto en Ucrania y el temor por nuevas sanciones que limiten el suministro.

Otro de los afectados es el mercado del trigo, otro grano cuya cotización internacional se está disparando en los mercados debido al conflicto entre Rusia y Ucrania, dos de los mayores exportadores del grano.

La entidad del canal justificó el aumento señalando que está “en línea con el crecimiento significativo del comercio mundial, el desarrollo de la vía acuática y la mejora del servicio de tránsito”.

La autoridad del canal trabaja en ampliar y profundizar la parte sur de la vía acuática, donde en 2021 un enorme buque encalló y cerró el canal, provocando seis días de interrupción del transporte mundial.

Aunque el año pasado la entidad del canal prometió que congelaría las tasas para los barcos gasíferos, el 1 de marzo aplicó un aumento de un 7% para el paso de los barcos con gas licuado de petróleo y de un 10% para los de gas natural. Dos semanas después, eliminó el descuento del 15% que aplicaba a estos últimos desde hace siete años.

Por este paso marítimo transita alrededor del 10% del comercio mundial, incluido el 7% del petróleo del mundo. El Canal de Suez conecta los mares Mediterráneo y Rojo. El paso abrió por primera vez en 1869 y es una fuente de divisas para Egipto.

En 2021, por allí transitaron 20 649 buques, un aumento del 10% en comparación con los 18 830 buques de 2020. Según los datos oficiales, los ingresos anuales del canal alcanzaron los 6 300 millones de dólares en 2021, los más altos de su historia.

23 marzo 2022

(Con información de RT, EFE, AP y Reuters)

Publicado enEconomía
Desarrolla Cuba fármaco que ofrece esperanza a pacientes de Alzheimer

Es seguro, bien tolerado y sin efectos adversos serios, explicó la líder del proyecto

La Habana. El fármaco neuroprotector NeuralCIM –de administración nasal– ofrece a los pacientes de Alzheimer de Cuba y otras latitudes una esperanza desde la ciencia.

En los resultados de los ensayos clínicos realizados fases II y III con el medicamento durante 48 semanas quedó demostrado que es seguro y bien tolerado, sin eventos adversos serios, destacó Teresita Rodríguez, gerente del proyecto.

Parte considerable de los pacientes mostró una reducción en el avance del deterioro cognitivo y mejoría de variables secundarias, agregó.

Ahora se prevé realizar dos ensayos clínicos: uno en La Habana, comparativo, y otro, en el resto de las provincias en la fase IV. En todos los casos, los participantes recibirán medicamentos para el Alzheimer, precisó Rodríguez, citada por el Observatorio Científico.

Del total de pacientes del estudio comparativo, unos serán tratados con NeuralCIM, mientras al grupo de control se le suministrará un fármaco de estándar internacional, aclaró la experta.

Los sitios específicos para estos ensayos se escogerán en reunión con especialistas del ministerio de Salud Pública de Cuba.

El Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos aprobó el 8 de marzo, según constató Granma, el Registro Sanitario Condicional del fármaco NeuroEpo en la indicación del Alzheimer leve y moderado, informó ayer a través de su cuenta en Twitter Eduardo Ojito Magaz, director general del Centro de Inmunología Molecular, institución desarrolladora de esta molécula.

Según consta en el documento emitido por el Cecmed –compartido por Ojito Magaz–, el Registro para NeuralCim (nombre comercial de NeuroEpo) fue aprobado luego de evaluada la documentación presentada por el CIM.

Se precisó, también, que la condicionalidad del Registro de este producto se establece para la presentación de los resultados de un estudio confirmatorio de eficacia clínica fase III, que debe solicitar autorización en un plazo no mayor de seis meses.

Asimismo, el registro otorgado tendrá una vigencia de tres años, a partir de la fecha de emisión del certificado de inscripción.

NeuroEpo, desarrollado por el CIM en colaboración con otras instituciones de BioCubaFarma, se trata de una formulación nasal de eritropoyetina (EPO) humana recombinante con bajo contenido de ácido siálico, isoforma de composición similar a la que se produce en el sistema nervioso central.

Los resultados del ensayo clínico fases II y III con este producto en pacientes de Alzheimer leve y moderada fueron, como se dijo, alentadores, según se dio a conocer recientemente por autoridades del CIM.

Continúan las negociaciones entre Rusia y Ucrania

 Mientras la guerra continúa, las negociaciones siguen adelante. Aquí presentamos un vistazo a los principales puntos que negocian Rusia y Ucrania, sobre todo la neutralidad de Ucrania con respecto a la OTAN y el estatus del Donbass.

 

Martes 22 de marzo

Desde el 28 de febrero, se han celebrado varias rondas de negociaciones entre Rusia y Ucrania para negociar el fin de la guerra. Aunque Zelensky dijo el lunes (21 de marzo) que no aceptaría "ningún ultimátum de Rusia", en referencia al llamamiento del Ministerio de Defensa ruso para que Ucrania "deponga las armas" en la ciudad sitiada de Mariupol, en la última semana se han producido algunos avances en las conversaciones entre ambas partes.

Discutido en su totalidad por primera vez el pasado lunes, según el Financial Times, el proyecto de acuerdo que permitiría un alto el fuego y la retirada de las tropas rusas de Ucrania incluye varios puntos. Entre ellas, las garantías de seguridad solicitadas por Ucrania, su neutralidad y desmilitarización exigidas por Rusia, el estatus de las repúblicas de Donbass y Crimea..

Este domingo, el portavoz de la presidencia turca, que dirigió parte de las negociaciones, declaró en una entrevista al diario turco Hurriyet que los dos países estarían "cerca de un acuerdo", sobre todo tras el abandono de la solicitud de ingreso en la OTAN por parte de Zelensky, que responde en parte a las exigencias de Rusia sobre el estatuto de neutralidad de Ucrania. Sin embargo, esto también implicaría el cese de la instalación de bases militares extranjeras en territorio ucraniano.

Aunque la prensa internacional ha informado de que se aproxima un acuerdo, aún está por verificarse. De hecho, hay ciertas exigencias de ambas partes que siguen impidiendo llegar a un acuerdo, por ahora. Así, si el gobierno de Zelensky ha afirmado que no entrará en la OTAN, pide a cambio garantías de seguridad "de un cierto número de países", según el asesor del presidente ucraniano Mykhailo Podolyak.

En concreto, Zelensky exige que los cinco miembros del Consejo de Seguridad de la ONU -Reino Unido, Francia, Estados Unidos, China y Rusia-, así como Alemania y Turquía, actúen como garantes y se comprometan a intervenir militarmente si Ucrania vuelve a ser atacada. Se trata de una posición muy difícil para los Estados involucrados, ya que un funcionario occidental declaró el jueves en el Financial Times que era "muy difícil decir sí o no" mientras las condiciones de estas garantías "no se hayan fijado".

Por su parte, Rusia podría haber dado marcha atrás en su deseo de destituir al gobierno de Zelensky, y es posible, según el Financial Times, que suavice su exigencia de que el ruso sea la segunda lengua oficial en Ucrania si el gobierno ucraniano accede a derogar las leyes que actualmente limitan su uso. Sin embargo, no cederá en el reconocimiento de la independencia de las repúblicas de Donetsk y Lugansk, ni en su anexión de Crimea. Es difícil que Ucrania se plantee una concesión semejante para Rusia, pero el gobierno de Kiev sigue diciendo que está dispuesto a discutir soluciones alternativas.

Además de estas discusiones, hay otras muchas cuestiones, como el desenlace del conflicto, ya que Rusia pide la rendición de Ucrania mientras ésta exige un "alto el fuego", o las modalidades de "reparación", que ascenderían a más de 100.000 millones de euros. Obviamente, las negociaciones están profundamente entrelazadas con la situación militar. Desde este punto de vista, si bien la invasión rusa encuentra resistencia, sigue asolando Ucrania, con la continuación del asedio a Mariúpol y el bombardeo de muchas ciudades, incluidos los alrededores de Kiev, causando muchas víctimas civiles.

Paralelamente a las negociaciones, Zelensky continúa su gira por los distintos gobiernos occidentales. Tras dirigirse al Congreso estadounidense el pasado miércoles para exigir más ayuda a Estados Unidos y pedir a Joe Biden que sea "el líder del mundo", se dirigió al parlamento israelí para pedirles que se posicionen a su favor, afirmando que "es posible ser mediador entre dos países, pero no entre el bien y el mal", y celebrará una videoconferencia el miércoles ante la Asamblea Nacional y el Senado francés, mientras que este martes, según diversas agencias de información planteó que cualquier acuerdo tendría que ser refrendado por un referéndum de la población ucraniana.

Más allá de las conversaciones entre ambas partes, otras posiciones están recibiendo especial atención, como la de China. El gobierno chino, que nunca ha cuestionado el ataque ruso a Ucrania, niega cualquier apoyo militar directo a Rusia y sigue posicionándose "a favor de la paz mundial". Una línea que Xi Jinping reafirmó durante una entrevista con Joe Biden el viernes, buscando aparecer como el otro "policía mundial", mientras el presidente estadounidense amenazaba con represalias si daba ayuda directa a Rusia.

Una cosa es cierta, la guerra en Ucrania está agitando el tablero mundial, y sea cual sea el resultado, el pueblo ucraniano pagará el acuerdo entre Rusia y Ucrania, detrás de la cual se han alineado las potencias imperialistas, aprovechando esta guerra reaccionaria para rearmarse. En este contexto, el reto de una política antiimperialista independiente, basándose en las primeras acciones de algunos sectores de trabajadores europeos contra esta guerra y contra el rearme europeo y la expansión de la OTAN, sigue siendo fundamental.

Publicado enInternacional
Fuentes: Observatorio de la crisis

 “La Unión Económica Euroasiática, liderada por Rusia y China, acaba de acordar diseñar el mecanismo para un sistema financiero y monetario independiente que evitaría las transacciones en dólares“.

Tardó en llegar, pero finalmente se están revelando algunos lineamientos claves de los nuevos cimientos del mundo multipolar.

El viernes, tras una reunión por videoconferencia, la Unión Económica Euroasiática (EAEU) y China acordaron diseñar el mecanismo para un sistema monetario y financiero internacional independiente . La EAEU, formada por Rusia, Kazajstán, Kirguistán, Bielorrusia y Armenia, está estableciendo acuerdos de libre comercio con otras naciones euroasiáticas y se está interconectando progresivamente con la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China (BRI).

A todos los efectos prácticos, la idea proviene de Sergei Glazyev, el principal economista independiente de Rusia, exasesor del presidente Vladimir Putin y Ministro de Integración y Macroeconomía de la Comisión Económica de Eurasia , el organismo regulador de la EAEU.

El papel central de Glazyev en el diseño de la nueva estrategia económica-financiera de Rusia y Eurasia ya lo hemos aquí en otros artículos. Glazyev vio venir que el apretón financiero occidental sobre Moscú muchos años antes que otros.

Con bastante diplomacia, Sergei Glazyev atribuyó la realización de la idea a “los desafíos y riesgos comunes asociados con la desaceleración económica mundial y las medidas restrictivas contra los estados de la UEEA y China”. Traducción: como China es una potencia euroasiática tanto como Rusia, necesitan coordinar sus estrategias para eludir el sistema unipolar de EEUU.

El sistema euroasiático se basará en “una nueva moneda internacional”, muy probablemente con el yuan como referencia, que se calculará con un índice de las monedas nacionales de los países participantes, así como con los precios de las materias primas. El primer borrador se discutirá a finales de mes.

El sistema euroasiático está destinado a convertirse en una alternativa seria al dólar estadounidense, ya que la EAEU puede atraer no solo a las naciones que se han unido al BRI (Kazajstán, por ejemplo, es miembro de ambos), sino también con los principales actores de la Organización de Cooperación de Shanghai ( SCO) así como la ASEAN. Los países de Asia occidental (Irán, Irak, Siria, Líbano) estarán inevitablemente interesados.

A medio y largo plazo, la difusión del nuevo sistema se traducirá en el debilitamiento del sistema de Bretton Woods, que incluso estrategas y actores serios del “mercado” estadounidense admiten que está podrido desde dentro. El dólar estadounidense y la hegemonía imperial se enfrentan a mares tormentosos.

¿Dónde está ese oro congelado?

Mientras tanto, Rusia tiene un serio problema que abordar. El fin de semana pasado, el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, confirmó que la mitad de las reservas de oro y divisas de Rusia han sido congeladas por las sanciones unilaterales. Es sorprendente que los expertos financieros rusos hayan colocado gran parte de la riqueza de la nación donde el “Imperio de las Mentiras” (copyright Putin) puede acceder fácilmente a esta riqueza e incluso confiscarla.

Al principio no estaba muy claro a qué se refería Siluanov. ¿Cómo es posible que Nabiulina y su equipo del Banco Central permitan que la mitad de las reservas de divisas e incluso el oro se almacenen en bancos y/o bóvedas occidentales? ¿O se trata de una táctica de distracción astuta de Siluanov?

Nadie está mejor equipado para responder a estas preguntas que Michael Hudson, autor de la reciente edición revisada de Superimperialismo: La estrategia económica del Imperio Americano.

Hudson es bastante franco: “Cuando escuché por primera vez la palabra ‘congelado’, pensé que esto significaba que Rusia no iba a gastar sus preciosas reservas de oro en apoyar al rublo, tratando así de impedir una incursión al estilo de Soros desde Occidente. Pero ahora la palabra ‘congelado’ parece significar que Rusia lo envió al extranjero, que está fuera de su control”.

Esencialmente, todo sigue en el aire: “Mi primera lectura asumió que Rusia debe estar haciendo algo inteligente. Si fue inteligente mover el oro al extranjero, tal vez estaba haciendo lo que hacen otros bancos centrales: ‘prestarlo’ a los especuladores, a cambio de un pago de intereses”.

“Hasta que Rusia le diga al mundo dónde puso su oro y por qué, no podemos entender lo que ha pasado. ¿El oro se depositó en el Banco de Inglaterra, incluso después que Inglaterra confiscara el oro de Venezuela? ¿Se depositó en la Reserva Federal de EEUU, incluso después que la Reserva Federal confiscara las reservas de Afganistán?”

Hasta el momento no ha habido ninguna aclaración ni de Siluanov ni de Nabiulina. Las especulaciones hablan incluso de “unas vacaciones a Siberia por traición a la patria”.

Hudson agrega elementos importantes al rompecabezas:

“Si [las reservas] están congeladas, ¿por qué Rusia está pagando intereses sobre su deuda externa al vencimiento? ¿Puede ordenar al “congelador” que pague y echarle la culpa por el incumplimiento? Rusia debería recordar que EEUU congeló la cuenta bancaria de Irán cuando el país persa trató de pagar los intereses de su deuda denominada en dólares. También puede exigir que los países de la OTAN paguen por adelantado con oro físico las compras de gas y petróleo. O… puede enviar paracaidistas al Banco de Inglaterra y recuperar el oro, algo así como Goldfinger en Fort Knox. Lo importante es que Rusia explique lo que pasó y cómo fue este ataque. Esta experiencia es una fuerte advertencia a otros países”.

Hablando muy en serio , Hudson hace un guiño a Sergei Glazyev: “Tal vez Rusia debería nombrar a una persona no pro-occidental en el Banco Central”.

Un cambio fundamental en el juego

Es tentador leer en las palabras del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en la cumbre diplomática en Antalya, una admisión velada de que Moscú puede no haber estado totalmente preparado para la artillería financiera pesada desplegada por los estadounidenses:

“Resolveremos el problema, y la solución será dejar de depender de nuestros socios occidentales, ya sean gobiernos o empresas que actúan como herramientas de agresión política occidental contra Rusia en lugar de limitarse a hacer negocios. Nos aseguraremos de que nunca más nos encontremos en una situación similar y que ni un Tío Sam, ni nadie más, pueda tomar decisiones encaminadas a destruir nuestra economía. Encontraremos una manera de eliminar esta dependencia. Deberíamos haberlo hecho hace mucho tiempo”.

Entonces, ese “hace mucho tiempo” comienza ahora. Y uno de sus pilares será el sistema financiero euroasiático. Mientras tanto, «el mercado» (como le llaman al casino especulativo estadounidense) ha «juzgado» (según sus propios oráculos) que las reservas de oro rusas, las que se quedaron en Rusia, no pueden respaldar totalmente al rublo.

Ese no es el problema. Los oráculos al que se les lavó el cerebro durante décadas, creen que el Hegemón dicta lo que hace «el mercado». Ahora sabemos que eso es mera propaganda. El hecho crucial es que, con el nuevo paradigma emergente, las naciones de la OTAN representan, en el mejor de los casos, el 15 por ciento de la población mundial. Rusia no se verá obligada a practicar la autarquía porque no necesita hacerlo: la mayor parte del mundo, como hemos visto por el considerable número de naciones que no la sancionan, está lista para hacer negocios con Moscú.

Irán ha demostrado cómo hacerlo. Los comerciantes del Golfo Pérsico confirmaron que Irán está vendiendo no menos de 3 millones de barriles de petróleo por día, incluso ahora, sin el JCPOA firmado (acuerdo del Plan de Acción Integral Conjunta, actualmente en negociación en Viena). El petróleo se vuelve a etiquetar, se pasa de contrabando y se transfiere desde camiones cisterna en la oscuridad de la noche.

Otro ejemplo: la Indian Oil Corporation (IOC), con una enorme refinería, acaba de comprar 3 millones de barriles rusos a la empresa Vitol que serán enviados en mayo. No hay sanciones contra el petróleo ruso, al menos no todavía.

El plan de Washington es manipular a Ucrania, utilizar al país como un peón desechable, para arrasar Rusia y luego golpear a China. Esencialmente, el conocido divide y vencerás, para aplastar no solo a uno sino a dos competidores en Eurasia que avanzan como socios estratégicos integrales.

Toda la cháchara sobre «destruir los mercados rusos», acabar con la inversión extranjera, destruir el rublo, realizar un «embargo comercial total», expulsar a Rusia de «la comunidad de naciones», etc., es para las galerías zombificadas. Irán ha estado lidiando con lo mismo durante cuatro décadas y ha sobrevivido.

La justicia poética, como insinuó Lavrov, ahora dictamina que Rusia e Irán están a punto de firmar un acuerdo muy importante, que probablemente sea un equivalente de la asociación estratégica Irán-China. Los tres nodos principales de la integración de Eurasia están perfeccionando su interacción sobre la marcha y, más temprano que tarde, estarán utilizando un nuevo sistema monetario y financiero independiente.

Pero hay más justicia poética en camino, esta es la última noticia que cambia el juego. Y llegó mucho antes de lo que todos pensábamos.

Arabia Saudita está considerando aceptar yuanes chinos, y no dólares estadounidenses, por vender petróleo a China. Traducción: Beijing dijo a Riyadh que este es el nuevo ritmo. El final del petrodólar está cerca, y este es un clavo indispensable en el ataúd del hegemón.

Mientras tanto hay un misterio por resolver: ¿dónde está ese oro ruso congelado?

16 marzo, 2022

Fuente: https://observatoriocrisis.com/2022/03/16/un-nueva-moneda-internacional-anuncia-el-fin-de-la-hegemonia-del-dolar/

Publicado enEconomía
Los bomberos intentan apagar un incendio forestal mientras las llamas se extienden por una carretera, el 5 de agosto de 2021 en el norte de Atenas, Grecia. (Milos Bicanski / Getty Images)

El último informe del IPCC expone los devastadores efectos del cambio climático que están a la vuelta de la esquina. Ese proceso no se puede detener con medias tintas: la única manera de evitar el desastre es cambiar el sistema.

Hace tres o cuatro años, un informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) tan impactante como el publicado esta semana podría haber dominado la agenda informativa. Con sus afirmaciones de que muchos de los impactos del calentamiento global son ya irreversibles, está a la altura de los grandes informes de 2018 que advierten de que solo quedan doce años para salvar el planeta y de la amenaza de una «Hothouse Earth».

En cambio, en 2022, el último informe del IPCC queda comprensiblemente ahogado en el ciclo de noticias por la guerra en Ucrania y la crisis del coste de la vida. Además, después de varios años en los que grupos como Extinction Rebellion han «dado la voz de alarma», las aterradoras realidades y las futuras amenazas del cambio climático detalladas pueden dejar de tener el mismo factor de conmoción.

Se trata de la segunda entrega del sexto informe de evaluación del IPCC. El primero, publicado en agosto, actualizaba «las bases científicas físicas» del cambio climático. El segundo detalla los impactos climáticos, las posibilidades de adaptación y los niveles de vulnerabilidad. La conclusión principal es que la situación ya es muy mala y va a empeorar mucho.

Como en otros informes de este tipo, el tema sigue siendo que cuanto más investigan los científicos, más descubren que los impactos climáticos parecen ser más duros y llegar más rápido de lo que se predijo en un principio. En muchos sentidos, se trata de que la ciencia se ponga al día con lo que muchos ya sabían. Durante años se ha advertido de que la ciencia del clima es conservadora en sus evaluaciones: el diario The Guardianinformó que Madeleine Diouf Sarr, presidenta senegalesa del Grupo de Países Menos Adelantados, dijo: «He leído este informe con mucho miedo y tristeza, pero no con sorpresa».

De los fenómenos meteorológicos extremos que estamos acostumbrados a enumerar en relación con el calentamiento global —olas de calor, sequías, incendios forestales, inundaciones, tormentas— muchos son ya irreversibles. El aumento del nivel del mar garantiza la existencia de algunas islas pequeñas. También es seguro que las infraestructuras económicas clave resultarán dañadas. Muchos puertos y regiones costeras se verán muy afectados en los próximos años. En lo que queda de siglo, entre 7,9 y 12,7 billones de dólares en activos mundiales y más de mil millones de personas estarán en riesgo en las llanuras costeras inundables.

El informe señala además que con 1,7 y 1,8 ºC de calentamiento, la mitad de la población humana total estará expuesta a un calor y una humedad que pondrán en peligro su vida. Como es de esperar, las personas y los países que menos han contribuido a las emisiones mundiales son los que experimentarán primero y peor los impactos climáticos. Con un calentamiento de 1,6 ºC, el 8% de las tierras de cultivo no serán utilizables. Esto conducirá a una mayor inseguridad alimentaria, pobreza y retraso en el crecimiento en el Sur Global. La lista de impactos actuales y futuros podría continuar.

En medio de todo lo demás, estas duras advertencias no inspiraron la respuesta de Boris Johnson o Keir Starmer en el Reino Unido, o de Joe Biden en Estados Unidos. Eso se dejó en manos de sus sustitutos designados para el clima. John Kerry, Enviado Presidencial Especial para el Clima de EE.UU., dijo que el informe «pinta un panorama terrible» y describe «los terribles riesgos para nuestro planeta si seguimos ignorando la ciencia». Alok Sharma, presidente del gobierno tory en la COP26, dijo: «Los países tienen que actuar ya».

La publicación de estos informes se ha convertido en una oportunidad ritual para que los representantes de la clase dirigente refuercen su reputación ecológica sin hacer nada. Se nos trata con condescendencia con palabras solemnes sobre las amenazas a las que nos enfrentamos, llamadas hipócritas a la «acción» y proclamas poco convincentes sobre la necesidad de «esperanza». Estas palabras huecas provienen de individuos con un poder gubernamental desproporcionado para dejar de ignorar la ciencia y tomar las medidas necesarias. Son quienes aplauden los objetivos de cero neto (como los del Reino Unido) que garantizan la muerte masiva. Son de los gobiernos occidentales que se han negado a proporcionar una financiación adecuada a los países más pobres que luchan por mitigar y adaptarse. El propio informe del IPCC declara que la disponibilidad de dicha financiación es insuficiente. Los Estados Unidos se opusieron a la inclusión en el informe de la expresión «pérdidas y daños» porque creen que les hace responsables de las compensaciones financieras internacionales.

Con unos niveles de inversión escasos, una relación acogedora con la industria de los combustibles fósiles y una dependencia de los mercados, estos «líderes» demuestran que su principal preocupación no es evitar la catástrofe climática, sino mantener la rentabilidad del statu quo. Ed Miliband, el secretario laborista de Clima y Red Cero, fue más audaz en su respuesta al informe, tuiteando: «Seguir como hasta ahora significa una catástrofe en un mundo que se calienta rápidamente». Tiene razón. Pero, ¿los laboristas o cualquier otro partido importante se toman realmente en serio lo que significaría dejar de hacer lo mismo?

El informe del IPCC advierte que queda poco tiempo para evitar lo peor de la crisis. La cuestión del tiempo es crucial, pero también lo son las cuestiones de poder, a menudo descuidadas. Poco importa la rapidez con la que intentemos «actuar» si permanecemos dentro de un sistema económico que presenta barreras estructurales tanto para la mitigación como para la adaptación.

El afán de lucro del capitalismo ha hecho imposible la transición de los combustibles fósiles a la energía limpia en el plazo necesario. Los costes hundidos de los inversores privados en infraestructuras contaminantes crean un incentivo para seguir extrayendo. La clase política ha sido decididamente capturada por el capital. El cambio climático es una crisis totalmente creada por el capitalismo pero, a diferencia de las crisis financieras del siglo pasado, no es capaz de resolverla por sí mismo.

Por si no fuera ya evidente, la combinación de palabras tibias y la persistente inacción de los últimos años subraya que la actual élite política no va a hacer lo necesario para resolver la crisis. En su lugar, necesitamos un movimiento de masas que tome la transformación en sus manos. Debemos reconocer las raíces del cambio climático en la imposición global de los mercados capitalistas a través del colonialismo. El informe del IPCC reconoce de alguna manera que el cambio climático está vinculado a otros problemas sociales, pero debemos ir más allá de la simple comprensión de la «interconexión» y adoptar un rechazo del capitalismo en su conjunto. Esto no significa que tengamos que esperar a una suplantación total del sistema para descarbonizarnos, pero sí que la justicia climática llegará a través de transformaciones socialistas del statu quo.

Si algo deja claro este último informe es la importancia de la solidaridad internacional. Nuestra solidaridad no puede permitirse el lujo de ser solo defensiva frente a las tragedias que ocurren. Debe ser proactiva, buscando construir un nuevo acuerdo global que vuelva a empoderar al Sur Global y desempodere al capital en favor del trabajo. Debemos crear una nueva economía política global que estructure nuestra dependencia de los recursos contaminantes e incentive la cooperación y la justicia ecológica. Debemos rechazar un falso internacionalismo de intervención militar y ayuda selectiva en favor de un internacionalismo socialista de igualdad, justicia y transformación colectiva.

Publicado enMedio Ambiente