Viernes, 14 Mayo 2004 19:00

Desde Potosí: seis marcas nacionales. Deporte y vida

Escrito por Equipo desde abajo
Valora este artículo
(0 votos)
Cuando empezamos a hablar con ellos, nos dimos cuenta que poco a poco estábamos involucrados en un dialogo comunitario, el mismo que se alimenta de 20 años del Proyecto Escuela-Comunidad. El que se manifiesta, a pesar de la corta edad de muchos de estos deportistas, en la memoria colectiva que ha logrado enraizar el Proyecto comunitario en marcha, pero también en los evidentes logros de un Proyecto que ha servido para hacer comunidad y formar lideres que se pueden dar el privilegio de mostrar logros y luego hablar. Encontramos, entonces, en estos jóvenes otra manera de concebir el liderazgo, de construir ciudad, y el camino que nos indica que lo colectivo es la alternativa, que cuando se opta por esta vía se obtienen grandes cosas sin los altos costos y sin los dudosos resultados de la cultura individualista. Club deportivo Potosí: Semillero de campeones Todos son jóvenes. Cuando se les ve por primera vez se creería que no son deportistas. Sus cuerpos menudos y sus miradas sencillas más bien dan la impresión de un estudiante cualquiera. Pero no es así. Son cuerpos y son cortas vidas llenas de sorpresas. Han llegado a donde están por gusto y por entereza. Aunque en otros momentos han sido muchos más, inclusive hasta 60 y 70, ahora en el club deportivo están inscritos 15. Jóvenes de ambos sexos entre los 12 y los 19 años: Magali Ruiz, Jorge Ruiz, Andrea Ramírez, Gerzón Ramírez, Julián Rendón, James Rendón, Marly Rojas, Luz Rodríguez, Miguel Ortega, Ingrid Hernández, Efraín Martínez, Pilar Rayo, Luis Carlos Rayo, Yessenia López y Eduar Garzón. Su profesor Giovanni Castro. La mayoría son estudiantes del colegio ICES. Otros son alumnos de colegios cercanos. Algunos como Ingrid, Efraín y James llevan más de 6 años en el club. Llegaron a él por que un profesor o un amigo los motivó. Pero también por deseos de representar el colegio, de hacer algo distinto o simplemente de viajar. Sus primeros pasos tal vez fueron incipientes, pero la constancia, la práctica y la orientación de su profesor les ha permitido triunfar. Años ochenta En los años 80 y hasta muy entrados los noventa el deporte en el colegio se reducía a la simple práctica espontánea como la que se vive en cualquier esquina del país o en cualquier colegio. El deporte se reducía a la práctica de banquitas y algo de básquet. Sin embargo el ánimo de todos los estudiantes permitía que los campeonatos se transformaran en verdaderos espacios de diversión, de entretenimiento y de competencia. Además, ante la ausencia de espacios públicos y deportivos en el barrio, las rudimentarias instalaciones del colegio (una cancha de tierra) servían como único espacio para el intercambio deportivo. "Allí se jugaba de lunes a lunes. Los sábados y los domingos eran los campeonatos del barrio. Pero cuando llovía la competencia era más por mantenerse en pie". Aunque el deporte siempre fue considerado como muy importante, por esos años las demandas del barrio –servicios públicos- era lo fundamental, había que salir del paroi, construir los desaguas para aguas negras, el centro médico, tender los cables para la luz. Sin embargo, con el afán de la sobrevivencia acosando, así y todo, se constituyeron los primeros equipos deportivos y con ellos se participó en otros barrios. Allí surgió, estudió y se hizo amante del deporte Giovanni Castro. El arranque de un mito Ya para 1996 el colegio participó en los intercolegiados en donde se destacó en atletismo, esto motivó al profesor Giovanni a crear la escuela de formación atlética que en el año 2000 se convirtió en el Club Potosí. Estar organizados les permitió participar en diferentes eventos obteniendo hasta el momento 40 medallas, de estas 20 de oro por primeros puestos en competencias nacionales, en categoría infantil, menores y juvenil, destacándose con fuerza en marcha atlética. Las otras 20 medallas son de segundos y terceros puestos nacionales, además de otros logros distritales y de calle. El club arrancó con mucha fuerza y decisión. Es así como desde 1997 se logra puestos para participan en competencias de carácter nacional e internacional. En los últimos 5 años se logra asistir a competencias a países como México, Chile, y Perú, a 6 suramericanos y 4 paname-ricanos y una participación en la copa mundo de Alemania, como selección Colombia de marchis-tas, donde el club Potosí participó con James Rendón quién tuvo problemas de salud en el viaje, debiendo participar con muchas dificultades. Proyecto Deportivo Los años de experiencia del club Potosí no se traducen solamente en logros deportivos, si no que también abarcan una experiencia comunitaria que permite construir en ciudad Bolívar una alternativa social desde el deporte. Dentro de las propuestas presentadas al Instituto Distrital de Recreación y Deporte se encuentra un proyecto para crear en la localidad 15 centros deportivos. Esta iniciativa está incluida dentro del plan social que elaboró el barrio para integrarlo al plan de desarrollo de la ciudad. Por las ventajas económicas que presentan se escogieron los siguientes deportes: Pesas, atletismo, taekwondo, gimnasia, patinaje y lucha olímpica. Para su implementación se aprovechará la infraestructura de parques, colegios públicos o privados, salones comunales y otros espacios. En estos lugares se tendrán los elementos necesarios para las diferentes practicas, teniendo en cuenta que se practicará la disciplina siempre y cuando haya un determinado número de deportistas. Se considera, en ese sentido, que el proyecto puede estar en pleno desarrollo en un periodo de 15 años, aunque a medida que se fortalezcan las diferentes disciplinas se espera que en 5 años se obtengan los primeros resultados. El proyecto debe garantizarle a los deportistas el servicio médico adecuado, un soporte nutricional y los implementos personales deportivos. Harían parte del proyecto jóvenes entre los 5 y los 19 años, que habiten la localidad, sean estudiantes o no. Los acompañaría un equipo profesional de medicina deportiva, los profesores y las directivas, que tienen además el importante papel de sensibilizar a los estudiantes sobre la pertinencia del proyecto. También se aspira a seguir contando con el apoyo de la comunidad. El Distrito debe garantizar el financiamiento del proyecto, la comunidad su administración y el mantenimiento de su carácter social. Aunque el manejo de los recursos ya tiene varios candidatos, parece que la descentralización del Instituto Distrital de Recreación y Deportes facilitará que la comunidad, con su experiencia, sea quien dirija y controle.. La realización de este proyecto estará orientado por la concreción de dos objetivos fundamentales: 1. Lograr un alto rendimiento competitivo mediante un seguimiento a los niños que desde muy temprana edad empiezan a practicar un deporte, para garantizar campeones de talla internacional; y, 2. Integración y transformación comunitaria. Algo muy importante para el Proyecto Escuela Comunidad es que a pesar de los éxitos los integrantes del club no pueden olvidar su comunidad. Cobertura: Depende de los recursos y el proyecto se presentó por un presupuesto mínimo de 2.700 millones. A cada centro le correspondería 180 millones y cada uno de los centros tendría una cobertura de 240 niños. Cada deporte cubriría 40 deportistas. Se contaría, entonces, con una población de 3600 jóvenes deportistas, más las personas que de diferentes maneras participen del proceso. También se pretende vincular, a mediano plazo, la zona rural de la localidad, a saber, Mochuelo, Pasquilla y Pasquillita. Avances: Hasta el momento se ha logrado 45 millones para atletismo, empezando por Jerusalén. Estos dineros los administra la liga de atletismo y Cecudec (Corporación centro cultural de desarrollo comunitario, Evaristo Bernate Castellanos) que se encarga de la coordinación y de gestionar con las otras ligas. Un criterio fundamental en el desarrollo de esta política es que quienes participan en su aplicación no se pueden asumir como funcionarios que solo obedecen hasta donde vayan sus horarios y calendarios. Es su deber asumirse como trabajadores comunitarios. No deben olvidar, por tanto, que "hay personas que viven del deporte y hay otras que viven para el deporte", como lo afirma Geovanni. Mientras el conjunto del proyecto se hace realidad, se concretan otras iniciativas, como la puesta en práctica en este semestre con la constitución de la "Asociación de profesores de educación física de Ciudad Bolívar" que pretende, entre otras cosas, contribuir con los centros deportivos, constituir una ´mesa´ de deportes de la localidad, orientar de manera diferente la enseñanza de la educación física, y hacer de esta una posibilidad integral de vida. El deporte como recreación y lúdica de la integración comunitaria: También se aspira a concretar esta filosofía a través de otros dos proyectos: 1. Semillero de jóvenes, entre 8 y 15 años, que practican otros deportes. 2. Academia de masificación deportiva, a la cual puede asistir todo el que quiera. Con ambas iniciativas se pretende que los mismos participantes, en la medida que aprendan, se transformen en monitores y multiplicadores del proceso. Para mayor información sobre estos proyectos: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Visto 3909 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.