Sábado, 22 Septiembre 2012 14:16

La Vendetta

Escrito por Diego Sánchez González
Valora este artículo
(1 Voto)
La Vendetta
Cuando estaba escribiendo V de Vendetta, en secreto pensaba: ¿sería genial si estas ideas en realidad tuvieran impacto? Así que cuando empiezas a ver muchas personas con la máscara de Guy Fawkes, en Anonymous o en España, Inglaterra o Estados Unidos. Es como si una de tus fantasías se hubiera escapado del reino de la ficción y empezara a introducirse en el mundo real.
Alan Moore.

Un temporal de lluvias y vientos álgidos había golpeado toda la mañana a la ciudad, y en la “Nacho”, la lluvia apacible se dejaba caer sobre los pocos estudiantes que atravesaban la Plaza Che Guevara. S cruzó la plaza con virtuosismo y se sitúo en el centro de la plaza. S es una joven de líneas delgadas, un abrigo de color añil la protege del frio, y al hombro una mochila sujeta por fuertes correas. Al bajar la capucha su cabello negro y rojo cae armoniosamente desordenado. Tiene el aire de una princesa proscrita y montés, la auténtica “Riot Girl” (y sé que no le gusta que diga esto sobre ella). S ha militado por años en las filas de un Rock con actitud, energía, pasión y frescura, mucha frescura. Y es una referencia inevitable de la escena musical políticamente comprometida de la ciudad de Bogotá. Luego de un breve saludo nos sentamos a conversar de La Vendetta, su última estación en la música.

S: “Hacia el 2005, luego que se disolvió la Coordinadora libertaria Banderas Negras, fundamos La Vendetta, la banda estaba integrada por personas que veníamos de otras bandas: Diego (él venía de A cada uno lo suyo), Memo (venía de Excomulgados), Nicolás (de A sangre y Fuego), y yo (Frente Urbano).

Algunos de nosotros formábamos parte del Colectivo Contracultura, y consideramos que era conveniente tener una banda que hiciera confluir las escenas Anarcopunk y de Hardcore libertario. Teníamos interés en hacer algo político, libertario, pero que a la vez, diera cabida a la gran variedad de influencias y experiencias de vida que teníamos. Le dimos como nombre a la banda La Vendetta por el comic y la película (1). Usar ese nombre era reivindicar el pensamiento anarquista de V. No buscábamos un nombre original que solo lo tuviéramos nosotros, de hecho, existen muchas bandas con este nombre, en algún momento a través del Myspace, nos contactamos con varias bandas que se llaman La Vendetta o Vendetta, y encontramos por lo menos 7 u 8 de todo el mundo. Todas ellas de Punk o Hardcore, unas más pesadas que otras, pero muy parecidas en el concepto. Fue bueno saber que otros tenían una propuesta muy parecida a nuestro proyecto.

El concepto de la banda venía del comic y de la película: los cambios están en manos de la gente, ya que la opresión y la explotación se sostienen porque la gente los respalda o no hace nada contra esto, solo la misma gente puede modificar este estado de cosas, son ellos (nosotros) quienes tenemos que cambiar la situación. En lo estético, algunas veces utilizamos disfraces o maquillaje, intentando dar un aspecto más lúdico a nuestras presentaciones. La idea era salir un poco del esquema de tocar y ya. Siempre hemos creído que lo visual es parte integral de una banda o de cualquier manifestación cultural. De alguna manera, cuando se está en un escenario no se es uno mismo, se entra en una especie de juego en el que se pueden decir muchas cosas, mucho más de lo que dice un discurso. Este mismo concepto fue el que utilizamos para dar vida al Festival Odradek (2), que es un festival que realiza el Colectivo Contracultura cada año. En este festival se pretende (o se pretendió en sus inicios) cambiar el esquema de actor-espectador, impulsando, por un lado, que las bandas buscarán otras formas de comunicar a las que ya tradicionalmente utilizaban el Hardcore y el Punk y, por otro, que no hubiera espectadores pasivos. Es decir se quería eliminar la idea de que el que se sube en una tarima es una estrella, tiene la verdad en sus manos y debe ser adorado. La adoración es típica de las religiones, los que tocamos Punk o Hardcore somos iguales y a los que lo escuchan. En medio del juego de un concierto hecho por todos y para todos es claro que algunas veces se es el que se presenta y el que habla y otra se es el que disfruta y escuchas. Los hardcore-punkero-anarquistas somos ambas.

Como dije anteriormente, una idea fundamental de La Vendetta, fue unir el Hardcore y el Punk; veíamos que había muchas afinidades entre las bandas hardcoreras y punkeras. Principalmente la reivindicación del “hazlo tú mismo”, y las ideas políticas. Trabajamos –junto con otras bandas como Resgestae, Reacción Propia, A Sangre y Fuego y Sin Cadenas– en la dirección de crear una escena que reuniera estos dos géneros y creemos que fue una experiencia exitosa porque contribuimos a desarrollar una escena que impulsó la creación de bandas como: Sabotaje, Grita o Muere, Nägaf, etcétera. Todas ellas estuvieron cerca a los conciertos y otras actividades políticas y culturales que organizamos. No fue fácil, porque estos dos géneros tienen estéticas diferentes y maneras diferentes de entender la música, en el Punk, estaba el pogo y en el Hardcore el mosh y de relacionarse entre sí. Creo que logramos que hoy en día puedan hacerse conciertos con harcoreros y punkeros y que las personas respeten la particularidad de los otros.

Para editar el primer disco, reunimos sellos amigos de Bogotá, Medellín y Manizales, y otros extranjeros. Editamos un trabajo 100% hecho por nosotros: fotografía, arte, diseño, grabada y edición, todo nuestro. Los miembros de los sellos que participaron dieron recursos y distribuyeron una parte de los cds. El disco se llamó “Amanece en el infierno”, y se vendió más o menos a $12.000 pesos. El objetivo no era ganar plata sino la difusión del material editado y sacar algún dinero para que cada sello pudiera sacar otras bandas. Así funcionan los sellos anarquistas que estaban involucrados.

Luego de esta primera experiencia, se editó un Split con Resgestae en acetato, que se hizo en Canadá y el disco negro “In memorian”, este salió en conjunto con Yacopsae de Alemania y Resgestae de Colombia. El disco fue un homenaje a Nicolás Neira, un niño de 15 años que salió a marchar el Primero de Mayo de 2005 y fue asesinado por la policía antimotines de Bogotá. La muerte de Nicolás fue un duro golpe al movimiento anarquista y libertario juvenil que estaba naciendo con fuerza. El lanzamiento se realizó en El Salmón Cultura, con la presencia de su padre Yuri Neira. También fue un homenaje a Aldo Guzmán, cuya muerte también fue un acontecimiento que nos llenó de dolor.

Nuestro activismo político en un primer término se centró en la universidad, haciendo discusiones y reuniones, de allí pasamos a trabajar con otros colectivos alrededor de la música y la cultura en la Coordinadora Libertaria Banderas Negras. Creamos cine-clubes, editamos varios zines y realizamos múltiples eventos culturales. Este proceso ha sido ahora continuado –entre otros– por los nuevos integrantes del Colectivo Contracultura y, seguramente, por algunos miembros de la Red Popular Mateo Kramer.

La banda dio su último concierto a finales del 2011. Consideramos que se cerró un ciclo, pero no descarto después de un tiempo volvamos a tocar o comencemos nuevos proyectos, sin embargo, los procesos en los que estuvimos involucrados siguen ahí: el Colectivo Contracultura, la Coordinadora Popular Mateo Kramer, el Festival Odradek. Todos ellos, proyectos con vida propia y que avanzan con gente nueva.

1 El nombre se tomó de un cuento de Franz Kafka, Las Preocupaciones de un Padre de Familia. Se trata de una criatura de naturaleza nómada y posiblemente inmortal. La descripción física que se da del Odradek en el cuento lo muestra como un carrete de hilo plano y con forma de estrella. Algunos autores han visto en este personaje una crítica al capitalismo y el consumo. Para La Vendetta lo importante es que se trataba de algo indeterminado y que causaba incertidumbre.
2 Se refiere al comic V for Vendetta, historia gráfica escrita por Alan Moore e ilustrada por David Lloyd. V for Vendetta fue publicada por la revista Warrior entre 1982 y 1985, sin embargo debido a la quiebra de la editorial su edición quedó inconclusa. Posteriormente, la DC Comics terminó por publicar la historia en 1988. Su adaptación al cine fue dirigida por el australiano James McTeigue y el guión fue obra de los hermanos Larry y Andy Wachowski (Matrix). La película fue protagonizada por Natalie Portman en el papel de Evey y Hugo Weaving como V.

Información adicional

  • Autor:Diego Sánchez González
  • Edición:184
  • Sección:Abajo y a la izquierda Rock&Rap
  • Fecha:Septiembre 20 - octubre 20 de 2012
Visto 8434 vecesModificado por última vez en Lunes, 24 Septiembre 2012 10:31

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.