Viernes, 24 Enero 2014 15:46

A la medida del capital

Escrito por ROBERTO MORENO S.*
Valora este artículo
(3 votos)
A la medida del capital

Pasadas las sesiones ordinarias de la agenda de la Comisión Permanente de Concertación de Políticas Salariales y Laborales y una reunión adicional del día 16 de diciembre, los gremios patronales habían cantado su "ultimo ofrecimiento" del 4% para ajustar el Salario Mínimo Legal (SML) con el que sobreviven cerca de 1.300.000 trabajadores y trabajadoras en el país.

 

Sobreviven, pues es claro para cualquiera que con el equivalente a un Salario mínimo, escasamente se tiene capacidad adquisitiva para solventar la mitad de la Canasta básica familiar de ingresos bajos (Canasta que hoy fluctúa entre $1.200.000 y $1.300.000).

 

Hasta ese momento participó la CUT, central que dejó constancia de que no había equidad ni justicia en ese ofrecimiento y que al Gobierno solo privilegiaba los intereses de gremios y transnacionales, aupando aún más la concentración de la riqueza.

 

Finalmente, para el 26 de diciembre, conocimos la noticia del acuerdo concertado entre Gobierno, gremios, las confederaciones CTC, CGT y de pensionados, con estos componentes:

 

• Incremento del 4.5% al SML pasando de $589.500 a $616.027, es decir, un aumento mensual de $26.527 o de $883 pesos diarios. Incremento del 3% al subsidio legal de transporte, pasando de $69.900 a $72.000 pesos.
• Exoneración del 8% para pensionados respecto a la contribución obligatoria en salud, punto a incorporar en la Ley de salud.
• Convocatoria a la Sub-Comisión del Sector Público de la Comisión Permanente (CPCPSL) para rediscutir el Acuerdo salarial 2014.
• Procesos de formalización laboral tripartitos, es decir, Gobierno-Gremios empresariales y Centrales obreras.
• Sobre el segundo punto del acuerdo ya se ha abierto una discusión por cuanto hay quienes interpretan que el ahorro del 8% de contribución por salud es un beneficio para el sector empresarial, no los pensionados quienes siguen obligados a contribuir con el 12% para el concepto de salud.
El contexto y los debates

 

Lo cierto es que de nuevo ha iniciado esa especie de círculo vicioso anual: ajuste salarial-alzas-pérdida de la capacidad adquisitiva salarial. El "Salario mínimo así, es convertido en un verdadero culto a la pobreza", al decir Clara López Obregón, dirigente del Polo.

 

La catapulta alcista no se hace esperar y entierran, inmediatamente, el "generoso" incremento acordado: aumentaron los precios de gasolina y ACPM, matrículas escolares, en las tarifas de la telefonía móvil, arriendos, cuotas de administración en unidades residenciales, entre otras alzas.

 

Con negociaciones salariales amarradas al IPC o la inflación, lejos del referente de las utilidades, no hay ejercicio de redistribución de la riqueza o ingreso generados con el trabajo. Si alguna política económica es perniciosa es la del Banco de la República: el control de la inflación y precios que resulta funcional a la reducción de los salarios, en beneficio, obviamente del empresariado. Veamos la evolución del IPC en las dos últimas décadas (Cuadro 1)

 

Entre tanto, con bombos y platillos, el Gobierno anuncia la creación de 2,2 millones de empleos en sus últimos tres años; cabe preguntarse ¿qué tipo de empleos? ¿Siquiera bajo la noción de trabajo decente de la OIT, que sería lo mínimo? Los sectores que más están empleando son los de servicios y comercio, hotelería y restaurantes: de 22 millones de la Población Económicamente Activa (PEA), ocupan al 47%, pero es en estos sectores económicos justamente donde menos se respeta la formalización laboral, abunda la temporalidad e inestabilidad, hay irrespeto por la libertad sindical y escasean los derechos legales y convencionales.

 

En contraste, la industria pierde participación laboral, ocupa solo a un 11% de la PEA y las "locomotoras" de la construcción y la minería participan ocupando solo al 6% y 4% respectivamente de la población ocupada.

 

Si detallamos hacia afuera, en el contexto global domina la incertidumbre y la crisis, tanto en EE.UU. como en la Unión Europea; algunos analistas advierten que se acabará el ciclo del dólar barato y eso aumentará la deuda de los países. Así mismo, se observa ya una reducción en los precios internacionales de nuestras materias primas (commodities). La deuda de los hogares también asciende: "se debe más y se paga menos" dicta la financiarización, y agrega: "quien no se endeuda, no consigue nada", máxima sentencia del crecer al debe; por ello mismo, consultoras como Raddar Consumer Knowledge Group confirman un crecimiento en las compras de los hogares de un 8,13% en los primeros once meses del año 2013. ¿Cómo consumir más ganando menos? ¡Vía endeudamiento!

 

Un ciclo de nunca acabar. Nuestra clase trabajadora jamás tendrá la capacidad adquisitiva para llevar un modo de vida aceptable ni el aparato productivo nacional la demanda agregada necesaria para despegar y hacerse competitivo en el mundo de la globalización. Los irrisorios aumentos en el salario mínimo legal a que tienen acostumbrados al país, ahora con la anuencia de algunas centrales obreras, no son solo negativos desde el punto de vista humano y social, sino perversa política y económicamente.

 

Sobre los hombros de los trabajadores

 

En la última década, las cuentas nacionales publicadas por el DANE confirman el creciente proceso de concentración de la renta nacional al constatar que la participación de la remuneración al trabajo en el Producto Interno Bruto (PIB) se redujo del 33,7% en el 2002 al 31,6% en el 2011, mientras que aumentaron de manera correspondiente las rentas del capital. Y el índice Ginni también confirma la inequidad y falta de redistribución de la riqueza: Colombia muestra vergonzosamente un 0,58 ubicándose como uno de los países de mayor desigualdad en el mundo y en el continente.

 

Efectos perversos

 

A un año largo del TLC con la USA, el trabajo y el valor remunerativo de éste, sufren las consecuencias del desequilibrio en la balanza comercial: más importaciones que exportaciones, tanto de productos manufacturados como de alimentos que antes producían nuestros campesinos. Esto de traer o dejarse imponer modelos económicos de otras latitudes, ha salido muy caro para el país, en especial para las clases medias y trabajadoras. Como la política de comercio desigual de la apertura económica resultó tan mal negocio para Colombia, los gobiernos cedieron ante las presiones extranjeras y firmaron numerosos Tratados de Libre de Comercio (TLC).

 

Con los datos disponibles, entre mayo de 2012 y marzo de 2013, comparado con igual período para 2011 y 2012, las exportaciones colombianas totales a EE.UU. pasaron de US$22.594 millones a US$21.575, 4,5% menos; y las importaciones provenientes de Norteamérica crecieron de US$13.279 millones a US$15.904 millones, 19,7% más (http://www.census.gov/foreign-trade). El superávit que Colombia tenía comienza a disminuir.

 

En términos sociales, no hay importantes beneficios para el consumidor, pero vendrán secuelas en el empleo. Por un lado, posibles envilecimientos de las condiciones laborales, buscando "oportunidades" en el mercado externo, y por el otro, desempleo en aquellas ramas derrotadas por la competencia.

 

El debate interno sindical

 

En tanto las centrales CTC y CGT, acompañadas por la Confederación de Pensionados, pactaban el nuevo SML, internamente en la CUT se iniciaba el debate con representantes del sindicalismo democrático por cuanto avalaron el acuerdo firmado, argumentando que era beneficioso. Un acuerdo agridulce.

 

Más que señalamientos entre quienes o no estuvieron de acuerdo, el debate debiera enfocarse en torno al esquema o modelo de negociación que año a año se asume frente a este tema:

 

  • Por ejemplo, el de una negociación sin mayor planificación ni movilización.
  • De la representatividad y legitimidad de las centrales como voceros de más de un millón de trabajadores(as) en su gran mayoría NO sindicalizados/as.
  • De la profunda debilidad de nuestro movimiento sindical, estructurado en pequeños sindicatos, tanto de empresa como de industria, que solo alcanza para un poco más de 4% de tasa de sindicalización.
  • De la necesidad de discutir salarios mínimos diferenciales, por rama económica, urbanos y rurales, por región, salarios mínimos de enganche por edades, salarios mínimos profesionales e incluso una discusión en torno a la renta básica ciudadana, entendida ésta como un salario social. Hacer de este punto toda una discusión ciudadana más que sindical.

 

Temas urgentes de abocar, toda vez que las reformas laborales y de la seguridad social en el país, han conllevado a una reducción paulatina de la calidad de vida de la población trabajadora, eliminando puestos de trabajo y precarizando otros tantos. Recuérdese que son muchos más los que ganan menos del mínimo legal que aquellos que están en este rango remunerativo de $616.000 pesos.

 

En un año de elecciones, donde el primer mandatario de la nación puja por ser reelegido, y su bastión principal radica en el actual proceso de paz que se adelanta en La Habana, consensuar este acuerdo con empresarios y la anuencia de las centrales que lo secundaron, le dio un alto matiz de politización al proceso de concertación del SML, ¿un espaldarazo a la reelección?

 

El escenario de las discusiones en torno al SML tampoco escapan al enfoque y al recetario neoliberal avalado por prestigiosos economistas del sistema: El ex presidente César Gaviria, por ejemplo, insistió en la necesidad de eliminar la figura del SMMLV y dejar "que sean los agentes económicos quienes lleguen a una negociación de acuerdo con sus necesidades y disponibilidades", tesis de inspiración del Nobel de economía Ronald Coase, fallecido en septiembre pasado.
Otro Nobel de economía, el chipriota Christopher Pissarides, invitado al Congreso de Asofondos, el gremio de entidades administradoras de pensiones y cesantías, en abril del año anterior, se atrevió a aseverar que "el Salario Mínimo de Colombia es muy alto... este debiera crecer con la inflación... debiera permitirse que este baje gradualmente hasta un 45% del salario promedio..." (ese promedio en Colombia es de unos $818.000). Además, se atrevió a lanzar otra perla: "En Colombia la edad de pensión es muy baja, deberían hombres y mujeres jubilarse por igual, a los 67 años" (El Colombiano, diciembre 24/13).

 

Aprovechando que este mismo diario publicó el día 26 de diciembre (Cuadro 2)un ranking de los mejores y peores salarios mínimos legales en el mundo (al 2012), desvirtuemos de una vez la temeraria aseveración del Dr. Pissarides, Nobel de economía 2010.

 

* Presidente de la Federación de Sindicatos bancarios y de seguros, "Fenasibancol", afiliado a la Uneb.

Fuentes:
– Economía, En tres años se crearon 2,2 millones de empleos, Portafolio, dic. 24/13
– Editorial, El Colombiano, Med. Dic. 27 de 2013
– Fenasibancol, Tercerizacion laboral y evolucion salarial en Colombia, edición 2012, pp. 68 y 69
– Informativo CUT, edición No. 85, diciembre/13
– Rojas, Juan Fernando. El salario minimo en Colombia, en El Colombiano, dic. 24 de 2013

 

Cuadro 1

 

AÑO

1993

1994

1995

1996

1997

1998

1999

IPC%

22.60

22.59

19.46

21.63

17.68

16.70

9.23

AÑO

2000

2001

2002

2003

2004

2005

2006

IPC%

8.75

7.65

6.99

6.49

5.50

4.85

4.48

AÑO

2007

2008

2009

2010

2011

2012

2013

IPC%

5.69

7.67

2.00

3.17

3.73

2.44

1.94*




Cuadro 2

 

Luxemburgo

US$ 4.089

$ 7.331.577

Noruega

US$ 3.678

$ 6.594.654

Austria

US$ 4.437

$ 6.162.541

Japón

US$ 1.307

$ 2.343.451

EE.UU.

US$ 1.257

$ 2.253.801

Israel

US$ 1.220

$ 2.187.460

Corea

US$ 957

$ 1.715.901

Costa Rica

US$ 509

$ 912.637

Venezuela

US$ 472

$ 846.296

Colombia

US$ 316

$ 566.600

China

US$ 230

$ 412.390

México

US$ 149

$ 267.157

India

US$ 56

$ 100.408

Información adicional

  • Antetítulo:NUEVO SALARIO MÍNIMO LEGAL:
  • Autor:ROBERTO MORENO S.*
  • Edición:198
  • Sección:Trabajo
  • Fecha:Enero 20 - febrero 20 2014
Visto 4970 vecesModificado por última vez en Viernes, 24 Enero 2014 17:49

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.