Sábado, 22 Marzo 2014 12:51

De Bello a feo

Escrito por ALEJANDRA CORREA
Valora este artículo
(1 Voto)
De Bello a feo

El próximo domingo 6 de abril es el día indicado por la Registraduría Nacional para que el voto ciudadano diga si Carlos Alirio Muñoz, alcalde de Bello, segunda ciudad de Antioquia, continua en su puesto o deja el mismo. La revocatoria, autorizada luego de que un movimiento local recogió las firmas exigidas por la ley, ocurre luego de que el voto en blanco fuera el vencedor en las elecciones atípicas del 30 de octubre de 2011. Bello es el feudo electoral de la familia Suárez Mira, Óscar, ex senador, está condenado y encarcelado por parapolítica. Su hermana Olga, ex alcaldesa local heredó la curul, reelegida para la misma en los comicios para el legislativo del pasado 9 de marzo.

 

Bello, el segundo municipio más importante de Antioquia, limítrofe con Medellín, vive desde hace varios años el deterioro de su vida pública y privada: copado por el paramilitarismo, ahora transformado en mafia clásica –que por lo tanto controla la vida cotidiana de sus pobladores, cobra impuestos y gobierna tras las sombras–, y administrado por representantes de intereses nada claros, poder dual bajo el cual sus habitantes parecen resignados a una nueva realidad de sometimiento, control, bajos ingresos, y crecimiento incontrolable del otrora "Hato Viejo".

 

El que fue municipio obrero, cuna de Fabricato y del proletariado clasista, vive una explosión poblacional. En menos de una década, los 360 mil habitantes que registraba para el año 2005 casi se duplicaron, y el crecimiento continúa, a tal punto que algunos aseguran que en cinco años, o un poco más, sus 19,7 Km² de suelo urbano rebosarán con un millón de habitantes, lo que permitirá que sus otros 122,66 Km² –zona rural–, continúen poblándose de manera vertiginosa, colocando en riesgo todos sus ecosistemas y la misma posibilidad de ser administrado de manera adecuada. La recepción de población desplazada, que lo escoge por sus cercanía con Medellín, más la construcción de multitud de programas de vivienda de distinto origen y orientación, son los imanes que atraen el inmenso caudal humano que hoy copa todos sus rincones.

 

En medio de estos cambios, los poderes bipartidistas que siempre controlaron y administraron para su beneficio la puerta norte que da entrada a la capital de Antioquia, fueron desplazados por nuevos poderes, bajo cuyas sombras se resguardaba Diego Fernando Murillo, alias "don Berna" y Fredy Rendón Herrera, alias "El Alemán". El nuevo poder político hizo público sus dividendos desde el año 1995, cuando Óscar Suárez Mina resultó elegido alcalde local, puesto para el cual también fue elegida su hermana Olga en el año 2004. Pasado el tiempo, el poder acumulado sobre la administración local por los Suárez Mina continúa indiscutible, ahora sin exponerse, sin necesidad de regir lo público de cuerpos presentes.

 

Poder multiplicado en pocos años. Para el 2006 Óscar Suárez ya era el mayor elector de Antioquia, al obtener más de 70.000 votos para las elecciones al Senado. Investigaciones judiciales posteriores lograron demostrar que detrás de tal logro estaban los paramilitares.

 

Inconformidad social

 

Pero no todo podía ser pleno en el control político y social. Para las elecciones del 30 de octubre de 2011, que parecían al trámite repetitivo de cada cuatro años, respondieron el ingeniero civil de la Universidad Nacional, Germán Londoño Roldan, avalado por el Partido Conservador, el voto en blanco, y la médica Luz Imelda Ochoa, liberal, que intentó mostrarse independiente al recoger firmas, las mismas que fueron anuladas, y por lo tanto su candidatura. Ante esta novedad, la elección contaba con un candidato único y el voto de protesta.

 

La propuesta del ingeniero, estuvo centrada en realizar "Foros por la Prosperidad", con el objetivo de priorizar acciones en la atención de las necesidades de la comunidad bellanita y construir de la mano de sus habitantes, una propuesta seria y equilibrada de acuerdo con la realidad del municipio".1 La ciudadanía haría sentir su inconformidad con el control de su vida diaria.

 

La citación a votar en blanco fue efectiva: 124.897 papeletas fueran escrutadas, de las cuales 46.465 fueron por el candidato conservador, 60.818 votos en blanco, 3.793 papeletas resultaron nulas y 13.821 no fueron marcadas. Triunfador, por tanto, el voto en blanco con el 56,7 por ciento. Las nuevas elecciones se realizarían el 18 de diciembre, y ante la ausencia de alternativas de cambio real, los poderes subrepticios tensionan las riendas de su dominio logrando la elección del exconcejal Carlos Alirio Muñoz, que a pesar de fungir como conservador no logra romper los hilos que someten y determinan los destinos públicos de esta ciudad (ver recuadro, Amistad).

 

Crisis de legitimidad institucional aprovechada, como momento perfecto, por una cara renovada y con "nuevas" visiones y, supuestamente, ganas de transformar y solucionar las distintas problemáticas que aquí se padecen, como las de inseguridad, salud, ambientales, y ni hablar de la educación. Es ahí cuando Carlos Alirio Muñoz toma la iniciativa de los votos y en 2012 ejerce su cargo, con la promesa de hacer de Bello "una ciudad educada y competitiva".

 

Así lo difundió este administrador público, que lideró su campaña para la Alcaldía con una propuesta política en la que prometió que "Bello [...] será un modelo de ciudad en el Área Metropolitana, construida sobre valores tales como la equidad, la democracia y la participación en favor del ser humano", como también la ejecución de 4 líneas estratégicas en las que incluyó: 1. Ciudad con calidad de vida, 2. Ciudad competitiva y sostenible, 3. Ciudad espacialmente planificada, armónica y, 4. Ciudad con credibilidad institucional2.

Tanto ha "progresado" el municipio también conocido como Hato Viejo, que en julio del 2013 celebró sus 100 años, centenario festejado bajo la misiva, "Bello: la 5ª ciudad más segura del país". La efeméride fue aprovechada para una rendición de cuentas por parte del Alcalde, donde educación, vivienda, seguridad y la salud registran aumentos de cobertura, favoreciendo con mejores servicios a la población local. Un simple decir (ver recuadro, Hechos puntuales).

 

Promesas generales y armónicas con el sentido de lo urbano, del supuesto progreso que difunde el gran capital, favorecido del dominio efectivo de los nuevos poderes, que no le compiten en lo estratégico, se lucran de los pequeños ingresos de los más pobres y controlan la inconformidad social.

 

Sorpresas

 

El candidato "conservador" resultó electo, pero a su vez lo fue como concejal, cargo para el cual no se posesionó pero tampoco presentó renuncia, irregularidad denunciada y demostrada, por lo cual el Tribunal Administrativo de Antioquia falló la perdida de investidura como concejal, por lo cual, además, pierde sus derechos políticos y queda inhabilitado para ser elegido por voto popular.

 

Este fue el preámbulo de los "guardados" del actual Alcalde, pues, tras su rendición de cuentas –siempre "favorables" al pueblo bellanita–, oculta la cantidad de problemáticas que en realidad padecen quienes habitan este territorio: en deserción académica en los colegios del municipio, los cuales tienen una gran infraestructura pero los procesos educativos ni mejoran ni responden a la real situación padecida cada día en sus barrios; sumando a la inseguridad fantasma que diariamente los tenderos y demás habitantes enfrentan, obligados a pagar "vacunas" para que los "cuiden" sin "saber" ante quién se rinden cada día; los centros de salud de la Empresa Social del Estado que no ofrecen un servicio diferente al de cualquier EPS; las viviendas, aunque pertenecientes a familias de estratos socioeconómicos bajos, pero que figuran con el impuesto predial igual o más alto que las de los estratos altos; además del crimen ecológico que a diario se comete en sus zonas rurales, crimen que amenaza incluso con apropiación privada de Piamonte y Quitasol. Reservas naturales de todos lo que acá habitan.

 

Esta realidad de manipulación y trampas, junto a un ejercicio administrativo que no favorece a las mayorías de quienes habitan el municipio de Bello, obligados a cancelar altos impuestos por su derecho a una habitación propia, más el padecimiento diario de un control paramilitar que somete la inconformidad social acumulada por tantos años de injusticia social, son los motivos principales para que un conjunto de habitantes del municipio decidieran impulsar la revocatoria del mandato del actual alcalde. Además de las firmas correspondientes, radicadas ante la Registraduria municipal, y tramitadas por la nacional, cada viernes responden a la cita en el parque principal de su municipio para denunciar la ingobernabilidad que viven y padecen.

 

El esfuerzo obtuvo su resultado. En días recientes la Registraduría Nacional decidió que el próximo 6 de abril quienes habitan Bello acudan a las urnas para decidir si el alcalde Carlos Alirio Muñoz continúa en funciones, o las deja. El reto es inmenso para todos, más aún cuando no existen alternativas visibles que quieran asumir las riendas del poder local, ni recursos económicos para impulsar una campaña masiva que motive a los y las bellanitas a decidirse a votar en contra del burgomaestre.

 

Ante esta realidad, ¿se impondrá una nueva voluntad, popular, que rompa el signo del poder tradicional, y subterráneo, en Bello?

 

1 http://www.galeriapolitica.com/hoja-de-vida-german-londono-roldan/
2 http://www.galeriapolitica.com/hoja-de-vida-carlos-alirio-munoz-alcaldia-de-bello/

 


 

 

Recuadro 1

 

El signo del nuevo poder

 

Desde la década de los 90 del siglo XX Bello carga con una historia de violencia desenfrenada; la presencia de paramilitares, sicarios y "otros gánsters" –como lo manifiestan algunos medios– es inocultable.

 

Traas estos poderes, a su mando, Diego Fernando Murillo Bejarano, más conocido como 'don Berna', quien además ampliaba sus dominios a buena parte de Antioquia y Córdoba. Sus dominios se extendieron a la política, avalando, financiando y garantizando distintas candidaturas, tanto al Congreso como a las alcaldías y concejos municipales. Como dividendo inmediato recibía el beneficio de multitud de contratos, firmados ante entes locales como nacionales, además de la protección de políticos y militares.

 

En Bello su alianza se concretó, según lo demostró la misma Corte Suprema de Justicia, con Óscar Suárez Mira, electo al Senado en el año 2006, favorecido en su campaña, además, por su hermana Olga, por entonces alcaldesa local. El "esfuerzo" realizado por Corplazam (administradora de la plaza de mercado de Bello), instalando computadores dentro de la plaza con el fin de enseñarle a la gente cómo y por quién votar; acto que se hizo efectivo, con resultado positivo para los Suárez Mira, con otro "pequeño empujoncito": unas cuantas amenazas a varias familias desplazadas de Bello con ayuda de los "agentes" de las AUC.

 

La "caída" de los jefes paramilitares, con su entrega a los Estados Unidos, implicó delaciones. Tanto "don Berna" como "El Alemán" confirmaron la relación con Óscar Suárez, por lo cual esté fue detenido el 26 de enero de 2011 por vínculos con el bloque Élmer Cárdenas de las AUC, acusado por la Corte el 4 de agosto de igual año. Ahora está sentenciado a 108 meses de cárcel y 12 mil salarios mínimos.

 


 

 

Recuadro 2

 

Hechos puntuales:

 

Educación: Pese a que más de 5.000 estudiantes se benefician de los megacolegios construidos, como la Institución Educativa Centenario, Marco Fidel Suárez y París, más las facilidades en el acceso a programas de educación superior, el presidente del Centro de Historia de Bello, Reinaldo Spitaletta, afirma: "sí ha habido desarrollo, pero es un desarrollo que no llega a todos sus habitantes y prácticamente su mayoría de pobladores tiene urgencias y grandes desamparos, como el acceso a la educación, a la salud, a la cultura y un sin número de problemas que se observan en todo el país, pero en Bello se notan más que en otras ciudades"1.

 

Seguridad: Bello, "la quinta ciudad más segura del país" en el rango de municipios con más de 100.000 habitantes, que en el 2013 cerró con una baja de los índices delincuenciales en un 30% con alrededor de 15 asesinatos, durante los dos meses y medio corridos del año 2014 ya se superó esta cifra de homicidios, y Muñoz optó por ofrecer recompensas de 50.000.000 de pesos a quienes identifiquen a los sicarios, omitiendo la opresión que persiste en la ciudad, a causa de las cuotas que por "vigilancia" cobran algunos grupos o bacrim. Tal como lo expresa Javier Correa, habitante de Bello: "se siguen presentando extorsiones y actos violentos que afectan a la ciudadanía en general, pero a su vez no existen las denuncias de las personas porque persiste el temor de los ciudadanos que no permite actuar".2

 

Salud: Contando con la disposición de 15.000 nuevos cupos para el régimen subsidiado, se mejoró el acceso a los servicios de salud, afiliando a 113.000 personas, quedaron 25.000 personas sin cobertura y la construcción del centro de salud la Maruchenga. La administración ignora las altas tasas de intentos y suicidios efectivos registrados desde el año 2010, con un número de 117 intentos de suicidio, cantidad que aumentó en 27 personas; la cifra que pasó de 65 a 110 en el 2011 de contagiados de VIH y la mortalidad infantil que aumentó sus cifras tras la tragedia de La Gabriela. La cobertura y atención en salud ha quedado corta en la medida que no se resuelven las necesidades que sobrellevan muchos de quienes habitan esta localidad, realidad que agravada con el paso de los años.

 

Vivienda: "Se vende casa para pagar el predial", así es como la mayoría de la población se manifiesta ante los altos costos de este impuesto, el cual –según León Fredy Muñoz, concejal del municipio–, aumentó en un 300 por cierto entre 2012 y 2013, problemática creciente desde el año 2011 y que hasta el momento no parece tener solución. En busca de alternativas para el mismo, decenas –y por ocasiones hasta centenares de bellanitas– se reúnen todos los viernes en la tarde en el parque principal del municipio para protestar por el cobro, persistiendo además en la revocatoria de Carlos Alirio Muñoz López, quien ya enfrentó varias demandas y tutelas.

 

Medio Ambiente: Cerro Quitasol, "camino indígena de la comunidad Cacique Niquía" y Piamonte, como lo asegura el mismo alcalde, son reservas rural y riqueza importantes del municipio, que podrían ser promocionadas –con el cuidado debido– como zonas de turismo y recreación ambiental, derivando de ello algunos ingresos para el municipio. Pero no hay tal, a pesar de lo mucho que se propagandea por parte de la administración local, se corre el riesgo que hasta ellas llegue la construcción de "unidades cerradas" que con ascendencia están colonizando el paisaje urbano bellanita. Iniciativas comunitarias se oponen a esta realidad que acecha el patrimonio común, oponiendo recreación, actos culturales y apropiación de la naturaleza. Todo sobre llevado a pesar de las amenazas e intentos de desplazamiento.

 

Por estos y demás "adefesios" que permite el poder, recientemente una parte de quienes habitan este municipio se reunieron para recoger firmas y hacerse escuchar exigiendo la revocatoria de Carlos Muñoz y el abandono de la administración local por parte de la familia Suárez Mira. Pero como acto sorpresa, Alejandro Ordoñez –quien en Bogotá toma las riendas de la democracia revocando a Gustavo Petro por las irregularidades en el negocio de la basura–, manifestó que tal exigencia de las personas habitantes de lo que en un tiempo se llamó Hato Viejo, es injusta e inviable.

 

- http://www.elmundo.com/portal/vida/salud/salud_en_bello_necesita_mas_que_un_antidoto.php
- http://lasillavacia.com/queridodiario/30346/los-suarez-mira-se-quedaron-con-bello
1 http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/B/bello_100_anos_y_sigue_creciendo/bello_100_anos_y_sigue_creciendo.asp2 http://www.elmundo.com/movil/noticia_detalle.php?idx=232591&

 


 

 

Recuadro 3

 

Amistad

 

Más allá del papel, la realidad es otra. Carlos Muñoz, quien parece brindar otras oportunidades al municipio sin intervención de los Suárez Mira, realmente en su época de concejal (2003 – 2007, 2008 – 2011) fue uno de los principales en brindar apoyo a Olga Suárez Mira que por el año 2010 se encontraba en campaña para el senado de la República, cargo público para el cual acaba de ser reelecta (2014 – 2018), teniendo así dos posibles hipótesis i) el pueblo desconoce las relaciones de ella y su hermano Óscar con los líderes paramilitares del país, el capital político adquirido entre los hermanos para llevar a cabo actividades proselitistas "alejadas de grupos ilegales o pactos con bandidos" donde según Olga de ninguna manera se disputaban puestos burocráticos a granel, por medio de visitas a Óscar en La Picota con los viáticos y tiquetes pagados con el capital político y demás negociaciones todavía no judicializadas o ii) que los votantes fueron sometidos, bajo amenaza, a la tradicional estrategia política de los paramilitares.

Información adicional

  • Antetítulo:ENTRE EL VOTO EN BLANCO Y LA REVOCATORIA
  • Autor:ALEJANDRA CORREA
  • Edición:200
  • Sección:Región
  • Fecha:20 de marzo - 20 de abril 2014
Visto 9184 vecesModificado por última vez en Lunes, 24 Marzo 2014 16:09

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.