Miércoles, 23 Abril 2014 09:18

Universidad Distrital: ¿Poder constituyente?

Escrito por MARÍA GIRALDO
Valora este artículo
(1 Voto)
Universidad Distrital: ¿Poder constituyente?

La Universidad Distrital (UD) está afectada por un reforma de inmensas consecuencias para su presente y futuro. Aprobada de espaldas a la comunidad universitaria, la misma despertó un inmenso malestar en distintos estamentos. ¿De qué se trata la reforma y qué proponen estudiantes, docentes y trabajadores?

 

El pasado 26 de marzo amaneció con destellos de inconformidad. Este día, a las 5 a.m., cuando desde lo alto la ciudad aún se ve llena de luces, en la Universidad Distrital sede de la calle 40, fue instalada una tarima. Al sitio fueron llegando, poco a poco, al son de arengas como: "¡UD, UD, Poder constituyente", estudiantes de las distintas sedes. En este escenario, y en el curso del día, representantes estudiantiles, docentes, trabajadores y concejales, manifestaron su inconformidad con la reforma académica presentada por las directivas a través de los acuerdos 008 y 009, aprobados el 28 de noviembre de 2013.

 

¿Qué pretende la reforma?

 

Como es típico en los centros de estudio de nuestro país, la reforma se cocinó de espaldas a la comunidad educativa directamente afectada. En este caso, la reforma venía en cocción lenta a cargo del Consejo Superior Universitario (CSU), y de la Comisión de Reforma Académica. Los Acuerdos fueron aprobados en una reunión de este Consejo (espacio único de decisión y deliberación del rumbo de la universidad) realizada en vacaciones, con la asistencia de 5 representantes de los 9 que lo integran, y sin la participación de estudiantes y profesores.

 

"De eso tan bueno no dan todos los días", así se manifiestan en nuestros barrios cuando nos ofrecen algo supuestamente gratis, y que trae su 'veneno'. Con esta reforma, difundida con alarde de sus bondades, sucede lo mismo. No es para menos. La reforma académica-administrativa elimina algunas facultades (ciencias y educación), y centros de investigación como el proyecto académico de investigación y extensión en pedagogía (Paiep). En su lugar crea 8 facultades académicas,12 escuelas (incluyendo ciencias de la salud), constituidas por 42 programas de pregrado y 45 programas de posgrado, los institutos, los centros, los consejos, los comités y demás organismos académicos y de dirección.

 

Extraño cambio. Si crean más plazas para estudio, cargos administrativos y profesorales, ¿por qué la reforma es lesiva para la comunidad académica? Porque la reforma conlleva un engrosamiento y depuración de la planta administrativa, reflejado en los despidos masivos de profesores y trabajadores, mientras las vacantes pasan a llenarse a partir de favores politiqueros a concejales y parlamentarios, sumándole que no hay un serio estudio presupuestal que sustente dicha ampliación de cargos.

 

Además, la dirección de la Universidad queda concentrada –en mayor grado– en la vicerrectoría de docencia y formación, y la vicerrectoría de investigación, creación, extensión y proyección social (ver artículo 45) antes conocido como Centro de Investigaciones y Desarrollo Científico (CIDC), cambio que efectúa el consejero José Nelson Pérez (exdirector del CIDC) con el aval del CSU, a la vez construye el perfil para vicerrector, cargo al cual se candidatiza, y una vez designado lo asume. La vicepresidenta del sindicato de trabajadores de este centro de estudios (SintraUD) comentó sobre el particular: "En términos más coloquiales la reforma busca generar una empresa prestadora de servicios educativos, que fue lo que pasó con la ley 100 del 93".

 

Antecedentes

 

Esta reforma no ha sido la única aprobada a espaldas de la comunidad universitaria. En años anteriores el CSU optó por reformas parciales y coyunturales como la expedición del estatuto académico, la reglamentación para designación del rector y la creación del supuesto Consejo de Participación Universitaria, que durante los últimos años no da respuesta a los distintos problemas de la Universidad, además de excluir los acuerdos pactados por la Asamblea Consultiva Universitaria de octubre de 2008 a marzo de 2009, legítimos para la mayoría de quienes aquí estudian.

 

Multiestamentaria, ¿A dónde va?

 

En respuesta a este atropello, durante la segunda mitad del 2013 la comunidad universitaria trabajó en la consolidación de la multiestamentaria, en la cual distintos sindicatos de trabajadores y docentes, junto con la coordinadora estudiantil y los pensionados, se encontraron para discutir problemáticas como la construcción antidemocrática de la reforma, el atraso de la nueva sede en Bosa, los denuncias de corrupción, entre otros temas. En efecto, a final del segundo semestre del 2013 algunas facultades pararon actividades académicas, convocando a foros y jornadas informativas mientras los educandos construían consejos estudiantiles.

 

¿Qué propone la multiestamentaria? Avanzar a una Asamblea Constituyente Universitaria –ACU– bajo criterios de democracia directa e incluyente, que busque reformar los estatutos de la 'distri', abriéndole campo tanto a los intereses de la comunidad como a la población bogotana menos favorecida. La multiestamentaria le exige al CSU: primero, la derogatoria de los acuerdos 008 y 009 de 2013, y la resolución 061 de 2013 y, segundo, la convocatoria a una ACU para que sesione durante un periodo de 2 meses en el curso de este 2014.

 

Por último, si bien la 'distri' necesita de una refundación por medio de consejos, congresos y demás espacios democráticos ¿será capaz la multiestamentaria de hacer contrapeso al clientelismo reinante? ¿Tiene la fuerza constituyente, más allá de las reformas impuestas, para debatir, criticar y transformar el papel de la universidad pública, en este caso de la 'distri'?

Información adicional

  • Antetítulo:BOGOTÁ
  • Autor:MARÍA GIRALDO
  • Edición:da 201
  • Sección:Educación
  • Fecha:Abril 20 - Mayo 20
Visto 5743 vecesModificado por última vez en Miércoles, 23 Abril 2014 17:30

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.