Viernes, 23 Octubre 2015 17:09

Pregrado de ingeniería mecánica, invitan a su cierre

Escrito por JULIÁN F. GÓMEZ L.*
Valora este artículo
(3 votos)

Este artículo tiene la intención de presentar con mayor amplitud, responsabilidad y profundidad la problemática que padece la carrera de Ingeniería Mecánica impartida en la sede Medellín de la Universidad Nacional, y que lleva a que una persona con una vinculación de toda una vida a este programa tome la decisión de invitar a su cierre, lo cual, en el menos profundo de los análisis resulta, por lo menos, bastante insólito.

 

Para sorpresa de muchos. A finales de mayo del presente año, circulan dos escritos en medios de comunicación de Medellín relacionados con la solicitud institucional realizada por el profesor y exdirector del departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Nacional de Colombia Sede Medellín, Jorge Iván Gómez, en las que propone la opción de cerrar formalmente esta carrera universitaria en la Sede, programa ofertado desde el año 1968, es decir que está cerca de cumplir 50 años de historia.

La primera de las notas fue publicada el 25 de mayo: "Unal Medellín en vilo ante solicitud de cierre de pregrado; algunos docentes critican la calidad de ingeniería mecánica de la sede" (1), y la segunda nota circula el 28 de mayo: "Polémica en la Universidad Nacional de Medellín. Docentes solicitaron cerrar el pregrado de ingeniería mecánica, aduciendo baja calidad en la formación de los estudiantes" (2).


Ambos escritos generan una gran polémica al interior de la comunidad académica de esta Universidad, y las respuestas de las directivas de la Facultad de Minas, a la cual está inscrita esta carrera universitaria responden de manera rápida con un comunicado de prensa en el que se muestra el desacuerdo con la posición del exdirector. Es así como el 30 de mayo de este año se publicó la nota: "Carrera de Ingeniería Mecánica no se cierra" (3), donde se aclara que no existe ninguna discusión institucional sobre el cierre de este programa de ingeniería y se relacionan algunos logros institucionales de este programa de formación, tales como: la renovación por un periodo de ocho (8) años de la acreditación de alta calidad del programa por parte del Ministerio de Educación Nacional, lo que corresponde a una de las vigencias más altas de acreditación curricular en el país, los altos resultados de los estudiantes de este programa en las pruebas saber PRO, lo que los pone por encima de grupos de estudiantes de carreras similares a nivel nacional y algunos de los reconocimientos por las investigaciones realizadas por docentes y estudiantes vinculados al programa.

Convencidos de que en este tema existen más silencios que verdades expuestas, nos pusimos en la tarea de contactar al profesor para que en una conversación franca nos amplíe las razones que lo llevaron a tomar esta decisión. A continuación reproducimos las respuestas dadas por el profesor.

Julián Gómez –JG–. ¿Cuál es y ha sido su vinculación con la Universidad y conla carrera de Ingeniería Mecánica?
Jorge Iván Gómez –JIG–. En la actualidad soy profesor de planta de la Universidad Nacional Sede Medellín, vinculado al programa de Ingeniería Mecánica, cargo en el que me he desempeñado de manera ininterrumpida desde el año 1981. Soy Ingeniero Mecánico de la Universidad Tecnológica, 1980, y realicé una Maestría en Ingeniería Metalúrgica de la universidad de Wisconsin-Madison, EU., 1986. En este largo recorrido, he sido profesor en las áreas de Procesos de manufactura, Materiales metálicos, Dibujo mecánico y Estática, asesor de diversos proyectos e investigador en el campo de la ingeniería y su enseñanza, además fuiDirector del Departamento de Ingeniería Mecánica hasta el año pasado.

–JG–. ¿Ante quién realizó la solicitud de cierre del pregrado
–JIG–. El 30 de abril del presente año, en una carta dirigida el Consejo Académico en Bogotá y al Consejo de la Facultad de Minas de la Sede, les extiendo la invitación para que recomienden ante el Consejo Superior Universitario (CSU), el cierre del programa de pregrado de ingeniería mecánica de la sede Medellín, carta en la cual se exponen las razones, motivos y hechos que justifican mi decisión. Además he contactado algunos medios de comunicación que me ayuden a volver pública esta decisión.

–JG–. ¿Por qué decide hacerlo?
–JIG–. Después de mi empeño, acompañado y solo, por cerca de 7 años, buscando se subsanaran las fallas ocasionadas con la reforma académica bajo el Acuerdo 033 de 2007 del CSU, la cual generó un bajón inaudito en la calidad de la formación en este pregrado, y al constatar que dicho empeño, cuando más, lo que ha evitado es un deterioro adicional en la calidad, y al comprender también, que el comportamiento asumido por la Universidad, como "corporación", en su salto hacia una Universidad de postgrados e investigación en un contexto de insuficiente financiación estatal, deja sin chance los esfuerzos en procura de recuperar la calidad de esta carrera, he decidido: no continuar en mi empeño por reivindicar la calidad del pregrado de ingeniería Mecánica-Medellín, desde su Plan de Estudios.

–JG–. Desde su óptica, ¿cuáles son las principales razones por las cuales no es posible recuperar la calidad del pregrado de Ingeniería Mecánica y por lo tanto la opción más ética sería cerrarlo?
–JIG–. Lamentablemente sobre este programa de pregrado incurren tanto problemas estructurales que padece la universidad pública en Colombia como problemas particulares, en especial los generados por la reforma académica del año 2007 y el abandono institucional.

Para ampliar un poco, con relación a los problemas estructurales tenemos como principal factor la unión de dos elementos, la desfinanciación en general de la educación superior pública, sumado al propósito de la Universidad, al parecer inquebrantable, de figurar en "rankings" donde los pregrados poco pesan, no así, los postgrados y la investigación. Esta unión resulta fatal para la formación de pregrado en el país, y con mayor razón para los procesos de formación que tienen naturaleza teórico-práctico, ya que no llegan los recursos suficientes para un funcionamiento adecuado.

Ahora, de manera particular podemos mencionar algunos de los principales problemas generados por la reforma académica llevada a cabo en el año 2007, y no propiamente por lo consignado en el texto del Acuerdo, sino entre otras pero principalmente, por los procederes e intenciones de las directivas universitarias (Consejo de Facultad y Consejo Académico). Solo por mencionar algunos tenemos:

  • La negativa de mejorar a fondo el plan de estudios aprobado en la reforma académica, el cual resultó fatal para la calidad del pregrado de ingeniería mecánica
  • La invisibilización de las necesidades del pregrado de Mecánica por parte de Minas y de la Sede. La infraestructura y los laboratorios propios de Mecánica se convirtieron en el comodín institucional.
  • Falta de ética profesional que lleva a que primen los intereses particulares de algunos profesores sobre los intereses del pregrado de mecánica.

–JG–. ¿Cuáles son las conclusiones generales que nos podría compartir de este largo periodo de defensa de la universidad pública de calidad?
–JIG–. En términos generales, se podrían presentar algunas conclusiones:

En la Facultad de Minas y en la Universidad en general, emergió una cultura en la que el pregrado es tratado como un nivel de formación devaluado.
El déficit financiero de la Universidad es tan elevado que invertir los recursos que demanda un pregrado de calidad, la privaría de poder hacer acciones más significativas de una universidad de postgrados e investigación.


La normativa institucional es desdibujada, consciente o inconscientemente, para satisfacer intereses de ciertas comunidades académicas y personas que detentan poder, y de algunos profesores de Mecánica, que no estando en estas, se alinean con dichos intereses, aun a costa del perjuicio misional para el pregrado que les corresponde atender.

Le queda, pues, al lector la tarea de sacar sus propias conclusiones sobre esta discusión, ya que el análisis y la postura del entrevistado develan una realidad que va mucho más allá de los muy lamentables problemas por los que pasa esta carrera de pregrado, y nos muestra como existe una problemática general de la educación superior pública en Colombia que supera los "indicadores de calidad" con los que juega a su antojo el Ministerio de Educación Nacional, y que pasa por el abandono de las responsabilidades del Estado, la mercantilización de la educación pública y el reconocimiento de una delicada estrategia de privatización, o si no, ¿quién asume el costo de una matrícula de postgrado en una universidad pública en el país?

* Colectivo para el Análisis de Problemáticas Educativas Contemporáneas.


1 Periódico ADN, mayo 25 de 2015.
2 Página, FM noticias de RCN radio, mayo 28 de 2015.
3 El Colombiano, mayo 30 de 2015.

Información adicional

  • Antetítulo:UNIVERSIDAD NACIONAL, SEDE MEDELLÍN
Visto 1989 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.