Domingo, 18 Junio 2006 19:00

Un Yo acuso colectivo*

Escrito por José Antonio Vergel
Valora este artículo
(0 votos)

 

Cita testimonios de algunos parlamentarios como Gustavo Petro, sobre los crímenes del paramilitarismo que inclusive tiene su propio estilo para matar, «porque matan de tal manera que los vivos quedan atemorizados». Sostiene que el paramilitarismo se siente tan seguro de salirse con la suya que incluso han llegado a exigir estar en el Congreso, como lo dijo Iván Roberto Duque, alías “Ernesto Báez” cuando desmovilizó parte del Bloque Central Bolívar.

 

Al señor Uribe hay que investigarlo, no hay duda; pero no sólo por el fraude electoral ocurrido en el 2002. Su relación con el narcoparamilitarismo se remonta a los años en que fue director de la Aerocivil, y la reafirma cuando es gobernador de Antioquia y promueve las Convivir, lo cual no sólo lo convierte en cómplice sino, así mismo, en uno de los autores intelectuales de las masacre de Urabá, que le costó a la región 4.000 asesinatos y el desplazamiento de más de 200.000 personas. Y yo añadiría, como lo afirma Rafael Ballén que este presidente fue el único gobernante de Sudamérica que apoyó la invasión a Irak.

 

Confieso que el libro no se cae de las manos. Es apasionante. Cada capítulo, cada página, está saturada de asombros. Quien lo lea encuentra en él una galería de maldades, la radiografía de una sociedad descompuesta, denunciada por testigos o investigadores de las desgracias que le ocurre a muchísimos colombianos, a innumerables víctimas del desarraigo. Es un libro que debemos leer todos los que deseamos profundizar y detectar muchas causas que han hundido y desacreditado a nuestro país. Es un libro para estudiosos de la ética, de la sociología, un texto para que todos despertemos, nos horroricemos pero también para encontrar fórmulas y salidas al conflicto armado. Es un diagnóstico hecho denuncia y testimonio, pero que entraña soluciones en las que coincidimos muchos amigos y trabajadores de la democracia.

 

Quiero agradecer la atención prodigada a estos avances que nos lega Magil en su trabajo de dos años, y que sea él el que concluya mejor estas palabras y ustedes los que suplan nuestros desaciertos. Bienvenidas estas obras para bien de todos.”

 

*          Apartes de las palabras pronunciadas por José Antonio Vergel, en la presentación del libro en Ibagué, 24/05/06.

Visto 1688 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.