Jueves, 19 Octubre 2006 19:00

Al borde de sus primeros 100 días, nada nuevo trae Uribe segundo. Sin un decreto de Estado: la paz y el ‘canje’ un simple adorno

Escrito por Omar Roberto Rodríguez
Valora este artículo
(0 votos)

 En riesgo de caída libre, los 7’700.000 del uribismo? Aunque la situación arrecia, sólo cuenta el maquillaje. Para Uribe con la opulencia, sus caballos y el testaferrato asegurados –en sus nuevas tierras de Urabá, Córdoba y el Llano–, desandar su camino, admitir la existencia de un ‘conflicto interno’ y parecer ‘Pastrana II’ con despeje y conversaciones con la guerrilla en el departamento del Valle, municipios de Florida y Pradera; lo exaspera y lo deprime. Pero no es solo eso. Otras contradicciones también acosan.

 

Como lazos corredizos a Uribe II (Segundo) lo aprietan:

 

·  el ‘conejo’ a los paramilitares.

·  El maletín de Jorge 40 que embala a su primo Mario Uribe y a otros miembros de su lista en el Senado.

·   La ambición presidencial de Juan Manuel Santos, quien además de un envión por apropiarse de la Inteligencia de Estado y sus procedimientos; quiere sacar de la línea de la sucesión a Uribe, a su primo Francisco.

·  El ‘canje humanitario’ en espera que, tras cuatro años largos de gobierno, evidencia tanto el fracaso de la fementida opción de un rescate violento como de la empantanada del ‘Plan Patriota, que con guardadas diferencias sobre sus actores, pierde referencias de rápido triunfo en los hechos diarios o recientes de Afganistán, Irak y el Líbano’.

·  Coger el nuevo paso a las órdenes de los Estados Unidos y del gobierno Bush que, ante las elecciones para el Senado y con el riesgo de perder la mayoría republicana, tiene sed, está urgido de dos necesidades:

 

1. Como justificación del llamado ‘Plan Colombia’ y con miras a su extensión a todo volumen; suavizar, limpiar la imagen de narcotráfico y relación paramilitar del Ejército y del Estado colombianos.

2. El aislamiento y la desestabilización en Venezuela. Con busca y estímulo de la ingobernabilidad y la meta inmediata de subvertir el resultado de las elecciones de diciembre, o a más tardar en el 2010: al calor y presión de un nuevo referendo revocatorio para sacar al presidente Hugo Chávez.

 

·   La nueva situación con Ecuador y Venezuela que puede despuntar un acuerdo o presión regional por la paz en Colombia o de asumir contraprestaciones ante la prolongación del conflicto.

·   Cuidar su imagen de Uribe II con propósitos tanto personales y de efecto dominó como aliado básico de los Estados Unidos.

 

El maletín todavía a medias

 

La orden llegó de los Estados Unidos. Además de los primeros jefes del paramilitarismo, el Estado debía conocer y tener el control de cada “segundo al mando”. Don Antonio, uña y mugre de Jorge 40 se preparó para el viaje y encuentro y reclusión con su patrón. Podía ser en Valledupar o en Aguadas. No contaba con un hecho entre fortuito y nuevo. Junto con los miembros de la Fiscalía y las autoridades policiales un agente de la DEA hizo parte del procedimiento. Sin que pudieran impedirlo, el extranjero tomó todos los datos de su computador y de las grabaciones del disco duro. De este modo, la complicidad se vino a menos y Uribe y la Fiscalía quedaron atados de manos. El contenido del computador comienza a conocerse.

 

El ‘Canje’ que más ahoga: ¿Cuánto demorará Uribe en producir un decreto de Estado? 

 

Debió resignarse. Luego de solicitar a Fabio Valencia Cossio y a otros treinta y nueve o más mensajeros que establecieran comunicación con la guerrilla, respondió en directo y al aire en la entrevista del periodista Álvaro García. El abismo es hondo. Sólo un decreto de Estado, que establezca las condiciones dará las posibilidades para sentar los negociadores de parte y parte y encontrar una puerta hacia la justa paz.  

   

La puja por el acuerdo humanitario

 

El país sigue con atención la pugna por el intercambio humanitario. Distintas propuestas y declaraciones se han hecho al respecto. En esta edición publicamos para el conocimiento de nuestros lectores apartes de la carta abierta de las farc «a los tres poderes del Estado», y apartes de las consideraciones oficiales sobre el mismo tema.

 


Los puntos de las farc

 

«...proponemos al Estado colombiano que una vez realizado el canje y frente a la imperiosa necesidad del país por encontrar la solución política del conflicto:

 

1.Desmilitarice los departamentos de Caquetá y Putumayo para iniciar conversaciones de paz.

2. Suspenda las órdenes de captura para los integrantes del Estado Mayor Central de las farc.

3. Solicite a la comunidad internacional suspender la calificación como organización terrorista a las farc. Resuelto este problema, quedan abiertas las puertas para que los distintos países, si lo estiman conveniente, jueguen su rol como mediadores, o facilitadores, etc.

4. Reconozca la existencia del conflicto social y armado.

5. Suspenda los operativos militares a escala nacional y regrese las tropas a sus Cuarteles, Divisiones, Brigadas y Batallones.

6. Otorgue plenas garantías para el desplazamiento de miembros del Estado Mayor Central en los dos departamentos donde se efectuaran los diálogos Gobierno- farc.

7. Los encuentros Gobierno- farc serán de cara al país.

8.Bajo estas condiciones las farc, en acuerdo con el gobierno nacional, entrarían de inmediato a explorar caminos que conduzcan a un cese bilateral del fuego y a analizar la solución política al conflicto social y armado llevando a la mesa los siguientes materiales para su discusión:

 

a. Agenda Común del Caguán y Plataforma para un Nuevo Gobierno de Reconciliación y Reconstrucción Nacional.

b. Paramilitarismo de Estado.

c. Depuración de las fuerzas armadas ligadas al paramilitarismo.

d. Libertad inmediata para la población civil sindicada de nexos con la guerrilla.

e. Reparación económica por parte del Estado a todos los afectados por el conflicto interno.

f.  El TLC con los Estados Unidos.

g. Reforma Agraria inmediata que incluya la restitución de propiedad sobre fincas y parcelas al campesinado afectado por el conflicto.

h. Retorno de los desplazados a sus áreas con plenas garantías personales, económicas, sociales y políticas por parte del Estado.

i. Reforma Urbana inmediata.

j. Política de Estupefacientes.

k.Tratado de Extradición.

l. Asamblea Constituyente.

m. Política Energética.

 


 

Consideraciones del Gobierno

 

El Presidente anunció el 2 de octubre que autorizó al Comisionado de Paz para buscar con las farc un acuerdo de condiciones propicias para una eventual zona de encuentro, “Zona de encuentro que sea eficaz para el acuerdo humanitario y un proceso de paz. Con garantías de buena fe que además deberían incluir un cese de hostilidades, limitaciones de tiempo y los requisitos que propusieron los tres países europeos”.

 

Agregó que “Consistente con la propuesta formulada públicamente por el Alto Comisionado hace más de un año, el Gobierno considera viable la posibilidad de convocar a una Asamblea Constituyente, como final del proceso de paz, por supuesto, con previa dejación de armas”.

 

 

Visto 4027 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.