Jueves, 19 Octubre 2006 19:00

El futuro de la Internet. Grandes corporaciones se adueñan de la red

Escrito por Elliot D. Cohen
Valora este artículo
(0 votos)

Los grupos que apoyan la «neutralidad en la red» buscan un mandato legal que obligue a las compañías de cable, otorgar acceso libre a sus líneas de red, en la modalidad llamada «acuerdo de vehículo común». Pero además, desean asegurar que las compañías de cable no puedan suprimir o interrumpir los contenidos de internet sin una orden judicial.

 

Para los partidarios de las compañías de cable el tiempo y dinero aportados en la instalación de líneas de cable: ampliando su velocidad y calidad (1), les da derecho para impedir el libre acceso a los ISPs, ya que esto les limitaría la capacidad de recuperar sus inversiones. Pero además, estas compañías podrían también decidir filtrar a su antojo los contenidos de internet.


A las empresas de cable como AT&T, patrocinadores del sitio web Hands off the internet, aseguran que una legislación de «vehículo común» conduciría a precios más altos y meses de discusión legal. Aseguran que son infundadas las preocupaciones de que las compañías de teléfonos y cable aprovechen su posición para limitar el acceso. Aunque éstas niegan planes de bloquear sin razón los contenidos a los proveedores, existen varios ejemplos de que ya comenzó la discriminación en el cable.

 

¿Error de seguridad?

 

En marzo de 2005, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) inició un juicio contra una compañía de teléfonos en Carolina del Norte, que bloqueó el acceso a sus clientes para usar la comunicación con voz, por internet, en su servicio por línea telefónica2. En agosto de 2005, una compañía de cable canadiense bloqueó el acceso a un sitio que apoyó a un sindicato del cable en una disputa laboral3. En febrero de 2006, la Cox Communications negó el acceso de los clientes al sitio web Craig’s List. Aunque la empresa alegó que fue un simple un error de seguridad, se descubrió que Cox ofrece un servicio clasificado que compite con Craig’s List4.


En junio de 1999, la Novena Corte de Distrito sentenció que el  porveedor de cable AT&T debería abrir su red a los ISPs. La corte dictaminó que las transmisiones de internet y los intercambios interactivos bi-direccionales son ofertas de telecomunicación, no un servicio de información de TV cable (como CNN) que envían datos en una sola dirección. Esta decisión fue apelada hace un año. Decisiones judiciales más recientes han ampliado más la agenda de las compañías de cable. El 27 de junio de 2005, la Corte Suprema de EE.UU., falló a favor de las corporaciones de cable: Comcast y Verizon para eliminar su obligación de compartir sus líneas con los rivales ISPs. Las compañías de cable ya no tendrían que ofrecer «acuerdos de vehículo común» con sus redes a las compañías que ofrecen conexión telefónica. Entretanto, las compañías de teléfono reclaman que tal decisión otorga una ventaja injusta a las compañías de cable y están exigiendo ser también liberadas de la condición de «vehículo común».

 

Legislación


El 8 de junio, EE.UU., rechazó una legislación (HR 5273) que habría impedido a las compañías de cable y teléfono vender un trato preferente en sus redes para la entrega de video y de otras aplicaciones de datos extensos.


Los abogados de la «neutralidad de la red» aseguran que si se permite a las compañías de cable y teléfono implementar la red para sus clientes de los barrios adinerados se dará al traste con la aspiración actualmente más exigida por la mayoría de los gobiernos locales que demandan de las compañías de TV por cable un servicio para los sectores de bajos ingresos y también para las áreas minoritarias (5).


Desde junio de 2006, la ley COPE está en el Senado. Sus partidarios alegan que apoya la innovación y la libertad de opción. Los abogados de la «neutralidad de la red» dicen que su aprobación comprometería a la internet para siempre. Muy rápido, las corporaciones gigantes del cable lograrían el monopolio absoluto de la gran velocidad en la internet por cable e impedirían el acceso a la banda ancha a los ciudadanos más pobres, mientras supervisan y controlan el volumen de información.

 

Fin de la internet abierta y neutra


La decisión de la Corte marca el principio del fin para una internet robusta y democrática. Como resultado de esta decisión, la fase legal ha sido absolutamente controlada por las cúpulas corporativas. Mientras está pendiente en el Congreso la ley COPE aumenta la influencia del lobby corporativo de las telecomunicaciones, esta Ley, no protege y pone en riesgo a la internet abierta y neutra.

 

En particular, las políticas de las grandes corporaciones tipo Comcast, Verizon y AT&T desean montar sus garitas para el cobro de peaje en internet. Si estas compañías consiguen su propósito, los abastecedores de banda óptima quedaran contentos, con los bolsillos llenos, mientras que al resto de nosotros apenas se le permitirá asomarse al ciberespacio. Y nunca más se podrá disfrutar por igual el foro democrático más libre y más comprensivo inventado por la humanidad. «Salvemos al internet»8.

 

*          Elliot D. Cohen, Ph.D., filósofo, residente en Port St. Lucie, FL, dirige el Institute of Critical Thinking (Instituto de Pensamiento Crítico).

1          http://www.Handsofftheinternet.com.

2          Michael Geist, “Telus breaks Net Providers’ cardinal rule: Telecom company blocks access to site supporting union in labour dispute,” Ottawa Citizen, August 4, 2005.

3          Jonathan Krim, “Renewed Warning of Bandwidth Hoarding,” The Washington Post, November 24, 2005.

6          David A. Utter, “Craigslist Blocked By Cox Interactive,” http://www.Webpronews.com, June 7, 2006.

7          “Last week in Congress / How our representatives voted,” Buffalo News (New York), June 11, 2006.

8          Campaña de defensa a la internet. http://www.freepress.net/.

Visto 4258 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.