Viernes, 20 Abril 2007 19:00

El 31, ganó la esperanza. Bogotá, consulta popular

Escrito por Anonimo
Valora este artículo
(0 votos)

 

Esta consulta y esta decisión son la primera fase del proceso electoral que terminará el 28 de octubre, pasando por el 8 de julio, día en que se efectuará la consulta abierta de los partidos.

 

Por ahora, el aspecto que muchos destacan es el resultado obtenido por la campaña que lidera Hernando Gómez Serrano, que sin un peso, sin maquinaria electoral, sin puestos públicos, sin apoyos tradicionales, y con el “realismo político” copando las toldas de la izquierda histórica, obtuvo 98 votos, muy cerca de los 123 de María Emma Mejía. Algunos llaman la atención sobre el efecto final que hubiera tenido esta votación si, como se esperaba, los 35 delegados del Partido Comunista no votan en blanco sino por Hernando Gómez Serrano. Destacan, de igual manera, la ausencia de votos del Modep, del PUP y otras organizaciones integrantes del Polo, que, según sus postulados políticos y su trayectoria histórica, deberían ser miembros activos e impulsores de la campaña que muchos reconocen como de claro perfil de izquierda. Se preguntan estos comentaristas de los sucesos internos del Polo: “¿En qué partido estaría hoy María Emma si esto hubiera sucedido?

 

Hacia el 8 de julio

 

Ahora los candidatos están en plena campaña pública. Por barrios, colegios, cooperativas y empresas presentan sus propuestas. Llama la atención que la dirección del Polo no haya regulado la campaña en los aspectos económicos ni de mínima democracia interna (igualdad de posibilidades) para que el mensaje de los medios de comunicación oficiosos del poder no sea el que determine la proyección estratégica de un nuevo partido, que aspira a un modelo diferente de poder y democracia para el país, como se espera del PDA.

 

Se aspira a que estas campañas no se detengan en la sola búsqueda del voto de quienes habitan a Bogotá. Se esperaría que estén además construyendo partido, fortaleciendo organizaciones sociales, proyectando acciones de resistencia contra el gobierno nacional y los errores del distrital, creando bases sociales e ideológicas para el futuro cercano, en que el PDA tiene todas las oportunidades para liderar y concretar un gobierno de transición en Colombia, es decir, uno de paz, que permita que ciudad y campo de reencuentren, pero, además, que haya una inserción en la dinámica progresista que se vive por todo el continente.

 

Corresponde a los militantes de las diversas fuerzas que componen el PDA batirse en sus campañas para que así sea; por ningún motivo complacerse con los juegos de marketing ni con las posibilidades del “realismo político”, pues, de suceder así, estarán abrazando algunas de las peores prácticas del bipartidismo.

 

De ser así, las campañas se polarizarían. Por tanto, en las próximas semanas debe sobresalir el debate y la confrontación ideológica y política, que es lo que en verdad debe destacar a la hora de examinar los proyectos de ciudad que defiende cada uno de los candidatos y de sus campañas. Se esperaría entonces que en el menor tiempo posible la dirección del propio PDA organice y cite diversos debates públicos entre sus candidatos.

 

Si así sucede, el 8 de julio se contará con un solo candidato para enfrentar los del establecimiento, pero también quedarán dentro del PDA, claramente demarcados, los distintos proyectos de poder en disputa interna, esta vez los modelos de ciudad.

 

·          Hernando Gómez Serrano, María Emma Mejía, Samuel Moreno, Édgar Montenegro, Jimmy Borda.

 

 

Recuadro

 

Las Asamblea del PDA deben tomarse la ciudad

 

El próximo 28 de abril, a partir de las 2 p.m., se realizarán las 20 Asambleas locales del PDA en Bogotá. Estas sesiones son el espacio concreto para decidir que los candidatos al Concejo y las Juntas Administradoras Locales (Ediles) se elijan, como el candidato a la Alcaldía, por consulta pública.

 

Pero, de igual manera, son el espacio para construir las comisiones de trabajo por localidad, que, como definió la Asamblea Distrital del 31 de marzo, asuma la elaboración del plan de desarrollo local y el Programa para la ciudad; que, como lo anticipan los estatutos del Polo, darán fortaleza a instancias territoriales de base para construir opción de poder.

 

Estas Asambleas son de suma importancia para el PDA Bogotá, toda vez que hasta ahora no ha logrado integrar de manera plena sus direcciones locales ni irradiado por toda la urbe los espacios de participación para la ciudadanía dentro del Partido. El reto es llegar a las múltiples organizaciones sociales construidas por toda Bogotá, despertando su entusiasmo, abriendo el Polo a su participación, la cual debe ir más allá de lo simplemente formal.

 

Visto 3140 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.