Jueves, 22 Abril 2010 16:55

¿Hacia una cultura de derechos en Bogotá?

Escrito por Christian Robayo Arias
Valora este artículo
(0 votos)
El avance en Bogotá en sus dos últimas administraciones, es inocultable. Se progresa en proyectos, programas y acciones tendientes a reconocer los derechos de sus ciudadanos, a construir en los territorios las garantías necesarias de participación y discusión de la Bogotá que se quiere. Con el Plan de Desarrollo 2008-2012 se pretende una ciudad incluyente, visionaria, y que recoja las propuestas de sus habitantes. Sin duda, pasos necesarios para proteger e implementar políticas públicas que beneficien a los más pobres con sentido diverso e intercultural.

La planeación y la realidad son dos planos que se interrelacionan, que se complementan, y que desde el punto de vista político deben coexistir. Tal apreciación nos introduce en el punto de tensión que recoge este texto: por un lado, la carga histórica de una ciudad planeada desde la exclusión y el interés particular, y por otro, fundamentada en los derechos y la participación, considerando que su población es fluctuante, diversa, incierta y con múltiples raíces.

Recordemos que la problemática del desplazamiento, el desalojo y el desarraigo es un factor que impacta la planeación, la ejecución y el desarrollo de la política pública en Bogotá y otras ciudades del país, lo cual no quiere decir que sea la única razón.

En un recorrido histórico-político de Bogotá por sus últimos 11 años, se aprecia una diferenciación sustancial en la organización, la implementación y la construcción de la política pública: el Plan de Desarrollo distrital y la destinación de los recursos económicos. En algunos casos se privilegió un desarrollo urbanístico sectorial, es decir, la construcción de infraestructura y las garantías para la inversión privada, relegando al conjunto de la sociedad, y por tanto centralizando los recursos en proyectos particulares. En tal sentido, la distribución del presupuesto distrital olvidó la inversión para necesidades básicas de los bogotanos, acentuando las desigualdades entre sus habitantes y favoreciendo a una pequeña minoría.

Para 1998 se planteó una Bogotá que invirtió en construcción y mantenimiento de la malla vial 317.766 millones de pesos; para el 2000, esta cifra correspondió a 653.240 millones de pesos, y el total de inversión por este concepto de los años de 1998 a 2001 fue de 1.931.7391 de millones de pesos, sin tener en cuenta los recursos girados por la nación. A grandes rasgos, estas cifras demuestran las características, las prioridades y las decisiones de una administración que trabaja “Por la Bogotá que queremos”. Habría que preguntarse quiénes la querían así, con qué intereses, y si era una sector amplio de la sociedad bogotana.

Saber los orígenes políticos, cómo se ha desarrollado la ciudad, es vital, dado que ésta ha sido concebida para favorecer al empresariado nacional e internacional. Se implementaron políticas de enfoque neoliberal que mercantilizaron la sociedad bogotana, los bienes públicos se vienen privatizando, se desatendieron en innumerables ocasiones las necesidades de los sectores populares, la especulación financiera obtuvo ganancias demenciales y el derecho a la tierra es negado a numerosas familias.

La sociedad productiva

Es necesario decir que este panorama, en su profundidad y sus objetivos, se mantuvo con el lema “Bogotá para vivir todos del mismo lado”. Se implementó un modelo de ciudad de desarrollo exógeno y de apertura inversionista, como se menciona en sus proyecciones: “La consolidación de una ciudad productiva, con gran dinámica de desarrollo y un futuro cierto en la globalización de las economías modernas”2.

Se le apostó a una ciudad líder en desarrollo urbano, con la particularidad de la cultura ciudadana, como enfoque novedoso de una ciudad decente y con valores. Estos avances se mantuvieron y se superaron con la llegada de la “Bogotá sin indiferencia”, un gobierno alternativo que superó en variados aspectos sus propias metas, que se acercó a las comunidades y desarrolló estrategias de visibilización, garantía de derechos de alimentación y educación, propiciando la continuidad política de esta propuesta en Bogotá. En importantes sectores académicos y comunitarios se le reconoce a la administración de la época un salto cualitativo en términos sociales.

Para el presente de Bogotá, existen dudas sobre la puesta en escena de los procesos planeados. La pérdida de apoyo por parte de la administración distrital, y la tensión permanente entre la política distrital y la nacional han ido desgastando a la oposición bogotana. Se atraviesa un panorama de confusión e incertidumbre, con consecuencias para liderazgos alternativos y comunitarios que se la han jugado permanentemente por una Bogotá con cultura de derechos. Los avances son significativos en términos de tiempo y alcance social, de una manera de gobernar que poco se ha implementado en Colombia y que no se puede ir por la borda.

Entonces, es necesario hacer política organizativa que defienda, que se apropie de procesos, que lidere vínculos en territorios concretos de productividad, que sea gobierno y poder real, que pase de la fase de administrar recursos distritales y haga procesos de transformación de las prácticas cotidianas de hacer política; que supere el caudillismo, el sectarismo y la inmediatez; que dinamice agendas articuladas y lideradas en las comunidades; que congregue y supere la planeación de escritorio para hallar caminos asamblearios y decisorios.

La propuesta está atravesada por la formación de sujetos críticos y propositivos, que entiendan de presupuestos, de manejo de recursos económicos, y que se eduquen con principios de hermandad y solidaridad, que manden obedeciendo para dinamizar opciones económicas de nuevo tipo, pues la discusión ya no se reduce al bienestar del ser humano; por el contrario, involucra al planeta en su totalidad. El reto es inmenso y colectivo.

1    Plan de Desarrollo Económico, Social y de Obras Públicas 1998-2001.
2 Plan de Desarrollo Económico, Social y de Obras Públicas para Bogotá D.C 2001 - 2004 “BOGOTÁ para VIVIR todos del mismo lado”.
Visto 2467 vecesModificado por última vez en Jueves, 22 Abril 2010 17:12

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.