Miércoles, 23 Mayo 2007 19:00

Verbos oficiales desconectados. En el Gobierno:

Escrito por Catón deCartón
Valora este artículo
(0 votos)

 

 

 Aparte de que la Administración Uribe se caracteriza por su vergonzosa y obsecuente identificación con Estados Unidos, la nota predominante en el gobierno tiene que ver con las desconectadas ‘salidas’ de los funcionarios, incluso divergentes entre sí y en especial con la voz oficial, la del calenturiento Presidente.

 

En esa tónica, cualquier día el recién estrenado Ministro de Relaciones Exteriores plantea disparates a la topa tolondra y días después, luego de hablar con el patrón, debe decir que él no dijo lo que dijo, o que su declaración no quería decir lo que dijo. Y entonces van y vienen voces de tartamudo para justificarse y salir del embrollo.

 

Asimismo, el pelao Ministro de Agricultura quiere sacarse algún clavo con la Junta de Directores del Banco de la República, y dice cosas que tropiezan con la postura del Ministro de Hacienda, y éste a la vez suelta vainas que chocan con la política económica oficial y entonces tiene que irse. Y… bueno, habría que recordar cómo Caballero, director del Dane, da a conocer guarismos oficiales sobre la realidad nacional y esto no le gusta al ‘señor’ de Palacio y… chao pescao.

 

No podía quedarse atrás el Vice, que cuando habla permite leer en su cabeza el convencimiento de estar pontificando con alta sapiencia, incluso en contravía de la arrodillada política de Uribe en materia de TLC, opinando que potencialmente el país debería replantear su política exterior. ¡Qué dolores de cabeza para Álvaro, el de la voz de seminarista que entorna sus casi enamorados ojos cuando está con Bush, mientras con sus contradictores se vuelve un verdadero Pateta! En el episodio de Pacho Santos en lo del TLC, después que la Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes gringa, le dijera tres cosillas al Presidente y éste se portara como una ostra, una caricatura resumió bien la situación: aparece Uribe abrazando a Santos hasta ponerle su mano en la boca al Vice para que se calle. Y del primo de Pacho, ¡ni hablar!

 

¿Cuántas excusas han tenido que presentar tantos del séquito palaciego cuando meten la lengua, esto es, la pata, con su manía de creerse el cuento de su sabiduría? Cada seudoestadista dista del verdadero estadista, que no pelecha por los lados de Palacio.

Finalmente, hay que concederle al minInterior Holguín Sardi que ha asimilado obedientemente la partitura oficial, aunque, por otro lado, en una de sus apariciones por televisión, con ocasión de una entrevista que le concedió Gustavo Petro a La noche de RCN, al responder en un remoto desde su oficina el Ministro utilizó el método uribista que tan gráficamente señaló hace unos días el senador Jorge Enrique Robledo, al decir que «cuando a Uribe se le pregunta por la A, habla de la B a la Z». Método evasivo se llama.

 

¡Qué falta nos hace Jaime Garzón! De no ser por su asesinato, y ante la proliferación de incoherencias verbales y demostraciones de cinismo en las esferas del poder, este colombiano extraordinario hubiera muerto por ahogamiento, pues su material de trabajo, la realidad social y política, seguramente le tornara agua la boca hasta más no poder.

 

Visto 2081 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.