Primera victoria de la unidad agraria: campesina, indígena, afrocolombiana y popular en Colombia

Luego de 15 días de movilización y seis jornadas de diálogo con Gobierno Nacional, Cumbre Agraria logra llegar a acuerdos en puntos iniciales de confianza para la instalación de la Mesa Única de Diálogo y Concertación.


1. Este triunfo radica en el reconocimiento de la Cumbre Agraria como actor político en la definición de la política pública para el agro colombiano que abordará los 8 ejes de nuestro pliego de exigencias, mandatos populares en tierra y territorio, derechos políticos de comunidades agrarias, minería y medio ambiente, economía étnica y campesina, cultivos de coca, marihuana y amapola, derechos sociales y paz con justicia social. La lucha agraria y popular triunfará totalmente cuando logremos los cambios de fondo que requiere el campo colombiano.


2. Hemos logrado la creación de un Fondo Para el fortalecimiento de la economía campesina, indígena y afrocolombiana; y garantías en DDHH para movilización, entre otros acuerdos alcanzados; sin embargo, no hubo acuerdos en la normatividad que incluya la categoría de campesino al censo Nacional agropecuario realizado por el DANE, por lo tanto las organizaciones de la Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular llama a la oponerse a la aplicación de este instrumento en los territorios de las comunidades campesinas.


3. Para la semana siguiente presentaremos un informe detallado de los acuerdos alcanzados a nuestras comunidades y procesos, así mismo que a toda la opinión pública.


4. Naciones Unidas acompañarán el retorno de las caravanas a sus lugares de origen para garantizar la integridad de manifestantes, luego adelantaran procesos de revisión en denuncias hechas por parte de las comunidades, en las que se presentaron violaciones a los DDHH por parte de la fuerza pública.


5. Desde la Cumbre Agraria saludamos y nos solidarizamos con nuestro procesó hermano de las Dignidades Agropecuarias, a su vez demanda del gobierno nacional abordar con celeridad sus exigencias.


6. Volvemos a nuestras parcelas, resguardos, territorios colectivos y barrios populares, con un primer parte de victoria, convencidos de la efectividad de la unidad, las propuestas desde la base y la movilización.

Agradecemos al grupo de garantes y facilitadores por su compromiso y labor en su ejercicio de acompañamiento. Así mismo subrayamos el papel desempeñado por la oficina del coordinador residente de las Naciones Unidas y a la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Todo nuestro reconocimiento a las compañeras y compañeros que en las calles y carreteras ejercieron su derecho a la movilización y brindaron las condiciones favorables para que la negociación se cumpliera en el marco de los mandatos acordados en la Cumbre.

Comisión Política
Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular
9 de mayo de 2014

Organización Nacional Indígena (ONIC), Congreso de los Pueblos, Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, Coordinador Nacional Agrario (CNA), Mesa Nacional de Interlocución y Acuerdo (MIA), Coalición de Movimientos y Organizaciones Sociales de Colombia (COMOSOC), Proceso de Comunidades Negras (PCN), Federación Nacional Sindical Unitaria Agropecuaria (FENSUAGRO), Mesa de Unidad Agraria (MUA) Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina (ANZORC) y Movimiento por la Constituyente Popular (MCP)

Publicado enColombia
Colombia: Freno y porvenir de la protesta agraria y popular Destacado

Para que los ricos y poderosos de este país tiemblen ante un gran movimiento social se requiere la unidad, claridad política, identidad ciudadana con un fuerte contenido de justicia y lucha por la "restauración moral y democrática de la república" .



El reciente ciclo de la protesta agraria en Colombia parece haberse frenado en los días recientes. El mismo se inició con la Minga Indígena Social y Comunitaria y el Paro de los Trabajadores ("corteros") de caña de azúcar en septiembre-octubre de 2008, tuvo su máxima expresión en agosto de 2013, y registra ahora un entierro de tercera con el actual paro de abril-mayo de 2014. Un paro sin fuerza, sin norte, sin dirección, de afán, sin objetivos y plagado de oportunismos. Pesaron aviesos intereses y no la visión futurista de los trabajadores y campesinos. Acuerdos mínimos, falsas promesas y mucha frase grandilocuente, como aquella de la MIA "que lo duro estaba por llegar en mayo". Sacrificio inútil del campesino: sin estrategia de acumulación de fuerzas. Desgaste irresponsable de la potencia indignada de las masas y la multitud enardecida que se movilizó con fuerza en el Huila, Caquetá, Sur de Bolívar, Santander, Magdalena Medio y parte del Catatumbo.
Desde luego, nada detendrá la protesta popular frente al atropello ocasionado por el neoliberalismo depredador de la agricultura tradicional ante la invasión de productos con la marca de los TLCs. Las relevantes movilizaciones agrarias, campesinas, mineras, de transportadores y otros sectores sociales que se desarrollaron en 2013 y las expresiones en curso, de 2014, con todos los problemas de dirección política, demagogia y oportunismo, arrojan invaluables acumulados para que otros sectores – especialmente urbanos – retomen su conciencia, sus consignas, su potencia y enseñanzas, y den un salto cualitativo.


De hecho, durante el año anterior (2013) ya se observó la enorme potencialidad de la lucha de la juventud citadina que se movilizó, primero, en solidaridad con los campesinos a finales de agosto ("cacerolazos") y, después, en defensa de la democracia participativa y en apoyo al espíritu incluyente, ecológico, humanista y des-privatizador (Defensa de lo Público) de la "Bogotá Humana".


Las luchas que sobrevendrán –que serán bien pronto– tendrán que ser como las que sucedieron en 2013. El nuevo proletariado juvenil colombiano, representado por miles de jóvenes trabajadores, desempleados, estudiantes, y multitud urbana, actuará seguramente con gran sentido de solidaridad, grandes cargas culturales y espirituales, irá directamente al corazón del sistema político excluyente, atacará la injusticia, enfrentará la insolidaridad, denunciará la falta de libertad, frenará el privilegio mal conseguido, derrotará la caverna ideológica, retará la intolerancia oligárquica, y vencerá la discriminación y la represión. La defensa y la ampliación de la democracia participativa será su bandera central.


Para que la izquierda, especialmente aquella que va tomando forma en los escenarios ajenos a la violencia letal y a la provocadora lucha armada que ofrece el pretexto a la derecha, se conecte con esa nueva generación de protestas en el ciclo que despunta, tendrá que reflexionar mucho y aprender para descartar los errores de aquella izquierda envejecida, fundida en el sectarismo y el dogma. ¡No más utilización oportunista de la lucha social! Los dirigentes populares tienen derecho a representar a su gente en los órganos de representación (concejos, asambleas, congreso, etc.) pero hay que hacer bien la tarea, sin dividir el movimiento social, sin debilitarlo, con procesos de maduración, sin oportunismo.


Para que una nueva izquierda pueda influir en la oleada de luchas que sobrevendrán –que va a continuar–, deberá superar la dispersión y lucha grupista de facciones. Deberá construir un programa estratégico unificado que apalanque el movimiento social con sentido de poder, sobreponerse a la reivindicación economista y reformista, y proyectar el movimiento hacia objetivos de altísimo nivel ético y político. No más luchas con reivindicaciones estratégicas de fachada para terminar negociando pequeñas baratijas que el gobierno utiliza demagógicamente para desmovilizar y derrotar las luchas, favoreciendo la continuidad de un modelo que se agotó porque no interpreta la demanda de las mayorías nacionales.


Para que una nueva izquierda pueda ampliar otro auge de movilizaciones –que con toda seguridad ocurrirá–, tiene que aprender de las experiencias acumuladas. Nuevos repertorios de lucha han aparecido, incluso sin haberlos planificado en ciertos laboratorios seudo-ideológicos. Los "cacerolazos" son formas innovadoras de lucha pero sólo surtirán el efecto deseado cuando el movimiento esté lleno de energía movilizadora. No son programables por "grupos de interés" o sectores "interesados". Sólo cuando la fuerza moral e ideológica es lo suficientemente fuerte, dicha expresión – tranquila, pacífica, arrolladora, alegre, entusiasmadora, creadora, con fuertes y sublimes mensajes culturales, "sin dueños", sin presiones externas – podrá ser convocada y plenamente realizada.


Para que una nueva izquierda pueda convertir la próxima oleada de luchas –que ya está encima–, en un movimiento ciudadano democrático con altas calidades transformadoras, se requiere que sepa liquidar lo dañino de la izquierda anquilosada y potencie las excelentes cualidades que ha construido. Que el Robledo estudioso y batallador del Congreso se baje de su pedestal y muestre la humildad necesaria para aprender de sus errores de sectarismo. Que el Petro estudioso y batallador del balcón de la Alcaldía se baje de su pedestal y muestre la humildad para superar sus tendencias caudillistas y de soberbia individualista que lo induce al error.


Para que los ricos y poderosos de este país tiemblen ante un gran movimiento social se requiere la unidad, claridad política, identidad ciudadana con un fuerte contenido de justicia y lucha por la "restauración moral y democrática de la república"[1]. Se requiere un movimiento en donde estén representadas todas las fuerzas democráticas, alternativas, independientes, progresistas y de izquierda de nuestro país.
Sólo así podremos aprovechar plenamente el próximo ciclo de luchas populares. Un movimiento ciudadano democrático que recoja a Claudia López, Gustavo Petro, Jorge Enrique Robledo, Aída Avella, Camilo Romero, Clara López, Iván Cepeda, Antonio Navarro, Alberto Castilla, Aurelio Suarez, Feliciano Valencia, y a tantos y tantas dirigentes que tienen que ceder en sus vanidades y apetitos personales y ser capaces de dejarse conducir del conjunto del movimiento social que desde hace mucho rato pide unidad y humildad.


Si lo logramos, seremos grandes y conduciremos el cambio y las transformaciones que el país urge y necesita. Si lo hacemos, la Paz de los trabajadores y el pueblo será la que florezca en nuestro bello y sufrido país. Si no lo hacemos "estaremos condenados a otros 100 años de soledad sobre la tierra"[2].

 

[1] Jorge Eliécer Gaitán. "Discurso programa de su candidatura presidencial". (1945)
[2] Gabriel García Márquez. "Cien años de soledad" y "Discurso de recepción del premio Nobel". (1982)

Publicado enColombia
Ante el escalamiento de la protesta del país rural

Con airadas declaraciones del Director Administrativo de la Policía, General Luis Eduardo Martínez, abrió la jornada del séptimo día del paro agrario nacional. El oficial denunció supuestos ataques con compuestos químicos de los que salieron heridos dos agentes del Esmad en la carretera que del Huila conduce al Caquetá, a la altura del municipio de Suaza.

 

Esta denuncia sirve de tapadera de la abierta represión padecida por la población que circunda la conexión del sur colombiano, donde hasta el momento se cuentan por lo menos 15 personas heridas, entre las cuales confirman dos con perdida de por lo menos un ojo cada una de estas, producto del disparo directo de balas de goma por parte de los uniformados.


La represión policial toma fuerza en los departamentos alejados de las tres principales ciudades del país: Huila, Caquetá, Catatumbo, Cesar, Arauca y Casanare, en cabeza del coronel Rafael Alberto Méndez, comandante del Esmad, y de los diferentes comandantes regionales de los cuerpos de Policía.


Producto de estos actos represivos las personas heridas en todo el país suman 16, aglunas de ellas con desmembramientos, es decir, campesinos e indígenas que han perdido dedos, ojos, manos o fueron afectados en sus extremidades inferiores. El accionar por parte de las fuerzas estatales ha incluido el lanzamiento a tiro directo – y no en ángulo de 45 grados, como obliga la ley de seguridad ciudadana de gases con lanza granadas–: el desarrollo, en unión con el Ejército, de empadronamientos y bloqueos alimentarios en la región del Catatumbo, así como el uso de machetes y caucheras, como quedó registrado en grabaciones captados en Suaza Huila.

 

http://www.youtube.com/watch?v=Ab84_t49ukA . Las denuncias de la población afectada por estos desmanes aluden incluso a la explosión de artefactos instalados por miembros de la Sijin en el departamento de Arauca.


Tras una semana de paro, se cuentan 27 puntos de concentracion de campesinos en 12 departamentos. Estos puntos incluyen 17 bloqueos viales, entre los cuales resaltan la congregación del pueblo Uwa en Arauca, la continuidad de las protestas de campesinos en La Calera –goteras de Bogotá–, el desarrollo de una caravana que moviliza a no menos de mil productores paneleros de la hoya del río Suárez, y la parálisis de la conexión entre los departamentos de Santander y Norte de Santander en el intervalo que de Pamplona conduce al paramo de Berlín.

Mientras tanto, en sitios como La Calera el mismo Director de la Policía, general Rodolfo Palomino, en mensaje propagandístico sobre como debe ser la protesta, llegó sin ningún impedimiento en bicicleta al sito de concentración campesina.

 

La negociación


Delegados de las Dignidades Agropecuarias, por segundo día consecutivo, prosiguen la negociación con el Ministro de Agricultura Lizarralde y demás integrantes de las delegaciones del gobierno nacional.


Las conversaciones, a pesar de su prolongación, están empantanadas en el punto de condonación crediticia y nuevos instrumentos para la financiación del agro.

 

Negociación empantanda pese a las afujías del Gobierno por conjurar la movilización de arroceros, paneleros, paperos, cafeteros y cacahueteros, las cuales tienden a escalonarse con la inminente entrada al paro de los sectores que componen la Cumbre Agraria. Hay que recordar que de acuerdo a los voceros de este sector, su plazo para sumarse de manera masiva a la protesta se cumple este lunes 5 de mayo a las 12 de la noche.


Según Ricardo Herrera, integrante del Coordinador Nacional Agrario y vocero de la Mesa Única de Negociación de la Cumbre Agraria, "estamos ante una inminente radicalización del paro", anunciándose la instalación de una decena más de puntos de concertación en el sur del Bolívar, los departamentos de Santander, Tolima, Cundinamarca y Cauca. De igual manera, comienzan a sentirse acciones de solidaridad en la principales ciudades el país: al finalizar la tarde del lunes tomaron cuerpo mítines de apoyo en Medellín, así como Bogotá –al frente del ministerio de Agricultura.

 

 Mitin en Bogotá, al finalizar la tarde del lunes 5 de mayo. Cortesía congreso de los pueblos

Publicado enColombia
Al frente Ministro Iragorri y Luis Ernesto Gómez (Dignidad Papera),  al fondo César Pachón

Un paro con desarrollos. Tras una semana de movilización campesina, el gobierno Santos reconfirma en los hechos su incapacidad para cumplir los acuerdos firmados en septiembre del 2013, tras el fin de aquella intensa movilización del país rural. 5.3 billones de pesos a través del pacto agrario nacional, con destinación definida por el Ministerio de Agricultura, las gobernaciones departamentales y los gobiernos municipales no fueron más que paños de agua tibia para algunos pocos campesinos, recursos que funcionaron, al mismo tiempo, como tabla de salvación temporal para los sectores terratenientes.


Las acciones iniciadas el 28 de mayo pasado traslucen la existencia de un proceso de movilización en el cual confluyen dos paros nacionales: el primero, concitado por las Dignidades Agropecuarias (DA) y que convoca a paperos, cafeteros, cacahuateros, arroceros, cebolleros, que han hecho retumbar algunas de las regiones más próximas de Bogotá, Medellín, Neiva y Villavicencio; el segundo, el paro convocado por la Cumbre Agraria Campesina, Étnica y Popular (Cacep) punto de conjunción de las principales plataformas de la izquierda de masas en el país y de importantes sectores que movilizan el mundo rural: Congreso de los Pueblos (CP), Marcha Patriótica (MP), la Coalición de Movimientos Sociales y Políticos (Comosoc), el Proceso de Comunidades Negras (PCN), la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic), entre algunas de estas. Según Andrés Gil, vocero de este proceso, la Cumbre agrupa a no menos del 80 por ciento del movimiento agrario colombiano.

Dos paros, dos pliegos, dos territorialidades, para un solo nuevo campo

 

La primera semana de estos dos paros agrarios, punto de inflexión campesina, obligó al Gobierno a centrar su atención en una protesta que puede desatar solidaridades y despertar descontentos por doquier. Adelantándose a este escenario, el Ejecutivo,


raudo y veloz, designó al Ministro Lizarralde, a sus viceministros y al Incoder, para atender las mesas de diálogo social; las primeras sesiones de la negociación han tenido un camino truncado.


En el caso de las DA, al frente de la mesa se sitúan Cesar Pachón, Luis Ernesto Gómez – dirigente de La Calera–, y Juan Matamoros –líder agrario, ambientalista y luchador contra la minería en Villa de Leyva (Boyacá), en contracara nuevamente Rubén Darío Lizarralde.
Al instalar la mesa de diálogo, el 28 de abril, el ministro Lizarralde, de manera ágil, les planteó a los campesinos una agenda en la cual simplemente hacía un recorrido alrededor de los acuerdos firmados al finalizar el anterior paro agrario, confundiendo con habilidad los desarrollos del pacto agrario con las exigencias de las DA, situación denunciada por los voceros campesinos.


Por su parte, Cesar Pachón rechazó la no interlocución directa con el Presidente de la República, y enfatizó que los temas de diálogo son cuatro: 1) la renegociación de los tratados de libre comercio en sus capítulos agropecuarios y la instalación de un nuevo comercio internacional; 2) condonación crediticia, firmando un indulto a los campesinos del país que no han podido pagar los empréstitos del ultimo periodo gracias al desigual comercio con productos agrícolas importados, a su vez se concita la necesidad de conformar una nueva política de fomento agropecuario; 3) abaratamiento de los insumos agropecuarios y reconversión agroeconómica de la producción del país rural; 4) protección de paramos, fuentes fluviales y el medio ambiente en contra de la minería.


La mesa fue interrumpida por el gobierno el miércoles 30 de abril, al levantarse con la justificación de los bloqueos presentados desde el 29 de abril en la vía La Calera –goteras de Bogotá. Sin embargo, fuentes de desdeabajo alertaron que la discusión de las primeras rondas fueron alrededor del tema de financiamiento y condonación crediticio, y ante la negativa del ministro Lizarralde por debatir cualquier punto que afectara al sector financiero, así como los intereses del banco Agrario –que actúa como entidad privada–; los voceros de la Dignidad enjuiciaron en la mesa al gobierno Santos retirándose también de ella. Esta realidad de no poder negociar sobre los intereses de la burguesía financiera criolla, y sobre los tratados de libre comercio (TLC), obstruye las posibilidades de solución inmediata de los problemas agrarios del país.


La tensión prosiguió por varios departamentos, y las llamadas para reactivar las negociaciones surtieron efecto. Al medio día del domingo 4 de mayo la mesa tomó forma en la sede del ministerio de Agricultura. La discusión fluye en caliente, pues las dignidades adelantan más de 15 bloqueos en el país, destacándose las concentraciones en La Pintada (Antioquia), las del Eje Cafetero (sobre los conectores viales de Risaralda), en el Huila (sobre poblaciones arroceras), y en el centro del país (con bloqueos sobre la vía a La Calera), además de puntos de protesta en la carretera Tunja–Bogotá, y Tunja–Sogamoso. A este paro (de las Dignidades) llegan los apoyos de la Confederación Colombia de Transportadores, que a través de Jorge García –ex candidato al Congreso por el Partido Verde– exige reducción de los precios de la gasolina.

Doble escena


La otra cara de la moneda es la Mesa Única de Negociación, organismo constituido por la Cumbre Agraria, cuyo pliego incluye más de 48 medidas concretas agrupadas en ocho grandes puntos: 1) Tierras, territorios colectivos y ordenamiento territorial, 2) La economía propia contra el modelo de despojo, 3) Minería, energía y ruralidad, 4) cultivos de coca, marihuana y amapola, 5) Derechos políticos, garantías, víctimas y justicia, 6) Derechos sociales, 7) Relación campo-ciudad, 8) Paz, justicia social y solución política. Aunque han mencionado que tienen 20 sitios de concentración en todo el país, los activados hasta el domingo 4 eran cinco, toda vez que la hora cero para desatar toda su fuerza fue centrada para el 5 de mayo.


Marylen Serna y Alonso Campiña –del Congreso de los Pueblos–, voceros de la Cumbre Agraria informaron sobre la firma de un decreto presidencial que oficializa el inicio de una mesa de negociación con este sector, tras negociaciones consumadas en la noche del 3 de mayo.
Tres serán los bloques temáticos por trabajar con el Ejecutivo nacional: primero garantías de negociación y movilización, incluyendo la libertad de los presos del anterior paro agrario nacional; segundo, un bloque de economía campesina, que negociará como punto fuerte la construcción de un fondo de economía campesina regulado por las organizaciones agrarias y no por el gobierno nacional, como ocurre con los dineros aprobados producto del anterior paro agrario y, tercero, reglamentación de la política agraria nacional, que tiene que ver con la implementación de la ley 160 de reforma agraria, con el reconocimiento del campesinado como sujeto de derechos y la construcción de figuras territoriales: zonas de reserva campesina, agroalimentarias, y de reserva ambiental, resguardos indígenas y los consejos comunitarios afrocolombianos.


De acuerdo a lo anunciado por los líderes de la protesta, el 5 de mayo escalará el paro nacional, lo que sucederá a pesar de la represión que hasta ahora produjo más de dos decenas de heridos, un muerto e incluso empadronamientos por parte del ejército, así como los bloqueos de la Policía a productos alimentarios en regiones como el Catatumbo. Pese a todo ello, 20 mil campesinos, indígenas y comunidades afro instalarán su fuerza en 20 puntos de bloqueo a nivel nacional que tocaran al suroccidente del país, al Magdalena medio, los Llanos Orientales (en los departamentos de Casanare y Arauca) , así como Putumayo, Caquetá, y Choco.


De esta manera, la protesta campesina tensa al Gobierno, para el cual esta negociación es una guerra de posiciones, con el 25 de mayo como plazo asfixiante, necesitando menoscabar la influencia de un paro agrario que puede acrecentar las opciones de la no continuidad de Santos en la Casa de Nariño.


Así las cosas, el Gobierno tendrá que aceptar negociar con bloqueos, mientras que los dos paros agrarios en curso ponen en debate la imperiosa necesidad de reconstruir una política agraria nacional que supere tanto al libre comercio como al ordenamiento territorial, así como el desequilibrio agropecuario, caldo y cultivo de la guerra en Colombia.

Publicado enColombia
Sábado, 03 Mayo 2014 08:37

Colombia: Escala el paro agrario.

Colombia: Escala el paro agrario.

El Ministro del Interior del gobierno, Doctor Iragorri, afirmó recientemente que el paro agrario en curso no tendrá arreglo porque sus organizadores lo han previsto gradual y expansivo para afectar el proceso electoral del próximo 25 de mayo, fecha en que se escogerá el nuevo jefe de Estado. Aseveración que no está del todo equivocada aunque el sentido de la misma es evadir la responsabilidad gubernamental en la solución de los pliegos de peticiones de millones de labriegos.

 

El funcionario ignora la culpa del Estado en las acciones en curso, pues el origen de las mismas es el incumplimiento de los acuerdos firmados el año anterior (2013) al término de otras movilizaciones que involucraron miles de personas que dependen de la producción agrícola.

 

Que las protestas actuales sean graduales, paulatinas y vayan escalando no es un acto maquiavélico de sus organizadores. Es la complejidad del movimiento campesino la que incide en la incorporación por partes de los contingentes humanos que se incorporan al paro y que al decir de uno de sus militantes alcanzara su plenitud en el mes de mayo, cuando deben ocurrir las más potentes acciones[1]. Al respecto hay que señalar que hoy están prácticamente en la huelga agraria todos los procesos de comunidades negras; los campesinos del Magdalena Medio y Catatumbo; el Congreso Nacional Agrario; el Congreso de los Pueblos; mineros del nordeste antioqueño, del Chocó y del Putumayo; raizales de San Andrés; la ONIC[2] que tiene 1'600.000 afiliados. Agregue más de cuatro millones de campesinos y tres millones de afrodescendientes que están en la Cumbre Agraria, Étnica, Campesina y Popular[3].

 

A lo que hay que sumar el proceso de las "dignidades agrarias" que están negociaciones con el gobierno, suspendidas a raíz de la dilación y el juego sucio del Ministro de Agricultura, razón por la cual sus dirigentes, como Cesar Pachón, han demandado un diálogo directo con el Presidente de la República para que el Estado asuma los compromisos necesarios con los campesinos productores de café, arroz, papa, cacao, cebolla, maíz, arveja, leche y ganado[4].

 

Que las huelgas en desarrollo afecten o no el proceso electoral en desarrollo es un argumento absurdo. Por supuesto que van a incidir en el resultado electoral donde seguramente Santos será derrotado por sus adversarios por causa de su pésima gestión gubernamental. Los problemas de los campesinos no pueden ser congelados con ocasión de un certamen político, por el contrario es la coyuntura propicia para que la opinión pública escuche los planteamientos de los candidatos sobre sus propuestas para el agro.

 

Es que las élites dominantes en Colombia viven a espaldas de la realidad ignorando que América Latina vive una nueva época, desconociendo que diversos procesos sociales y políticos han ido configurando nuevos escenarios: la crisis y cuestionamiento del consenso neoliberal, la relegitimación de los discursos críticos, la potenciación de diferentes movimientos sociales, en fin, la emergencia de gobiernos autodenominados "progresistas" y de centroizquierda, que valoran la construcción de un espacio latinoamericano y el retorno del rol del Estado, notas distintivas de una etapa de transición que parece contraponerse a todas luces con el período anterior, la década de los ´90, marcados por la sumisión de la política al Consenso de Washington, en nombre de una globalización unívoca e irresistible. Este cambio de época estimula la posibilidad de pensar creativamente las articulaciones entre Estado y sociedad, entre democracia representativa y democracia directa y participativa, entre lo institucional y lo no-institucional, entre el espacio público estatal y el espacio público no-estatal, entre otros[5].

 

En América Latina, el nuevo ciclo de acción colectiva, que señala una progresiva acumulación de las luchas contra las reformas neoliberales, arranca en el año 2000, con la Guerra del Agua, en Cochabamba, y tuvo sus momentos de inflexión tanto en Argentina, en diciembre de 2001, Ecuador, en 2005, nuevamente Bolivia en 2003 y 2006, entre otros hitos. Fueron entonces las organizaciones y movimientos sociales los grandes protagonistas de este nuevo ciclo, los que a través de sus luchas y reivindicaciones, aun de la práctica insurreccional, lograron abrir la agenda pública y colocar en ella nuevas problemáticas, contribuyendo con ello a legitimar otras formas de pensar la política y las relaciones sociales: la crisis de representación de los sistemas vigentes, el reclamo frente a la conculcación de los derechos más elementales, la defensa de los recursos naturales, prontamente tematizados como bienes comunes, las autonomías indígenas.

 

Así, en las últimas décadas, los movimientos sociales en América Latina se han multiplicado y han extendido su capacidad de representación, ampliando su plataforma discursiva y representativa en relación con la sociedad: movimientos indígenas y campesinos, movimientos urbanos territoriales, movimientos socio-ambientales, movimientos y colectivos lgtbi, en fin, colectivos culturales, dan cuenta de la presencia de un conjunto de reivindicaciones diferentes, con sus respectivos clivajes identitarios, configurando un campo multiorganizacional extremadamente complejo en sus posibilidades de articulación. Heterogéneos en sus demandas, al igual que en otras latitudes, los movimientos sociales nos trasmiten una tendencia a la reafirmación de la diferencia y el llamado al reconocimiento. Sin embargo, no es menos cierto que en América Latina, en los últimos tiempos, una de las problemáticas centrales y potencialmente unificadora es la de la tierra y del territorio[6], como es el
caso presente de Colombia.

 

La huelga agraria colombiana sigue y, a cinco días de haber comenzado hoy presenta nuevas expresiones en los departamentos del Caquetá, Huila, Santander, Bolívar y Boyacá.

 

El Caquetá ya completó su tercer día de aislamiento como consecuencia de la protesta campesina que se lleva a cabo con mayor rigor en el municipio de Suaza, Huila, donde los manifestantes aún impiden el paso de todo tipo de vehículos.

 

Un día lleno de disturbios y agresiones entre manifestantes y el Esmad, el cuerpo de chuque de la policía, se vivió el miércoles 30 de abril en el sector de El Avispero y del cruce hacia Acevedo, en inmediaciones del municipio de Suaza, Huila. Desde muy tempranas horas, los tipos del Esmad que se encontraban en la zona, iniciaron los operativos de desalojo de los manifestantes, por lo que se originó una batalla campal que terminó sobre el medio día, y que dejó cuatro campesinos.

 

En el marco de los disturbios que se generaron en el intento de la fuerza pública por recuperar la vía, se registró la quema de una motocicleta de la Policía Nacional, así como el conato de incendio contra un camión que se encontraba atravesado en la vía, y que fue controlado por las autoridades.

 

Sobre el medio día, la Fuerza Pública había recuperado el control en estos sectores, pero los manifestantes que primero corrieron hacia la zona montañosa, volvieron a salir a la carretera en otros puntos de la vía por lo que el bloqueo continuó durante todo el día.

 

En medio de los disturbios los campesinos señalaron que sus cambuches y pertenencias, así como parte de su alimentación, fueron quemados por los del Esmad. La Defensoría del Pueblo y el Personero de Suaza, hicieron presencia en el lugar de los hechos y lograron constatar que la movilidad por este corredor vial continúa paralizada, a pesar de que sobre el medio día una pequeña caravana de vehículos que se encontraban represados, lograron transitar hacia la ciudad de Neiva. Aun así, los bloqueos en lugares como Guadalupe, Garzón y Suaza, no han logrado ser levantados, por lo que se espera que en el día de hoy se dé un acuerdo entre el Gobierno Nacional y los líderes de la protesta, para lograr descongestionar al departamento del Caquetá y a los municipios del sur del Huila.

 

Los bloqueos permanecían en al menos tres sectores del municipio de Suaza, por lo que el tránsito desde y hacía Florencia no ha sido restablecido[7].

 

En el departamento del Huila las concentraciones, de 35 que hay por toda Colombia en 50 municipios, han aumentado. Más campesinos se han sumado a los puntos de concentración que llegan a 12 en la región. Hay seis bloques y son tres los puntos críticos en los que se han presentado fuertes choques entre campesinos y el Esmad.

 

La Fuerza Aérea Colombiana trasladó a 140 unidades del represivo y violento Esmad al Huila para apoyar las operaciones de atropello. Por lo que en transcurso del día se prevén nuevos disturbios.

 

El nuevo bloque se presenta en la vía Garzón- Altamira en la zona Las Damas donde se atravesaron tractomulas para bloquear el paso. Por lo que se registra un largo trancón y fuertes choques entre campesinos y los cuerpos policiales desde tempranas horas de la mañana.

 

En la zona de Bruselas en la vía Pitalito Mocoa la situación sigue siendo tensa, desde el 28 de mayo tiene bloqueada la comunicación terrestre con Putumayo. Los desalojos de la fuerza pública han sido infructuosos, pues en diferentes puntos los campesinos han destruido árboles para bloquear la vía.

 

Otro nuevo bloqueo se registró en la zona Aguadulce que comunica a Pitalito con Timana. Situación que ha generado racionamiento de gas y escasea el combustible por lo que se han registrado largas filas en estaciones[8].

 

Unos doscientos campesinos de los municipios de Isnos y San Agustín, desde la tarde de ayer protagonizan un nuevo punto de concentración ubicado en el cruce de Sombrerillo en la vía que comunica a estas dos municipalidades.

 

Armados de valor llegaron para sumarse a la movilización del sector agrario, aceptando la invitación de la dirigencia agraria que busca que el campesinado salga masivamente a expresar su inconformidad.

 

Estamos reclamando la reivindicación de la políticas para el sector agrario por parte del actual gobierno. No vamos a ceder en esta movilización hasta que estemos convencidos de acciones concretas, los campesinos nos sentimos engañados, aseguró uno de los campesinos sumados a la manifestación.

 

El señor Carlos Chimonja se declaró indignado frente a los anuncios de construcción de nuevas represas y dijo que él junto con otros representantes de la organización Defensores del Macizo se une a la movilización agraria.

 

Como defensor del macizo colombiano, estamos diciendo no a la construcción de más represas. Yo vivo en este cruce donde se une el río Magdalena con el Sombrerillos, sitio donde está anunciada la construcción de una hidroeléctrica, dijo Chimonja.

 

Hasta la tarde de ayer se registraba paso restringido de carros y motocicletas en la vía Pitalito San Agustín pese a que se encuentran dos puntos de concentración campesina.

 

La misma situación persiste en la vía entre Pitalito y Timaná, mientras que en la vía Pitalito-Mocoa continúa totalmente interrumpido el tráfico vehicular[9].

 

En reunión realizada en Pitalito con alcaldes y oficiales militares los campesinos expresaron que no regresarán a sus casas hasta tanto el Gobierno determine acciones concretas para sacar al sector de la crisis.

 

En la sala de juntas de la alcaldía de Pitalito se efectuó una reunión entre el general William Salamanca, el alcalde Pedro Martín Silva y el dirigente campesino William Gonzales, líderes agrarios e indígenas que fueron invitados a participar de la esta convocatoria durante el tercer día del paro.

 

Los líderes campesinos presentaron las actas firmadas en desarrollo de las movilizaciones de febrero y agosto de 2013 incumplidas, según ellos, en un 90% por el Gobierno.

 

Le mostramos los acuerdos firmados y se comprometieron a transmitir el mensaje en el sentido que es urgente una reunión en el sur del Huila y centro del Huila, con una comisión del alto gobierno que tenga poder de decisión, dijo Gonzales.

 

También fue cuestionada la actuación el Escuadrón Móvil Anti Disturbio (Esmad) en el cruce el Líbano Acevedo - Florencia, que dejó un saldo de 20 heridos de los cuales 5 fueron trasladados al hospital de Acevedo y dos de ellos fueron remitidos al Hospital San Antonio de Pitalito debido a la gravedad de las heridas: Duván Alexis Vargas, Moisés Quesada Quintero, José Benjamín Sambrano Fabio Ardila Lugo, presenta herida en la cabeza, Jonathan José Soto presenta fracturas en cara y cráneo.

 

Ese fue uno de los temas centrales, los enfrentamientos en los sectores de Bruselas y en el vía Suaza-Florencia. El general ofreció falsas disculpas para el caso de que se hubiese presentado provocación por parte de la fuerza pública.

 

El general les insinuó que era necesario el despeje de las vías. Sin pensarlo los dirigentes del paro agrario respondieron que el bloqueo total de la movilidad para el caso de Bruselas es un mecanismo de presión para que el Gobierno agilice las acciones que garanticen el cumplimiento de las actas firmadas.

 

Hemos tenido diez meses de interlocución con el gobierno y de poco o nada han servido.

 

Para lograr la reunión con mensaje de urgencia entre el gobierno central y la dirigencia de base en el sur y centro del Huila, se buscará que se desarrolle lo antes posible, porque mientras continúe llegando Esmad son más las delegaciones de campesinos que llegan a los diferentes puntos de concentración[10].

 

En el departamento de Santander las acciones están creciendo. Luego de asistir a las actividades conmemoratorias del Día del Trabajo y después de pernoctar desde el 28 de abril, cuando inició el Paro Nacional Agrario, en el colegio y subdirectiva Barrancabermeja de la Unión Sindical Obrera (USO), los líderes del colectivo dieron la orden de iniciar las movilizaciones en la vía nacional.

 

Así lo advirtió el líder de la Cumbre Nacional Agraria y Congreso de los Pueblos del nordeste antioqueño y sur de Bolívar, José Vidal, quien indicó que en este momento avanzan por el intercambiador del barrio Cincuentenario y casi alcanzan el Retén de la vía a Bucaramanga.

 

Vidal denunció las labores violentas, que según él viene adelantando la policía para obstaculizar la libre movilización y derecho a la protesta de los campesinos concentrados en el Puerto Petrolero.

 

La Alcaldía y la Fuerza Pública no permitieron que las empresas de transporte nos suministraran los buses para partir. Hoy esperábamos que nos suministraran unos buses. Sin embargo decidimos salir de una buena vez a la vía. Es una marcha pacífica, pero si la Policía y el Ejército nos presionan tendremos que bloquear las vías, dijo el líder campesino.

 

Vidal señaló que los hechos de obstaculización de la Fuerza Pública fueron denunciados ante los organismos de Derechos Humanos y ante la Personería de Barrancabermeja.

 

El Escuadrón Móvil Antidisturbios número 18 está dispuesto a la represión con 148 efectivos y la tensión por posibles enfrentamientos crece en carreteras del Magdalena Medio.

 

Los campesinos y mineros que se concentraban en Barrancabermeja se dirigen hacía La Lizama[11].

 

Líderes agricultores afirmaron este viernes a que las manifestaciones agrarias continuarán indefinidamente, hasta que se llegue a un acuerdo con el gobierno Nacional. En Pinchote se espera la mediación del gobierno departamental y local, por los enfrentamientos reportados este jueves primero de mayo.

 

15 heridos y 7 detenidos han dejado los choques entre campesinos y Policía en Santander.

 

Así lo manifestó el coordinador de la Mesa Nacional Cacaotera, Omar Acevedo Ramírez, quien expresó que a pesar que el gobierno nacional informó que reanudará diálogos con los campesinos el próximo domingo 4 de mayo, la movilización continuará de manera indefinida.

 

Acevedo Ramírez explicó que la decisión de los campesinos es continuar en sus puntos de concentración, hasta que encontremos soluciones a la problemática planteada. Se han ido sumando más personas, de manera pacífica, seguiremos con esta protesta y esperamos que se dé una salida favorable para la sociedad rural.

 

De la misma manera, el coordinador del movimiento Dignidad Cafetera en Santander, Iván Gutiérrez, que se encuentra en el punto de concentración El Copey, en el municipio de Pinchote, expresó que el paro no se levantará hasta que no se llegue a un acuerdo con el Gobierno Nacional e indicó que se espera la mediación del Gobierno Departamental por las agresiones de la Policía.

 

"Ayer (jueves) se presentó una agresión de la Policía mientras la gente se disponía a marchar. La gente estaba saliendo por un carril y el Esmad, se metió entre el monte y prácticamente los emboscaron. La Policía disparó balas de goma, granadas de aturdimiento y gases lacrimógenos.

 

De otro lado, allí en Santander más de 4.000 campesinos se encuentran concentrados en El Copey, punto entre San Gil y Socoro; en un sitio entre Lebrija y Girón, en un sector denominado La Playa, ubicado sobre el puente del río Sogamoso; y en otro punto en Berlín[12].

 

En el departamento del Meta la movilización agraria incluye la presencia de los productores de arroz en la vía que de Acacias conduce a Villavicencio.

 

Desde la media noche del día anterior jueves, los arroceros del país están nuevamente a paro.

 

Así lo dio a conocer Roberto Botero, vocero y representante del movimiento Dignidad Arrocera.

 

El dirigente dijo que los arroceros le están exigiendo al gobierno del presidente Juan Manuel Santos Calderón la fijación de un precio mínimo de referencia para la compra de la cosecha; asimismo están solicitando que se les garantice la absorción de la actual cosecha por parte de la industria molinera.

 

Botero dijo que pese a las protestas del año pasado, persisten los problemas en el tema de los precios, el contrabando, la ausencia de créditos para los cultivadores del cereal, dificultades para la absorción para la actual cosecha.

 

La parálisis de los arroceros se realizará en aquellas zonas en donde mayor producción del grano existe y se mantendrá hasta tanto el gobierno de respuestas satisfactorias a los cultivadores del grano.

 

Ante esta aguda crisis por la que atraviesa el sector arrocero en el país, la presidenta de la Comisión Quinta del Senado de la República, Maritza Martínez Aristizabal, Senadora del Meta, convocó a un debate para analizar esta coyuntura en procura de evitar que los arroceros del país sigan en paro[13].

 

En el sur del departamento de Bolívar hay marchas campesinas que son reprimidas violentamente por la policía y el ejército.

 

Ocho campesinos naturales del Sur de Bolívar resultaron heridos tras enfrentamientos con la Fuerza Pública, en el marco del paro campesino, denuncio, Teófilo Acuña, líder del paro agrario.

 

Agregó que los heridos permanecen internadas en un hospital de Gamara, población del Cesar.

 

La asociación de agromineros del sur de Bolívar comunicó que los campesinos que se están movilizando desde la alta montaña al departamento de Santander han sido hostigados permanentemente por la Fuerza Pública, hasta el punto que en las últimas horas se enfrentaron cuando viajaban de Gamarra a Aguachica.

 

En el espacio de Cerro de Burgos a Gamarra, las 'pirañas' de la Armada Nacional trataron de hundir los botes donde venían las comunidades hasta que llegaron a Gamarra.

 

Cuando de Gamarra partían a Aguachica, los uniformados los hostigaron, no dejaban pasar carros ni alimentos y trataron de retener a algunas personas, lo que generó un enfrentamiento y como resultado, ocho personas resultaron heridas y fueron trasladadas al centro asistencial de Gamarra.

 

Siguen los desplazamientos de mineros, agricultores y pescadores desde las montañas del sur de Bolívar a Aguachica y Barrancabermeja, para apoyar el paro nacional campesino[14].

 

En el departamento de Córdoba, la decisión del paro agrario la tomaron los productores en reunión en una cooperativa en las afueras de Cereté.

 

El gremio de productores agropecuarios de Córdoba ha denominado su paro agrario la rebelión del "sombrero vueltiao", motivado - según el Comité por la Defensa del Agro - por el incumplimiento del Gobierno con un acta de compromisos firmado el once de septiembre del 2013 con el sector algodonero, maicero, arrocero y platanero de la subregión.

 

La manifestación de protesta pacífica se enmarcará en el segundo bloque del paro nacional, el de la cumbre social agraria, para defender los intereses de al menos 3.500 pequeños y medianos productores de algodón y maíz en este Departamento, y 1.500 de plataneros, arroceros, y yuqueros que se unen a la actividad huelguística.

 

Se le ha llamado 'la rebelión del sombrero vueltiao' porque en el paro agrario nacional del pasado 19 de agosto estuvo de moda la ruana en Boyacá y Nariño, y se le llamó así: 'la rebelión de la ruana'.

 

El Gobierno ha venido incumpliendo con nuestro sector. El pasado 29 de marzo de este año nos reunimos en el aeropuerto Los Garzones de Montería con el ministro de agricultura, Rubén Lizarralde, para revisar los compromisos, quedó en darnos respuesta en quince días, han transcurrido 25 días y dicha respuesta no ha llegado, sostuvo el coordinador del Comité por la Defensa del Agro Cordobés, Rosmi Rojas Luna.

 

La misma organización rechazó la posición del Gobierno cuando señaló desde Bogotá que el paro agrario programado para el próximo 28 de este mes es injustificado, toda vez que, supuestamente sí se está cumpliendo con los acuerdos a los que se llegaron en el paro agrario del 19 de agosto de 2013.

 

El motivo más fuerte del paro agrario en Córdoba es el endeudamiento, representado en una cartera de los agricultores de 63 mil millones de pesos, mientras que las políticas adoptadas por el Gobierno no favorecen a la crisis campesina de esta región[15].

 

Ese es el panorama de la movilización agraria colombiana, hoy en su quinto día.

 

Recuadro

 

Terrible la tragedia de los mineros del oro en Santander de Quilichao, municipio en el que quedaron atrapados más de 20 mineros por un gigantesco alud de tierra, además de reportarse la muerte de 5 de ellos. Son las consecuencias del extractivismo de la Locomotora Minera del señor Santos. Extractivismo que es ese patrón de acumulación basado en la sobre-explotación de recursos naturales, en gran parte, no renovables, así como en la expansión de las fronteras hacia territorios antes considerados como "improductivos". Por ende, no contempla solamente actividades típicamente extractivas (minería y petróleo), sino también otras actividades (como el agro negocio o los biocombustibles), que abonan una lógica extractivista a través de la tendencia a la consolidación de un modelo monoproductor. Asimismo, comprende también aquellos proyectos de infraestructura previstos por el IIRSA, en materia de transporte (hidrovías, puertos, corredores biocéanicos, entre otros), energía (grandes represas hidroeléctricas) y comunicaciones, programa consensuado por varios gobiernos latinoamericanos en el año 2000, cuyo objetivo central es el de facilitar la extracción y exportación de dichos productos hacia sus puertos de destino.

 

[1] http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/86655-colombia-%E2%80%9Clo-m%C3%A1s-duro-del-paro-ser%C3%A1-en-mayo%E2%80%9D-cuentan-los-l%C3%ADderes-de-la-protesta-campesina.html

[2] http://cms.onic.org.co/

[3] http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/86655-colombia-%E2%80%9Clo-m%C3%A1s-duro-del-paro-ser%C3%A1-en-mayo%E2%80%9D-cuentan-los-l%C3%ADderes-de-la-protesta-campesina.html

[4] http://www.caracol.com.co/noticias/actualidad/dialogos-con-campesinos-se-tienen-que-dar-sin-provocaciones-minagricultura/20140502/nota/2204802.aspx

[5] http://www.maristellasvampa.net/archivos/ensayo45.pdf

[6] http://www.maristellasvampa.net/archivos/ensayo45.pdf

[7] http://www.ellider.com.co/2014/05/01/dia-lleno-de-disturbios-en-la-via-al-huila/

[8] http://diariodelhuila.com/regional/panorama-del-quinto-dia-de-paro-en-el-huila-aumentan-concentraciones-cdgint20140502101823157

[9] http://diariodelhuila.com/regional/campesinos-de-san-agustin-e-isnos-al-paro-cdgint20140501200543185

[10] http://diariodelhuila.com/regional/%E2%80%9Cque-pasen-de-las-promesas-a-la-accion%E2%80%9D-william-gonzales-cdgint20140501200100163

[11] http://www.vanguardia.com/santander/barrancabermeja/258039-tension-por-movilizacion-campesina-en-la-via-barrancabermeja-bucara

[12] http://www.vanguardia.com/economia/local/258079-campesinos-de-santander-continuaran-protestas-indefinidamente

[13] http://www.noticiasdelllano.com/noticias/arroceros-van-a-paro-nacional-desde-este-jueves

[14] http://www.elheraldo.co/bolivar/lider-del-paro-agrario-en-bolivar-denuncia-que-8-campesinos-fueron-heridos-151103

[15] http://www.elheraldo.co/cordoba/los-5000-agricultores-de-cordoba-iran-paro-150306

Publicado enColombia

El domingo 27 de abril de 2014, en asamblea llevada a cabo en el municipio de Zipaquirá, fue instituida una entidad de base campesina, que de acuerdo a lo manifestado por sus protagonistas, será conocida en todo el país como una organización que representará los intereses de los productores agrícolas de todos los municipios de Cundinamarca.


]La entidad fue bautizada como la Asociación Agropecuaria de Cundinamarca, entidad sin ánimo de lucro que recoge a un gran número de asociaciones municipales, provinciales y sectoriales que tienen algún tipo de vínculo con la producción, transformación o comercialización de productos agropecuarios. Un proceso organizativo impulsado por las Dignidades Agropecuarias a raíz de las movilizaciones del campesinado en agosto de 2013, pero que al momento de su fundación también fue integrada por diferentes sectores y entidades que se pronunciaron por la necesidad de una representación departamental. Este mismo tipo de organización ya logró su constitución en el vecino departamento de Boyacá.


En cabeza de su presidente Néstor Pulido, la Asociación propenderá por la defensa de los pequeños y medianos productores en contra de las políticas gubernamentales que los afectan. Además de su Junta Directiva, la Asociación definió representantes oficiales encargados de establecer el diálogo con el gobierno nacional a propósito del Paro Nacional Agrario que despegó el lunes 28 de abril

.
De esta manera, una de las tareas propuestas por los voceros en los diálogos, para el sonado tema de los TLC es "desenmascarar al gobierno", tal como lo plantea Luis Ernesto Gómez, uno de sus voceros, "(...) habrá que decirle al Gobierno que no le mientan más al país, que los Tratados de Libre Comercio sí se pueden echar para atrás, y que el problema es simplemente de voluntad política".


Este es uno de sus propósitos. El paro al cual se integran e impulsan también busca, entre otros aspectos:
Garantizar precios de sustentación para todos los productos agropecuarios,


Suspensión de las importaciones y del contrabando de productos que el país puede producir,


Rebaja en el precio de los insumos, herramientas, combustibles y fertilizantes agrícolas,

Condonación de deudas,


Creación de un Instituto de fomento y política crediticia


Defensa y conservación de nuestras semillas, los páramos y el medio ambiente.

Publicado enInternacional
Sábado, 19 Abril 2014 05:58

La hora de las semillas

El 17 de abril de 1996, en Eldorado dos Carajás, Amazonia, mil 500 campesinos sin tierra que protestaban pacíficamente por sus derechos fueron violentamente reprimidos por la Policía Militar de Pará, Brasil. Por mano policial, a favor de latifundistas y financiado por la minera Vale –la tercera mayor del mundo– fueron asesinadas 19 personas, tres más murieron posteriormente y 69 fue

ron heridas, con secuelas hasta hoy día. Sólo dos comandantes fueron condenados, el resto sigue impune, incluidos los autores intelectuales.
Para nunca olvidar esa masacre, punta del iceberg de muchas formas de represión continua contra campesinos y desposeídos, que corroe abierta o subterráneamente todo el continente, y tampoco olvidar las razones, realidades y sueños de sus luchas, La Vía Campesina declaró el 17 de abril como día internacional de las luchas campesinas.


Reflejando la diversidad de este movimiento –el más grande en la historia de la agricultura, con 164 organizaciones campesinas, presente en 73 países con 200 millones de personas– se realizaron este día acciones y eventos por todo el mundo, desde manifestaciones a ferias agroecológicas e intercambios de semillas. Este año, el lema central elegido fue la defensa de las semillas campesinas.


Es un tema crucial porque las semillas campesinas son el origen de todas las redes alimentarias, base del sustento de toda la humanidad. También son las semillas la llave de toda la cadena alimentaria industrial, que del campo al supermercado es dominada por unas decenas de trasnacionales. Por ambas razones, por disputar a las y los campesinos este componente esencial de la sobrevivencia y las culturas, y para controlar la alimentación de todos, el mayor mercado global, las trasnacionales han desplegado una batería de agresiones, desde la imposición de semillas transgénicas a leyes para privatizarlas y criminalizar el uso e intercambio de semillas campesinas.


El 15 de abril pasado, en un evento organizado en México por Ceccam, Jóvenes ante la Emergencia Nacional, la Red en Defensa del Maíz, la activista de la India Vandana Shiva, nos recordó cómo todo el proceso de apropiación de las semillas por parte de las trasnacionales está signado por la violencia. Desde aislar y manipular genes y patentarlos –un artilugio que atenta contra la naturaleza colectiva de las semillas, creadas y cuidadas por millones de campesinas y campesinos a lo largo de 10 mil años–, insertarlos a la fuerza en semillas con las que nunca se hubieran cruzado naturalmente, hacer que esa semilla sea resistente a venenos, otra violencia contra la gente y la naturaleza. Para imponer todo esto, que conlleva serios impactos ambientales, de salud y económicos contra los campesinos, agricultores, consumidores y la soberanía de los países, hizo falta la violencia encubierta de la corrupción, para sacar leyes y normas que los legalizaran pese a que va contra todo interés público, violencia en represión a quienes resisten, la violencia del control de mercados y engaños de promesas sobre transgénicos que nunca se cumplieron ni se cumplirán. También la violencia de la contaminación transgénica, que además del daño que provoca a las semillas y la biodiversidad, convierte en culpables a las víctimas, que pueden ser juzgados por usar genes patentados por las empresas. Shiva recordó que la contaminación transgénica, en particular en centros de origen (como maíz en México, arroz en Asia, berenjena en India), es una estrategia de Monsanto y las trasnacionales de transgénicos, para crear situaciones de hecho que empujen su legalización y creen resignación. A contrapelo de sus agresiones, la resistencia contra transgénicos crece y la mayoría no los permite: sólo 10 países tienen 98 por ciento de los transgénicos cultivados.


Las manifestaciones en todo el mundo nos recuerdan que pese a las muchas violencias, los pueblos, las comunidades indígenas, rurales y urbanas resisten, construyen, se organizan para su defensa y siguen afirmando la consigna que levantó la Vía Campesina: las semillas son de los pueblos, al servicio de la humanidad, y por la autonomía, la diversidad y la soberanía alimentaria, siguen luchando contra los agronegocios y sus agrotóxicos, contra las leyes de privatización de las semillas, por la comunidad, la tierra, el agua y contra las agresiones a los territorios, sean de trasnacionales de agronegocios, mineras, petroleras y empresas de fracking, megaproyectos carreteros u otros. Como una afirmación de esas luchas, La Vía Campesina compartió el 17 de abril un video con el llamado desde su Congreso global en 2013 tv.viacampesina.org/El-Llamado-de-Yakarta?lang=es.


En México, la resistencia contra los transgénicos sigue creciendo desde las raíces, en las comunidades, en los barrios y de muchas otras formas. Una más de ellas, es el llamado del artista Francisco Toledo, que en una carta al presidente, por razones de salud y muchas otras, por la voz de la ciencia, de los campesinos, de la gente de las ciudades, demanda rechazar los transgénicos, porque contaminar el maíz es herir el corazón de México. Prometió enviar un millón de firmas. Puede sumar la suya en el sitio de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, www.uccs.mx/, quienes también han enviado al Ejecutivo cartas con múltiples argumentos científicos sobre los daños que provocan los transgénicos y por qué es vital que no se permita su liberación.


Con tanta vida ante tanta muerte, va un recuerdo especial a Zohelio Jaimes, campesino y luchador imprescindible, fundador de la Unorca y mucho más. Su sonrisa solidaria y su camino seguirán vivos en todas estas luchas.


*Investigadora del Grupo ETC

Publicado enInternacional
Colombia: Estado actual del debate sobre el desarrollo rural

 

Edición 2014. Formato: 11,5 x 17,5 cm, 122 páginas
P.V.P:$15.000 ISBN:978-958-8454-97-1

 

 
Reseña:

Este texto presenta un estado del arte de la actual discusión sobre el desarrollo rural. Como todo estado del arte, es parcial, en particular, porque los debates sobre este tema están hoy asociados a las múltiples ramificaciones generadas por las tendencias predominantes del capital, que tieneden a imponer una forma hegemónica de la globalización, que encuentra una oposición cada vez más férrea por parte de otras formas alternativas de la globalización, que estimulan nuevas coaliciones y relaciones en los espacios locales y globales.Para el caso colombiano, la recomposición de lo rural , puesta en el contexto de los conflictos, da lugar a un grupo amplio y complejo de propuestas y formas de control de los territorios-que tiende a generalizarse en todos los territorios y sobre todos los recursos-,que es precisamente la base de un debate estimulante.

 

Carlos Salgado Araméndez.Economista y Máster en Medio Ambiente y Desarrollo.Actualmente es Director del Proyecto Planeta Paz y ha realizado labores de consultoría sobre temas rurales para la Contraloría General de la República.

 


 

Índice.

 

Introducción.

La política agropecuaria del Gobierno.

¿Qué se entiende por desarrollo rural con enfoque territorial?

Otras visiones sobre el desarrollo rural.

Propuestas en debate sobre desarrollo rural.

-Proyecto de Ley de Tierras y Desarrollo rural.

-Proyecto de Ley general de tierras.

-Reforma Agraria y Desarrollo Rural Integral.

-Informe Nacional de Desarrollo Humano-INDH 211-

-Buen Vivir, Vivir bien.

-Programa Agrario de los Guerrilleros.

-Los avances del acuerdo entre el gobierno y la guerrilla.

-Otros enfoques sobre la agricultura y el desarrollo rural.

-Una referencia a las perspectivas populares sobre desarrollo rural.

 

Conclusiones.

Anexo.

Bibliografía.

 

 

 

Adquirir en Librería Virtual

 

 

Informes-Pedidos:

 

Transv 22 N 53D-42. Int 102 (Bogotá)

Carrera 48 N 59-52 Of. 105 (Medellín)

E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. (todas las ciudades)

Teléfonos: 345 18 08 / 217 89 92 (Bogotà y otras ciudades) / 291 09 69 ( Medellìn)

Whatsapp: 3204835609

Facebook : http://bit.ly/2bwXbER

 

Para comprar en la tienda virtual

https://www.desdeabajo.info/libreria-virtual/13/1/404/colombia-estado-actual-del-debate-sobre-el-desarrollo-rural-detalle.html

 

 

 

"2013 fue el peor año para la Reforma Agraria"

ALAI AMLATINA, 03/01/2014.- El año 2013 no deja nostalgias a los "sin tierra" de todo el país. En cuanto a la lucha por la tierra, el balance es positivo, ya que se llevaron a cabo manifestaciones, marchas y ocupaciones de tierras y edificios públicos durante casi todo el año.


Pero en lo que se refiere a la política de reforma agraria, casi nada se ha hecho, y en muchos casos el gobierno tuvo la proeza de caminar hacia atrás. Estas son las opiniones de John Paul Rodrigues, integrante de la coordinación nacional del MST, sobre la política agraria impulsada por el gobierno federal durante el año 2013.


Como declaró Rodrigues, algo que siempre ha sido malo en este gobierno logró empeorar aún más. "Hasta ahora, sólo 159 familias fueron asentadas en todo el país. Es una vergüenza. No pasan de 10, las propiedades expropiadas por el gobierno de Dilma. Peor que el último gobierno militar del general Figueiredo, cuando se expropiaron 152 propiedades ", dice.


A continuación la entrevista:


- ¿Cómo califica la lucha por la tierra en 2013, en un período de parálisis completo de la Reforma Agraria?


A pesar de ser un año completamente negativo en relación a la Reforma Agraria, los campesinos siguen firmes en la lucha por la tierra.
En marzo, por ejemplo, establecieron un campamento permanente en Brasilia durante tres meses, llevando a cabo luchas permanentes en la capital federal, tales como marchas, ocupaciones de ministerios y actos políticos.


En el mismo mes, se desarrolló la jornada de las mujeres, cuando más de 10 000 campesinas se movilizaron para exigir el asentamiento de 150.000 familias acampadas en todo el país, ocuparon tierras, empresas de agroquímicos y edificios públicos, efectuaron marchas y bloqueo de carreteras.
Inmediatamente después, en el mes de abril, los "sin tierra" hicieron otra jornada de carácter nacional, con manifestaciones en 19 estados, además del Distrito Federal. Nuevamente bloquearon decenas de carreteras, ocuparon más tierras, edificios públicos, ayuntamientos y realizaron marchas y actos políticos en todo el país.


En junio y julio, el Movimiento se sumó a las manifestaciones que ocuparon las calles de las principales ciudades del país e interrumpieron varias carreteras. En esta onda, la "juventud sin tierra" organizó jornadas de lucha a comienzos del mes de agosto. A finales de este mes, todo el Movimiento realizó, junto a las centrales sindicales, una movilización nacional, huelgas y paralizaciones en las ciudades, mientras en el campo interrumpíamos las carreteras.


En octubre, más de 12 estados se movilizaron en torno a la Jornada Unitaria para la Soberanía Alimentaria, cuando una vez más, la población rural promovió marchas, ocupaciones de tierras y edificios públicos. Ese mismo mes, los niños sin tierra se sumaron la lucha en el campo, destacando la necesidad de la Reforma Agraria, ocupando los ministerios y departamentos estatales.


Todo esto sólo para hablar de las luchas de carácter nacional, sin contar las luchas regionales en los estados. O sea, decir que ya no hay más combates en el campo es una gran mentira.


- ¿Y dónde entra la cuestión de la reforma agraria?


Aquí es donde está el gran problema con un saldo muy negativo. Este es el peor año de la Reforma Agraria. El gobierno de Rousseff, que siempre ha sido pésimo en esta materia, podría empeorar. Hasta ahora, sólo 159 familias fueron asentadas en todo el país. Es una vergüenza.
No pasan de 10, las propiedades expropiadas por el gobierno de Dilma Peor que el último gobierno militar del general Figueiredo, cuando se expropiaron 152 predios.


Otro grave problema es que el gobierno federal está llamando a la "emancipación de los asentamientos ", otorgando el título de los lotes a los asentados. En la práctica, eso sirve para que el Estado deje de tener responsabilidad sobre las familias. Pero lo peor es que esta política va a crear una contra reforma agraria, ya que los grandes hacendados pasarán a presionar a los asentados a que vendan sus lotes, poniendo todo cuesta abajo y aumentando aún más concentración de la tierra en el país.


- ¿Y a que se debe esta dificultad de avanzar en la Reforma Agraria?


Podemos citar dos grandes cuestiones cruciales. La primera es el hecho de que el gobierno ha sido tomado como rehén por la Bancada Ruralista, la mayor del Congreso Nacional. Son 162 diputados y 11 senadores, sin contar la legión de adeptos de última hora.


Sólo para tener una dimensión del problema, por más absurda que sea la agenda de este sector, está logrando salir victorioso en todo, incluso en las propuestas inconstitucionales.


Podemos mencionar desde el estrangulamiento absoluto del Código Forestal, pasando por la modificación de la ley sobre el trabajo esclavo, el retroceso en la legislación relativa a la demarcación de las tierras indígenas, la creación de una comisión especial para liberar con mayor facilidad nuevos agrotóxicos - ignorando el trabajo de evaluación ANVISA e IBAMA- y la liberación de nuevos cultivos transgénicos.


Ninguna de estas propuestas es de interés de la sociedad brasileña. Todas responden exclusivamente a los intereses particulares de este sector y están saliendo victoriosos. La Bancada Ruralista es un cáncer del pueblo brasileño.


La otra cuestión es la ilusión del gobierno en relación con el agronegocio. Las principales exportaciones de productos básicos promovidos por este sector permiten al gobierno mantener la política de generación sistemática del superávit primario, lo que garantiza el destino de los recursos presupuestarios para el sector financiero, como los pagos de intereses y servicio de la deuda, lo cual es lamentable.


Pero al mismo tiempo ha creado algunas de las políticas públicas para la agricultura familiar y campesina.


En primer lugar, es muy importante tener en cuenta que todas las políticas públicas son conquistas de las luchas de los movimientos sociales. Luchamos para garantizar la compra de alimentos y conquistamos el Programa Nacional de Alimentación Escolar (PNAE) y el Programa de Adquisición de Alimentos (PAA). Luchamos por la educación en el campo y conquistamos el Programa de Educación Nacional de la Reforma Agraria (Pronera).


Luchamos por la agro industrialización de nuestra producción, y conquistamos el Programa Terra Forte. Luchamos por otro modelo de agricultura, y conquistamos el Plan Nacional de Agroecología y Producción Orgánica -- Brasil Agroecológico. Esto sólo para señalar algunos ejemplos.


Sin embargo, consideramos que si bien estas medidas son importantes, también tienen sus límites. Son muy desproporcionadas en comparación con las inversiones en el agronegocio. Para tener una idea, el Plan Cosecha 2013/2014 de la agricultura familiar representa poco más del 20 % en comparación con lo que se destina al agronegocio.


Además, contamos con esas políticas de hoy, pero nada nos garantiza que podemos contar con ellas mañana. Un simple cambio de gobierno, por ejemplo, puede acabar con todas nuestras conquistas.


-¿Qué es necesario hacer entonces?


Es necesario dar prioridad a la agricultura familiar y campesina, y no tratarla como algo secundario. El gobierno debe entender que la única solución a la pobreza es una extensa Reforma Agraria, creando miles de puestos de trabajo en el campo. Si esta no se lleca a cabo, habrá un crecimiento desmesurado de los principales centros urbanos y de los barrios pobres en los suburbios periféricos de las grandes ciudades.


O sea, cambiar la lógica y la estructura de la producción agrícola en Brasil. La FAO misma ha reconocido que la única salida de la crisis ambiental y la garantía de la soberanía alimentaria es la agricultura familiar. Quién dijo eso fue José Graziano, director de la FAO. Tanto es así que el 2014 ha sido declarado por la ONU como el Año Internacional de la Agricultura Familiar.


- Pero ¿por qué los dos modelos de agricultura no pueden conciliarse?


Son modelos que contrastan en su lógica y esencia. La codicia del agronegocio, con sus gigantescos recursos económicos, impide otro tipo de agricultura, pues siempre buscará incorporar la tierra de los campesinos y los recursos naturales a su modelo de producción de "commodities".


Para tener una idea, en las dos últimas décadas más de 6 millones de personas fueron expulsadas del campo brasileño por el agronegocio ¿Y donde se fueron? A los barrios pobres de los centros urbanos. El agronegocio no genera empleo, ya que más del 70 % de la mano de obra en el campo pertenece a la agricultura familiar, y se apropia de las pequeñas y medianas propiedades agrícolas, ya que la concentración de la tierra en Brasil sigue aumentando año tras año.


En el ámbito de la producción de alimentos básicos de la población brasileña, la situación también es muy grave. De 1990 a 2011, las superficies plantadas de alimentos básicos como el arroz, los frijoles, la yuca y el trigo disminuyeron entre un 20 a un 35%, mientras que los productos nobles del agronegocio, tales como la caña de azúcar y la soja, se han incrementado en un 122% y 107 %. Y todo orientado a la exportación. Vamos a tener que importar arroz y frijoles a China. Esto es alarmante.


-En febrero de 2014, el MST realizará su 6 º Congreso Nacional. ¿Qué pretende el Movimiento con esta actividad?


En el evento vamos a consolidar nuestra propuesta en torno a la Reforma Agraria Popular. Ahora más que nunca, la Reforma Agraria es urgente y necesaria. Sin embargo, es una Reforma Agraria de nuevo tipo, a la que denominamos popular.


Entendemos que la reforma agraria ya no es sólo una política nacional para la población rural. Ella es urgente y necesaria para toda la sociedad en su conjunto.


Si queremos comer un alimento lleno de veneno que nos va a dar cáncer, si queremos cultivar una producción que destruye el medio ambiente y contribuye a la crisis climática, expulsa a los campesinos del campo aumentando la población pobre de las grandes ciudades, entonces, de hecho, la Reforma Agraria, no es necesaria.


Pero si, por el contrario, queremos un modelo productivo que concilie la producción con la preservación del medio ambiente, que el pueblo brasileño tenga alimentos sanos y sin pesticidas , que la miseria y la pobreza dejen de existir en nuestro país , entonces la reforma es ahora más necesaria que nunca.


Por lo tanto, tenemos que demostrar su importancia para la sociedad, para que el conjunto de la clase obrera ayude a la realización de la Reforma Agraria Popular, que sólo será posible con una amplia reforma en el sistema político.


- ¿Y cuáles son las perspectivas de la lucha para el próximo período?


En este último período, construimos y ampliamos la unidad de todos los movimientos sociales del campo, con los ojos puestos en un programa agrario que realmente interese al pueblo brasileño. Y eso tiende a fortalecerse cada vez más.


Junto a esto, aumentan las evidencias de las contradicciones del modelo del agronegocio, como la destrucción del medio ambiente, el uso masivo de pesticidas y la inseguridad de los precios de alimentos.


Además de eso, como resultado de las grandes luchas del año 2013, las organizaciones sociales construyeron el Plebiscito Popular por una profunda reforma política en 2014, lo que permitirá cambiar radicalmente el panorama actual. (Traducción: ALAI)

Por  Luiz Felipe Albuquerque, De la página del MST - http://www.mst.org.br/node/15571

 

Publicado enInternacional
Miércoles, 11 Diciembre 2013 17:46

A la Opinión Pública Nacional e Internacional

A la Opinión Pública Nacional e Internacional

Incumplimiento del Gobierno Nacional de los acuerdos en Paro Agrario; Convoca a todos los sectores sociales del país a preparar movilización agraria, étnica y popular.

 

En respuesta a los incumplimientos del Gobierno Nacional frente a los acuerdos llegados en las mesas de negociación del pasado Paro Nacional Agrario y teniendo en cuenta que los temas son de propósito común para todas y todos los colombianos, se darán cita en el Centro de Memoria de la ciudad de Bogotá los días 12 y 13 de diciembre, 250 líderes representantes de más de 5.000 organizaciones y movimientos sociales, campesinos, indígenas, afrodescendientes y desarraigados colombianos, con el objetivo de analizar el estado actual de las mesas de negociación y preparar la Gran Movilización Agraria, Étnica y Popular 2014.

 

La agenda prevista para esta Cumbre Preparatoria, tratará temas relacionados con el territorio, los cultivos ilícitos, los conflictos minero-energéticos, así como lo que tiene que ver con el actual modelo de desarrollo, que ha sembrado pobreza, violencia y desesperanza en los territorios. Así mismo, se trazarán los lineamientos para la construcción de un camino de unidad sectorial de cara a convocar, para el año 2014, la gran Movilización Nacional.

 

El día viernes 13 a las 4:30 p.m. se hará público la declaración final de la Cumbre, que dará cuenta de la agenda de movilización para el año 2014, y la posición frente a la destitución por parte de la procuraduría del señor alcalde de Bogotá.

 

Convocan: Congreso de los Pueblos, Mesa Nacional Agropecuaría y Popular de Interlocusión y Acuerdo - MÍA, Coordinador Nacional Agrario, Organización Nacional Indígena de Colombia - ONIC, Marcha Patriotica, Proceso de Comunidades Negras - PCN, Movimiento de Unidad Agraria - MUA.

 

Rueda de Prensa: jueves 12 de diciembre, 11:00 a.m.

 

Lugar: Centro de Memoria de Bogotá. Av. Cll 26 con Cra 22. Frente al Parque del Renacimiento.

 

!TODOS Y TODAS CON UN PROPÓSITO COMÚN!

!POR LA VIDA, EL PRESENTE Y FUTURO DE NUESTRAS GENERACIONES COLOMBIANAS!

Publicado enColombia