"La ciencia, poderosa herramienta contra el racismo y la homofobia"

 

En este ámbito no hay argumento que avale la discriminación, afirma Jorge Martínez, de la UAM


El racismo, la misoginia y la homofobia son problemas presentes en diversos países y el estudio sistemático de la teoría de la evolución por selección natural podría ayudar a enfrentarlos, consideró Jorge Martínez Contreras, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) unidad Iztapalapa e integrante de la Academia Mexicana de Ciencias.

La filosofía de la evolución, tema de estudio de Martínez Contreras, parte de que todos tenemos un ancestro común, “(...) esta unicidad de la especie humana, más allá de las variantes físicas, lleva a plantear cuál es el origen de la cultura en general y cómo su análisis puede ayudar a tener mejor educación filosófica. La filosofía, que es una reflexión de la totalidad del saber humano, puede ganar mucho al acercarse a otras disciplinas, por ejemplo, las ciencias biológicas, para entender a los humanos”.

Antes de la teoría de la selección natural, que planteó Charles Darwin para responder a la pregunta de dónde viene la vida, y en particular de dónde provienen los humanos, se recurría a las teorías religiosas.

Algunas de ellas proponían un fenómeno al azar porque no había otro instrumento para responder a esas interrogantes. Con Jean-Baptiste Lamarck surgió la idea de que el medio ejerce una acción sobre los individuos y ésta va a producir cambios y por consiguiente evolución.

Para explicar la teoría de la evolución biológica que propuso Lamarck, Martínez Contreras tomó como ejemplo el color de piel: Una población europea que se va a África acaba teniendo hijos de tez más oscura por efecto del Sol, conforme pasan las generaciones los descendientes la tendrán aún más oscura y, a la inversa, una población de piel más oscura que se va a Europa tendrá descendientes con piel más clara. Esta es una teoría lamarckiana que está equivocada.

Darwin planteó, continuó el filósofo, que hay una adecuación al medio. En el caso de los habitantes originarios de Australia, son los que tienen la piel mejor adaptada para las condiciones de ese país; mientras que entre los europeos los mejor adaptados a su ecosistema son los holandeses, lo que se debe a la selección natural; sin embargo, Darwin carecía del conocimiento de otras ciencias, entre ellas la genética.

 

Darwin y Mendel

 

Con Gregor Johann Mendel se habla de los genes dominantes y recesivos, teoría revolucionaria en el siglo XX, la cual se llamó la nueva síntesis: integración de la teoría de la evolución de las especies de Darwin y la teoría genética de Mendel.

Al hacer referencia al racismo, el especialista destacó que tiene una connotación económica. Consiste en atribuir al otro rasgos infrahumanos para justificar su explotación. Como no hay ningún argumento científico que avale la discriminación, la ciencia es un instrumento poderoso para luchar contra ella, subrayó Martínez Contreras, recientemente en una conferencia, con motivo del Día Mundial de la Filosofía, en el coloquio internacional realizado en la UAM.

 

Miércoles, 10 Agosto 2016 06:55

Curas vs. “ideología de género”

Curas vs. “ideología de género”
Por el bullying que sufrió un adolescente gay en la escuela y derivó en su suicidio, la Justicia colombiana condenó a una escuela católica y ordenó al Ministerio de Educación modificar manuales para evitar discriminación. La Iglesia protestó.

 

 

El suicidio, hace un año, en Colombia, de un estudiante como consecuencia de la homofobia en los colegios, derivó en un fallo de la Corte Constitucional de ese país que ordenó al ministerio de Educación crear un programa que promueva el respeto por la diversidad sexual. Ahora, los obispos colombianos llaman a manifestarse “contra la implantación de la ideología de género en los manuales de convivencia”.

 

Hace un año, Sergio Urrego se suicidó antes de cumplir los 17 años. Según denunciaron sus familiares, no soportó ser discriminado por sus profesores y compañeros, y su suicidio abrió un debate en la sociedad colombiana por los casos de discriminación que se producen en las escuelas. En el juicio que llevó adelante contra la escuela religiosa a la que concurría Sergio, la familia Urrego consiguió una condena contra el establecimiento. Pero, además, la resolución ordenó al ministerio de Educación que modifique sus manuales de convivencia para garantizar que los homosexuales no sean discriminados. Sin embargo, la convivencia con los homosexuales parece un tema ríspido para la Iglesia colombiana.

 

“La ideología de género, con el pretexto del derecho a la inclusión, pretende imponerse como la única forma válida de convivencia”, dice el comunicado, firmado por el vicepresidente del órgano de obispos, Óscar Urbina. Los religiosos llamaron a los católicos a marchar en contra de la disposición del ministerio, porque pretende “implantar una ideología de género” en la educación, lo que puede “destruir el concepto de familia”. “Saludamos y felicitamos a los padres de familia y organizaciones civiles de diferentes credos que durante los últimos días han manifestado públicamente su preocupación por la implantación de la ideología de género en la previsión de los manuales de convivencia de los colegios por parte del Ministerio de Educación”, expresó en un comunicado la Conferencia Episcopal.

 

El tema se hizo viral en los últimos días en las redes sociales, a raíz de mensajes que denuncian que el ministerio de Educación elaboró una cartilla para distribuir en los colegios mostrando escenas de relaciones sexuales entre parejas del mismo sexo.

 

La ministra de educación, Gina Parody, negó que se haya elaborado dicha cartilla y dijo que se trata de dibujos de una revista pornográfica que se edita en Bélgica y acusó a un funcionario de la Procuraduría General de haber difundido las imágenes pornográficas y de relacionarlas con el pedido del Ministerio de Educación a los colegios para tomar medidas en contra de la discriminación de género.

 

“Tomaron una revista porno para hacer las falsas cartillas (...) Es una máquina de manipulación en redes sociales”, dijo Parody, quien en el pasado ha denunciado ser víctima de discriminación, por ser lesbiana.

Publicado enColombia
50 muertos en la peor matanza en EE UU desde el 11-S

El menos 50 personas murieron la madrugada de este domingo en una matanza en un club nocturno de Orlando (Florida), en el que supone el peor tiroteo múltiple de la historia de Estados Unidos. Los primeros indicios apuntan a un único tirador que murió abatido por la policía. Hay 53 personas heridas. Las autoridades todavía no han revelado la identidad del tirador, pero, según la cadena televisiva CNN, se trata de Omar Siddique Mateen, un hombre nacido en Nueva York de padres afganos. Según la cadena, el FBI tiene "sospechas de que suscribía una ideología islámica radical". El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha asumido la autoría del atentado perpetrado. La reivindicación ha sido publicada por la agencia de noticias Amaq, considerada afín al grupo yihadista.

 

No obstante, su padre, Mir Seddique, ha afirmado en declaraciones a NBC que no cree que el ataque protagonizado por su hijo se deba a motivos religiosos sino a motivaciones homófobas. "No tiene nada que ver con la religión", ha subrayado el progrenitor, que ha indicado que su hijo se enfadó hace dos meses cuando, durante una visita a Miami, vio a dos hombres besándose.

 

La matanza en Pulse, una discoteca popular entre la comunidad gay de esta ciudad turística, vuelve a colocar a EE UU ante el pánico del yihadismo y de la violencia armada. Y condicionará las elecciones presidenciales de noviembre y los siete meses restantes de mandato de Barack Obama.

 

En caso de confirmarse los motivos yihadistas, se trataría del peor ataque tras los atentados del 11-S en 2001, en que murieron cerca de 3.000 personas. El tiroteo llega a los seis meses de que una pareja de simpatizantes islamistas radicales matara a más de una decena de personas en San Bernardino (California).

 

El origen afgano incomodará profundamente en EE UU, un país que desde 2001, impulsa una cara intervención militar contra los talibanes en el país centroasiático, en la que es la guerra más larga librada por la primera potencia.

 

El agente especial del FBI Ronald Hopper declinó, en una rueda de prensa, identificar al autor de la masacre y dijo que todavía no se ha determinado si se trata de un crimen de odio, un acto terrorista o uno criminal. Sin embargo, el hecho de que Muhammad Musri, representante de la Sociedad Islámica del Centro de Florida, participara en la comparecencia ante los medios revela que el sospechoso puede ser musulmán.

 

Musri dijo que se cree que el agresor no estaba conectado a una red o tuvo ayuda de otras personas. Las autoridades tratan de recabar información sobre el sospechoso y cómo obtuvo las armas.

 

El tiroteo en el club Pulse se inició alrededor de las 2 de la madrugada, hora local. El tirador, según la policía, utilizó una pistola corta y un rifle de asalto. Hubo unos primeros disparos fuera de la discoteca antes de que accediera al local y abriera fuego. Retuvo a algunos asistentes hasta morir tiroteado por la policía.

 

El de Orlando es el tiroteo múltiple número 173 de este año en EE UU, según datos del portal Mass Shooting Tracker. Como tiroteo masivo se entiende el que causa al menos cuatro víctimas mortales, excluyendo al autor de los disparos.

Publicado enInternacional
Jueves, 18 Julio 2013 17:13

¿Homofóbico Jesús?

¿Homofóbico Jesús?

Una teóloga alemana fascinante por sus planteamientos sobre la sexualidad humana tiene dos récords: fue la primera mujer laica habilitada para enseñar teología dogmática en una universidad católica de su país; y fue, luego de unos pocos meses, la primera mujer laica prohibida como profesora de teología dogmática en cualquier universidad católica del mundo entero y de por vida. Se llama Uta Ranke Heinemann1.


¿Qué dijo esta mujer, que tanto espantó al mundo vaticano y a su jefe el papa Karol Wojtyla en 1989? Ella dibujó a Pablo, el santo, el de Tarso, el llamado "apóstol" de Jesús –aunque no conoció ni oyó a Jesús–, como un hombre con tremendos conflictos teológicos, emocionales y sexuales derivados de su formación en el rigorismo gnóstico. Pablo, según la señora Ranke-Heinemann, hizo decir a Jesús lo que él, en efecto, nunca dijo. Y se atrevió a predicar como doctrina de Jesús la que era doctrina gnóstica y del mismo Pablo. Como el gnosticismo profesa un tremendo pesimismo ante lo placentero –el beber, el comer y el disfrutar la sexualidad–, a lo que considera fuente de desgracias y principio de alejamiento de Dios, Pablo, cuando se convirtió a la "secta de los cristianos", salió a predicar por todo el mundo mediterráneo y llegó hasta Roma con el cuento de que la se-xualidad era pecado. Y con otro cuento peor: que la fuente de ese pecado radica en la mujer y por eso hay que mantenerla alejada de los varones y bien cubierta en las asambleas. Eso es gnóstico y paulista. Pero se calumnia rampantemente a Jesús de Nazaret cuando se le pone a hablar mal de la sexualidad humana y de sus diversas manifestaciones.

 

¿Es la sexualidad fuente de pecado?


Aunque las ideas pesimistas y de control sobre la sexualidad ya estaban presentes, por contagio del gnosticismo, en el mundo judío del tiempo de Jesús, éste nunca se refirió a la sexualidad humana explícitamente y, mucho menos, en negativo. Uno puede examinar con lupa los cuatro evangelios –Mateo, Marcos, Lucas y Juan– reconocidos como legítimos y no encuentra una sola intromisión de Jesús en la vida sexual, ni de sus oyentes, ni de las mujeres y hombres que lo seguían como primeros discípulos y discípulas.

 

Ese comportamiento del "maestro" de los cristianos y cristianas de todos los tiempos contrasta radicalmente con el de obispos y jefes religiosos que, ante candidatos a la vida consagrada, lo primero que les indagan con test y con sicólogos es sobre su vida sexual en lo más íntimo: si se masturban, si se relacionan con personas de su mismo o de otros sexo. Jesús, en cambio, sólo les hacía una pregunta sobre su voluntad de seguimiento: "sabes que las chuchas tienen guaridas y los pajaritos, nidos; yo, enviado de Dios, no tengo donde caer muerto; te le mides a seguirme en estas condiciones?" Y después los confirmaba con un rotundo "ven y sígueme". Jesús ¡nunca esculcó sexualidades y vidas íntimas! Y, aunque también las homosexualidades era visibles en su tiempo y Jesús tenía ojos para verlas en todo su entorno cercano, ni se inquietó con ellas ni las maldijo.

 

La homofobia colombiana no es bíblica ni es de Jesús


En la última década, el debate sobre el reconocimiento de las diversidades se-xuales y sus derechos se ha vuelto recurrente en todas las agendas legislativas de las naciones. En Colombia, de manera sistemática, se ha negado el reconocimiento pleno de los derechos de las personas homosexuales y lo han hecho, principalmente, no con posturas desde el campo de los derechos sino con un discurso derivado de los fundamentalismos bíblicos. Y, para colmo, los argumentos han sido traídos a la fuerza y mal traídos, forzados, retorcidos, descontextualizados y desde una perversa hermenéutica.

 

Detengámonos un poco en las argumentaciones: 1) El más socorrido es el referido al "pecado de Sodoma", con lo cual se pretende aludir a "los hechos" ocurridos en las ciudades de Sodoma y Gomorra relatados en el capítulo 19 del libro del Génesis2. Según los arqueólogos, en la edad de hierro, en las cercanías del Mar Muerto existieron dos ciudades que fueron arrasadas, una de las cuales, con subsuelo rico en gases combustibles, pudo haberse incendiado por esa causa y por invasiones de pueblos enemigos. Oralmente se transmitió el relato entre pueblos nómadas sobre una "Sodoma" en la que aconteció una hecatombe. El relato bíblico que retoma esos relatos orales, lo que hace es cuestionar a los vecinos de allí por no haber recibido a unos supuestos "emisarios de Dios" o "ángeles". En fin de cuentas, lo que les recrimina es su pecado social más que sus supuestas intenciones homosexuales.

 

2) El otro supuesto argumento es el de Pablo en una carta a los corintios3. Siglos después de los relatos del Génesis, entra en escena la "neurosis sexual" de Pablo de Tarso y, al enumerar los pecados que impiden entrar en el Reino de Dios, entre muchos crímenes contra la justicia, mete, bien a la fuerza "el afeminamiento y la homosexualidad". Esto, como se ve, es un puro dictado de su tradición de fariseo-gnóstico; en modo alguno, una sugerencia del estilo y de la predicación de Jesús de Nazaret, en cuyo nombre Pablo dice hablar.

 

La homofobia latinoamericana es un aprendizaje derivado de la colonia


Siguiendo las investigaciones del antropólogo brasileño Luiz Mott, podemos encontrar la siguiente saga en el relato homosexual de nuestro continente: A la hora del descubrimiento de América se vivía la mayor intolerancia a la homosexualidad en España y Portugal y en el tribunal de la "santa inquisición". Esa postura de la Europa invasora llegó a nuestro suelo con toda su virulencia, máxime al encontrar que en los pueblos del "nuevo mundo" las prácticas sexuales eran abiertas, plurales y diversas. El dramatismo brutal del espíritu colonialista llegó a extremos como el de entregar a la furia de los perros a un grupo de 40 indios homosexuales en el Istmo de Panamá; el hecho fue liderado por Vasco de Balboa en 1513. Destierro, cárcel, azotes públicos, penas pecuniarias y excomuniones, quemas en la hoguera, descuartizamientos y escarnio público pertenecieron al acervo de brutalidad "normalizadora" de la conquista y la colonia en una América gozadora y libre frente a las diversas vertientes de la sexualidad de sus gentes.

 

La homofobia de los legisladores colombianos es aprendida del adoctrinamiento católico


En contravía con el espíritu de Jesús de Nazaret, de cuya doctrina dice derivar sus enseñanzas, la iglesia católica universal y la colombiana en particular, negándose a leer los avances científicos y los derechos humanos, practica una homofobia por fuera de toda racionalidad y de toda consideración humana: consideran a la condición homosexual como un "desorden grave"4, los actos homosexuales como un pecado grave y a las personas homosexuales, por fuera de toda comunión con la iglesia; para insertarse en ella y redimirse de su pecado sólo les concede la gracia de la vida en castidad absoluta. El papa Ratzinger denominó los comportamientos homosexuales como "intrínsecamente desordenados". Ésa es la fuente, la única, de la que beben los que legislan en Colombia.

 

Pero nosotros les exigimos inteligencia antropológica y humana


Ubicados en una perspectiva humana y humanizadora y de las realidades antropológicas y sociales, nosotros exigimos a las mujeres y hombres que legislan en Colombia, la asunción de posturas en derecho, frente a todas las realidades, pluralidades y diversidades de quienes habitamos este territorio. Que cesen todas las formas de discriminación contra grandes o pequeños colectivos de la vida nacional. Que nunca más los fanatismos religioso-confesionales –mucho menos cuando carecen de ilustración e inteligencia–, sean los referentes legislativos para garantizar los derechos fundamentales y constitucionales de la población.

 

* Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

1 Ranke-Heinemann; Uta. "Eunucos por el reino de los cielos".

2 Génesis 19, 1-29

3 1 Corintios 6, 9-10

4 Ver: Catecismo católico

 

Publicado enEdición N°193
La Habana. Aunque no hay nada que denote en él malestar alguno, creo que a Fidel no le va a gustar lo que voy a decirle:

–Comandante, todo el encanto de la Revolución Cubana, el reconocimiento, la solidaridad de una buena parte de la intelectualidad universal, los grandes logros del pueblo frente al bloqueo, en fin, todo, todo se fue al caño por causa de la persecución a homosexuales en Cuba.

Fidel no rehuye el tema. Ni niega ni rechaza la aseveración. Sólo pide tiempo para recordar, dice, cómo y cuándo se desató el prejuicio en las filas revolucionarias.

Hace cinco décadas, y a causa de la homofobia, se marginó a los homosexuales en Cuba y a muchos se les envió a campos de trabajo militar-agrícola, acusándolos de contrarrevolucionarios.

–Sí –recuerda–, fueron momentos de una gran injusticia, ¡una gran injusticia! –repite enfático–, la haya hecho quien sea. Si la hicimos nosotros, nosotros… Estoy tratando de delimitar mi responsabilidad en todo eso porque, desde luego, personalmente, yo no tengo ese tipo de prejuicios.

Se sabe que entre sus mejores y más antiguos amigos hay homosexuales.

–Pero, entonces, ¿cómo se conformó ese odio al diferente?

Él piensa que todo se fue produciendo como una reacción espontánea en las filas revolucionarias, que venía de las tradiciones. En la Cuba anterior no sólo se discriminaba a los negros: también se discriminaba a las mujeres y, desde luego, a los homosexuales…

–Sí, sí. Pero no en la Cuba de la nueva moral, de la que tan orgullosos estaban los revolucionarios de dentro y de fuera...

–¿Quién fue, por tanto, el responsable, directo o indirecto, de que no se pusiera un alto a lo que estaba sucediendo en la sociedad cubana? ¿El Partido? Porque ésta es la hora en que el Partido Comunista de Cuba no explicita en sus estatutos la prohibición a discriminar por orientación sexual.

–No –dice Fidel–. Si alguien es responsable, soy yo…

“Es cierto que en esos momentos no me podía ocupar de ese asunto… Me encontraba inmerso, principalmente, de la Crisis de Octubre, de la guerra, de las cuestiones políticas…”

–Pero esto se convirtió en un serio y grave problema político, comandante.

–Comprendo, comprendo... Nosotros no lo supimos valorar... sabotajes sistemáticos, ataques armados, se sucedían todo el tiempo: teníamos tantos y tan terribles problemas, problemas de vida o muerte, ¿sabes?, que no le prestamos suficiente atención.

–Después de todo aquello, se hizo muy difícil la defensa de la Revolución en el exterior… La imagen se había deteriorado para siempre en algunos sectores, sobre todo de Europa.

–Comprendo, comprendo –repite–: era justo...

–La persecución a homosexuales podía darse con menor o mayor protesta, en cualquier parte. No en la Cuba revolucionaria –le digo.

–Comprendo: es como cuando el santo peca, ¿verdad?… No es lo mismo que peque el pecador, ¿no?

Fidel esboza una tenue sonrisa, para luego volver a ponerse serio:

–Mira: piensa tú cómo eran los días nuestros en aquellos primeros meses de la Revolución: la guerra con los yanquis, el asunto de las armas y, casi simultáneamente a ellos, los planes de atentados contra mi persona…

Fidel revela lo tremendamente que influyeron en él y lo que alteraron su vida las amenazas de atentados y los atentados mismos de que fue víctima:

“No podía estar en ninguna parte, no tenía ni dónde vivir…” Las traiciones estaban a la orden del día, y él tenía que andar a salto de mata…

“Escapar a la CIA, que compraba tantos traidores, a veces entre la misma gente de uno, no era cosa sencilla; pero en fin, de todas maneras, si hay que asumir responsabilidad, asumo la mía. Yo no voy a echarle la culpa a otros…”, sostiene el dirigente revolucionario.

Sólo lamenta no haber corregido entonces…

Hoy, sin embargo, el problema se está enfrentando:

Bajo el lema La homosexualidad no es un peligro, la homofobia sí, se celebró recientemente en muchas ciudades del país la tercera Jornada Cubana por el Día Mundial Contra la Homofobia. Gerardo Arreola, corresponsal de La Jornada en Cuba, da cuenta puntual del debate y la lucha que se lleva adelante en la isla por el respeto a los derechos de las minorías sexuales.

Arreola refiere que es Mariela Castro, una socióloga de 47 años –hija del presidente cubano Raúl Castro–, quien lidera el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), institución que –dice ella– ha conseguido mejorar la imagen de Cuba después de la marginación de los años 60.

Aquí estamos las cubanas y los cubanos, para seguir luchando por la inclusión, para que ésta sea la lucha por todas y todos, por el bien de todas y todos, dijo Mariela Castro al inaugurar la jornada, escoltada por transexuales que sostenían una bandera cubana y otra multicolor del movimiento gay.

Hoy en Cuba, los esfuerzos por los homosexuales incluyen iniciativas como cambio de identidad de transexuales o las uniones de civiles entre personas del mismo sexo.

Desde los años 90, la homosexualidad en la isla está despenalizada, aunque no deja de haber del todo casos de asedio policiaco. Y desde 2008 se practican operaciones gratuitas de cambio de sexo.

El bloqueo

En 1962 Estados Unidos decretó el bloqueo contra Cuba. Se trató de una feroz tentativa de genocidio… como le ha llamado Gabriel García Márquez, el escritor que mejor ha cronicado el periodo.

–Periodo que dura hasta nuestros días –me advierte Fidel.

“El bloqueo está vigente hoy más que nunca, y con el agravante, en estos momentos, de que es ley constitucional en Estados Unidos, por el hecho de que la vota el presidente, la vota el Senado, la vota la Cámara de Representantes…”

El número de votos y su aplicación pueden aliviar considerablemente, o no, la situación. Pero ahí está…

–Sí, ahí está la ley Helms-Burton, injerencista y anexionista… y la ley Torricelli, debidamente aprobadas por el Congreso de Estados Unidos.

Recuerdo bien al senador Helms el día de 1996 en que le fue aprobada su iniciativa. Estaba exultante y repetía ante los periodistas lo central de sus pretensiones:

“Castro se tiene que ir de Cuba. No me importa cómo Castro deje el país: si es en forma vertical, o en forma horizontal, eso es asunto de ellos… Pero Castro debe dejar Cuba.”

Comienza el cerco

“En 1962, cuando Estados Unidos decretó el bloqueo, Cuba se encontró de pronto con la evidencia de que no tenía nada más que seis millones de cubanos resueltos, en una isla luminosa y desguarnecida…”

Nadie, ningún país, podía comerciar con Cuba; con nadie se podía comprar o vender, ¡ay de aquel país o empresa! que no se sujetara al asedio comercial decretado por Estados Unidos. Siempre me llamó la atención aquel barco de la CIA que patrulló las aguas territoriales hasta hace unos pocos años, para interceptar los barcos que llevaran mercancías a la isla.

El problema mayor, sin embargo, fue siempre el de las medicinas y los alimentos, que se mantiene hasta nuestros días. Todavía hoy no se permite a ninguna empresa alimentaria comerciar con Cuba, ni siquiera por la importancia de los volúmenes que la isla adquiriría o porque ésta siempre está obligada a pagar por adelantado.

Condenados a morir de hambre, los cubanos tuvieron que inventar la vida otra vez desde el principio, dice García Márquez.

Desarrollaron una tecnología de la necesidad y una economía de la escasez, relata: toda una cultura de la soledad.

No hay gesto de pesar, menos de amargura, cuando Fidel Castro admite el abandono en que dejó a la isla gran parte del mundo. Al contrario…

–La lucha, la batalla que tuvimos que dar nos llevó a hacer esfuerzos superiores a los que tal vez habríamos hecho sin bloqueo –dice Fidel.

Recuerda con una suerte de orgullo, por ejemplo, la gigantesca operación de masas que llevaron adelante cinco millones de muchachos, agrupados en los CDR. Tan sólo en una jornada de ocho horas lograron una vacunación masiva en todo el país, con la que erradicaron enfermedades como la polio o el paludismo.

O cuando más de un cuarto de millón de alfabetizadores –cien mil de ellos niños se echó a cuestas la alfabetización de la mayor parte de la población adulta del país que no sabía leer ni escribir.

Pero el gran salto se da, sin duda, en la medicina y en la biotecnología:

–Se habla de que Fidel mismo mandó a formar en Finlandia a un equipo de científicos y médicos que habrían de encargarse de la producción de medicamentos.

–El enemigo usó contra nosotros la guerra bacteriológica. “Trajo aquí el virus II del Dengue. En la Cuba pre revolucionaria no se conocía ni el I. Aquí nos apareció el II, que es mucho más peligroso porque produce un dengue hemorrágico que ataca sobre todo a los niños.

“Entró por Boyeros. Lo trajeron los contrarrevolucionarios, esos mismos que andaban con Posada Carriles, esos mismos que indultó Bush, esos mismos que dieron lugar al sabotaje del avión de Barbados… Esa misma gente recibió la tarea de introducir el virus”, denuncia Fidel.

–Culpaban a Cuba porque, decían, había mucho mosquito en la Isla –le digo.

–¿Cómo no iba a haberlos si para combatirlos hace falta el abate, y el abate no lo podíamos obtener: nada más lo producían en Estados Unidos? –revela.

El rostro del comandante se ensombrece:

Se nos empezaron a morir los niños, recuerda. “No teníamos con qué atacar la enfermedad. Nadie nos quería vender las medicinas y los equipos con los que se erradica el virus. Ciento cincuenta personas murieron víctimas de la enfermedad. Casi todos eran niños…

Tuvimos que acudir a las compras por contrabando, aunque era carísimo. Dondequiera prohibieron hasta traerlo. Una vez, por misericordia, dejaron traer un poco.

Por misericordia, ha dicho el hombre fuerte de la Revolución. Confieso mi turbación…

No precisamente por misericordia, sino por solidaridad, acudieron algunos amigos de Cuba. Fidel menciona, por México, a los Echeverría: Luis y María Esther que, aunque ya no estaban en el gobierno, pudieron conseguir algunos equipos que permitieron paliar de alguna forma la epidemia.

–No los olvidaremos nunca –dice conmovido.

–¿Ya ve? –le digo. No todo han sido malas o desafortunadas relaciones con personajes del poder mexicano…

–Desde luego que no –dice antes de que concluyamos la plática-entrevista y pasemos al almuerzo que compartimos con su esposa, Dalia Soto del Valle.

Desde esa terraza sideral donde se coloca para mirar y analizar el mundo, la vida… Fidel hace un brindis por que en el mundo del futuro tengamos una sola Patria.

“¿Qué es eso de que unos son españoles, otros ingleses, otros africanos? ¿Y que unos tienen más que otros…?

“El mundo del futuro tiene que ser común, y los derechos de los seres humanos tienen que estar por encima de los derechos individuales… Y va a ser un mundo rico, donde los derechos sean igualitos para todos…”

–¿Cómo se va a conseguir eso, comandante?

–Educando… educando y creando amor y confianza.

Por Carmen Lira Saade
Publicado enInternacional