La emergencia, prueba del fracaso del neoliberalismo: Noam Chomsky

El intelectual estadunidense negó una intención política en la propagación del virus

Sábado 21 de marzo de 2020,

El intelectual estadunidense Noam Chomsky rechazó versiones de que el coronavirus se haya propagado intencionalmente con fines políticos, como se ha especulado en diversas partes del mundo. Sin embargo, sostuvo que el colapso de los sistemas de salud ante la crisis se debe a los gobiernos neoliberales de muchos países y culpó al presidente estadunidense Donald Trump de minimizar la situación y arriesgar la salud de millones de personas.

El diario italiano Il Manifesto contactó a Chomsky, quien permanece aislado en su hogar en Tucson y afirmó: "La situación es muy grave. No hay credibilidad en la afirmación de que el virus se propagó deliberadamente. La reacción de Estados Unidos ha sido terrible. Era casi imposible incluso hacer pruebas a las personas, así que no tenemos idea de cuántos casos hay realmente".

Añadió: "En general, esta crisis es otro ejemplo importante del fracaso del mercado, al igual que lo es la amenaza de una catástrofe medioambiental. El gobierno y las multinacionales farmacéuticas saben desde hace años que existe gran probabilidad de que se produzca una grave pandemia, pero como no es bueno para las ganancias prepararse para ello, no se ha hecho nada".

Agregó que "el huracán Trump" y su gobierno "han minimizado la gravedad de la crisis" en una actitud que ha sido replicada y aumentada por los medios de comunicación, lo que ha ocasionado que "muchas personas han dejado de tomar las precauciones básicas".

En cuanto a las condiciones generales de la pandemia, Chomsky indicó: “El asalto neoliberal ha dejado a los hospitales sin preparación. Un ejemplo son las camas, que han sido suprimidas en nombre de la ‘eficiencia’”.

Publicado enInternacional
Sábado, 21 Marzo 2020 05:44

Nuevo récord de muertos en Italia 

Nuevo récord de muertos en Italia 

Fallecieron 627 personas en 24 horas a causa del coronavirus

Los contagiados, que en total sumaron 37.860 casos,  4.670 más que ayer, en su mayor parte  se concentran en Lombardía.

Desde Roma.En coincidencia con lo que algunos expertos esperaban, la curva de contagiados por el coronavirus sigue subiendo en Italia. Pero el número de muertos llegó hoy a una cifra elevadísima, nunca vista hasta ahora: 627 personas en 24 horas.

Los contagiados, que en total sumaron 37.860 casos, 4.670 más que ayer según el informe diario que presentó la Protección Civil, en su mayor parte (22.264 casos) se siguen concentrando en Lombardía (norte del país) la región donde se desató la epidemia en Italia. Especialmente en Bergamo y en Brescia, dos importantes ciudades por su producción industrial y agrícola.

La pregunta que todo el mundo se hace es por qué Italia, que tiene hasta ahora en total poco más de la mitad de casos entre contagiados, curados y muertos (47.021) que tuvo China (80.928), tiene en cambio una cantidad de muertos más alta. Según cifras difundidas por la prensa, China tuvo 3.245 víctimas hasta hace dos días, mientras Italia ha llegado a 5.129.

El profesor Roberto Bernabei, geriatra y presidente de la Asociación Italia Longeva, que participó de la conferencia de prensa de presentación de los nuevos datos diarios de la Protección Civil, intentó dar una explicación. “El factor de riesgo verdadero no es sólo el hecho de tener una edad geriátrica avanzada sino el hecho de tener patologías concomitantes. Esta es la explicación fundamental. Patologías como la hipertensión, la cardiopatía isquémica, la fibrilacióna atrial, el diabetes, hacen que el virus sea más agresivo porque encuentra un terreno más frágil. Esto explica el exceso de mortalidad”, explicó.

“Vale la pena recordar que nosotros somos el país más viejo del mundo junto a Japón. En nuestro caso, la edad media de los infectados es de 63 años contra los 46 años de la media china. A los 46 años se reacciona mucho mejor. El dato general es que tenemos menos del 10% de mortalidad bajo los 60 años. Los demás son de 60 para arriba”, concluyó Bernabei que aclaró también que para poder saber hasta cuándo durará esta situación, hay que esperar a conocer el pico de la pandemia, tal vez en los próximos días.

Sobre la diferencia entre los datos de Italia y de China hay algunos medios que han hipotizado la posibilidad de que en Italia muchos casos no son detectados porque los test del coronavirus son sólo realizados a personas con síntomas. A muchas se les ordena estar en aislamiento domiciliar porque tienen síntomas leves y nunca se les hace el test del virus. En consecuencia no son registrados como positivos. Por eso algunos sostienen que en Italia los infectados pueden ser muchos más de lo que indican los datos oficiales.

La pandemia, que se esta difundiendo velozmente a muchos otros países, entre ellos los de las tres Américas, y está poniendo en peligro la economía al decidir detener las producciones industriales además del comercio, tendrá efectos nefastos sobre la ocupación, según un estudio publicado hoy por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Según la OIT, la pandemia podría cobrarse unos 25 millones de empleos en todo el mundo. “Una evaluación inicial del impacto de COVID-19 (coronavirus) en el mundo laboral mundial indica que los efectos serán de gran alcance, llevando a millones de personas al desempleo, al subempleo y a la pobreza laboral”, dijo el informe que propone medidas para una respuesta decisiva, coordinada e inmediata. Entre otras cosas, la OIT hace sugerencias tanto a los trabajadores como a los empresarios.

Para los trabajadores y sus sindicatos sugiere contribuir en las tareas de prevención y protección de los trabajadores, mantener estrictas medidas de higiene en los lugares de trabajo, fomentar el comportamiento responsable y promover la solidaridad. Para los empleadores sugiere: instruir sobre la situación a los trabajadores y comunicar a menudo con ellos, reforzar la higiene, designar une equipo de gestión de las emergencias y vigilar la situación diariamente, mandar a casa al personal que haya estado expuesto al virus y promover el trabajo en casa si es posible.

Publicado enInternacional
El portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian, en una rueda de prensa.

12.03.20 -“¿Cuándo comenzó el paciente cero en Estados Unidos? ¿Cuántas personas están infectadas? ¿Cómo se llaman los hospitales? Podría ser el Ejército de EE.UU. lo que llevó la epidemia a Wuhan. ¡Sé transparente! ¡Haz públicos tus datos! ¡Nos debe una explicación!”, ha escrito este jueves el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian, en su cuenta en Twitter.

El portavoz chino ha agregado también que el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EE.UU., Robert Redfield, admitió el miércoles, durante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, que algunos estadounidenses que aparentemente murieron de influenza tuvieron un resultado positivo para el nuevo coronavirus en el diagnóstico póstumo.

“Algunas muertes por influenza se infectaron en realidad con COVID-19, admitió Robert Redfield de CDC de EE.UU. en la Cámara de Representantes. Estados Unidos reportó 34 millones de casos de influenza y 20 000 muertes. ¿Cuántos están relacionados con COVID-19?”, ha explicado.

Asimismo, Zhao ha citado a Redfield, quien dijo que “algunos casos que fueron diagnosticados previamente como gripe en los Estados Unidos fueron en realidad COVID-19”.

Ante este panorama, el vocero ha catalogado “absolutamente INCORRECTO e INAPROPIADO” llamar a este virus como el “coronavirus chino” cuando su origen es en realidad en EE.UU.

Pese a que a finales de diciembre pasado comenzó el nuevo coronavirus en la ciudad china de Wuhan, el origen del brote del virus aún permanece un enigma.

Philip Giraldi, exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) de EE.UU. opina que su país podría haber “creado” al temido virus, en colaboración con Israel, como un arma de guerra biológica para dañar a China e Irán. Sus declaraciones se suman a varios análisis que no descartan el papel de EE.UU. en esta epidemia que ya ha sido catalogado de pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por: HispanTV / Aporrea | Jueves, 12/03/2020 09:13 PM

Publicado enInternacional
El coronavirus crea más alarmismo que mortalidad

El coronavirus tiene una tasa de mortalidad del 2%: 213 muertes de los 9.776 casos de enfermos confirmados en el mundo. Una tasa más baja que la de la gripe en España o que la de la epidemia del coronavirus SARS de 2002.

 La epidemia de neumonía causada por el coronavirus 2019-nCoV ha comenzado a desencadenar reacciones desmesuradas en algunos países. La Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió declarar la emergencia sanitaria internacional, para prevenir la manera en la que el brote puede afectar a los países con sistemas sanitarios más "deficientes", pero no porque exista un riesgo alto para la salud pública en todas las zonas del planeta. 

Este coronavirus, pese a la alta capacidad de mutación, tuvo hasta ahora una tasa de mortalidad que ronda al 2,2%. 213 muertes de los 9.776 casos de enfermos confirmados en el mundo. Una tasa de mortalidad más baja que la de la gripe en España: durante la temporada de 2017-2018 murieron 991 personas entre los 5.997 casos graves hospitalizados confirmados de gripe, llegando al 5,7%. Mientras que la epidemia del coronavirus SARS mató a unas 800 personas entre 2002 y 2003, una tasa de mortalidad del 10%.

Además, el número de casos recuperados del coronavirus 2019-nCoV casi llega al de las muertes. Hasta este viernes 31 de enero, había 187 personas sanas tras enfermar durante el último mes. Y el número de contagiados fuera de China está en 107.

Estos datos mantienen a las instituciones sanitarias entre la calma y la precaución. El Ministerio de Sanidad español trabaja cada día en contacto con instituciones como la OMS, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) o el Centro para la Protección de la Salud (agencia del Departamento de Salud de Hong Kong).

Para mantener el control se reúne también la Comisión de Salud Pública de forma constante y mantiene contacto permanente con el Centro de Coordinación y Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad (CCAES) y las Comunidades Autónomas. 

En un informe elaborado este viernes tras estas consultas, desde el Ministerio de Sanidad mandan un mensaje de tranquilidad. "En la situación actual, el riesgo global para la salud pública en España, en caso de detectar un caso importado en nuestro país, se considera moderado", sostienen desde el texto del ministerio. 

Además, el director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, aseguró este viernes que "hay indicios" de que "la epidemia tiene posibilidades de empezar a remitir". Añadió que se seguirían todos los protocolos recomendados por la OMS y que hay que ser cautos, pero que no hay ninguna alarma en España.

Simón también consideró que se ha creado un "temor infundado" en España por el brote e instó a "no caer en falsos alarmismos". El ministro de Sanidad, Salvador Illa, suscribió sus palabras en rueda de prensa y, ante el aumento de las ventas de mascarillas en las farmacias, dijo que "a día de hoy es una reacción un poco infundada".

Respecto a la posibilidad de que España prohíba los viajes a China, como ya lo han realizado otros países como Estados Unidos, Simón ha avisado de que la OMS no ha recomendado restringir los viajes, medida sobre la que están de acuerdo las autoridades sanitarias españolas.

De hecho, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, también explicó ayer que estas medidas no están incluidas en las recomendaciones que elaboraron los expertos. Según afirmó, confían en la "plena capacidad" de China "para combatir" la epidemia. La emergencia declarada de la OMS, por esto, está destinada a los países con sistemas sanitarios más deficitarios, entre los que no está España ni la mayoría de países europeos. 

MADRID

31/01/2020 22:09

Por BEATRIZ ASUAR

Publicado enSociedad
Página 26 de 26