Martes, 05 Marzo 2019 06:21

Trump endurece el cerco sobre Cuba

Trump endurece el cerco sobre Cuba

Estados Unidos deja que los ciudadanos estadounidenses demanden a una lista negra de empresas por activos que les fueron expropiados en la isla durante la revolución

La Administración de Donald Trump anunció este lunes una medida con la que se endurece el cerco contra la economía de Cuba al permitir que los ciudadanos estadounidenses puedan demandar a algunas empresas bajo control del Ejército o los servicios de inteligencia del régimen. En la práctica, significa que las empresas e inversores de terceros países quedan exentos de pleitos, pero la Administración deja abierta la puerta a seguir apretando las tuercas a la dictadura castrista por la misma vía, en un momento de alta tensión en la región a raíz de la crisis venezolana.


El proceso de “deshielo” iniciado por la Administración de Barack Obama con Cuba finalizó con la llegada de Trump a la Casa Blanca, que decidió limitar los viajes a la isla y prohibir las relaciones comerciales con el conglomerado de sus fuerzas armadas. El incremento de presión anunciado este lunes se articula a través del Título III de la conocida como ley Helms-Burton, que data de 1996, bajo el Gobierno del demócrata Bill Clinton. En teoría permite a los ciudadanos de origen cubano reclamar en los tribunales de Estados Unidos las propiedades que les fueron arrebatadas con motivo de la revolución hace más de medio siglo.


Todos los Gobiernos desde Clinton, sin embargo, han dejado sin efecto dicha parte de la norma por el alud de demandas que podría suponer (hasta 200.000 pleitos, según cifras recientes de Reuters) mediante una serie de suspensiones sucesivas del artículo que se renovaban cada seis meses. Esta vez, Washington ha optado por mantener la suspensión pero solo durante un mes, lo cual aumenta la presión sobre La Habana.


Las firmas extranjeras siguen protegidas por la dispensa durante dicho periodo, no las de la lista negra de empresas asociadas al régimen. En ella figuran organismos como el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y el del Interior, cinco grupos empresariales (Cimex, compañía turística Habaguanex, Gaesa, grupo turístico Gaviota y Unión de Industrias Militares) y una larga lista de hoteles en La Habana, Santiago y Varadero, entre otros enclaves, varios con la enseña Meliá e Iberostar, ambos propiedad de Gaviota.


La suspensión del artículo III, es decir, la prohibición de demandas para el resto, comenzará el 19 de marzo y finalizará el 17 de abril, según informó el Departamento de Estado. Tras dicho periodo, queda la puerta abierta a seguir endureciendo el embargo. Si ese artículo entrase en vigor de forma plena, medida que Trump ha evitado, cualquier empresa con intereses en la isla podría ser llevada a los tribunales por ciudadanos estadounidenses que considerasen que están usando terrenos o activos que en su día les fueron expropiados. Washington encendió las alarmas hace más de un mes, cuando aprobó una suspensión de tan solo 45 días, en lugar del semestre habitual, y anunció que se tomaba ese periodo para “revisar” la situación. Es lo mismo que ha afirmado esta vez, disparando las especulaciones.


La Administración de Trump considera que Cuba forma junto con Venezuela y Nicaragua una “troika tiránica” que se retroalimenta entre sí. Fuentes del Departamento de Estado recalcaron en una conferencia telefónica que la decisión de endurecer el embargo se ha tomado de forma completamente independiente, tras constatar que la nueva Constitución ratificada en referéndum el pasado 24 de febrero mantendrá el sistema político de la isla, gobernado por el único partido político legal: el comunista. La medida, no obstante, tiene lugar en un contexto de gran inestabilidad a raíz del pulso en Venezuela. Más de 50 países, entre ellos, Estados Unidos, reconocen al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino y reclaman la celebración de elecciones, mientras el líder chavista, Nicolás Maduro, sigue aferrado al poder con el apoyo de los militares.

Por Amanda Mars
Washington 4 MAR 2019 - 18:51 COT

 

Publicado enInternacional
Jefe del Comando Sur llegó a Curazao para coordinar distribuición de la "ayuda humanitaria" para Venezuela

Nota de Aporrea: "Aporrea se encuentra afectada por bloqueos efectuados por la telefónica nacional CANTV que impiden el acceso normal de nuestros usuarios y usuarias, desde hace varios días. Estos bloqueos son arbitrarios, sin procedimiento judicial o administrativo y totalmente fuera de la ley, con irrespeto del derecho a la libre información, expresión y opinión. Esto está ocurriendo dentro de Venezuela. Exigimos el restablecimiento pleno del acceso a Aporrea y el respeto de las libertades democráticas violentadas. Pedimos la solidaridad nacional e internacional de nuestros usuarios y usuarias, autores y autoras de artículos, así como de toda persona u organización que apoya la libertad de expresión".

 

14-02-19.-El almirante Craig Faller, jefe del Comando Sur de Estados Unidos, visitó la isla de Curazao, luego de que el Reino de Holanda anunciara que montará un centro de distribución de ayuda humanitaria en la isla caribeña.

El anuncio lo realizó el ministro de Relaciones Exteriores, Stef Blok, quien agregó que "el pueblo venezolano precisa de ayuda humanitaria".

"Por eso, Holanda y Curazao han decidido facilitar un puesto de distribución de ayuda humanitaria en Curazao, en estrecha cooperación con el presidente interino de Venezuela (Juan) Guaidó y Estados Unidos", apuntó.

Blok no adelantó cuándo ese centro de distribución comenzaría a operar, pero en una carta al Parlamento holandés explicó que "las modalidades exactas serán elaboradas más adelante".


El gobierno de Cuba denunció una escalada de presiones y acciones del Gobierno de EEUU con el fin de "preparar una aventura militar disfrazada de intervención humanitaria" en contra de Venezuela, e hizo un llamado a la comunidad internacional a movilizarse para impedir que dicha operación tenga éxito.


Mediante una declaración pública, la Cancillería de Cuba denunció que "entre el 6 y el 10 de febrero de 2019, se han realizado vuelos de aviones de transporte militar hacia el Aeropuerto Rafael Miranda de Puerto Rico, la Base Aérea de San Isidro, en República Dominicana y hacia otras islas del Caribe estratégicamente ubicadas".


El movimiento de tropas estadounidenses, se suma al de la Marina Real británica, que se encuentra apostado en la isla de Curazao, a 80 kilómetros de las costas de Venezuela.


Security in the #Caribbean: Following his visit to Brazil, #SOUTHCOM Adm. Craig Faller visiting the Dutch Caribbean island #Curaçao to meet w/ leaders to discuss regional security & cooperation. #EnduringPromise pic.twitter.com/20zJtWgUkM


— US Southern Command (@Southcom) 13 de febrero de 2019

Por: Aporrea-Agencias | Jueves, 14/02/2019 05:20 PM |

Publicado enCrisis Venezuela
El director para Asuntos de Latinoamérica del Consejo de Seguridad Nacional, Mauricio Claver-Carone. Foto: EPA.

Estados Unidos afirmó este martes que está evaluando seriamente volver a incluir a Cuba en su lista de Estados patrocinadores del terrorismo, que supone la imposición de sanciones económicas, debido a sus acciones en Venezuela y su apoyo a la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN).

En una entrevista con EFE, el encargado de Latinoamérica en la Casa Blanca, Mauricio Claver-Carone, aseguró que “Cuba parece estar dispuesta y obsesionada por escribirse su propio guión para que se le reintegre a esa lista”, de la que salió en 2015.


“Estamos revisando (la posibilidad de incluir a Cuba en la lista) no solamente por sus acciones en Venezuela, (sino también) por su apoyo a grupos terroristas como el ELN, y por los ataques a nuestros diplomáticos y a los diplomáticos canadienses” en la isla, afirmó el funcionario de origen cubano, nacido en Miami y férreo defensor del bloqueo contra Cuba.
Corea del Norte, Siria, Sudán e Irán integran ahora la lista de Estados patrocinadores del terrorismo que publica anualmente el Departamento de Estado de EE.UU., y que tiene como consecuencia sanciones como la prohibición a la venta de armas y a la ayuda económica.


Cuba formó parte de esa espuria “lista negra” durante más de tres décadas, desde 1982 y hasta 2015, cuando el entonces presidente estadounidense, Barack Obama, ordenó su retirada del listado en medio de un clima de deshielo entre los dos países.


La posible sanción a Cuba se sumaría a otra medida que promete tensar aún más las relaciones con la isla: la posibilidad de que Washington active una provisión legal que permitiría a los cubano-estadounidenses reclamar ante cortes de EE.UU. propiedades que les fueron expropiadas tras la Revolución cubana.

30 enero 2019

(Con información de EFE)

 

Publicado enInternacional
Los golpes que prepara EEUU contra Venezuela

La nueva estrategia que impulsa EEUU para derribar al Gobierno de Nicolás Maduro pasa por la creación de un 'Estado paralelo' apoyado por el Grupo de Lima, afirmando la ilegitimidad del Gobierno y reconociendo a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como presidente legítimo, para allanar el camino de medidas desestabilizadoras.

 

Una organización de venezolanos 'exiliados' en Miami, creada por el teniente coronel José Antonio Colina, involucrado en atentados terroristas en Caracas en 2003, pidió el pasado 15 de enero al presidente de la Asamblea Nacional que, como 'presidente' de Venezuela "designe una junta directiva de Citgo, filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), en EEUU". La empresa es una de las principales fuentes de divisas de Venezuela y, si consiguieran su objetivo, que pasa necesariamente por la aprobación de Washington, sería un avance importante en la asfixia económica del Gobierno de Maduro.

Citgo Petroleum Corporation es una refinadora de petróleo y comercializadora de gasolina, lubricantes y petroquímicos de propiedad del Estado de Venezuela y filial de PDVSA en Estados Unidos. Su sede está en Houston (Texas) y es la principal filial fuera del país. Fue propiedad de Occidental Petroleum y luego de la Corporación Southland, hasta que en 1990 fue completamente adquirida por Venezuela.


Citgo tiene en la actualidad tres refinerías en EEUU, 48 terminales de almacenamiento y distribución con unas 6.000 estaciones de servicio. Tiene capacidad para procesar 749.000 barriles de crudo al día, lo que la sitúa como la sexta empresa del sector en EEUU.

Durante el Gobierno de Hugo Chávez, a partir de 2005 y hasta 2013, alrededor de dos millones de estadounidenses en 25 estados recibieron el equivalente a 860 millones de litros de gasóleo por un valor de 465 millones de dólares de la petrolera Citgo, en un programa de ayudas sociales que se materializó luego de los huracanes Rita y Katrina en colaboración con la organización Citizens Energy Corporation.

En agosto de 2018, un juez federal de EEUU autorizó a la canadiense Cristallex International Corporation, una compañía minera extinta, a apoderarse de acciones de PDV Holding, una de las sociedades que posee Citgo, por derechos mineros perdidos en territorio venezolano. Caracas consiguió evitar que la minera canadiense se hiciera con Citgo al abonar los 1.200 millones de dólares que reclamaba.

La empresa es la principal fuente de dinero fresco y está en la mira de la Casa Blanca. Por un lado, Venezuela tiene acreedores que podrían seguir el ejemplo e interponer juicios para cobrarse lo adeudado con Citgo. Por otro, ahora la comunidad internacional amenaza con reconocer a Juan Guaidó como presidente legítimo, que podría tomar decisiones sobre la empresa.

La presión contra Venezuela se está incrementando de forma exponencial. La Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitución, integrada por 'chavistas críticos' que en otros momentos se posicionó contra algunas decisiones de Maduro, libró un documento en el que denuncia que EEUU y sus aliados como el Grupo de Lima y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, pretendan "imponer la tesis del 'Estado fallido' al demostrarse, según ellos, la 'ilegitimidad de origen' del presidente, para luego justificar su intervención en Venezuela, siguiendo la ruta de la creación de un 'Estado paralelo', como hicieron en Libia".

20:08 23.01.2019URL corto

Publicado enInternacional
Martes, 15 Enero 2019 06:39

Tiempo de tempestades

Tiempo de tempestades

El presidente de Venezuela afirmó que este año será el de la estabilización económica. “Sopla tempestad que tengo pueblo”, dijo parafraseando

a Shakespeare al presentar su plan.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó ayer que este año será el de la estabilización económica, al mismo tiempo que dijo que con la economía venezolana se ha cometido un crimen de lesa humanidad. El mandatario presentó ayer frente a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) el Plan de la Patria –la hoja de ruta para su nuevo mandato, hasta el 2025– y dio un balance sobre su gestión en 2018. En su alocución, cargó contra la oposición, contra Estados Unidos, contra la traición de algunos funcionarios y contra los gobernantes de derecha en América Latina.


“Sopla tempestad que tengo pueblo, que tengo Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), tengo Asamblea Nacional Constituyente y tengo historia para maniobrarte”, afirmó Maduro, parafraseando a Shakespeare en la entrega de la Memoria y Cuenta de 2018. En su balance, el presidente afirmó que entre 2013 y 2018 hubo una caída del 94 por ciento de los ingresos petroleros de Venezuela, y explicó que a causa de esto, se produjo un reto para la inversión social, dijo, más aun debido al ataque continuado contra la economía venezolana. Sin embargo, aseguró que la inversión social en áreas como salud, educación y tecnología había aumentado y prometió: “Este año va a ser el año de la estabilización de la economía”. Además, el mandatario dijo que las sanciones de Estados Unidos no harán que Venezuela de marcha atrás. “A cualquier otro país, todos esos ataques que sufrimos nosotros los hubiera hecho sucumbir. A nosotros nos hizo más fuertes. La oligarquía colombiana y Washington han cometido un crimen de lesa humanidad con nuestra economía”, afirmó. “Imperialismo: quédate con tus sanciones que los venezolanos y las venezolanas saldremos adelante”, sentenció.


Para ello, Maduro realizó un llamado a los empresarios locales para que lo acompañen. “Hago un llamado a los empresarios de este país, los que se sienten venezolanos o los inversionistas que quieren trabajar aquí. Ustedes saben que pueden confiar en mí, acompáñenme, voy a gobernar 6 años más”, afirmó. A continuación, el presidente defendió el modelo económico venezolano. “Se trató de crear una mentira de que el modelo venezolano es enemigo de la empresa privada. Nuestro modelo es mixto, donde las empresas estratégicas están en manos del Estado”. Además, subrayó: “Yo no soy ni un capitalista ni un neoliberal, pero tampoco soy un obtuso. Aquí nadie venga a creer que vamos a privatizar. Pero si puedo traer asesoría e inversión extranjera lo debemos conseguir”.


Durante la entrega de su Memoria y Cuenta, el líder chavista reiteró que un grupo de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) había detenido el domingo al presidente del Parlamento, el opositor Juan Guaidó, en un procedimiento irregular y por el que los agentes implicados habían sido destituidos. “Destituidos por prestarse a un ‘show’ mediático en contra del interés nacional y así voy a actuar con cualquier funcionario que traicione el juramento público y cualquier funcionario que se preste, sea quien sea, se presente a donde se presente. Mano de hierro a la traición”, expresó. En su discurso dijo, así, que la breve detención de Guaidó fue un “show” que contó “con la cooperación corrupta y traidora” de los agentes destituidos. La Constituyente, integrada solo por oficialistas, emitió también ayer un decreto en el que ratifica y reconoce a Nicolás Maduro como jefe de Estado, de Gobierno y comandante en jefe de la FANB, en medio de las voces que no reconocen la legitimidad del segundo mandato del líder chavista.


Al presentar las directrices del Plan de la Patria para el nuevo período, Maduro afirmó que se espera que para el 2025 se produzcan 5 millones de barriles diarios de petróleos y que esto se logrará, dijo, con la incorporación de tecnología y rompiendo con las mafias. Maduro se dijo cansado de la corrupción en la administración pública, como en la estatal Petróleos de Venezuela, y pidió el apoyo de todo un país para limpiar esta empresas. “Me juro mi vida, mi honor y mi moral en esta batalla que asumo como personal”, sentenció.


El mandatario subrayó que los chavistas tienen un sistema detallado que permite dar continuidad a los logros sociales alcanzados y a superarse a sí mismos, y se preguntó si la oposición de derecha sostendría esos logros. “¿Podría la derecha, si ganara, conservar los logros y llevar al país a un futuro de bienestar? Ahí tienen el ejemplo de Argentina, le bajaron las pensiones a los viejitos, se endeudaron como no se hacía en años. En Brasil tienen a Bolsonaro, que es un Hitler de los tiempos modernos. Ahí está, privatizando el petróleo”, afirmó Maduro.

Publicado enInternacional
Miércoles, 09 Enero 2019 06:02

EU castiga a los venezolanos

John Bolton, durante una comparecencia ayer en la Casa Blanca.

En línea con el afán de Estados Unidos (EU) de derrocar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y de imponer en ese país un gobierno favorable a sus intereses, el Departamento del Tesoro del país vecino anunció ayer un nuevo paquete de sanciones contra la nación sudamericana. Entre las medidas económicas hostiles destacan diversas restricciones, prohibiciones y persecuciones comerciales y financieras contra 23 empresas venezolanas y siete personas físicas.


Poco después, el gobierno de Caracas presentó un recurso ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), y advirtió que tanto las restricciones comerciales como la prohibición de viajes a ciudadanos venezolanos incluidos en la “lista negra” de Washington son violatorias de las normas internacionales.


Más allá de tales señalamientos es claro que las represalias económicas y comerciales –que han sido por tradición uno de los instrumentos favoritos del intervencionismo estadunidense en el mundo–, suelen ser un mecanismo políticamente ineficaz, pero terriblemente lesivo para las poblaciones, las cuales acaban pagando las consecuencias en forma de penurias y caídas en sus niveles de vida y bienestar. El caso emblemático de esta consideración es el bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba desde hace casi seis décadas: esa medida, universalmente condenada año con año en la Asamblea General de las Naciones Unidas, ha impedido, en efecto, el crecimento económico de la isla y se ha traducido en un sufrimiento indecible para su población, pero no ha logrado que los cubanos depusieran su determinación de vivir en un modelo político y económico distinto al que Washington pretendía imponerles.


En la circunstancia actual de Venezuela, es evidente que las restricciones a los intercambios internacionales de dos decenas de empresas de ese país incrementarán las carencias, el desempleo y los problemas internos del país sudamericano. Y es paradójico que tales sanciones hayan sido adoptadas bajo el paraguas propagandístico e ideológico que le dio a Washington la declaración emitida el viernes anterior por el Grupo de Lima –que honrosamente la representación mexicana se abstuvo de firmar– en la que se tachó de “ilegítima” la presidencia venezolana, habida cuenta que ese cónclave dice actuar movido por el propósito de ayudar a los venezolanos a superar la crisis política y económica que padecen.
El injerencismo de los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía llegó al colmo de pedir que Maduro se abstuviera de tomar posesión mañana, cuando empieza su nuevo mandato.


Los problemas de Venezuela deben ser resueltos por los ciudadanos de ese país en forma pacífica, mediante el diálogo y la negociación política. La imposición de sanciones comerciales y financieras, así como las agresiones diplomáticas de gobiernos extranjeros no sólo no contribuyen a ello, sino que dificultan el entendimiento entre los venezolanos.

Publicado enInternacional
México evita firmar el acuerdo del Grupo de Lima que rechaza al nuevo Gobierno de Maduro

López Obrador apuesta por una salida negociada mientras el bloque diplomático pide nuevas elecciones y amenaza con sanciones económicas

México ha consolidado el giro ideológico en su política exterior que había adelantado el triunfo de Andrés Manuel López Obrador. El país se ha negado este viernes a sumarse a 13 naciones del Grupo de Lima que han rechazado el nuevo Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. Los cancilleres, reunidos en Perú, han concluido que no reconocerán el nuevo mandato del régimen venezolano porque la elección celebrada el 20 de mayo de 2018 fue “ilegítima”, según el comunicado conjunto que ha sido desairado por la Administración de López Obrador. El bloque diplomático no participará en la toma de posesión de Maduro, el próximo 10 de enero para un nuevo período que concluirá en 2025.

La negativa mexicana hizo que el encuentro entre cancilleres del grupo creado en agosto de 2017 para intentar devolver la democracia en Venezuela durara menos de lo pensado. Los representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía contemplaban que la reunión concluiría la tarde del viernes, pero la discrepancia del Gobierno mexicano, vocalizada con claridad por el subsecretario Maximiliano Reyes Zúñiga, encargado para América Latina y el Caribe, no dejó lugar a dudas.


“México hizo una declaración previa de que no se sumarían, pero seguirán siendo miembros plenos y activos del Grupo de Lima, porque prefieren mantener abiertos los canales diplomáticos para ver si a través de ellos es posible llegar a una solución negociada”, informó a EL PAÍS una fuente de la cancillería peruana. "México continuará promoviendo la cooperación internacional, el respeto a la autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de controversias y el respeto", anunció Reyes a sus contrapartes.


Esta posición fue la única fisura en la postura conjunta adoptada ayer en Lima en el Palacio de Torre Tagle, la sede de la cancillería. “La declaración tiene un mensaje político contundente, el principal es el no reconocimiento de la legitimidad del nuevo régimen venezolano”, aseguró el canciller peruano Néstor Popolizio. El Grupo de Lima ha instado a Maduro a respetar las atribuciones de la Asamblea Nacional, el Congreso en manos de la oposición que ha sido neutralizado con el chavista Asamblea Constituyente. Los cancilleres latinoamericanos incluso instaron a Caracas que le transfiera el poder ejecutivo aquella Asamblea para realizar nuevas elecciones presidenciales.


Los 13 cancilleres pactaron también “reevaluar el estado de las relaciones diplomáticas” con Caracas e impedir la entrada de altos funcionarios del régimen chavista a sus países. Tampoco descartan prevenir el acceso al sistema financiero del Gobierno venezolano o congelar sus activos, precisó Popolizio. El Grupo ha decidido elaborar listas de personas y empresas “con las que entidades financieras y bancarias de sus países no deberán operar o deberán tener una especial debida diligencia”. También suspenderán cualquier cooperación militar con Caracas evitando la transferencia de armas y evaluarán los permisos de sobrevuelos de naves de las fuerzas armadas chavistas.


El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aseguró a este periódico que el Gobierno de México “coincide” en la preocupación que la crisis política de Venezuela ha generado en la región. “Pero no coincidimos en las medidas”, ha señalado el encargado de Exteriores de López Obrador, quien no viajó a Lima. La postura coincide con el principio de no intervención en asuntos internos que la nueva Administración mexicana perfiló en la campaña presidencial de este verano.


El giro impreso por Ebrard rompe con el de su antecesor, Luis Videgaray. El canciller de Peña Nieto había sido uno de los principales críticos del régimen de Maduro, llegándose a reunir con varios opositores, y uno de los protagonistas dentro del Grupo. Pero las elecciones de julio permitieron que las relaciones entre México y Caracas subieran de temperatura. El gesto más notorio de esto fue la presencia de Maduro en la recepción oficial de López Obrador el pasado 1 de diciembre. El venezolano, sin embargo, no tuvo un rol estelar en la ceremonia debido al gran repudio que su presencia desató en México. México, sin embargo, no devolverá el favor el próximo 10 de enero. Será la encargada de negocios de la embajada quien acudirá al inicio del nuevo Gobierno venezolano.


El régimen venezolano enfrenta una creciente presión internacional. Aunque Estados Unidos no hace parte formalmente del Grupo de Lima, el secretario de Estado, Mike Pompeo, aprovechó esta semana su visita a la toma de posesión del ultraderechista Jair Bolsonaro para apuntalar el frente continental contra Maduro, informa Santiago Torrado. En Brasilia, el jefe de la diplomacia estadounidense pactó con el recién posesionado presidente cooperar para impulsar los derechos humanos en Venezuela, y en su escala en Colombia elogió el compromiso del Gobierno de Iván Duque para restablecer la democracia y articular los esfuerzos regionales. “Debemos unirnos para rechazar la dictadura de

Por JACQUELINE FOWKS / LUIS PABLO BEAUREGARD
Lima / México 4 ENE 2019 - 20:11 COT

Publicado enInternacional
Cuba acusa a EEUU de intentar asfixiarla económicamente con las nuevas sanciones

El pasado martes el Departamento de Estado estadounidense añadió veintiséis compañías de Cuba a una lista negra de entidades con las que prohíbe hacer negocios a sus ciudadanos y compañías.


Cuba denunció la "decisión agresiva" de EEUU de añadir veintiséis compañías de la isla a la lista de empresas con las que los estadounidenses tienen prohibido negociar, y acusó a Washington de intentar "asfixiar económicamente" al país caribeño.


Para La Habana, es "una lista arbitraria" cuya "verdadera naturaleza es continuar endureciendo el 'bloqueo', asfixiar económicamente a Cuba y tratar de demonizarla con acusaciones deshonestas", aseguró el director para Estados Unidos de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío.


El pasado martes el Departamento de Estado estadounidense añadió veintiséis compañías de Cuba, entre ellas dieciséis hoteles, a una lista negra de entidades relacionadas con las Fuerzas Armadas cubanas con las que prohíbe hacer negocios a sus ciudadanos y compañías.


Este anuncio supone la restricción más notable al proceso de apertura bilateral, desde las medidas que ordenó el presidente estadounidense Donald Trump en su discurso de junio de 2017.


Washington justificó este recrudecimiento en las sanciones hacia la isla por el presunto papel cubano en la crisis de Venezuela.


En declaraciones publicadas en la web oficial del Ministerio de Exteriores de la isla, Fernández de Cossío recordó que el mundo rechazó casi unánimemente el embargo estadounidense "como demostración del aislamiento y el descrédito de su política de agresión contra Cuba".


La lista se creó a raíz de la orden que Trump emitió en junio de 2017 para prohibir las transacciones con empresas controladas por los servicios militares, de inteligencia y de seguridad de Cuba, una restricción de la que se eximía a los cruceros y las aerolíneas estadounidenses.


Hasta ahora, el listado afectaba a 180 entidades, entre ellas el conglomerado empresarial del Ejército, el Grupo de Administración Empresarial S.A. (GAESA), que se calcula que controla alrededor de dos tercios del comercio minorista de la isla; y su grupo Gaviota, que maneja alrededor de la mitad de la capacidad turística del país.


Entre los hoteles sancionados hay dos administrados por la compañía española Iberostar, —el Grand Packard Hotel, recién inaugurado en La Habana, y el Bella Vista en Varadero—, y un establecimiento que no ha abierto aún sus puertas, el SO/ Havana Paseo del Prado, en la capital.


Los estadounidenses que visiten la isla tampoco podrán hacer compras en siete centros comerciales sujetos a las sanciones en lugares como Cayo de Santa María o Cayo Coco.
El Departamento de Estado advirtió de que seguirá "actualizando periódicamente" la lista.


Las sanciones y restricciones impuestas a los viajes de estadounidenses a Cuba han provocado una caída en las llegadas de turistas extranjeros a Cuba, que espera recibir este año 4,7 millones de viajeros.


El turismo es la segunda fuente de ingresos de Cuba por detrás de la exportación de servicios profesionales, lo que supone una contribución del 10% al PIB y genera medio millón de empleos.

LA HABANA
17/11/2018 18:05 Actualizado: 17/11/2018 18:05

Publicado enInternacional
Lunes, 05 Noviembre 2018 06:24

“El problema es el bloqueo financiero”

“El problema es el bloqueo financiero”

El funcionario venezolano Rangel afirma que más de 1600 millones de dólares están retenidos en Europa y Estados Unidos. Además, señala que el modelo rentista se agotó en su país y explica el plan de recuperación de Maduro.

El modelo rentista se agotó en Venezuela, y, por eso, se está llevando adelante una transformación en la economía, dijo el ministro de Ecosocialismo y Aguas, Heryck Rangel, en diálogo con Páginal12. El funcionario, militante ecologista y miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela desde su juventud, estuvo en Buenos Aires para asistir al Foro de ministros de medio ambiente de América Latina y el Caribe. “Venezuela tiene hoy un proyecto de país, un proyecto que visualiza aprovechar los recursos para el desarrollo económico integral del país sin sacrificar a las generaciones futuras”, afirma Rangel, quien no cree que una economía fundamentalmente extractivista entre en contradicción con el cuidado del medioambiente siempre y cuando esté planificada.
–¿Cómo está la situación económica y social en Venezuela hoy?
–En Venezuela estamos viviendo en este momento una revolución económica. Este modelo económico productivo se fundamenta en el petróleo, en los recursos mineros del país, pero sobre todo se apalanca en la necesidad de que se desarrollen pequeños productores asociados y se desarrolle el agro que es una tarea pendiente de Venezuela. Este momento que estamos viviendo también nos ha permitido reflexionar sobre el modelo de desarrollo que teníamos, porque el rentismo se agotó como modelo y Chávez ya lo había anunciado. Y por eso ahora el presidente Nicolás Maduro ha anunciado el plan de recuperación, crecimiento y prosperidad económica. Un plan integral que busca una disciplina fiscal que incluye una reconversión monetaria, la protección del salario de los trabajadores y que busca incentivar el ahorro en bolívares y en oro.
–¿Cuáles serían los actores importantes dentro de esta reconversión económica?
–Primer actor, el Estado como regulador de la economía, como orientador. Número dos, los privados. El problema es que tenemos bloqueo financiero. A nivel internacional tenemos recursos de más de 1600 millones de dólares de Venezuela, dineros transparentes cuyo origen puede ser auditable, están retenidos en Europa y en Estados Unidos, y son recursos que necesitamos. Y a nosotros nos da mucha risa que el gobierno de Estados Unidos diga: “Vamos a hacer un fondo de 50 millones de dólares para ayudar Venezuela que está atravesando una crisis humanitaria”, porque, entonces, ¿por qué no nos devuelven nuestros 1600 millones de dólares?
–¿Usted no cree, entonces, que haya una crisis humanitaria?
– No hay una crisis humanitaria. Nunca la ha habido. Realmente nosotros estamos atravesando problemas producto del bloqueo. Además, otro problema. ¿Por qué el gobierno colombiano tolera que haya un contrabando de extracción del combustible venezolano y se venda impunemente en Colombia? ¿Por qué en Colombia se venden los billetes venezolanos?
–¿Con qué fin?
–Bueno, dejar al país sin masa monetaria, dejar al país sin efectivo para generar crisis. Hay un contrabando de extracción desde Venezuela hacia Colombia permitido por el gobierno colombiano. No puede permitirse en Colombia la distribución de alimentos y medicinas venezolanas. Entonces, tú observas que hay un trasfondo político desde Colombia muy interesado en desestabilizar la economía venezolana, con la intención de que se genere un conflicto social que desencadene un cambio de gobierno.
–¿Usted no estima que haya un conflicto social en Venezuela hoy en día?
– Superado. Lo superamos. El año 2017 fue un año muy difícil para no- sotros, quisieron llevarnos al borde de una guerra civil. La oposición venezolana es muy irresponsable. Es una oposición que lanzó a la calle jóvenes, que comenzó una campaña de odio hacia las clases más pobres, a los chavistas, a lo que pareciera chavista. Y hoy por hoy esa derecha que llamaba al odio se fue toda del país. Huyeron. Y en el pueblo hay una oposición que nosotros respetamos, porque estamos en democracia.
–¿Cómo ve la acusación por parte de la oposición y el gobierno de Estados Unidos de que detrás de la muerte del concejal Fernando Albán esté Maduro?
–Nosotros estamos convencidos de que el presidente Nicolás Maduro nada tiene que ver con esa acción deliberada de ese señor, a cuya familia expresamos nuestro pesar porque realmente es muy doloroso perder a un ser querido. Nosotros no vamos a permitir nunca que se ponga en tela de juicio los derechos humanos en nuestro país.
–Hace unos días salió un informe que dice que más de la mitad de los médicos venezolanos habían emigrado.
–Hay una política deliberada de algunos países de América Latina, entre ellos Chile, de captar ese talento venezolano (en Venezuela estudiar medicina es gratuito). Entonces, de forma deliberada gobiernos de derecha están fomentando una fuga de cerebros. Y no sólo son médicos, ¿qué pasa con la migración venezolana que la hace distinta a la de otros países? Que viene personal muy calificado académicamente. Venezuela nunca había conocido la emigración. Es muy mínimo, también, lo que ha migrado en los últimos años. En Venezuela somos 30 millones de habitantes y la proyección es que han migrado un millón de personas.
–Pero la ONU dice que son 2,3 millones.
– Dos millones. No llega ni al diez por ciento de la población venezolana. Preguntate cuántos ecuatorianos están en el extranjero, cuántos colombianos, cuántos peruanos. En Venezuela hay gente que se dedica a la captación, así como hay visitadores médicos, llega gente a promocionar cosas del estilo “mira, vamos para Argentina, en Argentina hay empleo, vas a llegar, tener tu vivienda, tu carro del año y el celular del año”. Entonces, si ves el perfil de los que migran, son jóvenes profesionales muy calificados, que cayeron en esta propaganda. Porque al final esto es una guerra, nosotros lo vemos así, solo que no hay bombas, gracias a Dios.
–Los gobiernos de los países vecinos no se han portado muy bien con los migrantes venezolanos...
–No se han portado bien. Tu has observado por ejemplo como acá en Argentina, como en Chile, en Perú, en Ecuador, en Colombia, en Brasil, gobiernos de derecha que hablan de una recepción de unos refugiados y luego los maltratan y nosotros lo hemos dicho a nivel mundial. En Venezuela hay cinco millones de colombianos. Si la crisis es venezuela fuese de la magnitud que se quiere vender al mundo, ¿por qué no se han vuelto a Colombia los cinco millones de colombianos? Deberían ser los primeros en pedir ayuda para que los saquen del país.

Publicado enInternacional
Condenan 189 países de la ONU bloqueo de EU a Cuba

Nueva York. Todo el mundo, con excepción de dos países, condenó el bloqueo estadunidense a Cuba, y Washington respondió con el anuncio de más sanciones contra la isla y lanzando una nueva –más bien, vieja– ofensiva retórica al calificar a Cuba, Venezuela y Nicaragua de formar una "troika de tiranos".

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) votó de manera abrumadora –como cada año desde 1992– en favor de una resolución condenando el bloqueo a Cuba, en vigor desde 1960. De los 193 países miembros de la ONU, 189 votaron por la resolución; sólo dos lo hicieron en contra: Estados Unidos e Israel (Moldavia y Ucrania no votaron).

En 2016, cuando el gobierno de Barack Obama negoció el inicio de la normalización de relaciones, fue el único año en que Washington no votó (se abstuvo).

A la vez, una serie de enmiendas promovidas por Washington criticando a Cuba fueron derrotadas al contar sólo con tres votos en favor –Estados Unidos, Israel y Ucrania– mientras 114 votaron en contra y 65 se abstuvieron.

Bruno Rodríguez, canciller de Cuba, afirmó que el bloqueo es "una violacion flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos de hombres y mujeres" de la isla. En torno a las enmiendas promovidas por Washington, señaló que "el gobierno de Estados Unidos no tiene la menor autoridad moral para criticar a Cuba o cualquier otro país en materia de derechos humanos".

Apuntó como ejemplo, desde el uso de armas de destrucción masiva durante la Segunda Guerra Mundial, hasta la realización de ejecuciones extrajudiciales y tortura, así como la violacion de los derechos humanos y civiles de sus propios ciudadanos y residentes, incluyendo las minorías raciales y los inmigrantes.

La embajadora estadunidense ante la ONU, Nikki Haley, quien está por dejar el cargo, declaró después de la derrota de su país en la máxima casa de la comunidad internacional, que la ONU había "abandonado" al pueblo cubano, que "ha sido dejado, otra vez, a la deriva de los vientos brutales de la dictadura de Castro", y aseguró que Estados Unidos continuará al lado del pueblo cubano.

Poco después de su derrota en la ONU, el régimen de Trump pareció refugiarse en la nostalgia de la guerra fría.

En un discurso en Miami –capital del exilio anticastrista y antichavista– el asesor de Seguridad Nacional de Trump, John Bolton, anunció que Trump había firmado una orden ejecutiva que incluye la imposición de nuevas sanciones contra Cuba, Venezuela y próximamente Nicaragua.

En el caso de Nicaragua, advirtió que “la democracia tiene que ser restaurada al pueblo (…) y hasta entonces el régimen nicaragüense, al igual que Venezuela y Cuba, sentirán el peso del régimen de sanciones robustas de Estados Unidos”.

Llamando a Cuba, Venezuela y Nicaragua como la troika de la tiranía (ecos del famoso eje del mal del último presidente, Bush hijo, con el cual trabajó), Bolton llamó a sus gobernantes "payasos" y advirtió que Washington está a la espera de que caigan. Declaró que esos "Tres Chiflados del socialismo son verdaderos creyentes, pero rinden culto a un dios falso".

Más aún, expresó la complacencia del régimen de Trump por las elecciones de "líderes afines" como Jair Bolsonaro en Brasil e Iván Duque en Colombia (no hizo referencia a Andrés Manuel López Obrador, según versiones en los medios).

En una entrevista con el diario Miami Herald, Bolton confirmó que la Casa Blanca está considerando nuevas medidas contra Cuba, que incluyen permitir que exiliados cubanos que perdieron sus propiedades en la isla presenten demandas legales en tribunales estadunidenses, entre otros cambios en la política de Washington contra el gobierno cubano.

En torno a Venezuela negó que Washington esté contemplando una acción militar contra el gobierno de Nicolás Maduro, pero dijo que sí se están evaluando más sanciones con la ayuda de gobiernos aliados en la región.

Todo observador reconoció que el tono y el momento del mensaje estaba enfocado en la coyuntura electoral con el equipo de Trump que busca promover el voto de estas bases en Florida para tratar de defender su mayoría en el Congreso.

Eduardo Gamarra, profesor de la Universidad Internacional de Florida, comentó a NBC News que los republicanos han convertido las elecciones en una contienda entre "comunismo contra capitalismo" y “muchos de ellos han resucitado la guerra fría. Hace que personas, como los (exiliados) nicaragüenses, salgan a votar ‘republicano’ cuando se pone en esos términos”.

Como en los no tan viejos tiempos, la política estadunidense hacia América Latina se vuelve a hacer en Miami.

Publicado enInternacional