Clase media, pilar de la política exterior y la seguridad nacional de EU: Jake Sullivan

A 41 días antes de la elección presidencial que descolgó Joe Biden, el israelí-estadunidense Jake Sullivan, quien luego fue ungido como su asesor en Seguridad Nacional, contribuyó con otros 10 autores a un ensayo relevante, bajo la égida del think tank global Carnegie Endowment for International Peace –con sede en Washington y que publica la revista Foreign Policy–: "Cómo forjar una política exterior de Estados Unidos que sea mejor para la clase media" (https://bit.ly/3g5KOiR)”.

Hoy el ensayo de marras cobra mayor relevancia por la enorme influencia de Sullivan, quien participó en la trascendental cumbre entre los presidentes Biden y Putin en Ginebra, además de su impactante periplo a Latinoamérica: "Asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, en visita sorpresa a México, después de Brasil y Argentina" https://bit.ly/3jVqpht).

Un grave error del ensayo colectivo radica en que desprende sus suposiciones en los etéreos hallazgos de la encuestadora Gallup, en plena etapa electorera, donde expone, durante la intensa fase de "Primero Estados Unidos" de Trump, una brecha descomunal de 45 por ciento entre demócratas, que favorecen el TLCAN, y los republicanos que lo apoyan con un magro 22 por ciento (https://bit.ly/2VTiGbC). ¡Y eso que el TLCAN fue un invento del republicano Daddy Bush!

Basar una política exterior en aleatorias encuestas efímeras pone en riesgo cualquier esquema de seguridad nacional cuando los teoremas de la geopolítica no son tan caprichosos.

Su tesis nodal es que "Estados Unidos debe ser fuerte domésticamente para ser fuerte en el exterior" cuando el "pilar crítico del poder de Estados Unidos radica en su clase media (¡mega-sic!)" que hoy "se encuentra en un estado precario (sic) después de tres décadas de primacía de Estados Unidos en el escenario mundial", por los "desafíos económicos" de la “globalización, cambio tecnológico, desequilibrios financieros y cargas fiscales… mucho antes que Covid-19 sumergiera al país en su peor crisis económica” y "haya expuesto y exacerbado las profundas inequidades en su sociedad".

El ensayo propone que para que Estados Unidos "tenga alguna oportunidad de renovación doméstica debe concebir su rol en el mundo de manera diferente", por lo que emite "cinco amplias recomendaciones":

  1. "Ampliar el debate más allá del comercio". A mi juicio, Estados Unidos militarizó el comercio en forma infructuosa y, en términos geoeconómicos, cosechó fracasos notables con Obama mediante sus fallidos TPP(https://bit.ly/3pYhoX5), TTIP (https://bit.ly/3CM4py5) y TISA (https://bit.ly/3g1FgWk) –sin contar el sonoro fracaso del FTAA de Baby Bush, diseñado para todo el continente americano– y que en su conjunto sucumbieron ante el arrollador RCEP de China (https://bit.ly/3AFZRHO).
  1. "Afrontar los efectos distributivos de la política económica foránea". Ya es tautológico insistir en que la perniciosa globalización destruyó a la clase media en Occidente.
  1. "Romper los silos (sic) de la política doméstica y foránea". Todavía los "intereses nacionales están articulados a través del prisma de la seguridad (sic) y la competencia geopolítica" y ahora las "amenazas (sic) a la prosperidad y seguridad de la clase media exigen un prisma más amplio" con los temas "económicos y sociales".
  1. "Abolir los caducos principios organizadores de la política exterior de Estados Unidos". "Corregir su sobre-extensión", sin tocar los "gastos de defensa". ¡Ésta es justamente su cuadratura del círculo!
  1. "Edificar un nuevo consenso político en torno de una política foránea que sea mejor para la clase media". ¡Otra cuadratura de otro círculo! Se trata ante todo de "preservar los beneficios del dinamismo de los negocios y de la apertura comercial, mientras incrementa en forma masiva (sic) la inversión publica (¡mega-sic!) para mejorar la competencia, resiliencia y crecimiento económico equitativo (sic) de Estados Unidos" que "tendría menos (sic) objetivos ambiciosos evitando (sic) cambios de régimen y la transformación de otros países mediante intervenciones militares" (¡mega-sic!). ¡Aquí Jake Sullivan y su cohorte hablan de otro país!

www.alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: alfredojalifeoficial

Publicado enInternacional
Haití: Aumenta el número de muertos por el terremoto

La cifra de víctimas llegó a casi 1300 y alrededor de 6000 heridos

El número de muertos en el poderoso terremoto de Haití se disparó a casi 1.300 el domingo mientras cuadrillas excavaban desesperadamente en edificios derrumbados en busca de sobrevivientes. "La cantidad de personas muertas por el terremoto subió a 1.297 el 15 de agosto", dijo el servicio que poco antes había reportado 724 decesos. También actualizó a más de 5.700 la cantidad heridos que era de 2.800.

Tras una angustiosa noche de réplicas, máquinas pesadas, camiones y retroexcavadoras se dedicaron a trasladar losas de cemento de los edificios derrumbados en la localidad de Los Cayos, cerca del epicentro del terremoto.

El sismo de magnitud 7,2 se produjo el sábado a las 8.29 (12.29 GMT) a unos 160 km de la capital haitiana, Puerto Príncipe. De la casa de dos plantas de Marcel François, en Los Cayos, solo quedan ruinas. "Es por gracia de Dios y también gracias a mi teléfono que estoy vivo, porque pude avisar a la gente de fuera dónde me encontraba", dijo a la AFP el joven de 30 años. Su hermano menor, Job, y los vecinos pasaron más de tres horas sacándolo de los escombros sin más herramientas que sus brazos. "Iba en el autobús al trabajo cuando ocurrió el terremoto. Pude localizar a Marcel por teléfono, pero me dijo 'ven a salvarme, estoy bajo el cemento'", cuenta Job François.

Tras ser rescatado de entre los bloques de hormigón y los muebles rotos, con heridas en la cabeza, Marcel François fue trasladado inmediatamente al hospital en estado de shock, ya que no tenía noticias de su hija de 10 meses, que seguía atrapada entre las ruinas.

"Pensé que mi hija estaba muerta. Cuando llegué al hospital estaba llorando, estaba resignado", cuenta, conmovido, este hombre de 30 años. Gracias al trabajo en equipo de los residentes y de su tío, la pequeña Ruth Marlee Alliyah François fue sacada de la casa cuatro horas después del terremoto.

Marcel y Job François esperan que los equipos profesionales les ayuden el domingo por la mañana a sacar de entre los escombros el cuerpo sin vida de su inquilina, una mujer de 27 años que vivía en la planta baja de la residencia y que murió a los pocos minutos del terremoto.

Rescates bloqueados

Los esfuerzos para ayudar a las víctimas podrían verse obstaculizados a medida que se acerca la tormenta tropical Grace, con la posibilidad de que se produzcan lluvias torrenciales e inundaciones, según el Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos.

El Ministerio de Salud envió personal y medicamentos a la península del suroeste, pero la logística de emergencia también se ve comprometida por la inseguridad que asola Haití desde hace meses. La única carretera que une la capital con la mitad sur atraviesa en poco más de dos kilómetros el barrio pobre de Martissant, que está bajo el control de bandas armadas desde principios de junio, impidiendo la libre circulación. Los pocos hospitales de las zonas afectadas tienen dificultades para prestar atención de urgencia. El papa Francisco expresó el domingo su "solidaridad" con el pueblo de Haití, diciendo que esperaba que la comunidad internacional se implicara en su favor. Muchos países, como Estados Unidos, República Dominicana, México y Ecuador, ya han ofrecido su ayuda enviando personal, raciones de emergencia y equipos médicos. El primer ministro Ariel Henry, que declaró el sábado el estado de emergencia durante un mes en los cuatro departamentos afectados por la catástrofe, agradeció el domingo a la comunidad internacional. "Queremos dar una respuesta más adecuada que en 2010 tras el terremoto. Toda la ayuda que venga del exterior debe ser coordinada por la Dirección de Protección Civil", exigió el jefe del gobierno, al tiempo que llamó a sus conciudadanos a la "unidad nacional". "Olvidemos nuestras rencillas", abogó.

El país más pobre de América aún guarda en la memoria el terremoto de magnitud 7 del 12 de enero de 2010, que dejó gran parte de Puerto Príncipe y las ciudades cercanas en ruinas polvorientas. Más de 200.000 personas murieron y otras 300.000 resultaron heridas, mientras un millón y medio de haitianos se quedaron sin hogar. Los esfuerzos del país por recuperarse de la catástrofe se vieron frenados por la grave inestabilidad política. Once años después, la isla sigue sumida en una aguda crisis sociopolítica, agravada por el asesinato del presidente Jovenel Moise el mes pasado.

15/08/2021

Publicado enInternacional
Gerardo Blyde Pérez, Dag Nylander y Jorge Rodríguez firman el memorando de entendimiento durante un reunión en la Ciudad de México, 13 de agosto de 2021.

 

 

Las partes afirmaron haber mantenido "reuniones constructivas" este fin de semana.

Representantes del Gobierno de Nicolás Maduro y de la oposición de Venezuela acordaron celebrar una nueva ronda de conversaciones entre el 3 y el 6 de septiembre, según se desprende de un comunicado difundido en Twitter por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega, país que ejerce como mediador en el diálogo.

Las partes también confirmaron haber "sostenido reuniones constructivas" los días 14 y 15 de agosto e informaron "haber discutido el establecimiento de un mecanismo de consulta con actores políticos y sociales que sea lo más incluyente posible".

Este viernes en México se inició la primera ronda de diálogo entre voceros del Gobierno de Nicolás Maduro y representantes del sector radical de la oposición. Las partes firmaron un memorando de entendimiento para confirmar su disposición al diálogo.

Las conversaciones contaron con la participación de Jorge Rodríguez (representando al Gobierno de Nicolás Maduro), Gerardo Blyde (jefe de la delegación opositora de la Plataforma Unitaria de Venezuela) y los mediadores Marcelo Ebrard (canciller de México) y Dag Nylander, del Centro Noruego para la Resolución de Conflictos. 

Publicado: 16 ago 2021

Publicado enInternacional
Sismo en Haití: las muertes aumentaron a 304 en las primeras horas

Hay cientos de personas heridas y desaparecidas

El número de muertes que dejó el terremoto de magnitud 7,2 registrado este sábado en Haití aumentó a 304, de acuerdo con un nuevo balance de las autoridades haitianas. La cifra de muertes aumenta cada hora. Las autoridades de Protección civil confirmaron 77 decesos más después del último reporte en el que el número de víctimas había ascendido a 227. El informe reciente también agrega que hay 1.800 heridos y los hospitales del país se encuentran desbordados.

"Registramos 160 muertos en el sur, 42 en Nippes, 100 en Grand'Anse y dos en el noroeste", dijo Jerry Chandler, director de protección civil en una rueda de prensa.

"Las primeras intervenciones, llevadas a cabo tanto por rescatistas profesionales como por miembros de la población, hicieron posible extraer a muchas personas de entre los escombros", lamentó Protección Civil en su cuenta de Twitter, donde explicó que "los hospitales siguen recibiendo heridos". Al menos tres centros de salud en las localidades de Pestel, Corailles y Roseaux estaban totalmente saturados de pacientes, según Chandler.

Christella Saint Hilaire, que vive cerca del epicentro, dijo que "muchas casas están destruidas" y que "las réplicas siguen produciéndose". Por su parte, Job Joseph, residente en la ciudad de Jeremie, al extremo occidente de la Haití aseguró que “las casas y los muros que las rodean se han derrumbado. El tejado de la catedral se derrumbó".

El terremoto de este sábado, que también se sintió en la República Dominicana, se registró a las 08.29 hora local, a unos 12 kilómetros de la localidad de Saint-Louis du Sud, con un epicentro de 10 kilómetros de profundidad. A este siguió una réplica de magnitud 5,2 a 17 kilómetros de la localidad de Chantal, también con el epicentro de 10 kilómetros de profundidad.

El impactante sismo también se sintió en gran parte del Caribe, incluso en Santiago de Cuba (a unos 300 km de Saint-Louis-du-Sud), donde muchos residentes salieron de sus hogares, según consignó Radio Rebelde. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) emitió inicialmente una alerta de tsunami, previendo posibles olas de hasta tres metros a lo largo de la costa de Haití, pero poco después la levantó.

Estado de emergencia

Por la gravedad de lo ocurrido, el Gobierno local decidió declarar el estado de emergencia durante un mes, según anunció el primer ministro de Haití, Ariel Henry, quien asumió el cargo el pasado 20 de julio, 13 días después del asesinato del presidente Jovenel Moise. Henry pidió "mostrar solidaridad" y no entrar en pánico, el primer ministro también se trasladó a las zonas afectadas.

"Los primeros detalles de información nos hacen creer que hay varios heridos, que hay muchos muertos y casas derrumbadas. Ahora hay mucha gente bajo los escombros. Especialmente en hoteles y lugares de culto", señaló Henry.

Los habitantes compartieron imágenes en redes sociales donde se ven los esfuerzos por sacar a personas de los escombros. Los daños en la ciudad de Les Cayes parecen ser importantes, incluyendo el derrumbe de un hotel de varios pisos. También circularon imágenes de las ruinas de edificios de hormigón, incluida una iglesia en la que aparentemente se estaba celebrando una ceremonia el sábado en la ciudad suroccidental de Les Anglais.

14/08/2021

Publicado enInternacional
Sábado, 14 Agosto 2021 07:01

¿Estamos fritos?

¿Estamos fritos?

Esta semana, un nuevo informe del Panel Intergubernamental de expertos sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) volvió a mostrar que el desequilibrio climático global es muy severo y que las cosas están peor de lo que ya habían advertido en su informe anterior en 2013.

El ritmo del calentamiento global, desde el periodo industrial, no tiene precedentes y la mayoría ocurrió desde fines de la década de los 90. Estiman que el calentamiento no había sido tan alto en 125 mil años; en ese caso, debido a cambios en la órbita de la Tierra. Esto se traduce en aumento de huracanes, lluvias y sequías extremas; derretimiento de glaciares y otros hielos permanentes; acidificación y aumento del nivel del mar, así como disrupción de corrientes oceánicas que regulan la temperatura en países costeros.

En suma, los datos muestran que el capitalismo como sistema y un centenar de sus empresas trasnacionales han logrado desequilibrar en tiempo récord el clima global que para estabilizarse se llevó millones de años de coevolución, con un calentamiento que podría llevar al planeta, en pocas décadas, a puntos de no retorno, lo cual nos afectará a todos, pero fundamentalmente a quienes menos recursos tienen para enfrentar la crisis.

Ha sido un proceso a sabiendas de los causantes del caos climático. Setenta y uno por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) son responsabilidad de 100 empresas trasnacionales, principalmente de la industria de combustibles fósiles (petróleo, gas y carbón). Esa industria es la que más tempranamente comenzó a estudiar el cambio climático (mucho antes del IPCC), para entender lo que estaban causando y buscar formas de prevenir las demandas que podrían enfrentar, demandas que aún no se materializan, pese a algunos avances como la que ganó Amigos de la Tierra contra Shell este año, que exige a la petrolera reducir sus emisiones en 45 por ciento (https://tinyurl.com/4j76kj7c).

Por ahora, como explica John Saxe-Fernández, la industria de la energía fósil, brutalmente devastadora de comunidades y del ambiente, sigue siendo la que más subvenciones públicas recibe, con más de 5.3 billones de dólares anuales (https://tinyurl.com/3ry4j6sp)

Pese a todo esto, la declaratoria de "emergencia climática" o "código rojo para la humanidad" como la llamó el Secretario de Naciones Unidas António Guterres, no nos ayuda a enfrentar la situación. Para empezar, porque desde el IPCC al propio Guterres, en lugar de promover acciones para lograr reducciones de GEI reales, lo cual conlleva necesariamente cuestionar a esas industrias de altas emisiones y al modelo de producción y consumo masivo e injusto, aceptan que las empresas que más contaminan (energía, agronegocios, alimentaria, aviación, construcción, minería, automotriz y financiera, tecnológica, entre otras) avancen en consolidar una nueva trampa llamada "emisiones netas cero" .

Esas empresas afirman que aunque van a aumentar sus emisiones (la industria petrolera y gasera en forma exponencial), las van a "compensar" con megaplantaciones de árboles y monocultivos, con mercados de carbono y con técnicas de geoingeniería (almacenamiento de carbono, captura directa de aire, manipulación de la química oceánica, cultivos transgénicos, etc.) que no funcionan para cesar el cambio climático; son de alto riesgo y provocan mayor desplazamiento de comunidades y acaparamiento de tierras. Estados Unidos ya aprobó nuevos subsidios millonarios para el desarrollo de estas técnicas "captura de carbono", que irán a parar fundamentalmente a las arcas de las empresas petroleras, las cuales, paradójicamente, las usan para extraer más petróleo de reservas profundas a las que no podían acceder. (https://tinyurl.com/35e6j2sz)

Sin cuestionar las causas estructurales ni señalar claramente a los culpables del caos climático, llamar a imponer un estado de "emergencia climática" crea un ambiente de desesperación e incertidumbre y prepara el terreno para que no nos opongamos a esas y otras medidas inaceptables, que sólo van a favorecer a las mismas empresas y perpetuar el caos.

Tom Goldtooth, navajo, director de la Red Ambiental Indígena y miembro de la Alianza por Justicia Climática declaró: "La gravedad de la crisis climática ha sido denunciada incansablemente por las comunidades indígenas y de base afectadas durante décadas. Debemos presionar al IPCC antes de que se publique el siguiente informe sobre mitigación el año que viene, para que escuchen las voces y conocimientos tradicionales de los pueblos indígenas y pongan fin a las propuestas de falsas soluciones, como poner precio al carbono, la captura de carbono y la geoingeniería solar, que facilitan que se siga extrayendo combustibles fósiles".

Aunque la situación es grave, desde los pueblos indígenas, las organizaciones campesinas y por justicia climática, las comunidades rurales y urbanas tenemos una gran diversidad de propuestas, experiencias y conocimientos hacia la justicia climática y social, como la producción campesina y agroecológica de alimentos, el cuidado y restauración de bosques, manglares y ecosistemas con los pueblos y comunidades, la construcción y organización colectivas urbanas, sistemas de transporte colectivos y muchas más, que son las que realmente urge apoyar y fortalecer, porque no sólo pueden absorber parte del carbono excedente sino sobre todo prevenir futuras emisiones.

Silvia Ribeiro, investigadora del Grupo ETC

Publicado enMedio Ambiente
Sábado, 14 Agosto 2021 06:54

El detonante

El detonante

A escasos meses de que se cumplan 30 años de la desaparición de la Unión Soviética, y consciente de que, tanto en Rusia como en el resto del mundo, será señalado por muchos de ser el principal responsable del colapso, Mijail Gorbachov –de salud precaria, pero muy lúcido a sus 90 años– acaba de publicar un ensayo en el que defiende que eran inevitables su perestroika (restructuración económica), glasnost (apertura o transparencia) y novoye myshleniye (nueva forma de pensar), los tres pilares de sus reformas.

El primer y único presidente de ese país que dejó de existir sostiene, en su alegato, que no fue decisión suya disolver la Unión Soviética y que dos hechos, ajenos a su voluntad, desempeñaron un papel decisivo para precipitar el final: el fallido golpe de Estado de agosto y la reunión en diciembre de los dirigentes de las tres repúblicas eslavas –Rusia, Ucrania y Bielorrusia, en orden de influencia por extensión, población y tamaño de economía–, impulsada por Boris Yeltsin.

Por supuesto sólo la historia pondrá en el sitio que se merece cada uno de los protagonistas de la debacle soviética, pero parece indiscutible que el intento de golpe de Estado –cuyo aniversario 30 se cumplirá la semana entrante–, emprendido por el sector conservador de la dirigencia del Partido Comunista para impedir la firma de un nuevo pacto federal, fue el detonante de procesos irreversibles.

En todo caso, es claro que los golpistas terminaron su aventura con un estrepitoso fracaso: consiguieron exactamente lo contrario a lo que proclamaron tras ordenar al KGB encerrar "por razones de salud" a Gorbachov en su residencia de verano en el mar Negro y sacar el Ejército a las calles de Moscú.

Apenas cuatro meses después, en lugar de la Unión de Estados Soberanos, confederación que estaban dispuestas a firmar nueve de las repúblicas soviéticas, surgieron 15 países independientes y, con el Partido Comunista prohibido por Yeltsin, se repudió el socialismo que emanó de la revolución bolchevique de 1917 y llegó el capitalismo que entregó a una minoría de privilegiados las riquezas de la Unión Soviética.

El destino dispuso que Gorbachov haya sobrevivido a los ocho miembros del Comité Estatal para la Situación Extraordinaria, que se creó para adelantar su muerte política.

Publicado enInternacional
Captura de pantalla de la televisión venezolana mostrando a los particiantes del diálogo con el memorándum firmado. Foto2: Juan Guaidó. (AFP) Foto3: Nicolás Maduro. (AFP)

Gobierno y oposición firmaron un memorándum sobre los temas que van a tratar

Las discusiones giran en torno a siete puntos que incluyen aspectos como derechos políticos, garantías electorales, un cronograma para elecciones observables, levantamiento de sanciones y restauración de derechos.

 

 Las negociaciones entre el Gobierno y la oposición de Venezuela para resolver la crisis política y social del país arrancaron este viernes en México con la firma de un memorando de entendimiento en el Museo Nacional de Antropología de la capital mexicana.

"Hemos acordado llevar a cabo un proceso de diálogo y negociación integral", señala el documento que sienta las bases de la conversación que se desarrollará en México y tendrá como facilitador a Noruega.


El acuerdo

En el documento firmado, ambas delegaciones mostraron su disposición a "acordar las condiciones necesarias para que se lleven a cabo los procesos electorales consagrados en la Constitución con todas las garantías y entendiendo la necesidad de que sean levantadas las sanciones internacionales" en referencia a las medidas punitivas de Estados Unidos que incluyen un embargo petrolero, a las que se han sumado Canadá y la Unión Europea.

También rechaza "cualquier forma de violencia política" contra el país" y la "estabilización de la economía", que se ha reducido un 80 por ciento desde 2014, forzando la migración de unas cinco millones de personas.

El diálogo en México, tutelado por Noruega, se produce tras el fracaso de las negociaciones que se llevaron a cabo en Barbados en 2019 después de que el líder opositor Juan Guaidó se proclamara presidente interino de Venezuela y fuera reconocido por medio centenar de países.

Las discusiones girarán en torno a siete temas que incluyen aspectos como derechos políticos, garantías electorales, un cronograma para elecciones observables, levantamiento de sanciones y restauración de derechos.

Asimismo, temáticas como convivencia política y social, renuncia a la violencia, reparación de las víctimas, protección de la economía y garantías de implementación, seguimiento y verificación de lo acordado.

Negociadores

El texto fue firmado por Jorge Rodríguez, presidente del Parlamento y jefe de la delegación del Gobierno venezolano, y Gerardo Blyde, coordinador de la delegación opositora. El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y Dag Nylander, jefe del equipo noruego, atestiguaron la firma del documento.

"Esta firma significa mucho, significa todo, porque significa esperanza. Cuidemos esta esperanza, cuidemos nuestra capacidad y audacia, para conseguir puntos de confluencia", dijo Jorge Rodríguez tras la firma.

Por su parte, Blyde expresó que el objetivo de este diálogo es "lograr un acuerdo integral que conviene a todos, en el que nadie se sienta vencido y todos nos sintamos incluidos". La negociación será tutelada por Noruega con el apoyo de Países Bajos y Rusia.

"Desearles lo mejor y decirles que toda la comunidad de América Latina y el mundo entero tiene los ojos puestos en ustedes. Bienvenidos, muchas gracias y mucho éxito", les deseó el secretario mexicano de Relaciones Exteriores. 

De parte del Gobierno de Nicolás Maduro también se espera la presencia del hijo de Maduro, Nicolás Maduro Guerra, y de Héctor Rodríguez, gobernador del céntrico estado Miranda.

La delegación de la oposición la conforman también el exdiputado Stalin González, de la formación Un Nuevo Tiempo, y Tomás Guanipa, cercano al líder opositor Juan Guaidó y secretario general del partido Primero Justicia (PJ), del que el dos veces excandidato presidencial Henrique Capriles forma parte. Guaidó fue quien lanzó la propuesta de diálogo el pasado mayo, si bien no participaría presencialmente en las negociaciones.

Demandas

La oposición busca que este encuentro facilite elecciones "libres" el próximo 21 de noviembre, cuando los venezolanos están llamados a las urnas para elegir a los próximos alcaldes, gobernadores de los estados y diputados locales y regionales.

El presidente Maduro ha dicho que está listo para negociar con "toda la oposición", pero ha exigido que se levanten las sanciones internacionales. Estados Unidos reiteró este jueves que está dispuesto a revisar su política de sanciones a Venezuela de darse "avances significativos" en las conversaciones.

Maduro había afirmado en la víspera del inicio dela negociación que su Gobierno no se someterá a los chantajes ni presiones de Estados Unidos, por lo que participará en el encuentro de manera independiente. "Venezuela no se somete a chantajes ni amenazas del Gobierno de Estados Unidos. Hagan ustedes lo que tengan que hacer, nosotros haremos lo que corresponde hacer para la felicidad, independencia y paz", remarcó el Ejecutivo.

Los encuentros entre los representantes del Gobierno venezolano y la oposición se darán del 13 al 16 de agosto.

13/08/2021

Publicado enInternacional
Maribel Acosta, Latvia Gaspe y Zaida Capote.

El papel del bloqueo, la angustia económica y las redes sociales

Tres expertas que residen en Cuba descreen de la campaña internacional, pero reflexionan sobre el desgaste ante decisiones políticas erradas, el impacto de la pandemia en el bloqueo, la polarización extrema en las redes y la necesidad de escuchar y debatir.

 

Hace un mes, Cuba acaparó las miradas del mundo entero: el 11J fue tendencia en las redes y también hubo quienes aprovecharon la oportunidad para generar noticias falsas y tirar más leña al fuego. No es la primera vez que esta isla revolucionaria, que para muchxs representa el último bastión del socialismo y para otrxs lo que queda para terminar de derrotar cualquier resistencia al imperio, llama la atención en todos lados.

Sin embargo, pasadas unas semanas de las protestas, el tema quedó en el olvido y el silencio que devino después de tanto ruido no hace más que aumentar el misterio: ¿Cuánto hubo de artificio y cuánto de realidad en la narración de los hechos? ¿Qué ocurrió verdaderamente y qué está sucediendo ahora en Cuba?

“Los días siguientes al 11J fueron muy difíciles, porque el impacto que significan estallidos sociales en un país donde la tranquilidad nos rodea desde el amanecer hasta la madrugada es muy fuerte. No estamos acostumbrados a la violencia, al vandalismo, ni a mucho menos”, dice la periodista Maribel Acosta, una de las tres mujeres cubanas residentes de la Isla que dialogaron con Página12.

La escritora habanera Zaida Capote también expresa: “Hacía rato que en Cuba se advertía una polarización extrema en las redes sociales y un esfuerzo de deslegitimar al gobierno usando el argumento de la violación de derechos humanos, esgrimido con frecuencia por personas que viven en países donde habitualmente se violan estos derechos sin que eso los perturbe en absoluto”.

Según Capote, las redes sociales y los intereses externos fueron dos factores claves en lo ocurrido: “Con el apoyo de agencias de EE.UU. se está buscando caldear los ánimos en la Isla, poner en jaque perpetuo cualquier propuesta gubernamental y activar un acoso internacional. El registro del 11J (protestas de dos días con una alta dosis de vandalismo, violencia policial que apeló solo como excepción a las armas y en ningún caso armas largas, y la lamentable muerte de una persona) ha sido una noticia que en cualquier país de Latinoamérica se hubiera diluido al día siguiente, pero al ocurrir aquí todo se ha magnificado por los grandes medios de comunicación para crear un escenario virtual que logre confundir a la gente”.

La escritora, sin embargo, no justifica con esto arbitrariedades al interior de Cuba: “Hace rato que sufrimos un déficit crónico de escucha y acción política que es una de las principales causas de esta encrucijada”. Y explica que las manifestaciones se debieron también a las angustias económicas, las tensiones de la pandemia, el malestar acumulado y las malas decisiones políticas frente a determinadas urgencias de la sociedad.

Acosta coincide: “Las olas de odio en las redes sociales han sido realmente terribles, pero en Cuba también existe un agotamiento social, emocional y de desgaste de la vida cotidiana que lleva muchos años”.

El bloqueo

Este desgaste no se puede analizar sin tener en cuenta el gran bloqueo de EEUU desde hace 59 años, ni la situación límite a la que Trump llevó el conflicto durante su mandato: “Las 250 medidas de Trump contra Cuba han generado un agotamiento enorme en todo el pueblo y esto también se ha articulado con lo sucedido”, dice Acosta.

Capote aporta: “En esos años la incapacidad de un diálogo civilizado de la emigración cubana con quienes convivimos se hizo cada vez más evidente, y en las redes y la práctica diaria, con el apoyo desembozado del gobierno trumpista, se fue volviendo cada vez más fuerte la interpelación violenta a las autoridades cubanas. La intensificación del bloqueo y la persecución financiera llevó a extremos inéditos la carencia de vías para conseguir insumos básicos para la vida de la gente, y ese discurso ha calado profundamente incluso en emigrados que se relacionan con sus familiares en Cuba”.

El cambio de mando en EEUU no modificó la situación: “Biden no ha contradicho en nada los elementos fascistas que promueven el odio extremo y aspiran a matar de hambre a todos los cubanos. Esto sumado a la pandemia y a la crisis general que atravesamos, incluyendo el desplome del turismo, ha provocado cada vez más asfixia”, asegura Capote.

Pandemia

La historiadora Latvia Gaspe vive en las afueras de La Habana y se sorprendió al ver el 11J por la TV y las redes sociales. “Sabía que existía un sector de la sociedad que no estaba conforme con el gobierno pero nunca pensé que se podía llegar a eso”, cuenta, y aclara que si bien los acontecimientos se produjeron en varios lugares, particularmente en La Habana surgieron de una parte de la ciudadanía: “Es un sector algo marginal con mayoría de jóvenes que viven como pueden en la ciudad, muchos vienen del interior y no tienen acceso al racionamiento de los alimentos que el Estado garantiza”.

Para esta historiadora la pandemia también fue clave: “Se cerraron las remesas y eso les afectó porque muchos no trabajan y viven de lo que sus familias les envían. También tuvieron que dejar la vida social y empezaron a pasar más tiempo en las redes, donde la manipulación de grupos opuestos al gobierno es muy fuerte”.

“Hay que tener en cuenta que estos jóvenes no vivieron la Cuba de los ‘80”, aporta Acosta. “Están más distantes de la epopeya de la revolución y pertenecen a un mundo global de fracturas, identidades y expectativas de las nuevas generaciones donde los modos de hacer política son muy distintos. Por eso tenemos que mirarnos por dentro con espíritu de crítica, porque hoy las miradas sobre cómo pensar la política desde la cultura, las identidades y la demanda de una mayor articulación social quedaron bastante desactualizadas”.

Luego del 11J no hubo más manifestaciones y la situación en Cuba se calmó bastante. Varios países colaboraron enviando comida y material médico, y se está repartiendo un módulo de alimentos a cada persona por la libreta de abastecimientos.

Para Capote ahora es el momento de que su sociedad empiece a resolver las cuestiones pendientes: “Tenemos que refundar el socialismo y rescatar a la Revolución de sí misma, porque difícilmente habrá otra. Algo que quedó muy claro ahora es que eso solo puede suceder movilizando al pueblo, pero este no va a movilizarse con consignas, va a exigir según sus necesidades y sueños, y el gobierno tendrá que escuchar y actuar en consecuencia”.

El rol de los medios

¿Qué medidas hay que aplicar para lograr esto? “El gobierno tiene que visibilizar el pensamiento crítico, discutir abiertamente los problemas y sincerar la comunicación con el pueblo. Es urgente revisar el rol de los medios de comunicación por ejemplo, ya que hoy son una sombra de lo que deberían ser y no reflejan la complejidad que es Cuba”, responde Capote, para quien también es fundamental feminizar la política y potenciar redes para defender los derechos.

“Hay que dar la batalla desde lo social, lo económico y lo político, porque quienes jamás se ocuparon de los pobres en Cuba son los más combativos en los medios y las redes, quienes no levantan su voz contra el bloqueo acusan al gobierno cubano, que hace malabares para proveer el mínimo a todos, de ser el responsable absoluto de la crisis. Y ni el gobierno del país que nos sofoca ni ninguno de los patriotas que encienden las redes van a solucionar nuestros problemas ni a arriesgar algo por las vidas de los humildes.”

Cuba es uno de los únicos países donde existe una renta básica para combatir la pobreza, los servicios de educación y salud son gratuitos y cada persona tiene una libreta de alimentos, pero este último tiempo la calidad de todos esos servicios ha disminuido. Sin embargo, el gobierno cubano que llegó al poder en 1959 fue el único que se propuso minimizar la desigualdad con políticas públicas. Por eso para Capote resulta fundamental discutir cuáles serán las vías para impedir que la desigualdad crezca y así poder recuperar el aliento de justicia de la Revolución: “Este 11J no solo vimos reclamos justos y legítimos, sino también, y de manera muy clara, lo que quieren lograr quienes combaten a Cuba”.

A un mes del 11 de Julio resulta por demás evidente que las voces de quienes combaten a Cuba son cada vez más grandes y reconocibles, porque cuentan con el poder y los medios de sobra no solamente para ser oídas, sino también acatadas. Pero desde hace mucho tiempo que esta isla lucha por no someterse a eso y que ha dado batalla en los márgenes de un sistema que nunca dejó de oprimirla. Tal vez ya sea el momento de que las voces revolucionarias siempre tan silenciadas puedan finalmente empezar a ser más escuchadas. 

Por Laura Litvinoff

12/08/2021

Publicado enInternacional
Maduro exige el levantamiento de las sanciones de Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.. Imagen: AFP

Como en ocasiones previas el encuentro contará con la mediación de Noruega

La agenda estará centrada en las sanciones internacionales, la liberación de presos políticos y la garantía de condiciones para los comicios regionales del

 

El gobierno y la oposición de Venezuela volverán a sentarse a negociar este viernes en la ciudad de México con la intención de destrabar años de confrontación. El bando opositor, aún atomizado, busca garantizar "condiciones" para participar en elecciones "libres, justas y transparentes", liberar a los presos políticos y permitir el ingreso de ayuda humanitaria al país. El sector encabezado por el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles confirmó su participación en el proceso en el que también dirá presente la oposición que lidera Juan Guaidó, quien parece perder imagen debido a su negativa a participar de los comicios regionales del próximo 21 de noviembre. Por su parte el gobierno de Nicolás Maduro, que llega al diálogo con mejores perspectivas, exigirá que además del levantamiento de sanciones se incluya en la agenda el "reconocimiento de las autoridades legítimas de Venezuela", la "renuncia a la violencia" y "que se incorporen todas las oposiciones".

El encuentro del viernes antecede a la semana de trabajo que arrancará el 30 de agosto y se considera el inicio formal de las negociaciones bajo la mediación, una vez más, de Noruega. El ofrecimiento de México ocurre en medio del creciente rol que el presidente Andrés Manuel López Obrador viene desarrollando a favor de la unidad latinoamericana. En 2019, el gobierno de AMLO fue uno de los pocos de la región que no reconoció la "presidencia autoproclamada" de Guaidó y lideró junto a Uruguay una propuesta de acercamiento entre Maduro y la oposición. "El gobierno de México siempre ha impulsado el diálogo entre los propios venezolanos como la única solución a la situación en Venezuela, sin injerencismos y privilegiando la visión humanitaria", sostuvo el miércoles Maximiliano Reyes, subsecretario de Relaciones Exteriores para América latina.

La agenda

La lista de reclamos con la que cada sector se sentará en territorio mexicano es muy distinta. "Hemos hecho un conjunto de demandas, de exigencias y las mantenemos firmemente: en primer lugar el levantamiento inmediato de todas las sanciones criminales", dijo días atrás el presidente Nicolás Maduro refiriéndose a la batería de medidas en contra del gobierno y sus principales figuras, incluido un embargo petrolero estadounidense. En junio, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea se mostraron dispuestos a "revisar" las sanciones contra Maduro si ven "avances significativos" hacia elecciones "creíbles, inclusivas y transparentes".

El gobierno venezolano también demanda el reconocimiento de instituciones como la presidencia, la Asamblea Nacional electa en 2020 y el Tribunal Supremo de Justicia. Por último exige la "devolución de activos" de Venezuela que algunos gobiernos y entidades financieras mundiales han congelado en el extranjero y que "todas las oposiciones" participen del diálogo.

Por su parte la oposición venezolana demanda dos puntos principales. La primera exigencia es el debate sobre un cronograma de elecciones "libres y justas" que incluyan las presidenciales y las parlamentarias nacionales. La segunda es el ingreso masivo al país de ayuda humanitaria y vacunas contra el coronavirus. Existe un tercer punto, más amplio, que contempla la necesidad de "garantías democráticas", una demanda que incluye la liberación de los 268 presos políticos que denuncian.

Los delegados

El gobierno de Maduro estará representado en México por Jorge Rodríguez, presidente de la Asamblea Nacional electa en 2020 y exalcalde de Caracas. Héctor Rodríguez, gobernador del estado central de Miranda, exministro del Deporte y de la Juventud bajo la gestión de Maduro, de 39 años, también representará los intereses del oficialismo.

La delegación opositora estará encabezada por el abogado constitucionalista, exalcalde y exdiputado Gerardo Blyde. Lo acompañarán en sus gestiones dirigentes de partidos políticos como Luis Emilio Rondón padre, de Un Nuevo Tiempo, Mariela Magallanes, de La Causa R, y Tomás Guanipa, embajador del gobierno autoproclamado de Guaidó en Colombia que renunció a su "cargo" para participar del diálogo. Stalin González, exdiputado y vocero opositor en los fallidos procesos de negociación de Barbados en 2019, también participará.

Oposición dividida

Autoproclamado presidente en 2019 tras la reelección de Maduro el año anterior, Guaidó perdió el dominio del Legislativo luego de las elecciones parlamentarias del pasado seis de diciembre en las que arrasó el chavismo. El dirigente ultra opositor se aferra a su legitimidad al sentarse a negociar a través de sus delegados, aunque el gobierno lleva claramente la delantera. E incluso desde el fragmentado arco opositor su figura parece opacada por la de Capriles.

"Mientras este proceso de negociación va, hay una elección y la oposición va a ser más fuerte en la negociación si le va bien en la elección", señaló Capriles, quien apuesta por un diálogo "discreto" alejado de las cámaras de televisión. El dirigente mostró su respaldo a que la oposición participe en los comicios en los que se elegirá a los próximos alcaldes, gobernadores y diputados locales y regionales, pese a que el sector que encabeza Guaidó viene mostrando su reticencia. "Yo voy a votar el 21 de noviembre, es una decisión que la tengo más que clara, pero un solo palo no hace montaña, soy un solo voto", comentó Capriles, quien ha estado históricamente vinculado a los sectores más radicales de la oposición venezolana.próximo 21 de noviembre.

12/08/2021

Publicado enInternacional
Sardinas y arenques, entre los peces en riesgo de extinción a causa del cambio climático

El calentamiento de las aguas hará más pequeñas a esas especies y reducirá su capacidad de trasladarse a entornos adecuados, señalan expertos

 

Muchos peces que se consumen de manera común podrían enfrentarse a la extinción, ya que el calentamiento de los océanos aumenta la presión sobre su supervivencia y obstaculiza su capacidad de adaptación.

Una nueva investigación sugiere que peces como las sardinas y los arenques tendrán dificultades para seguir el ritmo acelerado del cambio climático.

El estudio, publicado en Nature Climate Change, también proporciona la primera evidencia para contrarrestar la teoría de que la disminución del movimiento resultará en más especies, al sugerir lo contrario.

Chris Venditti, biólogo evolutivo de la Universidad de Reading y coautor del estudio, explicó en un comunicado: “El calentamiento de las aguas es un doble golpe para los peces, ya que no sólo hacen que evolucionen a un tamaño más pequeño, sino también reducen su capacidad para trasladarse a entornos más adecuados.

“Nuestra investigación respalda la teoría de que los peces se volverán más pequeños a medida que los océanos se calientan bajo el cambio climático, pero revela la preocupante noticia de que tampoco podrán evolucionar para hacer frente tan eficientemente como se pensó en un principio. Con la temperatura del mar que aumenta más rápido que nunca, los peces se quedan atrás en términos evolutivos y luchan por sobrevivir.

Esto tiene serias implicaciones para todos los peces y nuestra seguridad alimentaria, ya que muchas de las especies que comemos podrían volverse cada vez más escasas o incluso inexistentes en las próximas décadas.

El estudio, dirigido por el Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (Ceaza), en Chile, y la Universidad de Reading, en Reino Unido, utilizó análisis estadísticos de un gran conjunto de datos de especies de peces distribuidas globalmente para estudiar su evolución durante los pasados 150 millones de años. Proporciona la primera evidencia sólida de cómo las fluctuaciones históricas de la temperatura global han afectado la evolución de estas especies.

Se centró en los Clupeiformes, grupo muy diverso que se encuentra en todo el mundo y que incluye especies importantes para la pesca, como la anchoa, los arenques del Atlántico y del Pacífico, así como las sardinas japonesa y sudamericana. Sin embargo, los hallazgos tienen implicaciones para todos los peces.

Hasta ahora, los peces sólo han tenido que lidiar con un aumento medio máximo de la temperatura del océano de alrededor de 0.8 grados Celsius por milenio. Esto es mucho más bajo que las tasas de calentamiento actuales informadas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de 0.18 por década desde 1981.

Los hallazgos respaldan la expectativa de los científicos de que los peces generalmente se volverán más pequeños y se moverán menos a medida que el mundo se calienta, debido a que tienen que aumentar su metabolismo y, por tanto, necesitan más oxígeno para mantener sus funciones corporales. Esto afectará a las especies pequeñas, porque las más grandes pueden viajar distancias más largas debido a sus mayores reservas de energía, mientras los más pequeñas son menos capaces de buscar nuevos entornos con condiciones favorables a medida que cambia el clima.

Sin embargo, la investigación contradice la suposición de que un aumento en los peces más pequeños significará que surjan más especies nuevas debido a la concentración de variaciones genéticas en las áreas locales.

Los científicos encontraron que las aguas más cálidas conducirían al desarrollo de menos especies nuevas, lo que les robaría a los peces otra de sus armas claves para hacer frente al cambio climático.