El asesor de seguridad del presidente Jimmy Carter: ¡Yo creé el terrorismo yihadista y no me arrepiento!

“¿Qué es lo más importante para la historia del mundo? ¿El Talibán o el colapso del imperio soviético?” Es la respuesta de quién fue el asesor de seguridad del presidente Jimmy Carter, Zbigniew Brzezinski, a la pregunta de la revista francesa Le Nouvel Observateur (del 21 de enero de 1998) sobre las atrocidades que cometen los yihadistas de Al Qaeda. Una escalofriante falta de ética de individuos como él que destruyen la vida de millones de personas para alcanzar sus objetivos.

 

En esta entrevista, Brzezinski confiesa otra realidad: que los yihadistas no entraron desde Pakistán para liberar su patria de los ocupantes infieles soviéticos, sino que seis meses antes de la entrada del Ejército Rojo a Afganistán, EEUU puso en marcha la Operación Ciclón el 3 de julio de 1979, enviando a 30.000 mercenarios armados incluso con misiles Stinger a Afganistán para arrasar el país, difundir el terror, derrocar el gobierno marxista del Doctor Nayibolá y tender una trampa a la URSS: convertirlo en su Vietnam. Y lo consiguieron. A su paso, violaron a miles de mujeres, decapitaron a miles de hombres y provocaron la huida de cerca de 18 millones de personas de sus hogares, casi nada. Caos que continúa hasta hoy.


Esta ha sido la piedra angular sobre la que se levanta el terrorismo “yihadista” y al que Samuel Huntington dio cobertura teórica con su Choque de Civilizaciones. Así, consiguieron dividir a los pobres y desheredados de Occidente y de Oriente, haciendo que se mataran en Afganistán, Irak, Yugoslavia, Yemen, Libia y Siria, confirmado la sentencia de Paul Valéry: “La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para el provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran” .


Consiguieron neutralizar la oposición de millones de personas a las guerras y convertir en odio la empatía. Con el método nazi de «una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad»:


  • • El atentado del 11S no lo cometieron los talibanes afganos. La CIA en 2001 había implicado al gobierno de Arabia Saudí en la masacre. ¿Por qué, entonces, EEUU invadió y ocupó Afganistán?
    • Las armas de destrucción masiva no las tenía Irak. El único país en Oriente Próximo que las posee, y de forma ilegal, es Israel y gracias a EEUU y Francia.
    • Tampoco EEUU necesitaba invadir a Irak para hacerse con su petróleo. Demoler el estado iraquí tenía varios motivos, como eliminar un potencial enemigo de Israel y ocupar militarmente el corazón de Oriente Próximo, convirtiéndose en el vecino de Irán, Arabia Saudí y Turquía.
    • Las cartas con ántrax que en EEUU mataron a 5 personas en 2001, no las enviaba Saddam Husein como juraba Kolin Powell, sino Bruce Ivins, biólogo de los laboratorios militares de Fort Derrick, Maryland, quien “se suicidó” en 2008.
  • • Ocultaron la (posible) muerte de Bin Laden agente de la CIA, hasta la pantomima organizada el 1 de mayo del 2011 por Obama, en el asalto hollywoodiense de los SEAL a un domicilio en Abottabad, a pesar de que la ex primera ministra de Pakistán, Benazir Bhutto, ya había afirmado el 2 de noviembre del 2007 que el saudí había sido asesinado, por un posible agente de MI6 (quizás en 2002). Benazir fue asesinada casi un mes después de esta revelación. Mantener “vivo” a Bin Laden durante 8-9 años le sirvió a EEUU aumentar el presupuesto del Pentágono (de 301.000 millones de dólares en 2001 a 720.000 en 2011), incrementar los contratos de armas de Boeing, Lockheed Martin, Raytheon, etc. y vender millones aparatos de seguridad y cámaras de vídeo-vigilancia, montar cárceles ilegales por el mundo, legitimar y legalizar el uso de la tortura, practicar asesinatos selectivos y colectivos (llamados “daños colaterales”) y concederse el derecho exclusivo de invadir y bombardear al país que desee.
    Una vez testados en Afganistán, la OTAN envió a éstos “yihadistas” a Yugoslavia con el nombre del Ejercito de Liberación de Kosovo; luego a Libia y les puso el nombre de “Ansar al Sharia, y a Siria, donde primero les denominó “rebeldes” y luego les dio otros 5-6 nombres diferentes. En esta corporación terrorista internacional, la CIA se encarga del entrenamiento, Arabia Saudí y Qatar de “cajero automático” como dijo el ministro alemán de Desarrollo, Gerd Mueller, y Turquía, miembro de la OTAN, acoge, entrena y cura a los hombres del Estado Islámico. ¡Son los mismos países que forman la “coalición antiterrorista!
    ¿Cómo decenas de servicios de inteligencia y los ejércitos de cerca de 50 países, medio millones de efectivos de la OTAN instalados en Irak y Afganistán, que han gastado miles de millones de dólares y euros en la “guerra mundial contra el terrorismo” durante 15 largos años, no han podido acabar con unos miles de hombres armados con espada y daga de Al Qaeda?


Así fabricaron al Estado Islámico


Siria, finales del 2013. Los neocon aumentan la presión sobre el presidente Obama para enviar tropas a Siria, y necesitan una casus belli. El veto de Rusia y China a una intervención militar en el Consejo de Seguridad, la ausencia de una alternativa capaz de gobernar el país una vez derrocado o asesinado el presidente Asad, el temor a una situación caótica en la frontera de Israel, eran parte de a los motivos de Obama a negarse. Sin embargo, el presidente y sus generales pierden la batalla y los sectores más belicistas del Pentágono y la CIA, Qatar, Arabia Saudí, Turquí y los medios de comunicación afines asaltan la opinión pública con las imágenes de las decapitaciones y violaciones cometidas por un tal Estado Islámico. Una vez que el mundo acepta que “hay que hacer algo”, y al no tener el permiso de la ONU para atacar Siria, el Pentágono, el bombero pirómano, diseña una especial ingeniería militar:


1. Traslada en junio de 2014 a un sector del Estado Islámico de Siria a Irak, país bajo su control, dejando que ocupe tranquilamente el 40% del país, aterrorizando a cerca de ocho millones de personas, matando a miles de iraquíes, violando a las mujeres y niñas.
2. Organizó una potente campaña de propaganda sobre la crueldad del Estado Islámico, semejante a la que hicieron con las lapidaciones de los talibanes a las mujeres afganas, y así poder “liberar” a aquel país. ¡Hasta la eurodiputada Emma Bonino cayó en la trampa, encabezando la lucha contra el burka, mirando al dedo en vez de la luna!
3. Afirmó que al ubicarse el cuartel general de los terroristas en Siria, debían atacar Siria.
4. Obama cesó de forma fulminante al primer ministro iraquí Nuri al Maliki, por oponerse al uso del territorio iraquí para atacar a Siria.
5. Objetivo conseguido: EEUU por fin pudo bombardear, ilegalmente, Siria el 23 de septiembre del 2014, sin tocar a los “yihadistas” de Irak. Gracias al Estado Islámico, hoy EEUU (y Francia, Gran Bretaña y Alemania) cuentan con bases militares en Siria, por primera vez en su historia desde donde podrán controlar toda Eurasia. Siria deja de ser (tras la caída de Libia en 2001 por la OTAN) el único país del Mediterráneo libre de bases militares de EEUU.
6. Y lo sorprendente: desde esta fecha hasta el julio del 2017, el Estado Islámico mantiene ocupado el norte de Irak sin que decenas de miles de soldados de EEUU hayan hecho absolutamente NADA. Al final, el ejército iraquí y las milicias extranjeras chiítas liberan Mosul, eso sí, cometiendo terribles crímenes de guerra contra los civiles.


El terrorismo en la estrategia del “Imperio del Caos”


El terrorismo “yihadista” cumple cuatro principales funciones para EEUU: militarizar la atmósfera en las relaciones internacionales, en perjuicio de la diplomacia; arrebatar las conquistas sociales, instalando estados policiales (los atentados de Boston, de París e incluso el de Orlando) y una vigilancia a nivel mundial; ocultar las decisiones vitales a los ciudadanos; hacer de bulldozer, allanando el camino de la invasión de sus tropas en determinados países, y provocar caos, y no como medio sino como un objetivo en sí.


Si durante la Guerra Fría Washington cambiaba los regímenes en Asia, África y América Latina mediante golpes de Estado, hoy para arrodillar a los pueblos indomables recurre a bombardeos, enviar escuadrones de muerte, y sanciones económicas, para matarles, debilitarles dejarles sin hospitales, agua potable y alimentos, con el fin de que no levanten cabeza durante generaciones. Así, convierte a poderosos estados en fallidos para moverse sin trabas por sus territorios sin gobierno.


EEUU que desde 1991 es la única superpotencia mundial, ha sido incapaz de hacerse con el control de los países invadidos, debido al surgimiento de otros actores y alianzas regionales que reivindican su lugar en el nuevo mundo. Y como el perro del hortelano, ha decidido sabotear la creación de un orden multipolar que intenta gestarse, provocando el caos: debilita BRICS conspirando contra Dilma Russef y Lula en Brasil; impide una integración Económica en Eurasia, propuesta por Rusia a Alemania archivada con la guerra en Ucrania, y mina el proyecto chino de la Nueva Ruta de la Seda y una integración geoeconómica de Asia-Pacífico que cubriría dos tercios de la población mundial, y en cambio crea alianzas militares como la “OTAN sunnita” y organizaciones terroristas con el fin de hundir Oriente Próximo en largas guerras religiosas.
Anunciar que ha diseñado un plan para el “cambio de régimen” en Irán –un inmenso y poblado país-, ante la dificultad de una agresión militar, significa que pondrá en marcha una política de desestabilización del país mediante atentados y tensiones étnico-religiosas. La misma política que puede aplicar Corea del Norte, Venezuela, o Bolivia, y otros de su lista del “Eje del Mal”, y todo el servicio de perpetuar su absolutista hegemonía global: que intentase derrocar a su aliado Tayyeb Erdogan es el colmo de la intolerancia.


Antes de los trágicos atentados en Catalunya, el Estado Islámico atacó a la aldea afgana de Mirza Olang. Llenó varias fosas comunes con al menos 54 cadáveres de mujeres y hombres y tres niños decapitados, y se llevó a unas 40 mujeres y niñas para violarlas.


Conclusión: que el “yihadismo” no es fruto de la exclusión de los musulmanes, ni siquiera se trata de la lógica de los vasos comunicantes y el regreso de los “terroristas que hemos criado en Oriente”. “Vuestra causa es noble y Dios está con vosotros”, dijo Zbigniew Brzezinski a sus criaturas, los yihadistas.

Publicado enInternacional
Los peligros de aprovechar el terrorismo para recortar derechos en Internet

El Gobierno británico quiere responder a los atentados de Manchester y Londres con su décima legislación antiterrorista en lo que va de siglo, esta vez, para impedir la encriptación de mensajes en red. "Es la salida populista", advierten los expertos, desmintiendo que este nuevo recorte de libertades facilite la persecución de terroristas

 

Phil Zimmermann, el creador del software para el cifrado de comunicaciones PGP (siglas en inglés de Privacidad Bastante Buena), suele comparar esta práctica con el uso de cartas con sobre en el mundo físico. "¿Tratas de esconder algo? Si escondes tu correspondencia en sobres, ¿significa que eres subversivo, o un traficante de drogas? ¿Qué pasaría si todo el mundo creyera que los ciudadanos que respetan la ley sólo deben usar tarjetas postales?"


Es uno de los ejemplos más comunes cuando se explica cómo funciona la criptografía en red. El correo electrónico y, por regla general, toda comunicación digital, puede ser violada casi sin esfuerzo, automáticamente y de forma masiva. Cifrando un mensaje quedan al descubierto emisor y receptor, pero no su contenido. Sin cifrar, todas las comunicaciones son como una postal.


Sin embargo, obligar a todo el mundo a escribir postales es justo lo que propuso este domingo Theresa May, primera ministra del Reino Unido, tras el atentado de Londres. "Hemos sido demasiado tolerantes con el yihadismo", dijo May. Y para solucionarlo propuso una nueva regulación antiterrorista, poniendo el foco esta vez en la criptografía y las aplicaciones que permiten el cifrado de mensajes.


El problema es que desde el año 2000 el Reino Unido ha redactado una nueva ley contra el terrorismo cada dos años. Tantas que el Gobierno casi "se ha quedado sin nombres para ellas: Ley sobre terrorismo, Ley antiterrorista, Ley contra el terrorismo", explicaba en Twitter David Allen Green, comentarista legal y político del Financial Times.
"El Gobierno y el Parlamento se han quedado sin formas de legislar contra el terrorismo. Se han utilizado todas las vías posibles", resumía el abogado. Pero May —ministra del Interior de 2010 a 2016— insiste y esta vez fija su vista en Internet, en herramientas que los ciudadanos usan masivamente y de las que sólo una ínfima parte tiene una vinculación con el terrorismo.


"Es lo fácil, la salida populista", expone Stephane Grueso, cofundador de la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI): "Internet inquieta a los poderes: de lo que se trata es de hacer un recorte de libertades y en estos casos siempre se aprovechan estas coyunturas para intentar controlar un poco más".


Grueso adelanta además que se trata de "un tipo de recorte muy poco efectivo porque siempre hay sistemas alternativos, no puedes controlar a tanta gente y es muy difícil filtrar todo el contenido". "Todos estamos de acuerdo en que se debe controlar terroristas, pero no puede ser que estemos obligados a vivir en un estado policial", asevera.


Y esto no es nuevo


Las revelaciones de Edward Snowden en 2013 mostraron que un grupo de países liderados por EEUU habían utilizado la legislación antiterrorista puesta en marcha tras los atentados contra las Torres Gemelas para organizar un entramado de vigilancia masiva. Es tan potente que puede usar prácticamente cualquier dispositivo electrónico conectado a Internet de un ciudadano para vigilarle.


El exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés) aportó pruebas de que, una vez puesto en marcha, los espías de estos países usaron ese sistema para perseguir terroristas para mucho más que eso. Desde el espionaje político de líderes de la talla de Angela Merkel al económico, estudiando el potencial de los yacimientos de petróleo cuya explotación Brasil sacaba a subasta, dando ventaja competitiva a sus empresas.


Para Floren Cabello, profesor de Tecnología de la Comunicación en la Universidad de Málaga, el hecho de que los gobiernos sigan restringiendo las libertades en red con la excusa del terrorismo "da la razón a Snowden". "Existe un propósito claro, que viene de largo, de impulsar un proyecto de control social. Dibuja un panorama totalmente totalitario, esta vez basado en una alianza público-privada, donde son empresas digitales las que suministran datos a los gobiernos mientras estos permitan que hagan lo que quieran sobre la privacidad de los usuarios".


Las postales digitales son interceptadas y almacenadas con facilidad por los sistemas de vigilancia masiva. Sin embargo, un mensaje cifrado con un simple párrafo sobre tus vacaciones es casi imposible de desentrañar.


"La lógica no es si tengo algo que ocultar, es que tengo una libertad que proteger", explica el profesor. "La libertad de comunicación habilita toda otra serie de libertades que tienen que ver con el disenso, con la crítica... con la actividad política que es fundamental para la democracia. Si erosionas esta capa básica de la comunicación estás debilitando todo lo que se construye sobre ella".


Virus y seguridad, por el mismo agujero


La NSA (que compartió sus sistemas de vigilancia con las agencias de inteligencia de Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda en una alianza denominada Los Cinco Ojos) utiliza varias herramientas para el espionaje. Como refiere Cabello, una de ellas es la relación directa con las principales empresas de la red para consultar los datos de sus usuarios.


Otra vía es utilizar puertas de atrás que los desarrolladores dejan abiertas para que los gobiernos puedan usarlas para entrar en sus sistemas informáticos a voluntad. Se supone que la localización de estos agujeros es alto secreto, dado el riesgo evidente que llevan aparejado. No obstante, ni siquiera la NSA ha sido capaz de mantenerlas en secreto.


Esto es exáctamente lo que ocurrió con el virus Wannacry, un malware diseñado por la propia NSA estadounidense, que en mayo infectó equipos de todo el mundo. Wikileaks destacó en las redes la hipocresía de los espías de la NSA y su homóloga GCHQ británica, cuyas actividades en pos de la seguridad podían estar ocasionando muertes debido a la caída informática de su sistema nacional de salud.

Publicado enSociedad
"Apoyo al terrorismo e injerencia": Varios países árabes rompen relaciones diplomáticas con Catar

Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudita, Yemen, Libia y Maldivas se han unido a la decisión de Baréin, y han suspendido sus relaciones oficiales con Catar, generando una tensión de carácter político en esa región.


El Gobierno de Baréin ha anunciado que rompe sus relaciones diplomáticas con Catar, según un comunicado oficial citado por Al Arabiya.
De acuerdo con la declaración, Baréin decidió romper los lazos con su vecino "por la insistencia del Estado de Catar de seguir desestabilizando la seguridad y estabilidad del Reino de Baréin e intervenir en sus asuntos".


Asimismo, la incitación por parte de Catar a los medios de comunicación y el apoyo a actividades terroristas, así como el financiamiento de grupos vinculados con Irán también fueron razones detrás de la decisión, han apuntado las autoridades bareiníes.


"[Catar] ha difundido el caos en Baréin, en una flagrante violación de todos los acuerdos, pactos y principios del derecho internacional, sin tener en cuenta los valores, el derecho, la moral, la consideración de los principios de buena vecindad o compromiso con las constantes relaciones del Golfo y la negación de todos los compromisos anteriores", reza el comunicado.


Como parte de la medida, Baréin ha declarado que cancelará las comunicaciones marítimas y aéreas con su vecino. Además, las autoridades bareiníes han prohibido a los ciudadanos cataríes el ingreso a su país, mientras que los propios ciudadanos del Reino que residen en Catar han sido instados a regresar.
Los ciudadanos de Catar tienen 14 días para abandonar el territorio de Baréin, mientras que a sus diplomáticos se les dio 48 horas para dejar el país.
Crisis diplomática

Pocos minutos después de la declaración por parte de Baréin, Arabia Saudita, Egipto y Emiratos Árabes Unidos se han unido a la decisión del Reino y anunciaron el cese de lazos con Catar. El Gobierno de Yemen también informó del cese de relaciones diplomáticas con el país. Horas más tarde, la misma decisión llegó desde Libia. Maldivas se unió a las represalias diplomáticas poco después.


Arabia Saudita ha señalado que esta decisión es necesaria para proteger al reinado del peligro que representa "el terrorismo y el extremismo" y ha instado a todos sus países vecinos y las compañías a "hacer lo mismo".


Asimismo, la coalición dirigida por Arabia Saudita ha anunciado que la participación de Catar en su operación militar conjunta en Yemen ha sido cancelada. La coalición acusa a Doha de apoyar a los grupos terroristas Al Qaeda y el Estado Islámico.


El portavoz del Ministerio de Exteriores de Egipto, por su parte, ha declarado en un comunicado que la decisión fue tomada este lunes debido a la "postura antiegipcia del Gobierno de Catar" y al "fracaso de los intentos por parte del Gobierno egipcio de disuadir a esta nación árabe de apoyar a organizaciones terroristas".

Tensión en el golfo Pérsico


Aunque Catar forma parte de la coalición liderada por Arabia Saudita, sigue manteniendo buenas relaciones con Irán, a diferencia de la mayoría de las naciones del golfo Pérsico.


Las tensiones en torno a la postura de Catar hacia la nación persa aumentaron a finales de mayo después de un escándalo de 'hackeo' y noticias falsas: la Agencia de Noticias de Catar, supuestamente 'hackeada', divulgó unas polémicas frases del emir de este país árabe, Tamim bin Hamad Al Thani, recoge Al Jazeera.


Los medios de comunicación árabes, citando a la agencia, informaron que Al Thani había declarado que Irán es un "poder islámico" y las relaciones de su país con Israel son "buenas", calificando a Hamas y Hezbolá como "movimientos de resistencia".


Además, se reportó que Catar había retirado, supuestamente, a sus embajadores de Baréin, Egipto, Kuwait, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos debido a la "tensión" con la Administración del presidente EE.UU., Donald Trump.


Si bien Doha rechazó vehementemente la validez de esas afirmaciones, indicando que la agencia fue 'hackeada', los medios de comunicación de Emiratos Árabes Unidos, Al Arabiya y Sky News Arabia, entre otros, recogieron las historias, dándoles amplia cobertura y enfureciendo a los funcionarios de Catar.

Publicado: 5 jun 2017 02:26 GMT | Última actualización: 5 jun 2017 10:19 GMT


Irán se pronuncia sobre la ruptura de relaciones con Catar por parte de varios Estados árabes

 

Los países que han impuesto medidas de represalia contra Doha son Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Arabia Saudita, Egipto, Yemen y Libia.


La ruptura de las relaciones diplomáticas entre varios Estados árabes y Catar no hace otra cosa que desestabilizar la situación en la región, afirma el jefe adjunto de la Administración presidencial iraní, Hamid Abutalebi, en declaraciones recogidas por TASS.


"El tiempo de las acciones represalias ha pasado. La ruptura de las relaciones diplomáticas y el cierre de las fronteras no son una salida para la crisis", ha señalado Abutalebi. El alto funcionario ha agregado que la "agresión no tendrá ningún efecto" y solo "llevará a una desestabilización [de la situación en la región]".


En la madrugada del domingo al lunes los EAU, Baréin, Arabia Saudita y Egipto rompieron relaciones diplomáticas con Doha por su supuesto apoyo y financiación de organizaciones terroristas. Más tarde Yemen y Libia tomaron la misma medida. Varias aerolíneas de los citados países han anunciado la suspensión de la comunicación aérea con Catar a partir del martes.

Publicado: 5 jun 2017 07:43 GMT | Última actualización: 5 jun 2017 09:26 GMT

Publicado enInternacional
Jueves, 01 Junio 2017 06:51

Un feroz ataque golpeó Kabul

Un feroz ataque golpeó Kabul

Aunque ningún grupo se adjudicó la agresión con un camión cisterna en el barrio de las embajadas, autoridades afganas señalaron a la red Haqqani, vinculada al talibán. Es el peor ataque desde que empezó la invasión en 2001.

 

Un atentado de proporciones pocas veces vistas sacudió a Afganistán. La tranquila mañana de uno de los barrios residenciales de Kabul se vio interrumpida ayer en hora pico por una explosión que dejó decenas de muertos y centenares de heridos cerca del Palacio Presidencial y del área de embajadas en la capital. El saldo de víctimas fue confirmado por las autoridades afganas. “De acuerdo a informes recibidos, este potente ataque causó la muerte a 90 personas y heridas a 463 de nuestros civiles e inocentes compatriotas”, indicó en su cuenta de Twitter el Centro Gubernamental de Información y Prensa afgano.


La detonación de un camión cisterna repleto de explosivos provocó el incendio de decenas de coches que quedaron calcinados en el barrio diplomático de la capital afgana. Cuerpos despedazados y personas heridas por los cristales rotos a causa de la onda expansiva aparecieron en el lugar de la detonación. Aunque nadie se adjudicó el atentado, el Directorio Nacional de Seguridad (NDS) afgano responsabilizó a la red Haqqani, grupo ligado al talibán, con apoyo de la inteligencia paquistaní.


Se trata del atentado más sangriento registrado por la misión de Naciones Unidas en Afganistán desde que comenzara la invasión estadounidense en 2001, que superó al ataque que en julio pasado causó 85 muertos y 413 heridos durante una manifestación de la minoría hazara en la capital afgana. El presidente afgano, Ashraf Gani, convocó luego de la explosión a un encuentro de emergencia de su gabinete para analizar la información que se había recabado hasta el momento, al tiempo que ordenó el inicio de una investigación exhaustiva para determinar las responsabilidades en el ataque.


De acuerdo con un comunicado del Palacio Presidencial, el dirigente pidió también al Ministerio de Desarrollo Urbano y a la Alcaldía de la capital que reconstruyeran las áreas destruidas por el estallido del coche bomba, que dejó un agujero de varios metros en una de sus principales avenidas y grandes daños materiales. “La explosión estuvo causada por una cisterna de agua que contenía más de una tonelada y media de explosivos. Dejó un cráter de 7 metros de profundidad”, detalló una fuente occidental en Kabul. La carga explosiva del camión bomba fue accionada por un kamikaze cerca de las 08.30 hora local (0.30 de Argentina), según señaló el ministerio de Interior. El estallido provocó una potente onda expansiva que causó numerosos daños en los alrededores, según imágenes aéreas difundidas por el canal afgano Tolo.


Por el momento se desconoce cuál era el objetivo de los terroristas. La bomba estalló cerca de la embajada alemana, pero al cierre de esta edición nadie había señalado a los alemanes como destino del ataque. Cerca del lugar hay otros objetivos posibles: el palacio presidencial, ministerios, el cuartel general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, embajadas, grandes supermercados y oficinas de grandes empresas como la de telecomunicaciones Roshan. De hecho, entre los muertos hay muchos trabajadores de esa compañía.


Según el alto mando, el objetivo de los insurgentes no era el área en que ocurrió la explosión, donde hay embajadas y edificios gubernamentales, sino una ubicación desconocida a la que se dirigían cuando fueron parados por las fuerzas de seguridad. La misión de la OTAN en Afganistán, Apoyo Decidido, indicó en un comunicado que las tropas afganas detuvieron a los atacantes antes de que accedieran a la zona de alta seguridad. “Su objetivo se encontraba en otro sitio y eso podría haber sido peor que este incidente, cuya ejecución se pudo oír en buena parte de la ciudad”, dijo el general Murad.


Y aunque ningún grupo reivindicó su autoría en el ataque, la principal agencia de inteligencia afgana, el Directorio Nacional de Seguridad responsabilizó a la red Haqqani. “El ataque bárbaro de Kabul fue planeado por la Red Haqqani en Pakistán y contó con la dirección y cooperación directa de la Agencia de Espionaje de Pakistán ISI”, denunció el organismo de inteligencia afgano en un comunicado, que responsabilizó en múltiples ocasiones a Haqqani de los atentados en el país.
El gobierno afgano acusó en varias ocasiones a Pakistán de alentar una guerra no declarada contra Afganistán y de cobijar a los terroristas de la red Haqqani. A pesar de su vinculación con la red Haqqani, los talibanes negaron estar detrás del ataque y argumentaron que sus filas no están autorizadas a llevar a cabo acciones como esta sin ningún objetivo. La formación liderada por el mulá Haibatullah tiende a desvincularse de las acciones que dejan un gran número de víctimas civiles.


El atentado se produce en un contexto de gran incertidumbre para Afganistán. El presidente estadounidense Donald Trump está analizando el posible envío de miles de militares para hacer frente a la situación. El jefe del Pentágono, Jim Mattis, declaró días atrás que 2017 será un año difícil para el Ejército afgano y para los soldados extranjeros desplegados en Afganistán. Estados Unidos, implicado en la República Islámica en el conflicto más largo de su historia, mantiene a 8.400 hombres junto a 5.000 militares de los Estados aliados, cuya principal misión consiste en formar y asesorar a las Fuerzas Armadas afganas.


Kabul no es una ciudad segura. El año pasado murieron tantos civiles como en la guerra civil en los años 90. Las cifras se dispararon un 75 por ciento respecto a 2015. Este año la capital afgana se ubica a la cabeza de víctimas civiles en comparación con otras ciudades del país. Probablemente, la bomba que estalló cerca del Palacio Presidencial haga que ninguna ciudad la supere. En los últimos meses se podía respirar cierto nerviosismo en Kabul. Pero desde ayer se respira miedo

Publicado enInternacional
Que la cobertura mediática sobre las víctimas de Manchester sea un modelo para la cobertura de todas las víctimas de guerra

En su primera gira oficial como presidente, Donald Trump, el pretendido líder del mundo libre, visitó a una monarquía absoluta, el Reino de Arabia Saudita, un Estado petrolero conocido por la ausencia de instituciones democráticas y las flagrantes violaciones de los derechos humanos. El principal acontecimiento en materia de política exterior que Trump anunció el fin de semana en Riad fue un amplio acuerdo para la venta de armas a Arabia Saudita por 110.000 millones de dólares. Muchas personas morirán como consecuencia de este flujo de armamento. Sin embargo, el acuerdo aún no es una realidad. La afinidad de Trump con autócratas, hombres poderosos y matones afronta resistencia. Mientras el mundo procesa el horror del ataque suicida ocurrido esta semana en Manchester, Inglaterra, en el que la mayoría de las víctimas eran adolescentes que asistieron a un concierto, deberíamos prepararnos para una ola similar de muertes inocentes, esta vez en Yemen, el blanco de los incesantes bombardeos lanzados por Arabia Saudita, con el apoyo de Estados Unidos.


Partamos de la premisa de que matar niños está mal, y punto. Tanto en Manchester como en Saná, Yemen. Está mal matar niños como parte de un acto de guerra, ya sea que la matanza sea perpetrada por un soldado estadounidense, un avión Predator de Estados Unidos controlado en forma remota, un piloto saudí de un F-35 proporcionado por Estados Unidos, o, para utilizar el término actual, por un terrorista.


Cuando un atacante suicida hizo estallar una bomba en el concierto de Ariana Grande en Manchester esta semana, las víctimas mortales fueron casi en su totalidad sus fans: chicas jóvenes, pre-adolescentes, y sus padres. Los medios de noticias etiquetaron el ataque acertadamente de “salvaje”. Pero recordemos un acontecimiento ocurrido durante la primera semana de gobierno de Trump. En aquel entonces, con característica soberbia, Trump y sus funcionarios calificaron de “exitoso” a un ataque contra Yemen, a pesar de que murió un miembro de la Armada y se perdió un helicóptero. Sin embargo, inicialmente no se informó de la muerte de 30 civiles en el ataque, muchos de ellos mujeres y niños, entre los que se encontraba la niña de 8 años de edad Nawar Anwar al-Awlaki. Su nombre es conocido porque era la hija de Anwar al-Awlaki, un clérigo musulmán que fue asesinado en 2011 en un ataque con un avión no tripulado de Estados Unidos. El hermano mayor de Nawar, Abdulrahman al-Awlaki, un joven de 16 años de edad nacido en Denver, murió en otro ataque de un avión no tripulado dos semanas después de que su padre fuera asesinado. Abdulrahman no sabía que habían asesinado a su padre y estaba intentando ubicarlo cuando las fuerzas estadounidenses mataron a Abdulrahman.


El ataque fallido de enero tuvo lugar tras el desastroso ataque de Arabia Saudita contra un funeral en Saná el 8 de octubre de 2016, en el que más de 140 personas murieron, en su mayoría civiles. Tras el ataque, el Presidente Barack Obama, que había autorizado una venta de armas a Arabia Saudita por 115.000 millones de dólares, retiró las municiones de precisión de la venta, dado que muy probablemente serían utilizadas contra civiles. Donald Trump levantó la restricción a esas armas. El Rey de Arabia Saudita, un dictador, ahora posee armamento de última generación para lanzar contra la población de Yemen.


En respuesta al ataque en Manchester, Tariq Ali, comentarista político, escritor, editor de la New Left Review y un activista pacifista británico de gran trayectoria, declaró en el noticiero “Democracy Now!”: “Estos ataques terroristas no solo ocurren en Europa. Ocurren cada día en Irak, Siria, Afganistán, Pakistán, Yemen y Bahrein. Todos deploramos la pérdida de vidas inocentes. Es así. Todos lo hacemos. Pero no podemos tener un doble discurso según el cual sostenemos que si alguien muere en Europa, su vida es más valiosa que las vidas de las personas que mueren en gran parte del mundo musulmán. Y a menos que Occidente comprenda que este doble discurso provoca y enoja cada día a más personas, esto seguirá sucediendo”.


Así como han cubierto las historias de las víctimas del ataque de Manchester, los medios de comunicación deberían cubrir las conmovedoras biografías y la historia de vida de cada joven fallecido en Yemen, Siria, Irak y Afganistán. Tenemos que conocer los nombres, tenemos que escuchar las historias de estas personas que también perdieron sus vidas.
El acuerdo armamentista de Trump con Arabia Saudita es un error. Exacerbará la situación en una región que ya ha sido devastada por la guerra y afectará a Yemen de manera muy severa. Debido a la terrible destrucción del país, Yemen sufre una epidemia de cólera, hambruna y un colapso casi absoluto de su infraestructura de saneamiento, agua y de asistencia médica y hospitalaria. Se trata de una crisis humanitaria de gran magnitud.


Después de haber vendido este nuevo arsenal al rey de Arabia Saudita, el Presidente Trump se dirigió a Israel y luego se reunió con el Papa. Tras la reunión, Trump tuiteó: “Me voy del Vaticano con mayor determinación que nunca de lograr la PAZ mundial”. Algunos quizá tengan la esperanza de que Trump realmente haga lo que tuitea. Mientras tanto, millones de personas en todo el mundo se están organizando para poner fin a las guerras y detener las ventas de armas que las promueven.


Traducción al español del texto en inglés: Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Donald Trump sitúa a Rusia y el terrorismo entre las amenazas principales de OTAN

El presidente estadounidense, Donald Trump, situó hoy a Rusia entre las principales amenazas para la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), al intervenir en la cumbre de ese bloque militar.


La OTAN del futuro debe concentrarse en temas como la lucha contra el terrorismo y la inmigración, así como las amenazas provenientes de Rusia, el sur o el oriente, consideró Trump. El jefe de Estado norteamericano condenó el atentado del pasado martes en el estadio Manchester Arena, con saldo preliminar de 22 muertos, entre ellos 12 menores, y unos 75 heridos, incluidos 10 de gravedad.


Además, el mandatario estadounidense reiteró su llamado a los países miembros de la alianza atlántica a cumplir con sus compromisos para financiar el presupuesto de ese bloque, al señalar que al menos 22 naciones son incumplidoras en ese sentido.


En Rusia, expertos estiman que en estados como Alemania, donde cumplir con el compromiso del dos por ciento de su Producto Interno Bruto para sufragar gastos de la OTAN significaría un aumento de unos 300 millones de dólares, se preguntan dónde se gastaría ese monto.


Al mismo tiempo, consideran que la OTAN intenta justificar su existencia con la supuesta amenaza de Moscú, algo que parece estar ligado con el afán del Pentágono de crear un cinturón de defensa antimisil en torno al gigante euroasiático.
Moscú en todo momento denuncia que la sombrilla antimisil constituye una amenaza para su capacidad disuasiva y con ello aumentan los riesgos para la estabilidad estratégica en el orbe.


La cumbre intenta situar a la OTAN en calidad de ente capaz de luchar contra el terrorismo e, incluso, se propuso sumar ese bloque a un anunciado combate contra los extremistas en Siria, donde una coalición internacional actúa sin el visto bueno de Damasco.


Rusia, Turquía e Irán interactúan en Siria como garantes de una tregua pactada en diciembre pasado, pero de la cual están excluidos el movimiento terrorista Estado Islámico y el Frente Al Nusra, así como organizaciones afines.


(Con información de Prensa Latina)

Publicado enInternacional
El rey Abdalá II de Jordania y Donald Trump.

 


Uno pensaría, dada la dureza antimusulmana del gobierno de Trump en Washington, que los reyes y dictadores árabes se estarían uniendo para condenar las despiadadas leyes sectarias elaboradas por un presidente estadunidense que está en favor de la tortura. Todas esas fanfarronadas sobre los tipos malos y el terror islámico. Frases bastante siniestras.

Nada de eso. Los potentados han estado abrumando el conmutador de la Casa Blanca con llamadas, tanto el egipcio Al Sissi como los árabes del Golfo. Emiratos Árabes de hecho expresó aprobación a las políticas de Trump. El monarca jordano, que desde luego fue el primero en llegar a Washington, fue seguido en rápida sucesión al salón del trono de Trump por Benjamin Netanyahu.

Es todo un galimatías. Los europeos levantan las cejas, chasquean la lengua y hasta condenan tibiamente al nuevo gobierno estadunidense, mientras las principales víctimas del nuevo régimen –¿acaso no lo estaremos llamando régimen dentro de poco?– guardan un silencio servil o asienten con aprobación a sus diabluras antimusulmanas. Tal vez haya sido mejor que el pobre Mahmoud Abbas de Palestina no haya recibido contestación a sus tres llamadas telefónicas.

Como todos predijimos, el Isis reaccionó condenando a Trump justo a tiempo. Lo mismo hizo Al Qaeda, cuya referencia al tonto en la Casa Blanca debió haber sido la primera vez en la historia moderna en que la reacción de quienes cometieron los crímenes de lesa humanidad del 11-S fue exactamente la misma que la de la mitad de los estadunidenses. Por cierto, los argelinos también felicitaron a Trump, no mucho después de hacer lo propio con Bashar al Assad por su tremenda (en sus palabras) victoria contra el terrorismo en Alepo oriental. Pero aquí hay más de lo que parece.

Claro, el Isis puede regodearse con que Trump en realidad es antimusulmán y que los dictadores árabes son tan indiferentes como él a sus pueblos. Pero la respuesta de los regímenes árabes al nuevo régimen estadunidense –sí, llamémoslo así– también es indicativa de lo cercanos que están unos de otros.

La mayoría de potentados árabes llevan años alimentando a sus poblaciones con noticias falsas y hechos alternativos. También prometen siempre la victoria final contra la entidad sionista mientras esparcen su furia contra sus aliados. Los sauditas han atacado repetidas veces a Irak y a Siria; Emiratos y Egipto han bombardeado Libia, los sauditas y Emiratos han asaltado a Yemen.

Es un hecho extraño que tanto los árabes como Trump usan clichés. Si no es el mantra de tipo malo/terrorismo islámico del régimen de Trump, es la tontería de sólo-nosotros-combatimos-al-terrorismo-islámico de los regímenes árabes. Los dictadores y los gobiernos violentos de Medio Oriente han estado intercambiando esa basura durante años. Hemos tenido a los Sadat, los Mubarak, los Al Sissi, los Al Assad y los Saddam y a los reyes del Golfo endilgando fantasías a sus pueblos y amenazando a cualquiera que difiera de ellos.

De hecho, la cobarde prensa pro gubernamental de gran parte de Medio Oriente se parece mucho al periodismo complaciente en el que cree Trump. Busquen el equivalente a la televisión estatal egipcia o la televisión siria mirando Fox News. Los agentes árabes de seguridad tienen los poderes que el gobierno estadunidense envidia y que quisiera que su propia policía tuviera. En Medio Oriente, las minorías son reprimidas, los jueces son intimidados, los políticos son amenazados... y sus gobernantes creen en la tortura. ¿Les recuerdan a alguien? ¡Bienvenidos al Mundo Trump!

Recuerdo que el viejo Mubarak de Egipto regalaba a su pueblo constantes elecciones falsas –tema favorito de Trump– y recibía felicitaciones de los presidentes estadunidenses, republicanos y demócratas por igual, después de ganar en las urnas por más de 90 por ciento. Sean Spicer, el extremadamente raro amanuense de Trump, y sus infortunados asistentes, tienen contrapartes en todo ministerio de información árabe, templos de la verdad cuyos Spicers se ven obligados a repetir las fantasías y berrinches de sus amos. El paralelo es completo, puesto que los ministerios de información árabes no contienen ninguna información en absoluto.

Tendría que decir que, puesto que Trump y el Mundo Trump son casi intercambiables, hay algo en lo que se desvían con claridad. A menudo se acusa a los árabes de ser antisemitas, porque son anti israelíes. Pero los árabes también son semitas. Dada la negativa de Trump a mencionar a los judíos en el Día del Holocausto y su evidente disgusto por seis naciones musulmanas árabes, el régimen estadunidense podría ser acusado de antisemitismo tanto a causa de los judíos como de los árabes.

Pero seamos justos. Si Trump hiciera una gira por las dictaduras árabes que por el momento no están en guerra, se sentiría bastante en casa. Gran seguridad, policía fantástica, montones de tortura, elecciones extremadamente corruptas y enormes proyectos económicos que dañan el medio ambiente pero resultan por completo inútiles. Y si se une a sus hijos Eric y Donald júnior en la apertura del Torneo Internacional Trump de Golf en Dubai, entonces en verdad estará en el Mundo Trump.

Los potentados, reyes y crueles autócratas árabes deberían reunirse en Washington en su próxima cumbre. Encontrarían una atmósfera muy familiar. Para no hablar del presidente.

 

 

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya

 

 

Publicado enPolítica
Políticas mundiales de Trump: los dos puntos álgidos

El presidente Donald Trump ha dejado claro que su presidencia tendrá una posición sobre todo y en todas partes. También dejó claro que él solo tomará la decisión final sobre las políticas que seguirá su gobierno. Él ha escogido dos áreas prioritarias para implementar sus políticas: México y Siria/Irak, que es la zona de fuerza del Califato o Estado Islámico (EI). Podríamos llamar a estas dos áreas puntos álgidos (hotspots), donde el magnate está actuando en su modo más provocador.


Se suponía que México fue el principal asunto de toda su campaña, primero en su nominación republicana y luego durante la elección presidencial. Es probable que sus incesantes comentarios ásperos hacia el país y los mexicanos le hayan ganado más apoyo popular que cualquier otro tema, y por tanto le dieron la presidencia.


Trump se da cuenta correctamente de que si no hubiera priorizado realizar acciones contra México arriesgaba la rápida y seria desilusión de sus más ardientes simpatizantes. Así que eso hizo.


En sus primeros días en el cargo, ha reiterado que construirá un muro. Ha asegurado que busca una revisión importante del TLCAN, y que si eso falla repudiará el tratado. Y ha repetido su intención de hacer que México pague por el muro instituyendo un impuesto a todas las importaciones mexicanas a Estados Unidos.


¿Puede realmente hacer todo eso? Hay problemas legales y políticos para que implemente el programa. Los obstáculos legales, de acuerdo con las leyes estadunidenses e internacionales, probablemente no son tan grandes, pese a que pudiera acusarse a Estados Unidos de estar violando previsiones de la Organización Mundial de Comercio (OMC). Si eso fuera a suceder, Trump probablemente estaría dispuesto a retirar a Estados Unidos de la OMC.


Hay obstáculos políticos más serios, que hacen menos posible que pueda llevar a cabo su programa pronto y totalmente. Hay seria oposición en Estados Unidos al proyecto, sobre bases tanto morales como pragmáticas. La objeción pragmática es que un muro sería ineficaz para reducir la entrada de trabajadores indocumentados y meramente incrementará el costo y el riesgo para los individuos que crucen la frontera. Es interesante que las objeciones pragmáticas las estén expresando aun los rancheros texanos, que son de sus más fuertes simpatizantes. Y, por supuesto, hay muchas empresas estadunidenses que dependen de los trabajadores indocumentados y que serían grandes perdedoras. Ellos constituirán una fuerza de presión en el Congreso para debilitar dicha política.


Tampoco es claro que pueda transferir el costo de construir el muro a los exportadores mexicanos. Ya hay muchos análisis que argumentan que, vía el aumento en el costo de las importaciones, eventualmente el costo terminará pesando sobre los consumidores estadunidenses también, o en sustitución de los exportadores mexicanos.


En el lado mexicano, el presidente Enrique Peña Nieto inicialmente hizo el esfuerzo de negociar los asuntos fronterizos con el presidente Trump. Envió a dos secretarios de Estado a Washington a comenzar las discusiones preliminares. Le dio la bienvenida a México y anunció que viajaría a visitarlo personalmente. Esta suave respuesta a las declaraciones de Trump resultó muy impopular en México. Y Peña es atacado en casa por muchos otros asuntos ya desde hace tiempo.


El evidente desinterés del mandatario estadunidense por acomodar algo con su homólogo mexicano fue la gota que derramó el vaso. En México fue considerado humillante. Peña canceló su viaje y asumió una postura de desafío a Washington. Haciendo esto ha logrado que muchos de sus críticos internos se reúnan en torno suyo, reivindicando el orgullo nacional.


Pregunto de nuevo: ¿puede Trump hacer que México se doble a su voluntad? A muy corto plazo, puede parecer que logra cumplir sus promesas de campaña. A mediano plazo, sin embargo, no es nada seguro que Trump emerja de este punto álgido con un récord de logros.


Siria/Irak es un punto álgido aún más difícil. Trump ha dicho que tiene el plan secreto para eliminar al Estado Islámico. Típicamente le dio al Pentágono 30 días para que concrete propuestas. Sólo entonces anunciará su decisión.


Hay ya una serie de problemas para Trump. Ahora Rusia parece el actor político individual más fuerte en la región. Ha avanzado por el camino de crear un proceso de paz política que incluye al gobierno de Bashar al-Assad, a la principal fuerza de oposición en Siria, a Turquía e Irán (junto con Hezbolá). Estados Unidos, Europa occidental y Arabia Saudita están todos excluidos.


Tal exclusión es intolerable para el mandatario estadunidense, que ya habla ahora de enviar tropas terrestres para golpear a Isis. Pero, ¿con quién se aliarán dichas tropas en Siria o Irak? Si lo hacen con el gobierno dominado por los chíitas, impedirán el apoyo de las fuerzas tribales sunitas que Estados Unidos había estado cultivando pese al respaldo que alguna vez otorgaron a Saddam Hussein. Si se alían con los peshmerga turcos, antagonizarán más aún con los gobiernos turcos e iraquíes. Si se junta con las fuerzas iraníes, habrá gritos en el Congreso estadunidense y en Israel, tanto como en Arabia Saudita.


Si a pesar de esto Trump envía tropas, se encontrará con que será muy difícil extraerlas, como le pasó a George W Bush y a Barack Obama. Pero con las inevitables bajas estadunidenses puede desaparecer el respaldo en casa. Entonces recibirá aplausos de más corto plazo que en el caso de México, y probablemente más frustraciones de mediano plazo. Tarde o temprano, tanto él como sus simpatizantes aprenderán la amarga verdad sobre los límites del poderío geopolítico estadunidense y, como tal, sobre los límites del poderío mundial de Trump.


¿Qué ocurrirá entonces? ¿Explotará y cometerá actos peligrosos? Esto es lo que casi todo el mundo teme; un Estados Unidos demasiado débil en poder real y muy fuerte en armamento. Trump tendrá que decidir entre dos opciones: utilizar las armas con que cuenta, lo cual es fútil, pero terrible, o retirarse calladamente de la geopolítica hacia la Fortaleza América, admitiendo implícitamente su fracaso. En cualquier caso, será una decisión muy poco confortable para él.
Traducción: Ramón Vera Herrera

Publicado enInternacional
Lunes, 06 Febrero 2017 06:29

Los vuelos ilegales de la CIA

Los vuelos ilegales de la CIA

El martes 24 de enero por la mañana circuló entre los miembros del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos el borrador de un decreto presidencial que autorizaba la reapertura de las cárceles en el extranjero (desde la de Guantánamo hasta los “black sites” o centros clandestinos de detención) y los interrogatorios (desactivados en 2009 por ser considerados métodos de tortura).


El borrador se filtró a la prensa y fue publicado por The New York Times el día 25. Y aunque el mismo diario aclara que no se sabe si el presidente Donald Trump lo va a firmar, su solo borrador obliga a un análisis minucioso y a un llamado de alerta.


A partir del 2001, como parte de la “guerra contra el terror”, el presidente George W. Bush autorizó operaciones secretas que incluían el traslado de personas detenidas ilegalmente hacia cárceles clandestinas. Los traslados se hacían en aviones de la CIA con varias escalas en aeropuertos cuyo acceso EE.UU. tenía previamente garantizado.


Cuando los europeos se enteraron que entre 2001 y 2005 los aviones de la CIA habían hecho por lo menos 1.245 escalas en aeropuertos de Europa “llevando a bordo a sospechosos víctimas de ‘desapariciones forzadas’, conducidos ilegalmente hacia la cárcel de Guantánamo o hacia prisiones clandestinas de países cómplices (Egipto, Marruecos), en las que la tortura es una práctica habitual”, según explicita un informe del Parlamento Europeo con fecha del 14 de febrero de 2007, se armó el escándalo. Bush hijo tuvo que blanquear las operaciones como una “versión modificada del Programa rendición, detención e interrogatorios” y el ex premier británico, Tony Blair, tuvo que pedir disculpas ante el Parlamento por el tránsito de detenidos-desaparecidos en la isla.


Los vuelos de la CIA transportaron detenidos ilegales hacia Bucarest, Bakú, El Cairo, Dubai o Islamabad -pero también hacia destinos norteamericanos como Washington y europeos como Roma, Frankfurt, Glasgow o las islas Azores entre decenas de destinos-. El New York Times acompaña su nota del 25 de enero pasado con un mapa donde se señala algunos de esos “black sites” ubicados en Lituania, Polonia, Tailandia y Rumania.


Hay pruebas de que los aviones eran campos de concentración en movimiento donde se torturaba a los prisioneros durante el vuelo. En algunos casos, salvo los descensos para cargar combustibles y pertrechos, el avión estaba hasta tres días en el aire con lo cual técnicamente no existía un lugar geográfico en el que el detenido hubiera sufrido apremios ilegales.


En varias ocasiones el Departamento de Estado alquiló, para estas operaciones, aviones privados. El acuerdo lo realizaron a través de “empresas contratistas” como la muy conocida DynCorp, proveedora de insumos para la guerra que incluye los bien conocidos mercenarios del Plan Colombia o involucrada con la multimillonaria reconstrucción de Irak después de ser destruida por las bombas. Según el sitio The Intercept, el ex marine, general John Kelly, ex jefe del Comando Sur y hoy al frente del Departamento de Seguridad Interior estuvo muy vinculado a Dyncorp. Kelly como jefe del Comando Sur permitió la violación de los derechos humanos en Guantánamo y se opuso a los planes de Obama para cerrarla.


No hay dudas de que Trump es partidario de la mano dura militar. Que igual que Bush hijo tiene un gabinete formado por halcones belicistas. La diferencia con su antecesor republicano es que lejos de mantener estas operaciones en secreto, las exhibe como si por dejar de ser clandestinas dejaran de ser ilegales.


La pregunta es ¿por qué? El proyecto de liderazgo único en manos de EEUU quedó definitivamente sepultado. Agotada esa fase, el imperio apela a la carta militar como herramienta principal para enfrentar este nuevo ciclo de transformación del orden mundial que ya se sabe, es inevitable.

 

Por Telma Luzzani, autora de Territorios vigilados.

Publicado enInternacional
Putin advierte de golpe de Estado contra Trump

Dos polémicos rotativos del establishment titulan sin tapujos la intención de Trump ya instalado como presidente 45 de EU.

Washington Post ( WP) titula “El presidente promete arrancar el poder de las élites de Washington, y colocar a EU primero, además de liquidar la "carnicería (sic) estadunidense", en referencia al desempleo de la clase media desahuciada ( https://goo.gl/AMScit ).

Más agobiado, New York Times ( NYT) titula "Trump renuncia a la clase política del país" y subtitula “El presidente enloda al establishment de impío y corrupto ( https://goo.gl/WpkBjw )”. ¿Y a poco no es verdad?

Paul Craig Roberts (PCR) –ex asistente secretario del Tesoro de Reagan, editor asociado del Wall Street Journal ( WSJ) y autor de tres importantes libros: "La amenaza de los conservadores al orden mundial"; "Cómo se perdió EU" y "El fracaso del capitalismo neoliberal"–arremete en su portal contra los dos portavoces del establishment WP y NYT, "desilusionados" con el discurso de Trump y su “fuerte ataque al rapaz e inmoral establishment gobernante ( https://goo.gl/ZO2xwM )”.

Trump ha prometido gobernar con los ciudadanos abandonados por el establishment, con quienes conectará mediante sus letales tuits: ¡Mezcla insólita de plutocracia con oclocracia!

El mismo Obama, antes de despedirse, aconsejó "no subestimar (sic) a este tipo (sic)", quien "conecta muy bien con sus seguidores" y representó el “candidato del cambio ( https://goo.gl/3pxmEV )”.

Obama legó tanto el caos global como un país fracturado donde se perfila una impensable "guerra de sexos" entre los supremacistas blancos machos WASP, devotos de Trump, y la marcha impactante de medio millón de mujeres en Washington, propulsadas por Hollywood, al unísono de otras 600 marchas hermanadas en el resto de EU y el mundo ( https://goo.gl/e5S9Rx ).

EU es un país dividido, según The Hill ( https://goo.gl/Pc1RQj ). Se queda corto: EU es un país severamente fracturado a todos los niveles.

Hasta al punto teológico se manifiesta la fractura tectónica de EU, en franca decadencia interna y global: uno de los predicadores de la misa previa al juramento de Trump fue Robert Jeffres, bautista sureño que ha condenado al Islam y al "mormonismo" (cuyos feligreses abundan en la CIA), quien exclamó que “Dios no está contra la construcción de muros ( https://goo.gl/J1CWIY )”.

Para PCR, el advenimiento de Trump constituye una "declaración de guerra", mucho "más peligrosa para él que si hubiese declarado la guerra contra Rusia o China". PCR comenta que "no existe duda de que Trump se ha vuelto un objeto de asesinato (sic)" cuando la "CIA no se va a rendir y largarse".

Más allá de su conocido presupuesto legal de más de 50 mil millones de dólares al año, PCR, quien conoció las entrañas financieras del Minotauro estadunidense, alega que "la CIA es una organización global. Sus lucrativos negocios le proveen ingresos independientes del presupuesto de EU" y "es capaz de librar operaciones en forma independiente del presidente y aun de su propio director", cuando “la CIA lleva alrededor de 70 años de atrincherarse sin haber desaparecido ( https://goo.gl/i1pkz0 )”.

Se despliega una guerra subterránea entre el Pentágono y la CIA, mientras Trump ha abierto muchos frentes contra omnipotentes rivales: las dos dinastías liquidadas de los Bush y los Clinton, además de Obama; la CIA; Hollywood; los multimedia, específicamente CNN; el megaespeculador fomentador del caos global George Soros, etcétera.

Ya había advertido que "Peligra la vida de Trump", como adujo después el parlamentario británico George Gallloway, quien alerta que la “CIA prepara el asesinato de Trump. ( https://goo.gl/2A7t2h )”.

Antes de partir, el ex director de la CIA John Brennan advirtió a Trump "medir sus palabras", y lo criticó por no entender la amenaza de Rusia a EU  ( https://goo.gl/0zWbsx ).

El nuevo líder de la minoría (el Partido Demócrata), el polémico Charles Schumer, íntimo de los Clinton y Soros, comentó que la "comunidad de espionaje" tenía "seis (sic) maneras" de cobrarse” sus facturas contra Trump.

La confrontación es intensa y profunda, con entonaciones de "guerra civil", que no se atreve a pronunciar por su nombre.

En el desangelado Foro Económico Mundial (controlado por Soros), el saliente secretario de Estado, John Kerry, vaticinó que Trump duraría a lo sumo “uno o dos años, lo que sea ( https://goo.gl/pXY5QB )”.

Zero Hedge aduce que "ningún presidente desde John F. Kennedy se ha atrevido a enfrentar a la CIA", que puede optar por "medidas de represalias".

El establishment busca deslegitimar, al precio que fuere –como el sórdido libelo cocinado por el MI6 y triangulado por los enemigos de Trump en el Partido Demócrata y en el sector sorosiano del Partido Republicano con el superhalcón senador John McCain ( https://goo.gl/CCnZCy )–, y levantará la puja hasta conseguir defenestrar a Trump mediante el ominoso impeachment legislativo o, de plano, con su liquidación física como reclamó un fascista con máscara de "ideólogo cultural", de la dupla desinformativa Televisa/Univisión.

El zar Vlady Putin alertó de un "golpe silencioso de Estado", como sucedió en Ucrania en la plaza Maidan de Kiev, contra Trump que ha coaligado a tirios y troyanos del omnipotente establishment objeto del desprecio y la ira popular. No lo dice cualquiera, sino el mandamás ruso, quien goza de información privilegiada.

A juicio de Putin, toda la lasciva campaña rusófoba busca "deslegitimar" a Trump con los mismos métodos al "estilo Maidan" usados en 2014 en Ucrania, donde fue depuesto el presidente legítimamente electo Yanukovich, en un golpe presuntamente orquestado por el espionaje estadunidense y su Departamento de Estado.

Para Putin "las personas que fabrican falsas noticias contra Trump, que las confeccionan y las usan en una batalla política, son peores que las prostitutas (sic) porque no tienen ningún límite moral".

Otro objetivo, según Putin, de la viciosa rusofobia, es atar las manos a Trump para que no puedan mejorar las relaciones entre EU y Rusia ( https://goo.gl/aJIuJI ) cuando el cambio de paradigma daña intereses fosilizados.

Si no sucede nada lamentable en los días que siguen, Putin se prepara a llamar a Trump ( https://goo.gl/E2cMvM ).

La misma tarde de la "Marcha de las mujeres", Trump, el presidente más atípico de la historia de EU, tenía programada una visita el cuartel de la CIA para enmendar equívocos irreparables.

Trump nominó a Mike Pompeo para dirigir a la indomable CIA.

El advenimiento de la era Trump constituye un cambio tectónico de paradigma con repercusiones regionales (México) y globales (China, Europa).

El conservador católico Pat Buchanan, prominente ex asesor de los ex presidentes Nixon, Ford y Reagan, sentencia que con Trump llega el advenimiento de un "nuevo mundo", cuya marca es el "patriotismo económico y el etnonacionalismo (sic)", que es "ascendente en todos lados"( https://goo.gl/FgnghP )”.

Para PB el verdadero peligro para EU viene del "sur" del planeta, donde abundan los migrantes jóvenes.

La "nueva era" es un enigma: ¿emprenderá su vuelo doméstico y geoestratégico o será abruptamente detenida por el establishment de EU todavía omnipotente e inimputable?

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Publicado enInternacional