Miércoles, 14 Junio 2006 19:00

Bush y Uribe, por destrabar negociación del TLC; ridículo: The Washington Post. En Colombia se violan derechos humanos y laborales, acusa el diario estadunidense

Escrito por LA JORNADA
Valora este artículo
(0 votos)

También la mayor central sindical estadunidense, la AFL-CIO, denunció las "escasas" protecciones para los obreros colombianos en el TLC alcanzado por Washington y Bogotá, en un informe y aseguró que apremiará al Congreso de Estados Unidos a rechazar al tratado comercial con Colombia. "Estados Unidos no debería estar premiando al gobierno colombiano por darle poca importancia a las brutales violaciones a los derechos humanos y laborales", señaló la organización sindical.

 

"A pesar del horroroso historial colombiano respecto de los derechos de los trabajadores, Estados Unidos siguió negociando para alcanzar un acuerdo que ofrece escasas protecciones para los derechos humanos básicos en Colombia", denunció el informe en el que la responsable sindical de AFL-CIO denunció que "las autoridades gubernamentales colombianas no logran proteger a los trabajadores de más delitos o solucionar los que existen".

 

Harold Meyerson escribió en el Post que según cifras de la Confederación Internacional de los Sindicatos por el Libre Comercio, en 2002 fueron asesinados 145 sindicalistas en el mundo, de los cuales 99 fueron en Colombia.

 

La prioridad número uno del presidente colombiano Alvaro Uribe es tener una fecha concreta para que la Casa Blanca envíe el Tratado de Libre Comercio (TLC) al Congreso para su proceso de ratificación legislativa.

 

El primer tema en la agenda "es la importancia que tiene la definición, ojalá a finales de este mes, del texto del Tratado de Libre Comercio entre los dos países", dijo el embajador colombiano en Washington, Andrés Pastrana.

 

"De aprobarse, ese tratado cambiará a Colombia porque atraería más inversión y generaría un empleo de mayor calidad", agregó. Pero Meyerson plantea una visión diferente.

 

"Una razón para esta epidemia de homicidios es que matar a un sindicalista es un crimen libre de castigo" en Colombia, escribió el columnista.

 

El informe del Centro de Solidaridad de la AFL-CIO plantea que de los aproximadamente 3 mil asesinatos de sindicalistas entre 1986 y 2002, sólo fueron investigados 376, y sólo en cinco casos los culpables fueron sentenciados.

 

Meyerson afirmó que los asesinatos son resultado de la violencia de los grupos armados ilegales, y la mayoría son responsabilidad de los paramilitares, y cita al jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Carlos Castaño, diciendo que los matan porque "interfieren con el trabajo de la gente".

 

"Y en Colombia la gente trabaja. Con el permanente y mortal asalto a la capacidad de los sindicatos de establecer mínimos estándares para los trabajadores, hasta los niños trabajan", dice la columna.

Visto 736 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.