Miércoles, 12 Agosto 2009 19:03

Prevé el BID caída de 11 por ciento en remesas a Latinoamérica en 2009

Escrito por Página12
Valora este artículo
(0 votos)
Ascenderían a 62 mil millones de dólares contra los 69 mil 200 mdd del año pasado.

Nueva York. La cantidad de dinero que inmigrantes envían hacia América Latina disminuirá 11 por ciento en 2009 a medida que la recesión mundial reduce las oportunidades de empleo, pronosticó un estudio divulgado este miércoles.

La investigación, a cargo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), estima que América Latina recibirá durante este año 62 mil millones de dólares en remesas -enviadas principalmente desde Estados Unidos, España y Japón, países que han sido impactados duramente por la crisis-, contra los 69 mil 200 millones de dólares que recibió durante 2008, lo que marca el primer descenso global de remesas a la región desde que el BID comenzó a realizar el seguimiento de los flujos de dinero, hace una década.

El país más afectado por la caída será México, que es el mayor receptor de remesas de la región al captar un tercio de ellas.

"La crisis claramente está limitando la capacidad de los emigrados para enviar dinero a sus países de origen", señaló el presidente del BID, Luis Alberto Moreno.

Las remesas se ubicarán en un nivel visto por última vez en 2006. Unos cuatro millones de personas en toda Latinoamérica y el Caribe recibirán menos dinero de sus familiares en el extranjero, reveló el estudio encargado por el BID y que será publicado completo este miércoles por Diálogo Interamericano, un comité de asesores de Washington.

"Una parte considerable del dinero que envían los parientes se utiliza para necesidades diarias, tales como alimentación, vivienda y ropa", indicó el periódico.

Se espera que las remesas desde Estados Unidos caigan 11 por ciento, a cerca de 42 mil millones de dólares este año.

En la actualidad, 12 por ciento de los inmigrantes hispanos en Estados Unidos están desempleados. El trabajo en la industria de servicios y en la construcción, que emplean grandes cantidades de inmigrantes latinos, se ha visto muy afectada.

El estudio, realizado en marzo y junio de este año en seis grandes áreas metropolitanas estadunidenses, reveló que 25 por ciento de los inmigrantes desempleados aún envían dinero a casa, recurriendo a sus ahorros y a la reducción de su consumo personal.

El diario indicó que alrededor de 12 millones de inmigrantes de Latinoamérica y el Caribe que viven en Estados Unidos envían dinero a casa. El estudio proyecta que casi la mitad de ellos enviará menos en 2009 de lo que enviaron el año pasado.

En 2008, un estudio similar encontró que sólo 8.0 por ciento de los inmigrantes enviaron menos dinero a sus países de origen que el año precedente.

Un tercio de los encuestados en el estudio dijo que le gustaría regresar a su país de origen, frente al 20 por ciento del año pasado.

Sólo 5.0 por ciento dijo que pensaba hacerlo por falta de trabajo en Estados Unidos, y 37 por ciento de quienes dijeron que podrían irse aseguró que considerarían la posibilidad de regresar.

"Los datos no apoyan la noción de que la gente regresa a sus países a causa de la crisis", dijo al diario Gregory Francis Watson, un especialista en envío de remesas del BID.

Sin embargo, los inmigrantes se empobrecen cada vez más mientras tratan de sobrevivir en Estados Unidos y continúan apoyando a sus familiares en sus países.

El estudio indicó que Haití, Nicaragua y República Dominicana están entre los países más dependientes de las remesas y, por tanto, entre los más afectados por la disminución.
Visto 1031 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.