Lunes, 24 Febrero 2014 06:28

Revés electoral en Ecuador al partido de Correa

Escrito por La Jornada
Valora este artículo
(1 Voto)
Revés electoral en Ecuador al partido de Correa

Alianza País (AP), el partido del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, sufrió hoy su mayor revés desde que asumió el poder, en enero de 2007, al perder las elecciones en las tres principales ciudades del país: Quito, su bastión electoral; el puerto de Guayaquil, que ha sido una tradicional base de la oposición, y la localidad andina de Cuenca, de acuerdo con encuestas a boca a urna.


Según las proyecciones difundidas tras el cierre de las casillas, los candidatos de AP en esas tres ciudades quedaron distantes de los aspirantes de la oposición.


Al cierre de esta edición, los resultados oficiales del conteo rápido a cargo del Consejo Nacional Electoral (CNE) no arrojaban datos representativos debido a un retraso en la transmisión de la información.


Paúl Salazar, vicepresidente del organismo, aseguró que al no existir un orden predeterminado de recepción de las actas, tenemos que esperar a que se estabilicen las tendencias.


Los ecuatorianos eligieron este domingo 221 alcaldes, 23 prefectos (gobernadores provinciales), mil 35 concejales municipales y cuatro mil 79 vocales de juntas rurales para un periodo que se extenderá hasta el 14 de mayo de 2019. Un total de 11.6 millones se registraron para votar en estos comicios.


Minutos después de la difusión de los resultados extraoficiales, Correa se presentó en una conferencia de prensa con el candidato de AP a la alcaldía de Quito, Augusto Barrera, para reconocer el doloroso revés de su partido y la victoria del opositor y centroderechista Mauricio Rodas, abogado de 38 años, que se impuso con amplio margen de 56.5 por ciento de votos contra 40.4 del candidato aliancista, Augusto Barrera, según datos de la firma Opinión Pública Ecuador.


Hemos tenido un importante revés en la capital que habrá que revisar. La capital es importante en cuestiones de gobernabilidad, admitió Correa en la sede del gobernante AP.


Este remezón es peligroso, advierte el presidente


Qué bueno que hayamos tenido este remezón, es muy doloroso lo que ha pasado en Quito y peligroso. Ojalá me equivoque, declaró el mandatario.


En Guayaquil, el alcalde opositor Jaime Nebot fue relecto con 60.3 por ciento de votos frente a 37.8 por ciento obtenido por la candidata de AP, Viviana Bonilla, vaticinaron las encuestas a boca de urna.


Correa también reconoció la derrota en Guayaquil, pero se mostró confiado en que AP haya ganado en la mayoría de las localidades menores del país, donde hubo un total de mil 651 puestos de elección popular en juego este domingo, incluidos prefectos, alcaldes, concejales y miembros de juntas parroquiales.


El mandatario rehusó hablar de una derrota de AP y dijo que, de acuerdo con datos preliminares, su partido habría ganado al menos nueve de las 24 prefecturas provinciales.


Hablar de una derrota del oficialismo porque se perdieron ciudades tan queridas es menospreciar al resto del país, sostuvo.


Correa participó activamente en la campaña para apoyar a los candidatos de AP. Pero las apariciones de Correa junto a Barrera, uno de los cofundadores del partido gobernante, no fueron suficientes para convencer a los quiteños de que lo religieran y, según algunos analistas locales, fueron contraproducentes para su correligionario.


Durante la campaña, Correa afirmó que una derrota en la capital podría llevar a un periodo serio de ingobernabilidad en el país y que podría imitarse la táctica que según el mandatario se usa en Venezuela, donde los opositores se han enquistado en las administraciones locales para desestabilizar a los gobiernos progresistas de la región.


Las declaraciones de Correa fueron una alusión a que Quito fue el epicentro de grandes manifestaciones que propiciaron el derrocamiento de varios mandatarios a finales de la década de los 90 y al inicio del siglo XXI.


Rodas, quien participó en las elecciones presidenciales de 2013 con pobres resultados, prometió el viernes pasado trabajar por la capital y no convertirse en una oposición radical ni buscar la ingobernabilidad.


Nebot, quien de confirmarse los datos de las encuestas ejercería su segundo mandato consecutivo en la alcaldía de Guayaquil, aseguró: jamás voy a interferir en las funciones presidenciales porque soy demócrata.


Con el triunfo de Nebot, Guayaquil tendrá por sexta ocasión consecutiva a un gobernante conservador, una lista que incluye a León Febres Cordero, quien también llegó a ser presidente de Ecuador de 1984 a 1988.


Los resultados que ha entregado el CNE corresponden a jurisdicciones donde se aplicó el voto electrónico y donde el mecanismo permitió contabilizar 100 por ciento de los sufragios.


Estos determinaron que, en Cuenca, Marcelo Cabrera ganó la alcaldía con 44.59 por ciento de sufragios, sobrepasando al actual alcalde y candidato por el gobierno Paúl Granda, que obtuvo 36.79 por ciento.


En Santo Domingo de los Tsáchilas, donde también se utilizó el voto electrónico, el triunfo fue para Víctor Quirola, del partido Suma, con 44 por ciento, mientras la actual alcaldesa Verónica Zurita obtuvo 37 por ciento.

Información adicional

  • País:Ecuador
  • Región:Suramérica
  • Fuente:La Jornada
Visto 845 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.