Martes, 12 Julio 2016 08:19

Luces y sombras de Theresa May

Escrito por La Vanguardia
Valora este artículo
(0 votos)
Luces y sombras de Theresa May

La sucesora de David Cameron no siempre ha sido firme en sus posturas y ha ido cambiando con el paso de los años

 

Hace poco más de 25 años, Margaret Thatcher dejaba el cargo de primera ministra. Fue la primera mujer que lo ocupó. Ahora otra mujer conservadora, Theresa May, se mudará al número 10 de Downing Street, pero ya dejó claro que aunque siente admiración por su predecesora, quiere recorrer y marcar su propio camino, pues en política no tiene modelos.


Esta mujer de 59 años, casada y sin hijos, ha ocupado desde 2010 el puesto de ministra del Interior y es parlamentaria por un distrito londinense desde 1997. Aunque en 2007, tras la marcha de Blair y que Gordon Brown asumiera el cargo sin elecciones, criticó a los laboristas, Theresa May tiene pensado gobernar hasta 2020 sin pasar por las urnas.


Inmigración


Theresa May no era partidaria de reducir la inmigración anual neta a 100.000 personas. Era un objetivo de su Gobierno y se la criticado por no cumplirlo. El último recuento fue de 330.000 personas. Pese a no ser su propuesta, ha intentado cumplir con ella.


Una de sus decisiones más polémicas para reducir la inmigración de fuera de la Unión Europea (UE) era no permitir la reunificación familiar a menos que el residente en Reino Unido ganara un mínimo de 18.600 libras anuales. Ha habido recursos al supremo y ha sido muy criticada por separar a padres de sus hijos. Otra controversia fue apoyar las furgonetas que ofrecían a los inmigrantes ilegales ayuda para retornar a sus países. Sólo 11 personas las utilizaron según los datos que recoge The Guardian.


Mujeres e igualdad


Uno de los momentos por los que es recordada se remonta a 2002, cuando se convirtió en la primera presidenta del grupo de los conservadores y alertó a los “tories” de que eran vistos como un “partido desagradable”, debido a su intolerancia con las minorías. Considerada una de las voces modernizadoras de la formación, May respalda la igualdad de sexos y apoya el matrimonio entre homosexuales, aunque en 2002 votó en contra de concederles el derecho de adopción.


Como ministra de Interior ha luchado contra la violencia doméstica. No obstante, se le reprocha el trato a las mujeres inmigrantes, no poniendo fin a la detención de mujeres embarazadas.


Derechos Humanos


Durante la campaña del referéndum Theresa May abogó por abandonar la convención europea de Derechos Humanos fuera cual fuera el resultado de la consulta, pues cree que no aportaba ninguna protección a Reino Unido por la prevención de expulsión de extranjeros peligrosos y no censura las violaciones de Derechos Humanos de otros países. Aunque ahora ya no cree que ello sea una buena idea.


Recibió alabanzas y reproches por deportar al clérigo radical Abu Qatada y por negarse a extraditar a EE.UU. al pirata informático Gary McKinnon, que accedió a los ordenadores del Pentágono.


Negocios y derechos de los trabajadores


En su intervención de este lunes, May añadió que bajo su mando el partido se pondrá “al servicio de la gente trabajadora (...) y garantizará que nuestra economía funcione realmente para todos”. Se ha comprometido a dar voz a los trabajadores en los consejos de administración, pero no siempre ha sido una firme defensora de los derechos de los trabajadores. Se oponía al salario mínimo obligatorio tras ser elegida en 1997.


Educación


En 2004 votó contra las tasas universitarias y en contra de elevar el precio de las matrículas, pero cuando entró al gobierno cambió el sentido de su voto respecto a estas cuestiones.

Información adicional

  • Antetítulo:Reino Unido tras el Brexit
  • Autor:La Vanguardia
  • País:Inglaterra
  • Región:Europa
  • Fuente:La Vanguardia
Visto 1020 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.