Viernes, 20 Agosto 2021 05:34

La 'Carta Talibán' en la estrategia de Rusia

Escrito por Público
Valora este artículo
(1 Voto)
La 'Carta Talibán' en la estrategia de Rusia

Los sentimientos de Moscú hacia los Talibán, el grupo islamista de extremaderecha afgano-pakistaní, han ido cambiándose a lo largo de los años y Kremlin ahora se prepara, al igual que el resto del mundo, para reconocer su régimen, sea Emiratos o República islámica, que será un sistema político de corte fascista, donde los partidos progresistas, sindicatos obreros, organizaciones feministas, etc., estarán duramente perseguidos.

Recuerden que el propio Joe Biden en una entrevista con Newsweek en 2011 dijo que "Los talibanes no son nuestros enemigos y no queremos combatirlos": El autogolpe de EEUU en Afganistán, entregando el poder a los talibanes, sucede cuando el "exterior cercano" ruso sigue convulso: desde Ucrania y Bielorrusia hasta Armenia y Azerbaiyán; conflictos que le restan fuerza a Moscú impidiendo que recupere la posición de la superpotencia.

El primer contacto de Moscú con el "yihadismo" tuvo lugar en 1979 y además (y no por casualidad) en dos países vecinos: a) Afganistán, cuando tuvo que enviar al Ejército Rojo para apoyar al gobierno del partido socialista, seis meses después de que EEUU mandara a la turba de 30.000 alqaedista desde Pakistán. Fue Donald Trump quien reconoció esta realidad, de que los terroristas "patriotas" no habían ido a luchar contra los "ocupantes soviéticos"; b) Irán, donde el pueblo derrocó a la monarquía despótica semi secular de Pahlaví, y los G4 la reemplazaron por un totalitarismo religioso. Así, cercó las fronteras sureñas de la Unión Soviética con el islamismo profundamente anticomunista (el mismo año también patrocinó al católico ultraderechista Lech Walesa en Polonia, otra fronteras de la URSS).

Una vez desmantelada la "Cuna del Socialismo", los Talibán asesinaron brutalmente al presidente Nayibulá y su familia, cuyo gobierno progresista se mantuvo tres años y medio después de la retirada del Ejército Rojo en 1989: el de Ashraf Ghani, instalado por EEUU cayó incluso antes del espectáculo de los helicópteros en la Embajada de EEUU, el 15 de agosto.

En 1995, en un incidente rocambolesco, los Talibán secuestran un helicóptero ruso con siete tripulantes, y cuando el diplomático Zamir Kabulov no consigue convencer a Mullah Omar, los pilotos rusos deciden volar la nave y llevarla a Emiratos Árabes Unidos con los tres vigilantes talibanes incluidos.

Tras apoderarse de Kabul en 1996, cometiendo crimen contra la humanidad y silenciados por los medios occidentales, el Secretario del Consejo de Seguridad ruso, el general Alexander Lebed advierte que si Los Talibán no son detenidos en Afganistán, avanzarán hacia la ciudad de Samara (en Volga). Kremlin, luego establecerá una diferencia entre Al Qaeda-Talibán y otros grupos "yihadista" que operan en la región.

  1. Junto con China, la Rusia ya no socialista fundan la Organización de Cooperación de Shanghái, integrando a los países de Asia Central ex soviéticos. ¿Tuvo que ver este hecho histórico de alianza entre los dos gigantes (sin precedente desde la muerte de Stalin), con la ocupación de Afganistán, -el país más estratégico del mundo para EEUU por estar al lado de China, Rusia, Irán e India? ¡Cómo iba a permitir tal alianza tras haberse liberado de la URSS!

¿Por qué los dirigentes de la OCS apoyaron la invasión de la OTAN? Rusia, además le permitirá a esta alianza militar profundamente antirrusa usar su espacio aéreo y las instalaciones militares de Uzbekistán y Kirguistán para transportar material a las tropas en Afganistán: Era secreto a voces que el "nuevo enemigo yihadista" ha sido un recurso y un gran negocio para el complejo industrial militar y su guerra eterna contra el terror, justo cuando desapareció el Enemigo Rojo.

  1. Los talibanes son designados como "organización terrorista".
  2. Rusia empieza a recuperar su influencia en la "Comunidad de Estados Independientes", y la hostilidad de EEUU hacia el país ex socialista fuerza cambios en el comportamiento de Moscú: Obliga al Pentágono desmantelar su base militar en Uzbekistán. ¿Se imaginan una base rusa en Méjico?

A partir del 2010, aparece una nueva narrativa: "al contrario de Al Qaeda o ISIS que tienen aspiraciones globales los Talibán son un movimiento exclusivamente afgano y no representa un peligro para Rusia". ¿En serio? ¿No fueron los talibanes que proporcionaron a los separatistas chechenos dinero, armas, y territorio para entrenar en su hazaña de declarar el Yihad a Rusia?

El nuevo enfoque ignora que:

  • Este grupo ha sido creado por la CIA y está bajo el control de la Inteligencia Inter-Services (ISI) pakistaní.
  • La oposición de la base del grupo a EEUU no se debe a su "anti-imperialista", sino a que su ideología tribal y reaccionaria y se oponga a todo "extranjero" (¡salvo si son armas y móviles!). Además, una cosa son los dirigentes oportunistas y chaqueteros del grupo asentados en Qatar, y otra sus miles de militantes, que odian más a Rusia (por décadas de propaganda anticomunista y porque confunden a Rusia con la URSS) que a un país imperialista como Francia.
  1. Moscú comparte inteligencia con los Talibán en su "lucha común" contra ISIS.
  2. Kabulov, ahora como enviado especial de Rusia a Afganistán, opina que ISIS "se está preparando para una guerra en Asia Central, contra de los intereses de Rusia". Pues, tras cumplir con su misión de desmantelar el Estado sirio, parte del ISIS fue trasladada por la CIA a esta región, con el objetivo de incendiar el corazón de Eurasia, aplicando el "modelo sirio" a Afganistán.
  3. Rusia intenta mediar entre diferentes grupos de la derecha afgana, creyendo erróneamente que existe un "conflicto interafgano". Como señalamos en 2017, Rusia no tenía ninguna posibilidad en conseguir la pacificación del país, puesto que 1) los islamistas, supremacistas y totalitarios, se niegan a compartir el poder: lo querían todo, algo que no alarmó a Kremlin, y 2) los planes de la OTAN iban justamente en la dirección contraria. Utilizar a un grupo impredecible, y bajo el mando del Pentágono, era y es como mínimo, ingenuo.
  4. Rusia desmiente al general estadounidense John Nicholson que le acusa de armar a los Talibán.

2021, 8 de julio, una delegación talibán llega a Moscú, aunque el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, se niega a recibirle. Ante una incomprensible contradicción, el Ministerio de Relaciones Exteriores explica que las conversaciones eran no oficiales con los representantes no oficiales del grupo islamista.

La importancia de Asia Central para Rusia

Rusia celebra la caída del gobierno de Ashraf Gani, aunque un Afganistán hundido en el caos es la principal amenaza para su influencia e intereses en las repúblicas seculares de los países musulmanes de Asia Central. Rusia intenta compensar la debilidad de sus lazos con Occidente, fortaleciendo su poder e influencia en esta región.

La OCS ya ha integrado a Pakistán en su seno, al tiempo que el acercamiento de Rusia a Pakistán le facilitaría conocer los siguientes pases de los talibanes. Moscú ha regalado vacunas al «País de los inmaculado» (eso significa Pakistán), le vende armas y también invierte en "Pakistan Stream" un gasoducto extendido entre Karachi y Lahore. En 2020, las Fuerzas Especiales rusas y pakistaníes llevaron a cabo los primeros ejercicios militares en la frontera de Afganistán.

La 'Carta Talibán'

Y, mientras así EEUU procura enredar a Rusia en otro conflicto, y volcarse con la contención de China, Moscú podría:

  • Utilizar a los Talibán, en algún momento, para un quid pro quo con Joe Biden en Siria o Ucrania.
  • Participar en el diseño del futuro de Afganistán.
  • Entrar en el mercado afgano y sus inmensos recursos naturales.
  • Hacerse con el proyecto de gaseoducto transafgano.

Moscú de momento, ha entregado a los mulas una lista de deseos:

  • Que protejan la integridad física de sus diplomáticos en Kabul.
  • Que controle a su rama en Asia Central el grupo Jorasan.
  • Que impidan la entrada del opio a Asia Central y Rusia. El grupo gana cientos de millones de dólares al año por el negocio de la droga.

Y ellos a cambio piden que el Sr. Putin, desde el Consejo de Seguridad, promueva la eliminación de su nombre como organización terrorista.

Desde Tayikistán, preparando la defensa

"Todos para uno, uno para todos" es el lema del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), un "minipacto de Varsovia" creado en 1992 de algunos países ex soviéticos. Por lo que, la llamada de "¡Socorro!" del presidente tayiko, Emomali Rahmon, -que ya ha enviado a 20.000 soldados a la frontera con Afganistán-, fue escuchada enseguida.

Tayikistán, país complejo de habla persa y escritura cirílica, sembrado de los agentes de los ayatolás de Irán, alberga la mayor base militar rusa en el suelo extranjero, la "base 201" que acoge a unos 6.000 soldados y está equipada con el escudo antimisil S-300. En esta república exsoviética también está la estación rusa de vigilancia espacial Okno-M en el alto de las montañas de Pamir tayiko. En los últimos meses, el equipo del presidente Putin ha organizado dos importantes maniobras militares mirando a Afganistán.

El 10 de agosto, unos 10.000 soldado rusos y chinos practicaron tiros en la Región Autónoma china de Ningxia Hui, en la frontera que comparte con Tayikistán, y en los mismos días, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán hicieron lo mismo en el suelo tayiko, a unos 20 km de la frontera de Afganistán.

Rusia también está preocupada por la posible desestabilización de Irán, por el efecto de mariposa afgana, y no solo por cerca de mil kilómetros de frontera que comparten ambos estados, sino también debido a que Irán es vecino de Turkmenistán, Armenia y Azerbaiyán.

¿Es una casualidad que los principales actores de la guerra contra Siria sean los mismos que en Afganistan? Aunque es EEUU quien posee la mayoría de las bases militares en ambos estados. En el acuerdo de paz con Talibán, el Pentágono mantendría cinco de las nueve bases, aunque seguramente dispone de instalaciones secretas que no se contabilizan.

Esta situación fortalece el peso de Rusia en Asia Central, sus lazos con las repúblicas ex soviéticas, y potenciará a la OCS, para la desgracia de Washington. El geógrafo inglés Halford Mackinder llamó Heartland "la región cardial" a Asia Central, y advirtió: quien la domine dominará el mundo. Y ahora que EEUU no ha podido apoderarse de ella, planea hundirla en un estado de conflicto permanente. De hecho, los señores de Guerra de la Alianza del Norte, con algunos lazos con Rusia,Francia, India e Irán, se reorganiza, y buscan armas para luchar contra los talibanes

En el futuro incluso podrá romper Afganistán en varias piezas, y tener un Kosov en sus terrenos.

No hay que pedir a los Talibán que se comprometan civilizadamente, no podrán, sino negarles la legitimidad en la comunidad internacional.

Hace poco, Rusia criticaba a EEUU de dividir a los terroristas sirios en "buenos" y "malos". No hay "Talibán moderado", como no hay "fascismo moderado": en una de sus acciones del pasado mes de mayo, mataron a 85 niñas de un colegio y dejaron a 147 con graves heridas. El rastro de terror que están dejando a su paso también se refleja en cómo los afganos se arriesgan la vida para huir de estos monstruos, colgándose de los aviones a punto de despegar.

Una cosa es gestionar una amenaza y otra bien distinta es colar otro régimen fascista.

Público

20 agosto 2021

Visto 153 vecesModificado por última vez en Viernes, 20 Agosto 2021 05:42

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.