Jueves, 02 Diciembre 2021 05:50

El Grupo de Puebla concluyó su cumbre con la presentación de un "modelo de desarrollo solidario"

Escrito por Guido Vassallo
Valora este artículo
(0 votos)
Dilma Rousseff, expresidenta de Brasil, toma la palabra durante la cumbre del Grupo Puebla.. Imagen: EFEDilma Rousseff, expresidenta de Brasil, toma la palabra durante la cumbre del Grupo Puebla.. Imagen: EFE

Declaración final del foro que reúne a los líderes del progresismo en América latina 

En la conferencia de prensa que cerró el encuentro estuvieron presentes Aloizio Mercadante, fundador del PT brasileño; Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de Argentina; y Marco Enríquez Ominami, coordinador del Grupo de Puebla.

 

El Grupo de Puebla cerró su séptimo encuentro en la Ciudad de México con la presentación de un documento final en el que los participantes exigieron un "modelo de desarrollo solidario para la región". El colectivo formado por líderes progresistas de Latinoamérica abogó por la revisión de la política de sobretasas del Fondo Monetario Internacional (FMI), la reanudación del diálogo en Venezuela y la "recuperación de la paz y estabilidad" en Nicaragua.

En el acto de cierre de la cumbre regional estuvieron presentes Aloizio Mercadante, fundador del Partido de los Trabajadores (PT) brasileño; Marco Enríquez Ominami, coordinador del Grupo de Puebla y flamante candidato presidencial en Chile; Mario Delgado, presidente del oficialista partido Morena de México; Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de Argentina
; y la abogada Carol Proner, miembro de la Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia (ABJD).

Durante dos intensas jornadas los "poblanos", como se autodenominan los miembros de este foro, abordaron en distintas sesiones de trabajo la coyuntura latinoamericana, el rol de las nuevas tecnologías y los medios, así como los desafíos económicos, ecológicos y de género. Otro de los temas centrales tratados en este último día de reuniones fue la presentación de un informe sobre el lawfare en la región, en el cual se citaron los casos del exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y el del ecuatoriano Rafael Correa, quienes además son miembros del colectivo regional.

Impuesto a los más ricos

Entre sus principales conclusiones, el Grupo de Puebla apoyó la propuesta del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de disponer un impuesto a las personas y empresas más ricas de mundo para combatir la pobreza. "El mundo pospandemia necesita una reconstrucción más generosa, con menos desigualdad y con menos hambre. Esta propuesta ya tiene el apoyo de presidente Alberto Fernández, Honduras se va a sumar, Bolivia se va a sumar", dijo el exministro brasileño de Educación, Aloizio Mercadante, en la rueda de prensa que concluyó la asamblea del foro en Ciudad de México.

López Obrador propuso en noviembre ante la ONU crear un fondo para combatir la pobreza mediante un impuesto voluntario del cuatro por ciento de las mil personas más ricas del mundo, otro para las mil empresas más grandes y un fondo de 0,2 por ciento del PBI de los países del G20. Frente a las dificultades para aplicar un mecanismo de estas características, Mercadante consideró que "para la viabilidad de esta propuesta primero hay que divulgarla para sensibilizar".

El fundador del PT aseguró que "América latina es la región con más desigualdad del planeta" y pidió una "actitud solidaria" de los que "más ganan". Además se mostró convencido de que Lula da Silva ganará las elecciones brasileñas del próximo año y defenderá la propuesta porque el combate al hambre "forma parte de su historia de vida".

Venezuela, Honduras y Nicaragua

Sobre la crisis venezolana, Mercadante hizo un "llamamiento para que se retome la negociación entre el gobierno venezolano y a oposición patrocinada por el gobierno de México", que se rompió tras la extradición a Estados Unidos de Álex Saab, a quien la delegación chavista quería dentro de su equipo negociador. Y respecto a la victoria de la izquierdista Xiomara Castro en Honduras, la ministra argentina de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, celebró que la futura presidenta hondureña "no es solo una mujer, sino una mujer feminista que se presenta como antipatriarcal".

Gómez Alcorta rechazó además "las retaliaciones en contra de líderes y lideresas progresistas que han adoptado la forma de guerras jurídico-mediáticas", un proceso definido como lawfare. Los puntos expuestos por la funcionaria argentina forman parte de la declaración final del Grupo de Puebla, que también fue leída por la jurista brasileña Carol Proner. Durante su breve participación, Proner indicó que la derecha y la ultraderecha en la región estigmatizan a la población migrante, por lo que los países deben garantizar el respeto de los derechos humanos de las personas desplazadas.

La abogada pidió también que las autoridades de Colombia retomen los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y pidió a Nicaragua que "en el corto plazo recupere la paz y la estabilidad, se superen las disputas que polarizan y el país se encamine hacia una reconciliación", al tiempo que condenó las sanciones unilaterales impuestas desde Estados Unidos.

Apoyo al gobierno argentino frente al FMI

En otro tramo de sus conclusiones, el Grupo de Puebla reiteró su apoyo al gobierno argentino en su negociación con el FMI e instó al organismo a revisar su política de sobrecargos, un reclamo avalado también por el G20 en su última cumbre. "El propio FMI reconoció los graves errores que patrocinaron en Argentina. Fue una tragedia económica y social. Por eso, es muy importante que estas instituciones rompan con esta visión y acepten que no hay como pagar una deuda sin crecimiento", expresó el brasileño Aloizio Mercadante al ser consultado por el reclamo de las sobretasas.

El fundador del PT señaló que América latina convivió durante muchas décadas con la crisis de la deuda externa y responsabilizó a las políticas ortodoxas del FMI por la hiperinflación y las crisis prolongadas que golpearon a la región. "No somos los más pobres, somos lo más desiguales", sentenció.

En pleno crecimiento de la variante Ómicron, el Grupo de Puebla volvió a exigir que se suspendan las patentes de las vacunas contra el coronavirus. "Recordamos que, con los ritmos de vacunación, los estados requerirán de 57 años para alcanzar la inmunización, por eso apoyamos la suspensión de las patentes farmacéuticas para que las vacunas constituyan un bien público de la humanidad", advierte la declaración final del foro político y académico.

Al encuentro realizado en la capital mexicana, el tercero presencial, asistieron la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff; el expresidente de Colombia, Ernesto Samper; el expresidente de Ecuador, Rafael Correa; y el expresidente de Paraguay, Fernando Lugo, entre otros. También participaron de forma remota el presidente de Argentina, Alberto Fernández; el de Bolivia, Luis Arce; y el expresidente de Brasil, Lula da Silva

2 de diciembre de 2021

Información adicional

  • Autor:Guido Vassallo
  • Región:América Latina
  • Fuente:La Jornada
Visto 348 veces

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.