Sábado, 07 Octubre 2017 07:26

Limita el acceso a los anticonceptivos

Manifestantes antiabortistas protestando contra Obamacare en el 2012. Trump les dio el gusto.

 

Nueva medida de Trump en EE.UU. invocando razones morales y religiosas

La oposición demócrata, asociaciones de defensa de los derechos de la mujer, defensores de la planificación familiar, obstetras, ginecólogos y ciudadanos comunes salieron de inmediato a manifestar su desacuerdo con Trump.

 

El gobierno de Donald Trump limitó ayer, invocando convicciones religiosas y morales, el acceso a anticonceptivos a través de los seguros de salud, una medida que afecta a millones de mujeres estadounidenses y que asociaciones de derechos humanos se aprestan a demandar. La medida cancela una disposición de la ley de cobertura sanitaria conocida como “Obamacare’’, al ampliar la exención ya otorgada a las instituciones religiosas a todas las empresas comerciales, según una nota del Departamento de Salud de Estados Unidos. “El presidente cree que la libertad de practicar su fe es un derecho fundamental en este país’’, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, a periodistas. El senador republicano de Texas Ted Cruz dio la bienvenida a la medida en Facebook: “Hoy, el gobierno puso fin a una disposición que violaba la tradición de libertad religiosa de nuestro país’’.

Sin embargo, las reacciones indignadas no se hicieron esperar. La oposición demócrata, asociaciones de defensa de los derechos de la mujer, defensores de la planificación familiar, obstetras, ginecólogos y ciudadanos comunes salieron de inmediato a manifestar su desacuerdo. La etiqueta #HandsOffMyBC (No toques mi contracepción) era tendencia en Twitter el viernes, a poco de conocerse la noticia.''Estamos demandando a la administración Trump para bloquear esta medida’’, dijo en Twitter la poderosa organización estadounidense de derechos civiles ACLU.

No se dejen engañar. Ir contra el acceso al control de la natalidad de 62,4 millones de mujeres muestra el desprecio del gobierno de Trump por la salud y las vidas de las mujeres’’, señaló por su parte Planned Parenthood (PP), la mayor ONG de planificación familiar de Estados Unidos.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), que se describe como “la organización profesional’’ de especialistas en salud femenina “más grande de Estados Unidos’’, también expresó decepción. “La anticoncepción es una necesidad médica para las mujeres durante cerca de 30 años de sus vidas. Mejora su salud, la de los niños y sus familias, así como de su más amplio entorno, reduciendo la mortalidad materna y mejorando su estabilidad económica’’, dijo su presidente, Haywood L. Brown. “Reducir el acceso a la anticoncepción amenaza con socavar el tremendo progreso que nuestro país ha hecho en los últimos años para reducir la tasa de embarazos no deseados’’, añadió en un comunicado.

“Esto no es nada menos que sexismo’’, afirmó por su parte el senador Bernie Sanders, excandidato a la nominación demócrata para las elecciones presidenciales de Estados Unidos. “Esta es la última expresión del total desprecio de los republicanos por la capacidad de las mujeres para controlar sus vidas’’, tuiteó.

La nueva regulación “amplía las exenciones para proteger las convicciones morales de ciertas entidades e individuos cuyos planes de salud están sujetos a un mandato de cobertura de anticonceptivos dispuesta por la Ley de Protección al Paciente y Asistencia Asequible’’, indicó el texto del Departamento de Salud. La norma introducida bajo el gobierno de Barack Obama que exigía a los empleadores “proporcionar cobertura para la anticoncepción en violación de sus creencias religiosas’’ pesaba “sustancialmente en su práctica religiosa’’, dijo el fiscal general Jeff Sessions en una circular emitida ayer. La nueva norma, que ya entró en vigor, podría afectar a millones de mujeres estadounidenses cuyos métodos anticonceptivos eran hasta ahora reembolsados por sus empleadores bajo el Obamacare, ley a la que Trump se opone ferozmente y prometió derogar.

Pero, ¿cuántas serán efectivamente afectadas? La batalla por los números estaba encendida ayer. Basando sus estimaciones en el número de empleadores que presentaron demandas contra la medida de Obama, el gobierno de Trump dice que el impacto se limitar a unas 120.000 mujeres. Pero un estudio oficial estimó hace un año que, gracias a Obamacare, 55,6 millones de mujeres se beneficiaron de medidas gratuitas de anticoncepción.

 

Publicado enInternacional
Sábado, 07 Octubre 2017 06:54

Forjador de esperanza

Foto: Afp, tony karumba

 

Guevara: inspirador de una insurgencia continental.

 

El Che muere en Bolivia y su peripecia recorre el mundo, despertando emoción, admiración o rechazo, nunca indiferencia. Sus partidarios lo consideraron un modelo de integridad y audacia, capaz de renunciar a intereses particulares, privilegios y poder para contribuir a la emancipación de los oprimidos. No desde la cómoda tribuna de gobiernos y organismos internacionales, o desde el comando militar ejercido a prudente distancia del teatro de guerra, sino en las más duras condiciones de riesgo y supervivencia. Sus detractores, por el contrario, lo consideraron un instrumento del imperialismo soviético, que intentaba exportar su régimen opresor —la dictadura comunista— al planeta entero.

Así, su imagen fue el centro de visiones antagónicas e inconciliables, reflejo del enfrentamiento bipolar de la Guerra Fría, de la maniquea oposición que se expresaba en los campos más diversos: desde las reuniones cumbre de las potencias para la regulación del armamento nuclear, hasta las opiniones políticas del ciudadano común. Sólo el transcurso del tiempo permitió matizar la rigidez de las posturas ideologizadas, definir ambigüedades y decantar permanencias.

Las derechas latinoamericanas, desprovistas de líderes de tanta ascendencia, se han preguntado por décadas la razón del carisma del Che. A partir de 1967, marxistas y cristianos, intelectuales y campesinos, pacifistas y guerrilleros lo adoptaron como norte y guía de su quehacer político. Su figura fortaleció a las izquierdas, promovió amplias alianzas políticas nacionalistas, reformistas o revolucionarias, impulsó la movilización de multitudes. Sembró focos guerrilleros desde el Río Bravo hasta el Estrecho de Magallanes, y fue venerado por partidos y coaliciones como la Unidad Popular de Chile, que impulsaban políticas no violentas, reformistas, para alcanzar el socialismo.

En un continente doblegado por la pobreza, el despotismo de las dictaduras, el saqueo de sus recursos y la injerencia del imperialismo estadounidense, el Che Guevara interpretó las aspiraciones de millones de latinoamericanos. Indicó una causa por la que valía la pena luchar e incluso arriesgar la vida: la edificación de una sociedad libre, justa, fraterna y soberana.

***

En los años sesenta la Unión Soviética y Estados Unidos intentaban acercarse a los estados neutrales de Oriente Medio, Asia y África con el propósito de atraerlos a su esfera de influencia. El proceso de descolonización y el auge de las posturas antioccidentales en los países en vías de desarrollo crearon un marco propicio para que el Estado soviético se vinculara estrechamente con dirigentes de movimientos insurgentes y gobernantes de nuevas naciones.

De esta forma, en plena détente, la desintegración del colonialismo ofreció oportunidades para que la Urss acrecentara su poder en las relaciones de fuerza mundial, en detrimento de Estados Unidos y Europa occidental. En pocos años logró establecer una amplia red de relaciones políticas, militares y económicas. En el plano militar, por ejemplo, entre 1960 y 1975 recibieron ayuda y asesoramiento soviético países emergentes como Yemen del Sur, Argelia, Benín, Irak, Libia, Siria, Egipto, India, Bangladesh, Afganistán, Vietnam y Mozambique.

En el continente americano, la radicalización de la revolución cubana, su enfrentamiento con Estados Unidos, el entusiasmo que suscitó en amplios sectores sociales, fueron de buen auspicio para los intereses soviéticos. Los dirigentes cubanos y del Este europeo que colaboraron con Guevara en la instalación del grupo guerrillero en Bolivia confiaban provocar, en una región de indiscutible hegemonía estadounidense, conflictos políticos y sociales, inestabilidad, insurrecciones y guerra de guerrillas. Todo ello confluiría con la actividad desplegada por los partidos comunistas y los movimientos sociales antimperialistas que actuaban en la legalidad.

Se trataba de tácticas y procedimientos idénticos a los que Estados Unidos empleaba en las regiones del mundo donde imperaba la hegemonía soviética, o en los países abiertos a la influencia y apoyo de la Urss. A través de sus apoderados, protegidos o aliados, Washington también financiaba y contribuía a provocar guerras irregulares y convencionales, sostenía económicamente partidos y movimientos opositores, promovía golpes de Estado y homicidios de gobernantes o dirigentes políticos. Desarrollaba, en suma, una amplia gama de iniciativas desestabilizantes, abiertas o encubiertas, que complementaba con acciones de influencia política, psicológica y cultural.

Desde un pequeño territorio ubicado en el corazón de América, con el apoyo de Cuba y el aval implícito de la Unión Soviética, Guevara buscaba ser el inspirador de una insurgencia continental. Si el foco boliviano lograba perdurar podría irradiarse al territorio argentino. Aunque la lucha fuera prolongada y la victoria incierta, su mera presencia en Bolivia desafiaba a Estados Unidos, corroía su prestigio continental, lo obligaba a distraer recursos y hombres de otras latitudes. Tal vez, incluso, lograría atenuar el inflexible hostigamiento estadounidense contra Cuba.

***

Derrotado en Bolivia, el proyecto del Che fue reproducido con mayor éxito unos años después en el escenario africano. Soldados cubanos adiestrados y pertrechados por la Unión Soviética participaron en las luchas anticoloniales de Angola, Guinea Bissau, Cabo Verde y Mozambique. A partir de 1975 sostuvieron militarmente al gobierno angoleño de Agostinho Neto, atacado por Sudáfrica y Zaire y por guerrillas anticomunistas financiadas por Estados Unidos. Entre 1987 y 1988 una nueva invasión sudafricana fue derrotada en la batalla de Cuito Cuanavale, en la que Cuba participó con 55 mil efectivos, aviación y blindados. En 1977 el gobierno cubano se involucró junto a la Urss en la guerra de Etiopía contra Somalia y la secesionista Eritrea. Cuando la victoria etíope puso provisoriamente fin a la contienda, 20 mil cubanos que habían luchado bajo la bandera del internacionalismo de Guevara regresaron a su país.

A fines de la década de 1970, implantadas en el sur americano las dictaduras de seguridad nacional, el epicentro de los movimientos armados de impronta guevarista se trasladó a América Central. En 1979 el Frente Sandinista derrocó a la dictadura de Anastasio Somoza, al tiempo que las guerrillas salvadoreña y guatemalteca, apoyadas por Cuba, adquirieron una fuerza considerable. Junto al gobierno progresista de Granada y los movimientos guerrilleros de Venezuela y Colombia, Estados Unidos creyó percibir un nuevo arco de crisis cercano a sus fronteras. En Chile, entretanto, se intensificaba la lucha armada contra la dictadura de Pinochet, protagonizada por jóvenes formados en el ejemplo del Che, pertenecientes al Mir y al comunista Frente Patriótico Manuel Rodríguez.

Los ochenta estuvieron marcados por la contrainsurgencia desplegada por Estados Unidos en América Central. La región se volvió el campo de pruebas del gobierno de Ronald Reagan en su intento de sofocar los regímenes progresistas o los procesos revolucionarios. No obstante, en 1986, mientras Reagan promovía nuevas intervenciones de la Cia en Nicaragua para desestabilizar y derrotar al “peón soviético”, el 27º Congreso del Partido Comunista de la Urss abandonaba casi por completo el marxismo leninismo y el presidente Gorbachov rechazaba la lucha de clases, postulaba la coexistencia pacífica y la cooperación internacional entre capitalismo y comunismo.

Fue el mismo Gorbachov quien en la segunda mitad de los ochenta convenció a los dirigentes nicaragüenses y salvadoreños de involucrarse decididamente en los procesos de paz, y a los guerrilleros comunistas de Chile de deponer las armas. La Urss se hallaba exhausta económicamente por la carrera armamentista, la sangría de la guerra de Afganistán, el retraso tecnológico con relación a Estados Unidos —en particular en el campo de la informática, esencial para el funcionamiento del armamento espacial— y la erosión del consenso en los países del este europeo.

***

A 50 años de su muerte ¿qué ha dejado en herencia el Che Guevara a los ciudadanos del tercer milenio? En primer término, la vigencia de la causa por la que luchó, aún distante. Por ella también perdió la vida otro gran líder de la izquierda americana, Salvador Allende. Los dos desafiaron al Leviatán y fueron derrotados. Los dos fueron forjadores de esperanza. Aunque indicaron distintos caminos para la acción política y social —la lucha armada o el gradualismo reformista—, al mismo tiempo, en un plano más elevado, señalaron la vía maestra para obtener los cambios anhelados por la izquierda: la militancia firme, perseverante, desinteresada y valiente. En ella reside la significación de su legado.


________________________________________
Clara Aldrighi. Historiadora. Autora, entre otros libros, de La izquierda armada. Ideología, ética e identidad en el Mln-Tupamaros y Memorias de insurgencia. Historias de vida y militancia en el Mln-Tupamaros. 1965-1975.
________________________________________

 

 

Publicado enPolítica
Lee Plenty Wolf, activista Sioux

 

"El agua es vida". Es el mensaje de Lee Plenty Wolf, líder y activista Lakota Sioux. Una sencilla frase que encierra la batalla trascendental de su tribu contra la construcción del oleoducto Dakota Access: un megaproyecto de 1.900 kilómetros que tiene previsto conectar los estados de Dakota del Norte e Iowa. El itinerario implica atravesar el río Misuri y el lago Oahe, que abastecen de agua potable a los 8.000 indígenas que habitan en la reserva de Standing Rock, una de las mayores de Estados Unidos (EEUU).

En 2016, meses de multitudinarias protestas en el campamento de Standing Rock –que se han convertido en un símbolo de la lucha ambientalista– llevaron al entonces presidente de EEUU, Barack Obama,a paralizar la construcción del oleoducto. Sin embargo, el 24 de enero de 2017, el nuevo mandatario, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva con la que reactivó el proyecto, cumpliendo así con su promesa electoral. Y, al hacerlo, revitalizó también la resistencia de los sioux.

El líder y reconocido activista Lee Plenty Wolf, invitado a la Universidad de Sevilla por los Departamentos de Geografía Humana, Geografía Física y Análisis Regional y Antropología Social, atiende a eldiario.es /andalucía tras ofrecer una charla ante más de doscientas personas.

 

Junto a los riesgos medioambientales, otro de los grandes problemas del oleoducto Dakota Access es que invade tierras sagradas. ¿Cuentan con algún tipo de protección?

Según la ley y un estudio de impacto ambiental, [los responsables del proyecto] deben preguntar a las tribus sobre estas cuestiones y también sobre la construcción del oleoducto, pero no lo hicieron. Las compañías no tienen autoridad para entrar en las reservas indias, así que lo que están haciendo es construir muy cerca, donde todavía sigue habiendo áreas sagradas.

Se supone que si las excavadoras encuentran un antiguo enterramiento deben parar toda la obra y llamar a arqueólogos que estudien los hallazgos para no alterarlos. Pero a las compañías esto les da igual, porque tienen sus excavadoras y simplemente se abren camino.

 

¿Quién apoya el movimiento contra la construcción del oleoducto?

Tribus originales, grupos ecologistas... Cuenta con un gran respaldo social. La resistencia en el campamento de Standing Rock fue enorme porque aunó a gente de todo el mundo, cada día llegaba más gente. También recibimos ayuda exterior de quienes no podían estar físicamente, nos enviaban comida y medicinas.

 

¿Cuál es el posicionamiento de la ONU al respecto?

Las Naciones Unidas enviaron a un observador a Standing Rock con el objetivo de proteger nuestra agua. Greenpeace también estuvo allí, así como representantes de diferentes organizaciones. Pero todo esto fue ignorado porque incluso algunos de los medios de comunicación que estaban en el campamento haciendo sus reportajes de investigación fueron arrestados. Nadie estaba a salvo.

 

¿Los activistas han sufrido represión policial?

Sí. Perros, gas pimienta, pelotas de goma, cañones de agua y de ruido, golpes... incluso fumigaron el campamento.

 

¿Las protestas de los activistas fueron pacíficas?

En todo momento. Las únicas armas de los activistas y los nativos eran el rezo y el canto. El ejército dijo que íbamos armados para poder reprimirnos con una acción más violenta pero sólo portábamos la chanupa, que es la que nos conecta con el rezo.

 

La situación que describe podría recordar a la película Avatar...

Es lo mismo. Solo que en Avatar los malos mataron a muchos indígenas. Probablemente podrían haber tratado de eliminarnos si no fuera por los cientos de personas y los medios de comunicación que se unieron. Tuvieron que cambiar su estrategia, no pudieron encontrar una excusa para matarnos o hacernos daño.

 

¿Cuál es el papel del actual presidente de EEUU, Donald Trump, en todo esto?

En los últimos momentos de la presidencia de Obama, gracias a las peticiones que se movieron desde Standing Rock, se paralizó la construcción del Dakota Access. Pero en el momento en el que Donald Trump llegó al poder reactivó la construcción del oleoducto. También fue el responsable de que se entrara y se desalojara todo el campamento.

 

¿Cuál es la influencia de las compañías petroleras estadounidenses en la administración Trump?

Tienen una gran influencia. Son las que pusieron a Trump en la presidencia. Trump es un gran inversor en las petroleras porque, principalmente, es propietario de compañías que están extrayendo las reservas naturales.

 

¿Está familiarizado con el problema del agua en Doñana?

He leído un poco al respecto, pero tengo que averiguar más sobre ello. El problema del agua es un problema global y tiene que ver con dos factores principales: las sequías y la sobreexplotación de los ríos.

 

¿Es el agua el nuevo petróleo?

Sí, sin duda. Es un proceso que comenzó hace tiempo. Las grandes compañías como Nestlé saben que el petróleo es un recurso que se está agotando y se aprovechan de esta situación. ¿Cómo? Embotellando el agua y vendiéndola, impidiéndonos que podamos tomarla de forma natural, que es un derecho humano.

 

«Sólo cuando el último árbol esté muerto, el último río envenenado, y el último pez pescado, el hombre se dará cuenta de que el dinero no se come», proverbio indígena.

 

 

Publicado enMedio Ambiente
¿Qué viene a hacer Obama a América latina?

 

En su viaje anterior, cuando todavía era presidente de Estados Unidos, Barack Obama vino a bendecir la restauración conservadora en Argentina y no tuvo el coraje de pasar con su silencio complaciente por Brasil, donde ya estaba instalado un gobierno golpista. Ahora viene como ex-presidente, en representación de su Fundación, financiada por grandes conglomerados económicos.

En el último mes, Obama ha tenido conversaciones con el Banco Northern Trust, con el banco Cantor Fitzgerald y con el grupo de compra en la privatizacion de empresas, Carlyle Group. Su Fundacion está financiada especialmente por donaciones de Microsoft y del gigante del sector eléctrico, Exelon, ambas con contribuciones de más de un millón de dólares. Obama ya ha hecho reiteradas presentaciones en Wall Street, por las que cobra alrededor de 400 mil dólares por cada una.

En San Pablo, Obama partipará del evento organizado en el periódico económico Valor, del grupo O Globo, patrocinado por el banco español Santander. Cínicamente dice que viene a “oír a los líderes jóvenes”. No va a encontrar a ningun líder joven ahí. Para ello, tendría que llegar sin el patrocinio de bancos y tendría que ir a la periferia de San Pablo y de Buenos Aires. Pero con los patrocinios de las empresas que financian su Fundación, viene más bien a buscar nuevas oportunidades de negocios para esas empresas, en especial en los procesos de privatización que los gobiernos de Macri y de Temer ponen en práctica.

En Argentina, Obama tendrá reuniones con empresarios y se anuncia un encuentro con Mauricio Macri. En Brasil, al parecer, no se atreverá a un encuentro con Temer, que tiene el 3 por ciento de apoyo entre los brasileños. Tiene programado un encuentro en Córdoba sobre “economía verde”, organizado por la Fundación Advanced Leadership, organización que tiene su sede en Washington, con el apoyo del BID, de la OEA, de la Fundacion Mediterránea y la Boston Seguros.

El Obama que viene ya no tiene nada que ver con aquel que fue elegido como primer presidente negro de Estados Unidos. Si fuera aquel, visitaría las comunidades negras de Brasil y se interesaría por el destino de Milagro Sala y de Santiago Maldonado. Hablaría con los líderes populares y no con los ejecutivos de los bancos.

Ya es tradicional en Estados Unidos que los ex-presidentes organicen una fundación y circulen por el mundo, con los viajes financiados con el apoyo de las donaciones de grandes empresas privadas de ese país, con la esperanza de mantener espacios políticos propios. El único de los ex-presidentes norteamericanos que ha puesto su fundación al servicio de las causas democráticas en el mundo ha sido Jimmy Carter.

Obama no esconde que se apoya en las grandes corporaciones norteamericanas y no en entidades civiles, de derechos humanos, de defensa de la democracia, de promoción de las políticas sociales.

Llega a Brasil invitado por el grupo O Globo, que ha estado siempre del lado de las peores causas. Llega apoyado en los bancos y trayendo la representación de una Fundación que tampoco esconde quiénes la financian. A Argentina, llega invitado por una organización norteamericana.

Si Obama quisiera inaugurar la presencia de su Fundación en la región apoyando las buenas causas continentales, tendría que venir a denunciar los inmensos retrocesos sociales que se dan en Argentina y en Brasil, cuando partidos que promueven los intereses del mercado y de los bancos se han adueñado del gobierno. Tendría que preocuparse con lo que pasa en México, en Puerto Rico, en Guatemala, entre tantos otros países con graves problemas.

Pero no es ese el programa de Obama en esta visita. Obama vivió el periodo de más grande aislamiento de EE.UU. en América latina. Obama tuvo que elogiar a Lula y convivir con gobiernos sumamente hostiles. Obama apostó a presidentes como Peña Nieto o Sebastián Piñera, pero no pudo tener éxito con ninguno de ellos. Obama tuvo que confesar el fracaso de 50 años de bloqueo a Cuba, visitó la isla pero no pudo tener la foto que pidió con Fidel. Terminó su gobierno derrotado, no consiguió que su sucesora fuera electa y vio a su gobierno reemplazado por un bufón que desmoraliza la presidencia de Estados Unidos.

Obama ahora quiere salvar su imagen, pero viene patrocinado e invitado por lo peor que tienen nuestros países.

 

 

Publicado enInternacional
Miércoles, 04 Octubre 2017 08:18

EU expulsa a 15 diplomáticos cubanos

La sede de la embajada cubana en Washington.

 

"Inaceptable"; no hay evidencia de los presuntos ataques acústicos: canciller Rodríguez

Tillerson acusa a La Habana de incumplir su obligación de proteger al personal de la embajada

 

Estados Unidos escaló sensiblemente este martes las tensiones con Cuba al anunciar la orden de salida de 15 diplomáticos de la embajada de La Habana en Washington, decisión que el gobierno isleño calificó de inaceptable.

En una nota oficial, el secretario de Estado, Rex Tillerson, informó que su oficina comunicó a Cuba la orden de salida de 15 de sus diplomáticos en su embajada en Washington, aunque destacó que se mantienen las relaciones diplomáticas.

La controvertida decisión constituye el más reciente capítulo en la escalada de tensiones, a raíz de los misteriosos ataques supuestamente sufridos por diplomáticos estadunidenses en La Habana, aparentemente con ultrasonido.

De acuerdo con Tillerson, la decisión de expulsar del país a los funcionarios se tomó ante el “fracaso de Cuba en adoptar medidas para proteger a nuestros diplomáticos de acuerdo con sus obligaciones ante la Convención de Viena.

Mantenemos nuestra relaciones diplomáticas con Cuba, y seguiremos cooperando con la isla en la medida en que investigamos estos ataques, expresó el secretario de Estado.

Poco antes, un funcionario del Departamento de Estado que solicitó conservar el anonimato dejó claro que se trata de una expulsión.

“Estamos expulsando a estos 15 cubanos hoy, aunque no han sido declarados personas non gratas, esperamos que se vayan en siete días”, dijo el diplomático.

En una conferencia de prensa en La Habana, el canciller Bruno Rodríguez afirmó que la decisión era injustificada e inaceptable, ya que no existen evidencias de la ocurrencia de los alegados incidentes.

El jefe de la diplomacia cubana formuló un llamado a no continuar politizando este asunto, lo cual puede provocar una escalada indeseada, así como enrarecer e incluso hacer retroceder la relación bilateral.

Esas relaciones, apuntó el canciller cubano, ya están afectadas por el anuncio que hizo en junio el presidente estadunidense, Donald Trump, de una nueva política hacia Cuba, alejándose de la política de aproximación iniciada por su antecesor Barak Obama.

En opinión de Rodríguez, la decisión del Departamento de Estado tiene un carácter eminentemente político, por lo que Washington es responsable del deterioro presente y futuro de las relaciones.

Estados Unidos alega que por lo menos 22 integrantes de su personal diplomático en La Habana fueron objeto de raros ataques, al parecer mediante ultrasonido, que les han provocado fuertes dolores de cabeza, edemas cerebrales, mareos y pérdida parcial de audición y memoria.

Aunque aún se desconoce el origen de estos episodios y sus responsables, el Departamento de Estado no tiene dudas de que se trata de ataques. Hay un padrón muy consistente, dijo el funcionario estadunidense.

El viernes, el Departamento de Estado anunció la decisión de reducir a la mitad su personal en la embajada en La Habana debido a estas agresiones, que por ahora no han sido explicadas.

Aunque la medida estadunidense para reducir su personal en La Habana fue unilateral, el paso de ordenar la salida de Estados Unidos de diplomáticos cubanos eleva la tensión, ya que la Casa Blanca admite no tener pruebas de la responsabilidad de Cuba en el caso.

La semana pasada Tillerson recibió a Rodríguez en el Departamento de Estado, precisamente para discutir la situación creada por estos incidentes.

En esa reunión, el canciller Rodríguez negó de forma tajante que Cuba hubiera perpetrado alguna vez ataques de cualquier naturaleza contra personal diplomático extranjero, y solicitó la cooperación de Washington en las investigaciones.

Los dos países restablecieron lazos diplomáticos en 2015 después de medio siglo de ruptura y desconfianza, pero la llegada de Trump a la Casa Blanca abrió una interrogante sobre el futuro de ese dehielo.

En junio Trump anunció el endurecimiento de las medidas administrativas que Obama había adoptado por decreto para facilitar los viajes y el comercio con la isla.

Al anunciar la reducción a la mitad de su personal en La Habana, el Departamento de Estado informó también la suspensión por tiempo indeterminado de la emisión de visas para cubanos.

Con la expulsión de los 15 diplomáticos es posible que la embajada cubana en Washington también suspenda la emisión de visados, en lo que representaría un enorme retroceso en el ya difícil proceso de acercamiento iniciado en 2015.

 

Consultar la declaración del Ministerio del Exterior de Cuba

 

 

Publicado enInternacional
En 1973, el ministro de Asuntos Exteriores de EU, Henry Kissinger (izquierda), compartía el Premio Nobel de la Paz con el líder norvietnamita Le Duc Tho

 

Es probable que las dos primeras semanas de noviembre marquen el rumbo del siglo XXI cuando Trump inicia una gira de 10 días por el noreste y sudeste asiáticos que incluye tres visitas trascendentales a China, Japón y Sudcorea –además de la cumbre de la disfuncional APEC en Vietnam, donde puede reunirse en forma fortuita con el zar Vlady Putin, y la reunión de EU con el ASEAN-10 en Filipinas–, mientras se resquebraja el precario acomodo de EU con Rusia en Siria, que puede implosionar con las veleidades independentistas del Kurdistán, en el norte de Irak, azuzadas por Israel (https://goo.gl/X2okCq).

El establishment de EU ha rechazado un G2 con Rusia, que anhelaba Trump y procuraba Kissinger tras bambalinas, con el fin de detener el ascenso irresistible de China.

EU no puede gobernar sólo en su fase de acelerado declive doméstico/regional/global, mientras las garrafales pifias geoestratégicas del establishment en Washington han acercado en forma espectacular a Rusia y a China. Si hay un G2, por el momento, este sería el de Rusia con China.

Dejo en el tintero el relevante cambio cupular de mando del Partido Comunista chino que arranca el 18 de octubre y donde afianzará su control el ala militar vinculada al mandarín Xi quien será entronizado como el tercer Gran Timonel después de Mao Zedong y Deng Xiaoping.

No es gratuito que en esta fase transicional, las fuerzas adversas al mandarín Xi, hayan movido sus fichas bélicas tanto en el Himalaya –diferendo con India, resuelto en vísperas de la reciente cumbre de los BRICS–, como con Taiwán y el arrebato independentista de su primer ministro William Lai Ching-te.

La Unión Europea, despreciada por Trump, se acerca cada vez más a China y congela su confrontación con Rusia, a raíz del contencioso en Ucrania y las estrafalarias sanciones exigidas por EU que dañan la geoeconomía del viejo continente que ha iniciado su desgajamiento multiforme desde el Brexit hasta el referéndum independentista de Cataluña.

John Xenakis, quien alardea haber colaborado durante una década con Steve Bannon, el ideólogo del trumpismo evangelista blanco (https://goo.gl/z3UASf) –que ya empezó a mostrar de lo que es capaz en la carnicería de Las Vegas– analiza en el portal Breitbart y con base en la publicación Generational Dynamics del MIT, tanto la muy sonada entrevista de Bannon a Bloomberg (https://goo.gl/oW3hZg) como las numerosas reuniones del ideólogo del trumpismo (con o sin Trump) con Kissinger, quienes preparan un proyecto para sonar la alarma sobre China: la primera amenaza económica a EU (https://goo.gl/5Xx6xH).

Según Steve Bannon, la forzada transferencia de tecnología de la innovación estadunidense a China es el principal mayor asunto económico y de negocios de nuestro tiempo que puede dejar plantado a EU como una vulgar Colonia: lo que sucedió con la Colonia Jamestown de Virginia formada en 1607, convertida en un Estado tributario, mientras China se está volviendo el principal poder económico dominante en el mundo.

John Xenakis rememora que Kissinger, hoy de 94 años, armó el encuentro secreto con Pekín en 1971 que permitió a Nixon abrir China a Occidente.

Como consultor internacional, Kissinger ha visitado China más de 80 veces y en fechas recientes se reunió con Bannon dos veces (¡súper-sic!) en septiembre en su casa de Connecticut.

A juicio de Xenakis, Steve Bannon es experto en dinámica generacional y entiende que se aproxima una nueva (sic) guerra entre China y EU.

No lo dice John Xenakis, pero en el epílogo de su libro Sobre China (https://goo.gl/phXDb1)” Kissinger refiere el célebre Memorándum Crowe –que vislumbraba como inevitable la guerra entre Gran Bretaña y Alemania, tanto en la Primera como en la Segunda Guerra Mundial– el cual puede ser también aplicado a China.

Según John Xenakis, Bannon enmarca el conflicto con China en términos económicos y se basa en cuatro mil años (sic) de historia diplomática china, centrados en el manejo de los bárbaros, menos los recientes 50 años.

En la hermenéutica de Bannon interpretada por John Xenakis, para China los barbaros son un Estado tributario. De forma tal que hoy el “tributo a China es la tecnología de EU, lo cual ha valido que Pekín se apropie (¡súper-sic!) de 3.5 millones de millones de dólares en los pasados 10 años.

Lo peor, a juicio de John Xenakis, es que EU ha otorgado a China la esencia básica del capitalismo estadunidense: su innovación.

Xenakis cita el punto de vista de Generational Dynamics –los países cambian sus creencias y actitudes debido a los cambios generacionales– que sentencia que es imposible evitar la guerra mundial entre EU y China ya que en cada siglo por milenio, cada continente en el mundo ha tenido guerras masivas que han aniquilado la mitad de la población y en el pasado siglo, se escenificaron dos guerras mundiales, además de guerras masivas en África, China, Sudamérica y el Sur de Asia:es lo que sucederá este siglo.

Al final de septiembre, el jefe de las fuerzas conjuntas del ejército de EU, el bostoniano general Joseph Dunford, afirmó en una audiencia senatorial que China es la principal amenaza a la seguridad de EU y su más significativo desafío militar en el largo plazo (https://goo.gl/ZKGyVr).

En forma ominosa, el general Joseph Dunford reveló que había informado a China de los planes de EU para usar la fuerza militar contra Norcorea que constituye una amenaza inmediata, mientras que Rusia y China representan peligros potenciales con base en sus crecientes arsenales nucleares.

Para el general Joseph Dunford, en el largo plazo (en 2025), China representa el peligro más significativo, opacando el poder nuclear y cibernético de Moscú, con base en la demografía (que opera contra Rusia) y la situación económica (que favorece a China).

Según Bill Gertz, de Asia Times, los comentarios del general Joseph Dunford son similares a los del director de la CIA, Mike Pompeo, hace tres meses: China tiene la capacidad de exhibir la mayor rivalidad a EU tanto en el mediano como en el largo plazo.

Quedó atrás la significativa ventaja competitiva de EU en 2000, según el general Joseph Dunford: 17 años más tarde esa ventaja se esfumó.

En forma coincidente, Kissinger impartió una conferencia en la Universidad de Columbia (https://goo.gl/o3yiqb), en la que enfatizó que EU y China deben tener relaciones económicas para evitar la Tercera Guerra Mundial y la destrucción total.

Según Kissinger, interpretado ahora por el mismo John Xenakis, la Nueva Ruta de la Seda liderada por China, que busca conectar a China con Asia Central y eventualmente a Europa, tendrá el significado práctico de mover el centro de gravedad del mundo del Atlántico al Pacífico y de involucrar a las culturas de Eurasia, cada una de las cuales deberá decidir el tipo de su relación con esta región y de la cual EU no puede aislarse.

A juicio de John Xenakis, Bannon y Kissinger comparten la visión de que China y EU se encaminan a una guerra mundial, pero que ambos buscan en forma desesperada una salida para evitarla, mediante una alianza económica. ¡Apareció el peine del G2 de EU con China contra Rusia! Veo pura ganancia unilateral para EU sin quid pro quo para China. ¿Dónde queda Rusia y su alianza con China?

 

AlfredoJalife.com

Twitter:@AlfredoJalifeR_

Facebook:AlfredoJalife

Vk:id254048037

 

 

Publicado enInternacional
Martes, 03 Octubre 2017 07:56

Estados Unidos bajo su propio fuego

Estados Unidos bajo su propio fuego

 

Un jubilado sin antecedentes disparó con fusiles automáticos y metralletas contra una multitud que asistía a un recital en Las Vegas. El hombre tiró desde una habitación del piso 32 del hotel Mandalay Bay. Cuando llegó la policía se suicidó.

 

La mayor masacre con armas de fuego ocurrida en Estados Unidos tuvo lugar el domingo por la noche en Las Vegas. Stephen Craig Paddock, un jubilado de 64 años, disparó contra las 20 mil personas que asistían en Las Vegas a un concierto de música country, asesinando al menos a 59 personas e hiriendo a más de 500 con fusiles de repetición y metralletas. Hasta el domingo a la noche –según sus familiares– Paddock era “una persona muy normal, apacible, que no tenía ninguna relación con el uso de armas”. A pesar de la descripción familiar, Paddock se adjudicó el primer lugar entre las masacres provocadas por un civil en los Estados Unidos, sin que haya existido ninguna motivación política, de acuerdo con lo informado por el FBI. Desde una habitación del piso 32 del Hotel Casino Mandalay Bay, el “apacible” jubilado asesinó a por lo menos 59 personas e hirió, en algunos casos de gravedad, a otras 527. Paddock, que vivía a 130 kilómetros de la escena del crimen, en una casa cercana a un campo de golf, solía frecuentar las salas de juego porque era un apasionado del póker. El domingo jugó a la ruleta rusa con los asistentes al show y luego se quitó la vida.

Incialmente el EI se adjudicó el atentado mediante dos comunicados de prensa difundidos por la agencia Amaq, afín al grupo yihadista, en los que aseguró que el tirador era “un soldado del Estado Islámico”. Pero poco después, el FBI desmintió que tuviera relación con un atentado terrorista y lo definió como un “lobo solitario”.

Sobrevivientes de la masacre describieron escenas de muerte y desesperación, con “balas volando por todas partes” y cadáveres “en charcos de sangre”. Un joven dijo ante los periodistas que “cuando sonó el primer disparo, parecían fuegos artificiales. Y después terminó no sonando a fuegos artificiales para nada”. El testigo dijo que “las balas volaban por todas partes y todos estaban corriendo”. Aseguró que lo vivido “fue tremendo” porque “las balas rebotaban por todos lados; estaban disparando desde un lugar alto, vaciando cargador tras cargador tras cargador”.

 

na03fo20 0

AFP

 

Taylor Benge, un joven de 21 años, declaró que vio “cuerpos de personas tirados en charcos de sangre”. Precisó que “a un metro y medio” de donde se encontraba “había un hombre con una herida de bala en el mentón. Estaba muerto en el suelo”. Todo ocurrió en medio de lo que describió como “un infierno de 200 a 300 disparos”. Benge señaló que él y su hermana se arrojaron al piso, antes de poder salir del lugar sanos y salvos, aunque manchados con la sangre de otros que no corrieron la misma suerte. “Mis jeans están cubiertos con la sangre de alguien. Mi remera está cubierta con la sangre de alguien, toda la pierna de mi hermana estaba cubierta de sangre”, agregó, en declaraciones a la cadena CNN.

El jugador profesional de póker, actor y celebridad de Internet Dan Bilzerian se filmó huyendo del ataque a tiros, en medio del concierto. Dijo haber visto caer herida de muerte a una joven. “La puta madre, a esta chica le dieron un disparo en la cabeza. Qué locura”, se oye decir a Blizerian en el video. Luego admite que había ido en busca de un arma y que estaba regresando a la escena del tiroteo. “Tuve que agarrar una pistola. Estoy volviendo. Esto es una locura. Vi a una chica cuando era baleada en la cara, (con) sus sesos colgando”. Como fondo de la filmación se escuchan gritos que ponen en evidencia la magnitud del desastre.

Christine, otra asistente al recital, comentó que la magnitud de los disparos le hizo pensar que había más de un tirador. “Fueron cientos de disparos. No era que ‘sonaban como’, fueron cientos de disparos que seguían cayendo”. Cuando pudo alejarse del centro de la escena “había un hombre con un tiro que estaba todo ensangrentado y estaba inconsciente. Corrimos, y todos se estaban escondiendo por todas partes. Se escondían bajo las sillas, atrás de los pilares de las torres de luces y donde podían. Y todos nos decían que corramos, ‘¡corran rápido, corran!’”.

Aunque su padre figuró en la lista de los delincuentes más buscados en los Estados Unidos por su afición a robar bancos, Stephen Craig Paddock no tenía antecedentes penales ni historial que indique que padecía alguna enfermedad mental. “¿Dónde diablos recibió armas automáticas? No tenía antecedentes militares ni nada de eso”, declaró a la prensa su hermano Eric. Para dar una idea respecto de lo “apacible que era su vida”, Eric dijo que su hermano vivía “en una casa en Mesquite, que iba y jugaba en Las Vegas. Hacía cosas como comer ‘burritos’”, agregó en referencia a una comida típica mexicana. Mesquite es una peque¤a ciudad ubicada cerca del límite entre Nevada y Arizona. Eric dijo también que Stephen “no tenía afiliación política ni religiosa; tampoco era un tipo de usar una pistola”. pistola”. Eric insistió en que su hermano era “apenas un tipo normal” y consideró que lo ocurrido se debe a que “algo se quebró en él; no tenemos ni idea de qué ocurrió”.

Al referirse al impacto sufrido por su familia, Eric sostuvo que “es como si un asteroide nos hubiera impactado”. Amaq, una organización de propaganda del grupo Estado Islámico (EI), sostuvo ayer que Paddock era “un soldado” de esa organización que se había convertido al Islam “hace algunos meses”. Según esa versión, el jubilado provocó la masacre “en respuesta” a los llamados a atacar a los países involucrados en la lucha contra el EI. El FBI salió de inmediato a desestimar la afirmación: “No hemos determinado por el momento ninguna conexión con un grupo terrorista internacional”, informó el agente Aaron Rouse en rueda de prensa.

Según la policía, Paddock no registraba ningún arresto ni antecedente penal alguno. El agresor era contador público y tenía licencia de piloto y permiso para caza mayor,válido para el territorio de Alaska, lo que desmiente lo dicho por su hermano en el sentido de que nunca manejó armas de fuego. En la habitación del piso 32 del hotel desde donde se produjeron los disparos mortales, la policía encontró ocho armas de fuego, cortas y largas. Una mujer señalada como “compañera sentimental” de Paddock fue inicialmente buscada por los investigadores, pero luego se aclaró que no había ningún dato que indicara que pudo estar vinculada a los hechos. La familia dijo no tener conocimiento de esa relación.

El FBI admitió que es “un misterio” las posibles razones de semejante masacre. El ataque contra los asistentes a un concierto de música country llama la atención, además, porque en forma intencional, o no, se eligió como blanco a uno de los segmentos estereotipados como los más conservadores de la sociedad estadounidense.

 

na03fo03 0

AFP

 

 

Publicado enInternacional
Un tiroteo en un festival de música country en Las Vegas deja veinte muertos y cien heridos.

 

El ataque se ha producido durante el festival de música country Route 91. Harvest. El tirador, que según la Policía actuó solo, ha sido abatido.

 

LAS VEGAS / WASHINGTON 02/10/2017 08:28

Un tiroteo durante el festival de música Route 91. Harvest en Las Vegas ha causado al menos 50 muertos y 200 heridos. Se convierte en el tiroteo más mortífero de la historia de Estados Unidos eclipsando la matanza de 49 personas del año pasado en un club nocturno de Orlando.

La Policía de Las Vegas, a través de su cuenta en Twitter, informó poco después del ataque que ha abatido al sospechoso del tiroteo en la explanada del hotel Mandalay Casino. El jefe de la Policía, Joe Lombardo, indicó el presunto autor, que llevó a cabo su ataque desde el piso 32 de un hotel cercano, ha sido identificado.

Según recoge Reuters, la Policía de Las Vegas ha confirmado que el tirador actuó sólo y no se cree que esté conectado con ningún grupo armado. Además, las autoridades buscan a una mujer asiática que se trataría de la compañera de habitación del sospechoso.

El suceso ha ocurrido alrededor de las 22:00 (hora de Las Vegas) cuando se celebraba un festival de música country en la explanada situada frente al casino. "Estaban disparando desde algún punto alto. Estaban descargando bala tras bala", ha contado uno de los asistentes a la cadena local KSNV News.

Según los testigos, hacia esa hora se escucharon largas ráfagas de disparos efectuados con algún fusil semiautomático, que provocaron el pánico entre los asistentes y que continuaron incluso después de que la banda del artista dejara de tocar.

Numerosas ambulancias y vehículos policiales llegaron al lugar y las víctimas fueron trasladadas al University Medical Center y el Sunrise Hospital Medical Center. Aparte de decenas de coches policiales, las autoridades desplegaron también un equipo de agentes especiales de acción rápida (SWAT) para dar con el autor o autores del ataque.

La zona ha sido acordonada y el aeropuerto de Las Vegas ha anunciado que los vuelos con origen y destino en el mismo han sido cancelados a la espera de que la situación se normalice. Un reportero ha informado de que las personas que asistían al concierto buscaron refugio en uno de los hoteles cercanos, entre los que está el Mandalay Casino.

 

 

Publicado enInternacional
El presidente estadunidense, Donald Trump, habla con reporteros el viernes pasado en la Casa Blanca

 

En medio del fracking geopolítico cada país se mueve y se adapta conforme a su idiosincrasia y su circunstancia.

En el llamado Occidente (whatever that means) –que incorpora a Japón, país oriental– agoniza el centrismo político que le confirió su caduca estabilidad y que, en su fractura, se mueve hacia sus dos polos extremos de la disfuncional cuan anacrónica taxonomía decimonónica entre derecha e izquierda y que, a inicios del siglo XXI, adopta la colisión entre el depredador globalismo bancario neoliberal y el denostado nacionalismo económico populista (https://goo.gl/ddqMbk): cada quien con su versión de fake news en la fase global de posverdad (https://goo.gl/eiinDM).

En Estados Unidos (EU) gobierna un híbrido triunvirato del trumpismo –supremacismo blanco con nacionalismo económico (EU Primero)– acompasado del neomilitarismo –de la triada del general Kelly, jefe del gabinete; del general McMaster, asesor de Seguridad Nacional, y del general James Mad Dog Mattis, mandamás del Pentágono–, acoplados a los banqueros de Goldman Sachs y sus fondos de coberturas ( hedge funds) representados por Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, y Gary Cohn, jefe de economistas de la Casa Blanca.

En la coyuntura reciente y en espera de las cruciales elecciones intermedias de 2018 que definirán el rumbo y el destino de la presidencia de Trump y sus cuatro escenarios (https://goo.gl/ZCcsJ4), el trumpismo del supremacismo blanco –con o sin Trump, en forma paradójica– descolgó una simbólica victoria en la primaria por el alma del Partido Republicano en Alabama, donde el ideólogo del trumpismo (con o sin Trump), defenestrado por el general Kelly, humilló al candidato apoyado por el presidente Trump y el establishment republicano.

El trumpismo del ideólogo Steve Bannon, con o sin Trump, aprovecha la lastimosa realidad de 50 millones de miserables (del total de 324 millones de habitantes) que han proliferado en el cinturón bíblico y en el cinturón industrial (https://goo.gl/hrkQeN): base electoral del trumpismo (con o sin Trump).

Desde que Bannon fue defenestrado de la Casa Blanca por las intrigas palaciegas de Jared Kushner, yerno de Trump –quien, por cierto y sin contar sus crapulosos negocios a la sombra del poder, no pasa sus mejores momentos cuando ha sido desnudado al haber imitado el mismo pecado capital de Hillary (haber usado correos públicos en su cuenta personal) y al haber votado en forma polémica como mujer (https://goo.gl/P3Fpzg).

Según Breitbart , portavoz del nacionalismo económico populista (adonde regresó Bannon), el yerno incómodo Kushner volvió a empinar a su suegro (https://goo.gl/ns8424) al persuadirlo de apoyar en la primaria de Alabama a Luther Strange, al mismo tiempo candidato del establishment y del vapuleado jefe de la bancada republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Breitbart se refocila con el triunfo del juez Roy Moore, todo un personaje del Viejo Oeste: el músculo popular de la base venció el dinero corporativo del Partido Republicano (https://goo.gl/oRQDP7).

Tras borrar sus legendarios tuits, donde apoyaba al derrotado Strange, Trump prometió apuntalar al insurgente juez de Alabama Roy Moore en la elección del 12 de diciembre frente a Doug Jones, candidato deslucido del Partido Demócrata –que todavía no se atreve a romper sus lazos con el caduco centrismo de los Clinton y Obama, en lugar de apuntalar a sus más carismáticas figuras como Bernie Sanders y Elizabeth Warren: más cargados a la izquierda antifinanciera.

La base supremacista evangelista blanca (los WASP) se ha rebelado contra las recientes tratativas bipartidistas de Trump: su acuerdo con el liderazgo demócrata en el Congreso para incrementar el tope fiscal (debido al huracán Harvey, pero sin Puerto Rico) a cambio del apoyo a los dreamers y, quizá, del olvido transitorio de la erección de la tercera parte del muro con México, como ha declarado Chuck Schumer, líder neoyorquino de la minoría senatorial demócrata.

El incipiente bipartidismo de Trump ha sido zaherido por su mismo Partido Republicano que no le puede otorgar la mayoría funcional (en su segundo fracaso consecutivo) para repeler el polémico Obamacare (reforma de salud instalada por Obama).

Ahora Trump intenta diluir sus fracasos camarales, y de otra índole, con una temeraria cuan masiva reforma de recorte de los impuestos que beneficia a la plutocracia bancaria y satisface a todos los sectores del hoy fragmentado Partido Republicano y que, a juicio de la oposición demócrata, daña a la clase media y a la desahuciada clase obrera (https://goo.gl/MJyXci).

Según John Nolte, el “Partido Republicano teme que el fracaso de repeler el Obamacare signifique más Roy Moores en las elecciones intermedias de 2018”. ¿Cundirá un efecto dominó del evangelista nacionalismo económico populista?

El falso centrismo del establishment republicano lo ha autoflagelado debido a la revuelta en su granja evangelista (https://goo.gl/hFjBwH).

Bannon arremetió contra el Partido de Davos (sic) que representa Mitch McConnell, quien se nota muy cansado a sus 75 años (https://goo.gl/sxYki4).

Demetri Sevastopulo, del Financial Times (FT), portavoz del globalismo neoliberal, admite que la derrota del candidato de Trump en Alabama estimula a los insurgentes: a grado tal que el triunfo del sector evangelista es susceptible de detonar una revolución (¡supersic!) en el seno del Partido Republicano (https://goo.gl/tyh6pv).

Edward Luce, comentarista del FT y gran conocedor de la casa de naipes en EU, ubica la batalla ideológica y electoral de Trump contra Bannon en el sur profundo (https://goo.gl/Lh9CvF).

¿Opera Trump un doble juego: coquetea con el bipartidismo y con el establishment republicano que lo detesta (como el Partido Demócrata), al mismo tiempo que deja maniobrar desde el portal Breitbart a su ideólogo Bannon para propulsar la agenda del evangelista nacionalismo económico populista?

The New York Times, portavoz del centrismo clintoniano y de George Soros, diagnostica que el “triunfo de Alabama provee el plan de acción ( blueprint) de la nueva alianza de Bannon” (https://goo.gl/g56SdQ) con el multimillonario inversionista de hedge funds Robert Mercer y su hija Rebekah: se trata de “sustituir al establishment del Partido Republicano”.

¿Asistimos a la privatización de la vieja política en EU: de las dinastías de los Bush y los Clinton, con Obama, el establishment republicano, con el trumpismo (con o sin Trump) y con Bannon y sus financieros de la familia multimillonaria Mercer?

Bannon no oculta que libra una guerra contra los amigotes capitalistas y sus gatos obesos (sic) en Washington, Nueva York y Silicon Valley (sic). Contempla crear un partido en la sombra para avanzar el trumpismo (con o sin Trump).

Robert Mercer, científico en computación e IA, maneja 65 mil millones de dólares en su exitosa empresa Renaissance Technologies y estuvo detrás del financiamiento al Brexit mediante Cambridge Analytica (empresa de mina de megadatos y análisis) que captura las tendencias, motivaciones e ciberintimidad del electorado.

Hoy la vieja política en agonía ha sido tecnificada y secuestrada por los financieros de hedge funds tanto del Partido Demócrata (vía George Soros) como del Partido Republicano: la pléyade ultraconservadora de los hermanos Koch (Charles y David) y la familia Mercer.

 

www.alfredojalife.com

Twitter:@AlfredoJalifeR_

Facebook:AlfredoJalife

Vk:id254048037

 

 

Publicado enPolítica
Christine Lagarde, directora generente del FMI JEENAH MOON

 

El Fondo señala en un estudio que el avance tecnológico ampliará más la brecha entre los trabajos cualificados y los básicos

 

La precariedad del empleo y de los salarios reflejan un cambio estructural en la naturaleza del mercado laboral. Es la conclusión a la que llega el Fondo Monetario Internacional tras analizar la pobre evolución de los sueldos, en un intento por anticipar las desigualdades que se derivarán de nuevas dinámicas en el empleo como la baja productividad, la automatización y la pérdida de poder de negociación de los sindicatos. El incremento de la parcialidad y la temporalidad, anticipa, meterán presión a la estructura del sistema de cobertura social.

El incremento de los salarios continúa siendo marcadamente más bajo en las economías avanzadas que durante la etapa previa a la Gran Recesión. Los técnicos del FMI recurren a varios factores para explicarlo. Los dos más evidentes son la atonía que se vive en el mercado laboral en potencias como la de EE UU y la tendencia generalizada a una moderación en la productividad.

El organismo también apunta en algunos casos a una corrección en la dinámica de salarios previa a la crisis, porque los sueldos crecían a un ritmo que se hizo insostenible. Y esta tendencia coincide, además, con una reducción de las horas trabajadas por los empleados, el nivel de trabajadores que firman contratos a tiempo parcial porque no tienen otra opción y por el incremento en la temporalidad.

El FMI señala que el empleo involuntario a tiempo parcial es mejor alternativa que el paro. Pero es evidente, añade, que pasa factura del lado de las remuneraciones. Por eso anticipa que la presión inflacionista del lado de los sueldos continuará baja “hasta que no se reduzca la proporción de personas forzadas a trabajar a tiempo parcial y no repunte la productividad”. La reducción del paro, por tanto, no basta.

Los economistas vuelven a señalar que las rigideces en los mercados laborales de algunos países impiden a las empresas a contratar empleados a tiempo pleno. Al mismo tiempo indica que el empleo a tiempo parcial, la temporalidad y la reducción de horas laborales reflejan, en parte, un cambio en el empleo desde sectores que suelen firmar contratos tradicionales hacia otros más flexibles.

 

Poder de negociación

 

Malhar Naber, autor del estudio, explica que se tomaron como referencia 29 países avanzados para entender las fuentes que lastran la evolución de los salarios. Los factores tradicionales valen para explican la situación. Pero le sorprende que durante los últimos dos años se haya producido una desconexión entre la evolución del desempleo y los salarios, porque ha surgido nuevas fuerzas.

En este sentido hay un factor estructural adicional que alimenta esta tendencia. El FMI apunta a un cambio en la naturaleza de la relación de los empleados y las empresas para las que trabajan, vinculado con el cambio tecnológico. El impacto en el poder de negociación de los salarios dependerá de la complementariedad que haya entre las nuevas tecnologías y la cualificación.

En un extremo, la automatización puede sustituir a empleos rutinarios que requieren de baja formación. “Eso puede llevar a términos menos atractivos para el asalariado”, indica. Por el contrario, los empleos de alta cualificación técnica en ingeniería y diseño se considera pueden elevar la productividad de las empresas y, por tanto, les da más margen para negociar al alza los sueldos.

La competencia internacional también puede tener un efecto en el poder de negociación de los salarios, tanto por vía del comercio como de las empresas que tienen cadenas de suministro globales. “Eso puede alimentar la amenaza de la relocalización de las fábricas en economías donde los costes son más bajos”, explica. Si se combina con la automatización, el papel de los sindicatos merma.

 

Dilema inflacionista

 

La debilidad con la que crecen los salarios explica, en parte, por qué la inflación no termina de tomar cuerpo. La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dedicó un discurso este martes al dilema que está planteando a los bancos centrales la dinámica de precios. Como dice la jefa de la autoridad monetaria estadounidense, la tendencia actual es un misterio y admite que pueden estar malinterpretando los datos.

El informe técnico del FMI señala en este sentido que “la inflación permanecerá baja mientras que el incremento en los salarios no se acelere más allá del crecimiento de la productividad de una manera sostenida”. La laxitud de la política monetaria, añade, puede contribuir a estimular la demanda y rebajar el paro. El resto, señala, está en definir el momento preciso para abandonar los estímulos.

A partir de ahí hace una serie de recomendaciones para hacer frente a las vulnerabilidades que afrontan los empleados forzados a trabajar con contratos a tiempo parcial. Las iniciativas que propone incluyen reforzar los programas de formación o medidas que permitan equilibrar estos contratos con los beneficios que se negocian en los contratos a tiempo pleno, como pagas mínimas, bajas y ayudas familiares.

 

 

Publicado enEconomía