El muro constará de una doble verja perimetral, sensores de movimiento, cámaras de reconocimiento facial, radares y sistemas de rayos infrarrojos. Imagen: AFP

ONGs advierten que "despertará xenofobia y racismo"

La pared tendrá 160 kilómetros, una extensión que recorre casi la mitad de la frontera entre ambos países. "Queremos poner fin a los graves problemas de inmigración ilegal, narcotráfico y tránsito de vehículos robados", dijo el presidente Luis Abinader. 

El presidente de República Dominicana, Luis Abinader, anunció que la construcción de un polémico muro que va a separar a su país del vecino Haití con el objetivo de controlar la inmigración ya se encuentra en marcha. Según precisó el mandatario, la pared tendrá 160 kilómetros, una extensión que recorre casi la mitad de la frontera entre ambos países. El muro, criticado por organizaciones no gubernamentales porque "despierta xenofobia y racismo", estará listo en aproximadamente nueve meses y costará unos 31 millones de dólares.

Las obras fueron inauguradas por el presidente Abinader a orillas del río Masacre, en la ciudad de Dajabón, el principal paso fronterizo de la isla, en una ceremonia cargada de simbolismo patriótico, a la que acudieron la cúpula militar y representantes de partidos políticos de todas las tendencias. La nueva valla es un paso más en la política de endurecimiento de las medidas migratorias que ha adoptado República Dominicana hacia Haití en los últimos meses, medidas que las autoridades justifican por el agravamiento de la crisis en el país vecino.

Los detalles del muro

La construcción de esta pared fue anunciada el pasado dos de marzo como parte de un proyecto más ambicioso que eventualmente abarcará la totalidad de la frontera, que mide 380 kilómetros. "En un plazo de dos años, queremos poner fin a los graves problemas de inmigración ilegal, narcotráfico y tránsito de vehículos robados que padecemos desde hace años", aseguró Abinader.

Si bien su inicio estaba previsto para el segundo semestre de 2021, hubo algunos retrasos y recién este mes el mandatario pudo anunciar el inicio de las construcciones. La propuesta, explicó Abinader, incluye "una doble verja perimetral en los tramos más conflictivos y una simple en el resto, además de sensores de movimiento, cámaras de reconocimiento facial, radares y sistemas de rayos infrarrojos".

El diseño del proyecto piloto para este "perímetro tecnológico" en la frontera, detalló el canciller dominicano, Roberto Álvarez, estuvo a cargo de la empresa israelí Rafael Advanced Defence Systems.

Inmigración y crisis en Haití

Actualmente la frontera entre República Dominicana y Haití cuenta con cuatro pasos formales, vigilados por las fuerzas armadas, pero también con zonas vulnerables a la migración ilegal y al contrabando. La relación entre ambos países, que comparten la isla La Española, es históricamente difícil y cada nuevo gobierno dominicano fija como prioridad el tema migratorio: en Dominicana, con 10,5 millones de habitantes, viven cerca de 500 mil haitianos según la Encuesta Nacional de Inmigrantes.

La propuesta de un muro fronterizo fue anunciada después de la implementación de planes de regularización de indocumentados, que son acompañados a su vez de deportaciones masivas. El 14 de enero de 2021, Abinader y su par de Haití, Jovenel Moise, quien en julio pasado fue asesinado por hombres armados mientras descansaba en su casa, habían firmado un acuerdo que incluía un compromiso para tomar medidas contra "el flujo migratorio irregular" y "reforzar la seguridad y la vigilancia fronteriza".

Desde el anuncio de la construcción del muro, las condiciones de vida en Haití se agravaron sensiblemente. Al magnicidio de Moise se sumaron los secuestros, la irrupción de bandas de narcotraficantes que controlan algunos sectores y catástrofes naturales. 

Según Abinader, República Dominicana "no puede hacerse cargo de la crisis política y económica, ni resolver el resto de los problemas" de Haití. El mandatario reiteró el domingo que esta crisis "debe ser superada por los mismos haitianos y atendida por la comunidad internacional", en particular Estados Unidos, Francia y Canadá, con apoyo de la Unión Europea y la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Xenofobia y racismo"

William Charpentier, coordinador de la independiente Mesa Nacional para las Migraciones y Refugiados, consideró que "cada vez que se asoma en el mundo" la idea de construir un muro fronterizo se despierta "resentimiento, xenofobia y racismo". En República Dominica, denunció Charpentier, se vive una "persecución permanente", con deportaciones masivas de indocumentados e impedimentos a migrantes legales para renovar documentos o alquilar una vivienda.

A diferencia de las grandes ciudades, la dinámica en la frontera es diferente, con un intercambio comercial muy vivo y personas que cruzan de ambos lados para trabajar y regresan al final del día a sus hogares. "Hay un intercambio informal constante que no puede ser considerado contrabando. Si se bloquea, vas a tener flujos de migración interna desde poblaciones fronterizas a zonas urbanas", alertó.

Además, "sectores como la agricultura y la construcción requieren mano de obra extranjera", destacó Josué Gastelbondo, jefe de la misión de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Santo Domingo. Para Gastelbondo, lo ideal es que "medidas como ésta de incrementar el control fronterizo" sean complementadas "con medidas que promuevan la migración regular y ordenada".

Por su parte el alcalde de Dajabón, Santiago Riverón, dijo en que está en desacuerdo "con este tipo de muro" porque "el verdadero muro es el económico" y la corrupción. "Se va a hacer un muro físico. Ahora tenemos que trabajar con el muro en la mente de los militares, que son los que se aprovechan en la frontera y reciben un soborno de 100 o 200 pesos (dos o cuatro dólares) para dejar cruzar a los haitianos ilegales a territorio dominicano", disparó Riverón.

Publicado enInternacional
Domingo, 13 Febrero 2022 05:22

Escollo insalvable

Escollo insalvable

Todas las partes implicadas en las negociaciones que se llevan a cabo en el formato de Normandía (Alemania, Francia, Rusia y Ucrania) coinciden en que los acuerdos de Minsk son la base para un arreglo político del conflicto en el sureste ucranio, pero Kiev y Moscú interpretan los entendimientos a su manera, como si de textos diferentes se tratara, y los mediadores europeos nada pueden hacer frente al rechazo, de unos y otros, de propuestas para alcanzar consensos.

La reunión de los asesores políticos de los líderes de los cuatro países, celebrada en Berlín el jueves pasado, concluyó tras nueve horas de intensa discusión sin ningún avance y, como testimonio de las posiciones antagónicas, ni siquiera pudieron emitir un comunicado conjunto. Los rusos atribuyen la responsabilidad por el enésimo fracaso a la intransigencia de los ucranios, y viceversa.

Muchas son las discrepancias y la mayor se centra en el "estatus especial" de las APRDyL (siglas de Algunas Partes de las Regiones de Donietsk y Lugansk, como se denominan en los documentos las autoproclamadas repúblicas populares que no se supeditan a Kiev), el cual devino un escollo insalvable para cumplir los acuerdos de Minsk.

Según se pactó en 2015, para que ese "estatus especial" entre en vigor, y aún habría que definir el grado de autonomía que reclaman los insurrectos, deben celebrarse elecciones y, una vez legitimados sus gobernantes, desaparecerían las "repúblicas populares" para volver a ser regiones de Ucrania, aunque con facultades diferentes a las del resto del país, y el control de la frontera con Rusia sería devuelto al ejército ucranio.

En apretada síntesis: Kiev quiere invertir el orden, primero el control de la frontera y sólo después elecciones. Moscú no lo acepta, argumentando que habría un "exterminio étnico". Kiev insiste en que no pueden votar los habitantes de la zona en conflicto que huyeron hacia Ucrania, sólo los que lo hicieron hacia Rusia. Moscú pretende que voten los 700 mil ucranios que recibieron pasaporte ruso, cuando la legislación ucrania prohíbe la doble ciudadanía.

Los mediadores europeos promueven que el cuarteto de asesores políticos se reúna de nuevo en marzo siguiente, posibilidad que se mantiene abierta mientras se respete el alto el fuego acordado el 26 de enero pasado.

Publicado enInternacional
El Gobierno de Biden prueba el uso de “perros” robots en la frontera entre EE.UU. y México

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos ha confirmado que está probando el uso de perros robot en las patrullas que vigilan la frontera entre Estados Unidos y México. La agencia gubernamental afirmó que estos drones de cuatro patas, producidos por la empresa Ghost Robotics, con sede en Filadelfia, reforzarían la presencia de la Patrulla Fronteriza en la región. Las autoridades también admitieron que el terreno accidentado en la frontera sur de Estados Unidos puede poner en peligro la vida de los agentes fronterizos y que los robots podrían reducir ese riesgo.

En 2021, al menos 650 migrantes murieron al intentar ingresar en Estados Unidos cuando el Gobierno de Biden seguía impidiendo que la mayoría de los solicitantes de asilo pudieran ingresar de manera segura a través de los pasos fronterizos de entrada al país. En octubre, la empresa Ghost Robotics mostró un nuevo sistema autónomo de armas que combina un robot cuadrúpedo con un rifle de francotirador.

Febrero 8 de 2022

 

 

Publicado enInternacional
El presidente colombiano Iván Duque con miembros del Comando Específico de Norte de Santander.

El mencionado grupo estratégico de las Fuerzas Armadas colombianas estará conformado por 14.000 militares.

 

El presidente de Colombia, Iván Duque, activó este miércoles el Comando Específico de Norte de Santander (Cenor), que operará en la frontera con Venezuela y que según el mandatario colombiano actuará "para fortalecer todas las capacidades operativas, trabajar con indicadores claros y avanzar en el cumplimiento de las metas" en la lucha contra los grupos ilegales armados, el terrorismo y el narcotráfico.

En un acto realizado en el Cantón Militar San Jorge, en Cúcuta, Norte de Santander, Duque detalló que el mencionado comando estará a cargo del general Fabio Leonardo Caro Cancelado, quien tendrá la tarea de proteger a la región "del acecho de la criminalidad" y "doblegar las amenazas del narcotráfico y del terrorismo", con "mayor control territorial" para "derrotar las estructuras financieras del crimen organizado".

Duque también dijo que este comando ayudará a "que la red de participación cívica se extienda" y que a través del pago de recompensas fortalecerán "la inteligencia humana". La medida del Gobierno de Duque se da justo en medio de la apertura gradual de las actividades comerciales en la frontera con Venezuela.

Según el Ministerio de Defensa de Colombia, el Cenor será dirigido por la segunda división del Ejército y estará conformado por soldados de la Brigada 30, Fuerza de Despliegue Rápido, Fuerza de Tarea Vulcano y Comando Operativo Energético Nº 1, y tendrá el apoyo tanto de la Armada como de la Fuerza Aérea.

Por su parte, el ministro de la Defensa, Diego Molano, detalló que el Comando Específico estará conformado por 14.000 militares que tendrán la misión de combatir al Clan del Golfo, ELN y disidencias de las FARC que operan en la región fronteriza.

Publicado: 7 oct 2021

Publicado enColombia
Las fotografías que muestran a agentes de la Patrulla Fronteriza a caballo persiguiendo a migrantes no reflejan lo que somos como país ni lo que es el Servicio de Aduanas, afirmó el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, ante un comité de la Cámara de Representantes, en medio de reportes de que muchos caribeños fueron liberados en la localidad Del Río. Por el conflicto, la policía texana colocó una gran hilera de patrullas en las márgenes del río Bravo, cerca del campamento de haitianos. Foto Ap. Agencias

Condenan persecuciones a caballo. Las imágenes de Del Río, Texas, evocan a vaqueros que arrean ganado, señalan // Miles de caribeños han sido liberados y se les permitirá reunirse con familiares, indican reportes

 

Washington. Las fotografías que muestran a agentes de migración a caballo y persiguiendo a migrantes haitianos "no reflejan lo que somos como país, ni tampoco lo que es el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos", sostuvo ayer el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, en medio de reportes de que muchos caribeños han sido liberados y por ahora no serán deportados.

En una de las imágenes tomadas por el fotógrafo de Afp Paul Ratje el lunes y publicadas en medios de Estados Unidos y de todo el mundo, un jinete de la Patrulla Fronteriza agarra a un hombre por la camisa en el lado estadunidense del Río Grande, cerca de Del Río, Texas. En otra, el agente retiene a un grupo de personas blandiendo sus riendas en una postura amenazante para obligarlos a volver hacia México.

"He ordenado que se lleve a cabo una investigación de los hechos que se retratan en esas imágenes", aseguró Mayorkas. El resultado "impulsará las acciones que tomemos, no nos andaremos con rodeos", afirmó, al prometer un resultado "en días y no semanas".

“Los horribles videos (…) son el último de una serie de abusos contra los derechos humanos como resultado de la continuación de las políticas fronterizas de la era (Donald) Trump (2017-2021) por parte de la administración Biden”, afirmó la Unión Estadunidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) en un comunicado de prensa.

Críticos dijeron también que las imágenes de Del Río evocan a vaqueros que arrean ganado o momentos de la historia estadunidense en los que la policía montada, guardias de prisiones o propietarios de esclavos utilizaban látigos contra los negros.

Estas imágenes se produjeron en un momento en que el departamento de Mayorkas lucha por detener a miles de haitianos y personas de otros países que cruzan la frontera con la esperanza de quedarse en Estados Unidos. La Patrulla Fronteriza comenzó a deportar a los haitianos a su país por vía aérea durante el fin de semana. Pero después de que se difundieran las fotografías de los jinetes y los migrantes, miembros del Partido Demócrata del presidente Joe Biden condenaron el trato a los extranjeros.

Por lo pronto, del domingo al martes llegaron a Haití 10 vuelos con unos 135 deportados cada uno.

El campamento instalado debajo del puente en Del Río, Texas, albergó a más de 14 mil personas el fin de semana, según estimaciones. El martes, el gobernador de Texas, Greg Abbott, expuso que el máximo funcionario del condado le informó que el número de migrantes se redujo a unos 8 mil 600.

Liberaciones masivas

Fuentes citadas por Ap y Reuters señalaron que a la par de las deportaciones, las autoridades están liberando a muchos haitainos, que están a la espera de trasladarse a otros puntos de Estados Unidos para reunirse con familiares.

Los haitianos han sido dejados en libertad "a una escala muy, muy grande" en los últimos días, indicó un funcionario que habló de varios miles, indicó Ap.

Muchos han quedado libres con un aviso para acudir a una oficina de inmigración en el plazo de 60 días, una solución que requiere menos tiempo de procesamiento para los agentes de la Patrulla Fronteriza que ordenar una aparición ante una corte migratoria, y apunta a la velocidad con la que se están moviendo las autoridades, dijo el funcionario.

Wade McMullen, abogado de la organización de derechos humanos Robert F. Kennedy, afirmó que varios cientos de personas, en su mayoría embarazadas y padres con niños, fueron liberadas en Del Río, durante los últimos días. "La gente duerme en la estación de autobuses o afuera del aeropuerto esperando su autobús o avión para reunirse con sus familiares".

Los relatos de las liberaciones masivas, algunas presenciadas por The Associated Press, contradicen declaraciones realizadas antier por Mayorkas, quien viajó a la ciudad y advirtió: "si vienes a Estados Unidos de forma ilegal, serás deportado, tu viaje no tendrá éxito y estará poniendo en peligro tu vida y la de tu familia".

Las condenas al matrato a los caribeños continúan. El director del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, se manifestó "impactado" y señaló que las expulsiones podrían violar el decerecho internacional.

Desde Puerto Príncipe, el Centro de Análisis e Investigación en Derechos Humanos calificó de "cacería humana" la persecución a los caribeños en Del Río, y pidió una moratoria en la deportación masiva, hasta que mejore la situación sociopolítica de Haití, marcada por el deterioro acelerado de las condiciones de vida, la inestabilidad política y aumento de la delincuencia.

De igual manera, un grupo de abogados haitianos basados en Estados Unidos anunció su intención de presentar acciones legales para detener lo que consideran expulsiones sumarias.

Varados en Colombia, 19 mil extranjeros

Por otra parte, unos 19 mil migrantes, "en su mayoría haitianos", están varados en un puerto del norte de Colombia en su travesía hacia Estados Unidos, informó la Defensoría del Pueblo colombiana.

Por un acuerdo entre los gobiernos de Colombia y Panamá, el tránsito de migrantes se restringe a un máximo de 650 personas al día. Más de 50 mil han cruzado esa frontera en 2021.

Los viajeros deben atravesar el golfo de Urabá, un tramo marítimo de unos 60 kilómetros. También sortear la amenaza del Clan del Golfo, la mayor organización del narcotráfico en la región.

El lugar es uno de los principales puntos de tránsito de haitianos, africanos y asiáticos que buscan migrar hacia Estados Unidos. La mayoría proceden de Chile y Brasil, buscando cruzar hacia Panamá por la peligrosa selva del Tapón del Darién, uno de los tramos más duros del viaje.

Publicado enInternacional
Iván Duque pide a EU declarar a Venezuela "país promotor del terrorismo"

Bogotá. Colombia pidió ayer a Estados Unidos declarar a Venezuela "país promotor del terrorismo" por la supuesta protección que ofrece a los rebeldes disidentes que dispararon contra el helicóptero del presidente Iván Duque el 25 de junio.

"Claramente esa anuencia del régimen dictatorial de Venezuela amerita una declaratoria de Estados Unidos", solicitó Duque durante un acto en el que participó el embajador estadunidense en Colombia, Philip Goldberg.

Estados Unidos considera países patrocinadores del terrorismo a Irán, Corea del Norte, Siria y, recientemente, volvió a incluir a Cuba.

Duque ha acusado en reiteradas ocasiones al gobierno de Nicolás Maduro de dar refugio en territorio venezolano a rebeldes disidentes de las desarticuladas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional, acto que Caracas niega.

De acuerdo con el gobierno colombiano, un comando de esos grupos que contó con el apoyo de un ex militar disparó ráfagas de fusil contra el helicóptero en el que viajaba Duque mientras se aproximaba a un aeropuerto en la fronteriza ciudad de Cúcuta. Ni el presidente ni sus acompañantes resultaron heridos.

El ataque fue planeado desde Venezuela por guerrilleros que se apartaron del histórico acuerdo de paz firmado en 2016 con los rebeldes de las FARC, aseguraron autoridades colombianas.

"No sea tan cínico", reaccionó en Twitter el canciller venezolano, Jorge Arreaza, dirigiéndose directamente a Duque. “Usted está al frente de un narcogobierno exportador de drogas y violencia. Una fábrica de terroristas en el poder que ha liquidado la opción de la paz interna y envía mercenarios para generar violencia y asesinar presidentes en la región”, agregó.

En este contexto, Isabel Zuleta, de la organización Ríos Vivos, denunció que cerca de 3 mil 500 desplazados por la violencia han llegado en los últimos días al pueblo de Ituango, en el departamento colombiano de Antioquia.

Publicado enColombia
Miércoles, 14 Julio 2021 06:06

Del muro de Berlín al muro de Ucrania

En imagen de 2019, Vladimir Putin (centro) y el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky (izquierda), al inicio de una sesión de trabajo en el Palacio del Elíseo, en París, Francia. Foto Ap

El muro de Berlín de ayer de la ex URSS frente a Occidente ha sido sustituido hoy por el nuevo muro de Ucrania entre Rusia y el mismo Occidente.

Llamó la atención que el zar Vlady Putin se refiera a las relaciones entre Rusia y Ucrania como un muro, en un extenso artículo en su portal oficial que versa sobre la "Unidad (sic) histórica de rusos y ucranios" (https://bit.ly/3ee0q2N), donde acusa a Occidente de haber interferido en los asuntos domésticos de Ucrania en 2014 con el fin de promover una "rusofobia agresiva".

Aduce que el "muro en las relaciones entre ambas partes, cuya esencia constituye un único espacio histórico y espiritual (sic)" ,en alusión a la religión ortodoxa y como evocación de la "cuarta teoría política" del ideólogo neoeuroasiático Alexander Dugin (https://bit.ly/3yWblWW).

Rememora que los pueblos eslavos orientales –rusos, ucranios y bielorrusos–son “herederos de la antigua Rus, uno de los países más extensos de Europa”, unidos por un lenguaje común, lazos económicos y el reinado de los príncipes de la dinastía Rurik.

Juzga que el líder cosaco Bohdan Khmeinitsky –quien se rebeló contra el condominio polaco-lituano y formó un tratado con el zar de Moscú en 1654– llevó a la reunificación de Ucrania y Rusia, lo cual significó un "punto de inflexión".

Comenta que durante "casi 30 años, el partido comunista de la URSS fue encabezado por los ucranios (¡mega-sic!) Nikita Khrushchev y Leonid Brezhnev" y juzga que –después de haber repasado el colapso del imperio ruso y el protectorado alemán en Ucrania– “la moderna Ucrania es completamente (sic) la creación de la era soviética (…) creada, en gran medida, a expensas de la histórica Rusia”.

De ser una potencia nuclear, aeronáutica, tecnológica y agrícola de primer orden, mientras cooperaba con el Kremlin, hoy "Ucrania es el país más pobre (¡mega-sic!) de Europa". debido a que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) empujaron a Ucrania a restringir su cooperación con Moscú mucho antes que en 2014: "Ucrania fue jalada a un peligroso juego geopolítico, cuya finalidad fue convertirla en una barrera (sic) entre Europa y Rusia, como cabeza de puente contra Rusia", lo cual, enfatiza Putin, "nunca (sic) aceptará".

Ilya Tsukanov, del influyente portal Sputnik, expone el papel golpista de la israelí-estadunidense Victoria Nuland, secretaria asistente para Asuntos Europeos y Euroasiáticos de Estados Unidos, y de Geoffrey Pyatt, embajador de este mismo país en Ucrania (https://bit.ly/3hzkYVo).

La toxicidad de Victoria Nuland es legendaria desde Ucrania hasta Centroamérica (https://bit.ly/3AZgwah), cuando se expuso su financiamiento de 5 mil millones de dólares para defenestrar al presidente legalmente elegido Yanukovich, con el fin de imponer al títere Petro Poroschenko, que tiene lazos obscenos con el rusófobo George Soros, mandamás de la Fundación Open Society.

Victoria Nuland perteneció al equipo de Strobe Talbott (ST) –subsecretario de Estado con Clinton, asociado con la revista Time y anterior presidente de Brookings Institution, íntimamente vinculado con George Soros.

Después de la disolución de la URSS, ST tenía como avieso objetivo la balcanización de Rusia.

Después de acusar a la triada EU/OTAN/UE de instigar el golpe contra Yanukovich para instalar a Poroschenko, el zar Vlady Putin detalla la completa dependencia de Ucrania "bajo control externo directo (sic), que incluye la supervisión de consejeros foráneos (sic) sobre las autoridades de Ucrania, sus servicios especiales y sus fuerzas armadas", además del "despliegue de la infraestructura de la OTAN".

¿Cuál habrá sido la razón para que Putin haya sacado a colación la indisolubilidad histórica de Ucrania y Rusia, pese al nuevo muro que ha erigido la tríada EU/OTAN/UE? A lo largo de la historia los muros acaban por ser demolidos. En esta ocasión las tendencias geopolíticas apuntan a que el muro occidental construido en Ucrania no sea tan inexpugnable como pretenden y sea derrumbado como lo fue el muro de Berlín, erigido curiosamente por los ucranios soviéticos Khrushchev y Brezhnev.

http://alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: alfredojalifeoficial

https://www.youtube.com/channel/UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw?view_as=subscriber

Publicado enInternacional
Viernes, 23 Abril 2021 06:21

Sombras sobre Apure

Sombras sobre Apure

El conflicto en la frontera Venezuela-Colombia

Militares venezolanos y guerrilleros colombianos vienen enfrentándose con un saldo de decenas de muertos y detenidos, al que se suman denuncias de crímenes graves contra la población civil. Por detrás de los combates, distintos grupos se disputan las ganancias de una floreciente economía ilegal.

 

Desde el 21 de marzo, la zona de frontera entre Colombia y Venezuela atravesada por el río Arauca, un área de algo menos de 300 quilómetros, es un teatro de guerra entre las Fuerzas Armadas venezolanas y uno de los grupos guerrilleros colombianos que se han resistido a dejar las armas y la economía negra con la que se financian. En el medio, una población que vive del trabajo en el campo y el comercio a hurtadillas entre ambos países atraviesa unos días terribles, forzada a desplazarse y bajo el riesgo de ser alcanzada por el fuego cruzado, detenida como cómplice o simplemente imposibilitada de trabajar en el clima de militarización y sospecha que predomina en la zona.

Este domingo 21, de acuerdo con la versión oficial en Caracas, un grupo armado irregular atacó al batallón del Ejército venezolano en La Victoria, una población de esa frontera llanera, ubicada aproximadamente 600 quilómetros al suroeste de Carcas y 400 quilómetros al noreste de Bogotá. En la acción perecieron dos oficiales de rango medio del Ejército de Venezuela, resultó herida una decena de soldados y, al parecer, murió uno de los atacantes. Luego se supo que los oficiales y varios soldados fueron víctimas, en realidad, de una mina antipersonal sembrada por el grupo irregular para proteger uno de sus campamentos. A la acción siguió la movilización en la zona de refuerzos militares y policiales venezolanos, incluido el desplazamiento de blindados y, sobre todo, helicópteros y aviones K-8 de fabricación china, para labores de reconocimiento y ataque aéreo. Fueron bombardeadas áreas consideradas campamentos de los irregulares en varias zonas de las afueras de La Victoria.

Centenares de lugareños huyeron hacia un lugar seguro, es decir, Colombia, cruzando el río Arauca, cuya anchura allí es de unas decenas de metros. Lo hicieron como se ha hecho por décadas, en los pequeños botes utilizados para transporte y pesca por los habitantes de ambas orillas, pues el puente que enlaza las carreteras está cerrado, como toda la frontera binacional a lo largo de sus 2.219 quilómetros, desde hace cuatro años, por la ruptura de relaciones entre ambos Estados. A Arauquita, municipio del lado colombiano, llegaron 5.737 personas en menos de dos semanas, según sus autoridades: algo más de 4 mil venezolanos, unos 400 que tienen ambas nacionalidades y el resto, colombianos que residen en el lado venezolano. De acuerdo con los medios locales, la gran mayoría ya regresó a Venezuela.

COMBATES Y DENUNCIAS

La aduana de La Victoria fue atacada con explosivos y destruida el 23 de marzo. En los días siguientes, hubo combates en los que un blindado venezolano fue inutilizado por un cohete e intervinieron comandos policiales en la búsqueda de guerrilleros y cómplices. El saldo al cierre del mes pasado era de ocho militares muertos, una treintena de heridos, nueve irregulares abatidos, al menos 32 detenidos y seis campamentos desmantelados.

Desde entonces el fuego ha amainado, pero la zona está militarizada, los desplazamientos de civiles son controlados en las carreteras y tanto Venezuela como Colombia despacharon refuerzos militares a esa frontera. Han surgido denuncias de serias violaciones de los derechos humanos, pues los activistas humanitarios sostienen que los contendientes han ocupado y saqueado viviendas, sacrificado ganado, hurtado o destruido otros bienes y, más grave aún, dado muerte a hombres y mujeres que no eran combatientes.

En la región, el veterano exparlamentario y exdiplomático venezolano Walter Márquez denunció que cuatro integrantes de una misma familia, incluida una mujer y un adolescente, fueron asesinados por uniformados y sus cadáveres, calzados con botas para hacerlos parecer guerrilleros. «Me han llegado denuncias de otros casos similares», declaró a la prensa. El Ministerio Público designó a unos fiscales para que, junto con las autoridades castrenses, investiguen las denuncias.

¿A QUIÉNES SE ENFRENTA VENEZUELA?

La respuesta breve es que los residuos del conflicto armado que ha padecido Colombia ingresaron a Venezuela y han llegado a una región ya saturada de irregularidades. El acuerdo de paz de 2016 entre el Estado colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) fue desconocido por varios de los frentes insurgentes en el sur y el oriente del país. La mayor disidencia fue la de los frentes 1 y 10, cuyo principal jefe es Miguel Botache, alias Gentil Duarte. Estas fuerzas ya sumarían hasta 2 mil combatientes en 16 grupos y han reconocido que se financian con impuestos que cobran a narcotraficantes y explotadores de minas ilegales.

Hace dos años, un grupo de exguerrilleros que firmaron los acuerdos de paz, encabezados por Iván Márquez y Jesús Santrich, se desentendieron del pacto y anunciaron que regresaban a la lucha armada, bajo la denominación Segunda Marquetalia (véase «Unaguerraviejaquesiguematando», Brecha, 6-VII-19). Se estima que tendrían unos cientos de seguidores y el gobierno colombiano sostiene que ambos jefes se refugian principalmente en Venezuela, al amparo de las autoridades. No obstante, los disidentes de Duarte se rehúsan a reconocerlos como jefes o aliados, pues los acusan de haberse vendido al entregar las armas y desmovilizar la guerrilla en la paz pactada previamente con el gobierno. Más de 200 excombatientes de las FARC han sido asesinados desde 2016.

Los frentes que siguen a Duarte instalados en el departamento colombiano de Arauca y su espejo venezolano, el estado de Apure, controlaban el contrabando de combustible y otras actividades de economía sumergida. Eso los llevó a chocar con el Ejército venezolano. Los ataques contundentes de la fuerza armada de Venezuela fueron lamentados en un video que circuló este domingo por Jonnier, tercero al mando en la guerrilla de Duarte, que los calificó de «trabajo sucio», que los militares venezolanos estarían haciendo para favorecer a la rival Segunda Marquetalia.

En tanto, cuando se le preguntó al general Vladimir Padrino, ministro de Defensa de Venezuela, a qué grupo se enfrentaban sus tropas, se rehusó a señalarlo. «Sin importar cuál grupo sea, lo rechazaremos, pues nuestro deber es defender la soberanía», dijo en conferencia de prensa a fines de marzo. Acusó a los gobiernos de Bogotá y Washington de estar detrás de los grupos que hostigan a las fuerzas venezolanas. Por otra parte, Caracas pidió ayuda técnica a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para proceder a desmantelar las minas que hay junto a las áreas empleadas como campamentos por los grupos armados.

La tormenta ha amainado a lo largo de abril, después del inicio de la ofensiva venezolana y de que portavoces del grupo Duarte –«la legítima resistencia de las FARC», como se autoproclaman– se reunieran con activistas de grupos de izquierda en la zona, algunos críticos del presidente Nicolás Maduro. Pero la tensión se mantiene. Sesenta organizaciones no gubernamentales de Colombia y Venezuela, en su mayoría de derechos humanos, pidieron al secretario general de la ONU que designe un enviado especial para la frontera, donde temen que cualquier incidente en estas calurosas llanuras desate una escalada entre los gobiernos rivales y se desencadene un conflicto mayor.

Muchas armas

La región de frontera que atraviesa el río Arauca es, desde las últimas décadas del siglo pasado, un área donde florece la economía negra. En un comienzo fue por el abigeato y el contrabando –sobre todo, de combustible–, luego por el narcotráfico y después por la guerrilla colombiana, en particular el Ejército de Liberación Nacional (ELN, calificado de «guevarista»), tras el que llegaron grupos de las «autodefensas» (paramilitares de derecha). Han prosperado allí grupos que practican la extorsión (el cobro de «vacunas», principalmente a ganaderos) y el secuestro.

Durante la presidencia del fallecido Hugo Chávez (1999-2013) apareció un grupo llamado Fuerzas Bolivarianas de Liberación, nunca reconocido oficialmente, que, de acuerdo con los medios locales, es una creación del ELN. Como guinda del pastel, y de acuerdo con organizaciones de derechos humanos y ambientales, en todo el sur venezolano prospera la minería ilegal (oro, coltán, diamantes), que se trafica en estas áreas de frontera al amparo de grupos armados, bandas que usan el nombre de «sindicatos» y, presuntamente, también del ELN, que así ayuda a financiar sus actividades.

Publicado enColombia
Un hombre regresa a su casa en territorio separatista en las afueras de Donetsk, Ucrania, tras un reciente bombardeo. Foto Ap

Se acusan mutuamente de planear ataques para recuperar territorios

 

Moscú. Al borde de una guerra que de palabra ninguno quiere, pero que cada día parece más posible por las noticias alarmantes que llegan desde la zona en conflicto, Ucrania y Rusia concentran en sus fronteras la mayor cantidad de tropas y armamento desde 2015 y se acusan mutuamente de hacerlo por tener intenciones de emprender una agresión en gran escala.

En un intento por rebajar la tensión, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, tras visitar la línea del frente para levantar el ánimo de sus soldados, afirmó ayer que no ordenará una ofensiva bélica contra los separatistas pro rusos, dado que "es inaceptable causar gran número de bajas entre población civil y militares". Poco después, el comandante en jefe del ejército ucranio, Ruslan Jomchak, emitió un comunicado en los mismos términos.

De su lado, el vocero del Kremlin, Dimitri Peskov, volvió a justificar la repentina reubicación de unidades del ejército ruso cerca del vecino país eslavo al decir: "Ucrania se está convirtiendo de nuevo en una región potencialmente inestable. Y desde luego cualquier país colindante con una región de esas características, que es peligrosa y puede estallar en cualquier momento, toma las medidas que considera necesarias para proteger su propia seguridad". Y el viceprimer ministro de Rusia, Dimitri Kozak, encargado de la relación de Moscú con Kiev, reiteró que Rusia no dudará en acudir en defensa de sus ciudadanos en caso de que éstos sufran un ataque de Ucrania.

Entretanto, la más reciente sesión por videoconferencia –convocada de urgencia por Ucrania esta semana– del equipo trilateral que debe negociar una solución política al conflicto, concluyó sin avance alguno, tras cuatro horas de acusaciones recíprocas entre ucranios y separatistas, ante la impotente mirada de los mediadores de Rusia, Alemania, Francia y la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

Desde el punto de vista de Moscú, Ucrania –instigada por Estados Unidos y sus aliados– se propone recuperar por la fuerza los territorios que no se supeditan a Kiev, lo cual implicaría aniquilar a la población de las autoproclamadas Repúblicas Populares de Donietsk y Lugansk que, por origen étnico, lengua, religión e idiosincrasia, tiende más hacia Rusia.

El Kremlin, tomando en cuenta que 10 por ciento de los habitantes del Donbas, como se denomina la zona rebelde, ya adquirió la ciudadanía rusa de forma simplificada, no puede permitir ese desenlace y menos cuando dentro de unos meses habrá elecciones para renovar por completo la composición de la Duma o cámara baja del parlamento ruso.

Visto desde Kiev, que rechaza las acusaciones, Rusia sólo busca un pretexto para iniciar una operación bélica que le permita abrir un corredor hacia Crimea, mediante la ocupación de la ciudad de Jersón, a fin de evitar el bloqueo del suministro de agua a la península declarada hace siete años parte de la Federación Rusa u otro corredor hacia la región separatista moldava de Transdniéster o, en última instancia, extender los límites de la zona insurrecta hasta el puerto de Mariupol para mayor control del mar Negro, planes que el Kremlin niega tener en mente.

Hay analistas que creen que el escenario de la invasión rusa se descarta por cuanto, desde un punto de vista formal, ni Jersón ni Mariupol ni ninguna otra ciudad fuera de lo que se ha dado en llamar en las negociaciones para lograr un arreglo político ADRDL (siglas de Algunos Distritos de las Regiones de Donietsk y Lugansk) tienen ciudadanos rusos entre sus habitantes, lo cual hace muy difícil que Moscú pueda justificar la intervención de sus tropas.

En cambio, sostienen, es el contexto ideal para que, en caso de que se pueda culpar a Ucrania de sobrepasar la línea divisoria, las tropas rusas entren en los ADRDL y lleguen a situarse cara a cara con el ejército ucranio y, de ese modo, puedan decir que evitaron un mayor derramamiento de sangre, con el consecuente efecto positivo en las urnas por proteger a sus ciudadanos.

Cualquiera de estas hipótesis para explicar la concentración de tropas y armamento de uno y otro lado de la frontera pasa por alto que, sentados Rusia y Ucrania en un barril de pólvora, es temerario jugar con fuego y pensar que nada va a explotar.

Por Juan Pablo Duch

Corresponsal

Publicado enInternacional
Biden dice que suspenderá la construcción del muro, pero no demuele los mil 488 km construidos por sus antecesores. En imagen de ayer, la obra continúa.Foto Afp

 

Si en algún rubro tan estratégicamente delicado pulula la tóxica desinformación es en la construcción de mil 488 km del muro de EU en la frontera con México: iniciada por el demócrata Bill Clinton en 1994.

Los denomino los "cuatro muros" al sumar la parte que corresponde a los otros tres ex presidentes –al republicano Baby Bush, al demócrata Obama y al republicano Trump–, quienes ostentan profundos significados geo-demográficos desde hace 27 (sic) años.

Es más atroz la complicidad de cuatro presidentes neoliberales "mexicanos": dos del PRI, Zedillo y Peña, y dos del PAN, Fox y Calderón.

Los foráneos orígenes biográficos de Fox y Zedillo son tan oscuros que no los deseo exponer ahora.

La transfrontera aproximada de 3 mil 200 km consta de mil 126 km terrestres y 2 mil 92 km del "Río Grande" (la mayor parte).

Aquí señalo un error del excelente diagrama alusivo (https://bit.ly/2Y56sud): en EU su "Río Grande" (Great River) en México es "Río Bravo". Esto no es ocioso, ya que las conquistas comienzan con el uso lingüístico.

Desde hace 27 años, Clinton tenía ya la proyección del crecimiento demográfico de los mexicanos, que no "latinos", cuando inició sus 100 km que avaló en forma sincrónica el "apátrida" (en el doble sentido castizo y "romano") neoliberal Zedillo, quien llegó al poder por el asesinato de Colosio.

Clinton fue impuesto por la banca de Wall Street para impulsar el neoliberalismo global (https://bit.ly/3peRH3E) y estuvo a punto de desencadenar la "Tercera Guerra Mundial" con Rusia en Kosovo.

La construcción acumulada de los "cuatro muros" –sin contar el proyectado "quinto muro" de la dupla Videgaray/Jared Kushner en Tapachula (Chiapas), frontera con Guatemala (https://bit.ly/3qOuiqu)– se aceleró con Baby Bush, que edificó 781 km que reflejaban la dinámica demográfica de los mexicanos en EU y sus "guerras permanentes" contra el terrorismo yihadista mediante el "Acta Patriótica" de la "Seguridad del Hogar" a raíz del montaje hollywoodense del 11/9.

Amén del desastre del Plan Puebla-Panamá del locuaz Fox, su infatuado cuan logorreico canciller Castañeda Gutman (https://bit.ly/3sTDV8O), quien sirvió a intereses anti-mexicanos (https://bit.ly/3peKrVw), causó un grave daño migratorio a México con su delirante "enchilada completa".

Tampoco los coetáneos de Baby Bush, los neoliberales panistas Fox –otro "apátrida" (en el doble sentido castizo y "romano")– ni Calderón, impuesto por un fraude electoral, osaron chistar ante la erección del muro de Baby Bush de 781 km: ¡52.5 por ciento del total acumulado con los otros tres muros!

Es curioso que de los tres neoliberales "mexicanos", dos llegaron a la Presidencia en circunstancias aberrantes –uno, gracias a un asesinato, y otro, con el magnicidio de la "democracia electoral"– y el tercero, Fox, cuyo padre no fue "mexicano", por lo que se cambió el artículo 82 de la Constitución.

Obama, que hoy gobierna su "tercer (sic) mandato" tras bambalinas, construyó 222 km para que el muro alcanzara mil 102 km, mientras libraba sus guerras en Medio Oriente –¡que le valieron su vacuo Premio Nobel de la Paz!–, mientras impulsaba el contrabando masivo de armas mediante el operativo Rápido y furioso que permitió la complicidad de Calderón.

Trump construyó 386 km –¡la mitad de lo hecho por Baby Bush!–, con lo cual el muro alcanzó un total de mil 488 km.

Los 386 km del "muro Trump" fueron construidos en Texas, hoy notable feudo republicano que busca su secesión (https://bit.ly/3aJFhwz), por lo que lo bauticé como el "muro de la secesión", al comportar características geodemográficas diferentes con los otros tres muros.

No pasó desapercibido que en su plena debacle –derrota de dos senadurías republicanas en Georgia, toma del Capitolio e inicio de su insólito “segundo impeachment”– Trump se haya dado el lujo en forma desparpajada de ir a visitar el "muro de la secesión" (https://bit.ly/3c5rgtD).

Joe Biden anunció que "detendrá" la construcción del muro, pero no demuele los mil 488 km, prácticamente la mitad de la frontera total, construidos por sus cuatro antecesores. Es solamente una "pausa" (https://wapo.st/3qPrVTY). A ver qué sigue.

http://alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: alfredojalifeoficial

https://www.youtube.com/channel/UClfxfOThZD PL_c0Ld7psDsw?view_as=subscriber

Publicado enInternacional
Página 1 de 3