¿Sustituye China a EU como superpotencia global?

People's Daily, portavoz del Partido Comunista chino, celebra los nuevos cambios en el balance de poder entre China y Estados Unidos (EU) a cconsecuencia de la creación paradigmática del nuevo banco chino de desarrollo ( http://goo.gl/AcqoRH ), lo cual ya había apreciado hace un mes como un game changer (punto de inflexión) ( http://goo.gl/VfwMXH )".

El rotativo festeja la participación de 57 países en el ya célebre Banco de Infraestructura e Inversiones Asiático (AIIB, por sus siglas en inglés) con Sudcorea, Gran Bretaña (¡supersic!), Australia, Francia, Alemania e Italia, que firmaron como miembros fundadores, con la notable excepción de EU, lo cual refleja el hecho de que la influencia de China se ha incrementado a nuevas alturas y que el balance de poder entre EU y China ha emprendido un giro significativo (¡supersic!): ¡El mundo entró a una nueva era!
El kakistocrático "México neoliberal itamita" no participa en su creación seminal –¿por órdenes de EU?– cuando Brasil, con una óptima geopolítica del siglo XXI, es el único país integrado de toda Latinoamérica al AIIB ( http://goo.gl/uaQY4F ).


People's Daily expone los seis rubros que están cambiando la nueva era y llama la atención que no cite en absoluto a Rusia, que, a mi juicio, brinda a China su tácita cobertura militar, sin la cual hace mucho que EU la hubiera pulverizado: 1. El PIB de China se espera rebase al de EU; 2. China reconfigura el orden financiero internacional; 3. Las amistades de China se están expandiendo; 4. El poder militar de China se fortalece en forma continua; 5. La cultura china crece en popularidad; y 6. La influencia global de China será más significativa.


Sobre el PIB de China en términos de poder de paridad de compra, el año pasado el país asiático superó ya a EU, mientras en términos nominales (valor en dólares estadunidenses) se ubica en segundo lugar detrás de EU después de 30 años.


El año pasado China alcanzó 7.4 por ciento de crecimiento económico rebasando a EU (2.4 por ciento), a la Eurozona-19 (0.8 por ciento) y Japón (0.2 por ciento), y es solamente cuestión de tiempo para que el PIB nominal de China rebase al de EU. 


Sobre la reconfiguración del orden financiero internacional, comenta una cita de Kissinger, "quien en una ocasión aseveró que quien domine las finanzas internacionales domina el mundo (nota: aserto añejo de uno de los banqueros siniestros de la dinastía de los Rothschild, quien sentenció que más se gana cuando existe 'sangre en las calles')".
El mundo dolarcéntrico es desafiado cuando el mismo FMI, repleto de escándalos crapulosos de sus dos ex directores, sopesa en forma tardía incluir al renminbi (la divisa china) entre los derechos especiales de giro ( http://goo.gl/adV46s ).


En paralelo al paradigmático banco chino AIIB, pronto se establecerán el Banco de los BRICS y su mini FMI bendecidos en la histórica cumbre de Fortaleza, Brasil ( http://goo.gl/nIgrUa ).


Sobre las amistades crecientes de China: el mandarín Xi Jinping ha demostrado una óptima diplomacia, sin sucumbir en la candidez de Gorbachov y Yeltsin, mediante su adhesión a los cinco principios de coexistencia pacífica integrados a la multipolaridad, lo cual es muy atractivo para quienes no desean ser subyugados en forma masoquista por la unipolaridad militar financierista de EU.


Llama la atención la frase: China no tiene aliados (¡supersic!) militares, sino muchos amigos, lo cual suena a publicidad propositiva, ya que Pekín contaría, en forma subrepticia y/o tácita, con la cobertura nuclear de una superpotencia de la talla de Rusia, a la que ha solicitado la adquisición de los modernos misiles defensivos S-400 (a diferencia del S-300 de Irán), los cuales, a mi juicio, cambiarían cualitativamente la correlación de fuerzas defensivas de China –que dispone también de 250 ojivas nucleares ( http://goo.gl/vsDS2Q )– en el noreste asiático, frente a Japón.


El rotativo juzga que, en contraste, EU coloca su perniciosa ideología al frente de sus relaciones diplomáticas, con el corolario de su unipolaridad, que no es más aceptable para el resto del mundo, que se ha vuelto más rebelde. Sobre el poder militar chino –a mi juicio, su lado vulnerable– arguye que el desarrollo de su portaviones marca la entrada a una nueva fase.


Es probable que se refiera a los portaviones en forma cualitativa, donde Rusia y China vienen en tercero y cuarto lugar mundial entre los 10 primeros ( http://goo.gl/CSF40e  ), y no en forma "cuantitativa ( http://goo.gl/Neleux )".

La popularidad de la cultura china: es evidente que tenga un enorme impacto debido a su cultura milenaria de 5 mil años y su característica de Estado-civilización, como la califica correctamente el periodista británico Martin Jacques en su libro Cuando China gobierne al mundo: el fin del mundo occidental y el nacimiento de un nuevo orden global ( http://goo.gl/vgQ7X8 )".


Su cultura, que abreva de la sapiencia civilizatoria de Confucio, colisiona con la anomia del desregulado neoliberalismo financierista, y su seducción radica en que magnetiza a la mayoría despojada del planeta en búsqueda de un nuevo orden multipolar frente a la salvaje e inarmónica unipolaridad ya agónica de EU.


La influencia global de China se centra en sus dos audaces proyectos geoeconómicos: la ruta de la seda continental y su equivalente marítimo que se subsumen en el eslogan una ruta, una correa que vincularán a casi la mitad de la población del mundo y conectarán con el corredor económico Bangladesh, China, India, Myanmar, que, a mi juicio, abre el espacio marítimo del mar Andamán/bahía de Bengala ( http://goo.gl/tz0YUf ), que forman parte del océano Índico para Pekín, que solamente cuenta con la muy vulnerable salida al mar en la zona disputada del sur del mar de China.


El otro corredor económico China-Pakistán abre otro espacio marítimo al superestratégico puerto de Gwadar (Pakistán/Baluchistán) al mar Arábigo, que forma parte también del océano Índico ( http://goo.gl/1BdvS0 ).


Ya había adelantado hace ocho años la relevancia del puerto pakistaní de Gwadar, que ha cobrado muchas vidas debido al esquema balcanizador israelí-anglosajón que fomenta la separación de Baluchistán ( http://goo.gl/m80p1D ).


El rotativo chino comenta que en los pasados 30 años, China ha seguido las reglas del juego (¡supersic!) mundial y ahora desea que su voz sea escuchada en la arena internacional.

El académico chino Bao Shenggang comenta que el siglo chino significa la cooperación multipolar y no el dominio hegemónico, en alusión a la decadente unipolaridad de EU ( http://goo.gl/VXjdeu ).

China goza la gran ventaja retrospectiva de no repetir los errores trágicos del totalitarismo soviético ni del salvaje capitalismo israelí-anglosajón, y ahora puede sacar el mejor partido virtuoso.

El libro El maratón de los cien años: la estrategia secreta de China para sustituir a EU como superpotencia global, de Michael Pillsbury ( http://goo.gl/C6KhVF ), aduce que el trayecto de China comporta tres etapas de las que, a mi juicio, ha cumplido con creces las dos primeras (asimilación de la tecnología occidental y consolidación geoeconómica), en espera de la tercera: el liderazgo mundial, pero dentro de una multipolaridad sinergética.

 

AlfredoJalife.com
Twitter: @AlfredoJalife
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037

Publicado enEconomía
Las nanotecnologías crearán soldados de "máxima letalidad"

Decía el premio Nobel Richard Feynman que "la física es como el sexo: seguro que da alguna compensación práctica, pero no es por eso por lo que lo hacemos". Sin embargo, él fue el primero que propuso, en 1959, hacer ingeniería en la nanoescala, en ese mundo invisible para nuestros ojos que se mide en unidades de milmillonésimas partes de un metro.


Nadie hizo caso a Feynman durante décadas hasta que sus ideas de fabricar máquinas de tamaño ínfimo fueron rescatadas por un ingeniero de la NASA, Eric Drexler, en 1986. Casi 30 años después, la nanotecnología es una realidad que ha revolucionado hasta la manera de matarnos entre nosotros mismos.


"Las nanotecnologías modificarán sustancialmente el entorno de la batalla del futuro", afirma el ingeniero de armamento Jesús Carlos Gómez Pardo, teniente coronel del Ejército de Tierra español. El militar participa en una monografía de 300 páginas editada por el Ministerio de Defensa que detalla con exhaustividad las aplicaciones de la nanotecnología a los ejércitos.
El teniente coronel dibuja un soldado del futuro de "máxima letalidad" con un uniforme inteligente que le ofrece protección antibalas y contra amenazas nucleares, biológicas y químicas, gracias a cientos de láminas de nanoarcillas. "Los nuevos sistemas de armas convencionales, en los que la presencia de las nanotecnologías será elevada, tendrán una mayor letalidad sobre el objetivo, minimizando el daño sobre la población civil", vaticina el militar en la monografía Nanociencia, nanotecnología y defensa, presentada el viernes en Madrid por el teniente general Alfonso de la Rosa Morena, director del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional.


Sus vaticinios no son ciencia ficción. El Ministerio de Defensa financia, mediante el programa COINCIDENTE, el desarrollo de prototipos militares a partir de tecnologías maduras en la vida civil. El Instituto Tecnológico La Marañosa, principal organismo de investigación del Ministerio, trabaja con nanosensores para miniaturizar los sistemas de guiado de munición y conseguir una máxima precisión. El proyecto GRETA-DAD, detalla Gómez Pardo, está desarrollando un sistema de guiado láser de cohetes de 70 mm. En su sede de San Martín de la Vega (Madrid), la misma tecnología se está integrando en un cohete para vehículos aéreos no tripulados, más conocidos como drones.


"Otro desarrollo importante es el de las estructuras cuánticas para la miniaturización de armas de energía dirigida, tales como cañones de microondas y sistemas láser de alta energía que pueden actuar como perturbadores direccionales o cañones dependiendo de la potencia del láser", añade el teniente coronel. La multinacional española Indra trabaja en la miniaturización del láser de su sistema MANTA DIRCM, contra misiles guiados por infrarrojos para la defensa de aeronaves.


"También se está trabajando en el desarrollo de armas personales con capacidad para neutralizar grupos de personas", continúa el militar. Según el informe, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado podrán contar con armas no letales de este tipo gracias a la aplicación de la nanotecnología a sistemas de microondas y microláseres.


Gómez Pardo es el único autor militar de la monografía. Su coordinador es Ildefonso Díaz, catedrático de Matemáticas Aplicadas de la Universidad Complutense de Madrid, que ya adelantó algunas de sus conclusiones durante unas jornadas organizadas en diciembre por el Instituto Tecnológico de Matemática Industrial (ITMATI) en A Coruña.


El documento afirma que el uso de polímeros, unas macromoléculas, reforzados con nanopartículas, como el poliuretano reforzado con nanoarcillas, reducirán el peso de los blindajes de los vehículos hasta en un 60%. Y, gracias a fibras superresistentes de nanotubos de carbono, la resistencia al impacto de bala se multiplicará por tres o por cuatro respecto a los blindajes actuales, disminuyendo también el peso. Con estos blindajes ligeros, será más sencillo transportar vehículos de combate en aviones de transporte hasta el campo de batalla.


El teniente coronel subraya que el avance de la nanoelectrónica está permitiendo el desarrollo de "microrrobots artillados", con un armamento adaptado al combate urbano. "Ya se utilizan ejércitos de robots ratas para la localización de personas en grandes catástrofes", expone Gómez Pardo.


El uso de nanomateriales, más ligeros y con menor volumen, está facilitando la fabricación de municiones complejas, con mayor espacio para la carga explosiva y, por tanto, mayor letalidad. También aparecen materiales superpenetrantes. "El empleo de wolframio nanocristalino mejora las capacidades de penetración de los actuales proyectiles de energía cinética, incluso las del proyectil de uranio empobrecido, prohibido por sus potenciales riesgos para la salud de las personas", reconoce el ingeniero de armamento.


Los militares también están aplicando la nanotecnología para intentar hacer "invisibles" a los aviones de guerra. "Las estructuras de las aeronaves de combate se cubren con materiales de absorción radar para minimizar su firma radar. Existen pinturas a base de esferas de carbonilo de hierro o ferrita que transforman la radiación radar en calor", apunta el teniente coronel.


La monografía plantea la creación de enjambres de satélites miniaturizados dotados de armamento. "Estos satélites espía, con capacidad de destrucción, pueden adherirse a satélites grandes sin ser vistos y proceder a su destrucción total o parcial interrumpiendo sus comunicaciones o sus observaciones de la Tierra", explica el militar.


"En este campo todo va tan deprisa que hasta las patentes se han quedado anticuadas. Las grandes empresas no patentan, les basta con ser las primeras", afirmó en la presentación de la monografía otro de sus coautores, Fernando Briones, investigador del Instituto de Microelectrónica de Madrid (CSIC). "¿Quién cree que un país respeta las patentes en la guerra? ¿Qué más dan las patentes?", abundó Antonio Hernando, también coautor y catedrático de Magnetismo de la Materia en la Universidad Complutense de Madrid.


El teniente coronel Gómez Pardo alerta de las "grandes incertidumbres" que se pueden generar por el mal uso de la nanotecnología y pide que los avances sean monitorizados por comités internacionales constituidos por militares, diplomáticos y científicos. "Estamos ante una revolución tecnológica", opina el militar, que "hay que potenciar pero a su vez controlar".

Viernes, 27 Febrero 2015 06:22

Obama la bomba ama

Obama la bomba ama

La industria bélica de Estados Unidos y la Casa Blanca se lanzaron a un plan de 30 años para reestructurar su capacidad nuclear, a un costo sideral y con presumibles consecuencias en la orientación industrial y en la focalización del gasto, no sólo de ellos sino del mundo.

 

La administración de Estados Unidos propuso aumentar el presupuesto destinado a armas nucleares en mayor proporción que el resto del gasto militar, según el mensaje presupuestal conocido el 2 de febrero. En su propuesta para el año fiscal 2016 plantea gastar 8.850 millones de dólares para mantener y reconstruir el armamento nuclear nacional (un aumento de más del 8 por ciento sobre los niveles actuales), olvidándose de que deshacerse de las armas nucleares obsoletas es un problema que desafía los presupuestos hechos hasta ahora (véase recuadro "Esos trastos viejos").


A su vez, el Pentágono está solicitando un aumento del 4 por ciento sobre su gasto total para 2015, de 560.000 millones a 585.000 millones de dólares. Este monto incluye un aumento sustancial del financiamiento en el exterior de lo que llama "operaciones contingentes".


La herencia que dejará Obama a sus sucesores será no sólo el aumento presupuestal sino el primer paso de un cambio drástico cuyo objetivo es rehacer desde la base la tríada de las fuerzas nucleares de Estados Unidos –incluyendo bombarderos de largo alcance, submarinos y misiles– en las próximas tres décadas. La estimación presupuestaria de la respectiva oficina del Congreso –en discrepancia con el Ejecutivo– sitúa el costo en un agregado de 335.000 millones de dólares hasta el año 2023. Esa es la cuarta parte del camino hasta los 30 años, en 2045.


El plan viene siendo trabajado y discutido al menos desde 2012, y su oficialización en el presupuesto sugiere que la administración considera lo suficientemente reencarrilada la economía como para encarar este gigantesco gasto, al que no se le puede llamar inversión más que en la industria bélica. La señal que esperaban los agentes financieros era un alza en la tasa de interés preferencial, o prime rate. Ahora tienen ante sí un panorama de desarrollo industrial a costa del Estado, una danza de muchos miles de millones de dólares que imprimirá su huella en el desarrollo económico de Estados Unidos, y un condicionamiento a sus adversarios, que los obligará a modificar sus propios planes de desarrollo para incluir el armamentismo nuclear.


Vale recordar que el gobierno de Ronald Reagan (1981-89) incrementó la Guerra Fría cuando la ex Urss se acababa de retirar derrotada de Afganistán, en 1979, disponiendo un crecimiento masivo del aparato militar de Estados Unidos. Lo hizo con nuevas políticas hacia la Urss, revitalizando el programa del bombardero estratégico B-1 Lancer, que había sido cerrado por el gobierno anterior de Jimmy Carter, y produciendo nuevos misiles, como el MX, en respuesta al SS-20 de los soviéticos.


El golpe de gracia lo dio Estados Unidos en 1983 con la Iniciativa de Defensa Estratégica, que proponía equipos terrestres y aéreos que sirvieran de escudo al ataque de misiles. Esto llevó a los soviéticos a una carrera armamentista que el secretario general soviético Yuri Andropov describió afirmando que "pone en peligro al mundo entero" y que, según el asesor de Reagan David Gergen, aceleró el fin de la Guerra Fría con la implosión de la Urss. La caída del muro de Berlín fue el 9 de noviembre de 1989.


Este aumento en el armamento nuclear elude la restricción del gasto militar impuesta por el "acta de control del presupuesto" de 2011, con la que el Congreso limitó las erogaciones del Ejecutivo. El 3 de junio de 2012, cuando los recortes al presupuesto militar se debían hacer efectivos (en el orden del 8 por ciento), The New York Times daba cuenta de los movimientos de congresistas en procura de eludirlos.


Entre 2001 y 2011 el presupuesto militar subió de 287.000 millones de dólares a 530.000 millones de dólares, y a este gasto de 2011 se le deben agregar 159.000 millones de dólares para la guerra en Afganistán más otros 29.000 millones de dólares en gastos no especificados de "lucha contra el terrorismo", lo que suma 718.000 millones de dólares. A esto habría que sumarle todavía 127.000 millones de dólares, o 3,5 por ciento del presupuesto federal, para los veteranos de guerra.


Sin contar el último agregado, estos 718.000 millones de dólares gastados en un año superan la suma de los presupuestos militares de China, Rusia, Gran Bretaña, Francia, Japón, India, Arabia Saudita, Alemania, Brasil, Italia, Corea del Sur, Australia y Canadá; 13 países. Al que quiere imperio, que le cueste.


Los rubros dominantes en el presupuesto de Estados Unidos son el militar (20 por ciento), salud (21 por ciento) e intereses de la deuda (6 por ciento). Pero si se toma en cuenta que el gasto en defensa fue de 718.000 y no sólo el militar de 530.000 millones de dólares, Estados Unidos gastó más en defensa que en salud.


En la estructura del gasto de 2012 el rubro de personal se mantiene aproximadamente en 161.000 millones de dólares (menos gente pero aumentaron la paga y los beneficios), el de armamento creció a 128.000 millones de dólares, y particularmente se incrementaron mucho los de operaciones (219.000 millones de dólares), e investigación y desarrollo (74.000 millones de dólares). En programas nucleares se gastó relativamente poco en relación con las cifras de este nuevo plan: 20.000 millones de dólares.


En la curva estadística los gastos crecen con las guerras en que participa Estados Unidos y decrecen cuando terminan: 43 por ciento menos tras la de Corea (1950-53), 33 por ciento menos tras la de Vietnam (que terminó en 1975), 36 menos tras la Guerra Fría, y ahora se proyectaba un decrecimiento del 31 por ciento tras la de Afganistán. Según el acta de control de presupuesto de 2011, el Pentágono debería bajar el suyo un billón de dólares en una década.


Ahora, con este plan de reconstrucción de la capacidad militar nuclear, la industria bélica tiene la manera de evadir el cepo presupuestario, y la solución que se empezó a buscar en 2012 ya está escrita en el mensaje presupuestal al Congreso.


El presupuesto militar solicitado el lunes 2 para el año fiscal 2016 es de 585.000 millones de dólares (4 por ciento más que los 560.000 millones de dólares de este año) pues aumenta el gasto en varios programas importantes de modernización de armas nucleares. La Casa Blanca está solicitando otros 1.250 millones de dólares para el bombardero nuclear de largo alcance Long Range Strike, cuya construcción insumió este año 914 millones de dólares. También se aumentará en 116 millones de dólares el gasto para el desarrollo de una alternativa al envejecido modelo de submarinos para misiles balísticos clase Ohio, llevándolo a 1.400 millones en 2016. Y se solicitan 72,2 millones de dólares para un programa que modernice o remplace la flota de Minuteman III ICBM, lo que implica un aumento de 68,3 millones de dólares. Lo que realmente implica esta transformación a largo plazo y cuáles son sus ideas rectoras es, naturalmente, material clasificado

Publicado enInternacional
Firman Rusia e Irán acuerdo de cooperación técnico-militar

La reciente firma de un acuerdo marco de cooperación militar y técnica entre Rusia e Irán tiene un doble significado: es, en términos políticos, una bofetada a la retórica de Estados Unidos y, en lo práctico, abre la puerta al suministro de moderno armamento ruso al régimen de Teherán.


Se acordó esta semana durante la visita del ministro de Defensa de Rusia, Serguei Shoigu, a la capital de Irán, la primera de un militar ruso de ese nivel en los 15 años recientes.


Moscú y Teherán están de acuerdo en ampliar la práctica de autorizar la entrada de sus embarcaciones de guerra a puertos de Rusia e Irán, así como de inicar la renovación de los equipos militares obsoletos de origen soviético, parte importante del armamento del ejército iraní.


Se trata, para Rusia, de un mercado que potencialmente podría representar hasta 20 mil millones de dólares en los próximos 12 años.


Pero en cuanto a su impacto político, la firma de este acuerdo marco sobresale por poner fin al contencioso desde que Rusia decidió, en cumplimiento de una resolución del Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) como sanción por continuar con su programa nuclear, suspender la entrega de 40 unidades de baterías de misiles antiaéreos S-300, concertada en 2007.


La venta de armas rusas a Irán, en las últimas tres décadas, está marcada por altibajos. Así, en 1989 se concretaron contratos por valor de 4 mil millones de dólares –2 unidades de misiles antiaéreos S-200VE, 20 cazabombarderos Mig-29, 12 bombarderos SU-24MK, 12 helicópteros Mi-17, y otros equipos–, que seis años después quedaron incumplidos por presiones de Washington a Moscú.


Sin embargo, a raíz de que la Organización del Tratado del Atlántico Norte bombardeó Yugoslavia, Rusia renunció a los compromisos derivados del llamado Memorando Gore-Chernomyrdin, suscrito en 1995 por los entonces vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, y el primer ministro de Rusia, Viktor Chernomyrdin.


Irán se convirtió, hasta 2010, en el tercer comprador de armamento ruso hasta que en septiembre de ese año, se hizo efectiva la orden dada unos meses antes por el entonces presidente Dimitri Medvediev de suspender la venta de los S-300 a Irán.


Ahora, ocho años más tarde, ya no es posible reanudar el cumplimiento del contrato con Irán, por cuanto Rusia dejó de fabricar esa modalidad de los S-300 y los nuevos S-400, hasta la fecha, no se han exportado y son exclusivos del ejército ruso.


Por ello, Rusia e Irán estuvieron de acuerdo en iniciar nuevas negociaciones para determinar con qué sustituir los S-300 estipulados en el contrato inicial. En opinión de los expertos, podría tratarse de los sistema Antei-2500, la versión de exportación de la modificación S-300VM, hasta el momento, que se sepa, sólo adquirida por Venezuela.
Con un área de 400 kilómetros de acción sobre objetivos aerodinámicos, y gran capacidad de intercepción de misiles balísticos, los sistemas Antei-2500 son los únicos disponibles para países que no son aliados de Estados Unidos y, junto con los cañones rusos Pantsir S1, comprados por Irán en 2012, pueden constituir una eficaz defensa antiaérea.
Por lo pronto, Rusia e Irán –afectados por sanciones de Estados Unidos y sus aliados– se comprometieron a aunar esfuerzos para enfrentar la injerencia foránea en los asuntos de la región.

Publicado enInternacional
Lunes, 08 Septiembre 2014 19:08

Hegemonía en juego, el mundo también

Hegemonía en juego, el mundo también

Rusia, tras la ofensiva en Ucrania, el enemigo a vencer. Estados Unidos no quita el dedo del renglón. Continúa la ofensiva en contra de Rusia en la palestra mundial. Hay varios frentes abiertos, pero el más amenazante sigue siendo el de la guerra en Ucrania.

Al menos, el escenario donde se decidirán las jugadas más perversas del ajedrez geopolítico con el uso de la violencia, en contra de civiles inocentes en el este de dicho país. Con un aliado claramente prooccidental: el presidente Poroshenko.

Es decir, con la abierta participación militarista de la OTAN que comanda EU, lo que se pretende es cercar más a Rusia con una finalidad doble: 1) mantener a toda costa la hegemonía imperial por sobre o contra el mundo sin opositores enfrente, porque la crisis económica lo amerita y urge; 2) para obtener el control de las regiones del este europeo -otrora "comunistas"- y de Asia Central que poseen enormes yacimientos energéticos. O para arrebatarlos sin competidores, como sucede tras las secuelas del 11/S.

Ucrania es el centro de atención, con todo y aparecen también como amenazantes "distractores" el EIIL, que asesina indiscriminadamente en Irak y Siria, y la guerra perdida de Israel en contra de los civiles, también en la cada vez más mermada (cercenada judía) Franja de Gaza. Son como los varios frentes que azuzan un solo asunto: el pretexto de EU y sus aliados, mediante el uso del potencial militar de la OTAN, para amenazar o hasta invadir a Rusia. Ese es el objetivo por ahora.

¿O por qué motivo en la reciente cumbre de la OTAN, los 28 países decidieron aumentar en un mínimo de 2% su presupuesto, para "crear una fuerza de reacción rápida antirrusa"? "Acabamos de convenir un plan de despliegue para reforzar la defensa colectiva de la OTAN. Esto expresa nuestra solidaridad y nuestra resolución" dijo el vocero Rasmussen en referencia a la "presencia continua" militarista en el este de Europa y en referencia a Ucrania.

Luego que no resultó la treta del derribo del avión Malasio, intentando culpar a los prorrusos ucranianos y señalar a Rusia como país orquestador, los "aliados occidentales" siguen buscando pretextos para justificar un posible ataque: la OTAN también acaba de avalar el uso de la fuerza miliar so pretexto y en respuesta a un ciberataque perpetrado contra cualquier país integrante. "Hoy declaramos que la ciberdefensa es parte de la tarea central de la OTAN en defensa colectiva", agregó Rasmussen en conferencia de prensa el pasado viernes 5. Un nuevo pretexto.

No es el escenario de una "nueva guerra fría", como tampoco ciertamente se trata de un hegemonismo de la OTAN, pero sigue siendo el uso de la guerra de occidente contra Rusia como potencial "enemigo" que compite y gana terreno todavía buscando alianzas con países como los de América Latina, y promueve caravanas con víveres a las zonas de civiles golpeados por la violencia, como la que se desata en el este ucraniano.

Es una ofensiva bien planeada, orquestada por un cúmulo de "aliados" europeos cuyos gobiernos tratan de salir a toda costa de una crisis que los azota y pone mal frente a sus pueblos. EU pretende ir más allá: ganarle la batalla a Rusia, salir avante sin meter tanto las manos porque lanza a sus aliados por delante, y salir airoso con el control de amplias regiones energéticas.

Con dos últimas consideraciones: salir de esa su fuerte crisis económico-financiera en puerta, y tener la fortaleza para confrontar después a China en el mercado mundial. La hegemonía está en juego. El problema es que el mundo también.

 

Salvador González Briceño
Director del periódico El Día en 2009. Director de Reporte México. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Lunes, 03 Febrero 2014 08:17

Al revés

Al revés

Aveces es casi imposible contar de manera coherente y lógica los acontecimientos en Estados Unidos, y uno sólo puede quedarse asombrado de cómo de repente todo parece estar al revés.

 

Una monja católica de 84 años está a la espera de saber si el gobierno federal la condenará a pasar el resto de su vida en una celda por un acto de desobediencia civil. La hermana Megan Rice, que ha sido arrestada decenas de veces por actos de protesta antiguerra (incluso contra la Escuela de las Américas, que capacita a militares latinoamericanos), afirmó que tenía que actuar, citando los principios de Nuremberg, "cometiendo sólo aquello que es la responsabilidad superior a toda ley nacional e internacional: oponerse y revelar crímenes de gobiernos y agentes contratistas". Su delito: en julio de 2012 ingresó ilegalmente con otros dos activistas antiguerra, Michael Walli, de 64 años, y Greg Boertje-Obed, de 58, al Complejo de Seguridad Nacional Y-12, una planta de producción de armas nucleares en Tenesi y supuestamente una de las instalaciones más seguras del país, donde lograron llegar hasta el centro de procesamiento de uranio sin ser detectados y rociar sangre, en una protesta simbólica contra lo que consideran una actividad ilegal e inmoral. Declarados culpables de sabotaje en el juicio, esperan conocer la sentencia de cárcel, que podría ser de entre seis a 30 años.


Los fiscales federales –representantes del gobierno federal– argumentan que Rice y sus compinches son culpables de "delitos muy serios que ameritan condenas serias".


Todo esto en un país que tiene suficientes armas nucleares para destruir al mundo varias veces y el único en la historia que las ha usado, pero que continúa presentándose como guardián de la "paz mundial", con el derecho de atacar militarmente a cualquiera a quien acuse de tener armas de destrucción masiva (el pretexto falso para la guerra en Irak). Pero los que se atreven a realizar acción no violenta en contra de estas políticas bélicas, incluidas monjas de 84 años, son los criminales.


En otro rubro, los responsables del fraude más grande de la historia, y en consecuencia, de la peor crisis económica desde la gran depresión, son premiados. La senadora Elizabeth Warren comentó que JPMorgan Chase resolvió un caso legal en su contra pagando 13 mil millones de dólares al Departamento de Justicia, aclarando que "el gigante bancario violó la ley, jugó irresponsablemente con nuestra economía y tuvo que pagar un monto récord para resolver el caso con el gobierno. ¿Adivinen que sucedió después? Acertaron: el ejecutivo en jefe de JPMorgan, Jamie Dimon, acaba de recibir un incremento de 74 por ciento en su sueldo". Concluyó que "si un acuerdo es tan débil que Wall Street lo festeja con incrementos salariales, no es un buen acuerdo para el pueblo estadunidense".


Y esto cuando se reporta que los 400 estadunidenses más ricos tienen una riqueza combinada de 2 billones de dólares (más que el total de la mitad de la población, más que el PIB de México), cifra récord, mientras se reportan más pobres y más gente con hambre que nunca.


En otro ámbito, el jefe de inteligencia nacional, James Clapper, denunció, una vez más, que Edward Snowden provocó "daños profundos" y puso "en riesgo las vidas" de agentes estadunidenses por sus acciones ilegales. Afirmó todo esto ante el mismo comité del Senado ante cual mintió –lo que según sus críticos debería ser un delito potencial– en marzo de 2013, cuando negó que el gobierno recaudaba datos sobre las comunicaciones de millones de estadunidenses, algo por lo cual se tuvo que disculpar poco después con las revelaciones de Snowden. Así, los jefes de inteligencia continúan denunciando a un mensajero sin reconocer que el mensaje que entregó revela lo que hasta una comisión del Poder Ejecutivo declaró hace un par de semanas actividades sin sustento legal.


Mientras Estados Unidos se la pasa denunciando abusos contra los derechos humanos en otros países, el Washington Post reportó que una cárcel clandestina establecida por la CIA en Polonia en 2003 fue utilizada para torturar detenidos en la llamada "guerra contra el terror". La CIA, según ex agentes citados por el rotativo, le pagó a Polonia 15 millones de dólares en efectivo para el uso del llamado "sitio negro", donde, entre otros, sometió a Khalid Sheikh Mohammed, acusado de ser el autor intelectual de los atentados del 11-S, a la técnica de waterboarding (ahogamiento simulado), considerada tortura. Hasta la fecha, ningún torturador, ni sus jefes, han tenido que rendir cuentas ante la justicia nacional o internacional.


Por otro lado, investigadores de la Escuela de Medicina de Yale publicaron un informe en la revista médica Pediatrics en el cual concluyen que casi 10 mil menores de edad mueren o son heridos por armas de fuego cada año en este país, donde la tasa de mortalidad por esta causa es casi 10 veces más alta que la de otros países avanzados. En los primeros 14 días escolares de 2014 se reportaron por lo menos siete incidentes de violencia con armas en escuelas (en 2013, hubo un total de 28). Pero aún no hay mayores controles sobre la compraventa de armas a ciudadanos. Al contrario, los políticos continúan defendiendo el "derecho a las armas". ¿Cuántas muertes más de niños se necesitan para que los adultos hagan algo?


El historiador Howard Zinn contaba hace muchos años que en el rubro de "ley y orden" todo parecía estar al revés en este país: "en la cárcel están los que no deben, y no están los que deben; en el poder están los que no deben, y los que deben no están en el poder..." Agregó que los que se atreven, como la hermana Rice, a enfrentar con actos de desobediencia civil lo que les parece ilegal y fuera de orden por las autoridades son sujetos a ser acusados de acciones criminales. Zinn afirmaba que la desobediencia civil no es el problema, más bien "el problema es la obediencia civil" ante todo lo que está al revés.

Publicado enInternacional
La consciencia de los ciudadanos y la inconsciencia de los gobiernos

Por si hubiera necesidad de remarcar la brecha creciente entre el sentir de los ciudadanos y la clase política gobernante, la última encuesta anual sobre opinión pública que realiza el instituto German Marshall Fund de Estados Unidos, es contundente.

 

Este año, la encuesta estaba dirigida sobre todo a Siria y otros acontecimientos del Medio Oriente. Está claro que, en Europa, los ciudadanos son profundamente escépticos sobre cualquier intervención militar en Siria. Como promedio, el 70% de los entrevistados en diez países europeos y Turquía, se declararon contrarios.

 

La patética derrota del Premier inglés Cameron al intentar llevar su país a la guerra, por la negativa que le infligió su propio parlamento, representa un distanciamiento sin precedente entre Washington y Londres, unidos desde siempre por "una relación especial". El otro aliado europeo para la intervención en Siria, el presidente francés Hollande, encontró que el 65% de los franceses estaban en contra de cualquier tipo de intervención. La líder alemana Merkel (no está interesada en ser una líder europea), tuvo mucho cuidado en distanciarse de la cuestión siria.

 

Pero la encuesta del German Marshall Fund señala que también, en el otro lado del Atlántico, el 62 % de los americanos se opone a intervenciones militares, en comparación con el 55% de hace un año. El giro de Putin, al buscar una salida política y no militar, lo ha vuelto a colocar entre los líderes mundiales, a pesar de sus dudosas cualificaciones.

 

Estamos claramente en un mundo esquizofrénico, donde la inmensa mayoría dice una cosa y una ínfima minoría hace otra, a nombre de la primera. Holanda, símbolo de civismo y tolerancia, acaba de decidir la compra de 37 unidades del Jet F35 por 6.000 millones de dólares, que comportan un costo de mantenimiento anual de 300 millones de dólares. Esto sucede mientras Holanda atraviesa una crisis económica que --siguiendo el dogma actual-- se piensa solucionar recortando el sistema social. El rey Guillermo, en su discurso de apertura del año parlamentario, declaró que el Estado de bienestar social ya "no es sostenible" y que "cada holandés debe adaptarse a los cambios que se avecinan".

 

Resulta curiosa la idea que la seguridad pase, en Europa, por la vía de las armas. Como también es difícil imaginar contra quién piensa utilizar Holanda sus F35. No existe un ejército europeo, sino una colección disparatada de ejércitos nacionales, descoordinados entre sí, que dependen totalmente de Estados Unidos para cualquier acción real. Hoy es difícil mirar a Rusia, cuyo ejército está en una profunda crisis, como un posible agresor. Los conflictos internos en el Medio Oriente creados con el fin de las dictaduras no son amenaza para Europa. El escenario de próximos conflictos, que es Asia, tampoco afecta la paz interna de Europa.

 

Más bien cabría interrogarse hoy sobre qué significa el concepto "seguridad" para un ciudadano. Es obvio que su idea de seguridad es la humana, no la militar. Para los ciudadanos holandeses --a los cuales se les prepara para probar la misma amarga medicina que la ortodoxia neoliberal en el poder ha administrado hasta ahora al Sur de Europa--, la seguridad probablemente consiste en mantener una vida digna, con un puesto de trabajo decente, contar con una red de servicios escolares y médicos eficientes y alcanzar --tras una vida de trabajo y pago de impuestos—que el estado le asegure una vejez serena y tranquila. Esto significa para ellos seguridad, no los F35.

 

Miremos las cifras y reflexionemos. Propongamos que de cada 100 dólares que van a parar a la seguridad militar, diez se dediquen a la seguridad humana. Parecería una propuesta fácil, obvia, y que no encontraría ninguna oposición, a simple vista. Pues bien, analicen cada presupuesto nacional y notarán que, de realizarse esto, la suma que se liberaría sería superior al gasto de cultura e investigación nacional; o al de la cooperación internacional, que asegura la paz mucho más que las armas: No olvidemos que Costa Rica, eliminó su ejército y con él, el analfabetismo y la ignorancia. O que cuando Centroamérica se vio arrastrada por Reagan a su guerra en contra del peligro marxista nicaragüense, el Presidente tico Oscar Arias solucionó el conflicto con un plan de paz que le valió el Premio Nobel de la Paz en 1987. La triste herencia de este período de guerra son las bandas criminales –maras--, que convierten a El Salvador y Honduras en los países con más violencia del mundo.

 

El problema no está en los ciudadanos, sino en la clase gobernante. Los cinco miembros permanentes de Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, garante de la paz mundial, producen el 82% de las armas. Si ellos dedicaran a la paz este gigantesco presupuesto, seguramente cumplirían su tarea de defensores de la seguridad con resultados más concretos. Sin embargo, no se están solucionando ninguna de las dos amenazas existenciales sobre nuestro planeta: el cambio climático y el arsenal nuclear. La supeditación de la política actual a las finanzas está creando el mayor sentimiento de inseguridad en los ciudadanos de la época actual. Según las proyecciones estadísticas de la London School of Economics, en 2030 estaremos volviendo al nivel de desigualdad de la Reina Victoria. Los F35 son una respuesta claramente sin sentido para esta situación.

 

San Salvador, Bahamas, sept. 2013

 

- Roberto Savio, fundador y presidente emérito de la agencia de noticias IPS (Inter Press Service) y Publisher de Other News

http://www.alainet.org/active/67832

Publicado enInternacional
Sábado, 29 Junio 2013 10:35

Impunidad para los militares en Colombia

Impunidad para los militares en Colombia

El pasado 17 de junio el Congreso de la República de Colombia aprobó una ley que amplía el ámbito de competencias de la Justicia Penal Militar, cuya entrada en vigor socava el estado de Derecho y lesiona gravemente la protección de los derechos Humanos en Colombia y representa un retroceso jurídico en materia de derechos humanos.

 

La ley, con el pretexto de "garantizar la seguridad jurídica de los militares" puede estar creando un régimen de excepción que suspende las normas de protección de derechos humanos a civiles y permite a los miembros de las fuerzas represivas del Estado usar la fuerza letal, con impunidad, contra los civiles en una peligrosa y amplia gama de circunstancias.

 

La aplicación de esta ley permite que actos cometidos por militares como "falsos positivos" sean transferidos de la justicia ordinaria a la justicia militar, donde prácticamente no existen posibilidades de que los culpables sean condenados.

 

La ley aprobada excluye 7 delitos (genocidio, desaparición forzada, violencia sexual, torturas, ejecuciones extrajudiciales y desplazamiento forzado) de la competencia de los tribunales y jueces militares, esta exclusión, no es garantía de que las graves violaciones a derechos humanos no vayan a quedar impunes, más bien al contrario, ya que supone una invasión en las competencias de la justicia ordinaria y una erosión en la independencia judicial, ya que quedará en manos castrenses la investigación de una gran parte de los delitos y de las violaciones a los derechos humanos de los civiles.

 

Por ejemplo, tal y como se ha redactado la definición de "ejecución extrajudicial" quedarían fuera de dicha definición muchos de los crímenes que conocemos como "falsos positivos", asesinatos cometidos por agentes de la fuerza pública con armas de larga distancia, mediante francotiradores, asesinatos a personas que se movilizan en vehículos o asesinatos de civiles mediante bombardeos. Asesinatos en los que acto seguido se altera la escena del crimen y a posterior se informa que las víctimas eran delincuentes o pertenecientes a un grupo armado "dados de baja". Si estos casos no entran en la definición de ejecuciones extrajudiciales, no pueden ser investigados por la justicia ordinaria y pasarán a ser casos investigados y juzgados por la justicia militar, es decir, por tribunales castrenses.

 

La ley también establece una definición de "blanco legítimo" que permite a las Fuerzas Públicas atacar a civiles en una amplia variedad de situaciones. Es tan excesivamente amplia la variedad de situaciones que provoca que se diluya la distinción fundamental entre civil y combatiente.

 

Todo apunta a que el Gobierno intenta proteger por ley las actuaciones de los militares, en concreto las actuaciones de los mandos superiores, con la intención de que éstos no sean procesados como autores o responsables de diversos crímenes contra la humanidad. En definitiva, han ganado esta batalla los militares, imponiendo su máxima, "los trapos sucios se lavan en casa".


*Directora del Instituto Catalán Internacional por la Paz y miembro del Centre Delás d'Estudis per la Pau

Público.es

 

Publicado enColombia
Snowden denuncia el “amplio” ciberespionaje de EE UU a China

Edward Snowden, el joven estadounidense que ha desvelado el programa ultrasecreto de vigilancia masiva de comunicaciones llevado a cabo por Washington, asegura que tiene documentos que prueban que el Gobierno del presidente Barack Obama ha pirateado de forma amplia redes de ordenadores en China continental y Hong Kong desde hace años. Así lo afirma en una amplia entrevista concedida al diario de Hong Kong South China Morning Post (SCMP), publicada este jueves. “No soy un traidor ni un héroe. Soy un americano”, dice el exempleado de la CIA, quien añade que luchará contra cualquier intento de extradición por parte de Estados Unidos.


 
El SCMP anunció a última hora del miércoles algunos detalles de la entrevista, que fue realizada ese mismo día en “un lugar secreto en Hong Kong”. El periódico –el principal en habla inglesa de la excolonia británica- asegura que el joven estadounidense ha pedido que no se proporcionen detalles de cómo se produjo el encuentro, que duró una hora.


 
Las revelaciones suponen un fuerte golpe para Obama y sus continuas quejas a Pekín de que empresas y organismos de Estados Unidos son objeto de ciberataques por parte de China, ya que pierde con ellas credibilidad y autoridad moral para realizar exigencias a Pekín. Además, de ser ciertas dan respaldo a la posición de China, que suele responder que ella misma es objeto de ciberataques cuando es acusada de ciberespionaje.

 


Snowden trabajaba para un contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en sus siglas en inglés) de Estados Unidos cuando decidió viajar a Hong Kong el 20 de mayo. Desde allí filtró a los diarios británico The Guardian y estadounidense The Washington Post el extenso programa estadounidense de espionaje a llamadas telefónicas y transmisiones por Internet en grandes compañías como Google, Microsoft, Facebook y Skype.


 
Según documentos que Snowden tiene en su poder -vistos por SCMP, pero no verificados por el diario-, la NSA ha espiado ordenadores en China y Hong Kong desde 2009. Entre sus objetivos en la excolonia, se encuentran la Universidad de Hong Kong, funcionarios del Gobierno, empresarios y estudiantes.


 
La entrevista no entra en detalles sobre los ciberataques en el continente. Pero, según el joven, ninguno de los documentos revela información sobre los sistemas militares chinos.


 
El exespía cree que la NSA llevó a cabo más 61.000 operaciones de pirateo en todo el mundo, cientos de ellas en China y Hong Kong. “Pirateamos las redes troncales que nos dan acceso a las comunicaciones de cientos de miles de ordenadores sin tener que piratear cada uno de ellos”, afirma. “La semana pasada, el Gobierno americano operaba alegremente en la sombra sin respeto por el consentimiento de los gobernados, pero ya no. Cada capa de la sociedad está pidiendo responsabilidades y supervisión”.


 
Snowden afirma que ha filtrado la información para demostrar “la hipocresía del Gobierno de Estados Unidos cuando asegura que, a diferencia de sus adversarios, no tiene como objetivo infraestructuras civiles”. “No solo lo hace, sino que tiene tanto miedo de que se sepa que está dispuesto a utilizar cualquier medio, como la intimidación diplomática, para evitar que esta información se haga pública”. Dice que se siente orgulloso de ser estadounidense y que cree “en la libertad de expresión”. “Actué de buena fe, pero es correcto que la gente se forme su propia opinión”.

 


Snowden cuenta que siente temor por su seguridad y no ha contactado con su familia. “Nunca me sentiré seguro. Las cosas son muy difíciles para mí en todos los aspectos, pero decir la verdad al poder nunca ha estado exento de riesgos. Ha sido difícil, pero me ha alegrado ver a la gente en todo el mundo hablar contra estos actos de violación sistémica de la privacidad. Lo único que puedo hacer es confiar en mi formación y esperar que los Gobiernos del mundo rechacen ser acosados por Estados Unidos para perseguir a gente que busca refugio político”.


 
El antiguo analista de la CIA asegura que Washington está acosando a Hong Kong para que lo extradite, y a quienes creen que su intención es esconderse contesta: “La gente que piensa que he cometido un error al elegir Hong Kong malinterpreta mis intenciones. No estoy aquí para esconderme de la justicia. Estoy aquí para revelar unos hechos criminales”.


 
Dice que luchará contra cualquier intento de extradición por parte de Estados Unidos y que se quedará en la región administrativa especial china hasta que le pidan que se vaya. “He tenido muchas oportunidades de huir de Hong Kong, pero prefiero quedarme y luchar contra el Gobierno de Estados Unidos en los tribunales, porque tengo fe en el gobierno de la ley en Hong Kong”. “Mi intención es pedir a los tribunales y al pueblo de Hong Kong que decidan mi destino”. Recuerda que no ha cometido ningún crimen en el territorio y que no tiene motivo para dudar de su sistema legal. Otra opción para él sería solicitar protección en la oficina del Alto Comisionado para los Refugiados de Naciones Unidas en Hong Kong.


 
El Gobierno de la excolonia ha rechazado, de momento, manifestarse sobre el caso. Aunque el estadounidense ha recibido las simpatías de diputados, expertos legales y activistas locales, otros como la diputada Regina Ip, exresponsable de la seguridad de Hong Kong y cercana al Gobierno de Pekín, le han pedido que se vaya.


 
Snowden dejó el hotel Mira, situado en el distrito de Kowloon –en la parte continental de Hong Kong-, en el que estaba alojado, el lunes a mediodía, después de que el día anterior The Guardian desvelara con su consentimiento que era la fuente de una de las filtraciones de seguridad más importantes de la historia de Estados Unidos.


 
La excolonia británica tiene un tratado de extradición con Estados Unidos firmado en 1996, que incluye algunas excepciones, como crímenes considerados políticos, y Snowden podría intentar acogerse a esta posibilidad. Washington ha comenzado el proceso para acusarle de violación de secretos de Estado, pero, de momento, no ha solicitado su detención y envío.


 
Cualquier negociación sobre su entrega pasará por Pekín. Aunque Hong Kong goza de un alto grado de autonomía desde su devolución a China por Reino Unido en 1997, su legislación recoge que el Gobierno central puede dictar instrucciones para que se conceda o no una extradición en casos en los que los intereses de China “en asuntos relacionados con la defensa o la política exterior se vean afectados de forma significativa”. Los expertos creen que la potencial extradición llevaría bastante tiempo. Snowden ha dicho que una de las razones por las que decidió volar a la excolonia británica es que piensa que en Estados Unidos no tendría un juicio justo.


 
Hong Kong tiene una larga tradición de protesta callejera en defensa de las libertades, y el próximo sábado hay convocada una marcha en apoyo del joven estadounidense para presionar al Gobierno local con objeto de que le proteja. Los manifestantes, entre los cuales se prevé que haya diputados, se dirigirán en primer lugar al consulado de Estados Unidos y luego a la sede del Gobierno local para pedir que Snowden no sea extraditado en caso de que Estados Unidos lo solicite. “Debemos protegerlo. Pedimos al Gobierno de Hong Kong que defienda la libertad de expresión”, ha afirmado Tom Grundy, portavoz de los convocantes, informa France Presse. “No sabemos qué ley puede haber o no haber violado; pero si Pekín tiene la última palabra, entonces no debe ser extraditado si es un disidente político”.


 
In-media, una página web que apoya a los periodistas autónomos y ha organizado la manifestación, ha instado a la gente a manifestarse porque Snowden ha sacrificado su seguridad personal y su libertad para defender la libertad de expresión.


 
Entre los diputados que han afirmado que participarán en la marcha, están Abert Ho Chun-yan, Claudia Mo y Charles Mok, según SCMP. The Civil Human Rights Front, que es responsable de las convocatorias a favor de la democracia que tienen lugar cada año el 1 de julio –aniversario de la devolución de Hong Kong a China- ha confirmado que tomará parte.

 

Por Jose Reinoso Pekín 12 JUN 2013 - 17:52 CET

Publicado enInternacional
Lunes, 03 Junio 2013 07:13

Urgencias

Una de las sensaciones más raras aquí es la ausencia de lo urgente.

 

Este país está en medio de las guerras más largas de su historia, en las cuales cada día muere más gente, pero esa es sólo una de tantas noticias urgentísimas que forman parte de un torrente de información, desde los detalles como la creciente desigualdad, hasta las pruebas de que se acerca una crisis ambiental que puede llevar al fin de la vida humana en el planeta. Las noticias no dejan descansar –o sea, no es por falta de información–, pero tampoco parecen despertar respuesta. Todo se presenta con mayor prisa cada vez, pero nada urge.

 

En estos últimos años sucedió lo que todos saben fue el mayor fraude en la historia del país, cuando los bancos y las empresas financieras provocaron la peor crisis desde la gran depresión. Todos saben que hoy día esos mismos financieros y sus cuates están gozando de un auge mientras la gran mayoría de estadunidenses sigue pagando las cuentas y consecuencias del desastre. El típico hogar ha recuperado menos de la mitad de toda la riqueza que perdió durante la crisis, según un informe del banco central, la Reserva Federal. La riqueza de los hogares se desplomó 16 billones entre el tercer trimestre de 2007 y el primero de 2009. Aunque en total se ha recuperado 91 por ciento de estas pérdidas, dos tercios de esta recuperación es resultado de incrementos en precios de acciones bursátiles y 80 por ciento de las acciones bursátiles están en manos de ese 10 por ciento, o sea, la recuperación se ha sentido entre los más ricos. Por ello, el hogar promedio sólo ha recuperado 45 por ciento de su riqueza. En tanto, las ganancias de empresas marcan récords, igual que las acciones. Pero esta disparidad y desigualdad no urge.

 

Hoy, más niños, madres, hermanos, padres, abuelos, tías, estudiantes, soñadores, maestros y artistas morirán por la violencia desatada, por las políticas bélicas de Estados Unidos. Unos 4 mil han muerto en misiones de asesinato con aviones a control remoto. En Irak, donde se proclamó el fin de la guerra, mayo fue el mes más sangriento desde las matanzas sectarias entre 2006 y 2007, con más de mil muertos, reportó la ONU. Pero no urge.

 

Desde la matanza en la escuela primaria en Connecticut que sacudió al país en diciembre, más estadunidenses han muerto por violencia de arma de fuego en este país (4 mil 499) que el total de miliares estadunidenses en los nueve años de guerra en Irak (4 mil 409), reportó la revista Slate. Aún no hay un mayor control de armas en Estados Unidos. Tampoco parece ser tan urgente.

 

Y, para aquellos que aún no creen que haya una relación entre las cúpulas políticas y financieras, se anunció que el general retirado David Petreaus, uno de los ingenieros de las guerras que después tuvo que renunciar su cargo como jefe de la CIA por la revelación de una relación extramarital, ahora asesorará a los estrategas internacionales de la firma de inversiones Kuhlberg Kravis Roberts en Wall Street. No estalla un escándalo. Todos reciben la información dócilmente.

 


Hoy las políticas de educación anularán la imaginación y el desarrollo intelectual y emocional de millones de jóvenes, y atentarán contra la dignidad y el orgullo de los maestros. Pero no urge.

 

En un maravillosa nueva exposición sobre los océanos en el museo de Historia Natural en Nueva York, se documenta cómo los seres humanos envenenan y matan los orígenes de la vida. Mucha gente sabrá más. Muchos niños preguntarán por qué, pero no hay urgencia.

 

Hoy, periodistas narrarán todas estas cosas, una vez más. Ofrecerán más evidencia de qué tan urgente son todas estas situaciones, pero ni para ellos hay gran urgencia.

 

¿Qué sucede en un país sobreinformado de cosas tan graves que directamente, y ahorita, afectan de manera dramática a tantos, pero donde esa información no se traduce en acción urgente?

 

Noam Chomsky, en una entrevista reciente publicada en Truthout.org, comenta que “uno de los grandes éxitos de las instituciones que rigen a Estados Unidos es que han logrado disgregar a la gente. Están atomizados… hay poca memoria. Cada vez que un grupo de estudiantes se involucra en una protesta, todo empieza de nuevo. No hay memoria de cómo se hacía antes”. Indica que se destruye la memoria a propósito. “Uno no quiere sindicatos porque tienen este tipo de memoria, son fuerzas democratizadoras, juntan a la gente. Entonces (los gobernantes) los destruyen, tratan de desmantelar todo eso, para que todo empiece de nada… Es uno de los grandes éxitos de los poderosos, de los empresarios, desmantelar la organización, separar a la gente, parte del consumismo… los convences de que consumir es el mayor objetivo en la vida, y los atrapas endeudados. No tienes que preocuparte de una democracia funcional porque la gente está atrapada y sola. Tal vez 70 por ciento de la población opinaba que la guerra era fundamentalmente equivocada e inmoral, pero no tenían ni idea de qué hacer al respecto. Vámonos mejor al próximo programa de televisión; es un poco infantil: no puedo hacer nada; todo esta más allá (de mi alcance); sólo soy una víctima. Esto es un triunfo bastante notable de las fuerzas antidemocráticas que en verdad controlan las cosas”.

 

Tal vez recuperar la memoria es la clave para que lo urgente recupere su urgencia. “Los estados generales de amnesia no pueden sostener la promesa de la libertad individual o la práctica del autogobierno”, escribe Lewis Lapham, editor de la maravillosa revista de historia Lapham’s Quarterly. Sin conciencia histórica, argumenta, los estafadores, los políticos totalitarios, los manipuladores religiosos, los guerreros, pueden continuar con lo suyo y así lograr que lo urgente pueda esperar.

 

Lo que preocupa es que llegará un día en que será demasiado tarde para hablar de lo urgente.

Publicado enInternacional