El Vehículo de Lanzamiento Espacial II despegó desde una estación en Goheung. Imagen: AFP

Solo seis países habían logrado lanzar cargas de una tonelada con sus propios cohetes

El lanzamiento fue considerado "exitoso" por las autoridades, aunque el objetivo de poner en órbita un cargamento de 1,5 toneladas fracasó. "Los países que lideren la tecnología espacial liderarán el futuro", aseguró el presidente Moon Jae-in.

 

Corea del Sur lanzó su primer cohete espacial de fabricación nacional y se convirtió así en el décimo país del mundo con capacidad para desarrollar y lanzar vehículos espaciales. El lanzamiento fue considerado "exitoso" por las autoridades, aunque el objetivo de poner en órbita un cargamento de 1,5 toneladas fracasó. El hito se produce en medio de las tensiones en la región por la prueba de un nuevo misil balístico de lanzamiento submarino por parte de Corea del Norte, en lo que supone el último de una serie de lanzamientos de misiles llevados a cabo por Pyongyang.

El Vehículo de Lanzamiento Espacial II, también llamado "Nuri", despegó desde la estación de lanzamiento del condado de Goheung, dejando atrás una gran llamarada y provocando aplausos y festejos en el centro de control surcoreano. Aunque el Instituto de Investigación Aeroespacial de Corea (KARI) confirmó inicialmente que Nuri desplegó en la órbita baja terrestre un satélite simulado de 1,5 toneladas al alcanzar 700 kilómetros de altura, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, explicó después que el dispositivo no se desacopló correctamente de la tercera fase. 

"Lamentablemente no hemos alcanzado el objetivo a la perfección, pero hemos obtenido un logro reseñable en el primer lanzamiento", advirtió Moon en una declaración a los medios. El presidente surcoreano se mostró "orgulloso" de lo logrado en esta prueba y adelantó que está previsto realizar otro intento en mayo. En ese sentido aseguró: "Los países que lideren la tecnología espacial liderarán el futuro. No es demasiado tarde para que lo hagamos".

El país, la duodécima mayor economía del mundo con notables avances tecnológicos, es sede de Samsung Electronics, el mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes y chips. Sin embargo, siempre estuvo atrasado en el campo de los vuelos espaciales, iniciados en 1957 por la entonces Unión Soviética y seguidos poco después por Estados Unidos.

En Asia, los países con programas espaciales avanzados son China, Japón e India, mientras que Corea del Norte fue el último en entrar al selecto club de naciones con capacidad para lanzar sus propios satélites. Los misiles balísticos y los cohetes espaciales utilizan tecnologías similares, y Pyongyang colocó un satélite de 300 kilogramos en órbita en 2012, lo que países occidentales condenaron como una prueba de misiles disfrazada.

Hasta ahora solo seis países, sin incluir a Corea del Norte, habían logrado lanzar cargas de una tonelada con sus propios cohetes. El cohete de tres etapas ha sido desarrollado a lo largo de una década con un costo de dos billones de wones (más de 16.155 millones de dólares). Pesa 200 toneladas, mide 47,2 metros de largo y tiene seis motores de combustible líquido.

Dos primeros intentos surcoreanos de realizar lanzamientos espaciales, que utilizaron en una parte tecnología rusa, fracasaron en 2009 y 2010. El segundo, de hecho, estalló a los dos minutos de vuelo y provocó un cruce de reproches entre Seúl y Moscú. Finalmente tuvo éxito con un lanzamiento en 2013, pero dependió de un motor desarrollado por Rusia en su primera etapa. 

Aunque cada vez más hay empresas privadas involucradas en el lanzamiento de satélites, un experto consideró que el éxito de Nuri habría ofrecido a Corea del Sur un potencial enorme. "Los cohetes son la única forma posible de que la humanidad llegue al espacio", señaló Lee Sang-ryul, director del Instituto Coreano de Investigación Aeroespacial, al diario Chosun Biz. "Poseer esa tecnología significa que habremos cumplido el requisito básico para unirnos a esta carrera de exploración espacial", agregó.

El lanzamiento de este jueves constituye un paso más en el ambicioso programa espacial surcoreano. En una inspección al cohete Nuri en marzo, el presidente Moon prometió: "Para 2030 conseguiremos nuestro objetivo de hacer aterrizar nuestra sonda en la Luna". Corea del Sur espera además lanzar cohetes de combustible sólido a partir de 2024, lo que le permitirá lanzamientos más frecuentes que le ayuden a mejorar su red de satélites.

22 de octubre de 2021

Publicado enInternacional
China testeó su capacidad militar y espacial con un misil hipersónico

La prueba, que se llevó a cabo en agosto pero acaba de hacerse pública, mostró que China había logrado un progreso asombroso en armas hipersónicas. Con una velocidad de 7.344 kilómetros por hora, es decir seis veces más rápido que la velocidad del sonido, fue capaz de dar un giro completo sobre el ecuador en menos de dos horas.

 

China probó un misil hipersónico con capacidad nuclear en agosto que dio la vuelta al mundo antes de llegar a su objetivo final, demostrando una capacidad espacial avanzada que tomó por sorpresa a la inteligencia estadounidense.

El Ejército chino lanzó un cohete que transportaba un vehículo planeador hipersónico que voló a través del espacio de órbita baja antes de descender hacia su objetivo.

Si bien el misil falló su objetivo por aproximadamente 24 millas, la prueba mostró que China había logrado un progreso asombroso en armas hipersónicas y estaba mucho más avanzado de lo que pensaban los funcionarios estadounidenses.

Los misiles hipersónicos son parte de la más alta tecnología militar en desarrollo. Por definición, las armas hipersónicas son aquellas que superan la velocidad del sonido en su vuelo, es decir, 1.237 kilómetros por hora (a una temperatura de 20ºC), según explica James Acton, codirector del Programa de Política Nuclear del Carnegie Endowment for International Peace, un grupo de expertos con sede en Washington.

Entre las principales versiones del arma se encuentran los vehículos planeadores hipersónicos (HGV), que son enviados al espacio, alcanzan grandes alturas y luego regresan con trayectorias sin rumbo definido hacia el objetivo. Los misiles de crucero hipersónicos (HCM) son un tipo de proyectil que tiene un sistema de propulsión que rompe la barrera del sonido varias veces.

El Xingkong-2 ("Starry Sky-2" en traducción libre), es un avión hipersónico no tripulado que, según el gobierno chino, viajaba a 7.344 kilómetros por hora. Es decir, seis veces más rápido que la velocidad del sonido, capaz de dar un giro completo sobre el ecuador en menos de dos horas.

Estados Unidos, Rusia y China están desarrollando armas hipersónicas, incluidos vehículos planeadores que se lanzan al espacio en un cohete pero orbitan la Tierra por su propio impulso. Son más lentos que un misil balístico, pero tienen la ventaja de no seguir la trayectoria de la parábola fija de un misil balístico y son maniobrables, lo que los hace más difíciles de rastrear.

Taylor Fravel, un experto en política de armas nucleares de China que desconocía la prueba, dijo que un vehículo hipersónico armado con una ojiva nuclear podría ayudar a China a dejar obsoletos los sistemas de defensa antimisiles estadounidenses diseñados para destruir los misiles balísticos. "Los vehículos planeadores hipersónicos (...) vuelan en trayectorias más bajas y pueden maniobrar en vuelo, lo que los hace difíciles de rastrear y destruir", dijo Fravel, profesor del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

La creciente preocupación por la capacidad nuclear de China se produce en el mismo momento en que Beijing continúa fortaleciendo sus fuerzas militares convencionales y participa en actividades militares cada vez más asertivas cerca de Taiwán. Mientras acelera los preparativos para dar un paso hacia la reunificación militar de Taiwán con China continental, Xi Jinping busca acumular suficientes armas nucleares para disuadir a Estados Unidos de intervenir en nombre del gobierno de Taipei.

Taiwán, como hemos venido señalando, es estratégico para Beijing, tanto por su capacidad para brindar acceso a las aguas profundas del Océano Pacífico (que China no tiene) como por su posesión de infraestructura tecnológica avanzada, siendo la sede de la empresa de producción de semiconductores de última generación más valiosa del mundo: Taiwan Semiconductor Manufacturing Company.

Desde su primera prueba atómica en 1964, China se ha adherido a una política de "disuasión mínima", prometiendo no adquirir más capacidad nuclear de la necesaria para tomar represalias contra un ataque y afirmando que nunca tomaría la iniciativa en el uso de armas nucleares. Como resultado, se cree que China tiene alrededor de 350 ojivas nucleares, según el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI), una fracción de las 5.550 ojivas que posee el imperialismo estadounidense.

Pero los descubrimientos recientes han alterado las predicciones sobre el ritmo de construcción del arsenal nuclear de China. Con el imperialismo estadounidense acechando, la burocracia reaccionaria de Pekín, encabezada por Xi Jinping, colocó el programa nuclear en el primer plano de importancia para los ingenieros militares del Ejército Popular de Liberación. Desde junio, los expertos han descubierto más de 200 silos de misiles en construcción en los remotos desiertos occidentales de China., en las provincias de Xinjiang y Gansu. El campo de construcción de silos de misiles de 800 km² en Xinjiang es la expansión más significativa del arsenal nuclear chino hasta la fecha. Según los datos, China está construyendo 10 veces más silos para misiles balísticos intercontinentales (Misiles Balísticos Intercontinentales, en el acrónimo en inglés ICBM) de los que tiene actualmente en funcionamiento.

La revelación del lanzamiento hipersónico se produce cuando la administración Biden lleva a cabo la Revisión de la Postura Nuclear, una revisión de políticas y capacidades ordenada por el Congreso que ha generado una fractura dentro del establishment yanki entre los defensores del "control de armas" y aquellos que dicen que Estados Unidos debe hacer más para modernizar su arsenal nuclear ante China.

El Pentágono no comentó sobre el informe, pero expresó su preocupación por China. "Dejamos en claro nuestra preocupación por las capacidades militares que China sigue buscando, capacidades que solo aumentan las tensiones en la región y más allá", dijo John Kirby, un portavoz. "Esta es una de las razones por las que consideramos a China nuestro principal desafío en términos de ritmo".

La difusión del ejercicio hipersónico también responde a las amenazas regionales de Estados Unidos en Asia-Pacífico. En particular, el acuerdo AUKUS, que involucra a Estados Unidos, Reino Unido y Australia , que permitirá a este último acceder a la tecnología de los submarinos nucleares del Pentágono. El acuerdo AUKUS fue la primera medida del regreso de Biden al "Pivot hacia Asia", después de la fallida retirada militar de Afganistán y la consiguiente desconexión de Oriente Medio, algo que enfureció al gobierno chino, que lucha por la posesión del Mar del Sur de China.

La embajada china se negó a comentar sobre la prueba, pero el portavoz Liu Pengyu dijo, según el Financial Times, que China siempre había seguido una política militar de "naturaleza defensiva" y que su desarrollo militar no estaba dirigido a ningún país. "No tenemos una estrategia global y planes para operaciones militares como los tiene Estados Unidos. Y no estamos para nada interesados ​​en participar en una carrera armamentista con otros países", dijo Liu. "En contraste, Estados Unidos ha inventado en los últimos años excusas como ’la amenaza de China’ para justificar su expansión militar y el desarrollo de armas hipersónicas. Esto ha intensificado directamente la carrera armamentista en esta categoría y ha socavado seriamente la estabilidad estratégica global".

Este armamento del Ejército Popular de Liberación estaba siendo desarrollado por la Academia China de Aerodinámica Aeroespacial. CAAA es un instituto de investigación de la Corporación de Ciencia y Tecnología Aeroespacial de China, la principal empresa estatal que fabrica sistemas de misiles y cohetes para el programa espacial chino.

La idea de un desarrollo pacífico de China, justificada por la formación diferenciada de su Estado, introvertido y no beligerante, desarrollada por autores como Giovanni Arrighi o, con una visión menos sofisticada y cruda, por grupos estalinistas, no son congruentes con tiempos de crisis, guerras y revoluciones, en los que las disputas interestatales pueden adquirir un carácter beligerante en nombre de la preeminencia capitalista.

El conflicto entre Estados Unidos y China se da en este momento, y su carrera nuclear responde a objetivos contrarios a los intereses de las masas. Un eventual resultado militarista solo puede traer consecuencias reaccionarias a los trabajadores en China y en todo el mundo, que son la única fuerza capaz, con un programa independiente, de detener nuevas atrocidades por parte de las potencias explotadoras.

Por André Barbieri@AcierAndy

Lunes 18 de octubre

Publicado enInternacional
Sin gasto militar otro mundo bien distinto sería posible

Coincidiendo con el Día Global sobre el Gasto Militar (GDAMS en Inglés), el pasado mes de Abril, el International Peace Bureau y el Centra Delas de estudios por la Paz, dieron a conocer algunos datos que resultan espeluznantes. Vayan aquí como muestra algunas pinceladas:

  • El Gasto Militar Mundial asciende a 1,98 billones de dólares (fuente SIPRI, Stockholm International PeaceResearchInstitute). Un Gasto claramente en aumento (un 50% más alto que al final de la guerra fría y un 2,4% más alto en 2020, en plena pandemia).
  • Con el 9% de ese Gasto, se podría financiar en 10 años la adaptación al cambio climático que propone la " Global Comisión OnAdaptatión".
  • Con el 7% del Gasto Militar mundial, bastaría para cubrir el gasto de vacunación universal contra la pandemia (Oxfam).
  • Con 26 horas sin gastar dinero en armas a nivel mundial, se podría salvar del hambre a 34 millones de personas…

Terrorífico sin duda. Solo el hecho de pensar que los dirigentes que rigen el destino de la humanidad prefieren hacer negocio que salvar vidas humanas. Porque a estas alturas creo que poca gente habrá que piense que la finalidad de la guerra sea la paz, sin lugar a dudas, la finalidad de la guerra es el negocio. Un negocio regido por lo que se denomina " El Complejo Industrial Militar ".

En el libro Economía ( de guerra), Pere Ortega del Centre Delas nos lo define así: " conjunto de organizaciones y personas empresariales, políticos y altos mandos militares que rodean los Ministerios de Defensa, con el deseo de influir en las decisiones sobre política militar relacionadas con las adquisiciones de armamentos. Este entramado es el beneficiario directo de las decisiones adoptadas por los gobiernos sobre los presupuestos militares de los estados, la industria de armas y su comercio; como también influyen en las decisiones sobre intervenciones militares o en las guerras fuera de sus fronteras, que ineludiblemente conducirán al consumo de armamentos y a una mayor producción de estos en las empresas".

En una de sus conferencias, el mismo investigador del Delás, nos puso un pequeño pero gráfico ejemplo, para entenderlo muy bien: " Al día siguiente de que Trump decidiera atacar Siria, en Wall Street, la empresa fabricante Tomahawk subía un 3% en las acciones y ganaba 3000 millones de dólares. Esto es el Complejo Militar Industrial".

Ya en 1960, al dejar el cargo, el Presidente Eisenhower alertaba de que " en los consejos de gobierno, tenemos que protegernos de la influencia injustificada, sea buscada o no, del complejo militar industrial ", y añadía de que " cada arma que se fabrica, cada buque de guerra que se bota, cada misil que se lanza, significa, en última instancia, un robo a aquellos que pasan hambre, a aquellos que pasan frío y no tienen con qué vestirse. "

3 de cada 4 armas que se fabrican en el mundo no existirían si no fuera por el apoyo de la Banca. La Banca Armada Española ha destinado 8686 millones de dólares a 9 compañías que han fabricado armamento exportado a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. BBVA y Banco de Santander, son los Bancos Españoles que más financiación han destinado a las empresas de armas suministradoras de los principales ejércitos involucrados, en la Guerra de Yemen, con 5201 millones de dólares durante el periodo 2015-2019.

Y luego claro está, las consecuencias son nefastas. Según datos del ACNUR, en Yemen, el 80% de la población necesita ayuda humanitaria para sobrevivir, hay cerca de 4 millones de desplazados internos y más de 7 millones de personas necesitan asistencia nutricional. La ONU afirma que más de 233.000 personas, en su inmensa mayoría civiles, han perdido la vida en Yemen.

La industria militar es una industria estratégica que existe por decisión política, igual que lo son las exportaciones de armas. Esas decisiones políticas, son las que hacen posible que por ejemplo, la venta de armas en España a Países involucrados en guerras en las que se cometen crímenes contra la población civil, se ocultan de manera sistemática por parte de los aparatos del Estado, y se incumple de esa manera, tanto la legislación Española como la Europea, que prohíben expresamente enviar material bélico cuando existan " indicios racionales" de que pueda ser usado para " perturbar la paz" o " exacerbar tensiones o conflictos latentes". La guerra del Yemen, es un ejemplo claro de esto, y las exportaciones de material bélico a la coalición que lidera Arabia Saudi, han sido denunciadas por numerosas organizaciones de todo tipo.

Queda claro que la industria armamentística es una cuestión de Estado que ha contado en España con el apoyo de los Gobiernos del PP y del PSOE y con la intervención directa de la Casa Real.

En la última década, las exportaciones de armas españolas crecieron un 300%.

Siguiendo con el ejemplo del Estado Español, vemos como más de una treintena de militares y políticos utilizaron las llamadas " puertas giratorias" para aterrizar en empresas armamentísticas, dichas empresas valoran de manera muy positiva el poder contratar a personal que cuente con influencia en los aparatos del Estado, ya que en última instancia, será este quién deba autorizar  las operaciones en el exterior. Asimismo pueden ser una pieza clave a la hora de vender sus productos armamentísticos tanto al ministerio de defensa como al de exterior. Pedro Morenes y Eduardo Serra, ambos ministros de defensa en gobiernos del PP y que después han pasado a formar parte de consejos de dirección de fábricas de armas, son un claro ejemplo de estas " puertas giratorias ". Como es de imaginar, este no es un problema solo a nivel estatal," en Estados Unidos, en 2016, un 80% de generales que habían abandonado el servicio activo en las fuerzas armadas se incorporaron como consejeros en las industrias militares."( Economía de guerra, Pere Ortega ).

En plena pandemia, el gobierno español anunció que iba a poner en marcha nuevos programas especiales de armamento que alcanzaban la cifra de 13.356 millones de euros. He de mencionar aquí que el Gasto Militar del Estado Español para 2021 será de 21623 millones de euros, más de 59 millones de euros al día, un auténtico despropósito.

Un Estado este, que ocupa el Séptimo puesto como exportador de armas a nivel mundial y el puesto diecisiete en cuanto a Gasto Militar se refiere.

Algunas comparaciones sobre el Gasto Militar y el Gasto en Seguridad Humana, son muy ilustrativas:

  • Frente a los 861 millones de euros que se invierten en I+D Militar, se invierten 287 millones en I+D Sanitaria y 24,52 millones en I+D Medioambiental.
  • En 2021 se destinarán 2341 millones de euros a realizar los Pagos Especiales de Armamento y 2378 millones a la ayuda oficial al Desarrollo.
  • Se emplearán 514 millones de euros a la compra de helicópteros militares, una cifra similar a la del presupuesto anual del Hospital Clínico de Barcelona.
  • Con los 245 millones que cuesta el Blindado 8×8 Dragón, se podría contratar a 6485 profesionales médicos durante un año.

Desde las organizaciones pacifistas se nos advierte de que los gobiernos tienden a minimizar al máximo posible el Gasto Militar para evitar posibles críticas de la opinión pública y tienden a intentar camuflarlo mediante partidas en otros ministerios y organismos.

Cada vez que se presentan los presupuestos de defensa de los estados ( que son los verdaderos financiadores de todo el ciclo económico militar),los ministros de defensa correspondientes, intentan argumentar sin ninguna consideración de tipo ético, que la inversión en Gasto Militar, " genera empleo"....

Un estudio elaborado por Heidi Garre-Peltier y publicado por el Watson Institute de la Brown University, asegura que por cada millón de dólares de inversión en el sector militar, se generarían 6,9 puestos de trabajo. En cambio si la misma inversión se realizará en el sector de las energías renovables, se crearían un total de 8,4 puestos de trabajo en el caso de la energía eólica y de 9,5 en el caso de la energía solar. La modernización para mejorar la eficiencia energética reportaría 10,6 puestos de trabajo.

La creación de empleo en los sectores de educación y sanidad es aún mayor. Así, por cada millón de dólares de inversión se generarían 14,3 puestos de trabajo en el caso de que la inversión fuese dirigida a la sanidad y de 19,2 si la inversión se realizará en enseñanza primaria y secundaria.

Es decir, una determinada inversión realizada en el sector sanitario, genera un empleo 2,8 veces superior( casi el triple), a la misma cantidad invertida en el sector militar.

Como se sabe, después de la Segunda Guerra Mundial, a Alemania y a Japón se les prohibió realizar investigación en I+D Militar, de esta manera pasaron a ser las 2 industrias más competitivas de la segunda mitad del siglo XX.

Los cinco Países que más gastan en gasto militar son EEUU, China, India, Rusia y Reino Unido. Estados Unidos es por mucho la nación con mayor Gasto Militar del mundo, con 649.000 millones de dólares, y como dijo el Ex-Presidente Jimy Carter, " la nación más predispuesta a la guerra, dado que solo ha tenido 16 años de Paz, de los 242 de su historia como nación".

En el libro " Gasto Militar y seguridad global", coordinado por Jordi Calvo del Centre Delás y en el que participan diversxs investigadorxs, se nos cuenta cómo funciona el sistema: " En 2018, el contribuyente medio envió 3456 dólares al Pentágono y sólo 39 dólares a la agencia de Protección Medioambiental…., los ciudadanos Estadounidenses están pagando los incrementos del Gasto Militar de la Administración Trump con un recorte del 36% de los programas medioambientales, un 35% de los programas de vivienda y comunitarios, un 41% en el Departamento de Estado y ayuda exterior y 700.000 familias han perdido ayudas para la alimentación".

Y seguimos leyendo al equipo comandado por Jordi Calvo cuando hace referencia al Gasto Militar y su impacto en el Cambio Climático: " Las actividades militares tienen un impacto significativo en el Cambio Climático. Siendo el mayor usuario mundial de petróleo y el principal productor de gases de efecto invernadero en todo el mundo, el ejército es una causa determinante del calentamiento global..., en este contexto, consideramos que una reducción mundial de los Gastos Militares, junto con una reorientación de esos fondos para cubrir las necesidades humanas y mejorar la seguridad humana mundial, sería una herramienta para reducir el calentamiento global y mitigar los efectos del cambio climático".

Interesante asimismo, la reflexión que hace este grupo de investigadorxs cuando hablan sobre la relación entre el comercio de armas y los conflictos: "....a medida que aumenta el Gasto Militar, las exportaciones de armas tienden a aumentar en una proporción similar…., cuanto mayor la intensidad de un conflicto, más elevado el Gasto Militar el año anterior a la observación del conflicto…, cuanto mayor el volumen de importaciones de armas de un gobierno, mayor la intensidad del conflicto en el que interviene el año posterior".

El mercado armamentístico a nivel global mueve 640 millones de armas y cada año se fabrican 8 millones más.

A nivel mundial, más de 500.000 científicos realizan investigación militar.

Cada año se fabrican más de 12.000 millones de balas…

Cada minuto muere una persona como consecuencia de la violencia armada.

Solo las guerras de Afganistán e Irak han producido más muertos que el Covid 19 a nivel mundial.

Desde 1989, mueren una media de 250.000 personas cada año víctimas de los conflictos armados y cientos de miles son desplazados, heridos, lisiados…

Cada día miles de personas refugiadas se hacinan en las fronteras o se echan al mar, huyendo de las guerras y de las miserias que estas producen.

En la actualidad existen más de 14.000 armas nucleares en el mundo, aunque son suficientes para destruir nuestro planeta más de 50 veces, parece que esto no será un impedimento para que se gasten al año más de 125.000 millones de dólares.

Según el informe " The Military Balance 2017 ", en el mundo existían 19,8 millones de soldados. Para la ONU, para realizar labores de " Paz Mundial", serían suficientes entre 400.000 y 500.000 soldados.

En el 2020, 88.000.000 de personas sufrían de hambre aguda como consecuencia de conflictos e inestabilidad.

Con el dinero empleado en Gasto Militar a nivel Mundial, habría suficiente dinero como para terminar con el hambre en el mundo 32 veces.

El rechazo al Gasto Militar nos llevaría sin duda hacia otra distribución mucho mas justa de los servicios públicos y haría que estos irían destinados en muchísima mayor medida, a la sanidad, al medio ambiente, a la educación, a la lucha contra la pobreza y la desigualdad, a la construcciòn de la Paz…, en definitiva harían posible que comenzaramos a dar forma a otro mundo bien distinto, uno que se pareciera mucho más al que llevamos en nuestros corazones...

" A lo largo de la Historia, los ejércitos sólo han servido para oprimir a los pobres en favor de los ricos, y el único soldado que merece un aplauso es el desertor."

                                        ( Arcadi Oliveres )

*Bernard Lopez Uranga es miembro de Bake-Ekintza Antimilitarista

Sin gasto militar otro mundo bien distinto sería posible

Bernard López Uranga

18 octubre 2021 | Antimilitarismo

Coincidiendo con el Día Global sobre el Gasto Militar (GDAMS en Inglés), el pasado mes de Abril, el International Peace Bureau y el Centra Delas de estudios por la Paz, dieron a conocer algunos datos que resultan espeluznantes. Vayan aquí como muestra algunas pinceladas:

  • El Gasto Militar Mundial asciende a 1,98 billones de dólares (fuente SIPRI, Stockholm International PeaceResearchInstitute). Un Gasto claramente en aumento (un 50% más alto que al final de la guerra fría y un 2,4% más alto en 2020, en plena pandemia).
  • Con el 9% de ese Gasto, se podría financiar en 10 años la adaptación al cambio climático que propone la " Global Comisión OnAdaptatión".
  • Con el 7% del Gasto Militar mundial, bastaría para cubrir el gasto de vacunación universal contra la pandemia (Oxfam).
  • Con 26 horas sin gastar dinero en armas a nivel mundial, se podría salvar del hambre a 34 millones de personas…

Terrorífico sin duda. Solo el hecho de pensar que los dirigentes que rigen el destino de la humanidad prefieren hacer negocio que salvar vidas humanas. Porque a estas alturas creo que poca gente habrá que piense que la finalidad de la guerra sea la paz, sin lugar a dudas, la finalidad de la guerra es el negocio. Un negocio regido por lo que se denomina " El Complejo Industrial Militar ".

En el libro Economía ( de guerra), Pere Ortega del Centre Delas nos lo define así: " conjunto de organizaciones y personas empresariales, políticos y altos mandos militares que rodean los Ministerios de Defensa, con el deseo de influir en las decisiones sobre política militar relacionadas con las adquisiciones de armamentos. Este entramado es el beneficiario directo de las decisiones adoptadas por los gobiernos sobre los presupuestos militares de los estados, la industria de armas y su comercio; como también influyen en las decisiones sobre intervenciones militares o en las guerras fuera de sus fronteras, que ineludiblemente conducirán al consumo de armamentos y a una mayor producción de estos en las empresas".

En una de sus conferencias, el mismo investigador del Delás, nos puso un pequeño pero gráfico ejemplo, para entenderlo muy bien: " Al día siguiente de que Trump decidiera atacar Siria, en Wall Street, la empresa fabricante Tomahawk subía un 3% en las acciones y ganaba 3000 millones de dólares. Esto es el Complejo Militar Industrial".

Ya en 1960, al dejar el cargo, el Presidente Eisenhower alertaba de que " en los consejos de gobierno, tenemos que protegernos de la influencia injustificada, sea buscada o no, del complejo militar industrial ", y añadía de que " cada arma que se fabrica, cada buque de guerra que se bota, cada misil que se lanza, significa, en última instancia, un robo a aquellos que pasan hambre, a aquellos que pasan frío y no tienen con qué vestirse. "

3 de cada 4 armas que se fabrican en el mundo no existirían si no fuera por el apoyo de la Banca. La Banca Armada Española ha destinado 8686 millones de dólares a 9 compañías que han fabricado armamento exportado a Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos. BBVA y Banco de Santander, son los Bancos Españoles que más financiación han destinado a las empresas de armas suministradoras de los principales ejércitos involucrados, en la Guerra de Yemen, con 5201 millones de dólares durante el periodo 2015-2019.

Y luego claro está, las consecuencias son nefastas. Según datos del ACNUR, en Yemen, el 80% de la población necesita ayuda humanitaria para sobrevivir, hay cerca de 4 millones de desplazados internos y más de 7 millones de personas necesitan asistencia nutricional. La ONU afirma que más de 233.000 personas, en su inmensa mayoría civiles, han perdido la vida en Yemen.

La industria militar es una industria estratégica que existe por decisión política, igual que lo son las exportaciones de armas. Esas decisiones políticas, son las que hacen posible que por ejemplo, la venta de armas en España a Países involucrados en guerras en las que se cometen crímenes contra la población civil, se ocultan de manera sistemática por parte de los aparatos del Estado, y se incumple de esa manera, tanto la legislación Española como la Europea, que prohíben expresamente enviar material bélico cuando existan " indicios racionales" de que pueda ser usado para " perturbar la paz" o " exacerbar tensiones o conflictos latentes". La guerra del Yemen, es un ejemplo claro de esto, y las exportaciones de material bélico a la coalición que lidera Arabia Saudi, han sido denunciadas por numerosas organizaciones de todo tipo.

Queda claro que la industria armamentística es una cuestión de Estado que ha contado en España con el apoyo de los Gobiernos del PP y del PSOE y con la intervención directa de la Casa Real.

En la última década, las exportaciones de armas españolas crecieron un 300%.

Siguiendo con el ejemplo del Estado Español, vemos como más de una treintena de militares y políticos utilizaron las llamadas " puertas giratorias" para aterrizar en empresas armamentísticas, dichas empresas valoran de manera muy positiva el poder contratar a personal que cuente con influencia en los aparatos del Estado, ya que en última instancia, será este quién deba autorizar  las operaciones en el exterior. Asimismo pueden ser una pieza clave a la hora de vender sus productos armamentísticos tanto al ministerio de defensa como al de exterior. Pedro Morenes y Eduardo Serra, ambos ministros de defensa en gobiernos del PP y que después han pasado a formar parte de consejos de dirección de fábricas de armas, son un claro ejemplo de estas " puertas giratorias ". Como es de imaginar, este no es un problema solo a nivel estatal," en Estados Unidos, en 2016, un 80% de generales que habían abandonado el servicio activo en las fuerzas armadas se incorporaron como consejeros en las industrias militares."( Economía de guerra, Pere Ortega ).

En plena pandemia, el gobierno español anunció que iba a poner en marcha nuevos programas especiales de armamento que alcanzaban la cifra de 13.356 millones de euros. He de mencionar aquí que el Gasto Militar del Estado Español para 2021 será de 21623 millones de euros, más de 59 millones de euros al día, un auténtico despropósito.

Un Estado este, que ocupa el Séptimo puesto como exportador de armas a nivel mundial y el puesto diecisiete en cuanto a Gasto Militar se refiere.

Algunas comparaciones sobre el Gasto Militar y el Gasto en Seguridad Humana, son muy ilustrativas:

  • Frente a los 861 millones de euros que se invierten en I+D Militar, se invierten 287 millones en I+D Sanitaria y 24,52 millones en I+D Medioambiental.
  • En 2021 se destinarán 2341 millones de euros a realizar los Pagos Especiales de Armamento y 2378 millones a la ayuda oficial al Desarrollo.
  • Se emplearán 514 millones de euros a la compra de helicópteros militares, una cifra similar a la del presupuesto anual del Hospital Clínico de Barcelona.
  • Con los 245 millones que cuesta el Blindado 8×8 Dragón, se podría contratar a 6485 profesionales médicos durante un año.

Desde las organizaciones pacifistas se nos advierte de que los gobiernos tienden a minimizar al máximo posible el Gasto Militar para evitar posibles críticas de la opinión pública y tienden a intentar camuflarlo mediante partidas en otros ministerios y organismos.

Cada vez que se presentan los presupuestos de defensa de los estados ( que son los verdaderos financiadores de todo el ciclo económico militar),los ministros de defensa correspondientes, intentan argumentar sin ninguna consideración de tipo ético, que la inversión en Gasto Militar, " genera empleo"....

Un estudio elaborado por Heidi Garre-Peltier y publicado por el Watson Institute de la Brown University, asegura que por cada millón de dólares de inversión en el sector militar, se generarían 6,9 puestos de trabajo. En cambio si la misma inversión se realizará en el sector de las energías renovables, se crearían un total de 8,4 puestos de trabajo en el caso de la energía eólica y de 9,5 en el caso de la energía solar. La modernización para mejorar la eficiencia energética reportaría 10,6 puestos de trabajo.

La creación de empleo en los sectores de educación y sanidad es aún mayor. Así, por cada millón de dólares de inversión se generarían 14,3 puestos de trabajo en el caso de que la inversión fuese dirigida a la sanidad y de 19,2 si la inversión se realizará en enseñanza primaria y secundaria.

Es decir, una determinada inversión realizada en el sector sanitario, genera un empleo 2,8 veces superior( casi el triple), a la misma cantidad invertida en el sector militar.

Como se sabe, después de la Segunda Guerra Mundial, a Alemania y a Japón se les prohibió realizar investigación en I+D Militar, de esta manera pasaron a ser las 2 industrias más competitivas de la segunda mitad del siglo XX.

Los cinco Países que más gastan en gasto militar son EEUU, China, India, Rusia y Reino Unido. Estados Unidos es por mucho la nación con mayor Gasto Militar del mundo, con 649.000 millones de dólares, y como dijo el Ex-Presidente Jimy Carter, " la nación más predispuesta a la guerra, dado que solo ha tenido 16 años de Paz, de los 242 de su historia como nación".

En el libro " Gasto Militar y seguridad global", coordinado por Jordi Calvo del Centre Delás y en el que participan diversxs investigadorxs, se nos cuenta cómo funciona el sistema: " En 2018, el contribuyente medio envió 3456 dólares al Pentágono y sólo 39 dólares a la agencia de Protección Medioambiental…., los ciudadanos Estadounidenses están pagando los incrementos del Gasto Militar de la Administración Trump con un recorte del 36% de los programas medioambientales, un 35% de los programas de vivienda y comunitarios, un 41% en el Departamento de Estado y ayuda exterior y 700.000 familias han perdido ayudas para la alimentación".

Y seguimos leyendo al equipo comandado por Jordi Calvo cuando hace referencia al Gasto Militar y su impacto en el Cambio Climático: " Las actividades militares tienen un impacto significativo en el Cambio Climático. Siendo el mayor usuario mundial de petróleo y el principal productor de gases de efecto invernadero en todo el mundo, el ejército es una causa determinante del calentamiento global..., en este contexto, consideramos que una reducción mundial de los Gastos Militares, junto con una reorientación de esos fondos para cubrir las necesidades humanas y mejorar la seguridad humana mundial, sería una herramienta para reducir el calentamiento global y mitigar los efectos del cambio climático".

Interesante asimismo, la reflexión que hace este grupo de investigadorxs cuando hablan sobre la relación entre el comercio de armas y los conflictos: "....a medida que aumenta el Gasto Militar, las exportaciones de armas tienden a aumentar en una proporción similar…., cuanto mayor la intensidad de un conflicto, más elevado el Gasto Militar el año anterior a la observación del conflicto…, cuanto mayor el volumen de importaciones de armas de un gobierno, mayor la intensidad del conflicto en el que interviene el año posterior".

El mercado armamentístico a nivel global mueve 640 millones de armas y cada año se fabrican 8 millones más.

A nivel mundial, más de 500.000 científicos realizan investigación militar.

Cada año se fabrican más de 12.000 millones de balas…

Cada minuto muere una persona como consecuencia de la violencia armada.

Solo las guerras de Afganistán e Irak han producido más muertos que el Covid 19 a nivel mundial.

Desde 1989, mueren una media de 250.000 personas cada año víctimas de los conflictos armados y cientos de miles son desplazados, heridos, lisiados…

Cada día miles de personas refugiadas se hacinan en las fronteras o se echan al mar, huyendo de las guerras y de las miserias que estas producen.

En la actualidad existen más de 14.000 armas nucleares en el mundo, aunque son suficientes para destruir nuestro planeta más de 50 veces, parece que esto no será un impedimento para que se gasten al año más de 125.000 millones de dólares.

Según el informe " The Military Balance 2017 ", en el mundo existían 19,8 millones de soldados. Para la ONU, para realizar labores de " Paz Mundial", serían suficientes entre 400.000 y 500.000 soldados.

En el 2020, 88.000.000 de personas sufrían de hambre aguda como consecuencia de conflictos e inestabilidad.

Con el dinero empleado en Gasto Militar a nivel Mundial, habría suficiente dinero como para terminar con el hambre en el mundo 32 veces.

El rechazo al Gasto Militar nos llevaría sin duda hacia otra distribución mucho mas justa de los servicios públicos y haría que estos irían destinados en muchísima mayor medida, a la sanidad, al medio ambiente, a la educación, a la lucha contra la pobreza y la desigualdad, a la construcciòn de la Paz…, en definitiva harían posible que comenzaramos a dar forma a otro mundo bien distinto, uno que se pareciera mucho más al que llevamos en nuestros corazones...

" A lo largo de la Historia, los ejércitos sólo han servido para oprimir a los pobres en favor de los ricos, y el único soldado que merece un aplauso es el desertor."

                                        ( Arcadi Oliveres )

Por Bernard López Uranga

18 octubre 2021 | Antimilitarismo

*Bernard Lopez Uranga es miembro de Bake-Ekintza Antimilitarista

Publicado enInternacional
Estados Unidos y China. La polarización del orden internacional

China ha conseguido convertir su crecimiento en desarrollo, resurgiendo respecto de un siglo atrás, y se pone a la par de EE.UU., e incluso más poderosa en ciertos segmentos. Cuáles son los puntos de conflicto. 

 

Los caminos que llevan a la OMC

Por Julieta Zelicovich (*)

La proximidad de la 12º Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC) lleva a poner la mirada en Ginebra -sede de este organismo- y a evaluar cómo las tensiones de la política mundial se enlazan con las dinámicas del comercio y la economía global. Y es que, en el marco de un orden internacional signado por la polarización creciente entre EE.UU. y China, la dimensión comercial ha tenido una relevancia destacada. Por un lado, porque en la dimensión comercial ha sido donde se ha manifestado parte de esa transición hegemónica, expresándose entre otros en el crecimiento de China como principal socio comercial de la mayoría de los países del mundo, así como en el abultado déficit comercial que Washington registra respecto de Beijing. Por otro lado, porque fue a partir de la “guerra comercial” que EE.UU. buscó revertir esa situación.

En el medio de estos procesos se encuentra la OMC: organismo internacional en el que se establecen los marcos normativos para la política comercial y el espacio para la cooperación multilateral necesaria para lidiar con las fricciones que genera el movimiento constante de contenedores alrededor del mundo. Dos cambios sustantivos en el plano de las ideas y narrativas respecto de las relaciones comerciales internacionales resultan relevantes para entender el presente y futuro inmediato de esta organización:

En primer lugar, el cambio de énfasis en las relaciones exteriores, especialmente por parte de los EE.UU., de un enfoque de “ganancias absolutas” en el cual el énfasis se pone en el largo plazo y en la idea de que todos los países pueden ganar en el comercio internacional, a un enfoque de “ganancias relativas”, en donde lo que es significativo para la política internacional es quién se lleva la principal rebanada de ese reparto. El comercio global deja de ser pensado en términos de especializaciones competitivas y beneficios globales y se aproxima a un juego de suma cero.

Para la administración Biden esta lógica es especialmente clara en sector del acero, de paneles solares y en algunos sectores agrícolas y en semiconductores. En la base de este cambio hay un dato ineludible: en 20 años mientras que EE.UU. duplicó sus exportaciones de 729.100 millones de dólares en 2001 a 1.431.610 millones de dólares en 2020, China las multiplicó por 10 pasando de 266.098 millones a 2.590.221 millones de dólares.

En segundo lugar, y de la mano de lo anterior, hay un cambio en la manera de entender la globalización. La internacionalización de los capitales y la interdependencia, otrora vistos como oportunidad y como dinámica hacia la explotación de las eficiencias del sistema capitalista global, hoy son redefinidos como amenazas potenciales y no solo como oportunidad.

La globalización es interpretada como un factor que incrementa la vulnerabilidad de las economías. Surgen como respuesta nociones de “seguridad económica” como pilares claves en la definición de las acciones de política económica y comercial, destacándose el crecimiento de medidas proteccionistas a la par del desarrollo de iniciativas que impulsan aumentar la “resiliencia” de las cadenas de valor mediante una fuerte intervención estatal.

En un mundo de ganancias relativas por sobre ganancias absolutas, y de la globalización entendida como vulnerabilidad, la cooperación multilateral se presenta como una meta ambiciosa. Sin embargo, el hecho de que el comercio internacional sigue siendo un fenómeno global (y la certidumbre y estabilidad del mismo, un bien público colectivo), genera los incentivos para que aquello que acontece en Ginebra siga siendo relevante.

A seis semanas de la Conferencia Ministerial de la OMC la administración Biden-Harris ha realizado una nueva movida en el tablero de la gobernanza del comercio internacional. La directora del USTR, Katherine Tai, presentó en Ginebra un discurso con los lineamientos centrales de EE.UU. hacia la OMC, después de años en los que la administración Trump amenazara incluso con retirarse del organismo. En los lineamientos de política comercial establecidos en febrero 2021 se había anunciado una articulación simultanea de estrategias bilaterales y el multilateralismo, pero no había habido hasta ahora definiciones sustantivas respecto de la OMC, y en los hechos salvo por la aceptación de nombramiento de Ngozi Okonjo-Iweala como Directora General, la política de Biden era muy similar a la de Trump.

En este nuevo discurso, EE.UU. plantea su compromiso hacia el multilateralismo, con una mirada optimista y de largo plazo, lo que es ciertamente un cambio. De momento, se anuncia un mayor involucramiento por parte de EE.UU. en negociaciones multilaterales por cuestiones como transparencia y subsidios a la pesca, así como un mayor compromiso en términos del consenso e inclusividad en los procesos decisorios. Sin embargo, el cambio puede ser cosmético: perdura el bloqueo al órgano de apelaciones y se siguen desarrollando acciones que cuestionan abiertamente el orden basado en reglas.

Además, no puede dejar de ponerse en relación estas nuevas declaraciones con la estrategia bilateral hacia China enunciada a comienzos de mes. En efecto, respecto de Beijing, la autoridad comercial de los EEUU (USTR) presentó una combinación de acciones unilaterales y bilaterales con la búsqueda de “aliados” para construir una “economía internacional más justa” en las que las democracias de mercado puedan “llegar a la cima”. Así, esta vuelta hacia Ginebra podría ser parte de esa estrategia en la que la OMC será disputada, como reflejo de esas concepciones de ganancias relativas. La reunión de ministros que arranca el 30 de noviembre será una ocasión estratégica para discernir cómo este complejo conjunto de elementos se articula en el multilateralismo realmente existente, que surfea entre las lógicas de competencia, coexistencia y cooperación.

(*) Doctora en Relaciones Internacionales. Profesora en Universidad Nacional de Rosario e Investigadora en CONICET.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El mundo que cruje

Por Gustavo A. Girado (**)

Hacia el fin de la Segunda Guerra Mundial, los vencedores crearon un marco institucional que respondiera a sus intereses. La Organización de las Naciones Unidas, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y toda una gran parafernalia institucional fue diseñada al calor de los valores e intereses que marcaba la agenda de aquellos que habían ganado y, más aún, ellos establecieron formatos, normas y estándares para el funcionamiento institucional y la producción de bienes y servicios. Era el momento de las instituciones “Post-Bretton Woods”, uno en el cual los valores de oriente no se encuentran contenidos, pues no había lugar para considerar los de aquellos que habían perdido -Japón-, ni tampoco los de quienes estaban en guerra civil -Corea, China-, que desde entonces consolidaron su dependencia.

Los que fijaron estándares eran dueños del conocimiento, los que generan valor agregado manufacturero y destinan recursos a inventar, patentar y finalmente innovar, y que se hacen del mercado pues llegan primero. Pero una vez que nace la República Popular China, sus necesidades la hacen trabajar intensamente para reducir aquellos grados de dependencia para convertirse en un país soberano. Hoy China cuestiona aquellos formatos institucionales y por eso aquel mundo Post-BW cruje pues otros reclaman una participación acorde a su importancia relativa, y bogan por una nueva arquitectura internacional, por refundar gran parte de aquella institucionalidad y estimulan esquemas de gobernanza global que contemplen más los intereses de las economías en desarrollo. Hasta ahora, la ausencia de respuesta política global ha conseguido que China establezca otra institucionalidad, la suya (AIIB, BRICS, OCS, BRI, etc.). Que China había ya entrado en una “nueva era”, se supo de la misma boca de Xi Jinping en 2017, y que incluso debía “ocupar un lugar central en el mundo”.

Dos años después, y frente a la visible escalada del conflicto comercial (en el marco de la mencionada “guerra”, en particular desde Trump en adelante) y la menos visible del conflicto tecnológico, la misma autoridad china usó la idea de una “Nueva Larga Marcha” para describir el empeoramiento de la relación de China con Washington y preparar a la población para los eventuales momentos turbulentos que se avizoraban.

Hoy EE.UU. ya no es el hegemón que cuenta con una red de alianzas que refuerza gran parte de aquel orden que supo forjar, caracterizado por estar basado en (sus) reglas. China ha conseguido convertir su crecimiento en desarrollo, resurgiendo respecto de un siglo atrás, y se pone a la par de EE.UU., e incluso más poderosa en ciertos segmentos. La lista de puntos de fricción es larga y el espectro, amplio. De todos, la tensión en el frente tecnológico está en el centro de la disputa pues el objetivo de EE.UU. es detener el escalamiento tecnológico chino. En la zona cero del conflicto se encuentran los semiconductores y los circuitos requeridos por los microchips. Se llegó a sanciones tecnológicas con alcance extraterritorial, prohibiendo la venta de semiconductores y los medios para fabricarlos en terceros países que emplean grandes cantidades de tecnología estadounidense, y hasta a persuadir al gobierno de Países Bajos para que detenga las ventas de equipos avanzados de litografía en chip a China (caso ASML, único fabricante de máquinas ultravioleta extremas), boicot tecnológico que empujó a China a impulsar su autosuficiencia. Con el Congreso norteamericano en homogénea hostilidad bipartidista contra China, con Biden no se ven diferencias políticas importantes (excepto liberar a la directora de Huawei), y así la competencia basada en tecnología se intensifica. El éxito competitivo depende críticamente del control que se tenga de los derechos de propiedad intelectual y de la capacidad de controlar estándares de interfaz y arquitectura abiertos, pero propios, lo que termina aumentando la importancia política y económica de la estandarización, lo que creo constituye la pelea de fondo: quién establece las normas, patrones y estándares de la tecnología por venir (5G, IoT, etc.).

(**) Director – Posgrado en Estudios en China Contemporánea UNLa.

 

 18 de octubre de 2021

Producción: Javier Lewkowicz

Publicado enInternacional
El presidente colombiano Iván Duque con miembros del Comando Específico de Norte de Santander.

El mencionado grupo estratégico de las Fuerzas Armadas colombianas estará conformado por 14.000 militares.

 

El presidente de Colombia, Iván Duque, activó este miércoles el Comando Específico de Norte de Santander (Cenor), que operará en la frontera con Venezuela y que según el mandatario colombiano actuará "para fortalecer todas las capacidades operativas, trabajar con indicadores claros y avanzar en el cumplimiento de las metas" en la lucha contra los grupos ilegales armados, el terrorismo y el narcotráfico.

En un acto realizado en el Cantón Militar San Jorge, en Cúcuta, Norte de Santander, Duque detalló que el mencionado comando estará a cargo del general Fabio Leonardo Caro Cancelado, quien tendrá la tarea de proteger a la región "del acecho de la criminalidad" y "doblegar las amenazas del narcotráfico y del terrorismo", con "mayor control territorial" para "derrotar las estructuras financieras del crimen organizado".

Duque también dijo que este comando ayudará a "que la red de participación cívica se extienda" y que a través del pago de recompensas fortalecerán "la inteligencia humana". La medida del Gobierno de Duque se da justo en medio de la apertura gradual de las actividades comerciales en la frontera con Venezuela.

Según el Ministerio de Defensa de Colombia, el Cenor será dirigido por la segunda división del Ejército y estará conformado por soldados de la Brigada 30, Fuerza de Despliegue Rápido, Fuerza de Tarea Vulcano y Comando Operativo Energético Nº 1, y tendrá el apoyo tanto de la Armada como de la Fuerza Aérea.

Por su parte, el ministro de la Defensa, Diego Molano, detalló que el Comando Específico estará conformado por 14.000 militares que tendrán la misión de combatir al Clan del Golfo, ELN y disidencias de las FARC que operan en la región fronteriza.

Publicado: 7 oct 2021

Publicado enColombia
Jueves, 07 Octubre 2021 06:05

La sucesión hegemónica

La sucesión hegemónica

¿Qué distingue al actual proceso de sucesión hegemónica, de Estados Unidos a China, que rompe de manera profunda con eventos similares observados desde hace siglos? Todo evento histórico es único en el tiempo, el espacio y lo que es su circunstancia, su encuadre multidimensional. Lo que contenga de generalizable se somete a escrutinio y discusión. Para algunos, como John Ikenberry en El ascenso de China y el futuro de Occidente (Foreign Affairs, 2008), si China mantiene su impresionante crecimiento económico en las próximas décadas –dice Ikenberry citando a John Mearsheimer analista del realismo histórico– es probable que Estados Unidos y China entren en una intensa competencia de seguridad con un considerable potencial para la guerra.

Algo semejante le oí decir a Giovanni Arrighi en conferencia magistral dictada en el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM poco antes de morir en 2009. Con razón profunda Arrighi centró la atención en el presidente Harry Truman (1945-1953), el sucesor de Franklin D. Roosevelt.

El arribo de EU a la supremacía global ocurrió luego de un vertiginoso ascenso hegemónico después de las guerras (en realidad masacres) del siglo XIX contra las naciones indígenas de América del Norte. Agrega a la lista el conflicto contra México, la guerra civil y la guerra hispanoamericana, seguidas en el siglo XX por la primera y segunda guerras mundiales, así como las perennes guerras "antiterroristas".

El terrorismo de Estado desplegado por Truman fue abiertamente rechazado por los altos mandos militares. Almirantes y generales. Marshall, MacArthur y Eisenhower estuvieron de acuerdo con el almirante William D. Leahy en el sentido de que: "el uso de este bárbaro armamento en Hiroshima y Nagasaki no fue de ayuda material en nuestra guerra contra Japón. Los japoneses ya estaban derrotados y listos para rendirse". Le aseguraron a la Casa Blanca que lanzar la bomba a la población no era una necesidad militar. (evidencia documental en The Decision to use the Bomb, Gar Alperovitz, 1996). Para los mandos militares de EU, el estallido de una bomba atómica en un desierto sería una opción suficiente sin necesidad de incinerar a decenas de miles de personas.

El uso de la bomba además de innecesario fue cruel: ambas ciudades estaban repletas de viudas, huérfanos y los hombres en retirada de los campos de batalla. A Truman en los hechos le importó más la transición hegemónica vía una diplomacia de fuerza con la que EU aspiraba impactar el periodo de posguerra mostrando al mundo y a José Stalin, entonces líder soviético, así como a China, que sólo EU poseía la bomba y la utilizaría contra la población. Al terror de Estado atómico siguió una carrera armamentista. En agosto de 1949 la Unión Soviética (URSS) estalló su primera bomba atómica y en agosto de 1953, una bomba H, un arma termonuclear mil veces más destructiva en choque y radiación que la lanzada en Hiroshima. El mundo arribó en lo referido a la modernización y a los sistemas de balística intercontinental a la edad de la destrucción mutua y asegurada (MAD, por sus siglas en inglés).

Después de grandes éxitos militares en su carrera, Douglas MacArthur, arrogante, valiente y popular, sufrió fuertes reveses en varias batallas de la guerra de Corea ante oleadas de soldados chinos mal armados, pero respaldados por la aviación soviética. Humillado, MacArthur propuso a Truman usar 26 bombas atómicas contra China.

La petición fue rechazada por un Truman realista y cauteloso frente al poderío atómico de la URSS. Después ante la fuerte insistencia, mordaces críticas e insubordinación del popular general, en abril de 1951 Truman retira a MacArthur de su comando en lo que es la primera crisis civil-militar públicamente conocida en la historia de Estados Unidos. Para Arrighi, síntoma de declinación hegemónica. Con Trump la ecuación civil-militar podría haber sido letal para el planeta, incluido EU.

El 9 de septiembre de 2021 la prensa informó que el general John E. Hyten, vicepresidente del Estado Mayor Conjunto de EU, advirtió que "una guerra con Rusia y China destruiría el mundo". Agregó que "EU debe encontrar vías para la paz con estos rivales de Oriente". En su presentación en el Brookings Institution, en Washington DC, el general Hyten dijo que con los arsenales nucleares del mundo en aumento y con países mejorando las cabezas nucleares y los cohetes de lanzamiento, existe una necesidad sin precedente de bajar la intensidad de las tensiones y de evitar un armagedón atómico.

El mundo no es "unipolar",-actuar como si lo fuera es letal para la biosfera. Las fuerzas de la multipolarización del sistema son estructurales a lo largo del siglo XX y lo que va del actual.(Ver Gabriel y Joyce Kolko en The Limits of Power, 1972)

www,jsaxef.blogspot.com Facebook: JohnSaxeF

Publicado enInternacional
Imagen ilustrativa. La sede de la CIA, Langley, Virginia, EE.UU.Jason Reed / Reuters

Según The New York Times, una comunicación interna de la agencia señala que sus oficiales tienden a subestimar la contrainteligencia de otros países, tienen una competencia técnica relativamente baja y confían demasiado en sus informantes.

La Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA) envió la semana pasada a sus oficinas en otros países una misiva en la que advierte sobre una creciente pérdida de informantes locales, reporta The New York Times al atribuir esa información a varias personas familiarizadas con el asunto.

Según afirma ese medio, el mensaje la agencia de espionaje hace referencia a decenas de colaboradores extranjeros arrestados o incluso asesinados, así como a otros que se ven comprometidos o hasta convertidos en agentes dobles en beneficio de servicios secretos de otros Estados. Al mismo tiempo, destaca lo difícil que es reclutar nuevos informantes.

El problema central en esto, conforme a la misiva, es que los agentes de la CIA subestiman las capacidades de los cuerpos de contrainteligencia de otros países. Asimismo, critica la baja competencia técnica de sus propios oficiales y su excesiva confianza en sus fuentes.

En cuanto a las razones objetivas del desmejorado rendimiento actual de los espías estadounidenses, la agencia señala que se debe a un mayor desarrollo tecnológico de sus rivales. En particular, indica que el uso de escaneos biométricos, reconocimiento facial, inteligencia artificial y 'hackeo' ha facilitado el rastreo de sus agentes fuera de EE.UU.

Publicado: 6 oct 2021 02:57 GMT

Publicado enInternacional
Revela Estados Unidos su arsenal de armas nucleares

El Departamento de Estado de EE.UU. hizo pública este martes la cifra global de armas nucleares de que dispone en su arsenal, información que —según estima— ayudaría a controlar la circulación de estas en el orbe.

Conforme el reporte oficial, el número de armas estadounidenses de esta naturaleza ascendía, en septiembre de 2020, a 3 750 unidades. Ello incluye a las armas activas y a las almacenadas. Resultado inferior al de 2019, cuando había 3 805 armas registradas de este tipo, y al de las 3 785 existentes en 2018.

El récord histórico de posesión de armas nucleares para Estados Unidos fue en 1967, cuando constaban en sus registros de 31 255.

Los últimos reportes del Gobierno estadounidense sobre este ítem datan de marzo de 2018, en base a los números de 2017 (3 822 armas en su poder). Luego Trump se mostró críptico en el tema durante todo su mandato.

Hans Kristensen, director del Proyecto de Información Nuclear de la FAS, instó a la transparencia de la información, recurso que podría ser muy útil —a su vez— a la diplomacia norteamericana en negociaciones sobre el control de armas y en la conferencia del Tratado de No Proliferación Nuclear de 2022.

5 octubre 2021

(Con información de AP)

Publicado enInternacional
Guerra hipersónica: Norcorea entra al club con Rusia, China y Estados Unidos

No hay que equivocarse: no se trata de Sudcorea, uno de los líderes en semiconductores del mundo junto con Taiwán, Estados Unidos y China, sino nada menos que del llamado "régimen ermitaño" de Norcorea que acaba de realizar una prueba espectacular de un misil hipersónico que tiene su propio sistema de combustible –que hace su despliegue más rápido y móvil y, por ende, menos detectable– y que tomó por sorpresa a tirios y troyanos.

Tanto los medios de Norcorea como los de Sudcorea le dieron vuelo ditirámbico a la noticia, pero más que nada brilló la aceptación del muy influyente rotativo The Wall Street Journal (WSJ) (https://on.wsj.com/3ijT286).

Cabe señalar que Rusia es hoy el supremo líder en armas hipersónicas, como destaca el consultor estratégico Andrey Martyanov (https://bit.ly/2ZJNihx), quien sentencia que Moscú le lleva una ventaja de 20 años a Estados Unidos, que todavía anda haciendo sus pininos.

En segundo lugar del selecto ranking hipersónico vendría China, que aunque ha progresado notablemente, todavía dista lejos de Rusia, pero está más adelantado que Estados Unidos. Estados Unidos no ha tenido suerte en sus pruebas y sufrió su segundo fracaso consecutivo el 28 de julio pasado (https://bit.ly/3iitsQR). Por fin, Estados Unidos se pudo reponer el 28 de septiembre con su primera prueba exitosa de un arma hipersónica de la empresa Raytheon que, según el Pentágono, "es la primera prueba exitosa" en su género (https://bit.ly/3CXzlee).

Los misiles hipersónicos se caracterizan por tener una velocidad cinco veces mayor a la velocidad del sonido ("Mach 5") y ser difícilmente detectables. Como punto de comparación, baste señalar que el mirífico misil hipersónico ruso Avangard navega a ¡20 veces la velocidad del sonido! ("Mach 20"). China se ha concentrado mayormente en desarrollar "drones hipersónicos".

El Comando Estratégico de Estados Unidos "Stratcom" arguye que la "búsqueda de China de armas nucleares e hipersónicas" obliga a una "urgente disuasión (deterrence) por parte de Estados Unidos" (https://bit.ly/3EZIZPn).

WSJ reporta que los militares de Sudcorea en su evaluación juzgan que el misil hipersónico de Norcorea, bautizado Hwasong-8, "puede ser detectado e interceptado por los ejércitos de Estados Unidos y Sudcorea", lo cual significa que se encontraría en una fase embrionaria de desarrollo, ya que una de las características de las armas hipersónicas es su indetectabilidad.

Llama poderosamente la atención que en fechas recientes el gobierno norcoreano haya realizado tres pruebas separadas que incluyen el lanzamiento de sus misiles desde sus trenes (sic), lo que abona a la escalada de tensiones en la región, primordial y significativamente después del espectacular lanzamiento del Pacto de Seguridad de Defensa del "Aukus" de la anglosfera: Australia/Reino Unido/Estados Unidos (https://bit.ly/3okHDJ6).

A mi juicio, "Aukus" resucita de facto el teorema balcanizador del "choque de las civilizaciones" de Samuel Huntington –mezclado con el "arco de la crisis" de Bernard Lewis, retomado por Zbigniew Brzezinski–, y los postulados talasocráticos del contra-almirante Alfred Mahan, autor del libro La influencia del poder marítimo en la historia de 1660 a 1783, uno de las más influyentes en estrategia naval escrito en 1890 (https://amzn.to/2YcpJ0v).

Como si las anteriores pruebas de Norcorea fueran poco, dos días después de su asombrosa prueba con su misil hipersónico, Pyongyang volvió a probar un nuevo misil antiaéreo, mientras intensifica su deseo de reconciliación con Seúl (https://bit.ly/3uAYGaY).

La distancia de Pyongyang a Seúl (capital de Sudcorea), a Tokio y a Camberra es, respectivamente, de 195 kilómetros, mil 291 kilómetros y 8 mil 600 kilómetros.

La región que va de China, la península coreana, Japón hasta Australia –que comprende el mar de Japón, mar Amarillo, mar del Sur de China, mar de Filipinas, mar Coral, mar de Tasmania– constituye hoy la más incandescente del planeta donde no se puede excluir la alta probabilidad de que sea la primera en librar una "guerra hipersónica" en la historia de la humanidad.

www.alfredojalife.com

Facebook: AlfredoJalife

Vk: alfredojalifeoficial

https://t.me/AJalife

https://www.youtube.com/channel/UClfxfOThZDPL_c0Ld7psDsw?view_as=subscribe

Publicado enInternacional
El Indo Pacífico, escenario de nuevas alianzas

Recientes informaciones revelan que Estados Unidos (EE.UU.) ha continuado trabajando en fortalecer y ampliar su sistema de alianzas y asociaciones relacionadas con la seguridad y defensa en la denominada región Indo Pacífico, como vía para mantener su autodenominado “liderazgo” a nivel regional y global, especialmente ante el continuado ascenso económico, político y militar de la nación que designan como principal rival estratégico, la República Popular China (RPCH).

Esto lo evidencia el que, recientemente, en su discurso ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (un escenario no habitual para ese tipo de declaraciones), el presidente de EE.UU. Joseph Biden expresara claramente la importancia de esa región: “Y a medida que Estados Unidos se centre en las prioridades y en las regiones del mundo, como el Indo-Pacífico, que son las más importantes hoy y mañana (Biden, Sept 20)·”

La importancia que los recientes gobiernos norteamericanos asignan a esta región ha estado consignada en sus principales documentos estratégicos, fundamentalmente en las Estrategias de Seguridad Nacional de 2015 y 2017, así como en la Orientación Estratégica de Seguridad Nacional Provisional (Interim National Security Strategic Guidance) (INSSG) emitida por el actual presidente norteamericano en Marzo de 2021, donde se planteó expresamente: “reconoceremos que nuestros intereses nacionales vitales obligan a una conexión más profunda con el Indo-Pacífico, Europa y el hemisferio occidental” (INSSG. Pág 10).

Y no solo son palabras. En la solicitud de presupuesto para el Departamento de Defensa en el año fiscal 2022 (FY 2022 según sus siglas en inglés) se solicitaron 5 mil 100 millones de dólares para la denominada Pacific Deterrence Initiative (Iniciativa de Disuasión en el Pacífico) (Defense Budget Overview,2021), para elevar las capacidades militares norteamericanas en esa región.

Uno de los aspectos que más se destacan dentro de esta INSSG es el reforzamiento, ampliación y modernización de las llamadas “alianzas y asociaciones” en todo el planeta. Dentro de ellos, destacan principalmente que: “reafirmaremos, invertiremos y modernizaremos la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y nuestras alianzas con Australia, Japón y la República de Corea, que, junto con nuestras otras alianzas y asociaciones, son el mayor activo estratégico de Estados Unidos”( INSSG pág. 10).

También se refieren a fomentar otras asociaciones, entre los que se destacan la India, Nueva Zelanda, Singapur, Vietnam y otros estados de la ASEAN, y los estados insulares del Pacífico, en esa región.

La reciente gira de la vicepresidenta Kamala Harris por países de la ASEAN, la firma del tratado AUKUS por EE.UU., Australia y Gran Bretaña, y la reciente cumbre del grupo QUAD son elementos que señalan que los gobernantes norteamericanos persiguen objetivos concretos en su afán de “contener” al gigante asiático, y para ello pretenden mantener e incrementar el número de aliados comprometidos con esa tarea.

En la conferencia de prensa realizada en Hanoi el 26 de Agosto de 2021, la vicepresidenta Kamala Harris hizo declaraciones respecto a sus relaciones con Vietnam, el tema del Indo Pacífico, las relaciones con China, y otros aspectos; respondiendo a una pregunta de un periodista, expresó: "Cuando se trata de Beijing, permítanme ser muy clara y el presidente ha sido muy claro. Damos la bienvenida a la dura competencia. No buscamos el conflicto, pero en temas como el que usted ha planteado del Mar de China Meridional, vamos a hablar. Vamos a alzar la voz cuando Beijing lleve a cabo acciones que amenacen el orden internacional basado en normas. De nuevo, como la actividad en el Mar de China Meridional. Y la cuestión, en particular, de la libertad de navegación en ese sentido es un asunto vital para esta región. Hablé de ello tanto en Singapur como aquí en Vietnam. Y vamos a seguir haciendo lo que podamos para asegurarnos de que seguimos comprometidos con nuestros socios y nuestros aliados en este tipo de cuestiones importantes. Pero nuestra política es mucho más amplia que el Mar de China Meridional y la asociación que tenemos aquí en el Sudeste Asiático (Harris, Agosto 26)”.

En otros momentos de esa gira la vicepresidenta norteamericana fue incluso mucho más agresiva en sus declaraciones respecto a la RPCH. Ello demuestra que entre los objetivos de dicha visita estaba buscar un mayor compromiso en la denominada contención a China por parte de esas naciones. En particular, el tema de la libertad de navegación en el Mar Meridional de China tuvo especial atención.

Otro paso importante en la política norteamericana de reforzamiento de compromisos en el Indo Pacífico parece ser el reciente anuncio de la creación de una alianza designada con las siglas AUKUS, que agrupa a Australia, el Reino Unido (United Kingdom en inglés) y EE.UU. (United States). Esta alianza incluye un acuerdo para facilitar a Australia por parte de sus dos aliados varios submarinos de propulsión nuclear, hecho que por cierto ha provocado la ira de Francia, que al parecer estaba en negociaciones desde 2016 con el gobierno de la isla continente para proporcionarle un número importante de esos navíos, aunque no de propulsión nuclear. Dentro de la Unión Europea e incluso varios aliados importantes miembros de la OTAN también se ha manifestado un rechazo a este acuerdo.

El anuncio de esta nueva alianza fue hecho por videoconferencia a las 15:00 (hora de Washington) del día 15 de Septiembre de 2021, en la que participaron el Presidente de EE.UU., Joseph Biden, el primer ministro británico, Boris Johnson, y el primer ministro australiano, Scott Morrison. El acuerdo también cubre áreas de cooperación en inteligencia artificial, tecnología cuántica y cibernética, instalaciones industriales o cadenas de suministro, y los dominios submarinos.

"Promoveremos un intercambio más profundo de información y tecnología, fomentaremos una integración más profunda de la ciencia, la tecnología, las bases industriales y las cadenas de suministro relacionadas con la seguridad y la defensa y, en particular, profundizaremos significativamente la cooperación en una variedad de capacidades de seguridad y defensa (Biden, Morrison, Johnson, Sept 15)",

Algunos especialistas señalan que entre los objetivos de esta nueva alianza y el incremento de sus fuerzas navales, estaría permitir a Australia realizar patrullas de rutina que podrían incluir zonas del Mar de China Meridional, sumándose a las llamadas Operaciones de Libertad de Navegación que realiza la US NAVY, y que incluso tales patrullas pudieran llegar hasta el norte de Taiwán.

Además, de la firma de este acuerdo, el viernes 24 de Septiembre el presidente Biden participó en una cumbre del Diálogo de Seguridad Cuadrilateral (QUAD) en la que participaron también los primeros ministros de Australia (Morrison), India (Modi) y Japón (Suga). Fue la primera vez que los principales dirigentes del QUAD se reúnen de forma presencial, y significativamente en territorio de EE.UU., coincidiendo con las sesiones de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Esta agrupación también es considerada como una forma de afianzar el liderazgo estadounidense en Asia, e incluso se ha intentado involucrar a otros líderes asiáticos con la visita de la vicepresidenta, Kamala Harris, a Singapur y Vietnam el pasado mes de agosto.

Respecto al QUAD, el presidente Biden en su discurso en las Naciones Unidas dijo: “Hemos reforzado la asociación QUAD entre Australia, India, Japón y Estados Unidos para afrontar retos que van desde la seguridad sanitaria hasta el clima y las tecnologías emergentes. (Biden, Sept 20)”.

Previo a la cumbre del QUAD, los gobernantes participantes hicieron unos breves discursos, y finalizada la misma se hizo pública la Declaración Conjunta de los líderes de esa organización, de fecha 24 de Septiembre de 2021.

En la Declaración Conjunta se plantea inicialmente: “En esta ocasión histórica nos comprometemos de nuevo con nuestra asociación y con una región que es la base de nuestra seguridad y prosperidad compartidas: un Indo-Pacífico libre y abierto, que también es inclusivo y resistente”. Estas ideas están en correspondencia con documentos anteriores del QUAD.

Se reiteraron los criterios sobre un “orden libre, abierto y basado en las normas, arraigado en el derecho internacional e impávido ante la coerción, para reforzar la seguridad y la prosperidad en el Indo-Pacífico y más allá” (Joint Statement from Quad Leaders. 2021).

También se refirieron a la defensa del Estado de Derecho, la libertad de navegación y de sobrevuelo, la resolución pacífica de conflictos, los valores democráticos y la integridad territorial de los Estados. Manifestaron su apoyo a la ASEAN y saludaron la emisión de la Estrategia de Cooperación de la UE en el Indo-Pacífico de septiembre de 2021.

Dedicaron una parte importante a plantear sus acciones en el enfrentamiento a la COVID 19 y se comprometieron a donar más de 1 200 millones de dosis en todo el mundo de vacunas contra la COVID-19, seguras y eficaces. También anunciaron acciones contra el Cambio Climático.

Plantearon mantener la cooperación en materias de tecnologías críticas y emergentes; incrementar la cooperación en el ciberespacio y el espacio exterior.
Respecto a la región del Sur de Asia expresaron: “coordinaremos estrechamente nuestras políticas diplomáticas, económicas y de derechos humanos con respecto a Afganistán e intensificaremos nuestra cooperación antiterrorista y humanitaria” (Joint Statement from Quad Leaders. 2021)

Un aspecto importante es que plantaron que: “nuestro futuro compartido se escribirá en el Indo-Pacífico, y redoblaremos nuestros esfuerzos para garantizar que la QUAD sea una fuerza de paz, estabilidad, seguridad y prosperidad regional”. (Joint Statement from Quad Leaders, 2021)

Plantearon la necesidad de que se cumplan la normas establecidas en la en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR), especialmente referidos a los mares Meridional y Este de China. Manifestaron además su apoyo a los estados insulares del Pacífico, y se pronunciaron sobre la necesidad de la nuclearización completa de la Corea del Norte (República Popular Democrática de Corea).

En la Declaración Conjunta no se hace mención directa a la RPCH ni a la Federación de Rusia, aunque en varios de los párrafos es evidente que los problemas señalados están en correspondencia con las diferencias existentes entre EE.UU. y sus aliados del QUAD con esos países. En sentido general, el lenguaje es mucho más comedido que en algunos documentos anteriores, lo que muestra una ruptura con el discurso de la anterior administración norteamericana.

Conclusiones

La gira de la vicepresidenta Harris por países del sur de Asia, la conformación de la llamada alianza AUKUS y la cumbre del QUAD realizada en Washington son elementos que demuestran que el gobierno de EE.UU. está dando pasos para consolidar e incrementar el sistema de alianzas y asociaciones en la región que consideran actualmente como la más importante en su esquema de dominación global, el llamado Indo-Pacífico.

El reforzamiento de las capacidades militares, fundamentalmente navales, por parte de EE.UU. y sus principales aliados en la región demuestra que sigue siendo este un instrumento principal en la política estadounidense, a pesar de que el presidente Biden haya manifestado en su discurso en la Asamblea General de la ONU que es el último recurso a utilizar.

Consideramos que estas acciones confirman que la rivalidad estratégica con la RPCH enunciada en los principales documentos estadounidenses seguirá siendo el principal escenario de acción del gobierno asentado en Washington, aun cuando en algunos textos recientes no se exprese directamente.

30 septiembre 2021

 

BIBLIOGRAFIA

Joint Leaders Statement on AUKUS. Globalsecurity. September 16, 2021https://www.globalsecurity.org/military/library/news/2021/09/mil-210916-australia-pm04.htm?_m=3n%2e002a%2e3154%2eeg0ao0644z%2e2x6b
Office of the Under Secretary of Defense (Comptroller)/ Chief Financial Officer. Defense Budget Overview. Washington, May 2021https: //comptroller.defense.gov/Portals/45/Documents/defbudget/FY2022/FY2022_Budget_Request_Overview_Book.pdf

The White House, Remarks by President Biden, Prime Minister Morrison of Australia and Prime Minister Johnson of the United Kingdom. Washington, September 15, 2021https://www.whitehouse.gov/briefing-room/speeches-remarks/2021/09/15/ remarks-by-president-biden-prime-minister-morrison-of-australia-and-prime-minister-johnson-of-the-united-kingdom-announcing-the-creation-of-aukus/

The White House. Remarks by President Biden Before the 76th Session of the United Nations General Assembly. New York, SEPTEMBER 21, 2021https://www.whitehouse.gov/briefing-room/speeches-remarks/2021/09/21/ remarks-by-president-biden-before-the-76th-session-of-the-united-nations-general-assembly/

The White House. Remarks by Vice President Harris in Press Conference in Hanoi, Vietnam. Hanoi, AUGUST 26, 2021https://www.whitehouse.gov/briefing-room/speeches-remarks/2021/08/26/remarks-by-vice-president-harris-in-press-conference-in-hanoi-vietnam/

The White House. National Security Strategy of United States of America. Washington, December 2017, (https://www.whitehouse.gov/wp-content /uploads/ 2017/12/NSS-Final-12-18-2017-0905.pdf)

The White House. Interim National Security Strategic Guidance. Washington, March 2021. (https://www.whitehouse.gov/wp-content/uploads/2021/03/NSC-1v2.pdf)

The White House Remarks by President Biden, Prime Minister Morrison, Prime Minister Modi, and Prime Minister Suga at Quad Leaders Summit, Washington, SEPTEMBER 24, 2021https://www.whitehouse.gov/briefing-room/speeches-remarks/2021/09/24/remarks-by-president-biden-prime-minister-morrison-prime-minister-modi-and-prime-minister-suga-at-quad-leaders-summit/

The White House. Joint Statement from Quad Leaders, Washington, SEPTEMBER 24, 2021 (https://www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/2021/09/24/joint-statement-from-quad-leaders/)

Publicado enInternacional
Página 1 de 35