Viernes, 24 Octubre 2014 06:22

"Hay narcopolítica pública y privada"

"Hay narcopolítica pública y privada"

Investigador del Centro de Estudios Históricos del prestigioso Colegio de México, Ariel Rodríguez Kuri dialogó telefónicamente con Página/12 sobre los efectos de la matanza y la desaparición de estudiantes de magisterio de Ayotzinapa y la crisis del municipio de Iguala con su alcaldía colonizada por los narcos y su alcalde José Abarca prófugo de la Justicia.


–¿México vive una situación de Estado narco o de narcopolítica?


–La masacre de Ayotzinapa es una de las muestras de que los poderes locales están copados, ya sea por la pura violencia de grupos delincuenciales o por otros métodos de connivencia que incluyen el soborno y las dádivas económicas. Sí hay un problema de narcopolítica y es probable que no incluya sólo a los poderes públicos, al Estado, sino a la esfera privada. Hay una denuncia contra Banamex, del grupo Citi, donde en los procesos contra el Chapo Guzmán, el jefe narco, descubrieron que había también personal de seguridad del banco involucrado. Esto fue denunciado por la propia matriz estadounidense. Por eso hablo de narcopolítica: el narco va permeando las esferas públicas y las privadas.
–¿Se puede saber hasta qué punto el narco permeó las distintas instancias del Estado?


–Tenemos muy claro que sí se estuvo colonizando el poder del Estado a nivel local. No hay una investigación seria para saber si tocó al gobierno federal. Pero ya sabemos que sí tocó al ejército y a las policías federales. Por lo tanto hay un problema muy delicado. También hablo de narcopolítica por la violencia y la impunidad que muestran los criminales en el caso de Iguala. Los narcos están penetrando a los actores de la vida pública mexicana, como los partidos políticos.
–Amnistía Internacional dijo que se trata de una catástrofe anunciada y evitable.

–Sí, y no sólo por lo que dijo Amnesty, sino por los procedimientos para combatir la narcopolítica. Haber colocado al ejército en función de policía tornó muy vulnerable la vida cotidiana de muchas personas y la vida del propio ejército, porque en este caso cambia lo que debe y puede hacer. Fue una discusión intensa entre 2006 y 2008 en México.
–En estos días la escritora Elena Poniatowska recordó la masacre de Tlatelolco en 1968.

–Me andaría con cuidado en la comparación con 1968. Aquélla fue una confrontación sin mediaciones entre un conjunto de estudiantes que demandaba libertades civiles con fuerzas formales o irregulares del Estado. No hubo ni siquiera algo tan malo como lo de hoy, por su extensión, ni en los peores años del macartismo en México, que por cierto fue horroroso pero que no llegó a los niveles alcanzados en otros países. Lo de ahora es más difícil de caracterizar porque insisto en que la narcopolítica permea todo: Estados, empresas, etcétera. Pero trazar una línea sin información precisa en cada caso es difícil y puede generar psicosis sobre la penetración de la narcopolítica. Uno de los problemas de la impunidad es que convierte en sospechoso a todo el mundo. Si continúa la impunidad, no quedarán a salvo ni políticos, ni empresarios, ni movimientos de protesta social. Y entonces habrá aparecido en la sociedad mexicana un arma con dos funciones: disuadir primero y reprimir después. En los últimos días aparecieron mapas sobre lo que algunos llaman el Triángulo de las Bermudas, por la desaparición de personas, sobre todo de varones y jóvenes. También sucede en Michoacán y Jalisco. Y aumenta.

–¿Hay cifras precisas? Leí que pueden ser más de 20 mil los de-saparecidos.


–Es que hay los que desaparecen y no dejan rastro hasta que otro hecho lleva al desenterramiento de las fosas. No sabemos cuántas fosas hay en México ni cuántos desaparecidos hay. En estos momentos el pesimismo nacional es muy profundo y la pregunta es si el país se está convirtiendo en una fosa.

–¿Qué efecto político genera ese pesimismo sobre el gobierno de Enrique Peña Nieto?


–La repercusión sobre el gobierno nacional estaba fuera de los planes del presidente. No imaginó que un día debería argumentar que en México sí se puede invertir. Es un problema mayúsculo y recién va apenas por el tercer año de gobierno. Las crisis de esta magnitud son al sexto año. Recordemos el asesinato de Luis Donaldo Colosio y el levantamiento zapatista.

–Los dos hechos son de 1994.

–El último año de Carlos Salinas de Gortari. En esa época se incubó también la crisis económica de 1995. Veremos qué sucede hoy con esta crisis, porque le pegó a Peña Nieto en la línea de flotación.

–¿Por qué justo en el Estado de Guerrero?

–Guerrero tiene sus particularidades. Es el espacio del mayor brote guerrillero rural en México en la segunda posguerra. Son guerrillas campesinas. Genaro Vázquez y Lucio Cabañas eran profesores normalistas. Primero fueron cercados al PRI y luego se fueron radicalizando tanto por el no cumplimiento de demandas gremiales como por la represión. Estamos en presencia de maestros rurales. El primer brote de foquismo, Chihuahua, también fue dirigido por profesores normalistas. El normalismo es un producto directo de la revolución. Es un agente civilizador. Se buscaba formar para enseñar y formar para formar. Creo no violentar la historia si hablamos de una genealogía del normalismo en México, un fenómeno que tiene un peso espectacular en la política nacional.


–¿Por qué la relación entre el normalismo y las guerrillas rurales o los reclamos campesinos?

–En México entre el 25 y el 30 por ciento de la población vive en comunidades de menos de cinco mil habitantes, naturalmente relacionadas con el campo. A pesar de que la contribución en el PBI no supere el 5 o 6 por ciento, la incidencia demográfica, y por lo tanto simbólica, es muy importante.

–Ayotzinapa no pasa de los dos mil habitantes.


–Y es representativa de una proporción considerable de la población, que todavía en México se mide en millones y millones de personas. Sé que es un hecho atípico en la región y a veces por eso conviene explicarlo bien en el resto de América latina.

–El gobierno de Peña Nieto comenzó con pactos. ¿Haría falta un nuevo pacto contra la narcopolítica?


–Le contesto con un ejemplo de lo que haría falta en México. El jefe de gobierno del Distrito Federal propuso en mayo un aumento del salario mínimo. Pasar de los 67 pesos mexicanos (cinco dólares) a 83 (siete) en un país que tiene el menor salario mínimo de América latina. Y desató una Jihad entre los economistas ortodoxos de este país, que son hegemónicos, sobre todo por acto reflejo en los economistas vinculados al sector bancario. El menemismo en México está fuerte en los aparatos financieros. Por eso la guerra santa contra el aumento del salario mínimo. Claro, tanto conflicto convirtió el tema en un gran asunto nacional. Y generó discusiones. ¿Hace falta un nuevo pacto que esta vez tenga un gran alcance social? Un nuevo pacto, entonces, no sólo tiene que pasar por un aumento del ingreso de los siete millones de trabajadores que reciben el salario mínimo, sino por la dignidad del trabajo. Pero, ¿cómo se hace si sólo discutir el ingreso genera una hecatombe? En México las sesiones de la Corte Suprema son públicas, pero las de la Comisión Nacional del Salario Mínimo son secretas. Un secreto para pactar aumentos de uno, dos o tres pesos... Es necesaria una reforma social que tiene que ver con el mundo del trabajo. Si no, no habrá incentivos para el trabajo legal, cuando además hay sicarios que matan por cinco o seis mil pesos al mes. El crimen organizado se aprovecha de la gente y le da un AK-47 para que asesine. Por eso es imprescindible un nuevo pacto social y no sólo un pacto político que encare reformas puramente políticas, por más importantes que sean.


–¿Cuál sería la base de un pacto social?


–Es obvio que hay que ir a las calles, a las rancherías, y darle esperanza a la gente, porque el asunto se está saliendo de cauce. Hay una violencia latente que no es sólo por el crimen organizado. Hasta las propias clases medias están en una situación extraña. Hoy tienen una angustia nueva: qué pasará con los muchachos que están en la educación secundaria, porque no pueden con las cuotas y el consumo los endeuda. El debate apunta a la construcción de futuros más o menos estructurados que tienen que ver con ingresos dignos incluso para las clases medias de profesionales liberales o free-lance. Ya la clase media echa humo. O el gobierno propone el nuevo pacto social o se está metiendo en una bronca muy grande. Y las famosas reformas estructurales que buscan desregular y privatizar todo, lo sabemos, son una adicción.

–¿En qué sentido una adicción?

–Avanzan y avanzan y siempre terminan no siendo suficientes. ¿De qué reformas estructurales hablan si ya están entrando al país las grandes corporaciones y el Estado no es capaz de controlar a un jefe municipal y a un grupo de matones que sobornan y matan? Y la gran petrolera, ¿será neutra políticamente? ¿Y las fuerzas armadas? ¿Tienen alguna doctrina? Yo, por supuesto, esperaría que tuvieran una doctrina democrática y no estoy convocando a ninguna guerra. Pero hoy no tienen ninguna doctrina de defensa. Cuando se celebraron los acuerdos comerciales de integración con Estados Unidos se terminó la doctrina. Ahora, ¿qué pasaría si el Tea Party ganara? Ese grupo es tan antimexicano y tan antiinmigratorio que cerraría la frontera en la primera semana de gobierno. ¿Y qué haría México? ¿Alguien lo pensó? Hay tantas cosas a resolver... Por supuesto que el narco puso y pone dinero en las elecciones. La cuenta pendiente de Peña Nieto es la política anticorrupción y quedó en nada. Los asesinatos de Iguala cambiaron el tono de toda la administración. Obligaron a Peña Nieto a redefinir escenarios y a ocuparse de la política interna con la necesidad de ocuparse de realidades distintas.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado enInternacional
Viernes, 24 Octubre 2014 06:12

Apuesta por lo confiable

Apuesta por lo confiable

Ya en la mañana de ayer era posible notar, en el sector más sensible a las oscilaciones electorales –el mercado financiero– que había novedades importantes: la Bolsa de Valores se desplomaba mientras el dólar alzaba vuelo frente al real.


Poco antes de las dos de la tarde, empezaron a aparecer rumores de que los sondeos realizados por dos institutos influyentes, Ibope y Datafolha, serían desfavorables al neoliberal Aécio Neves. Los rumores se confirmaron: Dilma abrió una ventaja de ocho puntos (según Ibope; siete, para Datafolha) razonablemente confortable a estas alturas, cuando faltan escasas horas para la votación decisiva.


Cuando al final de la tarde ambos institutos divulgaron oficialmente sus resultados, la noticia ya había sido antecedida por la reacción del mercado: el dólar trepó 1,35 por ciento frente al real, alcanzando su mayor valor desde mayo de 2005, y la Bolsa cayó 3,24, la quinta baja seguida. Ahora, acumula una pérdida de 1,5 por ciento en lo que va del año.


Dentro de sus respectivos comités de campaña, los dos adversarios ya habían detectado que el impulso experimentado por Aécio Neves perdió fuerza, mientras que Dilma Rousseff vive un movimiento inverso, creciendo firme y paulatinamente.


Los dos primeros sondeos realizados luego de la primera vuelta, cuando Aécio Neves logró atropellar en el último instante a la ambientalista evangélica Marina Silva, indicaban que su impulso seguía con fuerza. Luego de haber quedado atrás casi ocho puntos en el conteo de los votos, el candidato neoliberal logró superar a Dilma Rousseff. Lo hizo por escasos dos puntos (51 a 49 por ciento), lo que significa empate técnico, pero en ventaja numérica, lo que sirvió para animar el sentimiento radicalmente antipetista que cuenta con bases sólidas en algunas regiones del país, en especial San Pablo, la más rica, poblada y conservadora provincia brasileña.


Los dos sondeos siguientes, que coincidieron con un fuerte aumento en el grado de agresividad de la campaña, que se extendió en los debates televisados, indicaron una reacción de Dilma. Con un poco más de espacio –52 a 48–, pero siempre dentro del empate técnico.

Ya era posible sentir, sin embargo, que el tono de Neves, tanto en su propaganda de radio y televisión, como en los tres debates realizados hasta ahora, tuvo dos consecuencias: consolidó la admiración de los sectores de clase media y clase alta, que se oponen de manera irremediable a Dilma, y que forman parte sustancial de su electorado, pero al mismo tiempo ahuyentó a parte importante de los que iban a votarlo defendiendo una alternancia en el poder, y gracias también al desgaste natural experimentado por el PT luego de gobernar durante doce años. Y también porque pocas veces se vio semejante insolencia y grosería en un debate televisado, sobre todo al referirse a una mujer.


En al menos dos ocasiones Aécio Neves, con sus aires de niño pituco y mimado, espetó el dedo índice en dirección a Dilma y la llamó "leviana". Bueno: en mi país, se dice "leviana" a una mujer inconsecuente e irresponsable, pero también se trata así a las prostitutas.


Si a eso se suman las groserías y vulgaridades de todo calibre que sus seguidores siguen distribuyendo generosamente por las redes sociales, y tomando en cuenta ciertos antecedentes de la vida personal del candidato neoliberal, en especial en relación con su manera de tratar a algunas mujeres, se comprenderá que él haya perdido espacio en la opinión pública.

Además, un dato se consolidó en el electorado: la campaña de Dilma, pese a haber exagerado muchas veces en los ataques al adversario, supo plantar muy bien la idea de los opuestos. Así, el PT hizo y hace gobiernos para los pobres, mientras que el PSDB de Aécio hizo y quiere volver a hacer un gobierno para los ricos.

A la hora de exhibir datos y resultados, sonaron más fuertes los cambios sociales implantados por Lula y llevados adelante por Dilma. También quedó claro que Aécio Neves se sitúa mucho más a la derecha y abraza el neoliberalismo con mucho más pasión que el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, para no mencionar la oceánica distancia que los separa en lo que se refiere a consistencia y estatura moral y política. Así, nada más natural que Aécio Neves, el favorito de los conservadores, haya perdido terreno y ahora disponga de escasas horas para intentar remontar la corriente.

Los próximos cuatro años serán especialmente difíciles para Brasil. Pero todo indica que los brasileños prefieren apostar por lo cierto y confiable, en vez de tragar las promesas vagas de un candidato vacío de contenido y muy lleno de prepotencia.

Publicado enInternacional
Padres de los normalistas dan dos días de plazo al gobierno para que aparezcan

Del Zócalo a Paseo de la Reforma, la masa estudiantil entró en ebullición, con irreverencia e indignación. Confluencia de pasiones de decenas de miles que salieron a las calles –en una de las movilizaciones más nutridas de los años recientes– para hacer tabla rasa de los políticos y sin distingo de cargos, federales o estatales, sentenciaron de manera sumaria: ¡Asesinos! O acaso ya tienen identificado al culpable, como señaló una pancarta de la Facultad de Filosofía y Letras: Ayotzinapa, fue el Estado.


Fue una ebullición con tintes de rebelión. El destino de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa catalizó el drama de los desaparecidos que arrastra el país desde hace años y que ahora es repudiado a coro por los jóvenes que reclaman: "PRI, PAN, PRD=narcogobierno", un gobierno al que sin regateos le imputan la responsabilidad principal en la tragedia de Ayotzinapa.


Nos arrancaron tanto que hasta el miedo se llevaron, decía una de las miles de pancartas enarboladas en el Día de Acción Global por Ayotzinapa, cuya convocatoria unificó ayer a la comunidad estudiantil que salió a las calles en una marcha multitudinaria. A saber las cifras, pero cuando los padres de los jóvenes desaparecidos comenzaban a hablar frente a las puertas de Palacio Nacional, el último contingente sorteaba la glorieta de Colón y pasadas las 21:30 horas ingresaba a la Plaza de la Constitución.


Muerte, sangre, corrupción


Incontables escuelas hicieron acto de presencia en la movilización e insólitamente entre ellas hubo grupos del Instituto Tecnológico Autónomo de México. Cada conjunto se esforzó por plasmar su identidad escolar, pero hubo denominadores comunes que los unificaron en la protesta: muerte, sangre, corrupción, desaparecidos.

Y algo más: gran parte de los contingentes llevaron a niveles más altos la responsabilidad de los hechos de Ayotzinapa y corearon: ¡Fuera Peña!

En la vanguardia de la movilización, padres y madres de los normalistas desaparecidos. Con la tristeza a cuestas llevaban consigo los retratos de sus hijos, de quienes nada saben desde hace 27 días. Caminaron en silencio la mayor parte del trayecto, pero a ratos algunos desahogaron su impotencia y exigieron, por enésima vez, la renuncia del gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y que se castigue a los culpables de los homicidios y desapariciones de normalistas, para rematar con una advertencia: si las autoridades estatales y federales no pueden hacer justicia, que se vayan todos.
Alexander, ¡vivo!; Martín, ¡vivo!; Carlos, ¡vivo! Uno a uno se pasó lista a los estudiantes desaparecidos mientras la manifestación recorría Paseo de la Reforma y avenida Juárez rumbo al Zócalo.


El paso de los familiares de los normalistas y de sus compañeros de estudios fue atestiguado por miles de personas que formaron vallas a los costados de los contingentes a lo largo de Reforma.

Con enormes retratos de los jóvenes desaparecidos, la vanguardia del contingente entró al Zócalo. Se colocó en la parte central del templete, desde el cual los oradores recordaron una y otra vez: Nos faltan 43 compañeros, a quienes dejaron 43 sillas vacías para patentizar su ausencia. Tres sillas más tenían una veladora, para recordar a los normalistas que fallecieron aquella noche.

El gobierno no nos ha respondido como debería. Le demandamos que nos dé respuesta lo más pronto que pueda. Les vamos a dar dos días más; si no, tomaremos otro tipo de medidas. Que se atengan a las consecuencias, dijo desde el templete uno de los hombres cuyos hijos no aparecen.

Otro de los padres señaló que en Ayotzinapa la gente se está organizando para buscar a los que se llevaron a sus hijos. Y reiteró: Les damos dos días o vamos a tomar otras acciones.


Casi cuatro horas de movilización

Convocada para las 18 horas, la marcha se retrasó ante la interminable confluencia de contingentes que llegaron a las inmediaciones del Ángel de la Independencia, que padeció el embate de la indignación de los jóvenes, mientras la policía capitalina estuvo ausente o, al menos, desplegada de forma discreta.


La intensidad de las consignas dio cuenta de la relatividad del tiempo en esta tragedia. Entre la parsimonia gubernamental para esclarecer los hechos y el apremio, con tintes de emergencia nacional, que para la comunidad estudiantil tiene conocer el destino de los 43 desaparecidos.


La lucha tuvo varias formas de expresión. En las inmediaciones del Ángel de la Independencia varios jóvenes desafiaron la solemnidad del monumento y embozaron a las petrificadas mujeres que simbolizan la justicia, la paz y la ley. Parecía demasiada ironía para los tiempos que vive el país y optaron por ocultarles el rostro.


Antes de salir, el contingente del Instituto Nacional de Bellas Artes dio muestras de su particular forma de protesta: la danza y la música contra el horror de Ayotzinapa. Vestidos de negro, varios jóvenes improvisaron una danza ¿por la vida o por la muerte? La interpretación fue celebrada por la masa que remató con gritos en demanda de la aparición de los normalistas.


Otro grupo de estudiantes optó por el desnudo. Los cuerpos de las mujeres de la Escuela Nacional de Antropología e Historia cubiertos con pintura que simulaba la sangre de un país violento, y la consigna: No más muertes.

Porque la agresión contra los jóvenes debe atraer la atención social, porque nuestros cuerpos desnudos muestran la indefensión en la que estamos los estudiantes, explicó una alumna.

La diversidad de la protesta fue del silencio casi con tono de procesión hasta el legendario estribillo contra el ¿viejo régimen?: ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos! Algunos grupos con rítmica música taladraron las calles con esa añeja consigna.

Entre la gran cantidad de grupos estudiantiles se intercalaron organizaciones sociales que añadieron al reclamo popular sus propias demandas: el Sindicato Mexicano de Electricistas, los campesinos de San Salvador Atenco y representantes del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, entre otros.


La enorme columna de manifestantes (50 mil personas, según el Gobierno del Distrito Federal) hizo imposible la confluencia de todos en el mitin central. Padres, madres y normalistas de Ayoztinapa demandaron desde el templete la salida de Enrique Peña Nieto y de Ángel Aguirre Rivero, cuando gran parte de la multitud apenas ingresaba a la avenida 5 de Mayo.


Mientras algunos oradores desahogaban a las puertas de Palacio Nacional sus sentimientos de rabia, dolor, tristeza e indignación, o todos juntos, el Zócalo se llenaba paulatinamente de centenares de veladoras que rodearon el asta bandera. En amplios espacios de la Plaza de la Constitución la consigna política dio paso al silencio, mientras las luces de la veladoras ardían en memoria de los desaparecidos.


La marcha concluyó pasadas las 22:30 horas. Asistieron casi todas las escuelas de la región, aunque una pancarta fue el epígrafe de la movilización: No somos todos, nos faltan 43.


 

Crece en AL y Europa el clamor por la presentación con vida de los normalistas


ARMANDO G. TEJEDA, STELLA CALLONI Y ENRIQUE GUTIÉRREZ
Corresponsales

Vivos se los llevaron, vivos los queremos, se escuchó y se leyó en actos de protesta y concentraciones efectuadas en ciudades europeas y latinoamericanas para exigir el regreso con vida de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero.


En Barcelona, París, Helsinki, Copenhague, Florencia, Madrid, Londres, Buenos Aires, Santiago de Chile, La Paz y Bogotá, entre otras urbes, se escuchó también el clamor de justicia.


Con fotografías de los jóvenes estudiantes, ante las cuales se prendieron veladoras, o con mantas y pancartas, ciudadanos de diversas partes del mundo expresaron su indignación por este crimen de Estado, en céntricas plazas y representaciones diplomáticas, con mensajes contra el gobierno de Enrique Peña Nieto y contra el Estado mexicano.
En Barcelona, en la céntrica Plaza de Cataluña, más de 200 personas se concentraron de noche, custodiadas por una inmensa réplica del Guernica, cuadro que pintó Pablo Picasso en 1937 para denunciar el que fue el primer bombardeo de un ejército contra una población civil, precisamente a la ciudad vasca de Gernika, masacrada durante la Guerra Civil española por los aviones nazis a petición de Francisco Franco.

Además desplegaron una pancarta en la que se leía: "Tots som Ayotzinapa" (Todos somos Ayotzinapa, en catalán), una bandera de México y mensajes de solidaridad.

En Madrid, estudiantes que participaban en la manifestación en defensa de la escuela pública, que reunió a más de 30 mil jóvenes, mostraron pancartas en solidaridad con Ayotzinapa y reclamaron también que los estudiantes sean devueltos con vida.

En París, decenas de mexicanos se concentraron en las inmediaciones de la Torre Eiffel y desplegaron pancartas y fotografías en glorietas emblemáticas, en las que se podía leer: Ayotzinapa, crimen de Estado. Y de nuevo el lema Vivos se los llevaron, vivos los queremos.


En Helsinki hubo una concentración pacífica frente a la embajada de México, donde ciudadanos mexicanos y finlandeses se congregaron en torno a un mensaje: Una luz por Ayotzinapa.

Lo mismo ocurrió en Copenhague, donde mexicanos y daneses mostraron pancartas con el mensaje Todos somos Ayotzinapa. Todos somos politécnicos. En Florencia, en la mítica Plaza de la Señoría, una veintena de ciudadanos mexicanos e italianos desplegaron las fotografías de los jóvenes estudiantes, ante las que prendieron veladoras.
En Buenos Aires, ante la embajada de México en Argentina, convocadas por la Asamblea de Mexicanos en ese país, unas 200 personas exigieron la presentación con vida de los 43 estudiantes.

La Asamblea de Mexicanos agradeció la respuesta local en este día de acciones mundiales y coordinadas para expresar la solidaridad con los normalistas.

En Santiago de Chile, ante una férrea guardia policial, decenas de jóvenes se reunieron anoche ante la embajada de México para hacer presente el repudio y el horror por los 43 estudiantes normalistas desaparecidos.

Los organizadores de la concentración indicaron que se necesita la voz de toda América Latina para exigir la aparición con vida de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos.

Publicado enInternacional
Miércoles, 22 Octubre 2014 19:13

En la sociedad del control uniformado

Una sociedad bajo control policial y uniformado, esa es la colombiana. Conglomerado humano sometido a diversidad de violencias, corrupción del más alto nivel y maniobras constantes para subordinar el Estado al beneficio personal; uso excesivo de la fuerza para controlar las infracciones y desavenencias cotidianas, arrogancias diarias del poder y sus efectivos que hacen del día a día algo cada vez más difícil de sobrellevar; sociedad sumida en la injusticia económica, los moralismos trasnochados y un inmenso faltante de ética.

En esa sociedad, donde el gobierno de los privilegios es la constante, quienes controlan desde siempre el poder intentan enrutar la vida cotidiana a través de normas que, como en las reunidas en el proyecto de reforma –en trámite en el Congreso– del llamado Código Nacional de Policía y Convivencia, pretende reglamentar, sancionar, castigar, enrejar, toda acción "anormal" y toda desavenencia. ¿La injusticia que potencia los comportamientos "anormales" podrá controlarse a través de sanciones, represión y violencia "legítima"? ¿Será posible que así sea?

Artículo 1. Objeto del código. Este Código tiene un carácter preventivo y busca mantener las condiciones para la convivencia en el territorio nacional propiciando el cumplimiento de los deberes y obligaciones de las personas naturales y jurídicas, así como determinar el ejercicio del poder, la función y la actividad de policía, de conformidad con la Constitución Política y el ordenamiento jurídico vigente.

En esa sociedad, donde los ricos cada vez concentran más y la pobreza cubre todos los rincones del país, donde el asesinato es una profesión que cautiva a no pocos, pero también donde quienes tienen que proteger la vida y honra de la ciudadanía hacen todo lo contrario por unos pocos pesos, ¿será posible que las normas suplan lo que la economía y la política diaria determinan como condición natural?

Artículo 2. Objetivos específicos del Código. [...]. 2. Promover el respeto, el ejercicio responsable de los derechos y libertades, la solidaridad y el cumplimiento de deberes y comportamientos que favorezcan la convivencia entre las personas.

Aquí, en este país, donde desde antes de despuntar el sol las calles están llenas de mujeres y hombres que con sus pequeños tendidos, mostradores y chazas tratan de atraer la atención de un posible comprador que les asegure el ingreso con el cual garantizar la vida propia y la de los suyos, miles de miles que sudan el peso con gran esfuerzo, vendiendo, revendiendo, gritando, cantando en calles y buses, contando cuentos en el transporte público, mintiendo, fingiendo; donde el sábado y el domingo para no pocos/as dejó de ser la oportunidad para el esparcimiento, el descanso y la recreación convirtiéndose en otro día laboral; en esta sociedad, donde los borrachos o drogadictos atropellan transeúntes desprevenidos que en las aceras esperan el bus que los habría de llevar a su lugar de destino; sociedad donde el poder aún no logra la legitimidad –aunque cargue la legalidad– requerida para poder ganar el consentimiento ciudadano, voluntario, espontáneo, natural, quienes controlan el poder consideran, en contra de la realidad, que todo tiene que estar reglamentado, medido, penalizado, y que de la norma surgirá una realidad diferente a la que afecta a los millones que ellos oprimen con su desgobierno. Allí, donde las multinacionales explotan desde décadas atrás extensas zonas del país, dejando pobreza y tristeza a su paso, allí según el proyectado Código Nacional de Policía y Convivencia será un delito:

Artículo 141. Comportamientos contrarios a la minería. [...] 14. Portar, almacenar, transportar o tener más de diez (10) gramos de oro sin título minero u obtenido en actividades de barequeo.

Artículo 187. Comportamientos contrarios a la convivencia en los sistemas de transporte motorizados o servicio público de transporte masivo de pasajeros. [...] 12. Perturbar en los medios de transporte públicos, la tranquilidad de los demás ocupantes mediante cualquier acto molesto

En esa sociedad de leguleyos y embaucadores, donde se considera que "todo debe estar sometido a la norma", donde la "seguridad privada" multiplica por tres la seguridad oficial, donde cada negocio tiene un celador a su entrada el mismo que con ojos inquisidores te sindica y declara culpable desde que te ve, allí donde te requisan a cada paso, con o sin motivo, donde temes que un policía se te acerque, en ese país donde la solidaridad es cada vez más escasa, con casas y negocios cada vez más enrejados que te distancian del vecino, territorio y espacios recubiertos con cámaras que por todas las calles registran y graban tus pasos haciendo de la privacidad un extraño tiempo ya pasado; allí donde los gobernantes tienen la política como un muy buen negocio, ellos, los mismos de siempre, los que no dejan de considerar que la normativización de la vida, su regulación hasta el último detalle, es el camino para garantizar la convivencia.

Artículo 92. Participación de la seguridad privada en las actividades que involucran aglomeraciones de público complejas [...]. Las empresas de seguridad y vigilancia privada podrán designar de manera específica a miembros de la empresa para que puedan trasladar de manera inmediata ante las autoridades de policía a personas que estén contrariando la ley y las normas de convivencia en las actividades que involucran aglomeraciones de público complejas (sic).

Artículo 187. Comportamientos contrarios a la convivencia en los sistemas de transporte motorizados o servicio público de transporte masivo de pasajeros. [...] 6. Agredir, empujar o irrespetar a las demás personas durante el acceso, permanencia o salida de estos (sic)

No es casual que en esa sociedad, un día cualquiera aparezca en el Congreso de la República el Ministro de Defensa –un señor que sólo le falta quepis para actuar como general– para radicar un proyecto de reforma al Código Nacional de Policía y Convivencia. "¡El Ministro de Defensa dirigiendo la Policía!". No es extraño, el nuestro es un país que parece congelado en la época de la Guerra Fría, donde todos los ciudadanos eran vistos como enemigos y, de hecho, hoy, no décadas atrás, hoy los movimientos sociales aún son vistos como enemigos por enfrentar y destruir, por lo cual sus voceros y principales dirigentes son señalados, sus comunicaciones chuzadas, su vida diaria registrada paso a paso, y en no pocas ocasiones perseguidos y asesinados.

Artículo 86. Perturbación de la convivencia. [la Policía] podrá impedir la realización de reuniones, marchas o desfiles públicos que no hayan dado aviso al alcalde o su delegado siguiendo los requisitos establecidos en el artículo 82, o cuando éstos no cumplan las condiciones señaladas por la autoridad.

Artículo que en la Ley de Seguridad Ciudadana no deja resquicios:
"Art. 353A. Obstrucción a vías públicas que afecten el orden público. El que por medios ilícitos incite, dirija, constriñe o proporcione los medios para obstaculizar de manera temporal o permanente, selectiva o general, las vías o la salud pública, la seguridad alimentaria, el medio ambiente o el derecho al trabajo, incurrirá en prisión de veinticuatro (24) a cuarenta y y ocho meses [...].

Parágrafo. Se excluye del presente artículo las movilizaciones realizadas con permiso de la autoridad competente en el marco del artículo 37 de la Constitución Política"

En esa sociedad, sumergida en el hielo de la por tantos años vigente doctrina de la Seguridad Nacional, la Policía continúa, a pesar del paso del tiempo, militarizada, funcionando como una parte más del Ejército. Una fuerza policial, y unas fuerzas armadas que parecen ocupar y controlar un territorio invadido, con unidades en todas las esquinas, deambulando en sus motos y carros sin contención ni respeto de las mismas normas que ellos tienen por misión garantizar; uniformados que paran y acosan sin descanso a quienes están negados de todo y por tanto tienen que dar con su humanidad en la calle, deambulando por aquí y por allá, durmiendo en cualquier lugar, maltratados, y debiendo abrir los ojos ante el acoso del verde que le "ofende" ver la miseria, al despojado, al leproso moderno, acurrucado, envuelto entre desechos, tratando de contener los efectos de la inclemencia del clima, sin ánimos ni motivos para levantarse, ¿para qué? ¿para hacer qué? ¿Acaso vive? Sí, ¡sobrevive! ¡Y que mal!

Artículo 60. Comportamientos que afectan las relaciones entre las personas y las autoridades. [...] Parágrafo 1. Las autoridades y en particular el personal uniformado de la Policía, deben dirigirse a los habitantes con respeto y responder a sus inquietudes y llamado con la mayor diligencia.

Artículo 66. Comportamientos que afectan a las personas con discapacidad. [...] 1.
Realizar, permitir o inducir abusos o maltratos contra los habitantes de la calle

Esa misma fuerza que somete a "reeducación" a jóvenes bachilleres para en escasos tres meses colocarlos en la calle para realizar lo que no les compete: requisar, acosar, perseguir, ofender, engreírse creyéndose la autoridad que ni son ni tienen ni representan. Dejar de ser jóvenes, soñadores, creadores, lúdicos, para pasar a actuar como sindicadores, señaladores de sus pares, ¿qué les podrá deparar esto que no sea disciplinamiento y conformismo?

Artículo 179. Comportamientos contrarios al cuidado e integridad del espacio público. [...] 11. Escribir o fijar en lugar público o abierto al público, postes, fachadas, antejardines, muros, paredes, elementos físicos naturales, tales como piedras y troncos de árbol, de propiedades públicas o privadas, leyendas, dibujos, grafitis; propaganda, avisos o pasacalles, pancartas, pendones, vallas, banderolas, sin el debido permiso.

En esta sociedad, donde los detentadores del poder se han encargado de desunir el cuerpo social, donde la reproducción del miedo y la desconfianza con el vecino es una misión diaria de los grandes medios de comunicación, ahora aspiran que con la reforma del Código de Policía los comportamiento cotidianos de las mayorías negadas y excluidas sean diferentes. ¿Podrá ser real tanta irrealidad?

Publicado enEdición Nº207
Miércoles, 22 Octubre 2014 18:54

Con paso de sastre turbayista

Con paso de sastre turbayista

Con el supuesto de luchar contra la corrupción política y electoral, el gobierno impulsa la denominada reforma constitucional "Equilibrio de poderes", con la que dice buscar la no reelección presidencial, el voto obligatorio –que por oferta y demanda simplemente reducirá el costo de la compra–, y la lista cerrada, que ocultará a los candidatos desacreditados tras unos que gocen de buena reputación". Además, tiene como foco la circunscripción nacional, la lista abierta y el voto preferente, intentando golpear el voto de opinión, voto de castigo contra el poder tradicional.

Una reforma al sistema política se lleva a cabo con el fin de recomponer la relación vivida al interior del mismo en determinado momento histórico. Una reforma de este carácter puede darse como medida para desarrollar la democracia y ampliar el reconocimiento de nuevos actores, o en sí, para perfeccionar el sistema electoral.

Por lo general una verdadera reforma al sistema político es fruto de consensos entre la diversidad de actores que están y aspiran a estar en el escenario político representativo, o en caso contrario, una reforma política puede ser un reversaso para las conquistas democráticas de la ciudadanía. Acción propia de las dictaduras militares y civiles.

Caso sui generis. En Colombia una reforma política es el producto del acomodamiento momentáneo de las circunstancias de una crisis en la relación de los actores clientelistas, más que la necesidad de mejoramiento constitucional para ampliar la democracia. En efecto, y no en vano, desde 1991 hasta la actualidad, sin incluir la presente, la Constitución ha sufrido 39 remiendos. Uno de los primeros consistió precisamente en volver a la figura de parlamentario principal y suplente, lo cual motivó que un senador electo le diera entrada las veces que quisiera a su segundo, tercero y así sucesivamente, al personaje que le siguiera en lista. Esto no fue más que un acomodamiento clientelista.

La fallida reforma a la justicia vía constitucional del año 2013, fue otra trama para acomodar las circunstancias de tiempo de los miembros de las altas cortes, con el fin único, de mejorar sus prebendas salariales y pensionales. Unos años atrás, la reforma constitucional del momento fue para desmejorar las prestaciones pensio-nales de los colombianos y otra para darle vía libre a la entrada de capital extranjero sin temor a las nacionalizaciones.

Con los hechos presentados, se contradice el decir, que "sólo puede concebirse una democracia de acuerdo con reglas y orientaciones específicas"1, pero más aún, en nuestro caso, "la representación política (no es), el instrumento que enlaza la comunidad política con el gobierno", y deja de lado el sentido que "el gobierno, como la Constitución, encarna la comunidad política"2.

"Equilibrio de poderes", la actual propuesta de reforma constitucional que está en curso, dice buscar la no reelección presidencial, acción necesaria ya que al interior del propio bloque de poder, tanto político como clientelista, se encuentra con que en su disputa por puestos y prebendas las fuerzas políticas tropiezan con reelecciones en una diversidad de instancias ejecutivas, judiciales y electorales entre otras, que en su momento les facilitaban una rotación de cargos "sin traumatismo". En tal sentido, más que buscar consensos para ampliar la democracia, incluso, incluir elementos tácitos de los acuerdos de La Habana en lo referente a su punto segundo, lo que persigue en sí está reforma es un objetivo eminentemente clientelista.

Precisamente, a decir del senador Jorge Robledo, "Las reformas legales han de ser juzgadas por lo que proponen y por lo que no proponen; por lo que muestran y por lo que ocultan"3. En este sentido, la de poderes es la de la 'mermelada', el clientelismo y el fraude electoral, ya que "La del santismo ni menciona estas lacras y exhibe dos falsas soluciones contra la corrupción: el voto obligatorio, que por oferta y demanda simplemente reducirá el costo de la compra, y la lista cerrada, que ocultará a los candidatos desacreditados tras unos que gocen de buena reputación"4.

A decir del Polo Democrático, y con razón, "La reforma santista, además, se dirige contra la circunscripción nacional, la lista abierta y el voto preferente, de manera que golpea el voto de opinión, que es aquel en el que el ciudadano sí vota libremente, como sucede con los electores del Polo Democrático Alternativo. Igualmente, la reforma del gobierno presenta esos cambios como si de verdad atacaran la corrupción política y electoral, cuando, si mucho, le abarata sus costos y la esconde del escrutinio ciudadano. Y mantiene vigentes el umbral de tres por ciento, la cifra repartidora y el actual diseño de Consejo electoral, tres mecanismos calculados contra las fuerzas minoritarias".

Con esta realidad al frente de nuestros rostros, nos encontramos, parafraseando a Marx, que los cambios constitucionales en Colombia ocurren como "comedia" y, aún más, como "tragedia", al tiempo que como farsa. Y en el mismo sentido del ilustre alemán, "el interés más exclusivo (del clientelismo) se impone al más amplio", que debiera ser el de ampliar la democracia, lo cual no ocurre hasta ahora.

Al así suceder, no queda duda, los cambios constitucionales oficiados en nuestro país desde la cúpula del poder tradicional, no han buscado más que, y de manera exclusiva, que los sectores dominantes, tanto económicos como políticos clientelistas, no choquen entre sí con el "disfrute de los derechos iguales de las clases dominantes y sus aspiraciones políticas"5.

 

La reforma que Colombia necesita

 

Colombia necesita una reforma de fondo de todo el sistema político y electoral, que empiece por prohibir y perseguir en serio el constreñimiento al ciudadano en todas sus manifestaciones y que cambie la actual estructura (Consejo Electoral y Registraduría), diseñada para que las organizaciones políticas del establecimiento impongan un tipo de oscura partidocracia al servicio de intereses que no son los de los colombianos6.

En nuestro país, el clientelismo y la corrupción son las características esenciales, tanto del sistema político como del electoral. La compra y venta de votos, la comercialización de líderes –entre estos concejales y diputados–, el control y monopolización de entidades públicas por parte de los partidos (hoy la Unidad Nacional, ayer el uribismo, antes liberales y conservadores), los contratos a dedo, la financiación de los partidos por debajo de la mesa, el apoyo de los cacaos a los partidos liberal y conservador, el aparato estatal y con ellos sus funcionarios base del "sistema" a disposición de gamonales y caciques electorales, la financiación de las maquinarias políticas tradicionales por parte del paramilitarismo y del narcotráfico, etcétera, todo esto hace casi que imposible, a cualquier partido político de sesgo opositor, disputar de tú a tú curules para el Congreso. No más imaginar que la elección de un senador de la República, a precios de 2014, puede costar cerca de 10.000 millones de pesos, en especial en la Costa Atlántica, nos da una imagen del tipo de régimen político que tenemos y la dificultad para, siquiera, oxigenarlo.

Por ello, más que espacios políticos transitorios lo que debe garantizarse, como parte de la negociación en curso en La Habana, es una reforma política y electoral a fondo, tendiente a cambiar el sistema de repartición de curules, darle oportunidades a la guerrilla en sus tradicionales zonas de influencia, permitiéndoles ser actores protagónicos del sistema político, de manera que se sientan parte de nuestra democracia, en vez de excluidos otra vez, como actualmente sucede. La participación política no debe estar al servicio de los delfines y familiares de altas "cumbres" sociales, sino que debe ser el escenario de la confrontación de ideas y proyectos de sociedad y gobierno.

En este sentido, la oposición, como explica Giovanni Sartori, deberá contar con un estatuto serio a su favor, ya que "Cuando no se limita el ejercicio del principio mayoritario, surge la tiranía de la mayoría. En sustancia, aquí el problema es o son los derechos de la minoría". Es inconcebible, que desde 1991, cuando se estableció por Constitución el Estatuto de la Oposición, éste no se haya concebido, en lo fundamental por temor a que el clientelismo sea debidamente auscultado por partidos diferentes a los tradicionales. Es más, hoy el Centro Democrático añora un Estatuto de la Oposición, cuando el uribismo en su momento lo negó. Cosas de la vida.

Al analizar en profundidad lo acordado en La Habana hasta ahora, y por lo cual Santos dice "que la paz está de un cacho", lo que encontramos es retórica, nada en concreto, y de aceptar las farc dicha retórica, entonces se cumplirá la sentencia de Roy Barreras que a las farc las "muelen" en las primeras elecciones en que participen.

De esta manera, aceptar la propuesta de reforma política del gobierno Santos, dizque en busca del "equilibrio de poderes", es aceptar la continuidad del clientelismo en todas sus formas. Y ojo, no es que el clientelismo se acabe por decreto, pero por lo menos una democracia debe darle a la oposición dientes para llevar a cabo su trabajo de juicio parlamentario y disponer de una relativa igualdad de condiciones para participar en una contienda electoral. ¿Quién le puede ganar a los Ñoños en Córdoba, cuándo de por medio disponen de miles de millones en mermelada para repartir? Y así sucesivamente. ¿Quién le puede ganar a "Robert" Gerleín, cuando cuenta con la abultada chequera de su hermano Julio Gerleín, gran contratista del Estado nacional? Ejemplos sobran, y hoy podemos decir, que el Congreso en sí es una mafia. Una clase social que dispone de oportunidades, recursos y formas de incidir en la organización social, política y económica del Estado colombiano, más que ningún otro sector, incluso, si quisieran, arrodillarían a los "cacaos".

Así, ¿de que democracia hablamos en Colombia?

 

* Magíster en ciencia política, Universidad de los Andes.

1 Arato, Andrew, "Formas de diseño constitucional y teorías de la democracia", en: Lapolítica # 4, Paidós, Madrid, página 59
2 Rivero, Ángel, "sobre la constitución de la comunidad política y su representación", en: Op. Cit, página 99
3 Ver: http://bit.ly/1okGMiv
4 Ver: http://www.moir.org.co/Reforma-a-favor-del-clientelismo-y.html
5 Ver. Carlos Marx, "El dieciocho Brumario de Luis Bonaparte", Obras escogidas, Tomo I, Editorial progreso, Moscú, 1973, Página 419.
6 jorgerobledo.com/la-reforma-politica-y-electoral-de-santos-mantiene-y-oculta-un-sistema-inicuo/

 

 

Con el país en la cabeza

Una verdadera reforma política, con criterio de paz, debe disponer por lo menos de los siguientes aspectos:

Derecho de acceso propio a la información del Estado, clasificada o no; presencia de la oposición, por derecho, en el Consejo Nacional Electoral; acceso al registro electoral del país y de colombianos en el exterior; implantación del voto electrónico en todo el territorio nacional; representación en las registradurías departamentales y municipales; financiación plena de las campañas electorales; representación amplia en las Mesas Directivas de Senado y Cámara, así como sus Comisiones, incluyendo sus secretarías por derecho propio; posibilidad de réplica en todos los medios de comunicación; participación en las Comisiones Accidentales, incluyendo la de Relaciones Exteriores, Endeudamiento Externo y Militar; participación en las directivas de Ecopetrol, Banco de la República y servicio civil, entre otras; participación en los órganos de control, y derecho propio en la Procuraduría, Defensoría del Pueblo y Contraloría. Pero también se les debe abrir canales para participar en la selección de los magistrados de las altas Cortes, e incidir en el sistema judicial, etcétera.


Todos estos aspectos deben estar presentes en las negociaciones de La Habana si de verdad no queremos repetir la historia de tragedia y muerte de los últimos 60 años, y la fallida e irreglamentada Constitución de 1991, la cual dejó su actualización al clientelismo.

En cuanto al sistema electoral, lo preferible es mantener el sistema de listas cerradas por partidos o movimientos políticos a nivel nacional, o en su caso, si se trata de darle representación a las regionales, dividir el Senado entre 60 senadores de lista nacional y 60 de listas regionales. Ojo, regiones, no departamentos, y ampliar los cupos departamentales en la Cámara para los antiguos territorios nacionales.

La democracia cuesta, eso lo señaló en alguna ocasión Carlos Gaviria, y tiene la razón. Se critica mucha el costo del Congreso, pues entonces, redúzcanse los salarios de los congresistas y acaben esa sinvergüencería llamada UTL Unidad de Trabajo legislativo, y nómbrese equipos por partidos. Ahí existen recursos para ampliar las representaciones regionales tan comentadas y solicitadas. Un ejemplo, España con una población similar a Colombia, tiene un Congreso (Senado y Cámara de Diputados) de 550 miembros.

Pero si algo no debe quedar por fuera de una verdadera reforma política, es la lucha contra el clientelismo, comenzando por la legalización, o no, para todos y por igual de las asignaciones específicas, pasando por el nombramiento de los registradores y veedores electorales, y llegando a la financiación de la campañas electorales, poniéndole el ojo a la financiación por "debajo de la mesa", esa que se presta para la compra de votos y registradores. Si una campaña electoral, a la luz pública supera los topes electorales, en la realidad, no en las estadísticas de información, debe penalizarse y responder con la disminución del número de curules. Pero algo más a fondo, no puede permitirse que continúe el cuento de nunca acabar de que el abuelo fue ladrón, luego el hijo, y el cupo al senado ahora le pertenece al nieto, como sucede con la familia García Romero–Zuccardi. La comunidad debe emplear una sanción social y penal en estos casos.

Reforma para abrir el sistema político. Pensar y calcular, como lo hacen muchos parlamentarios liberales y conservadores, que la guerrilla entre al Congreso "y que después la molemos", es lo peor que nos podría suceder como país. A Colombia le hace falta una oposición orgánica, seria y consecuente, pero sobre todo que pueda existir y desempeñarse con garantías. Que tenga capacidad de denuncia y ser alternativa de poder democrático. Pero si el "sistema" aporta a la democracia, tanto la guerrilla como la izquierda también deberán aportar, así como la sociedad en su conjunto; un primer aporte de esta izquiera radica en vencer sus egos, "ismos" y divisiones que le han caracterizado a través de su historia, entendiendo por esto –por las razones expuestas– que la unidad en sí misma es la razón de su supervivencia en un sistema político y electoral altamente competitivo.

Finalmente, quién lo creyera, una verdadera reforma constitucional pasa por La Habana, y hasta ahora esto no ha sucedido, aunque tengamos presente que "El conflicto de clase puede ser perfectamente un importante medio para el desarrollo de los derechos ciudadanos"*, y es el momento para que así suceda.

* Held, David, "ciudadanía y autonomía", en: Lapolítica # 3, Paidós, Madrid, página 53.

Publicado enEdición Nº207
Ciberguerra, ciberyihadismo y control de Internet en la era de la desinformación

La ciberguerra, de la que Estados Unidos (EU) ostenta el cuasi monopolio global, tiene aterrados a Rusia y a China (http://goo.gl/73SrvV) cuando ambos exhiben su vulnerabilidad a la Internet controlada por trasnacionales israelí-anglosajonas, en sincronía con el demoledor socavamiento de la letal Agencia de Seguridad Nacional (NSA, National Security Agency: http://goo.gl/tEbyIu), cuya horadación hasta la intimidad de los ciudadanos fue revelada por Edward Snowden, hoy asilado en Rusia.

La industria global de las telecomunicaciones está controlada por NSA, y las recientes revelaciones de Snowden –sus ciberagentes en China, Alemania y Sudcorea– prueban de nuevo que EU es el máximo agresor y espía de las redes de Internet, según Zhang Junshe, del People's Daily: portavoz del Partido Comunista Chino (http://goo.gl/Km7ceU).


China y EU se acusan mutuamente de ciberespionaje y ciberataques, pero, según Junshe, China defiende la seguridad de su ciberespacio en forma resuelta y está comprometida a combatir el cibercrimen, por lo que exhorta a la comunidad internacional establecer reglas internacionales en el Internet, con base en el respeto mutuo e igualdad. ¡Qué candidez! Junshe no entiende el depredador ciberunilateralismo de EU, que posee en la ciberguerra su ventaja competitiva por encima de sus rivales geoestratégicos Rusia y China.


Wikileaks filtró el segundo borrador del capítulo de Propiedad Intelectual del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés), que censurará Internet y reprimirá la libertad de expresión global (http://goo.gl/pIz2gx).


El TPP comporta ya a 12 países, entre ellos el bárbaro multihomicida México neoliberal itamita al que, según el portal antiwar, EU solapa sus crímenes de estudiantes.


Cuesta trabajo digerir, aun en la era de la desinformación, la sorprendente capacidad tecnológica de la ciberguerra terrorista de los bárbaros medievales del califato del Estado Islámico yihadista, que parece representar el persuasivo gatillo para amedrentar a los enemigos de EU, como acaba de suceder con su amenaza a muerte al Papa italo-argentino Francisco, quien recibió a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, con el telón de fondo del brutal ataque especulativo de los fondos buitres israelí-anglosajones (http://goo.gl/7LXGDm).


Según "una copia vista por el Financial Times" (el viejo truco de la desinformación clandestina), ahora resulta que los yihadistas, amén de su prolífica producción en las redes sociales –que extrañamente no han sido detectados por los controladores de la www global–, constituyen una organización con una comprensión sofisticada (¡supersic!) de los métodos de vigilancia occidental en el mundo post-Snowden (http://goo.gl/KZQyvy).


La desinformación del Financial Times –que con la revista The Economist forma parte del Grupo Pearson, propiedad de BlackRock, el mayor banco de inversiones del mundo (http://goo.gl/nB3ag4), quiere vender que los bárbaros medievales del califato islámico son tan capaces como los hackers de EU.


Dejo de lado la descontrolada ciberbarbarie yihadista, para abordar un perturbador ensayo del profesor James Tracy (http://goo.gl/qoHb2I) sobre La guerra, la propaganda de los multimedios y el Estado policiaco (http://goo.gl/hm3oFU).


Quienes hayan visto la muy recomendable película La dictadura perfecta –sátira de Televisa, con sus narcomontajes macabros, y la procuración de justicia con el sello Edomex– no se asombrará con algunos hallazgos de Tracy sobre las técnicas modernas de propaganda utilizadas por el Estado trasnacional para reforzar políticas destructivas antidemocráticas que en forma rutinaria entraña la manufactura y manipulación de noticias de eventos para moldear a la opinión pública con el fin de conseguir fines aviesos mediante la ingeniería del consentimiento (Edward Bernays dixit).


Tales noticias de eventos incluyen, además de la agenda política, actos de aparente terrorismo espontáneo y militarismo que traumatizan al cuerpo político para aceptar en última instancia narrativas falsas como realidades (¡supersic!) políticas e históricas. ¿Quién habrá entrenado al calderonista Genaro García Luna en sus grotescos montajes en colusión con Televisa?

 

Tracy exhuma en forma alarmante cómo los banqueros de Wall Street capacitaron (sic) a Woodrow Wilson, académico de la Universidad de Princeton, para instalarlo en la presidencia, y reunieron a un grupo de periodistas y publicistas progresistas de izquierda (¡supersic!) para vender la guerra al pueblo estadunidense.


Lo mismo sucedió con el presidente Clinton, quien fue cooptado por los banqueros de Wall Street para impulsar la desregulación de la globalización financierista (Ver mi libro: Los cinco precios del petróleo; pág. 135: El engaño infernal del milenio: Descarga gratuita: http://goo.gl/H8ouwe), además de la serie histórica del NYT (http://goo.gl/Yn7nJl; http://goo.gl/8Heuc0; http://goo.gl/N0dj4W y http://goo.gl/8CsDa9).


Tracy cita cuatro libros seminales desarrollados desde la década de 1920: 1-Walter Lippmann, The Phantom Public (http://goo.gl/6dP7Tx); 2-Edward Bernays, Crystallizing Public Opinion (http://goo.gl/s3jMpZ); 3-George Creel, How We Advertised America (http://goo.gl/nUDQ2v) y; 4-Harold Lasswell, Propaganda Technique and the World War (http://goo.gl/6BrJHM).


El israelí-alemán-estadunidense Lippmann fue un straussiano neoconservador avant la lettre, ya que, según Tracy, consideraba que la democracia popular estaba plagada (sic) por una opinión pública mal informada en forma desesperanzadora (sic) e incapaz de entender las crecientes complejidades de la sociedad moderna y que sólo los expertos podían ser confiados con tal encomienda antidemocrática. ¡Uf!

Lippmann sugiere una democracia regimentada (¡supersic!) mediante noticias tecnocráticas y el procesamiento de la información. Bernays aboga por el manejo (sic) de la opinión pública por una élite privilegiada con el fin de manipular al populacho (sic), lo cual requiere asociaciones artificiales, figuras y eventos que parezcan auténticos y espontáneos.

Bernays fue clave en la promoción del uso del tabaco, la fluoración del agua municipal y el derrocamiento de régimen democráticamente elegido de Arbenz en Guatemala.

Tracy aduce que con el advenimiento del Estado de Seguridad Nacional en 1947 emergieron programas secretos (¡supersic!) de los que los ciudadanos fueron dejados intencionalmente desinformados.


Dejo de lado la manipulación de sucesos estrujantes (Pearl Harbor, 11-S, el maratón de Boston, etc.) que los periodistas convencionales y académicos son reacios a escrutar en forma pública por temor a ser catalogados de teóricos de la conspiración, cuyo meme fue "una campaña de propaganda de la CIA en la década de los setenta para contrarrestar el reporte Operation Mockingbird, programa donde centenas de periodistas y publicistas dedicaron sus servicios para difundir la desinformación de la CIA.


Concluye que la condición sociopolítica presente y la supresión de la democracia popular son triunfos (¡supersic!) de la técnica de propaganda moderna. Amén.


alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037

Publicado enInternacional
Miércoles, 22 Octubre 2014 06:02

Subió Dilma y por eso cayó la Bolsa paulista

Subió Dilma y por eso cayó la Bolsa paulista

Taquicardia en la Bolsa de Valores de San Pablo. Luego del repunte de la candidata a la reelección Dilma Rousseff en tres encuestas divulgadas el lunes, la ronda de negocios paulista cayó el 3,44 por ciento, con lo que acumula un retroceso del 5,94 por ciento en los dos primeros días de la semana.

La curva declinante de las acciones es inversa al desempeño alcista de las intenciones de voto de la candidata del Partido de los Trabajadores (PT) con vistas al ballottage del domingo, según las encuestadoras Datafolha y Vox Populi, que le atribuyen el 52 por ciento contra el 48 de Aécio Neves, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB).
Bajaron 6,92 puntos los papeles de Petrobras y 6,77 los del Banco de Brasil, dos empresas estatales que continuarán siéndolo si vence Rousseff, pero están expuestas a eventuales procesos de desnacionalización si es electo Neves, cuyo ministro de Hacienda será Arminio Fraga, quien anticipó un ajuste al uso de los gobiernos neoliberales de la década del '90.

Dilma dijo ayer en el estado de Pernambuco que Fraga fue titular del Banco Central durante la gestión del ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), período en el se "desmantelaron" las instituciones financieras dependientes del gobierno.


Luiz Inácio Lula da Silva reforzó: "La gente tiene que escoger si vota al candidato de los banqueros o a la candidata de los brasileños... Aécio no es un hombre respetable... El no respeto a la presidenta" en los debates televisivos. El líder del PT y la candidata recorrieron el estado de Pernambuco, él único de la región nordeste, la más pobre del país, donde el PT fue derrotado en el primer turno.


Con Lula, que sigue siendo un tractor a la hora de recolectar votos, el PT apuesta fundamentalmente a recuperar posiciones en la región sudeste, con el rico y populoso San Pablo (40 millones habitantes), donde Dilma creció 5 puntos en la última semana de acuerdo con Datafolha.

Además de los sondeos de Datafolha y Vox Populi, ambos ubican a Dilma con 4 puntos de ventaja, también se publicó la proyección de la consultora MDA, donde la petista vencería con el 50,5 por ciento ante el 49,5 de su rival. Y se espera que hoy se publique una nueva consulta de Datafolha y otra de Ibope, que seguirán realizando consultas hasta el domingo del ballottage.


De todos modos, las últimas proyecciones son insuficientes para dar por cierta la victoria de la presidenta, pues se trata de escenarios elaborados dentro de márgenes de error que son de 2 puntos para más y para menos en Datafolha, y 2,2 en las otras dos empresas.

Lo que preocupa a los operadores y banqueros es la hipótesis de que Dilma haya frenado el ascenso meteórico con que Neves emergió luego del primer turno del 5 de octubre, cuando luego de dejar atrás a la ambientalista Marina Silva, saltó el 51 por ciento de intenciones de voto y parecía que su popularidad no dejaría de crecer hasta el ballottage.

Una columnista del diario Folha escribió que este distanciamiento de Dilma a pocos días del banderazo de llegada puede compararse a lo ocurrido en la reñida campaña de 1989, cuando Fernando Collor de Mello se despegó de Lula precisamente una semana antes de la segunda vuelta, tendencia que fue detectada por Datafolha.

En el PT conmemoraron ayer los resultados de las encuestas sin olvidar las previsiones erradas publicadas antes de la primera vuelta. "Sabemos que no nos podemos guiar sólo por las encuestas, la realidad es que a pesar de los errores que cometieron, la gente sigue tomándolas en cuenta, y nuestros militantes se entusiasman y salen con más fuerza", declaró ayer el senador Humberto Costa, jefe del bloque petista.


Hasta el domingo la campaña seguirá librándose en dos terrenos, la televisión y los actos callejeros.


En la disputa mediática, Aécio juega con la ventaja de tener a las empresas periodísticas de su lado, en los mitines Dilma es más fuerte porque cuenta con la militancia del PT y un orador inspirado como es Lula, que ayer arrancó aplausos y vivas del público en Pernambuco.


"Me despido diciéndoles que ustedes tienen la obligación de darme como regalo de cumpleaños la elección de Dilma, porque yo cumplo (69) años el lunes" 27 de octubre, afirmó Lula.

Publicado enInternacional
Yuan, moneda clave de la desdolarización global

La internacionalización del yuan y la desdolarización global avanzan en paralelo. En mayor medida como resultado de la debilidad de la economía norteamericana y menos como consecuencia de la desamericanización. Este segundo escenario exigiría poner en cuestión la hegemonía de Estados Unidos en su totalidad, situación que aún no existe. Sin embargo, sí hay un progreso en diversos mecanismos de cooperación financiera liderados por China de cara a la incertidumbre de los mercados financieros internacionales, el estancamiento de la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la fragilidad de la recuperación económica mundial.


En un primer momento, la desdolarización pretende amortiguar los efectos de la volatilidad de los tipos de cambio, las tasas de interés y los mercados de valores. En un segundo momento, la marcha del yuan podría alcanzar una dimensión sistémica y enfrentar al dólar en una dura batalla por conseguir reconocimiento global. Actualmente, más de cuarenta bancos centrales mantienen el yuan como referencia en la acumulación de reservas junto a las divisas dominantes (el dólar, el euro, el yen japonés y la libra esterlina). En 1999, cuando el euro entró en circulación, 70% de la composición de las reservas de los bancos centrales se mantenía en dólares. A finales de 2013, la divisa estadounidense representa 60 por ciento. En cambio, el rubro "otras divisas" en las cuentas del FMI pasó de representar 1.62% hace 15 años a alcanzar 6.51% a finales de 2013, básicamente por el peso creciente del yuan.

No hay duda de que la expansión comercial de Pekín constituye la fuerza principal para internacionalizar su moneda. Como corolario, el Banco Popular de China ha impulsado la firma de swaps cambiarios bilaterales. A la fecha posee acuerdos con cerca de 25 bancos centrales. Así, el gobierno chino creó un mercado global del yuan. Con todo, el principal desafío de la "moneda del pueblo" (renminbi) radica en que China es un país con doble superávit (cuentas corriente y capital) y no inyecta yuanes a la economía mundial, situación que complica guardar yuanes en físico. Para revertir dicha situación, el gobierno viene promoviendo la apertura gradual de la cuenta de capital a fin de poner el yuan a disposición de inversionistas foráneos: los depósitos denominados en yuanes se han multiplicado por diez en los últimos cinco años. Hasta el momento, más de 1,200 cuentas interbancarias han sido abiertas y 1.70 millones de yuanes se han colocado entre empresas y clientes individuales. No obstante, la apertura hace más vulnerable a China frente a los vaivenes especulativos y los procesos de apreciación indeseables como ha ocurrido en lo que va del año.


Fuera del continente asiático, el yuan ha conseguido apoyos importantes en Europa. En primer lugar, el espaldarazo de la City de Londres continúa rindiendo frutos luego de que Fráncfort, París y Luxemburgo se lanzaran como ciudades de comercio del yuan. Recientemente se realizó desde Londres la primera emisión de bonos soberanos en yuanes fuera de China, los fondos servirán para financiar la acumulación de reservas en yuanes del Banco de Inglaterra. Asimismo, las autoridades del Banco Central Europeo (BCE) discuten la posibilidad de incluir la moneda china en sus reservas internacionales. Es evidente que el estrechamiento de los vínculos económicos entre Europa y Asia, culminó de manera natural, en una mayor cooperación financiera entre ambas regiones que incluye entre otros elementos, incrementar el uso del yuan en la facturación del comercio: Gran Bretaña y Alemania han visto incrementados en más de ciento por ciento sus pagos denominados en yuanes entre 2013 y 2014, Francia y Luxemburgo en más de 40%, según los datos actualizados a agosto de la Sociedad para las Comunicaciones Interbancarias y Financieras Internacionales (SWIFT, por sus siglas en inglés).

En Rusia, el yuan también ha encontrado no sólo un aliado, sino un socio estratégico como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Occidente. China concretó, a principios de octubre, la firma de un swap cambiario bilateral con el banco central de Rusia por un monto equivalente a 25 mil millones de dólares, el segundo firmado con un país integrante del grupo BRICS (acrónimo de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), el primero fue con Brasil por un monto de 30 mil millones de dólares. China es hoy día el principal socio comercial de ambos países. El comercio entre Rusia y China sumó 89 mil millones de dólares en 2013. El swap de divisas abre el camino para aumentar el comercio bilateral al tiempo que opera como mecanismo defensivo frente a los bloqueos de las cuentas rusas en dólares en Europa y Estados Unidos. Más importante aún, ambas partes discuten actualmente poner en marcha un sistema de pagos alternativo a SWIFT. Los problemas de congelamiento de las cuentas en dólares por diferencias con Estados Unidos sobre aspectos de política exterior, como los casos de Irán, Cuba y más recientemente Francia (BNP Paribas), podrían neutralizarse realizando operaciones bajo una nueva institucionalidad e instrumentos de pago en proceso de convertirse en divisas.


Las proyecciones elaboradas por The Financial Times y The Economist anuncian tiempos de transición: a finales de año China sobrepasará a Estados Unidos como la primera economía mundial. En suma, China transforma la economía global y el Sistema Monetario Internacional, cada vez menos centrado en el dólar y abriendo más espacios regionales a favor del yuan.

Publicado enEconomía
Martes, 21 Octubre 2014 05:56

Guerrero y la narcopolítica

Guerrero y la narcopolítica

Una narcomanta de dos metros de largo fue encontrada en la madrugada del 16 de octubre. Apareció en la barda posterior de la escuela secundaria número tres en Iguala, Guerrero, a menos de un kilómetro del 27 batallón de infantería. En ella, en un mensaje escrito con letra de molde en pintura roja y negra, El Choky solicita justicia al presidente Peña Nieto. De paso, denuncia, con nombres, apellidos y seudónimos, a los responsables del asesinato y desaparición de los normalistas de Ayotzinapa.


El Choky fue señalado en días pasados por el fiscal general del estado, Iñaky Blanco, como jefe de sicarios de Guerreros Unidos, y responsable de ordenar la matanza y desaparición de los jóvenes el pasado 26 de septiembre, tras el ataque contra ellos de policías y sicarios.

La lista de los asociados al grupo delincuencial delatados en la manta es larga: ocho alcaldes, directores de Seguridad Pública, el delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano y distintos personajes. Según el denunciante, éstas son las gentes que el gobierno deja andar libres y cometiendo tanto delito contra la población. Finalmente aclara: No toda la culpa la tengo yo. Firma: "Atte: Choky".


El clima delincuencial denunciado por el narcomensaje no es exclusivo de Iguala y de siete alcaldías de la Tierra Caliente. El tipo de relación entre el edil José Luis Abarca, su policía local y el crimen organizado, puesto al descubierto con la masacre del pasado 26 de septiembre, está presente en muchos municipios de Guerrero. Se trata de una relación que involucra también a importantes políticos locales, legisladores estatales y federales, dirigentes partidarios, jefes de la policía y mandos militares. Es por ello que podemos caracterizar al régimen político existente en la entidad como un narcoestado.


Denuncias como la del Choky corren de boca en boca entre los guerrerenses. Empresarios, dirigentes sociales y periodistas han documentado este nexo. Parte de la prensa local y la nacional los ha publicado. En algunos casos, como en Iguala con el asesinato de los tres dirigentes de la Unión Popular, incluso se han presentado acusaciones formales ante las autoridades correspondientes. Todo ha sido en balde.

Quienes han alertado sobre la extensión y profundidad de la narcopolítica en la entidad han sido eliminados y amenazados. Cuando el empresario Pioquinto Damián Huato, líder de la Canaco en Chilpancigo, acusó a a Mario Moreno, alcalde de la ciudad, de tener vínculos con el grupo delincuencial Los Rojos, fue víctima de un atentado en el que murió su nuera y quedó herido su hijo.


Invariablemente los políticos señalados han negado las acusaciones y las han explicado como resultado de rencillas políticas, que ellos no son responsables del comportamiento de sus familiares o amigos. Han dicho que las autoridades deben investigarlos y que están en la mejor disposición de aclarar las cosas. Pero nada se ha hecho. El pacto de impunidad que blinda a la clase política ha actuado entrado una y otra vez.

Según el obispo Raúl Vera, quien estuvo al frente de la diócesis de Ciudad Altamirano entre 1988 y 1995, la impunidad es la característica más lacerante de Guerrero y su desafío más importante. Su extensión y persistencia –señala– alienta el crimen y la violación de los derechos humanos y la dignidad.

Pero la violencia no es sólo asunto de disputas entre grupos político-delincuenciales por centros de producción, rutas y plazas. Es también resultado de la decisión de los poderes fácticos de deshacerse de líderes sociales opositores y de la protección que desde el poder se les brinda a quienes los liquidan o desaparecen.

Las víctimas de desaparición forzada y de ejecuciones extrajudiciales durante el gobierno de Ángel Aguire son múltiples. La relación de asesinados y detenidos-desaparecidos durante su administración es enorme.

Entre otros muchos, forman parte de ella los ecologistas Eva Alarcón Ortiz y Marcial Bautista Valle. Los normalistas Jorge Alexis Herrera y Gabriel Echeverría. Los dirigentes de la Liga Agraria Revolucionaria del Sur Emiliano Zapata, Raymundo Velázquez y Samuel Vargas. La ambientalista Juventina Villa y a su hijo Reynaldo Santana. El síndico de Iguala, Justino Carbajal. Los integrantes de la Unión Popular Arturo Hernández, Rafael Banderas y Ángel Román. Rocío Mesino, que estaba al frente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur. Los campesinos Juan Lucena y José Luis Sotelo, promotores de una autodefensa en Atoyac. Los organizadores campesinos José Luis Olivares Enríquez y Ana Lilia Gatica Rómulo.


La narcopolítica no es asunto exclusivo del viejo PRI. Integrantes de varias corrientes en el PRD han sido señalados como parte de ella. De manera reiterada, el miembro de Nueva Izquierda y presidente del Congreso estatal, Bernardo Ortega, ha sido señalado como jefe del grupo Los Ardillos. Su padre estuvo preso por el asesinato de dos agentes del AFI y fue ejecutado al salir libre.

Servando Gómez, La Tuta, reveló en un video que Crescencio Reyes Torres, hermano de Carlos, líder del sol azteca en la entidad y parte del Grupo Guerrero, dirigido por David Jímenez, es uno de los principales dueños de laboratorios para la fabricación de drogas sintéticas, aliado del cártel Jalisco Nueva Generación.


Al mismo gobernador Aguirre se le ha relacionado reiteradamente con el cártel Independiente de Acapulco. De su líder Víctor Aguirre se dice que es primo del mandatario. Por supuesto, tanto el gobernador como el resto de los acusados han rechazado enfánticamente cualquier nexo con grupos delincuenciales.

Pese a la multitud de denuncias contra ediles y funcionarios en la entidad, los arrestos han sido escasos. Feliciano Álvarez Mesino, alcalde de Cuetzala del Progreso, fue detenido por secuestro y delincuencia organizada. Él se reivindicaba como parte del Grupo Guerrero. El oficial mayor de Chilapa, el priísta Vicente Jiménez Aranda, fue apresado por secuestro.

El asesinato y desaparición forzada de los normalistas de Ayotzinapa ha destapado la cloaca de la narcopolítica guerrerense. Falta ver si la pueden volver a tapar.


Twitter: @lhan55

Publicado enInternacional
Piketty: "Un impuesto global al capital no debe esperar a un gobierno mundial"

Hace un año el profesor Thomas Piketty —director de estudios de la parisina École des Hautes Etudes en Sciencies Sociales— publicó el más famoso libro de análisis histórico- económico desde el inicio de la crisis, "Le capital au XXI siècle". Ahora sale al mercado traducido al catalán (RBA) y muy pronto al castellano. Brillante en la discusión como en la redacción de sus 970 páginas, Piketty se ratifica y profundiza en sus fórmulas contra la desigualdad.

Pregunta. ¿Le ayudaron las críticas a mejorar su enfoque?

Respuesta. ¿Cuáles?


P. Las del Financial Times, por ejemplo, que discutían sus bases estadísticas.
R. Las contesté punto a punto. Fue una cosa más bien simpática, dieron a conocer mi trabajo. No deberían tener miedo de mi libro, no tengo una agenda oculta. Sólo soy un investigador, apoyado por un extraordinario equipo, que quiere contribuir a la transparencia para limar los desequilibrios económico-sociales mundiales. Yo no he inventado las fortunas, los patrimonios, las crecientes desigualdades. Nadie puede negar el carácter agudo de la desigualdad, que vuelve tras una larga temporada en el siglo XX en que se había logrado amortiguarla, en parte gracias a la introducción de una fiscalidad progresiva.

P. No introduce revisiones.
R. Me atengo al principio de la desigualdad formulado en mi libro con la ecuación comprobada según la cual las rentas del capital siempre superan al crecimiento económico, nadie ha podido argumentar lo contrario. Los patrimonios, inmobiliarios, industriales, bursátiles y financieros aumentan mucho más rápido (y los más altos, mucho más deprisa) que las otras rentas, basta con que dediquen un porcentaje al ahorro, para que se reproduzcan.

P. Ciertos ultraliberales y parte del mundo financiero le temen.
R. Si mi libro inquieta es porque mi perfil no es el de un militante de extrema izquierda, sino el de un científico. No me mueve la atracción del poder. Cuando cayó el muro de Berlín yo tenía 18 años, nunca tuve tentaciones comunistas, creo bastante profundamente en la propiedad privada y en las fuerzas del mercado, pero también en que hay que reducir las desigualdades del capitalismo, al servicio del interés general. Mi generación es la primera que no conoció la guerra fría. Si algunos viven instalados en ella, es su problema, no el mío.

P. Su principal propuesta contra el retorno de la desigualdad es establecer un impuesto global y progresivo sobre el patrimonio a nivel mundial...
R. ... Y también la difusión de la educación y la inversión en el conocimiento, que son probablemente los mecanismos más decisivos para la reducción de desigualdades.

P. Su impuesto mundial al patrimonio, ¿no es utópico, ingenuo?
R. ¿Por qué? El mundo acabará yendo en esta dirección. Se pueden ir dando pasos hacia él, peldaño a peldaño, en Europa por ejemplo, sin que tengamos que esperar obligatoriamente al advenimiento de un Gobierno mundial en la suposición de que sin él no pueda avanzarse nada.

P. A pasos pequeños los procesos se eternizan.
R. Mi propuesta no inventa nada en el vacío. Parto de que la mayor parte de los países han instaurado potentes impuestos sobre la propiedad inmobiliaria, las property tax. Pues hay que modernizar el esquema y transformar esos impuestos en un impuesto progresivo, y global, que grave todos los distintos activos patrimoniales netos, puesto que se han ido diversificando. Eso permitiría suavizar la fiscalidad a una inmensa mayoría de la población. Fíjese como en el Reino Unido los laboristas incrementaron la progresividad del impuesto sobre las transacciones inmobiliarias, pero luego los conservadores, no solo no la suprimieron, sino que incluso lo incrementaron. Es algo concreto, nada utópico.

P. Pero no muy frecuente.
R. Estamos en un período histórico en que los patrimonios soportan muy bien una mayor presión. España es un caso impactante. La riqueza patrimonial privada es de un nivel altísimo, supone entre siete u ocho puntos del PIB. Sería una locura no pedir a esa riqueza un poquito más de contribución.

P. Usted ha calculado que con ese impuesto la UE podría recaudar un 2% de su PIB, lo que equivale a dos ejercicios presupuestarios, y se acerca al paquete de 300.000 millones de euros de inversión propuesto por el presidente Jean-Claude Juncker para relanzar la economía europea.
R. Los patrimonios pueden afrontar fácilmente esa cuantía. Si las grandes fortunas crecen anualmente entre un 6% y un 8%; un impuesto de un 1% no sería confiscatorio, ni mucho menos.

P. Para ponerlo en práctica está el obstáculo de la evasión fiscal, difícilmente salvable..
R. La ventaja de la UE es que, si quiere, puede hacer respetar sus decisiones. Hace cinco años se creía intocable el secreto bancario suizo. Bastaron las sanciones de EE UU en algunos casos para que Suiza siguiese la corriente general, porque EE UU suponen un cuarto del PIB mundial. Pero la UE también tiene ese peso. Si ponen sanciones, se les respeta. Lo único triste es que los Veintiocho tuviesen que esperar la actuación de Washington; pero veámoslo desde el optimismo, contra el pesimismo de que nada cambiaría jamás, las cosas pueden cambiar, y de hecho cambian.

P. Pero tardamos 14 años para la primera directiva sobre fiscalidad del ahorro.
R. Era inútil.

P. Y arrastramos la Tasa Tobin [sobre las transacciones financieras] entre miles de vericuetos procesales...
R. Es que técnicamente es muy complicada, más complicada que el impuesto mundial sobre el patrimonio. Que, además, introducirá más transparencia financiera, se sabrá el origen de cada elemento de capital.

P. Se necesitará mucha más cooperación internacional.
R. No dejemos escapar el nuevo tratado UE-EE UU, el TTIP, para introducir mayor justicia fiscal y mayor transparencia financiera. No nos limitemos a completar la liberalización comercial: las opiniones públicas tenderían a rechazarlo. Si desaprovechamos la oportunidad de incorporar el capítulo impositivo, entonces será mucho más difícil hacerlo por la vía bilateral de cada país. Y no olvidemos que ambos bloques representan conjuntamente el 50% de la economía mundial.

P. ¿Cómo relanzar la economía de la UE?
R. Creo más en la eurozona. Debemos tener un presupuesto para el área euro y un Parlamento propio de la eurozona. Con las instituciones actuales, con el Consejo Europeo tan intergubernamental, no iremos muy lejos. Debemos dar un salto importante, hacia la mutualización de las deudas públicas nacionales, hacia la unión fiscal, hacia la preponderancia de la inversión por encima de la preocupación sobre el nivel del déficit presupuestario. Ahora el Consejo Europeo habla de todo eso, pero no hace nada.

Publicado enEconomía